Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

No hay mejor regalo

182 views

Published on

Alumnos del 5° "A" JCM

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No hay mejor regalo

  1. 1. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  2. 2. Dedicado a nuestros padres por siempre apoyarnos en todo, a nuestra maestra por el apoyo brindado para la realización de este nuestro trabajo. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  3. 3. Era una mañana nublada soleada, las calles estaban contenidas de charcos de agua, había llovido ayer. Las formas de todas las personas no se podían observar nítidamente por la densa niebla. Las personas salían a trabajar desde muy temprano, algunos llegaban después de una tranquera, otros se quedaban a dormir en el parque, y otros ni se acordaban de despertarse. Enrique y Efraín después de haber dormido pocas horas son despertados por Don Eustaquio con una voz como si el mismo diablo les estuviera llamando, él tipo era feo, arrugado, tuerto de un ojo; los niños, inocentes, no tienen con que vestirse tenían una ropa lleno de agujeros, estaban desnutridos, tenían ocho años, ocho años de constante maltrato, ocho años sin protección. Cuando despertaron se lavaron la cara, cogieron sus bolsas de caramelos, y siguieron la rutina diaria. Les tocaba vender por la calle Real, no les fue bien, solo lograron vender una bolsa. Regresaron a su casa (si se podría llamar así), Don Eustaquio los recibió de mala manera les dejo sin comer. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  4. 4. Pasaban los días y se acercaba Navidad, los niños lo esperaban con ansias tenían la esperanza de que esta fuera diferente y que pudieran recibir un regalo, en cambio el Viejo no le tenía importancia a esto, solo le importaba el generar más dinero explotando a los niños. El 23 de diciembre, después de ser golpeados de una manera salvaje por su abuelo, los niños cansados de mucho maltrato deciden abandonar la casa. Salieron muy temprano sin hacer ruido, abrieron la puerta y al salir sentían que eran libres sin saber que les esperaría el otro mundo .Don Eustaquio al despertar fue donde dormían los niños y fue grande su sorpresa porque no los encontró. Efraín y Enrique habían estado en la calle por varias horas, ya sentían hambre. Ellos se pusieron en medio de toda la multitud a pedir limosna para así poder alimentarse; las horas pasaban pero el dinero que habían recibido de muchas personas no fue de mucha ayuda. Ya que vino un ladrón y les robo todo lo recolectado en casi medio día. Los niños sentían que se iban a morir por no comer, así que Enrique llevo a Efraín a un restaurant cerca y pidieron que les inviten algo, el dueño se compadeció y les hizo sentar en una mesa. Les sirvió lo que había en la cocina, ver a los niños comer era algo asombroso, porque se acabaron la comida en un par de minutos. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  5. 5. Los niños agradecidos por la comida recibida siguieron deambulando por las calles sin rumbo alguno, hasta que llegaron al parque Huamanmarca, había un espectáculo de payasos, Efraín le dijo a Enrique –siempre he querido ver un espectáculo de los payasos- y Enrique le responde-yo también-.Así que ambos se quedaron a mirar los malabares, chistes y bailes que realizaban los payasitos. Y así llego la noche y ellos no sabían dónde dormir así que se quedaron en el parque a dormir en el frio, corría mucho viento, y estaba a punto de llover. Los chiuches tenían mucho frio, tanto que se abrazaron y se pusieron a dormir en los bancos de aquel parque. Al día siguiente a vísperas de la navidad, la policía los encuentra en el parque durmiendo y deciden llevárselos a la comisaría para después ser llevados al albergue. Enrique y Efraín se negaban a ir al albergue, entonces uno de los policías les dijo –ahí pasan la navidad de lo mejor, ¿no les gustaría pasar una navidad feliz? Entonces otro prosiguió –Dicen que ahí siempre va santa Claus- Los niños entusiasmados se fueron al albergue deseando pasar su primera navidad felices. Llega la medianoche y todos recibieron regalos, entonces Enrique exclamó – ¿Y santa Claus? JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  6. 6. No veo a santa Claus, a mí me dijeron que él me iba a entregar mi regalo- todos los niños internados en el albergue se empezaron a reír. Efraín también exclamó –Es verdad yo tampoco veo a santa Claus, tampoco veo que este nevando-.Sin ninguna palabra más los niños decidieron irse a sus cuartos desilusionados y tristes. Entonces algo inexplicable pasó, Santa Claus había llegado y fue a despertar a los niños, estos estaban asombrados porque pensaban que santa Claus no existía. Santa Claus les dijo – ¿Porque están tristes? - ambos respondieron –porque no está nevando; tampoco tenemos una familia- Santa Claus respondió -Si está cayendo nieve-. Los niños fueron hacia afuera y era cierto estaba nevando, junto a la puerta estaban los renos de santa Claus. Después de un rato Santa se despidió de todos y les prometió a Enrique y Efraín que tendrían una familia nueva. Efectivamente días después de navidad Efraín y Enrique fueron adoptados por unos padres maravillosos. Lo primero que hicieron fue ir a comprarles ropa. Estos se sentían bien porque Santa cumplió lo que les prometió. Sin duda era su mejor navidad. Los padres prometieron que harían lo imposible para que los niños tengan una buena educación y sean profesionales. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  7. 7. Al año siguiente los niños fueron matriculados a la escuela “José Carlos Mariátegui” en donde fueron destacados y premiados por ocupar los primeros puestos. Terminado la primaria, fueron matriculados en el colegio “José Carlos Mariátegui” en donde se les puso en la sección “A”, donde están los alumnos más destacados. De igual manera con el apoyo de sus padres pudieron terminar satisfactoriamente la secundaria y a la vez haber ingresado a la Universidad Nacional del Centro del Perú. Enrique ingresó a la facultad de Ing. Eléctrica y Efraín a la facultad de Administración de Empresas. Aquellos que fueron niños pobres, sin nada en el bolsillo, abandonados y desnutridos, después de varios años, gracias al apoyo de sus padres adoptivos y a Santa Claus, viven con todas las comodidades, pero no perdieron la humildad, así que cada año junto a sus padres dan donativos a los albergues… JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA
  8. 8. JOEL LIMACHE KEVIN ULLOA

×