II domingo de adviento c

1,888 views

Published on

II domingo de Adviento

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,888
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,123
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

II domingo de adviento c

  1. 1. II Domingo de Adviento Tiempo de esperanza
  2. 2. Fue dirigida la palabra deDios a Juan, hijo deZacarías, en el desierto, yvino por toda la región delJordán predicando elbautismo de penitencia enremisión de los pecados.Lc 3, 1-6.
  3. 3. Veinte siglos después de Juan Bautista, la palabra de Dios sigue irrumpiendo en nuestro tiempo.Es una palabra penetrante que nos interpela. Es una palabra que grita para sacudirnos de nuestro letargo.
  4. 4. Juan recorría la ribera delJordán predicando un bautismode conversión.Las gentes acudían a él yescuchaban su voz potente einquietante.Muchas veces necesitamos quealguien grite en el yermo denuestra existencia y nos hagasalir del letargo del egoísmo.
  5. 5. «Preparad el camino al Señor.» Allanad sus senderos.Abramos nuestro corazón, dejemos pista libre, quitemos del alma todo aquello que estorba e impide que Dios entre en nuestra vida. Hemos de allanar los senderos del corazón.
  6. 6. «Elévense losvalles, desciendan los montes ycolinas.»Miremos con anchura yprofundidad nuestro horizonte.Contemplemos la vida, losacontecimientos, lanaturaleza, a Dios mismo.
  7. 7. «Lo que está torcido se enderezará.» ¿Cuántas veces nos perdemos por caminos equivocados?Necesitamos abandonar los recónditos parajes del egoísmo interior y enderezar nuestra vida hacia Dios.
  8. 8. ¿Con qué fin predicaba y bautizaba Juan el Bautista? Con el fin de que todos vieran la salvación de Dios. Pero… ¿qué significa salvación?
  9. 9. La salvación es saber, sentir ysaborear el amor de Dios.Esta es también la misión de laIglesia: que las gentes puedandescubrir el sentidotrascendente de su vida ylleguen a experimentar queson inmensamente amadaspor un Dios que es Padre.
  10. 10. Esta es también la misión detodo el cristiano bautizado:allanar los corazones, ser vozque grita en el desierto, clamorque denuncia lo injusto y queanuncia el inmenso amor deDios.
  11. 11. La palabra de Dios entra como miel deliciosa en la boca, pero una vez dentro se convierte en fuego que arde. Es una palabra exigente, que da vida y pide una respuesta.Como Juan Bautista, todos los cristianos estamos llamados a ser precursores de Jesús en nuestro tiempo.
  12. 12. La sociedad necesitarejuvenecerse espiritualmente.La Iglesia —todos nosotros—está llamada a aportar esasemilla de renovación y devida a todas las gentes.El mundo puede parecer undesierto árido y escabroso…pero el agua de vida nos hasido dada, y estamos llamadosa darla.
  13. 13. Textos de Joaquín Iglesias Aranda. Música: Ave Myriam, de Vituli.

×