Tríptico benafer

316 views

Published on

Tríptico turístico elaborado para la Mancomunidad del Alto Palancia

Published in: Travel
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Tríptico benafer

  1. 1. HISTORIA ECONOMÍA Se desconoce el verdadero origen de la población. En su término se han encontrado vestigios de poblados Ibéricos de gran valor arqueológico en las partidas de San Roque, y El Castillejo. Sin embargo, por su etimología, Benafer parece tener un origen árabe, pudiendo derivar su nombre de Ibn- AlAffer, que significa “hijos de África”. Basada tradicionalmente en la ganadería y la agricultura, destaca la variedad de productos que ofrecen sus campos, como almendras, olivas y aceite y cerezas entre otros. Cuenta además con una granja de pollos ecológicos, un secadero de jamones, empresas de construcción y varios servicios más, como bares, tienda, farmacia y estanco. En época cristiana parece ser que esta alquería musulmana estuvo unida en un primer momento al Señorío de Jérica, hasta que en 1379 es adquirida por el Obispo de Segorbe Don Iñigo de Vallterra, que repoblaría el lugar con cristianos viejos de Teruel principalmente, la dotaría de Vicaría perpetua y regularía sus relaciones personales y laborales mediante una Carta-Puebla otorgada a 20 pobladores, teniéndose por algunos este momento como el de su fundación. Y es que el lugar había sido abandonado por los mudéjares en 1309 debido probablemente a la pobreza del término, y de nuevo en 1368 a raíz de su rebelión durante la guerra de Castilla. Tras la muerte del Obispo en 1407, el lugar pasaría a manos de su sobrino, de igual nombre que su tío. En 1423 aparece como Señor de Benafer don Juan Scorna, que lo debió adquirir por compra, y pocos años después, pasaría a Medina. Ya en 1610-11 se presentan como titulares los Sanz de Cotanda; y en 1786, aparece como dueño de Benafer D. Joaquín Castellví y de la Figuera. A mediados del siglo XIX, lo eran los Marqueses de Rafol, posiblemente como últimos propietarios del lugar, pues en 1850 la Desamortización de Madoz abolió los señoríos. QUÉ VER A finales de este siglo y principios del XX, cruzarían el término dos trazados ferroviarios: el del Central de Aragón y el de Sierra Menera. El trabajo más representativo de estas compañías serían los viaductos construidos junto al Manantial de la Fuensanta, los más espectaculares de la comarca. GASTRONOMÍA Y FIESTAS Las recetas típicas de Benafer son la olla, el Arroz al Horno, los "testamentos de patata" (torta salada hecha de masa de pan, ajo, patatas y panceta) y diversidad de platos cocinados con bacalao. En repostería destacan las Bollas, y los rollos de trilla, ambas elaboradas con productos que se plantan en los campos locales. Tampoco hay que olvidar degustar los productos de su huerta, como el aceite de oliva, las almendras o sus excelentes cerezas. Las fiestas patronales se celebran del 5 al 20 de agosto, realizado diferentes actividades competitivas y deportivas, así como diferentes actos religiosos, taurinos, verbenas, etc. Los días de mayor relevancia son el 6, cuando se honra a El Salvador (día de su onomástica); y el 16, festividad de S. Roque, cuando se realiza la romería hasta la ermita del titular. A causa de los destrozos de la última guerra civil, y su posterior reconstrucción, Benafer tiene la apariencia de un pueblo de reciente construcción, con calles limpias y casas de buen aspecto. Sin embargo, sus viviendas de baja construcción y sus estrechas calles mantienen el sabor de pueblo antiguo, con la presencia de elementos tales como sus dos lavaderos públicos, el del Pozo y el del Tercio. También entre sus calles se pueden encontrar tres fuentes públicas, construidas en diferentes épocas y estilos. Arquitectónicamente, lo más destacable es el conjunto formado por el Ayuntamiento, escuela, fuente e Iglesia parroquial, obra de Regiones Devastadas, en la década de los 40, en el lugar que antaño ocupó el cementerio. La Iglesia Parroquial, bajo la advocación de la Transfiguración del Señor, es conocida en el pueblo como de El Salvador. El templo, que data del s. XVII, guarda en su interior la imagen del titular, y una bonita capilla de la comunión, presidida por una imagen de Sta Teresa, que antiguamente sacaban las mozas en procesión por las calles. Sobre el cerro que domina el pueblo se alza la ermita que los vecinos construyeron en el s. XVIII a San Roque. Es un edificio sencillo construido con sillarejo y tejado a dos aguas, con espadaña y campana, y con un banco corrido en el interior, desde donde se observa el altar presidido por un retablo cerámico del titular, y preciosas panorámicas del pueblo y del vecino Caudiel. También cuenta entre su patrimonio etnológico con dos molinos harineros, en diferentes estados de conservación: El de los Nogales, totalmente derruido, observándose, eso sí, su imponente cubo en forma de pirámide truncada y escalonada con seis tramos desde la base en el camino a la Fuente de los Nogales; y el del Tintorero, que se encuentra rehabilitado y en buen estado, aunque desmantelada su maquinaria. PARAJES NATURALES De orografía accidentada, en su término municipal los bosques de vegetación mediterránea acompañan al viajero, disfrutando de un clima suave y fresco y una rica fauna entre pinos y carrascas, a lo largo de los innumerables paseos que se pueden realizar. Y es que el senderismo es una de las actividades más aconsejadas para recorrer este término, debido a los numerosos caminos y senderos, entre ellos la Vía Verde Ojos Negros, antiguo trazado del ferrocarril minero, recientemente señalizado y acondicionado para la práctica del turismo, y los senderos GR-7, PRV-62, 63.4 y 63.5. Entre otros parajes, se recorren algunas de las alturas más importantes del término, entre las que destacan el Cerro Negro (811 m.) , Catalán (924 m), La Escalerita (1069 m) y el Pico de Cerdaña (1192 m.), donde se halla la Cueva de igual nombre, de grandes dimensiones con sus numerosas estalactitas y estalagmitas, y en la que se han encontrado restos de la Edad de Bronce y época Ibérica, donde adquiriría la condición de Cueva-Santuario, rindiendo culto a la Naturaleza, al agua y al interior de la tierra. También son numerosos los manantiales de cristalinas aguas como la Fuensanta, frente a la que se alzan dos magníficos viaductos de las dos vías ferroviarias que recorrían antaño el término, el Tercio, la Fandagueda, la Fuensantilla, Sanjuana y la Fuente de los Nogales, que cuenta con una zona de recreo muy agradable y una frondosa arboleda.
  2. 2. LOCALIZACIÓN Benafer se halla situado en la cabecera de la Comarca del Alto Palancia, entre la Sierra Espina y el río Palancia. Posee un término muy accidentado y alargado, de 16,35 km2 de extensión, que limita con los términos de Caudiel, Jérica, Viver y Pina de Montalgrao. El pueblo, flanqueado por los barrancos de la Fuensanta y las Rochas, y a 589 m. de altitud, está habitado por unos 150 habitantes. Benafer cuenta con rápidos accesos para quienes se acerquen de cualquiera de las tres capitales de provincia más próximas, pues se halla a unos 60 km de Valencia y Castellón, y unos 70 de Teruel. Su capital de comarca, Segorbe, se halla a 14 km. La manera más sencilla de llegar a Benafer es a través de la Autovía Mudéjar A-23, Sagunto - Somport, que llega hasta las cercanías de Jérica, dónde enlaza con la CV-195. Aunque también cuenta con un acceso desde la N-234 que parte desde las Masías del Ragudo, y llega a la población por una sinuosa carretera. Pese a que no cuenta con estación de ferrocarril, existen dos muy próximas al municipio, como son las de Caudiel y Jérica, ambas a unos tres kilómetros de Benafer. TEXTOS: ELENA ZORNOIANU - JOSE ÁNGEL PLANILLO PORTOLÉS AYUNTAMIENTO DE BENAFER Pz. Nueva, 1 12449 Benafer (Castellón) 964 76 41 11 964 14 43 34 Toda la información Turística del Alto Palancia en: www.altopalancia.es CENTRO DINAMIZACIÓN TURÍSTICA C/ Carlos Marco Beltrán, 8 12490 Azuébar (Castellón) 964 65 00 11 964 65 01 55 adl@altopalancia.es Edición realizada por: P.G.S TURISMO 2007 / 2008

×