Había una vez  una señora que teniendo  3 hijas bellas y bien  casadas, decidió poner a prueba el amor que sus yernos le p...
Así fue que  um día, salió a pasear con el primero de sus yernos por el borde del lago y  ...  de repente cayó dentro del ...
¡ Gracias!  ¡ Tu suegra que te adora!
Unos días más tarde, la rica señora hizo lo mismo con el segundo yerno. También él se zambulló sin dudar para salvarla. Y ...
¡ Gracias!  ¡ Tu suegra que te adora!
Sólo después de unas semanas se atrevió a hacer lo mismo con el último yerno, por quien nutría  una   cierta desconfianza....
¡ Gracias,  pibe!   Tu   suegro.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Los Yernos

3,625 views

Published on

Published in: Technology, Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,625
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
188
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los Yernos

  1. 1. Había una vez una señora que teniendo 3 hijas bellas y bien casadas, decidió poner a prueba el amor que sus yernos le profesaban...
  2. 2. Así fue que um día, salió a pasear con el primero de sus yernos por el borde del lago y ... de repente cayó dentro del agua. Sin titubear, el yerno se arrojó al agua y la salvó. Al día siguiente, encontró delante de su casa un 0 KM con una nota en el parabrisas ...
  3. 3. ¡ Gracias! ¡ Tu suegra que te adora!
  4. 4. Unos días más tarde, la rica señora hizo lo mismo con el segundo yerno. También él se zambulló sin dudar para salvarla. Y tambiém él se encontró , a la mañana seguiente, con una bella sorpresa que ostentaba un mensaje en el parabrisas.
  5. 5. ¡ Gracias! ¡ Tu suegra que te adora!
  6. 6. Sólo después de unas semanas se atrevió a hacer lo mismo con el último yerno, por quien nutría una cierta desconfianza. Mientras la rica señora se ahogaba, el yerno, mirándola impasiblemente pensaba: “ ¡ Por fin ! ¡ Ya era hora de que la bruja se fuera para siempre! Y tambiém él se encontró, a la mañana seguiente, con una sorpresa y su correspondiente mensaje...
  7. 7. ¡ Gracias, pibe! Tu suegro.

×