El Ecosistema de Manglar de la Bahia de Jiquilisco.

3,345 views

Published on

Contiene informacion reciente de la biodiversidad en los Manglares de El Salvador.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,345
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
37
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Ecosistema de Manglar de la Bahia de Jiquilisco.

  1. 1. EL ECOSISTEMA DEMANGLAR DE LA BAHÍA DE JIQUILISCO SECTOR OCCIDENTAL
  2. 2. EL ECOSISTEMA DE MANGLAR DE LA BAHÍA DE JIQUILISCO SECTOR OCCIDENTALCARLOS GIOVANNI RIVERATOMASA DEL CARMEN CUÉLLAREditores
  3. 3. Carlos Giovanni RiveraTomasa del Carmen CuéllarEditoresObra desarrollada en el marco del ProyectoProtección de los recursos naturales, fortalecimiento de las capacidades localesy evaluación del estado de los componentes hidrobiológicos y físico-químicosdel complejo manglar-estuario del Sector Occidental de la Bahía de Jiquilisco,Usulután. Proyecto DES-0154.Instituciones participantesInstituto de Ciencias del Mar y Limnología de El Salvador (ICMARES) de laUniversidad de El Salvador (UES).Asociación Local Mangle para la mitigación de desastres y el desarrollo del BajoLempa y de la Bahía de Jiquilisco (Asociación Mangle).FinanciamientoFondo de la Iniciativa para las Américas, El Salvador (FIAES)CréditosLa diagramación de la portada y contraportada corresponde a Karen Estrada.Salvo excepciones aclaradas expresamente, las fotografías son propiedad de los(as) autores (as) de la introducción o de los capítulos.FICHA ISBNRivera, C.G. & T. C. Cuéllar. 2010. El Ecosistema de Manglar de la Bahía deJiquilisco, Sector Occidental.
  4. 4. DIRECTORIO AUTORIDADES UNIVERSITARIAS RECTOR Máster Rufin o Antoni o Quez ada Sánchez VICERRE CTOR A CADÉ MICO Máster Mig uel Ángel Pérez Ra mos VICERRE CTOR AD MINISTRATIVO Máster Óscar Noé Navarrete PRESIDENTE DE LA ASA MBLEA GENERA L UNIVERSITARIA Doctor Luis Gilberto Parada Gómez FIS CAL GE NERAL Doctor René Madecadel Perla Jimén ez DEFENS OR DE LOS DERE CHOS UNIVERSITARIOS Licenciado Nel son Boanerges L ópez Carrillo SECRETARIO GE NERAL Licenciado Dougl as Vladimir Alfar o Chávez SECRETARIA DE RELA CIONES NACIONALES E INTER NACIONA LES Licenciada Ada Ruth González de Ni etoAUTORIDADES ASOCIACIÓN MANGLE PRESIDENTE Sr. José Antoni o Amaya Arg ueta SECRETARIO AUTORIDADES FIAES Sr. José Amílcar Cruz PRESIDENTA TESORERA Licenciada Lina Dol ores Pohl Licenciada Estel a Hernán dez GERENTE GE NERAL VOCA L Ingeniero J orge Al berto Oviedo Sra. María Elen a Vigil OFICIAL DE PROYECTO VOCA L Ingeniero J orge Enrique Trejo Canel o Sra. Dolores Esperanza Maravilla OFICIAL DE PROYECTO DIRECTORA E JECUTIVA Ingeniera Silvia Margarita Flores Flores Licenciada Estel a Hernán dezCOORDINAD OR PR OYE CTO FIAES DES-0154 Ingeniero Carlos Roberto Barahon a Rivera
  5. 5. Al Altísimo y Todopoderoso Cielo y Tierra pasarán, más su Palabra no pasará
  6. 6. ING. RUFINO ANTONIO QUEZADA SÁNCHEZ RECTOR
  7. 7. SR. JOSÉ ANTONIO AMAYA ARGUETA PRESIDENTE
  8. 8. PREFACIOEsta contribución presenta el resultado del arduo trabajo de un grupo dejóvenes y entusiastas científicos, que con el afán de crear un libro de naturalezasingular, se propusieron conocer integralmente, el fascinante ecosistema demanglar. Por primera vez en El Salvador, se aborda exhaustivamente eseecosistema a través de la compilación de diversos estudios realizados en unmismo espacio geográfico y a similares escalas temporales.El libro consta de una introducción y nueve capítulos rigurosamente evaluadospor al menos un revisor independiente, de un panel científico que contó conprominentes especialistas de Argentina, Brasil, España, México y El Salvador.Los capítulos se redactaron en formato de artículo científico y contienen unapartado final llamado recuadro, en el que se presentan los aspectos generalesy resultados, redactados de forma vernacular para que sea comprendido por elpúblico en general.El primer capítulo aborda la productividad del bosque de manglar. Loscapítulos 2, 3 y 4 versan sobre las comunidades biológicas de la columna deagua y de los sedimentos (fitoplancton, zooplancton y macrobentos). Loscapítulos 5, 6 y 7 discuten tópicos biológicos relevantes de Ucides occidentalis(“punches”) (morfometria, abundancia distribución, biología reproductiva yecología alimentaria). La caracterización físico–química y meteorológica delecosistema son abordados en el capítulo 8. Finalmente, el capítulo 9 incluye laevaluación de la capacidad de carga turística.Esperamos que este libro cumpla con las más altas expectativas de aquellosque lo consulten. Asimismo, instamos a los (as) lectores (as) a que tengan lagentileza de comunicar a los autores los errores o discordancias queencuentren, con el fin de mejorar la calidad de la información en esfuerzosfuturos.
  9. 9. Creemos que la información aquí contenida será de utilidad para entesgubernamentales competentes, ONG’s y grupos locales organizados que jueganun papel en la conservación y manejo sostenible de los recursos naturalescostero marinos. Además, pretendemos que sea de gran provecho paraestudiantes de cualquier nivel académico e investigadores (as) interesados (as)en profundizar sus conocimientos de ecología marina.Al mismo tiempo, hemos procurado con este esfuerzo promover el interés por eldesarrollo de nuevos estudios que contribuyan al conocimiento y comprensiónde nuestros complejos y frágiles ecosistemas costero-marinos.Es importante destacar que la calidad de la información contenida en cadacapítulo es el resultado del arduo trabajo del (los) autor (es) y de ladesinteresada e invaluable contribución de destacados (as) especialistasnacionales y extranjeros (as), a quienes se debe todo el éxito del libro. Bajo eseesquema, aclaramos que asumimos completa responsabilidad de todos losdesaciertos aquí contenidos. Carlos Giovanni Rivera & Tomasa del Carmen Cuéllar
  10. 10. PANEL CIENTÍFICO ARGENTINA EL SALVADOR (Continuación) Andrés Boltovskoy Carlos Alberto Elías Departamento de Ficología Museo de La Plata Rodolfo Fernando Menjívar Departamento de Botánica Escuela de Biología BRASIL Facultad de Ciencias Naturales y Matemática Universidad de El Salvador Maria Lucia Negreiros Fransozo Ana Delfina Herrera Departamento de Zoologia Carlos Antonio Granados Instituto de Biociências Universidade Estadual Paulista Miriam Elizabeth Cortez de Galán Sao Paulo-Brasil Departamento de Zoología Escuela de Biología Facultad de Ciencias Naturales y Matemática MÉXICO Universidad de El Salvador Elva Escobar Briones Velia Sosa Laboratorio de Biodiversidad y Macroecología. Departamento de Química AmbientalUnidad Académica: Sistemas Oceánicos y Costeros Escuela de Química Instituto de Ciencias del Mar y Limnología Facultad de Ciencias Naturales y Matemática Universidad Nacional Autónoma de México Universidad de El Salvador México DF Marta Noemí Martínez Jorge López Portillo Vicedecanato Red de Ecología Funcional Facultad de Ciencias Naturales y Matemática Instituto de Ecología, A.C. Universidad de El Salvador Verácruz- México Efraín Rodríguez Urrutia Rosalba Alonso Rodríguez Unidad de Posgrado Facultad de Ciencias Agronómicas Laboratorio de Biotoxinas Marinas Universidad de El Salvador Unidad Académica: Mazatlan Instituto de Ciencias del Mar y Limnología Universidad Nacional Autónoma de México Baja California-México Gabriela Solano Ávila Lecturer in Human Biology School of Science, Society and Management EL SALVADOR Bath Spa University United Kingdom José Enrique Barraza Sandoval ESPAÑA Gerencia de Vida Silvestre Dirección General de Patrimonio NaturalMinisterio de Medio Ambiente y Recursos Naturales Guillermo San Martín Peral San Salvador-El Salvador. Laboratorio de Biología Marina Departamento de Biología-Unidad Zoología Universidad Autónoma de Madrid Oscar Armando Molina Lara Canto Blanco, Madrid-EspañaPrograma Consolidación y Administración de Áreas Naturales Protegidas – PACAPMinisterio de Medio Ambiente y Recursos Naturales Usulután-El Salvador.
  11. 11. CONTENIDOSINTRODUCCIÓN El Ambiente Marino y El Ecosistema de Manglar……….1 Tomasa del Carmen Cuéllar & Carlos Giovanni Rivera Biodiversidad de Bahía de Jiquilisco………13 José Enrique Barraza Sandoval El Sector Occidental de la Bahía de Jiquilisco………33 Carlos Giovanni Rivera & Tomasa del Carmen CuéllarCapítulo 1. Productividad a través del seguimiento de caída de hojarasca en elBosque de Manglar………43Sofía Grimaldi, Tomasa del Carmen Cuéllar & Carlos Giovanni RiveraCapítulo 2. Composición y Abundancia de la Comunidad Fitoplanctónica…59Tomasa del Carmen Cuéllar & Carlos Giovanni RiveraCapítulo 3. Composición y Abundancia del Zooplancton………83Tomasa del Carmen CuéllarCapítulo 4. Caracterización de la Comunidad Macrobentónica………101Carlos Giovanni RiveraCapítulo 5. Morfometría, Abundancia y Distribución de Ucides occidentalis(“punches”)………137Carlos Giovanni RiveraCapítulo 6. Biología Reproductiva de Ucides occidentalis (“punches”)…157Carlos Giovanni RiveraCapítulo 7. Ecología Alimentaria de Ucides occidentalis (“punches”)………185Carlos Giovanni Rivera & Damián Antonio Córdova OrtízCapítulo 8. Caracterización Físico-química y Meteorológica………199Tomasa del Carmen Cuéllar, Carlos Giovanni Rivera & Néstor Orellana VeladoCapítulo 9. Capacidad de Carga Turística………219Tomasa del Carmen Cuéllar & Carlos Giovanni Rivera
  12. 12. El Ecosistema de Manglar de la Bahía Introducción El Ambiente Marino y el Rivera & Cuéllar 2010 de Jiquilisco (Sector Occidental) Ecosistema de Manglar (Editores) E L A M B I EN T E M A RI N O Y E L ECOSISTEMA DE MANGLAR TOMASA DEL CARMEN CUÉLLAR & CARLOS GIOVANNI RIVERA Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de El Salvador (ICMARES), Universidad de El Salvador (UES). Final Avenida Mártires 30 de Julio, Ciudad Universitaria, San Salvador. El Salvador, América Central. t.cuéllarmartínez@yahoo.es & riveracg@yahoo.comI. EL AMBIENTE MARINO1.1 El aguaE l agua de mar es una solución compleja de considerable significancia biológica para la osmótica y densidad. Los diferentes compuestos del agua de mar pueden agruparse en cuatro fases devida, especialmente por la acuerdo a su naturaleza (Cuadro 1).concentración iónica, presión Cuadro 1. Componentes del agua de mar según sus fases. Solutos Sólida Gaseosa Coloidal disueltos • Material • Nitrógeno • Material • Orgánicos inferior a • Argón inferior a • Inorgánicos 0.45 μm • Xenón 0.45 μm. • Material • Oxígeno • No orgánico e disueltos • Bióxido de inorgánico carbono particulado Fuente: Knox (2001)En promedio, el agua de mar está mayores, que son aquellos quecompuesta en un 96.52% de agua y relativamente mantienen susen 3.49% de sustancias disueltas, concentraciones, y los menores queprincipalmente sales que pueden presentan marcadas variaciones enagruparse en: componentes su concentración. El 99.9% de lasCUÉLLAR & RIVERA -1-
  13. 13. sales disueltas son componentes regulación a nivel celular (Knox,mayores (sodio, magnesio, calcio, 2001).potasio, estroncio, cloruro, sulfato, 1.2 Las mareascarbonato, bicarbonato, bromuros y Los ciclos mareales son causadosácido bórico) y entre los por el efecto gravitatorio del Sol y lacomponentes menores más Luna sobre la Tierra, las variacionesimportantes se encuentran los en altura y tiempo resultan de lasfosfatos, nitratos y silicatos. diferentes configuraciones espacialesEn el océano abierto la salinidad se posibles entre ellos.encuentra entre 32.00 a 37.00 ups La causa de que el agua de mar sea(unidades prácticas de salinidad), desplazada en mareas altas y bajaslas diferencias de salinidad ocurren en el día, se debe a que la Luna y lapor efectos locales de evaporación, Tierra rotan en un mismo ejelluvia o el flujo de agua de ríos. Las produciendo una fuerza centrífugaregiones donde se mezcla el agua que junto con la aceleraciónfluvial con el agua de mar se gravitacional ocasionan movimientodenominan estuarios, en ellos, las de masas de agua en dos puntossalinidades presentan marcadas opuestos (frente a la Luna y al ladovariaciones dependiendo del estado contrario). El Sol modifica elde la marea, la cantidad de agua de movimiento de las masas de agualos ríos y el balance entre lluvia y dependiendo de su alineaciónevaporación. gravitacional con la Luna y la Tierra.Las variaciones de salinidad En general, el ciclo puede ser de tresconstituyen un efecto electroquímico tipos: mareas diurnas queimportante para los organismos comprenden una marea alta y unamarinos, especialmente aquellos que baja por día, mareas semidiurnashabitan en estuarios y costas ocurren dos mareas altas similaresrocosas, a quienes ocasionan estrés en altura y mareas semidiurnasosmótico y gran esfuerzo de mezcladas en la que una de lasCUÉLLAR & RIVERA 2
  14. 14. mareas altas es mayor en relación a entre las que se puede mencionar,la otra (Castro-Huber, 2003). playas arenosas-arcillosas, playas1.3 Las olas arenosas, de cantos rodados, conLas olas son generadas por el efecto plataformas rocosas y acantilados,del viento sobre la superficie del entre otras. Dependiendo del tipo deagua, la fricción entre el aire y el costa difiere la distribución de losagua provoca una resistencia organismos, por ejemplo, al bajar laviscosa que se extiende como una marea, en plataformas onduladas,membrana elástica. Esta distorsión levemente inclinadas se retiene máscausada por el viento y su agua y se evapora lentamente, arestauración por la tensión diferencia de las costas rocosassuperficial genera ondulaciones que escarpadas y lisas que drenanconstituyen olas, que transfieren rápidamente. En las costas donde seenergía de los vientos hacia el mar da la formación de pozas de marea,en la zona costera. El oleaje es uno los patrones de distribución de lasde los factores más importantes que especies cambian considerablementemodifican la distribución de los debido a los efectos de la desecaciónorganismos y la composición de las 1.5 La costaespecies y comunidades en los En general, la costa se puede definirlitorales. En fondos suaves, el oleaje como el territorio situado en lamodela el perfil costero unión de la masa continental y eldeterminando el tipo y distribución océano, donde son observables losde los sedimentos; mientras que en efectos de esa combinación tierra-las costas de fondos duros es el mar. La complejidad de la costa esprincipal agente erosivo. inmensa, independientemente de su1.4 Topografía amplitud geográfica, se presenta laEl efecto de la topografía en la más diversa gama de hábitat y esdistribución intermareal de los asombrosamente rica en número deorganismos es muy compleja debido especies y en la densidad de losa la enorme variedad de costas, individuos de cada especie. LasCUÉLLAR & RIVERA 3
  15. 15. comunidades de organismos están incrementar la biomasa dedeterminadas por tres factores: a) La organismos filtradores en lascantidad e intensidad de las olas, b) costas expuestas al oleaje,el tipo de sustrato (rocosos, suprimir la aparición de algunasarenosos, lodosos o sus especies por intolerancia a lacombinaciones) y c) la amplitud de acción de las olas o la apariciónlas mareas. de pocas especies tolerantes.Las plantas y animales costeros no La naturaleza del sustrato puedeestán distribuidos al azar sino que influenciar el tipo de organismosocupan microhábitats usualmente vegetales y animales presentes,restringidos a zonas determinadas. ya que dependiendo de la textura,Desde el punto de vista biológico, se se facilita o inhibe la fijación depueden distinguir dos categorías algunas especies.costeras: rocosas o de fondos duros El flujo y reflujo de la marea tieney de fondos blandos o suaves. un efecto en la cantidad y calidad1.5.1 Costas de fondos duros o de luz y los organismosrocosas presentan un patrón de zonación,El ambiente de un organismo de acuerdo a las adaptacionescomprende muchos factores que que poseen en relación a lavarían constantemente e interactúan exposición a la luz solar.para determinar el espacio ocupado 1.5.2 Costa de fondos suaves opor una especie en particular. Entre blandoslos factores que afectan la Las costas de fondos suaves (Figuradistribución de los organismos en 1) se han originado por el depósitolas costas de fondos duros se de partículas provenientes de otrasencuentran: áreas, que son llevadas por las La acción de las olas modifica la corrientes de agua. Los depósitos concentración de los organismos, pueden provenir de la erosión pudiendo expandir el rango costera o de las zonas altas de las vertical de cada especie, cuencas hidrográficas, como es elCUÉLLAR & RIVERA 4
  16. 16. caso de las arcillas y limos que son situadas en las costas tropicales ytransportadas por los ríos hacia el subtropicales alrededor del mundo.mar. El tamaño de las partículas Más que un parentesco genético, losque componen los sedimentos es mangles tienen en comúnuno de los parámetros más adaptaciones que han desarrolladoimportantes en la distribución, al medio que habitan, por lo tantoabundancia y diversidad de la vida un manglar no es una entidad decostera. carácter genético sino una entidad de carácter ecológico (Mainardi, 1996). Las especies de manglares sobreviven en condiciones de salinidad variable, impacto de las mareas, fuertes vientos, altas temperaturas, en suelos fangosos y anaerobios. Para ello, han Figura 1 Ejemplo de fondos suaves: desarrollado adaptaciones biológicas Ecosistema de manglar. y ecológicas (Kathiresan & Bingham,II. EL ECOSISTEMA DE 2001) (Cuadro 2).MANGLAR2.1 DefiniciónEl término manglar se refiere a uncomplejo de comunidades de plantas Cuadro 2. Adaptaciones de la vegetación de manglar. Hojas Raíces Sales Reproducción •Xeromórficas con •Aerénquima y •Exclusión •Frutos vivíparos y epidermis de lenticelas •Excreción criptoviviparos paredes gruesas •Raíces •Acumulación y •Dispersión especializadas compartimentació acuática de los (fúlcreas, n. frutos. neumatóforos) Fuente: Alongi (2009)CUÉLLAR & RIVERA 5
  17. 17. 2.2 Estructura con la isoterma invernal de los 20 ºCEl ecosistema de manglar se en ambos hemisferios.caracteriza principalmente por su Las excepciones latitudinales (costageofísica, geomorfología y biología este de Suramérica, Australia yde las especies que lo componen. Nueva Zelandia) podrían ser elEntre esos factores, conviene resultado de la presencia demencionar: cambios en el nivel del corrientes cálidas de pequeña escalamar, clima, factores mareales, o bien, ser relictos de lasprocesos riberinos, microtopografía distribuciones cercanas a los poloslocal y el crecimiento y regeneración del pasado.de las plantas. Otros factores como El ámbito latitudinal de losel drenaje, elevación de la superficie manglares es influenciado tambiénterrestre, propiedades del sustrato, por la temperatura atmosférica.aportes de nutrientes y salinidad, se Soportan temperaturas cercanas acombinan para producir gradientes 20 ºC, pero son poco tolerantes aespaciales. temperaturas más frías. Por ejemplo,Típicamente, pueden atribuirse dos se ha documentado que se inhibe elzonas a la vegetación de manglar: crecimiento de muchas especies auna externa y otra interna. La temperaturas cercanas a 5 ºCprimera, se compone de áreas (Mainardi, 1996).expuestas directamente al agua Aunque la distribución de manglaresestuarina, mientras que la segunda, se limita globalmente por lacorresponde a la vegetación de temperatura, las variaciones en lacanales y márgenes de ríos precipitación, mareas, olas y el flujoasociados (Jiménez, 1994). de los ríos determinan grandemente2.3 Composición y distribución su extensión y biomasa a escalaEl ámbito de distribución latitudinal local y regional (Alongi, 2009).de los manglares muestra una En el sureste asiático se encuentranestrecha relación con la temperatura casi cien especies de mangles,del agua, coincidiendo sus límitesCUELLAR & RIVERA 6
  18. 18. mientras que en Latinoamérica y el en muchos de los manglares delCaribe existen únicamente 11. mundo (Lacerda, 2001).Los géneros Rhizophora 2.4 Cobertura(Rhizophoraceae) y Avicennia Los manglares de Latinoamérica y el(Avicenniaceae) presentan cuatro (4) Caribe contienen aproximadamenteespecies respectivamente. Los el 28.6% de la cobertura mundial degéneros Laguncularia, Conocarpus manglar (Cuadro 3). En esta zona,(Combretaceae) y Pelliciera los bosques de manglar se(Pelliceriaceae) poseen una sola encuentran en todos los países queespecie cada una (Lacerda et al. tienen acceso al mar, excepto Chile,1993). Argentina y Uruguay.También, existen plantas que Las estimaciones de la cobertura deocurren asociadas a los bosques de manglar en Latinoamérica,manglar de Latinoamérica y el concluyen que el 30% se distribuyeCaribe, entre estas se encuentra el a lo largo de la costa Pacífica. Lahelecho Acrostichum aureum y la mayor extensión de bosques deMalvaceae Hibiscus tiliaceus que son manglar ocurre en Brasil, México,los más extendidos, encontrándose Cuba y Colombia (Lacerda et al. 1993). Cuadro 3. Cobertura del bosque de manglar de las costas pacífica y atlántica de Latinoamérica y en las Islas del Caribe. Zona costera Área de manglar % (x 106 ha) Costa atlántica 2.52 55.6 Costa pacífica 1.21 26.6 Islas caribeñas 0.81 17.2 Total en América 4.54 100 Fuente: Lacerda (2001)En El Salvador, los datos diferir de acuerdo con la fuente quedisponibles de cobertura de manglar se trate, porque provienen deson escasos, fragmentados y pueden diferentes metodologías. Más allá de 7
  19. 19. las diferencias, en el período de fluctuado desde las 45 000 hasta 281974 y 2004, la cobertura ha 000 ha (Figura 3, Cuadro 4). 50,000 FAO 45,000 40,000 35,000 30,000 25,000 20,000 15,000 10,000 5,000 0 1974 1975 1978 1980 1981 1986 1990 1992 1994 1996 2000 2002 2004Figura 3. Variación de cobertura de manglar en El Salvador período 1974-2004 con base a las compilaciones de FAO (2007) y FUSADES (2007). Cuadro 4. Estimación de la cobertura de manglar, porcentaje de la superficie total de los países y longitud de la línea costera países de Latinoamérica. País Área (ha) % Cobertura Autor Estados Unidos 190,000 0.02 Odum et al., (1982) México 524,600 0.27 Yañez – Arancibia et al., Belice 73,000 3.10 Saenger et al. (1983) (1993) Guatemala 16,040 0.15 Jiménez (1992) Nicaragua 60,000 0.50 Saenger et al., (1983) Honduras 121,340 1.08 Jiménez (1992) Costa Rica 41,330 0.08 Jiménez (1992) El Salvador 35,235 1.65 Jiménez (1992) Panamá 171,000 2.22 D´Croz (1993) Colombia 358,000 0.31 Alvarez León (1993)CUELLAR & RIVERA 8
  20. 20. Continuación Cuadro 4. País Área (ha) % Cobertura Autor Ecuador 161,770 0.60 MAG (1991) Perú 4,791 0.01 Echevarría & Sarabia Venezuela 250,000 0.27 MARNR (1986) (1993) Brasil 1,012,376 0.12 Hertz (1991) Cuba 529,700 4.80 Padron (1992) Haití 18,000 0.65 Saenger et al.(1983) Fuente: Lacerda et al. (1993).2.5 Los estuarios peces e invertebrados, mezcla deLos estuarios constituyen la zona de masas de agua y la dilución detransición entre los ambientes contaminantes.acuáticos de agua dulce y marinos. En general hay un gradienteLa palabra estuario se deriva del sedimentario de partículas finassustantivo latín “aestus” que (lodos) de las zonas internas asignifica “marea” y específicamente partículas gruesas (arena) en la zonadel adjetivo “aestuarium” “de externa del estuario. La naturalezamareas” (Fairbridge, 1980). de los sedimentos es modificada porEn general, en la comunidad la entrada de materiales orgánicoscientífica hay coincidencia de arrastrados por ríos o la provenienteenfoques en cuanto a la estructura y de la vegetación en los márgenes delfunción de los estuarios, entre los estuario.que cabe destacar: Los estuarios son los ecosistemas El movimiento de agua es el más productivos del planeta. Laresultado combinado de factores productividad primaria es compleja,como la influencia del agua dulce, los aportes provienen de diversosdistribución de la densidad, vientos, grupos: macrophytas (algas,olas y la acción mareal. Estos manglares), microalgas epífitas,patrones de circulación son microalgas bénticas y fitoplancton.importantes para el transporte de La productividad primaria para losnutrientes, la distribución del estuarios es alrededor de 2 kg m–2plancton y los estadíos larvales de año–1 (Knox, 2001). Por otro lado, elCUELLAR & RIVERA 9
  21. 21. ecosistema de manglar contribuye estuarios por sus elevados niveles designificativamente con el ciclo del consumo.Carbono global. Se estima que la Los factores que determinan labiomasa del ecosistema es de unas naturaleza y productividad700 ton ha-1 y de aproximadamente estuarina son de diversa índole,8.7 gigatoneladas de peso seco a entre ellos se puede resaltar:nivel planetario (Clough, 1992, entrada de nutrientes y partículas,Twilley et al. 1992). patrones de circulación del agua, El volumen de materia producida distribución de la densidad y(alrededor del 90%) es procesada a geomorfología del estuario.través de la cadena alimentaria 2.6 Ciclo de nutrientesdetrítica. El pastoreo de fitoplancton Las aguas costeras y estuarinas sonpor organismos filtradores como sistemas altamente productivosmoluscos bivalvos, zooplancton y gracias a la entrada y salida depequeños peces planctívoros, juega nutrientes (Cuadro 5).un rol importante en muchos Cuadro 5. Algunas vías de entrada y salida de materiales del ecosistema estuarino. Entrada Salida Lluvia Transporte mareal Escorrentía Infiltración Fijación de nitrógeno Denitrificación Transporte mareal Acumulación sedimentaria Fuente: Knox, 20012.7 Bienes y servicios refugio, cría, alimentación yLos bienes y servicios ambientales desarrollo de estadíos tempranos demás destacados del ecosistema de una gran variedad de peces,manglar son: regulación climática moluscos y crustáceos; pescaregional; constituyen un hábitat artesanal, turismo, apicultura ypara alta diversidad faunística; producción acuícola; materia yCUELLAR & RIVERA 10
  22. 22. energía a través de hojarasca y pérdida de biodiversidad,detritus; retención de sedimentos y disminución en la cobertura boscosasustancias tóxicas transportadas y consecuentemente, se hapor los cursos de agua; protección y disminuido su capacidad deestabilización de la línea costera; amortiguamiento, aunado a uncontrol de la escorrentía, erosión, incremento de la contaminación delinundaciones y daños causados por agua, suelo y aire. Algunas causastormentas y huracanes. que pueden citarse son: la2.8 Impacto natural y expansión de la frontera agrícola, laantropogénico contaminación ambiental, laEl ecosistema de manglar ha sido sobreexplotación de recursos defuertemente presionado por interés comercial, incendios,actividades humanas y fenómenos sequías, terremotos e inundaciones.naturales, lo que ha ocasionadoAGRADECIMIENTOSSe extiende un sincero agradecimiento por los valiosos comentarios, aportes ysugerencias de José Enrique Barraza Sandoval, Marta Noemí Martínez, EfraínRodríguez Urrutia, Miriam Elizabeht Cortéz, Ana Delfina Herrera y CarlosAntonio Granados.REFERENCIAS Alongi, D. 2009. The energetics of Mangrove Forests. Springer. 216 pp. Castro, P. & M. Huber. 2003. Marine Biology. 4a Ed. McGraw Hill. 461 pp. Clough, B.F. 1992. Primary productivity and the growth of mangrove forests. 225-250 pp. En: Robertson, M & D. Alongi (Eds.). Tropical mangrove ecosystems. American Geophysical Society, Washington DC.CUELLAR & RIVERA 11
  23. 23. Fairbridge, R. 1980. The Estuary: Its Definition and Geodynamic Cycle. En: Olausson E. & I. Cato (Eds.). Chemistry and Biogeochemistry of Estuaries. John Wiley y Sons. p 1-35. FAO (Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). 2007. Los manglares de América del Norte y de América Central 1980-2005. El Salvador. Forest Resources Assessment Programme. Working Paper 138, Rome. p. 60-63. Fundación Salvadoreña para El Desarrollo Económico y Social (FUSADES). 2007. Estado Situacional del Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador. Estudio Técnico No. 1. 146 pp. Jiménez, J. 1994. Los Manglares del Pacífico Centroamericano. EFUNA, Heredia, Costa Rica. 352 pp. Kathiresan, K. & B. Bingham. 2001. Biology of Mangroves and Mangrove Ecosystems. Ad. Mar. Biol. 40 (1): 81-251 pp. Knox, G. 2001. The Ecology of Seashores. CRC Press. USA. 557 pp. Lacerda, L.D., Conde, J.E., Alarcon, C, Alvarez-Leon, R., Bacon, P.R., DCroz, L., Kjerfve, B., Polaina, J. & M. Vanucci. 1993. Mangrove ecosystems of Latín América and the Caribbean: A summary. En: Lacerda, L. (Ed.). Conservation and sustainable utilization of mangrove forests in Latín América and Africa regions. International Society for Mangrove Ecosystems and International Tropical Timber Organization. Lacerda, L. 2001. Mangrove Ecosystems. Function and Management. Springer- Verlag. 292 pp. Mainardi, V. 1996. El manglar de Térraba Sierpe en Costa Rica. Turialba. CATIE. Proyecto Conservación para el Desarrollo Sostenible en América Central. 91 pp. Twilley, R., Chen, R. & Hargis, T. 1992. Carbon sinks in mangroves and their implication to carbon budget of tropical ecosystems. Water, Air and Soil Pollution 64: 265-288 pp.CUELLAR & RIVERA 12
  24. 24. El Ecosistema de Manglar de la Bahía Introducción Biodiversidad de Bahía de Rivera & Cuéllar 2010 de Jiquilisco (Sector Occidental) Jiquilisco (Editores) BIODIVERSIDAD DE BAHÍA DE J I Q U I L I S CO JOSÉ ENRIQUE BARRAZA SANDOVAL Gerencia de Vida Silvestre, Dirección General de Patrimonio Natural, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ebarraza@marn.gob.svI. GENERALIDADESB ahía de Jiquilisco (Figura 1) representa el área más extensadel manglar del Pacífico Norte Seco Ecosistemas mayor superficie similares, compromiso por parte del Estado de aunque incluye elde Mesoamérica según el Fondo de El Salvador en la declaración deVida Silvestre Mundial. Destaca por bahía de Jiquilisco como Reserva deser una zona de producción de la Biósfera (UNESCO) en el añorecursos pesqueros y sal desde 2007.tiempos precolombinos (Gallo & Los esfuerzos administrativos paraRodríguez, 2007). el uso sostenible de los recursos deSe declaró sitio Ramsar en 2005 con esta área incluyen el apoyo de lala finalidad que el Estado procure su cooperación española, japonesa,desarrollo sostenible, abarcando un Banco Mundial, entre otras. Estetotal de 63 500 ha, subdivididas en respaldo ha reforzado la eficiencialos siguientes ecosistemas para el uso sostenible de recursosprincipales: naturales por parte del Ministerio de Bosque tropical seco y sus Medio Ambiente y Recursos variantes estacionales Naturales (MARN), Dirección Manglares, canales y lagunas General de Desarrollo de la Pesca y Litoral marino arenoso Acuicultura (CENDEPESCA), Fondos duros Alcaldías colindantes y Pastos marinos comunidades.BARRAZA 13
  25. 25. Figura 1. Mapa de ubicación de la Bahía de Jiquilisco.Las investigaciones científicas en la MARN (Campos, 2007, Barraza,zona, incluyen varios reportes 2008), así como UCA (Amaya et al.técnicos de la dependencia estatal 2009); estudios recientes realizadosque normaba la pesca en la década o apoyados por CENDEPESCA ende los 70; las observaciones asociación con la Universidad de Eloceanográficas de Gierloff-Emden Salvador (UES) sobre reproducción(1976); estudios de poblaciones en cautiverio de bivalvos y usoícticas (Phillips, 1981, 1982, Phillips sostenible de recursos pesqueros;& Cole, 1978); calidad ambiental otros promovidos por ONG comodesarrollados o promovidos por CODEPA que incluye el registro delBARRAZA 14
  26. 26. holoturoideo Holothuria rigida en del primate Ateles geoffroyi (“monosedimentos fangosos intermareales araña”).(Carranza & Rivera, 2007). Otros vertebrados terrestres escasosII. ECOSISTEMAS que ocurren en el área son:2.1 Bosque Tropical Seco y sus Tamandua mexicana (“osoVariantes hormiguero”), Canis latrans (coyote),El ecosistema original ha sido Crocodylus acutus (cocodrilo),alterado severamente por Kinosternon scorpioides (tortuga deactividades agrícolas, en el pasado gonce).por el cultivo de algodón y Esas áreas se inundan de aguasactualmente, para caña de azúcar, lluvias y crecidas de ríos durante laasí como por actividades de estación lluviosa. La vegetación estápastoreo. caracterizada por BravaisiaEste ecosistema es más bien integerrima (“mangle de aguacontinental y la influencia del dulce”), Coccoloba caracassanaocéano Pacífico es menos intensa (“papaturro”), Prosopsis julifloraque en otros ecosistemas de mayor (“carbón”), Ceiba pentandracercanía al mar. La vegetación se (“ceiba”), Enterolobium cyclocarpumencuentra distribuida en sucesiones (“conacaste”), Pithecellobium dulceprimarias y secundarias en la (“mangollano”), Bactris subglobosaplanicie costera del departamento de (“huiscoyol”), entre otras.Usulután. De las primeras, se 2.2 Fondos Blandosmenciona que existen relictos En el fango del bosque de manglarconcentrados en algunas zonas existen ciertos bivalvos deincluidas dentro del sistema importancia alimenticia y comercial,nacional de áreas protegidas: objeto de alta demanda en losNancuchiname, El Tercio (privado), diferentes estuarios del país. LosNormandía, Chaguantique, entre principales son: Anadara similisotras. En estas áreas se ha (“curil”) y A. tuberculosa (“conchaconfirmado la ocurrencia de colonias negra”). Ambos son comunes en elBARRAZA 15
  27. 27. fango asociado a R. mangle hasta árboles del manglar, permite launos 40 cm de profundidad, en los ocurrencia de una gran cantidad deestuarios del país donde aún existen organismos incluyendo bivalvos dedensidades importantes, a pesar de importancia comercial y alimenticia,su extracción desordenada. Otros tales como: Anadara grandis,organismos adaptados a este fango Protothaca asperrima, Chionecon una capa oxigenada muy subrugosa, Polymesoda inflata,delgada (< 5 cm) son los anélidos Atrina maura, Mytella guyanensis,poliquetos de las familias Donax dentifer, cuya distribuciónAmphinomidae, Capitellidae, depende de factores como salinidad,Hesionidae, Lumbrineridae, tipo y tamaño de grano, niveles deMagelonidae, Nereidae, Onuphidae, oxígeno, entre otros. También,Orbiniidae, Paraonidae, Pilargidae, durante la marea baja se hanSpionidae, Syllidae, entre otras observado al menos tres diferentes(Barraza, 2003, Rivera & Romero, especies no identificadas de2008). anémonas de arena, granUn hábitat típico observado en abundancia de gastrópodos de ladiferentes zonas de manglares del familia Potamididae, riqueza depaís, incluyendo la bahía de crustáceos, peces de la familiaJiquilisco, son los bajos Gobiidae, así como Myrophis vaferintermareales que son superficies de (Ophichthidae), un pez muypoca pendiente que quedan abundante que habita en el fangoexpuestas durante períodos de del manglar, tanto en bajos como enmareas bajas. Estos ecosistemas canales en manglares.están sometidos a diferentes En las partes menos inundadasperíodos de exposición, existen algunos cangrejos adaptadoscaracterizados por presentar a condiciones semiterrestres, comosubstrato fangoso o una mezcla del es el caso de Cardisoma crassummismo con arena, ausencia o (“tihuacal”, “cangrejo azul”),reducida cobertura vegetal por Gecarcinus lateralis (“ajalín”), UcidesBARRAZA 16
  28. 28. occidentalis (“punche”) (Orellana, familia Olividae; bivalvos de la1992) familia Donacidae; varios anélidos2.3 Litoral Marino Arenoso poliquetos (Barraza, 2003);Los litorales arenosos en bahía de crustáceos incluyendo anfípodos eJiquilisco generalmente están isópodos y al menos 6 especies decercanos al mar, donde la equinodermos (Barraza & Hasbún,hidrodinámica es más intensa, se 2005). La diversidad se incrementadan mayores niveles de oxigenación en zonas sublitorales, donde losy el sedimento es arenoso. Las zonas poliquetos de la familia Onuphidaemás importantes son Punta San son abundantes (Figura 2).Juan, isla San Sebastián, bocanas“El Bajón” y “La Chepona”. La zonasupralitoral presenta una franjaestrecha de vegetación únicaadaptada a condiciones de altastemperaturas y salinidad. Algunasespecies vegetales típicas de esteambiente son: Ipomoea pes-caprae(“campanilla de playa”), Centrusechinatus (“mozote de caballo”),Canavalia maritima (“frijol de Figura 2. Tubo de poliqueto onúfido en Corral de Mulas. 9 m de profundidad.playa”). Esta vegetación y otra másescasa se encuentra amenazada Las zonas litorales arenosas tambiéndebido a la fragmentación que son muy importantes para laocurre en las zonas arenosas anidación de tortugas y aves enlitorales del país. bahía de Jiquilisco. Se haAlgunas especies de invertebrados confirmado que gran cantidad deque conforman parte de la fauna tortugas carey (Eretmochelysacuática intermareal son: el gusano imbricata) anidan en las islas conSipunculus nudus; gastrópodos de la litoral arenoso.BARRAZA 17
  29. 29. 2.4 Fondos Duros arrecifes de Los Cóbanos, Mizata, yOtro hábitat muy peculiar está zonas rocosas de islas del Golfo derepresentado por los fondos duros Fonseca. Se ha observado que seen zonas de salinidades marinas (> alimentan con frecuencia del coral30 ups) donde ocurren organismos blando Carijoa multiflora, tambiéntípicos de arrecifes rocosos en distribuido en las zonas rocosasprofundidades que oscilan desde la antes mencionadas (Reyes &zona intermareal hasta 18 metros. Barraza, 2003).Los fondos duros más comunesestán conformados por gaviones,muelles, rampas, árboles y arrecifesartificiales. Sobresalen las esponjas;hidrozoos; antozoos (incluyendo elcoral blando Leptogorgia rigida y elpétreo del género Coenocyathus), elcual se adapta a las condiciones dealta turbidez; poliquetos, moluscosincluyendo las clases Bivalvia, Figura 3. A. troschelii asociado a árbol de R. mangle sumergido a 6 m deGastropoda; sipuncúlidos; una gran profundidad en Punta El Chile.riqueza de crustáceos; al menos tresespecies de ofiuroideos. Referente apeces sobresalen Abudefduftroschelii (Figura 3), Stegastesflavilatus, Pseudobalistesnaufragium, Diodon holocanthus,Pomacanthus zonipectus, Lutjanusargentiventris, L. jordani, L. guttatus,Epinephelus labriformis, Chaetodon Figura 4. C. humeralis asociado a fondo rocoso de muelle en Corral de Mulas a 4humeralis (Figuras 4), entre otros. m de profundidad.Estos peces son comunes en losBARRAZA 18
  30. 30. Son escasas las observaciones enfondos duros de zonas salobres (<20 ups), caracterizadas porpequeñas piedras, paredes, muros,donde se han observado cirrípedos,bivalvos de la familia Ostreidae,gastrópodos de la familiaEpitoniidae, entre otros.III. BIODIVERSIDAD Figura 5. Esponja asociada con Ophiotrix spiculata (Ofiuroidea) a 5 m de3.1 Phyllum Porifera profundidad. Punta El Chile.Se han observado esponjasasociadas a diversos substratos 3.2 Phyllum Cnidaria Se ha registrado recientemente lacomo raíces de R. mangle, árboles ocurrencia de hidrozoos asociados asumergidos, estructuras de troncos de árboles sumergidos,concreto, piedras, desde la zona rocas y estructuras de concreto. Unaintermareal hasta 18 metros de especie identificada en zonas de altaprofundidad. Hasta el momento no salinidad (>30 ups) esse han identificado especies de este Macrorhynchia phillipina (Figura 6)taxón en ambientes marinos delpaís. que también ocurre en otros fondosEn los ambientes rocosos, se rocosos como Los Cóbanos y Golfoobservan organismos asociados a las de Fonseca, hasta unos 5 m decolonias de esponjas, tales como profundidad. Existen otrosanfípodos, poliquetos y ofiuroideos. hidrozoos no determinados. De igualLa figura 5 muestra una colonia de forma, recientemente se hanesponja no determinada. registrado antozoos no identificados tanto en fondos duros como blandos, incluyendo al menos dos especies de anémonas asociadas a sedimento arenoso. En el cuadro 1BARRAZA 19
  31. 31. se resume la existencia de este filoen la bahía de Jiquilisco, basado enobservaciones durante censossubmarinos. Figura 6. M. phillipina en Corral de Mulas. 6 m profundidad.Cuadro 1. Cnidarios observados y registrados en Bahía de Jiquilisco. CLASE ESPECIE HÁBITAT/PROFUNDIDAD Hydrozoa Macrorhynchia phillipina Fondos duros. 2-5 m profundidad. Scyphozoa Stomolophus meleagris Parte del plancton. Troncos, piedras, estructuras de Carijoa multiflora (Figura 7) concreto, arrecifes artificiales. 2-18 m profundidad. Fondos duros de salinidad alta (>30 Leptogorgia rigida Anthozoa ups). Renilla muelleri Fondos blandos. 15 m. Piedras, conchas de gran tamaño. 4- Coenocyathus sp. (Figura 8) 18 m. Parazoanthus sp. (Figura 9) Estructuras de concreto. 2-4 m. Figura 7. Carijoa multiflora. Punta El Figura 8. Coenocyathus sp. Corral de Chile. 6 m profundidad. Mulas. 6 m profundidad.BARRAZA 20
  32. 32. presenta una distribución cosmopolita en mares tropicales y templados (Brusca, 1980, Vargas & Dean, 2009). 3.4 Phyllum Mollusca Hasta el momento se han documentado 65 especies de moluscos registrados en la bahía de Figura 9. Parazoanthus sp. Corral de Jiquilisco, según el inventario mulas. 3 m profundidad. nacional de moluscos, que tomóEs muy probable que al incrementar como base el trabajo previo delos censos submarinos se Hernández (1992). Estos organismosincremente el número de especies de han colonizado todo tipo de hábitatscnidarios en este ecosistema del estuario: fondos blandos, duros,estuarino. árboles del manglar. Algunos3.3 Phyllum Sipunculida factores que regulan su distribuciónSe ha documentado la presencia de son salinidad, hidrodinámica,Sipinculus nudus en playones profundidad, flujos de agua dulce.arenosos intermareales y En el cuadro 2 incluye una listasubmareales de bahía de Jiquilisco y resumida de los principalesestero El Tamarindo (Barraza, 2008). moluscos que se han observado enSe le utiliza como carnada en la la bahía.pesca artesanal. Esta especieBARRAZA 21
  33. 33. Cuadro 2. Moluscos observados y registrados en bahía de Jiquilisco. CLASE ESPECIE HÁBITAT/PROFUNDIDAD Playones arenoso-fangosos Anadara grandis intermareales. A. similis Fango asociado a manglares. A. tuberculosa Fango asociado a manglares. Atrina maura Bajos intermareales y sublitorales. Bivalvia Chione subrugosa Bajos intermareales y rocas. Litorales arenosos intermareales y Donax dentifer bajos arenosos. Mytella guyanensis Bajos intermareales y rocas. Protothaca asperrima Bajos intermareales y rocas. Rocas intermareales y también se Saccostrea palmula adhieren a manglares. Tagelus spp. Fango. Rocas, zonas de mayor salinidad (>25 Nerita scrabicosta ups). Troncos, ramas, raíces de árboles del Littoraria fasciata manglar. Cerithidea spp. Fondos blandos intermareales. Linatella wiegmanni Fango. Fondos blandos intermareales y Gastrópoda Melongena patula sublitorales. Fondos blandos intermareales y Nassarius spp. sublitorales. Flabellina cynara (Figura Fondos duros. 5-8 m prof. 10) Nudibranquio no deter- Fondos duros. 5-8 m prof. minado (Figura 11)Uno de los hallazgos recientesinteresantes es la existencia delnudibranquio F. cynara en fondosduros de punta “El Chile”,caracterizada por corrientes demoderadas a fuertes durante losdiferentes períodos de marea. No sele ha observado en otras partes delpaís. Figura 10. Flabellina cynara. Punta El Chile, isla Madresal. 5 m profundidad.BARRAZA 22
  34. 34. Medio Ambiente y Recursos Naturales (Temas/Ambiente y Territorio/Publicaciones). No existen registros específicos de escafópodos, poliplacóforos, cefalópodos para el área. Seguramente el incremento de estudios en la zona conducirá a incrementar los registros de especies de este grupo.Figura 11. Nudibranquio no identificado. 3.5 Phyllum Annelida: Polychaeta Punta El Chile, isla Madresal. 5 m profundidad. Los poliquetos presentan una gran abundancia en las comunidadesLos pobladores locales extraen una bentónicas de donde se deriva suvariedad de moluscos bivalvos. importancia en las cadenasEstudios recientes reflejan diferentes alimenticias de la gran mayoría deventajas y desventajas para utilizar ambientes marinos (Dean, 2009).a los bivalvos Anadara similis, A. Existen algunos registros detuberculosa, Protothaca asperrima, poliquetos para la bahía decomo biomonitores de Jiquilisco (Calles et al. 1994,contaminación orgánica en la bahía Barraza, 2003), así como uno para(Campos, 2007, Barraza, 2008). todo el país (Rivera & Romero,Imágenes de moluscos se pueden 2008). El cuadro 3 presenta unobservar en el inventario de registro de poliquetos para bahía demoluscos de El Salvador y otros Jiquilisco según los autores antesdocumentos que se encuentran en la mencionados.hoja de Internet del Ministerio deBARRAZA 23
  35. 35. Cuadro 3. Poliquetos registrados y observados en bahía de Jiquilisco. FAMILIA ESPECIE Amphinomidae Linopherus kristiani Capitellidae Daybranchus lumbricoides Eulepethidae Grubeuleis mexicana Hesionidae Gyptis brevipalpa Lumbrineris magna-nuchalata Lumbrineridae L. unicinigera Magelonidae Magelona pacifica Nereis seridentata Nereidae Laonereis brunnea Diopatra ornata Onuphidae Nothria sp. Opheliidae Armandia salvadoriana Orbiniidae Haploscoloplos elongatus Paraonidae Acesta lopezi lopezi Pectinariidae Petta sp. Pilargidae Loandalia gracilis Polynoidae Eunoe sp. Sabellidae Chone minuta Paraprionospio pinnata Spionidae Streblospio sp. Autolytus multidentatus Syllidae Typosyllis salinaUn registro peculiar corresponde a Subclase Cirripedauna especie no identificada de la La subclase incluye a barnacles, defamilia Nereidae que habita en los cuales se ha documentado lafranjas intermareales de la corteza presencia de: Balanus reticulatusde las raíces o ramas de R. mangle. (Amphibalanus reticulatus),3.6 Phyllum Crustacea Amphibalanus sp., Balanus sp.,Los crustáceos comprenden a un Chthalamus panamensis,grupo numeroso de especies Fistrobalanus sp. Todos ellos,marinas, por ello se abarcaran usualmente se presentan enciertos taxones de los cuales existe agregados sobre estructuras duras:confirmación de su presencia en la muros, madera, ostras, conchas,bahía de Jiquilisco. ladrillos, rocas, etc.Clase MaxillopodaBARRAZA 24
  36. 36. Clase Malacostraca Dentro del infraorden Anomura, seOrden Amphipoda menciona la especieAunque no se han identificado Lepidophthalmus bocourti (“mongo”)especies marinas de anfípodos en El que habita en bancos (playones)Salvador, sí se confirma su intermareales y se utiliza comoocurrencia asociada a estructuras carnada en pesca artesanal conflotantes, substratos duros anzuelo. También, se incluyenartificiales, así como en la zona paguroideos (cangrejos “ermitaños” ointermareal arenosa y fangosa. “canagües”): Dardanus sinistripes,Orden Isopoda Petrochirus californiensis (Orellana,Se confirma la ocurrencia de 1982). Además, también se registranExcirolana brasiliensis en las zonas algunas especies de lasintermareales arenosas con superfamilias Galatheoideainfluencia de olas. (cangrejos porcelana) e HippoideaOrden Decapoda (“achiquiles”). Los primeros habitanDentro de este taxón sobresalen los en sedimentos con conchas, bajocamarones peneidos Litopenaeus rocas, ramas; los otros son másvannamei, L. occidentalis, L. afines a litorales arenosos constylirostris. En áreas salobres influencia de olas.ocurren algunos camarones carideos Los cangrejos (infraordencomo Macrobrachium americanum y Brachyura) importantes que ocurrenM. tenellum, Palaemonetes hiltoni y en la bahía de Jiquilisco se agrupanP. schmitti. en el cuadro 4.Otro hallazgo reciente se trata de laocurrencia de Panulirus gracilis(langosta de zonas rocosas, Figura12) en fondos rocosos artificiales enuna zona de mayor salinidad (>30ups), conocida como “Corral deMulas”, aunque no es abundante.BARRAZA 25
  37. 37. Cuadro 4. Braquiuros importantes en la pesca artesanal en bahía de Jiquilisco. ESPECIE NOMBRE HABITAT COMÚN Tihuacal, cangrejo Cardisoma crassum Madrigueras en zonas secas de manglares azul (Figura 13) Callinectes arcuatus Jaiba Fondos blandos costeros C. toxotes Jaiba Fondos blandos costeros Cronius ruber Jaiba Fondos blandos Gecarcinus lateralis Ajalín (Figura 14) Madrigueras en zonas secas de manglares Punche (Figura 15) Madrigueras en zonas pantanosas de Ucides occidentalis manglaresTanto C. crassum, G. lateralis y U.occidentalis presentan un sistemarespiratorio adaptado a tomaroxígeno del aire, por lo quepresentan un ciclo de vida anfibio,ya que dependen del agua para sureproducción. En El Salvador, sehan desarrollado algunos estudiosecológicos sobre el primero y tercero Figura 13. Cardisoma crassum en habitación, Corral de Mulas.(Carranza 2004, Carranza & Mejía2001, 2002, Rivera, 2008). Figura 14. Gecarcinus lateralis, Figura 12. Panulirus gracilis. Corral de orilla de calle Corral de Mulas. mulas. 5 m profundidad.BARRAZA 26
  38. 38. 3.7 Phyllum Echinodermata Los estudios recientes han incrementado el conocimiento de este grupo taxonómico en bahía de Jiquilisco. Por ejemplo, Carranza y Rivera (2007), registraron para el país, la ocurrencia de Holothuria rigida (Figura 17) en el fangoFigura 15. Ucides occidentalis. Isla San intermareal asociado a Rhizophora Sebastián. mangle, contrario al hábitat de rocasOtro braquiuro muy abundante, inter y submareales. También,aunque carente de importancia sobresale la alta abundancia de loscomercial es Aratus pisonii ofiuroideos Ophiactis savignyi y(“chichimeca”, Figura 16), el cual Ophiothrix spiculata (Figuras 18, 19)presenta hábitos arbóreos y similar asociados a fondos duros naturalestendencia semiterrestre como en los y artificiales hasta profundidades demencionados anteriormente. 18 m. Se registró la ocurrencia deTambién son comunes en zonas Astropecten armatus y Encopeintermareales los cangrejos micropora (Figura 20) en fondosviolinistas que incluyen varias blandos entre 10 a 16 m deespecies del género Uca. profundidad. Ocasionalmente, se observan exoesqueletos de E. micropora en zonas intermareales arenosas, incluyendo también a Mellita longifissa (galleta de mar) y Agassizia scrobiculata (erizo blando). Figura 16. Aratus pisonii sobre rama de R. mangle.BARRAZA 27
  39. 39. Figura. 20. Encope micropora. FondoFigura17. Holothuria rigida. Especimen arenoso. 15 m profundidad. recolectado en manglares, Isla San Sebastián. 3.8 Phyllum Peces Dentro del grupo de peces se registra un total de 61 especies en la bahía (Phillips, 1981). Se incluyen varias familias asociadas a fondos blandos de ambientes estuarinos, algunas de ellas de ambientes pelágicos como Engraulidae yFigura 18. Ophiothrix spiculata. Fondo Clupeidae. Otros, de media columna duro, 10-15 m prof. Fotografía de Wilfredo López. de agua y también bentónicos como Ariidae, Sciaenidae, Gerreidae; y los propiamente bentónicos: Soleidae, Gynoglossidae, Batrachoididae. Observaciones de campo, documentan la presencia de familias del primer grupo con Anablépidos, Carángidos, del segundo, con Haemúlidos, Lutjanidos,Figura 19. Ophiactis savignyi, espécimen Centropómidos, Carángidos, y delpreservado. Fotografía de Wilfredo López.BARRAZA 28
  40. 40. tercero con Rajidae, Góbidos, Arothron hispidusOfíctidos (Ophichthidae). Diodon holocanthus De las especies antes mencionadas,La mayoría de las familias antes son los lutjánidos, P. naufragiummencionadas se asocian al (Figura 21), así como Centropomuscaracterístico fondo blando, sea sp., los que se asocian a los arrecifesfango o arena o combinación de artificiales (Figuras. 22, 23) enambos. En los fondos duros profundidades desde 8 a 20 m.artificiales sobresalen las siguientes C. humeralis y A. troscheli presentanespecies agrupadas por familias altas densidades en fondos rocososBalistidaePseudobalistes naufragium (Figura artificiales, así como troncos y21) ramas hundidas hasta unos 8 m deCarangidae profundidad. Se alimentanHemicaranx leucurus (Figura 22) continuamente de C. multiflora, asíChaetodontidaeChaetodon humeralis como P. zonipectus que es menosHolocentridae abundante.Sargocentron suborbitalis Los tres serránidos se hanLutjanidaeLutjanus argentiventris observado solamente en fondosL. guttatus (Figura 23) rocosos artificiales, aunque duranteL. jordani (Figura 24) la expedición del R/V Urracá (2001),L. novemfasciatus (Figura 25)Mullidae se detectaron ejemplares del últimoMulloidichthys dentatus en fondos blandos durante arrastresMuraenidae en la bahía. M. dentatus se mantieneEchidna nocturnaPomacanthidae sobre fondos blandos cerca de losPomacanthus zonipectus (Figura 26) rocosos artificiales.PomacentridaeAbudefduf troscheliiSerranidaeCephalopholis panamensisEpinephelus labriformisRypticus nigripinnisTetraodontidaeBARRAZA 29
  41. 41. Figura 21. Pseudobalistes naufragium. Figura 24. Lutjanus jordani. Arrecifes Corral de mulas. 5 m profundidad. artificiales, troncos. Los Remos. 8 m profundidad.Figura 22. Hemicaranx leucurus. Corral Figura 25. Lutjanus novemfasciatus. de mulas. 3 m profundidad. Corral de mulas. 4 m profundidad. Figura 23. Lutjanus guttatus. Árbol Figura 26. Pomacanthus zonipectusmanglar sumergido. Punta El Chile. 7 m juvenil. Árbol de mangle sumergido. profundidad. Punta El Chile. 7 m profundidad.BARRAZA 30
  42. 42. REFERENCIAS Amaya, N., M.D. Dolores & R. Lozano. 2009. Determinación de la contaminación por plaguicidas en agua, suelo, sedimentos y camarones en los catones Salinas del Potrero y Salinas de Sisiguayo en la bahía de Jiquilisco. Abril 2007- Diciembre 2008. Universidad Centroamericana José Simeón Cañas. Fondo de Iniciativa de las Américas. 11 pp. Barraza, J.E. 2003. Comunicación actualizada sobre los poliquetos (Annelida) marinos de El Salvador. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. 9 pp. www.marn.gob.sv/index.php?option=com_content&view=article&id=128&Itemid=183#estudios Barraza, J.E. 2008. Revisión sobre algunos taxa de macroinverte-brados acuáticos en El Salvador. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. 26 pp. www.marn.gob.sv/index.php?option=com_content&view=article&id=128&Itemid=183#indices Campos, S. 2007. Determinación de bacterias coliformes fecales en ejemplares de Protothaca asperrima en cuatro ecosistemas estuarinos de la zona oriental de El Salvador. Tesis de licenciatura. Universidad de El Salvador. 87 pp. Carranza, O.A. & A.M. Rivera. 2007. Nuevo reporte de la especie Holothuria (Cystipus) rigida para El Salvador, C.A. Comité de Desarrollo Empresarial y Ambiental de Puerto Parada. 2 pp. Gallo, M. & E. Rodríguez. 2007. Reserva de Biosfera Xirihualtique-Jiquilisco, Bahía de las Estrellas. Formulario de Propuesta de Reserva de Biosfera UNESCO. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Agencia Española de Cooperación Internacional. 63 pp. Gierloff-Emden, H.G. 1976. La Costa de El Salvador. Monografía Morfológica Oceanográfica. Ministerio de Educación, Dirección de Publicaciones. San Salvador, El Salvador. 273 pp. Orellana, J.J. 1992. Inventario Preliminar de los Crustáceos Marinos y de Agua Dulce de El Salvador, América Central. Trabajo de investigación presentado a Secretaría Ejecutiva del Medio Ambiente. 78 pp. Phillips, P.C. 1981. Diversity and fish community structure in a Central American mangrove embayment. Rev. Biol. Trop. 29 (2): 227-236. Phillips, P.C. 1983. Observations on abundantes and spawning seasons of three fish familias from an El Salvador coastal lagoon. Rev. Biol. Trop. 31 (1): 29-36.BARRAZA 31
  43. 43. Phillips, P.C. & C.F. Cole. 1978. Fisheries resources of Jiquilisco Bay, El Salvador. Gulf and Caribbean Fisheries Institute. Proceedings of the 30th Annual Session, 81-94. Rivera, G. C. & M.Y. Romero. 2008. Checklist of polychaetes (Annelida: Polychaeta) from El Salvador, Eastern Pacific. Check List 4 (1): 18-30.BARRAZA 32
  44. 44. El Ecosistema de Manglar de la Bahía Introducción El Sector Occidental de la Rivera & Cuéllar 2010 de Jiquilisco (Sector Occidental) Bahía de Jiquilisco (Editores) EL SECTOR OCCIDENTAL DE LA BAHÍA DE JIQUILISCO CARLOS GIOVANNI RIVERA & TOMASA DEL CARMEN CUELLAR Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de El Salvador (ICMARES), Universidad de El Salvador (UES). Final Avenida Mártires 30 de Julio, Ciudad Universitaria, San Salvador. El Salvador, América Central. riveracg@yahoo.com & t.cuellarmartínez@yahoo.esI. DESCRIPCIÓN FÍSICAEl Sector Occidental de la Bahía de vegetación de manglar, sus orígenesJiquilisco (SOBJ) es una franja procederían del delta que forma elcostera situada entre la margen río Lempa más las fuerzasizquierda de la Bocana del Río hidrodinámicas que actúan en ElLempa hasta los límites de la laguna Izcanal y facilitan el depósito dede San Juan del Gozo (Figura 1). sedimentos. El intercambio yEl canal El Izcanal es el estuario circulación del estero propiamenteprincipal del SOBJ, cuenta con una dicho, correspondería al agua dulcelongitud aproximada de 5 km y se que entra por el estrecho canal deextiende entre las Comunidades Isla Las Iguanas y los ciclos marealesMontecristo y La Tirana. Contiene que ingresan por el Sur del Izcanal.una serie de canales secundarios (ElTihuilote, Titihuapa, La Lagartera,La Conquista, El Brujo, El Palmo, ElCapulín, El Rico, La Trompeta, LasLagunillas) que contribuyen alsostenimiento del bosque demanglar (Figura 2).En la boca del canal El Izcanal sepresenta una barra arenosa conRIVERA & CUELLAR 33
  45. 45. Figura 1. Ubicación geográfica del Sector Occidental de la Bahía de Jiquilisco (SOBJ). Figura 2. Canal El Izcanal principal y algunos cañones secundarios en el Sector Occidental de la Bahía de Jiquilisco (SOBJ).RIVERA & CUELLAR 34
  46. 46. II. DESCRIPCIÓN BIOLÓGICA por el Rendimiento MáximoLa superficie total del bosque de Sostenible (RMS), que en 2007 semanglar es de 1 916 ha y 52 m2 situó en unas 379 000 docenas(MARN, 2008), se compone (Rivera, 2008).primordialmente de las especies La extracción de CardissomaRhizophora racemosa (“mangle rojo crassum (“tihuacales”) es ocasionalespigado”), Laguncularia racemosa porque sus poblaciones están(“sincahuite”) y Avicennia germinans fragmentadas y comercialmente(“iztatén”). Las primeras dos especies inviables (Rivera, 2009). Se hanson las más dominantes, llegando a registrado 40 especies de peces paradensidades de más de 400 el SOBJ. La especie más abundanteindividuos por m2 (Mariona et al. de la zona es Cathorops fuertii2008). Algunas zonas del bosque se (“bagre”) (García, 2008).encuentran fuertemente presionadaspor actividades agrícolas aledañas y III. CARACTERIZACIÓNsu cobertura se presenta en SOCIALparches, especialmente aquellas 3.1 Poblaciónsituadas al Noroccidente del Canal En 2008 se desarrolló un censo deEl Izcanal. facto en las ocho comunidades delEl recurso hidrobiológico de mayor SOBJ (Rivera, 2009), de ese estudioimportancia comercial para el SOBJ se pueden resumir los siguientesson los cangrejos Ucides occidentalis aspectos relevantes:(“punches”), actualmente son Los 986 habitantes y 238 familiasextraídos por unas 170 usuarios se distribuyen por comunidad delocales. Las Trompetas y El Varal la siguiente manera: Las Mesitaspresentan las más altas densidades (321 habit.-70 Fam.), Los Cálixde la especie (13 individuos/m2). Los (161 habit.-40 Fam.), La Canoítarendimientos de la pesca artesanal (110 habit.-29 Fam.), Isla dede U. occidentalis sobrepasan Montecristo (104 habit.-23 Fam.),ligeramente los límites impuestos La Tirana (80 habit.-21 Fam.), LaRIVERA & CUELLAR 35
  47. 47. Chacastera (80 habit.-19 Fam.), La principal causa de morbilidad Los Lotes (71 habit.-18 Fam.) y y mortalidad está relacionada con La Babilonia (59 habit.-18 Fam.). padecimientos de las vías Una cuarta parte de las personas respiratorias. no cuentan con escolaridad. El 74% de las familias han Aquellos que han asistido sufrido los efectos de algún regularmente al sistema desastre natural, usualmente educativo, únicamente cursaron inundaciones. cuatro años de estudio. Pese a contar con gran potencial La jefatura de hogar corresponde turístico, menos del 2% de las principalmente a hombres (75%). familias participan en actividades Cerca de un 40% de los hogares relacionadas con ese rubro. tienen parientes migrantes, Un poco más del 20% de las principalmente en Estados familias padecen vulnerabilidad Unidos de América. desde el punto de vista socio- Las actividades productivas son demográfico. primariamente: la agricultura, 3.2 Regulaciones jurídicas del ganadería, pesca artesanal y la SOBJ acuicultura. El Acuerdo Nº14 del MARN Dos tercios de la población se estableció veda en el uso y ubican bajo el umbral de aprovechamiento de los recursos pobreza. naturales terrestres y acuáticos del La mayoría de viviendas son de sector occidental de la Bahía de tipo mixto, techo de lámina y piso Jiquilisco, municipio del mismo de tierra o cemento. nombre, del departamento de La cobertura de servicios básicos Usulután. Entró en vigencia el diez (electricidad y agua potable) de marzo de 2008, desde entonces el ocurre en más de la mitad de las SOBJ está sujeto a las siguientes viviendas. consideraciones jurídicas:RIVERA & CUELLAR 36

×