Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Lubricantes

730 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Lubricantes

  1. 1. SEGURIDADPara evitar derrames y deterioros del producto, los tambores de aceite deben seralmacenados de manera ordenada y segura.Muchas veces consideramos al lubricante como una más de las mercaderías ofrecidas en elnegocio. Sin embargo, conviene prestar especial atención a su manipuleo y almacenaje yaque de esto depende en gran medida la conservación de su calidad y su posteriordesempeño en el motor, la caja, el circuito hidráulico, etc.La realidad es que si bien el lubricante es “uno más” de los materiales que hay en eldepósito, cuando se lo aplica pasa a formar parte vital del motor o la máquina, de forma talque podríamos considerarlo como la “sangre” de los mecanismos.Tal como la sangre, cualquier deficiencia en su composición o comportamiento puedellegar a causar fallas en uno o varios de los equipos por los que circula, generando costosasfallas y reparaciones, que originan discusiones con el cliente y afectarán el prestigio de lamarca y del mismo negocio.Para evitar estos problemas no alcanza con que dispongamos de lubricantes de excelentecalidad, sino que debemos mantenerlos y cuidarlos adecuadamente durante elalmacenamiento en el negocio.Recepción de lubricantesEn general los lubricantes se reciben en cajas, baldes/bidones o tambores. En este paso debeevitarse la mala práctica de arrojarlos desde arriba del camión sobre cubiertas oalmohadones.Este proceder puede romper o debilitar los envases con el consiguiente derrame y pérdidade producto.Si el camión no está equipado con descargador propio habrá que disponer de tirantes demadera o metal en el lugar de recepción y deslizar los envases por estos hasta llegarsuavemente al piso.Traslado al punto de aplicaciónNo es conveniente “rodar” los tambores hasta ubicarlos, ya que esta tarea es pocorecomendable desde el punto de vista de la salud del trabajador por el peso del tambor yademás porque puede dañarse la pestaña inferior del tambor, ocasionando su debilitamientoo rotura con las consiguientes pérdidas.La mejor solución es moverlos con un carro, carretilla u otros medios rodantes.Almacenamiento de los envasesLas cajas de lubricantes en envases menores (1 y 4 lts) deben ser almacenadas en eldepósito, así como los bidones o baldes. La única excepción a este proceder es que seubiquen en la sala de ventas para impulsar su venta o con fines decorativos o con la mismafinalidad en la playa cerca de los surtidores. En este último caso deberán estar enexhibidores prolijos y protegidos del sol y la intemperie.Los depósitos donde se guardan los lubricantes deben tener aireación adecuada, para noacumular vapores ni llegar en verano a tener altas temperaturas, ya que esto puede afectar la
  2. 2. estabilidad del lubricante.Los tambores también debieran ser ubicados bajo techo, aunque en negocios que venden alagro o la industria y manejan cantidades importantes de tambores, esto puede resultarproblemático por el gran espacio requerido.También se suelen ubicar en el local de cambio de aceite para tenerlos a mano pero estoslocales en general son abiertos y no protegen adecuadamente de la intemperie.Adicionalmente un tambor parado ofrece una superficie muy tentadora para usarla de mesade trabajo y se convierten en el lugar donde se apoyan herramientas, filtros de aceite y airesucios, trapos sucios, etc. recibiendo además tierra, polvo, hojas, agua de lluvia o dellavadero que en general esta cerca, etc.La razón de resguardar los tambores de la intemperie es que la exposición al sol, la lluvia yel frío tienden a afectar la calidad del producto.En principio las variaciones de temperatura entre el día y la noche provocan dilataciones ycontracciones que posibilitan el ingreso de agua y aire (con polvo) que contaminan elproducto.Para evitar este efecto y cuando no se disponga de capacidad de almacenaje bajo techo, o selos quiera ubicar en el local de cambio de aceite, se recomienda mantener los tamboresacostados, con los tapones bien cerrados y ubicados horizontalmente (posición 3 y 9 de unreloj) de forma que el mismo producto haga un cierre hidráulico minimizando laposibilidad de ingreso de contaminantes.Aun así, la exposición al sol y la lluvia suele borrar las etiquetas de las precauciones deseguridad y el nombre del producto lo cual posibilita confusiones y errores. Por lo tantoinsistimos en la inconveniencia del almacenamiento a la intemperie salvo casosexcepcionales, por muy corto tiempo y en tal caso en posición acostados como se explicámás arriba y cubiertos por – al menos – un techo provisorio que puede ayudar a conservarel producto en buen estado.La naturaleza líquida y pegajosa de los lubricantes hace que en algunos negocios nosencontremos que el local donde se guardan los lubricantes o el local de cambio de aceitesean los más sucios.Así aparecen tambores y baldes abiertos (muchas veces más de uno del mismo producto),trapos sucios, aceiteras o pistolas de grasa, bombas usadas para trasvase, etc.Obviamente que esto es indeseable ya que afecta el orden general del negocio, da malaimagen ante el cliente, es causa de contaminación, errores y accidentes, y constituye unpeligro de incendio.Algunas recomendaciones* Seguridad: tener el depósito de lubricantes en una construcción separada del resto,resistente al fuego, con rejilla perimetral por si hay derrames.* Apoyar los tambores sobre cunas o plataformas de metal, cemento u otro materialresistente al fuego* Los tambores u otros envases vacíos o en uso deben mantenerse siempre con sus tapaspuestas.* Es recomendable acostar los tambores en uso y dotarlos de válvulas que permiten extraerproducto en forma limpia y sin goteras. Además, al estar acostado se los diferencia de otrosy así se tiene un sólo envase de cada producto en uso* De todas maneras es conveniente disponer de una cubeta debajo de las válvulas por las
  3. 3. cuales se extrae producto de los tambores acostados para evitar que los pequeños derramescaigan al piso.* Si se usan bombas para extracción, es conveniente utilizar una para cada producto paraevitar contaminaciones. Por ejemplo, pequeñas cantidades de aceite de motor afectangravemente la performance de aceites hidráulicos.* No usar envases galvanizados para manipular lubricantes ya que el zinc del galvanizadopuede reaccionar con algunos aditivos y generar problemas durante la aplicación.* Docente asociado al Centro Argentino de Tribología, Comité Técnico de la CámaraArgentina de Lubricantes. Director Técnico de SUI SRL.

×