El Renacimiento en España

6,130 views

Published on

Apuntes del tema sobre el arte del Renacimiento en España.

Published in: Education
  • Be the first to comment

El Renacimiento en España

  1. 1. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 1 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATO EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA1. INTRODUCCIÓNEn España no podemos hablar de Renacimiento hasta el siglo XVI. Hay que subrayar la pervivencia de latradición medieval, debido al arraigo de las formas góticas y mudéjares y a la situación social yreligiosa, poco propicia a la apertura hacia las ideas renacentistas. La unificación religiosa, tras laconquista de Granada y la expulsión de los judíos, reforzó la influencia de la Iglesia española que seconvirtió en el mayor comitente de obras artísticas. Los monarcas fomentaban la creación comoinstrumento de propaganda al servicio de la monarquía. La mayoría de la nobleza era cortesana yterrateniente y estaba influida por los gustos de los monarcas. Solo algunas familias nobiliarias comolos Mendoza actuaron de mecenas, importando obras de Italia o patrocinando a artistas queincorporaban la nueva estética.El contexto histórico del s. XVI español coincide con el final del reinado de los Reyes Católicos, elImperio de Carlos V y la Monarquía de Felipe II. Carlos V reunió en sus manos los territorios de lamonarquía española, heredados de los Reyes Católicos, junto con el patrimonio que recibió en Europa porser duque de Borgoña y archiduque de Austria. Durante su reinado también se conquistó y colonizó granparte del territorio americano. Intereses americanos y europeos fueron los dos polos en que sedesenvuelve la política española de esta época. Ambos aspectos tuvieron consecuencias en el arte, comola recepción de la influencia italiana, por una parte y, por otra, el trasvase de formas artísticas atierras americanas.Con Felipe II, cuyo reinado abarca casi toda la segunda mitad del siglo, la monarquía hispánica seconvirtió en campeona del catolicismo. La defensa de los principios del Concilio de Trento y de la purezareligiosa, promovidos desde la corona, se convirtió en objetivo prioritario de la cultura española.2. ARQUITECTURALos primeros brotes de arquitectura renacentista surgieron en España en los últimos años del reinadode los Reyes Católicos, bajo el patronazgo de los Mendoza. El arquitecto de esta familia e introductordel Renacimiento en España fue Lorenzo Vázquez, formado en Italia. Es autor de la Portada del Colegiode Santa Cruz, en Valladolid, en que emplea balaustres y paramentos almohadillados.A lo largo del siglo XVI se suele aludir a tres modalidades o etapas arquitectónicas. Es una división decarácter didáctico, ya que la caracterización no es tan clara y, en ocasiones, las etapas se solapan.2.1. Plateresco (1500-1530)El término proviene del escritor Ortiz de Zúñiga (s. XVII) que comparaba la menuda decoraciónarquitectónica con la labor de los plateros. No representó un corte radical con el arte de los ReyesCatólicos sino que por el contrario las estructuras arquitectónicas siguieron siendo góticas. Lo máscaracterístico del Plateresco es el predominio de la decoración para la que empleaban elementosrenacentistas como pilastras, grutescos, acantos, amorcillos, medallones, veneras, columnasabalaustradas, etc. Seguían usando, también, algunos motivos de la tradición gótica hispano flamenco,como los temas heráldicos o las estatuas en hornacinas. En los primeros tiempos la talla era fina, plana ydetallista; con el paso de los años se hizo más abultada y plástica.JOSE ANGEL MARTINEZ ©
  2. 2. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 2 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATOEn la etapa plateresca fue muy importante la arquitectura religiosa, pero tuvo también un auge notablela arquitectura civil, como consecuencia de la integración de la nobleza en el mundo urbano. Suspalacios tienen patio porticado, torres angulares, galerías en el piso alto y, a veces balcón de esquina.El principal foco del plateresco fue Salamanca. La obra más conocida es la fachada de la Universidad,de autor desconocido, que está concebida a modo de retablo, delimitado por dos grandes pilastras ydividido en calles y cuerpos. La decoración es muy variada, más detallista en la zona inferior y más rudaen la parte alta. Otras obras interesantes son la fachada de San Esteban, obra de Juan de Álava, y elpalacio de Monterrey. En Burgos trabajó Diego de Siloé (Escalera dorada de la Catedral) y en ToledoCovarrubias (Escalera del hospital de Santa Cruz).2.2. Purismo (1530-1560)En esta etapa se impone la austeridad y la claridad de las formas arquitectónicas. La arquitectura seliberó de los elementos góticos sustituidos por la bóveda de cañón, la cúpula, el arco de medio punto ylos órdenes clásicos. La decoración se limita a algunas partes del edificio en torno a los vanos y laportada. En los ejemplos más antiguos aún encontramos elementos decorativos platerescos como ocurreen la fachada de la universidad de Alcalá de Henares, obra de Gil de Hontañón.El primer arquitecto propiamente purista fue Alonso de Covarrubias, quien trabajó para el emperadorCarlos V, en Toledo, en la puerta de Bisagra y en el Alcázar un edificio que influyó notablemente en laposterior arquitectura palaciega y en El Escorial. Tiene planta cuadrada, con un patio monumental ycuatro torres angulares, señaladas en planta y culminadas con chapiteles.En Granada destacaron Machuca y Siloé. Pedro Machuca, influido por Bramante, fue autor del palaciode Carlos V en la Alhambra, la obra más italiana del Renacimiento español y, por ello, la másestrictamente purista. Llama la atención, en un edificio que tiene planta cuadrangular y masaprismática, el patio circular, que servía para espectáculos; podemos considerar que es unacontradicción propia del Manierismo. El patio, con doble altura de columnas toscanas y jónicassuperpuestas, destaca por la sobriedad arquitectónica. En la fachada, más decorada, emplea elalmohadillado.Diego de Siloé se encargó de las obras de la catedral de Granada. Las había comenzado Enrique Egasen el solar de la antigua mezquita mayor, con una planta gótica de cinco naves y doble girola, que Siloéadaptó al estilo renacentista. Para ello modificó la cabecera disponiendo en la capilla mayor una cúpulasobre tambor, a modo de rotonda, a la que se accede mediante arco de triunfo. Mantuvo las navesprevistas pero transformó los pilares adosándoles columnas clásicas, con su correspondienteentablamento, y aumentando la altura con otro tramo de pilar superpuesto en que se apoyan los arcos demedio punto.Es también importante Andrés de Vandelvira (Catedral de Jaén).2.3. Herreriano (1560-1600)La arquitectura herreriana está ligada cronológicamente al reinado de Felipe II, y estilísticamente a lapersonalidad de Juan de Herrera. Se caracteriza por: La simplicidad geométrica, que se manifiesta en los volúmenes cúbicos, en la regularidad y monumentalidad de las formas, en la sencillez arquitectónica, en las ventanas adinteladas seriadas, las cubiertas de pizarra con buhardillas, los chapiteles en las torres...JOSE ANGEL MARTINEZ ©
  3. 3. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 3 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATO La sobriedad decorativa es absoluta con los paramentos lisos y los vanos enmarcados por molduras planas. Únicamente hay columnas de orden gigante y frontones en las fachadas, bolas y pirámides sobre las cornisas y algunas estatuas.El edificio arquetípico es el monasterio de San Lorenzo de El Escorial, mandado construir por FelipeII para que sirviera de panteón y residencia reales, además de templo, monasterio y centro de estudios(biblioteca). Conmemora el triunfo de las tropas españolas en San Quintín, el día de san Lorenzo, por loque su forma recuerda una parrilla, el atributo del santo.Para el diseño del edificio, Felipe II buscó un arquitecto prestigioso. Juan Bautista de Toledo habíatrabajado junto a Miguel Ángel en San Pedro. Concibió el proyecto como un gigantesco edificiorectangular provisto de doce torres (de la que sólo se harán seis), en el que destacaba visualmente laiglesia sobre el resto. Las obras dieron comienzo bajo su dirección en 1563.Cuatro años después murió Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera se hizo cargo de la dirección delas obras hasta la conclusión del edificio. Simplificó el juego de volúmenes y elevó el exterior deledificio al doble de la altura prevista, por lo que la iglesia resalta mucho menos.La planta forma un gran cuadrilátero de 200 x 160 m, con un eje central de simetría compuesto por elpatio de los Reyes, la iglesia y el palacio real (construido en torno a la cabecera de la iglesiasobresaliendo del rectángulo). A ambos lados, el edificio se organiza alrededor de patios, de los que elmás interesante es el de los Evangelistas, en el área monástica. El rigor geométrico de la planta quedade manifiesto, por ejemplo, en que el perímetro puede inscribirse en una circunferencia, y en que desdelos extremos de la fachada principal hasta el altar mayor puede trazarse un triángulo equilátero.El exterior se caracteriza por la apariencia tectónica y horizontal. La sensación de pesadez y de masase deriva de la enorme amplitud de la construcción, que se ve reforzada por las líneas horizontales delos cuatro pisos de ventanas, las cornisas y las buhardillas. De esta mole maciza sobresalen las torresangulares con sus chapiteles de pizarra, la cúpula y las torres del templo. En la fachada, la doble alturade columnas de orden gigante compensa un poco la horizontalidad del conjunto.Son numerosos los rasgos manieristas. Por citar algunos podemos aludir a la fachada principal querecuerda la de una iglesia pero que en realidad da acceso al patio de los Reyes, donde hay otra fachada;también podemos considerar manierista que en esta segunda fachada, la de la iglesia, las torreslaterales surjan de las crujías del patio; el templete del patio de los Evangelistas es, asimismo, unaversión manierista del Templete de San Pietro in Montorio.Otra obra herreriana es la inacabada catedral de Valladolid.3. ESCULTURA RENACENTISTA ESPAÑOLA3.1. Características generalesLas intensas relaciones políticas con Italia y la existencia de dominios españoles en tierras italianas,favorecieron la llegada de la influencia renacentista a la escultura española.En lo que se refiere a los materiales, apenas hay escultura en bronce. Los sepulcros se hacen demármol. El material más utilizado y característico es, con diferencia, la madera tallada y policromada.Para policromarla empleaban el estofado, consistente en pintar (encarnar) al óleo las partes desnudas ydorar las vestiduras con pan de oro. Posteriormente, sobre la superficie dorada se aplica color al óleo y,por último, con un punzón, se levanta parte de la pintura formando labores decorativas que imitanJOSE ANGEL MARTINEZ ©
  4. 4. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 4 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATObrocados. A veces estas labores se pintaban directamente a punta de pincel sobre las superficiesdoradas.La temática es casi exclusivamente religiosa, para retablos, sillerías de coro y sepulcros. Tambiénadquiere importancia la escultura procesional.Predomina el realismo expresivo y por lo común se trata de un arte apasionado y dinámico. Por ello, seescogen momentos temáticos tensos y llenos de dramatismo. Sólo en segundo término buscan la bellezaformal, tan importante para los italianos.3.2. Evolución y ejemplosEn el primer tercio del siglo XVI pervivió la tradición gótica, pero también llegaron artistas (y obras)italianos, como Fancelli (sepulcro de los Reyes Católicos) o Torrigiano (San Jerónimo penitente).Pronto se adhirieron a la tendencia renacentista autores españoles, entre ellos Bartolomé Ordóñez(sepulcro de Felipe el Hermoso y Juana la Loca) y Felipe Bigarny (sillería de la catedral de Toledo).En el tercio central del siglo se consolidó la primacía de la Escuela de Valladolid a la que pertenecenBerruguete y Juni, ambos con claros rasgos manieristas: Alonso Berruguete estuvo en Italia donde conoció a Miguel Ángel, de cuya obra adoptó la tensión y apasionamiento. También recibió la influencia de Donatello y del Laocoonte. Dio a sus personajes un sentido angustioso y dramático, de modo que son figuras nerviosas, de proporciones alargadas, de musculatura tensa, que parecen retorcerse en posturas inestables. Hizo el retablo mayor de San Benito de Valladolid (hoy en el Museo Nacional de Escultura) al que pertenecían las pequeñas figuras de San Sebastián y de El Sacrificio de Isaac, tal vez sus obras más populares. Posteriormente recibió el encargo, junto a Bigarny, de tallar la sillería del coro de la catedral de Toledo, de madera sin policromar, donde su puede apreciar su genialidad en los desnudos. El borgoñón Juan de Juni muestra la influencia de Claus Sluter y, como consecuencia de su estancia en Italia, también de Miguel Ángel. En su obra, tallada en madera y pintada con excelente policromía, representa figuras musculosas y monumentales, en posturas manieristas, con gestos forzados, y expresión apasionada y angustiosa, incluso exagerada. En los grupos cuida con mimo el equilibrio de la composición. Su obra más importante es El entierro de Cristo, grupo escultórico de rigurosa simetría y tenso patetismo.En el último tercio, coincidiendo con el reinado de Felipe II, trabajaron en España los Leoni, broncistasde procedencia italiana. Leone Leoni es el autor de Carlos V venciendo al Furor, tan manierista que laestatua puede aparecer desnuda o vestida con su armadura.4. PINTURA ESPAÑOLA DEL RENACIMIENTO4.1. IntroducciónEl intenso arraigo de la tradición gótica flamenca en España, explica el retraso en la difusión de lascaracterísticas de la pintura italiana. Cuando la pintura española se incorpora al Renacimiento, ya en elsiglo XVI, no lo hace imitando a los pintores del Quattrocento, salvo en algún artista de transición comoBerruguete, sino que recibe la influencia de los maestros de la Escuela florentino romana e,inmediatamente, la del Manierismo.JOSE ANGEL MARTINEZ ©
  5. 5. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 5 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATOAlgunos pintores se formaron en Italia y fueron ellos quienes difundieron el estilo en nuestro país. Porotra parte, sobre todo en la época de Felipe II, varios artistas italianos se instalaron en España.Igual que ocurría en la escultura, en nuestra pintura renacentista predomina el sentimiento religiosopor encima de la belleza formal. El afán primordial es promover la devoción piadosa.La técnica preferida fue el óleo sobre tabla, ya utilizada desde el siglo anterior por influenciaflamenca. Más tarde se difundió como soporte el lienzo. La pintura mural al fresco apenas tuvoimportancia.4.2. Evolución de la pintura renacentista españolaEl primer maestro con rasgos renacentistas fue el castellano Pedro Berruguete. En el taller de Pierodella Francesca aprendió el uso de la perspectiva y el valor plástico de la luz. Mantiene aún muchosrasgos góticos como el tratamiento detallista de los objetos y el empleo de los dorados. Destacan,entre sus obras, el Auto de Fe, del Museo del Prado. A principios del siglo XVI pintó también elvalenciano Yáñez de la Almedina (Santa Catalina) seguidor de Leonardo.Durante el reinado de Carlos V se difundieron en España el estilo de Rafael y el manierismo, queencontramos en la obra del valenciano Juan de Juanes y del extremeño Morales, respectivamente. Juande Juanes pintó la Santa Cena, en un estilo rafaelesco de formas blandas y dulces. Luis de Morales fuela figura más interesante de manierismo español, un pintor de gran éxito popular, tanto que le apodabanel Divino. Sus lánguidas figuras de rostros delicados, sus esfumados contrastes de luz y sombra, laplasmación de un sentimiento místico y efectista, su capacidad técnica para pintar calidades táctiles…están patentes en la Virgen con el Niño, del Museo del Prado.En época de Felipe II la pintura española vivió un momento interesante: Pintores de Corte, como Sánchez Coello. Sus retratos, como el del príncipe Don Carlos y el de la princesa Isabel Clara Eugenia, hijos de Felipe II, son de notable penetración psicológica. Pintores que decoran El Escorial. El único pintor español destacable que colaboró en la decoración del monasterio fue Navarrete el Mudo. Felipe II no consideró adecuados ni a Morales ni a El Greco, y contrató pintores italianos, muchos de ellos mediocres. El Greco (1541-1614) representa la genialidad entre pintores de calidad media. Considerado como un personaje extravagante por sus mismos contemporáneos, y sólo comprendido por una minoría intelectual, su figura fue muy pronto olvidada, hasta ser revalorizado desde el siglo XIX. Es un pintor muy personal con unos rasgos estilísticos que, aunque claramente manieristas, son personales e inconfundibles. Espiritualiza la realidad desde una óptica próxima a los místicos. Sus figuras son alargadas, de canon desproporcionado, anatómicamente huesudas y hasta descarnadas. Parecen ingrávidas, sensación acentuada por los ropajes, que aparecen despegados de los cuerpos. Las posturas inestables, a veces serpentinatas, dan sensación de extraño movimiento. Emplea una técnica de pincelada suelta, con un claro predominio de lo pictórico. El colorido es independiente de las formas y de la realidad: colores fríos e intensos, de tradición veneciana, que aplica a manchas, sin demasiados matices; el verde jade, el rojo carmín, un amarillo estridente, malvas, azules…son algunos de los tonos característicos de su paleta. La luz es irreal, un tanto onírica y, en sus últimos cuadros, fantasmagórica.JOSE ANGEL MARTINEZ ©
  6. 6. EL RENACIMIENTO EN ESPAÑA 6 HISTORIA DEL ARTE 2º BACHILLERATO No le interesó la representación del espacio, del que llega a prescindir, sustituyendo el paisaje por un celaje tormentoso. En ocasiones usa la perspectiva inversa o introduce en la composición un doble punto de vista (diopsia), lo que provoca el vaivén del ojo del espectador. Su vida y su obra pasan por tres etapas: Creta, Italia y España. En Creta, donde nació se mantenía vigente la tradición estilística bizantina. La influencia de los iconos pervive como una constante en su obra; lo vemos en la construcción del espacio y en algunos tipos iconográficos. En Italia, estuvo en Venecia donde aprendió el colorido, la luz y la pincelada suelta de Tiziano y Tinttoreto. Más tarde, en Roma, recibió la influencia de Miguel Ángel y de los manieristas, que se manifiesta en algunas composiciones y en las posturas zigzagueantes. La obra más conocida de su estancia en Italia es El Soplón. Alcanzó la madurez artística en España, a donde llegó en 1576. Con seguridad tenía la esperanza de integrarse en el equipo de artistas que decoraban El Escorial. Pasó los primeros años entre Madrid y Toledo y realizó sus primeras grandes obras españolas. Para la catedral de Toledo pinta El Expolio, en el que resulta difícil elegir entre el asombroso color de la túnica escarlata o la intensa expresividad del rostro de Cristo. También realizó en Toledo La Trinidad, que hoy está en el Museo del Prado. Por encargo de Felipe II pintó San Mauricio y la Legión Tebana, destinada al Escorial, obra que no gustó al rey, quien no le encargó más trabajo. A partir de esta contrariedad, en 1583 El Greco se estableció definitivamente en Toledo. Sin Toledo es imposible entender su obra pictórica. Se daba allí la atmósfera adecuada para un temperamento místico. La antigua capital, conservaba su ambiente cultural y una intensa vida espiritual, fruto de la multitud de clérigos que vivían en torno a la Sede primada. En su etapa toledana El Greco pintó retratos, algún paisaje y muchos cuadros religiosos. Sus retratos carecen de elementos anecdóticos, en aras de la espiritualidad. La fuerza expresiva de las manos y la intensidad de las miradas son el centro de atracción que nos transmite la vida interior del personaje: El Caballero de la mano al pecho. Entre los paisajes es muy original la Vista de Toledo, una visión subjetiva, onírica, casi mística, de la realidad física toledana. Su producción más importante es la religiosa, con El Bautismo de Cristo, La Coronación de la Virgen, varios Apostolados, etc. Su gran obra religiosa es El Entierro del Señor de Orgaz, cuyo tema, una tradición toledana, le sirvió para hacer una excelente galería de retratos. En sus últimas obras, El Greco acentúa lo espiritual y deshumaniza aún más las formas. La Adoración de los Pastores estaba destinada a ser colocarla en su capilla funeraria sobre su tumba. Al final de su vida se acercó también a la temática mitológica, interesante por lo novedoso del tema en la pintura española, en El Laocoonte.PREGUNTAS PAEG: El Renacimiento en España. Arquitectura. El Renacimiento en España. Escultura. Pintura: El Greco.JOSE ANGEL MARTINEZ ©

×