Tesis sucesos de vida del adolescente a partir del divorcio de sus padres no corregido (1)

29,926 views

Published on

ñlkjhdsadfgyuioghbfgvdcxbs ht

Published in: Health & Medicine
0 Comments
11 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
29,926
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
678
Actions
Shares
0
Downloads
398
Comments
0
Likes
11
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tesis sucesos de vida del adolescente a partir del divorcio de sus padres no corregido (1)

  1. 1. INDICE PAGINA CAPITULO 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 1.1 Introducción a la investigación………………………………………………………4 1.2 Delimitación del tema…………………………………………………………………6 1.3 Planteamiento del problema…………………………………………………………6 1.4 Antecedentes …...…………………………………………………………………..10 1.5 Justificación………………………………………………………………………….14 1.6 Objetivos…..………………………………………………………………………….15 1.6.1 Objetivo general………………………………………………………………….15 1.6.2 Objetivo específicos……………………………………………………………..15 1.7 Hipótesis……………………………………………………………………………...15 CAPITULO 2. DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA ADOLESCENCIA 2.1 Adolescencia…...…………………………………………………………………....17 2.2 Características de la adolescencia…………….………………………………….18 2.2.1 Cambios Físicos……………………... …………………………………………..20 2.2.2 Cambios Fisiológicos…………………………………………………………….22 2.2.3 Cambios Psicológicos……………………………………………………………22 2.2.4 Cambios Cognitivos.…………………………………………………….……….23 2.2.5 Desarrollo emocional en la adolescencia………………………………………25 2.3 Adolescencia y Riesgo...……………………………….…………………………..26 2.4Perfil del adolescente mexicano………………………………………………….28 2.5 El adolescente y la sociedad…………………….………………………………...31 2.6Teorías de la adolescencia………………………………………………..……….33 2.6.1 Teoría Psicoanalítica Sigmund Freud…………………………………………..33 2.6.2 Teoría social Erik Erikson………………………………………………………...35 1
  2. 2. 2.6.3 Teoría Psicológica de RecapitulaciónGranville Stanley Hall………………...39 CAPITULO 3 EL ADOLESCENTE, LA FAMILIA Y EL DIVORCIO 3.1 El adolescente y el divorcio………………………………….…………………….41 3.2 La familia……………………………………………………………………………..46 3.2.1 La familia como un sentido de comunidad…………………..………….……..48 3.2.2 Funciones de familia………………………………………………………………49 3.2.3 Estructura familiar…………………………………………………………………50 3.3 Divorcio…………………...………..…………………………………………………51 3.3.1 Causas del divorcio……………………………………………………………….52 3.3.2 Etapas del divorcio………………………………………………………………..53 CAPITULO 4 SUCESOS DE VIDA 4.1 Definiciones de sucesos de vida………………...……………………………….55 4.2 Principios teóricos…………….…………………………………………………….56 4.3 ¿para qué estudiar o medir sucesos de vida?..................................................60 4.4 Aplicación y calificación…………………………………………………………....62 4.5 Conceptos generales…………………………………………………………….…66 4.6 Estructura conceptual………………………………………………………………67 CAPITULO 5 5.1 Características de la comunidad………….…………………………………...…..71 5.2 Localización……………………………………………...……..……………………71 5.3 Instalaciones…………………………………………………………………………71 5.4 Plantilla personal…………………………………………………………………….71 5.5 Plantilla escolar………………………………………………………………………72 2
  3. 3. CAPITULO 6 METODOLOGÍA 6.1 Tipo de investigación………………………………………………………………..73 6.2 Población……………………………………………………………………………..74 6.3 Muestra……………………………………………………………………………….74 6.4 Instrumentos…………………………………………………………………………75 6.4.1 Cuestionario el divorcio y yo……………………………………………………..75 6.4.2 Test Inventario Sucesos de Vida………………………………………………..76 6.5 Resultados del cuestionario el divorcio y yo……………………………………..78 6.6 Resultados del Test Inventario Sucesos de Vida………………………………..96 CAPITULO 7 7.1 Conclusión……………………………………………………………………….….97 7.2 Recomendaciones……………………………………………………………….…99 Bibliografía………………………………………………………………………………102 3
  4. 4. 1.1 INTRODUCCION A LA INVESTIGACIÓN El motivo por el cual se realizó esta investigación es con la finalidad de obtener el título de licenciatura en psicología, con el tema principales sucesos de vida del adolescente a partir del divorcio de sus padres. Para entender este tema, tenemos que comprender antes a detalle la problemática actual del divorcio y cómo ésta repercute en los hijos y más aún en la etapa que significa la adolescencia. El divorcio es un evento que implica un cambio en la vida de cualquier individuo y constituye una de las experiencias más dolorosas para el adolescente (Amato, 1993). Actualmente se ha dejado aún lado la importancia que radica el estudio en esta etapa del ciclo vital del ser humano, cual es el sentir del adolescente después del divorcio de sus padres, como si estos ya fuesen muy independientes de cualquier sentimiento que este evento produzca, según Flores (1996) las principales consecuencias del divorcio la sufren los hijos, ya que son los que no aceptan la idea de ver a sus padres divorciados. El divorcio tiene para el adolescente consecuencias muy dolorosas, en primer término el dolor y la tristeza de saber que sus padres ya no estarán unidos, se pierde la seguridad en el hogar, en segundo término crecen con un modelo de matrimonio falso, éste existe mientras las cosas van bien y se termina cuando hay problemas. Este es el concepto de amor y familia que se transmite a los hijos (Blood, 1990) y de ahí una de las importancias de este estudio. En esta época de la vida adolescente en que inciden tan inmensas pérdidas (por la infancia que se ha dejado atrás y por el despegue protector de los padres) cada uno de ellas seguida del consiguiente procesos de duelo o luto emocional; ahora hay que añadir el importante evento o acontecimiento vital del divorcio de sus padres. Éste otro doloroso sentimiento de pérdida, tiene el inconveniente de que en este caso la pérdida tiene una carga menos simbólica porque el hecho es más 4
  5. 5. real y tangible: se ha perdido la unión entre los padres y quizás, además, para el hijo se ha perdido un padre o una madre que está ahora en un paradero desconocido. Por buenos que sean los términos en que se lleve a cabo el final de un matrimonio, la se-paración con anestesia no existe… y es “la tragedia familiar más difícil que un hijo tiene que superar en la vida” (Judith S.Wallerstein, 2000). Es tanto el impacto del divorcio de los padres en la vida del hijo que Valdés (2001) y Castro (2003), quienes encontraron que la mayoría de los adolescentes con problemas delictivos y abuso de sustancias provienen de hogares cuyos padres se han separado o divorciado y que no comparten la funciones del cuidado y educación de los hijos. Es por ello que el presente trabajo de investigación tiene como objetivo detectar los principales sucesos de vida en los adolescentes de 14 a 18 años a partir del divorcio de sus padres. 5
  6. 6. CAPITULO 1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Principales Sucesos de vida del adolescente a partir del divorcio . Palabras claves: sucesos de vida, adolescentes y divorcio 1.2 DELIMITACION DEL TEMA El presente trabajo de investigación se llevó a cabo en la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza Oaxaca, en la escuela preparatoria CONALEP 243 con el objetivo de detectar los sucesos de vida del adolescente a partir del divorcio de sus padres, utilizando el cuestionario “el divorcio y yo” y el test inventario sucesos de vida (Lucio, E. y Durán C., 2003) con una muestra total de 26 alumnos de padres divorciados de los grupos 104 automotriz, 502 automotriz, 309 salud comunitaria y 102 informática de 14 a 18 años de edad. 1.3PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Durante mucho tiempo, se ha descrito la adolescencia como una etapa caracterizada por los altibajos emocionales (Hall, 1904). En su forma más exagerada esta visión resulta demasiado estereotipada dado que los adolescentes no se encuentran de manera permanente en un estado de tensión y estrés. “Para el hijo adolescente la familia representa lo más importante en su estabilidad emocional, ya que esta significa de manera inmediata el medio necesario para enfrentar las demandas que la sociedad le exige, la familia es sin duda el lugar donde se establecen las relaciones más íntimas, generosas, seguras y duraderas,cuando se enfrenta a una situación como el divorcio ve su vida afectada y no encuentra el soporte adecuado en sus padres para la solución de los conflictos que a su edad se van dando.El divorcio de los padres en los adolescentes es un problema al que se ha de enfrentar en una etapa de la vida 6
  7. 7. que presenta los cambios propios de esta edad, repercutiendo directamente en la vida emocional del hijo”. Según A. Meyer (1967) se entiende por suceso de vida, los hechos o eventos que son relevantes en la vida de las personas y que éstas reconocen como importantes para su cambio evolutivo. El divorcioes un evento que implica un cambio en la vida de cualquier individuo y constituye una de las experiencias más dolorosas (Amato, 1993), para la psicología es importante saber cuáles son los problemas emocionales que lleva consigo este proceso, de forma que se tenga un visión clara de lo que pasa, para poder en consecuencia poder atender las necesidades psicológicas del individuo. En la escuela preparatoria Conalep 243, el preceptor de la institución el Ing. Hugo Benjamín Orozco Pineda refiere que los adolescentes de padres divorciados son chicos que generalmente se destacan del grupo ya sea de manera positiva como negativa, la gran mayoría con problemas de conducta o problemas académicos referidos regularmente por sus maestros , menciona que ha habido una cierta proporción que han desertado de clases por los mismos problemas que existe entre los padres, indicando que regularmente el padre de familia merma su atención a su hijo, es decir descuida su educación y esto en gran medida por la situación que viven y si representa para la institución un problema al cual se le presta mucha importancia. Las consecuencias del divorcio fluyen de generación en generación, ya que los hijos del divorcio tienen mayores probabilidades de experimentar los mismos problemas (Bird, 1990). El adolescente no comprenden el significado de la palabra divorcio, pero perciben los cambios que se producen en el plano emocional como un conflicto afectivo que destruye su contexto, sus significados (López, 2002) amenaza su seguridad e incrementa su vulnerabilidad ante las exigencias de un contexto mayor que intimida la protección que recibe de los adultos (Bird, 1990). 7
  8. 8. La adolescencia es un periodo de la vida en el que la probabilidad de que ocurran diversos problemas es mayor que en otros momentos (Arnett, 1999 citado en Jensen, 2008). La mayoría de los adolescentes, no tienen problemas graves, pero el riesgo de numerosas dificultades es mayor para ellos, que para los niños o adultos. Según Juan Manuel Sauceda García (1990) los hijos cuyos padres están divorciados o solo separados tienen más probabilidades de desarrollar trastornos psiquiátricos que aquellos que viven en un hogar relativamente estable y completo. Dos padres pueden dar a sus hijos más protección, orientación y apoyo que solo uno. El hijo que crece sin el contacto cercano de un padre pierde el modelo importante de identificación. “Los adolescentes de padres divorciados según el autor Juan Manuel Sauceda García (1990) son mucho más propensos a desarrollar problemas psicológicos, muchas veces los varones pierden el modelo de la identificación y mujeres la confianza de establecer vínculos afectivos con hombres.” Los posibles mecanismos por los cuales al ser expuesto el divorcio entre los padres conducen al hijo a sufrir problemas psicológicos son: Hipótesis del modelado, los hijos tienden a imitar la conducta conflictiva de los padres. El conflicto entre los padres puede conducir a prácticas inconsistentes de disciplina que resultan en problemas de conducta. El conflicto parental puede ser considerado un factor de estrés, en la medida que el grado de estrés aumenta también incrementa los problemas del adolescente (Sauceda Juan, 1990). Los hijos de padres que se encuentran en conflicto grave tienden a desarrollar síntomas psicológicos para distraer a sus propios progenitores de los suyos. (Juan Manuel Sauceda García, 1990) “El autor Juan Manuel Sauceda García (1990) explica las posibles causas por las cuales el divorcio llega a provocar problemas psicológicos en los adolescentes en la que se encuentra la imitación de la conducta conflictiva, esta se percibe en los 8
  9. 9. conflictos que el adolescente tiene con sus pares, tienden a crear síntomas de enfermedades tanto física y psicológicas para llamar la atención de los padres.” La preocupación en cuanto al desarrollo actual de los adolescentes que viven cambios en la familia, como lo es el divorcio de sus padres, nos ha llevado a pensar en aquellas consecuencias que esto causa a su estabilidad. Es por ello que se plantea las siguientes preguntas de investigación: ¿Cuáles son los principales sucesos de vida de los adolescentes a partir del divorcio de sus padres? ¿El divorcio afecta emocionalmente al adolescente? 9
  10. 10. 1.4Antecedentes El tema del divorcio y las consecuencias en los hijos ha sido un tema de relevancia en la investigación no solo en el país sino también en diferentes lugares del mundo, es por eso que creemos de la importancia de dicho tema sea retomada en nuestra región. Investigadores de distintas especialidades han estudiado los efectos del divorcio en los adolescentes, pero hay conclusiones unánimes. Un estudio publicado por UNICEF (2010) señala que las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen: 1. Del grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos. 2. Del ejercicio o no de la cooparentalidad (crianza conjunta de los niños) 3. De los efectos del deterioro económico y del estilo de vida que por lo general trae aparejado. (Remedios Pilar, 2011). Remedios Pilar (2011) publicó en su artículo “Consecuencias emocionales del divorcio”, el divorcio de los padres afecta a cada uno de los hijos de manera diferente dependiendo de la edad, sexo, desarrollo emocional, características personales, grado del conflicto entre los padres, calidad de la relación que tenga el hijo con cada uno de sus padres, modo en que se desarrolló la separación y la presencia o no de métodos parentales efectivos (Remedios Pilar, 2011). La gravedad de las consecuencias, el significado asignado a la separación y la actitud que asuman los hijos depende también del comportamiento que adopten los padres. Del tal manera que en dicho proceso se toma poca importancia a lo que pasa con los hijos, desde la perspectiva psicológica el cómo se afronta el divorcio es lo esencial ya que hay más incidencias de problemas emocionales en el hijo más de lo que pueda presentarse en los padres (Remedios Pilar, 2011). 10
  11. 11. Según el INEGI (2011) Las estadísticas de matrimonios y divorcios presentan información sobre uno de los fenómenos más trascendentes de la sociedad, como es la formación y disolución de la familia. Es importante, porque refleja las características demográficas y sociales de la población que legalizó su unión o separación y permite conocer su incidencia para calcular su impacto social, además son herramientas auxiliares en los estudios de fecundidad.En este documento, se difunden datos sobre los matrimonios y los divorcios de derecho, es decir, los tramitados conforme a la legislación civil mexicana; por tanto, no se incluyen las uniones y separaciones de hecho en los que no interviene el registro civil o el tribunal superior de justicia, como son los matrimonios celebrados sólo por alguna religión o culto. Según El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) En términos de estadística en Oaxaca en el 2011 hubo un total de 570 divorcios por trámite administrativos de esos 570, 114 fueron por divorcio necesario (separación del hogar) y 456 por divorcio voluntario, y en nuestro país hubo un total de 91285 divorcios haciendo de estas cifras un tema potencial para la preocupación de la salud mentalLa importancia del divorcio o la separación como un fenómeno social se justifica así mismo porque su ocurrencia que va en aumento en los últimos años. En los Estados Unidos Mexicanos por cada 100 enlaces matrimoniales se dieron 15.1 divorcios (INEGI, 2009). Según Alicia Lillo Argomedo y Angélica Tapia Cuevas (2004)en el tema percepción de un grupo de adolescentes hombres y mujeres hijos de padres separados y padres no separados, de estrato socio económico medio-alto, frente a la separación matrimonial, en su estudio proponen como objetivo describir y comparar la percepción de los dos grupos de adolescentes , diseñó un plan de investigación basado en la metodología cualitativa. Dentro de la cual el estudio se enmarca como una investigación descriptiva-exploratoria. El instrumento usado para la recolección de datos fue la entrevista en profundidad, con pauta semiestructurada, aplicada a un grupo de 12 adolescentes, hombres y mujeres, hijos 11
  12. 12. de padres casados y padres separados. Esta investigación en primer orden dio resultados en torno a cómo se perciben a sí mismo los adolescentes: como individuos inteligentes, comprensivos, empáticos y afectivamente muy dependientes de sus familias, y lo más resaltante es la importancia que dan ellos a la relación padres-hijos, considerada pilar de apoyo en sus vidas. Según Laura Saray Juárez Armendáriz (2002) en el tema el divorcio y su repercusión en las áreas psicológicas, académicas y sociales en adolescentes de la ciudad de Saltillo de Coahuila, investigo el divorcio y la repercusión que este tiene en los adolescentes en cuanto a rendimiento académico, motivación, disciplina, calificaciones y estados emocionales. Esta investigación como resultado dio a conocer quees de suma importancia considerar al divorcio como un problema que afecta principalmente a los hijos, ya que puede tener repercusiones muy notorias en ellos, las cuales pueden ir desde bajas calificaciones, comportamientos rebeldes o introvertidos hasta la falta de motivación, entre otros. El diseño de investigación que se utilizo fue el no experimental o ex post facto, ya que los hechos ocurrieron y lo que pretende es conocer las consecuencias de esos hechos. Para poder realizar esta investigación se tomó como base la teoría de Maslow las cual establece siete necesidades básicas, en este estudio se consideraron solo seis de las siete necesidades básicas.En base a las seis necesidades básicas de Maslow, se construyeron 30 reactivos, los cuales se incluyeron en instrumento de cuarenta reactivos en totalen el que los 10 reactivos restantes indagaron en el estado emocional y el nivel de disciplina mostrado por los adolescentes en el aula. Ángel Valdez, Ernesto Alonso y José Ochoa (2009), en la revista intercontinental de psicología y educación en donde realizaron un estudio descriptivo paraidentificar las características emocionalesy conductuales de estudiantesde primaria, hijos de padres casadosversus divorciados y establecer siexisten diferencias significativas entre ambos grupos de estudiantes. Para ello, se diseñó un cuestionario con un índice de confiabilidad Alphade Cronbach igual a .95; asimismo, se determinó la validez tanto del constructo como de contenido del 12
  13. 13. instrumento, las cuales resultaron aceptables. Empleándose una prueba independiente, se compararon ambos grupos de estudiantes, encontrándose que los hijos de padres divorciados presentaron, según el instrumento, puntajes significativamente mayores que los hijos de padres casados en conductas indicadoras de riesgo potencial como distraibilidad e incumplimiento de los deberes escolares. En el 2008 Heidi López Humada realizo una investigación llamada aspectos positivos y negativos de sucesos de vida del adolescente, el estudio descriptivo tuvo como objetivo identificar el perfil Individual y Comparado, en sus variables predictores positivas y negativas del Adolescente de clase socioeconómica alta, de acuerdo a las 7 áreas (Familiar, Social, Personal, Escolar, Logros y Fracasos, Salud, Problemas de Conducta), evaluadas por el Cuestionario de Sucesos de Vida, en relación al género, edad y grado académico en una muestra de n = 111 estudiantes, entre 13 y 18 años de una escuela privada de nivel socio económico alto, de la ciudad de Asunción. Se aplicó un Diseño Transversal, ex–post facto y comparativo. Los datos fueron sometidos a Análisis cuantitativo y cualitativo (intra e inter muestra). A fin de reforzar el Análisisde datos y las Conclusiones, se aplicó la Prueba Estadística Z, con una confiabilidad del 95%. Los resultados fueron en cuanto al Perfil Positivo y Negativo, 1.-ausencia de diferencias significativas en las en la mayoría de las escalas, 2.- no se reportan criterios de disfuncionalidad en varones como en mujeres, en lo que respecta al Perfil Negativo, de todas las edades estudiadas, 3.- los adolescentes perciben el logro de sus metas en las diversas áreas de sus vida y experimentan satisfacción personal, 4.- los varones aparecen más expuestos a sucesos estresantes, con respecto a las mujeres con promedios elevados, 5.- el contexto escolar es el área en donde tanto mujeres como varones de 18 años, perciben las mayores dificultades en lo que respecta en el desempeño académico así como las relaciones mantenidas con los compañeros y profesores. Blanca Estela BarcelataEguiarte, Consuelo Durán Patiño, Emilia Lucio GómezMaqueo (2012) investigaron la Valoración subjetiva de los sucesos de vida 13
  14. 14. estresantes en dos grupos de adolescentes de zonas marginadas. El propósito de este estudio fue analizar la valoración subjetiva de los sucesos de vida estresantes de adolescentes de la zona oriente y conurbada de la Ciudad de México, caracterizada por vulnerabilidad económica. Participaron 638 hombres y mujeres adolescentes, de entre 13 y 18 años de edad, de dos muestras intencionales de instituciones públicas educativas y de salud mental. Se aplicaron una ficha sociodemográfica y el Cuestionario de Sucesos de Vida. Los resultados fueron que al aplicar los valores de t de Student indicaron diferencias significativas entre la muestra escolar y la clínica en las variables sociodemográficas y en la percepción de los sucesos vitales. Las áreas familiar, problemas de conducta, personal y escolar exhiben las puntuaciones más altas en ambas muestras. La escolar con puntuaciones dentro del rango de normalidad y la clínica con valores marginales y fuera de la norma. Los análisis no muestran efectos significativos por la edad, pero sí por sexo, e interacción sexo-edad. Los hombres mayores de la muestra clínica perciben más sucesos estresantes en todas las áreas, en particular en salud. Los datos son consistentes con la bibliografía que indica mayor número de sucesos estresantes en grupos clínicos y adversidad económica, aunque no apoyan otros que señalan diferencias de edad. Esto sugiere que, independientemente de la edad, todos los adolescentes perciben de manera similar su entorno. Los resultados podríanorientar el diseño de programas con adolescentes que contribuyana modificar sus percepciones y la forma de enfrentar los sucesos devida adversos a fin de fortalecer la resiliencia. 1.5Justificación Entre las ciencias que estudian al hombre y su beneficio, la psicología es la encargada de estudiar la salud mental y el cómo establece relaciones interpersonales, así como los distintos problemas sociales y emocionales tales como la drogadicción, maltrato infantil, divorcio, depresión entre otros. 14
  15. 15. Estos son en consecuencia ocasionados por la dinámica familiar, sin embargo el divorcio es un fenómeno que no solo modifica la estructura familiar que posiblemente lo ha generado, sino que también en los hijos y en la pareja como resultado del divorcio. La importancia de esta investigación radica en que el personal de salud mental podrá conocer cuáles son los principales problemas emocionales y desarrollar estrategias de intervención que se puedan ocupar para disminuir estás, así mismo es una investigación factible porque se cuenta con los recursos humanos, financieros y tecnológicos. Al divorcio se le concibe como la disolución legal y definitiva de un matrimonio ya sea de manera necesaria o de mutuo consentimiento, que en muchas ocasiones se da como un remedio a un problema que se encuentra en la familia, se puede considerar al divorcio como una manifestación de un fracaso social, emocional y psicológico (Flores, 1996). Es así entonces que el divorcio llega hacer un problema de salud mental, sobre todo por las repercusiones que trae en los hijos ya que este tema de investigación no solo es importante por el orden familiar sino también por ende en el orden social. Al haber una ruptura en el vínculo matrimonial, traerá consecuencias emocionales en los hijos, esto puede afectar en la familia, en la sociedad, en la escuela, en el área laboral y otros ordenes sociales en el cual el individuo interactúa y en consecuencia, inestabilidad emocional en el adolescente, los autores Ram y Hou (2003) encontraron que los hijos provenientes de familias tradicionales tienen mejores habilidades cognitivas, menos emocionales y de conducta, que los adolescentes criados en familias separadas. Los hijos de divorciados tienen un mayor riesgo de daño psicológico y se vuelven más sensibles aunque también es cierto que esto solo se da si los padres saben manejar la situación del divorcio. Siendo consientes el divorcio es una problemática nacional por la trascendencia que tiene la familia como núcleo de la sociedad y un problema social porque 15
  16. 16. destruye a la familia y principalmente se da un deterioro en el estado emocional de los hijos. Esta investigación indicaría posibles maneras de cómo el adolescente entiende y vive el divorcio o separación de sus padres, y hace a este como un suceso de vida trascendente, los factores emocionales y secuelas que permanecen como un conflicto en su ciclo vital. En otros ordenes como el rendimiento académico, los hijos de padres divorciados están mostrando tal preocupación puesto que se percibe como al grupo más vulnerable en presentar bajas en calificaciones, problemas de conducta, problemas con la autoridad a propios directivos y personal académico cómo psicólogos y trabajadores sociales ya esto se vuelve una preocupación, que necesita de su estudio y de entender otras posibilidades para la ayuda del fin. Sabemos que los hijos no eligen no tiene la capacidad para oponerse a la decisión tomada por los progenitores, pero igualmente quedaran aprisionados sin escape a los sucesos posteriores a la ruptura. La nueva situación familiar puede transcurrir enmarcada en pautas saludables que aseguren la cobertura de sus necesidades, pese a la crisis, o por lo contrario, atraparlos en el torbellino dañino que mueve a sus padres, situación que los puede herir gravemente conduciéndolos a la enfermedad o hasta la destrucción de sus vidas.El divorcio es un evento que implica un cambio en la vida de cualquier individuo y constituye una de las experiencias más dolorosas. Para la psicología es importante describir la percepción de este impacto, de forma que tengamos una visión clara del suceso de vida que representa y se desarrolla, para poder, en consecuencia, atender las necesidades psicológicas durante el proceso terapéutico 16
  17. 17. 1.6OBJETIVOS 1.6.1Objetivo general: Detectar los principales sucesos de vida en los adolescentes de 14 a 18 añosde la escuela preparatoria CONALEP 243 de Juchitán de Zaragoza Oaxaca a partir del divorcio de sus padres 1.6.2 Objetivo específicos: Conocer el porcentaje de alumnos que son hijos de padres divorciados Entender si el divorcio es un suceso de vida que afecta al adolescente Investigar si el adolescente presenta problemas emocionales a partir del divorcio Detectar si la salud mental del adolescente se ve dañada a partir del divorcio Examinar si se ve afectado las áreasfamiliar, social, personal, problemas de conductay escolar 17
  18. 18. 1.7Hipótesis (HI) El divorcio de sus padres es un suceso de vida que afecta al adolescente. (H2) Lossucesos de vida del adolescente a partir del divorcio de sus padres afectan las áreas de: Problemas de conducta Problemas de rendimiento escolar Problemas en el área familiar, social y personal (H3) El divorcio de sus padres es un suceso de vida que no afecta al adolescente. 18
  19. 19. CAPITULO II DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA ADOLESCENCIA 2.1 ADOLESCENCIA Se puede encontrar diversas definiciones en relación al concepto de adolescencia, se presentan a continuación alguna de ellas. La palabra adolescencia proviene del verbo en latín adoleceré, que significa crecer hacia la madurez (Rice, 2000). Sociológicamente, la adolescencia es el periodo de transición que media entre la niñez dependiente y la edad adulta y autónoma. Psicológicamente es una situación marginal en la cual han de realizarse nuevas adaptaciones; aquellas que, dentro de una sociedad dada, distinguen la conducta infantil del comportamiento adulto. Cronológicamente, es el lapso que comprende desde aproximadamente los 12 0 13 años hasta los primeros de la tercera década, con grandes variaciones individuales y culturales (Muss, 2001). En general se considera que la adolescencia es la etapa de transición entre la niñez y la edad adulta, comprendida entre los 10 y los 19 años, durante la cual se presentan los cambios correspondientes al crecimiento y la maduración sexual (Organización mundial de la salud citado en Díaz, 2003). Es la época de la vida que va del comienzo de la pubertad hasta el momento en que se alcanza el estatus de adulto, cuando la gente joven se prepara para asumir los papeles y responsabilidades que su cultura confiere a la adultez (Jensen, 2008). Es un periodo en el que se producen cambios corporales, afectivos, cognitivos, de valores y de relaciones sociales (Melillo, 2007). En la adolescencia se define la personalidad, se construye la independencia y se fortalece la autoafirmación. La persona joven rompe con la seguridad de lo infantil, corta con sus comportamientos y valores de la niñez y comienza a construir un mundo nuevo y propio. Pero para lograr esto, el adolescente todavía necesita apoyo: de la familia, de la escuela y 19
  20. 20. de la sociedad, ya que en la adolescencia sigue siendo una fase de aprendizaje. (Fondo de las Naciones Unidas Para La Infancia, UNICEF, 2010). En general se considera que la adolescencia es la etapa de transición entre la niñez y la adulta, comprendida entre los 10 y 19 años; durante la cual se presentan los cambios correspondientes al crecimiento y la maduración sexual (Organización Mundial de la Salud citado en Díaz, 2003). En la época de la vida que va del comienzo de la pubertad hasta el momento en que se alcanza el estatus de adulto, cuando la gente joven se para asumir los papeles y responsabilidades que su cultura confiere a la adultez (Jensen, 2008). Es un periodo en el que se producen cambios corporales, afectivos, cognitivos, de valores y de relaciones sociales (Melillo, 2007). En la adolescencia se define la personalidad, se construye la independencia y se fortalece la autoafirmación. La persona joven rompe con la seguridad de lo infantil, corta con sus comportamientos y valores de la niñez y comienza a construirse un mundo nuevo y propio. Pero para lograr esto, el adolescente todavía necesita apoyo: de la familia, la escuela y la sociedad, ya que la adolescencia sigue siendo una fase de aprendizaje. (Fondo de las Naciones Unidades para la Infancia UNICEF, 2010). 2.2 CARACTERISTICAS GENERALES DE LA ADOLESCENCIA. Así como sucede en todas las etapas de la vida, la adolescencia conlleva algunas tareas claves que aprovechan un desarrollo exitoso de fases anteriores. Puesto que la adolescencia es el periodo de transición entre la niñez y la edad adulta, todas las tareas de ese periodo han de estas dirigidas a completar tal transición. La adolescencia es la etapa en que el individuo debe hacer frente a las tareas de establecer una identidad personal satisfactoria y de forjar lazos interpersonales fuera de la familia, tarea que incluyen formar pareja, aprender a controlar de manera responsable la sexualidad en el desarrollo y promover adecuadamente la 20
  21. 21. capacidad de viabilidad económica a través de la educación, las actitudes y los hábitos (Burt, 1996). La entrada en la adolescencia se define como el conjunto de cambios biológicos y anatómicos que desembocan en el cuerpo de adulto y en la capacidad de reproducción. La adolescencia lo pone todo en tela de juicio al modificar profundamente los referentes sobre uno mismo y los demás, estos cambios suponen una revisión necesaria sobre la relación con el propio cuerpo sexuado, la identidad física y el entorno. (Braconnier, 2001). A partir de todo ello se configura lo que los etólogos llaman un periodo sensible del sujeto, en el que la influencia de diferentes estímulos externos (amoroso, vinculares en general, físicos, etc.) producen efectos más trascendentes que otros momentos del ciclo de la vida; en este sentido se comportan y reaccionan con desarrollos de una riqueza y trascendencia propia de los primeros años de vida (Melillo citado en Krauskopf, 2007). Por eso el adolescente está muy atento a su cuerpo, a los estereotipos de belleza propios de su cultura y a la opinión de los demás sobre ellos. Cambia radicalmente su relación con el otro sexo y su forma de mirarlo: aparecen los primeros amores; los cuales. Pueden marcar cambios de dirección profundos en la vida de un sujeto (Melillo citado en Krauskopf, 2007). La construcción de identidad, el reconocimiento de esta por parte de uno mismo y de los otros, constituya el reto mayor en la adolescencia. Tener identidad significa saber quiénes somos y como encajamos en el resto de la sociedad. Exige que tomemos todo lo que hemos aprendido acerca de la vida y de nosotros mimos y lo moldeemos en una autoimagen unificada (Melillo citado en Krauskopf, 2007). Para un joven construir su identidad equivale a descubrir lo que ama, lo que desea, lo que espera efectiva y profesionalmente; en resumen lo que espera de la vida (Braconnier, 2001). 21
  22. 22. 2.2.1 CAMBIOS FISICOS La adolescencia constituye un periodo de rápida madurez física en el que se producen cambios hormonales y corporales que tienen lugar, principalmente, durante la adolescencia temprana. Los factores genéticos también influyen en la adolescencia, ya que esta esta etapa no es un accidente determinado por el entorno. Ya señalamos que la nutrición, la salud y otros factores influyen en el momento en que comienza la adolescencia y determina ciertas variaciones en su desarrollo, sin embargo, también es cierto que el programa genético básico está estrictamente relacionado con la naturaleza del ser humano. (Sharp y otro, 2004, Waylen y Wolke,2004) Cambios Hormonales: detrás de la aparición del bigote en los chicos y del ensanchamiento de cadera en las chicas se esconde un enorme flujo de hormonas, sustancias químicas de gran potencia segregadas por las glándulas endocrinas y transportadas por todo el cuerpo a través del flujo sanguíneo. La función del sistema endocrino durante la adolescencia surge de la interacción entre el hipotálamo, las glándulas pituitarias y gónadas (glándulas sexuales). En el caso de los chicos, la testosterona es una hormona asociada con el desarrollo de los genitales, el aumento de la estatura y el cambio en la voz. En las chicas, el estradiol es una hormona cuya función está relacionada con el desarrollo de los senos, del útero y del sistema óseo. Estatura y peso: la aceleración en el crecimiento asociada con la adolescencia tiene lugar aproximadamente dos años antes para las chicas y los chicos (Abbassi, 1998). Como medida, este proceso de rápido crecimiento comienza a los nueve años de edad para las niñas y a las once para los niños. Los cambios físicos en los jóvenes durante la pubertad incluyen el estirón del adolescente, el desarrollo del vello púbico, una voz más profunda y crecimiento muscular. La maduración de los órganos reproductivos trae el inicio de la ovulación y la menstruación en las muchachas y la producción de espermas en los 22
  23. 23. chicos. Esos cambios se presentan en una consecuencia que es mucho más consiente que el momento en que se presenta, aunque hay algunas variaciones. Por ejemplo en una chica los senos y el vello corporal pueden desarrollarse aproximadamente a la misma tasa. En otra el vello corporal puede crecer tan rápido que muestren un patrón adulto aproximadamente un año antes del desarrollo de los senos. Entre los muchachos ocurren variaciones similares (Santrock, 2004) Según Erikson la pubescencia se caracteriza del crecimiento físico, la madurez genital y la conciencia sexual, su mundo es mucho más grande, variado y peligroso, pero también más rico en oportunidades de supera las desconfianza, la duda y los sentimientos de inferioridad de la infancia., ahora está armado con la capacidad de aprender de experimentar, reflexionar y con la necesidad de conquistar un sentimiento de identidad 2.2.2 CAMBIOS FISIOLOGICOS La responsable de los cambios que tiene un cuerpo es una glándula que se encuentra en el cerebro llamada hipófisis. La hipófisis produce y libera una sustancia denominadas hormonas, que circulan por las sangres y llegan a distintas partes del cuerpo. Estas hormonas actúan sobre los testículos de los varones o los ovarios de las mujeres, para estimular la producción de las hormonas sexuales masculinas. En los varones, la influencia de las hormonas sexuales provoca cambios en su cuerpo y en sus genitales, así como la producción de espermatozoide (Células sexuales masculinas) en los testículos. Los estrógenos y progesteronas provocan en las mujeres cambios en el cuerpo, la maduración y liberación de los óvulos (células sexuales femeninas), y la menstruación. (Papalia, 2005) 2.2.3 CAMBIOS PSICOLOGICOS El cambio también es psicológico, por una parte, el joven adolescente no se siente totalmente tranquilo pes se va alejando de sus referentes acerca de su manera de 23
  24. 24. ser, de sentir y de pensar y, por otra parte, siente la necesidad de alejarse, rompe con los deseos, los ideales, los modelos de identificación y los intereses de su infancia. Inicia una búsqueda de nuevas fuentes de interés y de placer. Tiene, pues que elegir, y toda elección implica cierta libertad y ciertas conquistas, pero también incertidumbre y renuncias (Braconnier, 2001). LA imagen corporal es un aspecto psicológico del cambio físico que se produce en la adolescencia está comprobado; los adolescentes se preocupan por su cuerpo y desarrollan imágenes individuales de las características de su físico. La preocupación por el aspecto físico es contante a lo largo de la adolescencia, pero se acentúa durante la pubertad, una etapa en la que los adolescentes se muestran más insatisfechos con sus cuerpos que durante la adolescencia tardía. (Graber y Brooks-Gunn, 2001; Wright 1989). La adolescencia no es una época de rebeldía, crisis, patologías y anomalías. En una definición más acertada, la adolescencia es una etapa de evaluación, de toma de decisiones, de compromisos, de búsqueda de un espacio en el mundo, hoy en día, muchos de los problemas de los jóvenes no están relacionados con su juventud. Lo que los adolescentes necesitan es acceso a un amplio abanico de oportunidades adecuadas y de apoyo a largo plazo por parte de adultos que se preocupan por ellos. (Hamburg y Hamburg, 2004) 2.2.4 CAMBIOS COGNITIVOS Una de las capacidades cognoscitivas adquiridas durante la adolescencia, es reflexionar sobre el pensamiento. Los adolescentes aprenden a examinar y modificar intencionalmente su pensamiento, así, a veces pueden repetir hechos hasta memorizarlos por completo, otras veces se abstienen de sacar conclusiones apresuradas si no tienen pruebas, empiezan a poner todo en tela de juicio, a rechazar los viejos límites y categorías, al hacerlo constantemente excluyen las actitudes tradicionales y se convierten en pensadores más creativos, dando paso pensamiento abstracto (María Donoso, 2010) 24
  25. 25. En la Teoría del Desarrollo propuesta por Piaget (1960), el hito del cambio cognoscitivo del adolescente es la aparición del pensamiento de las operaciones formales. Este nuevo pensamiento formal es abstracto, especulativo y libre de circunstancias y del ambiente inmediato. Incluye pensar en las posibilidades, comparar la realidad con aquello que puede ocurrir o con aquello que nunca podrá suceder. El pensamiento operacional formal puede definirse como un proceso de segundo orden. Si bien el pensamiento de primer orden consiste en descubrir, y examinar las relaciones entre objetos, el de segundo orden consiste en reflexionar sobre los pensamientos, buscar los nexos entre las relaciones y transitar entre la realidad y la posibilidad. Otra capacidad cognoscitiva adquirida en la adolescencia, es reflexionar sobre el pensamiento, en esta etapa el adolescente aprende a examinar y modificar intencionalmente su pensamiento, a veces repite varios hechos hasta memorizarlos por completo; otras veces se abstiene de sacar conclusiones apresuradas si no tienen pruebas. También se vuelve extremadamente introspectivo y ensimismado, y por otra parte, empieza a poner todo en tela de juicio, a rechazar los viejos límites y categorías. Al hacerlo constantemente excluyen las actividades tradicionales y se convierten en pensadores más creativos. Los adolescentes muestran así mismo una creciente capacidad de planear y prever las cosas. De este modo, el pensamiento de las operaciones formales requiere la capacidad de formular, probar y evaluar hipótesis. A esto se incluyen tres cualidades notables del pensamiento del adolescente sobre la capacidad de: • combinar todas las variables y encontrar una solución al problema; • hacer conjeturas sobre el efecto que una variable tendrá en otra; • combinar y separar las variables de modo hipotético – deductivo (María Donoso, 2010). Jean Piaget (1896-1980) este autor señala la importancia del cambio cognitivo y su relación con la afectividad. El importante cambio cognitivo que se produce en estas edades genera un nuevo egocentrismo intelectual, confiando excesivamente en el poder de las ideas. Sostiene que las personas construyen activamente su 25
  26. 26. comprensión del mundo y pasan por cuatro estadios de desarrollo cognitivo, cada uno está relacionada con la edad e implica una forma particular de pensar. En el cuarto estadio de las operaciones formales, que va de los 11 a los 15 años, la persona va más allá de las experiencias concretas y piensa en una forma más abstracto y lógica, ésta forma de pensar permite que los adolescentes elaboren imágenes mentales de situaciones hipotéticas. Pueden reflexionar sobre cómo sería un padre ideal y comparan a sus padres con ese punto de referencia, se siente fascinados con lo que podrían ser en el futuro, formulan hipótesis sobre el porqué de las cosas (Piaget, 1960). Para Piaget, la inteligencia es medio a través del cual los seres humanos se adaptan a su ambiente. Es un proceso que implica en esencia al individuo que intenta construir una comprensión de la realidad a través de la interacción como ella. 2.2.5 DESARROLLO EMOCIONAL EN LA ADOLESCENCIA Es importante destacar que el adolescente todo le afecta. Es como si siempre estuviera accionada la sensibilidad. Aparecen estados de exaltación y alegrías que se combinan con otros momentos de retraimiento. Por lo general se muestran sensibles a estímulos a los que hasta entonces no les prestan atención (Sánchez Acosta y Gonzales, 2004). Castro (2007) refiere que los adolescentes se caracterizan por ser vulnerables, autoconscientes y a menudo, experimentan cambios impredecibles de temperamento. La vida afectiva se caracteriza por una gran excitabilidad y labilidad. El chico se siente inmerso en estados afectivos extremos, la cual le produce más sufrimientos que sentimientos de felicidad. Los estados de ánimo oscilan entre extremos de satisfacción y de insatisfacción. A la alegría exaltada sucede a menudo, la tristeza y el mal humor más evidente. Toda esta inestabilidad genera una gran 26
  27. 27. predisposición a las emociones: ira, cólera, impaciencia, hostilidad, indignación, etc. (Psicología y educación, 1990). El adolescente vive en un estado general de emocionalidad que le lleva a experimentar de modo exagerado todo lo que le rodea. Por lo tanto, ante cualquier acontecimiento que carece de importancia para el adulto, el adolescente puede mostrarse lleno de ira, de temor o experimentar un enamoramiento alocado. (Sánchez acosta y Gonzales, 2004). Para demostrar tales reacciones se ha tomado tres de las principales emociones del adolescente(Carmen Espaillat, 23 de septiembre, 2009). • Enojo: en ambos sexo las causas más comunes de enojo pueden ser calificadas de “sociales”. Se tienen reacciones como caminar en el cuarto o entregarse a algun ejercicio violento para descargar su rabia. Finalmente, hay una persistencia de comportamiento infantil en forma de pataleo y patadas a las cosas, en los muchachos, y de llanto, en las adolescentes. • Miedo: el miedo está relacionado sobre todo con los exámenes escolares, los accidentes de carros y las enfermedades. La ansiedad es ocasionada por la escasez de recursos, pérdida del empleo de uno de sus padres; también suele ser provocados por la apariencia de la edad, el temor a haber pecado y hacer influenciado por las malas compañías. • Amor: en la adolescencia el objeto de amor se dirige hacia una figura mayor Esta fijación en adultos, a menudo del sexo opuesto continúa hasta que casi todo los adolescentes vuelcan su atención en otros de igual edad y sexo. Comienzan a prestar atención en los jóvenes de su misma edad pero del sexo opuesto, en este momento el gusto es por varias personas y el enamorarse y desilusionarse es normal. Pasando por varios periodos breves de afecto hacia muchas personas diferentes, aprenden gradualmente a reconocer que clase de individuos realmente les gusta. (Carmen Espaillat, 23 de septiembre, 2009). 27
  28. 28. 2.3 ADOLESCENCIA Y RIESGO La adolescencia, por ser un periodo crítico sometido a constantes cambios en el desarrollo físico, psíquico, y social del adolescente, así como también en el marco familiar en que este se desenvuelve, se considera como un periodo de riesgo en el cual pueden darse las bases para la aparición de síntomas y enfermedades, así como también de alteraciones de personalidad (Herrera, 1998). Se considera factor de riesgo a la característica o cualidad de una persona o comunidad que se sabe va unida a una mayor probabilidad de daño a la salud. El uso tradicional del concepto de riesgo ha sido esencialmente biomédico y se relacionado con la mortalidad. Esta concepción no resulta muy útil para la salud del adolescente, cuyos problemas se generan más bien contexto social y oportunamente no siempre originan mortalidad (OPS, 1986). La idea fundamental de este enfoque es que el riesgo nos brinda una medida de la necesidad de atención a la salud. El conocimiento de riesgo o de la probabilidad de que se presenten futuros problemas de salud permite anticipar una atención adecuada y oportuna (Rutter, 1987 en Herrera, 1998). Por todo ello es importante realizar un análisis de los factores psicosociales de riesgo en la adolescencia; Herrera (1998) a considerado como principales factores de riesgo psicológicos los siguientes: 1.- Insatisfacción de las necesidades psicológicas básicas. Dentro de ellas podemos destacar la necesidad de autoafirmación, de independencia, de relación íntima personal y la aceptación por parte del grupo (Bozhovich, 1976 en Herrera, 1998). 2.- Patrones inadecuados de educación y crianza. Estos pueden ser. A) Sobreprotección: se puede manifestar de una manera ansiosa (al crear sentimientos de culpa en el adolescente) o de una manera autoritaria (al provocar rebeldía y desobediencia). 28
  29. 29. B) Autoritarismo: Limita la necesidad de independencia del adolescente y mutila el libre desarrollo de su personalidad, para provocar como respuesta en la mayoría de los casos, rebeldía y enfrentamientos con la figura autoritaria y pérdida de comunicación con los padres. C) Agresión: Tanto física como verbal, menoscaba la integridad del adolescente, su auto imagen dificulta en gran medida la comunicación familiar. D) Permisividad: Esta tendencia educativa propicia la adopción de conductas inadecuadas en los adolescentes por carencia de límites claros. E) Autoridad dividida: Este tipo de educación no permite claridad en las normas y reglas de comportamiento, y provoca la desmoralización de las figuras familiares de su educación. 3.- Ambiente frustrante. Cuando el adolescente no encuentra adecuadas manifestaciones de afecto. Cuando hay censura inmotivada y frecuente hacia una persona, cuando se reciben constantes amenazas castigos e intromisiones en su vida privada y cuando se aprecia un desentendimiento y alejamiento de las problemáticas que presenta (Arce, 1995 en Herrera, 1998). 4.- Sexualidad mal orientada. Cuando por la presencia de prejuicios en relación con los temas sexuales, la comunicación en esta esfera queda restringida y busca por otros medios, no siempre los idóneos, sus propias respuestas e informaciones o en muchos casos mantienen grandes lagunas que le acarrean grandes problemas por el desconocimiento, la desinformación y la formación de los juicios erróneos en relación con la sexualidad 2.4 PERFIL DE LOS ADOLESCENTES MEXICANOS. De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF, 2010), México cuenta con un total de 12.8 millones de adolescentes entre 12 y 17 años de edad en 2009, de los cuales 6.3 son mujeres y 6.5 son hombres. El 55.2% de 29
  30. 30. los adolescentes mexicanos son pobres, uno de cada 5 adolescentes tiene ingresos familiares y personales tan bajos que no le alcanza siquiera para la alimentación mínima requerida.REFERENCIA En 2008 casi 3 millones de adolescentes entre los 12 y 17 años no asistían a la escuela. Del total de niños y jóvenes que no asistían a la escuela, correspondían a este grupo de edad 48.6% de hombres y 44.1% de mujeres.REFERENCIA Dejar la escuela antes del tiempo establecido significa el riesgo de continuar el aprendizaje predominante de las calles. Con esto, las capacidades y oportunidades de los se ven recortadas de manera drástica, y sus riesgos de salud aumentan. La mayoría de ellos además estarán condenados a vivir en situación de pobreza.REFERENCIA La falta de orientación y de oportunidades también se refleja en el alto número de adolescentes que mueren cada año en México por accidentes de tránsito, homicidios y suicidios. Según los datos oficiales, estas son las tres principales causa de muerte entre los jóvenes de 12 a 17 años de edad en México. En el 2007, morían diariamente tres adolescentes por accidentes de tránsito; cada semana eran asesinados ocho jóvenes y ocho cometían suicidio. REFERENICA Otro impacto de la falta orientación es el alto número de embarazos prematuros. Casi medio millón de mexicanas menores de 20 años dieron a luz en el año 2005. En 2005, hubo 144,670 casos de adolescentes con un hijo o un primer embarazo entre los 12 y 18 años que no han concluido su educación de tipo básico. En este mismo rango de edad, considerado a quienes tienen más de un hijo, los datos ascienden a 180,408 casos de madres.REFERENCIA En 2008 se registró un alto porcentaje de adolescentes que no estudian y se encuentran casadas, viven en unión libre o están divorciadas (19.2%) con respecto a los hombres (4.5%) del mismo grupo de edad.REFERENCIA 30
  31. 31. 2.5El ADOLESCENTE Y LA SOCIEDAD El adolescente enfrenta nuevos retos y roles social en un mundoque lo observa con otros ojos posicionándolo entre el mundo infantil y el adulto. Se le dice que está creciendo y que se espera de él nuevos comportamientos, adquiere así nuevos derechos y mayor autonomía, pero también nuevos deberes u obligaciones, lo que lleva al adolescente a definir y descubrir en sí mismo intereses, vocaciones y deseos propios. El individuo emprende su camino hacia sí mismo en post de definir qué lugar desea ocupar en la sociedad. (Erikson, 1985). La adolescencia se define en tanto transición y cambio, la sociedad comprende esto, sin embargo surgen aristas en esta relación sociedad adolescente que confunden a éste último. La espera que lo llevan a ir por un vaivén, en donde la ausencia de una situación social claramente definida para los jóvenes, tratados a veces como niños y otras como adultos, laprolongación de los estudios, la prolongación a veces ficticia de su transición a la adultez y la imposibilidad de asumir una real responsabilidad en la comunidad, lleva muchas veces al adolescente a experimentar la sensación de vacío y sin sentido en sus vidas, quien a la postre espera una revelación y aguarda a que algo “realmente” suceda (Horrocks, 1990). Peter Blos (2003) menciona algunas características sociales del adolescente La negativa a hacer elecciones, ya sea de pareja o de ocupación. La incapacidad para estar solo La inestabilidad en la amistad La amenaza constante de envolvimiento homosexual La adhesión en extremo devota y dependiente de la pareja La excesiva demanda para compartir interese e ideas (egocentrismo externo), que no obstante es inculcado en las mujeres como un ideal del amor de pareja. 31
  32. 32. Los esfuerzo compulsivos por liberarse de los lazos afectivos infantiles, mediante una oposición y crítica indiscriminada hacia los padres o a otros adultos que pasan a ocupar un papel parental. Las auto-expectativas exageradas por la ambición y la sobrevaloración de que se ha sido objeto (perfeccionismo). La intolerancia a la frustración y la tendencia a considerar los fracasos como golpes demoledores. La madurez empieza cuando la identidad ha sido establecida y ha surgido un individuo integrado e independiente, parado sobre sus propios pies, en que no necesita usar como muletas emocionales y que no repudia su pasado., en suma “cuando ya no tiene que poner en tela de juicio, en todo momento, la propia identidad” (Muss, 2001). Finamente el cambio es familiar y social; el adolescente percibe la pérdida de su propia infancia, de las figuras paternas que lo acompañaron en esos años y del cuerpo que materializaba una identidad de niño. su relación con los padres ira cambiando para transformarse al final de la adolescencia en una relación de adulto. Mientras tanto, el joven tratara de separarse de las figuras parentales. Buscará como ya se mencionó una identidad propia, distinta, que lo distinga del padre y de la madre (Grotberg et al., 1998). Los adolescentes cuestionan las normas paternas, se resisten a vestirse como los adultos sugieren o indican, no aceptan las opiniones de los padres sobres sus amistades: buscan la diferencia para llegar a la afirmación de lo propio, lo que puede estereotiparse o agudizarse como una rebeldía que genera dificultades en la vida cotidiana. El grupo de pares cobra un significado particular, persistiendo tendencias a agruparse por sexo. El amigo idealizado, es compañía inseparable, apoyo y confidente (Grotberg et al., 1998). 32
  33. 33. 2.6TEORIAS DE LA ADOLESCENCIA 2.6.1 TEORIA PSICOANALITICA SIGMUND FREUD Sigmund Freud (1856, 1939), según esta teoría la adolescencia es un estadio del desarrollo en el que brotan los impulsos sexuales y se produce una primacía del erotismo genital, supone por un lado revivir conflictos edípicos infantiles y la necesidad de resolverlos con mayor independencia de los progenitores y, por otro lado, un cambio en los lazos afectivos hacia nuevos objetos amorosos (Karla Ruíz, 2011). Freud (1917), creía que la personalidad estaba compuesta por tres estructuras diferentes: el ello, el yo y el superyó. El ello, está integrada por pulsiones, los cuales constituyen la reserva de la energía psíquica de una persona y es completamente inconsciente. El yo afronta las demandas de la realidad, toma decisiones racionales. El ello no tiene moralidad – no tiene en cuenta si las cosas están bien o mal. El superyó la tercera estructura freudiana de la personalidad, es la rama moral y tiene en cuenta si las cosas están bien o mal. Podemos pensar en el superyó como la consciencia. Freud (1917) menciona que la vida de los adolescentes está llena de conflictos y tensiones y éstos generan ansiedad. Para producir estas tensiones, los adolescentes mantienen la información bloqueada en su mente inconsciente, la formación de la personalidad se verifica durante la crisis de la adolescencia y como producto de su resolución (Karla Ruíz, 2011). En la adolescencia, los impulsos sexuales afloran y provocan la subordinación de todos los instintos y componentes sexuales a la supremacía de la zona genital, además aumenta también la excitación nerviosa, la ansiedad, la fobia genital y las perturbaciones de la personalidad. La fase de latencia, comprendida aproximadamente entre los seis años y la pubertad, es la cuarta fase freudiana. En ella el niño reprime todos sus impulsos sexuales se centra en desarrollar todas las habilidades sociales e intelectuales. 33
  34. 34. Estas actividades canalizan la mayor parte de la energía del niño hacia áreas emocionalmente seguras y le ayudan a olvidarse de los conflictos sumamente estresantes de la fase fálica. La fase genital es la quinta fase freudiana, se inicia con la pubertad y se prolonga durante la edad adulta. La fase genital es un periodo de reactivación de los impulsos sexuales; la fuente del placer sexual se encuentra ahora en una persona ajena al contexto familiar. Freud creía que los conflictos con los padres no resueltos se reactivan durante la adolescencia. Cuando se resuelven, el individuo es capaz de desarrollar una relación amorosa madura y funcionar independientemente como adulto. 2.6.2 TEORIA SOCIAL ERIK ERIKSON(1902-1994)reconoció la aportación de Freud, pero consideraba que no supo ver algunas dimensiones importantes del desarrollo humano. Por ejemplo, Erikson (1950. 1958) hablo de estadios psicosociales, a diferencia de las fases psicosexuales de Freud. Para Freud la motivación primaria de comportamiento humano era de carácter sexual, para Erikson era de carácter social y reflejaba el deseo de afiliarse con otras personas. Erikson hizo hincapié en que el cambio evolutivo tiene lugar a lo largo de todo el ciclo vital mientras que Freud consideraba que la personalidad básica se moldea durante los primeros cinco años de la vida, En la teoría de Erikson, existen ocho estadios psicosociales que abarcan todo el ciclo vital. Cada uno de ellos se centra en una sola tarea evolutiva que enfrenta a la persona a una crisis que debe superar. Según Erikson estas crisis no son catástrofes, sino puntos de infección de mayor vulnerabilidad y mayor potencial. Cuanto más eficazmente resuelve estas crisis un individuo, más saludable será su desarrollo (Hopkins, 2000). Para Erikson la adolescencia es una crisis normativa, es decir, una fase normal de incremento de conflictos, donde la tarea más importante es construir una identidad coherente y evitar la confusión de papeles. De acuerdo con Erikson, en el adolescente se produce una crisis de identidad, misma que puede ser superada cuando integra una identidad positiva, cuando el 34
  35. 35. producto de sus identidades transitorias, apoyado en un plano social, en donde la interacción social consolida su conciencia social, le permite hallar repuesta a sus cuestionamientos, clarificar su identidad, adquirir confianza, seguridad y elaborar un plan de vida. En cada uno de los ocho pasos evolutivos descritos por Erikson, surgen un conflicto con dos desenlaces posibles: si el conflicto se elabora de manera satisfactoria, la cualidad positiva se incorpora al yo, y puede producirse un desarrollo ulterior saludable., pero si el conflicto persiste o se resuelve de modo insatisfactorio, se perjudica el yo en el desarrollo, porque se integra en el la cualidad negativa. Las etapas son enumeradas en orden cronológico: 1.- Identidad contra confusión de identidad (Adolescencia) 2.- Intimidad contra aislamiento (juventud adulta) Con el término “crisis” Erikson no se refiere a la acepción común de la palabra que le atribuye un tono “catástrofe” o “amenaza”, él lo emplea para referirse a un momento “crítico”(crucial) en que el individuo se percibe diferente, extraño y se toma más vulnerable. A pesar de ello, toda crisis significa una fuente de aprendizaje y una oportunidad de fortaleza y de ajustes (crecimiento). A adolescencia es una etapa de lucha por construir una personalidad única que asuma las riendas de su propio destino. El mundo del adolescente es mucho más grande variado y peligroso, pero también más rico en oportunidades de superar la desconfianza, la duda, la culpa y los sentimientos de inferioridad de la infancia., para que ahora esté armado con la capacidad de aprender, experimentar reflexionar y con la necesidad de conquistar un sentimiento de identidad (Merino, 1999). En el periodo preadolescente el individuo vive, como conflictos específicos, las tenciones generadas por los cambios en el aspecto y las funciones de su cuerpo, y 35
  36. 36. por la lucha de sus deseos de ser mayor y al mismo tiempo conservar sus privilegios infantiles. La adolescencia tiene como punto de partida la pubertad, que desencadena una verdadera revolución biológica, psicológica y social en los individuos. Los cambios empiezan en el cuerpo y después irradian a las demás esferas de la vida. Cambia la manera de pensar, la imagen que se tiene de sí mismo y como se cree que los demás lo perciben., cambian las relaciones y la posición y estatus que se ocupa en la familia así como el papel que se desempeña en ella, en la escuela, entre los amigos y compañeros y entre los miembros del sexo opuesto. La adolescencia es el periodo durante el cual se establece una identidad positiva dominante del yo. Para Erikson, la identidad es tan importante como la sexualidad para Freud. Santrock (2004) divide el periodo de la adolescencia (identidad vs confusión de identidad) en: Adolescencia media (14-16 años) 1.- la participación más intensa en la vida de los grupos 2.- la elaboración de autoconcepto 3.- el desarrollo del pensamiento abstracto 4.- el debilitamiento progresivo del egocentrismo 5.- la elaboración de la feminidad o de la masculinidad. 6.- la búsqueda de la heterosexualidad 7.- la elección y jerarquización de los valores. 8.- el cambio en la perspectiva del tiempo, donde el futuro se convierte en una preocupación fundamental 9.- la elección de un destino ocupacional y la delineación de un proyecto de vida 36
  37. 37. Adolescencia tardía (16-20 años) 1.- la búsqueda de la estabilidad en la relación de pareja, en el rol sexual y en la orientación sexual 2.- la apropiación y jerarquización de una escala de valores 3.- el desarrollo de una concepción del mundo y de una orientación ideológica (política, filosófica o religiosa). 4.- la elaboración de un plan de vida 5.- la elección o confirmación de una vocación que exprese los intereses, los justos o las expectativas personales y que sea reconocida socialmente (plan de carrera o plan ocupacional) 6.- el ejercicio de la disciplina de la voluntad para lograr las metas propuestas y del sentimiento del compromiso con ellas. 7.- la afirmación del autoconcepto, la autoestima y la conquista de un sentimiento De identidad. Peter Blos (2003) resume que alguna de las manifestaciones que indican la prolongación de adolescencia son las siguientes: La negativa a hacer elecciones, ya sea de pareja o de ocupación. La incapacidad para estar solo La inestabilidad en la amistad La amenaza constante de envolvimiento homosexual La adhesión en extremo devota y dependiente de la pareja La excesiva demanda para compartir interese e ideas (egocentrismo externo), que no obstante es inculcado en las mujeres como un ideal del amor de pareja. 37
  38. 38. Los esfuerzo compulsivos por liberarse de los lazos afectivos infantiles, mediante una oposición y crítica indiscriminada hacia los padres o a otros adultos que pasan a ocupar un papel parental. Las auto-expectativas exageradas por la ambición y la sobrevaloración de que se ha sido objeto (perfeccionismo). La intolerancia a la frustración y la tendencia a considerar los fracasos como golpes demoledores. La madurez empieza cuando la identidad ha sido establecida y ha surgido un individuo integrado e independiente, parado sobre sus propios pies, en que no necesita usar como muletas emocionales y que no repudia su pasado., en suma “cuando ya no tiene que poner en tela de juicio, en todo momento, la propia identidad” (Muss, 2001). . 2.6.3 TEORIA PSICOLOGICA DE RECAPITULACION GRANVILLE STANLEY HALL A Stanley Hall (1844-1924) se le considera el padre del estudio científico de la adolescencia la que considera es el periodo entre los 13 y 23 años de edad y se caracteriza por la tempestad y el estrés, decía que es una etapa turbulenta dominada por los conflictos y los cambios anímicos . Plantea que el desarrollo del adolescente:  Está influido por la interacción entre la herencia y el ambiente. Cada adolescente hereda un código genético de sus padres y la interacción con las experiencias ambientales permiten explicar las diferencias entre las personalidades.  implica tanto continuidades como discontinuidades, el desarrollo se produce por etapas como propuso Piaget, pero no están claramente delimitadas como creía. 38
  39. 39.  Está determinado por la interacción entre los procesos biológicos, cognitivos y socioculturales  Está determinado por influencias internas/externas del yo y/o de otras personas. El constructivismo social enfatiza la colaboración con los demás para generar conocimientos y comprensión. La teoría de Vygotsky se enmarca dentro de éste enfoque. 39
  40. 40. CAPITULO III EL ADOLESCENTE, LA FAMILIA Y EL DIVORCIO 3.1 EL ADOLESCENTE Y EL DIVORCIO Para el ser humano en las etapas de pubertad o adolescencia, el divorcio de sus padres va a suponer un punto de inflexión en sus vidas, independientemente de si se produjo hace años o está sucediendo ahora mismo. Hoy en día, casi la mayoría de los matrimonios terminan divorciándose. Puede parecer duro, pero es posible superar un divorcio y llevar una vida familiar feliz a pesar de los cambios que este trae consigo. Después de todo, las parejas se divorcian una de la otra, no de sus hijos. La pregunta más frecuente de los adolescentes en esta situación es ¿Por qué se van a divorciar mis padres? Existen muchos motivos por los que los padres se divorcian. Puede ser por problemas serios como el alcoholismo o los malos tratos, pero a menudo las parejas se divorcian porque ya no pueden vivir juntas en armonía. Es posible que uno de los cónyuges haya cambiado de alguna forma y el otro no pueda o no quiera adaptarse. Algunas parejas, sencillamente, se han ido distanciando con el tiempo. Otras descubren que ya no se quieren como se querían (Vanesa Cortez, 2010). Es habitual que los adolescentes piensen que el divorcio de sus padres es en cierto modo por su culpa, pero no hay nada más lejos de la realidad. Algunos adolescentes se preguntan si podrían haber ayudado a evitar la ruptura. Otros desearían haber podido evitar discusiones colaborando más con su familia. Pero la separación y el divorcio son el resultado de los problemas que surgen en la pareja, no de los problemas que los padres tienen con los hijos. Las decisiones que toman los adultos sobre el divorcio son solamente suyas (María Donoso, 2010). . 40
  41. 41. Es posible que, si se están divorciando experimenten una variedad de sentimientos y que las emociones cambien con frecuencia. Es posible estar enfadado, decepcionado o triste. Es posible que el hijo en cuestión se sienta protector hacia uno de los progenitores o que culpe a uno de ellos de la situación. Tal vez se sienta abandonado, preocupado, culpable o tenga miedo. También se puede sentirte aliviado. Estos sentimientos son normales, y le puede ayudar hablar ello con un adulto o un amigo de confianza (Romina Godoy, 2010). No hay duda de que el divorcio afectará a la vida diaria. Dependiendo de la situación particular, es posible que tenga que adaptarse a muchos cambios. Por ejemplo, es posible que tenga que cambiar de ciudad y de centro de estudios, que pasar tiempo con tus padres por separado y hacer frente a los sentimientos desagradables de uno de tus padres hacia el otro. La situación económica de los padres también puede verse afectada. Es posible que un progenitor que no trabajaba mientras estaba casado tenga que buscar trabajo para poder pagar el alquiler o la hipoteca. El divorcio trae consigo gastos como: honorarios de los abogados hasta el costo del traslado a una nueva casa. Es posible que una familia en esta situación no pueda permitirse todas las cosas a las que estabas acostumbrado antes del divorcio (María Donoso, 2010). Hacer frente a un divorcio resulta más fácil si los padres se llevan bien. Es especialmente duro para los adolescentes ver que sus padres discuten y se pelean continuamente o actúan con resentimiento entre sí. Ante esta situación el hijo debe pedirles a sus padres que hagan lo posible por dar una tregua a las peleas y a las cosas desagradables que dicen el uno sobre el otro. Independientemente de los problemas a los que se haya tenido que enfrentar una pareja, en calidad de padres, deben enfocar la cuestión de las visitas de forma pacífica para minimizar el estrés que puedan experimentar sus hijos (Romina Godoy, 2010). La mayoría de los adolescentes dicen que es importante que los padres no intenten que los hijos tomen partido. Por lo tanto este adolescente 41
  42. 42. aproblemadodebe sentirse libre para relacionarse con cualquiera de sus progenitores sin que el otro se sienta celoso o herido, o se ponga furioso. No es justo para nadie creer que porque se relaciona con uno de sus progenitores este traicionando al otro, o que la felicidad de uno de los progenitores depende del adolescente. Cuando a los padres les cuesta dejar de lado el resentimiento o el enfado, o si están deprimidos por los cambios que va a comportar el divorcio, pueden pedir ayuda a un psicólogo o terapeuta especializado en trabajar con personas que se están divorciando. Esto puede ayudarles a superar la tristeza del divorcio, a encontrar la felicidad personal y a aliviar el peso que puede recaer sobre los hijos (Romina Godoy, 2010). Ir y venir entre dos hogares puede ser duro, especialmente si los padres viven lejos entre sí. Puede ser una buena idea mantener el contacto con el progenitor que ves menos a menudo por culpa de la distancia. Incluso un rápido correo electrónico para decir: "Me acuerdo de ti” puede aliviar el sentimiento de añoranza. Si ambos hacen un esfuerzo para mantener el contacto cuando están separados, podrás estar al día de sus ideas y actividades cotidianas. Es posible que apetezca que tanto el padre como la madre acudan a celebraciones especiales, como partidos, reuniones, obras de teatro o recitales. Pero es posible que a uno de ellos le resulte difícil asistir si el otro está presente. Los padres deberían pensar en solucionar este tipo de situaciones, sobre todo porque un adolescente necesita sentir el apoyo y la presencia de ambos progenitores, especialmente durante el divorcio. A muchos adolescentes de padres divorciados les preocupa que puedan verse afectados sus planes de futuro. Algunos temen que el costo del divorcio (los honorarios de abogados y los gastos de dos hogares) suponga una pérdida de poder adquisitivo y les impida ir a la universidad u otras cosas. Lo recomendable en este caso es que el hijo afectado busque la mejor situación posible para exponer estos problemas a sus padres y buscar soluciones entre ambas partes (Vanesa Cortez, 2010). 42
  43. 43. En ocasiones, durante el divorcio los padres están tan metidos en sus propios problemas que puede parecer que la vida de su hijo está en suspenso. Además de centrarse en los planes y sueños, debe seguir participando en todas las actividades que practica habitualmente. Cuando hay muchos cambios en casa, realmente ayuda seguir manteniendo algunas rutinas fuera de casa, como las actividades escolares y los amigos (María Donoso, 2010). Hablar de los sentimientos sobre el divorcio con alguien en quién confíe el adolescente. Si te sientes bajo de ánimos o disgustado, deja que te ayuden tus amigos y familiares. Estos sentimientos suelen pasar. También existe la ayuda que puede aportar un psicólogo o terapeuta. Otra terapia que puede resultar es buscar consejo y apoyo en los pares que estén en la misma situación. Siempre habrá altibajos en el proceso, pero los adolescentes pueden afrontar con éxito el divorcio sus padres y los cambios que este comporta. Incluso es posible descubrir inesperadamente cosas positivas. Muchos adolescentes acaban descubriendo que, en el fondo, sus padres son más felices después de divorciarse, y/o desarrollando nuevas y mejores formas de relacionarse con sus progenitores al pasar más tiempo con cada uno con ellos por separado. Algunos adolescentes se vuelven más compasivos y amables con sus hermanos menores cuando ven que estos necesitan su apoyo y atención. Es posible que los hermanos de edades similares refuercen su vínculo afectivo y aprendan a contar más el uno con el otro tras haber hecho frente junto a los desafíos planteados por el divorcio de sus padres. Haber sido capaz de superar el divorcio de sus padres también puede aportar a un adolescente seguridad en sí mismo y madurez. Muchos adolescentes se vuelven más responsables, independientes y sensatos. Algunos, a raíz de esta experiencia, aprenden a solucionan mejor los problemas, a escuchar más a los demás y a ser mejores amigos(Vanesa Cortez, 2010). La mayoría de los adolescentes se dan cuenta –a veces para su sorpresa- de que son capaces de superar con éxito esta situación tan difícil. Darte tiempo, dejarte 43
  44. 44. ayudar en el proceso y no perder de vista las cosas buenas de tu vida pueden marcar la diferencia (Vanesa Cortez, 2010). Frecuentemente se habla del que el divorcio trae como consecuencias hijos mal formados en su personalidad por los complejos debido a que la situación familiar que vivieron en la niñez, pero no se efectúa un esfuerzo sistemático de indagación por ejemplo, en el divorcio necesario los efectos que causa esta separación no solo afectan a la pareja sino también a los hijos. En el caso del divorcio, las principales consecuencias las sufren los hijos, ya que no aceptan la idea de ver a sus padres separados (Flores, 1986) Cuando el hijo ve que sus padres no se toleran entre sí, pierden gran parte de su fe y en el mundo adulto en general (Marla, 1988) El descontrol emocional en los hijos es incomparablemente mayor, sin importar que el divorcio se produzca durante la niñez, la pubertad, la adolescencia o la edad adulta (Diana Olivar, 2011) La sensación de abandono que el adolescente puede llegar a sentir durante la separación de sus padres, puede generar en ellos sentimientos como: 1. Rechazo 2. Depresión 3. Desinterés 4. Agresión con su medio ambiente 5. Uso y abuso de alcohol u otras drogas 6. Desarrollo de trastornos alimenticios 7. Aislamiento 8. Ausencia recurrente de su casa 44
  45. 45. 9. Baja de calificaciones 10. Conflictos repetidos con sus amigos o compañeros 11. Uso de mensajes y actitudes de desprecio hacia los padres (Diana Olivar, 2011) El divorcio puede causarles mucho daño a los hijos, sin importar su edad, hay quienes opinan que los adolescentes salen mejor librados, pues son más maduros y al cabo ya están en proceso de independizarse de sus padres. Sin embargo, los especialistas consideran que sucede justo lo que contrario, que precisamente por esos factores, los adolescentes son más vulnerables. 3.2 LA FAMILIA La familia es la institución social que rige la formación física, moral y espiritual del adolescente. Es en el hogar donde crece y se desarrolla acorde a los preceptos dictados por sus padres. La influencia del hogar puede acelerar o detener la evolución infantil en todas las áreas que ésta abarca.Todos los elementos de la familia influye en la educación del adolescente, pero los responsables directamente son los padres. Son ellos los que modelan a su hijo de acuerdo a la escala de valores que poseen y según las metas y expectativas que pretenden alcanzar en la formación de sus hijos. Los patrones socioculturales de cada familia son únicos. Cada una tiene sus rasgos propios, que son una consecuencia de la formación educativa de cada uno de los progenitores, de su nacionalidad, su religión, su raza, su lengua, su mentalidad, su nivel cultural, etc.(Caparros, 1987) La dinámica familiar, la armonía o desarmonía en sus relaciones conyugales, la organización de los papeles de autoridad y guía, de derechos y obligaciones que rigen su sociedad matrimonial, todo va a repercutir en la formación de la personalidad del hijo. Según (Caparros, 1987)desde el punto de vista cuantitativo, podemos clasificar a las familias por el número de sus miembros: - Familias completas: Formadas por el padre, la madre y uno o más hijos. 45
  46. 46. - Familias incompletas: Cuando falta el padre, la madre o ambos progenitores, las causas pueden ser la pérdida natural o muerte, el divorcio o el abandono. - Familias sobre pobladas: Cuando se integran al núcleo familiar básico otros parientes o personas como: Abuelos, hijos adoptivos, tíos, amigos, etc. Desde el punto de vista cualitativo las familias pueden ser: - Familias organizadas: Están basadas en el respeto mutuo y asumen sus derechos y responsabilidades con la madurez necesaria. La dinámica de sus relaciones sociales se finca en los lazos de amor que los unen, en su confianza y entrega plenas y el deseo de vivir con sus hijos y para sus hijos. - Familias desorganizadas: Cuando tienen serios conflictos que constantemente amenazan la paz del hogar. En ella reina el desorden y la anarquía, la lucha por el poder, o ambas. Las actitudes negativas de los padres que integran una familia desorganizada pueden ser: autoritarismo exagerado, sobreprotección, indiferencia o frialdad en el trato con sus hijos, contradicción entre los lineamientos educativos que siguen el padre y la madre. Los hijos provenientes de este tipo de familia pueden verse afectados en su rendimiento escolar y en el desarrollo global de su personalidad. Continuamente sienten el temor de un posible rompimiento o disolución de su familia, y esto les ocasiona angustia, ansiedad y conductas negativas producto de su desequilibrio emocional. (Nieto, 1987) 3.2.1 LA FAMILIA COMO UN SENTIDO DE COMUNIDAD El Doctor Newmark G. (2001) menciona que, lo ideal es que las familias funcionen igual que los mejores equipos del mundo, con esfuerzo de equipo, funciones y trabajo en equipo. En estos casos todos los miembros: a) Unen sus esfuerzos para el bien del grupo b) Desempeñan sus funciones en coordinación con los demás apoyándose mutuamente 46
  47. 47. c) Cada uno hace una parte del trabajo y subordina sus intereses personales para el mayor rendimiento del grupo. Sin embargo las familias no siempre desarrollan un sentido de comunidad, y los hijos se pierden en la aceleración. Para crear un sentido de comunidad, los miembros de las familias necesitan involucrarse unos con otros. Las familias que realizan actividades juntas desarrollan la camadería y la cohesión, creando así un ambiente positivo. Los hijos de estas familias son más resistentes a las influencias negativas externar, y más sensibles a las influencias positivas de las personas que tienen un papel ejemplar dentro de la familia. Se convierten en ciudadanos emocionalmente sanos en el hogar, escuela, y sociedad en general. (Newmark, 2002) 3.2.2 FUNCIONES DE FAMILIA Referente a las funciones sociales de la familia, no hay que olvidar que esta ha sido, históricamente, la base de la sociedad. Una de las principales es la función reproductora. Los individuos aislados no pueden reproducirse y al formar parejas para ello, en algún momento de la evolución histórica, se dan cuenta de que la unión hace la fuerza y ya no se disgregan. Esta es, pues, la misión social más importante de la familia: reproducir la especie y dar cohesión a la sociedad. Y esto es lo que ha dado origen a que muchos sociólogos consideren a las familias como células que, en su conjunto, constituyen un organismo superior que es la sociedad (Gispert C. , Curso de orientacion familiar 3, 1988) Además de esta función clave, la familia cumple otra serie de misiones muy importantes, aunque en ocasiones estas funciones varían un tanto de unas sociedades y culturas a otras. Tal es, por ejemplo, la función educativa: en un sentido concreto, la educación de los hijos, pero en un sentido amplio, también la educación del resto de los miembros. Sin embargo, en la sociedad moderna, este papel va siendo asumido, por lo menos en muchos de sus factores importantes, por otras instituciones 47
  48. 48. sociales, tales como el estado, los municipios, las iglesias, la iniciativa privada, etc., tal y como ya se vio al hablar en el tema de la escuela. Pero, con todo, la función educativa, que no es otra que la de integrar en la sociedad a cada uno de los miembros, sigue siendo de primera importancia en la familia, en especial en los primeros años de vida, y esta es precisamente la función sobre la que se centra este tema y que se irá viendo progresivamente. Otra que va de la mano es la función económica esta función encubierta, pero también clave, de la familia es la producción económica. Pocas veces los individuos aislados pueden trabajar sin el apoyo familiar o el apoyo social en mayor o menor grado. Y el trabajo para la familia o para uno mismo es, evidentemente, el elemento que sustenta la organización económica social. La importancia de este factor es tan clara que, a lo largo de la historia, cada estructura familiar ha marcado la estructura económica social y, más modernamente, a la inversa. (Gispert C. , Curso de orientacion familiar 3, 1988) 3.2.3 ESTRUCTURA FAMILIAR En las familias intactas se ha encontrado que los niños tienden a alcanzar mejores resultados en las familias tradicionales o intactas, las que incluyen a los padres biológicos o dos padres que han adoptado al niño en su infancia. Los niños que viven con un solo padre o con la madre que se han vuelto a casar, tienen probabilidades de repetir un grado de estudios, de haber sido expulsados, de tener problemas de salud o de recibir tratamientos para conflicto emocionales o de comportamiento. La atmosfera familiar es un factor importante. Las familias tradicionales no tienen que manejar el estrés y la perturbación que padecen las familias que sufren de divorcio, ni las presiones económicas, psicológicas y financieras que viven los padres solteros o la necesidad de ajustarse a un nuevo matrimonio. (E. Papalia, 2001) Los padres de familias intactas pasan más tiempo con sus hijos, imparten disciplina apropiada y consistente y tienen la posibilidad de compartir y cooperar 48
  49. 49. más en las responsabilidades de la paternidad que los padres no tradicionales. Las deficiencias en las relaciones de familia en los hogares que únicamente contaban con la madre, casi siempre están conectadas con el nivel socioeconómico. En una familia tradicional, el involucrar al padre suele ser más profundo cuando por lo menos hay un hijo hombre pues es más probable que supervise y discipline. La relación de padres con sus hijos puede ser una medida de permanencia de la unión de los cónyuges. Cuando el padre se vincula profundamente, es probable que la madre se sienta más satisfecha y espere que el matrimonio perdure. La manera como las parejas resuelven sus problemas es otro aspecto de la atmosfera familiar, algo que también influye en el ajuste de los hijos. Los problemas de comportamiento de los niños pueden haberse activado al ver modelos de una solución deficiente de los conflictos o por la preocupación de que sus padres pudieran separarse, o quizás estos padres se comportaron en forma negativa con sus hijos. (E. Papalia, 2001) 3.3 DIVORCIO Es la forma legal de extinguir un matrimonio valido en vida de los cónyuges, fundada en las causales previstas por la ley, y decretada por autoridad competente, la cual permite a los mismos contraer otro. (Brena Sesma, 2001) Sandoval (1996) afirma que el divorcio es un intento por resolver los conflictos que se dan por las exigencias de la vida marital. Mientras que Westman y Cline (1973) señalan que el divorcio es una medida drástica que los esposos toman cuando el matrimonio no funciona y esto afecta directamente a la pareja, ya que se altera el estilo de vida de las personas involucradas, debido a que el divorcio va acompañado de sufrimiento y perturbación. Por otro lado, según Bloch (1994) existen ciertos factores que propician el divorcio: la calidad de relación de pareja, el número de hijos, así como su sexo y edad, la situación económica, las expectativas de la pareja a corto plazo y largo plazo, su vida laboral, su preferencia socioeconómica y cultural. Asimismo, Rincón (1994) menciona ciertas 49
  50. 50. características que hacen que la pareja sea más propensa al divorcio, como lo es contraer matrimonio entre los 15 y 20 años de edad, debido a que los cónyuges no están preparados para llevar a cabo los roles que les corresponden, tener una religión diferente a la del cónyuge, contar con la desaprobación de los padres y amigos de la pareja, así como contraer matrimonio por causa de un embarazo. Napler (1994) establece que existen ciertos patrones que llevan al rompimiento marital, en donde uno de los cónyuges busca cercanía y reafirmación, mientras que el otro, busca la separación y la independencia debido a que este tipo de parejas no se casan de manera accidental, sino por una necesidad de definir sus necesidades separadas en relación al otro. La ruptura de parejas en muchas ocasiones se debe a que el hombre, desde pequeño es educado como un elemento activo que abandona el hogar, mientras que la mujer raramente se aleja del compañero y los hijos (Garza, Caracho, Manautou, Garza, Margain, Khoury, 2006 ). Por diversas causas, resulta cada vez más frecuente que las parejas que no funcionan opten por el divorcio. Esta figura es criticada ya que ante la sociedad es considerada como la responsable de la desintegración familiar; pero no es así ya que el divorcio es la expresión final y legal del matrimonio, y evitar dañar la integración personal de cada individuo, cuando se llega a mutuo acuerdo. El divorcio como proceso ante la ruptura matrimonial ha alcanzado tasas tan altas que va camino de convertirse en una etapa normativa del ciclo vital de la familia, a la que se verán enfrentadas un porcentaje muy alto de familias, sigue siendo una experiencia traumática en la mayoría de los casos. Desde el punto de vista clínico, se considera incluso que un divorcio tiene un potencial contunde, comparable a la muerte de un familiar (Navarro Góngora, 2000), por cuanto produce también fuertes sentimientos de pérdida y lleva a previstos cambios profundos en las relaciones interpersonales y en el sentido personal. De hecho, el divorcio supone una transición importante para todo el sistema familiar, que afecta no sólo a una, sino generalmente a tres e incluso a cuatro generaciones Sin embargo, una ruptura matrimonial no suele ser un fenómeno repentino y aislado, sino más bien 50
  51. 51. un proceso que se prolonga en el tiempo, a veces incluso a lo largo de los años. (Beyebach, 2009) Por esta razón los niños tienen derecho a convivir con sus padres, ya sea de manera permanente con el que tiene la custodia y de visitar y comunicarse con la figura ausente, y demás familiares. 3.3.1 CAUSAS DEL DIVORCIO Las causas del divorcio son en realidad muy poco conocidas, a continuación se cita algunos de ellos. Freedman, Kaplan y Sadoc (1982) menciona ni el sexo ni el dinero constituye las principales causas del divorcio en nuestra cultura. Por lo general las causas pueden ser más sutiles y están relacionadas con la madurez psíquica de los cónyuges, así como los aspectos de su relación que pueden o no adecuar en el funcionamiento del uno con el otro. (Raja Atala, 1997) Bowen (1978) sostiene de acuerdo a la teoría sistémica de la familia, que los patrones de relación de la dualidad marital pueden ser de cuatro tipos, las cuales pueden, a su vez, dar origen a las rupturas de la relación. o Uno de los esposos puede asumir una posición dominante y el otro quedarse con el papel adaptativo. Se manifiesta un nivel de ansiedad en donde el esposo adaptativo llega a ser tan inefectivo, presentando los síntomas. Y la esposa dominante responde con distanciamiento físico o emocional, llegando al divorcio. o La pareja asume el papel dominante, y la ansiedad de este patrón estámás dado al parecer con un conflicto marital. o La pareja que asume el papel adaptativo, pueden conducir a una parálisis de acción mutua, o a síntomas en ambos, tiende a ser conflictivo sin una solución efectiva. o El cuarto patrón de la dualidad matrimonial está caracterizado por una distancia emocional significativa entre la pareja, involucrando también a los hijos. (Raja Atala, 1997) 51
  52. 52. 3.3.2 ETAPAS DEL DIVORCIO. Uno de los primeros procesos teóricos relacionadas con la etapa del divorcio es el de Bohama (1973), citado por Kaslow (1981), señala seis etapas que describen pueden ocurrir en secuencias diferentes y distintas intensidades. Sin embargo, inevitablemente cada una de ellas es experimentada en algún momento del proceso: antes, durante o después de la separación. (Raja Atala, 1997) Estas etapas son: o Divorcio emocional: una de las parejas adquiere conciencia de un sentimiento de inconformidad e insatisfacción. Que implica básicamente en dos cosas. La renuncia del objeto, y la adquisición de una forma de luto. o Divorcio legal: se consigue algo imposible de alcanzar por otros procedimientos: la facultad de intentar el matrimonio otra vez. o Divorcio económico: configura una unidad económica, en donde se involucran los propietarios, según el régimen matrimonial que adopten. o Divorcio comunitario: en el momento del matrimonio, la pareja entra en una nueva comunidad, cuyo cambio se vive como una experiencia de crecimiento, esto es, al acceso a una situación nueva y satisfactoria. o Divorcio coparental: hace referencia a la relación de un progenitor con el otro, el progenitor no custodial, debe renunciar a influir en el tipo de educación y de conducta del otro progenitor en relación a los hijos. o Separación de la dependencia (separación psíquica): la persona enfrenta el problema de la autonomía, la separación de sí mismo en relación a la personalidad e influencia de la ex -pareja. Esta etapa es difícil ya que el divorcio ocurre en personas que no han alcanzado su autonomía.(Raja Atala, 1997) 52
  53. 53. CAPITULO IV SUCESOS DE VIDA 4.1 DEFINICIONES DE SUCESOS DE VIDA 1. Acontecimientos específicos en la vida de una persona que son significativos y pueden requerir algún cambio sociológico, psicológico o físico en el patrón de vida del individuo, como el casamiento, el divorcio, el nacimiento de un hijo, una enfermedad, el desempleo, un luto, etc. (Tesauro 2013 de la Biblioteca Agrícola Nacional de los Estados Unidos) 2. Según S. Freud Se trata de un acontecimiento en la vida del sujeto, una experiencia vivida que aporta, en muy poco tiempo, un aumento tan grande de excitación a la vida psíquica, que fracasa toda posibilidad de elaboración. Entonces el psiquismo, al ser incapaz de descargar una excitación tan intensa, no tiene la capacidad de controlarla y eso origina efectos patógenos y trastornos duraderos. (Breuer, J y Freud, S: Studios sobre la Histeria 1893-1895). 3.- Un suceso de vida es cualquier experiencia, situación o acontecimiento que ocurre a un individuo, familia o comunidad que tiene el potencial de producir estrés, por lo que, dependiendo de las condiciones personales o contextuales de un adolescente, puede convertirse en un estresor (Lucio E, 2001). 4.2 PRINCIPIOS TEORICOS. Sucesos de vida se desarrolló específicamente para adolescentes, dado que la mayoría de los instrumentos que existen para evaluar el estrés están hechos para adultos y solo para niños. Es asi que deben tenerse en cuenta algunos principios teóricos acerca de esta etapa del desarrollo para interpretación de los resultados. 53
  54. 54. El periodo de la adolescencia en nuestra sociedad aparece con una serie de dificultades para el individuo; algunas a las que se enfrenta el joven se deben a la índole misma de la situación de cambio de la niñez a la edad adulta. En el estudio de este periodo, algunos autores enfatizan el aspecto biológico, otros el psicológicos y social, o bien, la combinación de todos, ya que la adolescencia se manifiesta en diversas áreas. Takanishi (1993) asegura que la adolescencia no ha recibido la atención adecuada, pues muchos autores y estudiosos de la materia no le otorgan la importancia que deberían porque la consideran una fase pasajera de la vida del ser humano. Desde el punto de vista sociológico la adolescencia es el periodo de transición que media entre la niñez dependiente y la edad adulta autónoma. Psicológicamente es una situación en la cual han de realizarse nuevas adaptaciones, aquellas que, dentro de una sociedad dad, distinguen la conducta infantil de comportamiento adulto. Desde la perspectiva cronológica es el lapso que comprende desde aproximadamente los 12 o 13 años de edad hasta los primeros de la veintena de vida, con grandes variaciones individuales y culturales. Tienden a iniciarse antes en la niñas que en lo varones y acortarse en las sociedades primitivas. Durante mucho tiempo se consideró que el fenómeno de la adolescencia se reducía solo al proceso de maduración sexual, es decir, a la emergencia de la capacidad reproductiva. Sin embargo, hoy se observa que el periodo adolescente se prolonga más allá de dicha maduración, abarcando también otros factores. En consecuencia, intentando obtener una visión más integral, se hace una distinción entre adolescencia y pubertad. La pubertad es un fenómeno físico que se presentan a todos los individuos, mientras que la adolescencia implica procesos psicológicos y depende en gran medida del ambiente social. De esta manera, a pesar de que los cambios físicos experimentados sean los mismos, la adolescencia es diferente en cada sociedad (Delval, 1997). 54
  55. 55. Jackson y Rodríguez- Tomé (1993) consideran que para la mayoría de la gente joven, la etapa de los años adolescentes incluye una expansión en cuanto al rango y complejidad de su vida social. La naturaleza de las relaciones con los padres cambia a medida que los adolescentes tratan de adquirir una independencia mayor. Los compañeros empiezan a ocupar un papel central en muchas áreas de la vida del muchacho y se exploran nuevas posibilidades de relación con los pares. El tiempo que esta con la familia disminuye y aumenta el que se pasa con amigos o solo. Surge el interés y participación en las relaciones sexuales, lo que influye cada vez más sobre las actividades sociales. La persona joven se vuelve más consiente y se ocupa más de un ambiente social más amplio, de sus posibilidades y limitaciones; por ejemplo, puede darse el caso de que el adolescente tenga un primer empleo. No obstante, es un hecho que la elección de la carrera y profesión futura constituye un asunto que preocupa al adolescente. Comparados con los niños, los adolescentes tienden más a buscar compañía y el apoyo de los pares y amigos, y discuten más sus problemas con personas que se encuentran en una situación similar, en especial a partir de los 15 años (SeiffgeKrenke, 1998). Después de esta edad, los adolescentes adoptan la perspectiva de los otros significativos, hacen más compromisos y se interesan más por sus compañeros (Kavsek y Seiffge- Krenke, 1996). Los lazos con el grupo de iguales se estrechan, pasado de los grupos de un solo sexo a incluir dentro del mismo grupo a coetáneos del sexo opuesto. Las tres mayores áreas de cambio y retos que enfrentan el individuo durante la adolescencia son los procesos fisiológicos, los procesos cognitivos y los cambios psicológicos o emocionales. La mayoría de los adolescentes supera esta difícil etapa del desarrollo sin ayuda profesional. Sin embargo, debe evaluarse al muchacho que desarrolla síntomas patológicos para establecer un diagnóstico y proponer un tratamiento adecuado. Aunque el énfasis individualmente debe hacerse en la prevención, hay que destacar la importancia del diagnóstico, en particular la detección temprana de problemas, porque esto permitirá intervenciones oportunas. 55

×