Revista

304 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Revista

  1. 1. Rev Esp Salud Pública 2006; 80: 705-716 N.º 6 - Noviembre-Diciembre 2006PUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNEROEN ESPAÑA (1990-2005)Esther Castaño-López, Juncal Plazaola-Castaño, Julia Bolívar-Muñoz, Isabel Ruiz-PérezEscuela Andaluza de Salud Pública. Granada.RESUMENFundamento: Los estudios sobre mujeres, género y salud soncada vez más frecuentes en España. El objetivo de esta investigaciónha sido conocer los temas tratados en estas publicaciones, las disci-plinas que los estudian, el sexo de la persona que firma en primerlugar y si han sido abordadas con enfoque de género.Métodos: Se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica en bases dedatos de Biomedicina, Sociología, Enfermería, Antropología y Psi-cología. Las principales palabras clave empleadas fueron [mujeres ogénero] y [salud] y [España]. Se incluyeron artículos originales, revi-siones y monografías, nacionales e internacionales, publicadas entre1990 y 2005. Las variables contempladas fueron el tema de estudio,área de conocimiento, enfoque de género y sexo de la primera auto-ría. Se incluyeron 298 trabajos.Resultados: Los temas más abordados son salud sexual y repro-ductiva (39,2%) y salud mental (12,4%). El 58,7% de los trabajos tie-nen como primera autora a una mujer y el 47,3% no tienen enfoquede género. El 85,3% de las publicaciones sobre salud sexual y repro-ductiva no incorporan la perspectiva de género, mientras el 94,1% delos trabajos sobre trabajo productivo y reproductivo sí. El 80,4% delos trabajos en medicina no tienen enfoque de género.Conclusiones: Los trabajos con enfoque de género están firma-dos mayoritariamente por mujeres como primeras autoras, si bienson escasos. En el material estudiado, la salud de las mujeres siguecircunscribiéndose a la reproducción, siendo necesario incorporarotros determinantes de salud.Palabras clave: Mujeres. Salud de las mujeres. Feminismo.Ciencias Sociales. España.ABSTRACTPublications on Women, Healthand Gender in Spain (1990-2005)Background: The studies on women, gender and health areincreasingly more frequent in Spain. This research is aimed atascertaining the topics dealt with in these publications, the discipli-nes studying said topics, the sex of the leading author and whetherthese topics have been approached from a gender-related stand-point.Methods: A search was conducted for published studies inBiomedicine, Sociology, Nursing, Anthropology and Psychologydatabases. The main key words used were [women or gender] and[health] and [Spain]. Original articles, reviews and monographicstudies, both national and international, published within the1990-2005 period were included. The variables taken into consi-deration were the topic of study, field of expertise, gender focusand sex of those publishing the work. A total of 298 works wereincluded.Results: The topics dealt with the most were sexual and repro-ductive health (39.2%) and mental health (12.4%). A total of 58.7%of the works were authored by a woman as the leading author and47.3% had no gender focus. A total of 85.3% of the publications onsexual and reproductive health do not incorporate the gender stand-point, whilst 94.1% of the works on productive and reproductivework did however include this standpoint. A total of 80.4% of theworks in Biomedicine have no gender focus.Conclusions: Even though they are scarce, the works having agender focus are signed mostly by women as the leading authors. Inthe material studied, womens health continues to be confined toreproduction, it being necessary for other factors having a direct bea-ring on womens health to be included.Key words: Women. Womens health. Feminism. Social Scien-ces. Spain.Correspondencia:Esther Castaño LópezEscuela Andaluza de Salud PúblicaCampus Universitario de CartujaCuesta del Observatorio 4Apartado 207018080 Granada.Correo electrónico: esther.castano.easp@juntadeandalucia.esORIGINAL
  2. 2. INTRODUCCIÓNLos estudios sobre mujeres, género ysalud son cada vez más frecuentes en nuestropaís. Por ello, cabe preguntarse qué se estáinvestigando y publicando bajo esta denomi-nación. Por un lado se están estudiandotemas «genuinamente femeninos» como porejemplo cáncer de útero, aborto, menopau-sia, etc., de modo que se trataría de trabajossobre la salud de las mujeres. Por otro lado,se encuentran estudios en los que se analizaun problema de salud o un hábito y los facto-res asociados al mismo de manera separadapara mujeres y varones. En ambos casos elsexo es una variable necesaria pero no sufi-ciente para incorporar una perspectiva degénero1-3, ya que podrían estar obviándoselos diferentes determinantes y condicionan-tes de los procesos de salud y enfermedad enmujeres y varones.El género debe entenderse como un con-cepto relacional. Son las relaciones de géne-ro y sus cambios dentro de diferentes con-textos los que deberían centrar los análisis,así como las diferencias en las realidades eintereses dentro de los colectivos masculi-nos o femeninos4. Aparte de las diferenciasanatómicas, hormonales o cromosómicasexistentes entre mujeres y varones, las cua-les pueden desembocar en diversas condi-ciones de salud y enfermedad, varones ymujeres tienen condiciones de existenciadiferentes.Las Ciencias de la Salud han abordado enmayor medida el estudio del género y lasalud, aunque no lo han hecho de maneraexclusiva. En la Antropología hay múltiplesantecedentes de los estudios de género5, y yaen los años 50 desde la Psicología se emple-aba el término género para denominar larelación entre características sexuales y psi-cológicas2. Los estudios de género se des-arrollaron en gran medida de la mano de lasCiencias Sociales a partir de las luchas femi-nistas y después de que algunas mujeresaccedieran a una mayor educación y, enalgunos casos, a mayor igualdad. Ello fraguólas pre-condiciones necesarias para dar pasoa una nueva conciencia académica más críti-ca con el androcentrismo dominante en laciencia6.Si bien la salud y el género se abordandesde diversas disciplinas, existe una impor-tante desigualdad de género en la produc-ción científica y publicaciones, reciente-mente evidenciada en la literatura7,8. Elnúmero de investigadoras en nuestro país, yel número de publicaciones con mujerescomo primeras autoras han aumentado con-siderablemente, aunque es escaso su lideraz-go en el sistema de investigación científica,desarrollo tecnológico e innovación9,10. Elinterés por la interacción entre género yciencia, así como la relevancia del conceptode género en el análisis de la actividad cien-tífica, surge de investigaciones que analizanla escasez de mujeres visibilizadas a lo largode la historia de la ciencia y las barreras queobstaculizan el acceso de las mujeres alconocimiento y la tecnología11-14.Una de las dificultades para conocer estasdesigualdades es la obtención de indicadoresbibliométricos desagregados por sexo, yaque las publicaciones citan la autoría de lostextos referenciados por apellido e inicial, detal modo que resulta imposible identificar sise trata de varones o mujeres10. Un estudiorealizado en nuestro país evidencia desigual-dades en la primera autoría en las publica-ciones de artículos científicos en el campode la medicina y la salud pública. De los 413artículos que revisan, sólo un 29.3% tienencomo primer firmante a una mujer y ademásdetectan diferencias en los temas tratadospor ellas y ellos15.El objetivo de esta investigación es cono-cer los temas tratados en las publicacionesrelacionadas con la salud y las mujeres enEspaña, las disciplinas que los estudian, elsexo de la primera autoría y si han sido abor-dadas con enfoque de género.Esther Castaño-López et al.706 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6
  3. 3. MATERIAL Y MÉTODOSBases de datosDurante los meses de marzo y abril de2005 se llevó a cabo una búsqueda biblio-gráfica. Las bases de datos consultadas fue-ron PubMed, MedicLatina, SciELO, BDIE(Base de Datos para la Investigación enEnfermería en España), IBECS (ÍndiceBibliográfico Español de Ciencias de laSalud), Cuiden e ISOC (Base de Datos deRevistas de Ciencias Sociales y Humanida-des). También fueron consultadas MEDLI-NE, Serfile, PsycINFO, Cab Health,FRANCIS, Wilson Humanities Full Text,ISD (International Science Database) yNTIS (National Technical Information Ser-vice), a partir del servidor de bases de datosSilverPlatter. Se escogieron estas bases conel objetivo de incluir las disciplinas o áreasde conocimiento que tradicionalmente hanestudiado la salud de las mujeres (biomedi-cina, sociología, enfermería, antropología ypsicología). Además, fueron seleccionadaspor ser las que abarcan un mayor espectrode publicaciones y porque recogen lasrevistas científicas de mayor visibilidadtanto en el ámbito nacional como interna-cional.Estrategia de búsquedaLa estrategia de búsqueda utilizada fueadaptada a cada una de las bases de datosconsultadas. En algunas bases se utilizarondescriptores o vocabulario controlado, porejemplo los términos MeSH (Medical Sub-ject Headings) en Medline. En las demásbases de datos se utilizaron palabras clave ovocabulario no controlado. Los descriptoresy palabras clave empleados en cada base dedatos se presentan en la tabla 1. En las basesque lo permitían, la búsqueda se limitó alperiodo comprendido entre enero de 1990 yabril de 2005, y en aquellas que no lo permi-tían se eliminaron las publicaciones anterio-res a 1990 y las posteriores a abril de 2005.Se incluyeron todos los artículos originales,revisiones y monografías que plantearan,entre sus principales objetivos, el estudio deaspectos relacionados con la salud de lasmujeres en nuestro país. Se excluyeron lascartas al director, los editoriales y las comu-nicaciones a congresos. Dado que algunaspublicaciones se encuentran en más de unabase de datos, y que en una misma base dedatos diferentes estrategias de búsqueda pro-dujeron resultados solapados, las publica-ciones duplicadas se tuvieron en cuenta unaúnica vez. La búsqueda produjo un total dePUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNERO EN ESPAÑA (1990-2005)Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6 707Tabla 1Descriptores y palabras clave utilizadas en cada base de datos[ ] Vocabulario controlado* Las bases de datos consultadas en el servidos de bases SilverPlatter fueron: MEDLINE, Serfile, PsycINFO, Cab He-alth, FRANCIS, Wilson Humanities Full Text, ISD y NTIS.
  4. 4. 754 trabajos, de los cuales se excluyeron 456por no cumplir los criterios de inclusión oestar duplicados. Finalmente se incluyeronen el análisis 298 trabajos.Variables contempladasCada una de las publicaciones recupera-das fue clasificada según: tema de estudio:(1) cáncer;(2) salud sexual y reproductiva (plani-ficación familiar, salud materno-infantil, climaterio, menstruación,sexualidad);(3) violencia contra las mujeres (vio-lencia doméstica, abusos sexuales);(4) salud mental (trastornos de la con-ducta alimentaria y de la imagen cor-poral, suicidio, depresión, ansiedad);(5) enfermedades de transmisiónsexual;(6) trabajo productivo y reproductivo(conciliación de la vida laboral,familiar y personal, cuidados infor-males, salud laboral, condiciones deempleo);(7) estilos de vida (alimentación, ejer-cicio físico, tabaquismo, uso y abu-so de sustancias);(8) mujeres en las profesiones sanita-rias (feminización de determinadasprofesiones, historia de las mujeresen la ciencia);(9) morbilidad diferencial (diferenciasen la forma de enfermar de mujeresy varones);(10) sesgos de género en la atenciónsocio-sanitaria;(11) otros (inmigración, envejecimiento,pobreza, prostitución y educaciónsanitaria).El tema de estudio de cada uno de los tra-bajos fue definido en base al título y al con-tenido del trabajo. En algunos casos fueposible acceder al texto completo, y en otrasocasiones únicamente al resumen o al título.En primer lugar se seleccionaron 20 trabajosde forma aleatoria que fueron revisados con-juntamente por las autoras, identificandodificultades a la hora de determinar el temade estudio y unificando criterios de clasifica-ción. Posteriormente los trabajos fueron ana-lizados individualmente. En aquellos textosque presentaron dificultades el tema de estu-dio fue consensuado en grupo.Disciplina o área de conocimiento: (1)antropología; (2) enfermería; (3) medicina;(4) psicología; (5) salud pública; (6) sociolo-gía. Este trabajo ha sido llevado a cabo des-de el ámbito de la Salud Pública, y por ello seconsideró de interés tratarla como un área deconocimiento específica independiente de laMedicina.La disciplina desde la cual se llevaron acabo cada uno de los trabajos fue definida enfunción del área de conocimiento de la pri-mera autora o primer autor de los mismos,que fue definida en base a su lugar de traba-jo. Así, si ésta o éste pertenecía al Departa-mento de Salud Pública de la Universidad X,la disciplina asignada al trabajo era saludpública y si pertenecía al Servicio de Gine-cología del Hospital Y, la disciplina asignadaera medicina. En los casos en que no fueposible identificar a la primera autora o pri-mer autor, la asignación de la disciplina sehizo en base al contenido del artículo.Enfoque de género: (1) sí; (2) no; (3) nosabe.Para definir si un trabajo tenía enfoque degénero se examinaron, a partir del resumendel mismo, los objetivos, la estrategia de aná-lisis y la interpretación de los resultados. Enalgunos casos no se tuvo acceso al resumen ypor lo tanto no pudo definirse esta variable(N=62). Se estableció que un trabajo teníaenfoque de género si, en el planteamiento delos objetivos, análisis e interpretación de laEsther Castaño-López et al.708 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6
  5. 5. información, consideraba la construcciónsocial del hecho biológico de ser mujer ovarón y las diferencias y desigualdades queésta conlleva16. Así, los datos desagregadospor sexo fueron contemplados como una con-dición necesaria en los trabajos que incluían amujeres y varones, aunque no suficiente parala introducción de esta perspectiva.Sexo de la primera autoría: (1) mujer; (2)varón; (3) no sabe.Esta clasificación se hizo en base al nom-bre de la primera autora o el primer autorcuando éste se conocía (N=260). En lamayoría de los casos fue necesario acudir abuscadores como Google para poder identi-ficar el nombre de estas autoras y autores.Las variables «tema de estudio» y «disci-plina o área de conocimiento» fueron crea-das «ad hoc» en función de los resultados.Análisis estadísticoEl análisis de los datos se realizó con elprograma estadístico SPSS versión 12.0. Enprimer lugar se realizó un análisis descripti-vo de cada una de las variables estudiadas,utilizando tablas de frecuencia (número decasos y porcentaje). Posteriormente se crea-ron tablas de contingencia para estudiar ladistribución de cada una de las variables enrelación con las demás.RESULTADOSComo se muestra en la tabla 2, los temasmás abordados por los trabajos de investiga-ción localizados sobre mujer y salud, reali-zados en nuestro país y publicados en losúltimos 15 años, son la salud sexual y repro-ductiva (39,2%) y la salud mental (12,4%).Los temas menos abordados son las enfer-medades de transmisión sexual (2,3 %) y losestilos de vida (4,4%).En cuanto a las áreas de conocimiento queestudian la salud de las mujeres, el 36,9 % delos artículos son de medicina y el 30,5% desalud pública. El 3,0% de los textos encon-trados son sociológicos y el 1,3% se corres-ponde con artículos de antropología.Se desconoce el sexo de la autoría en el12,8% de los estudios analizados. En los tra-bajos en los que se tuvo acceso a este dato unalto porcentaje de primeras autoras fueronmujeres (58,7%) frente al 28,5% de varones.Además, cabe destacar que se ha podidodeterminar el enfoque de la mayor parte delos manuscritos, incorporando perspectivade género el 31,9% de los mismos frente al47,3% que no la incorpora (tabla 2).En la tabla 3 se puede apreciar que la saludsexual y reproductiva es objeto de estudio enla mayor parte de los trabajos localizados,tanto en aquellos cuya primera autora es unamujer (30,3%) como en los que el primerautor es un varón (42,4%). No obstante, elresto de trabajos firmados bien por mujeresbien por varones tienen un objeto de estudiodiferente. Así, mientras las mujeres abordancon mayor frecuencia las profesiones sanita-rias (10,3%), el trabajo productivo y repro-ductivo (9,7%) y la salud mental (9,7%),sólo el 3,5%, el 4,7% y 12,9% de las investi-gaciones realizadas por hombres abordanestos temas, respectivamente.La totalidad de los trabajos identificadosen este estudio cuyo tema de investigaciónson los estilos de vida carece de enfoque degénero, así como el 93,3% de los trabajoscuyo tema de investigación es el cáncer.Algo semejante sucede con la salud sexual yreproductiva, pues el 85,3% de los artículosencontrados sobre este tema no incorpora laperspectiva de género. Por el contrario el94,1% de los artículos que abordan la rela-ción entre trabajo productivo y reproductivolo hacen con enfoque de género. Igualmente,la mayoría de los trabajos sobre profesionessanitarias (88,2%) y sesgos de género en laatención sociosanitaria (68,8%) parten deesta perspectiva (tabla 4).PUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNERO EN ESPAÑA (1990-2005)Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6 709
  6. 6. El 80,4% de los trabajos de medicina notiene enfoque de género, así como el 74,1%de los de psicología y el 62,5% de los deenfermería. Por otra parte, el 67,4% de lostextos encontrados de salud pública sí incor-pora este enfoque (figura 1).La figura 2 muestra la distribución delenfoque de género en relación al sexo delprimer autor o autora. El 82,6% de las inves-tigaciones cuya primera autora es una mujery el 53,7% de los trabajos firmados por varo-nes tienen enfoque de género.Esther Castaño-López et al.710 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6Tabla 2Tema de estudio, disciplina, sexo de la primera autoría y enfoque de género en las investigaciones localizadas
  7. 7. PUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNERO EN ESPAÑA (1990-2005)Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6 711Tabla 3Distribución del sexo de la primera autoría en relación al tema de estudio** No fue posible identificar el sexo de los primeros autores o autoras de 38 investigaciones N:260.Figura 1Distribución del enfoque de género en relación a la disciplina de estudio
  8. 8. Esther Castaño-López et al.712 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6Tabla 4Distribución del enfoque de género en relación al tema de estudio** No fue posible identificar el enfoque en 62 investigaciones N:236.Figura 2Distribución del enfoque de género en relación al sexo de la primera autoría
  9. 9. Atendiendo a los grandes temas queabordan las diferentes disciplinas, cabedestacar que tanto en medicina como enenfermería y salud pública se publican,principalmente, estudios sobre saludsexual y reproductiva (60,0%, 40,9% y17,6% respectivamente). En psicología lasalud mental es el tema que mayor númerode trabajos acapara (55,2%). Desde laantropología y la sociología el tema quemás se aborda es el trabajo productivo y re-productivo (46,2%).DISCUSIÓNLos datos muestran que la salud sexual yreproductiva es el tema que más publicacio-nes acapara, y que la mayoría de estos estu-dios no incorpora el enfoque de género a susanálisis. Se trata de unos resultados relevan-tes, a la vez que totalmente previsibles sitenemos en cuenta que la salud sexual yreproductiva de las mujeres es patrimoniocasi exclusivo de la Ginecología, disciplinatodavía hoy practicada fundamentalmentepor varones y carente, en sus orígenes, deenfoque de género17,18. Desde su profesiona-lización se erigió como la única encargadade velar por las salud de las mujeres, legiti-mando su especialidad y conocimientosmediante un exacerbado corporativismo queapartó del ejercicio de la profesión a lasmujeres que tradicionalmente se habíanencargado de las salud reproductiva femeni-na: las matronas19.La forma en que el cuerpo de las mujeresfue estudiado y definido por los ginecólogosdurante la primera mitad del siglo XX tam-bién revela muchas cuestiones acerca deloriginario androcentrismo de la cienciamédica20-24. Así lo muestra la prescripciónde fármacos psicótropos a mujeres, en lamayoría de los casos para la enfermedad queno tiene nombre, esto es, la medicalizaciónde ciclos vitales como la menopausia25y elmalestar emocional de las mujeres26.¿Qué pasa, entonces, con los demás facto-res que ponen en peligro nuestra salud?. Elcaso de las enfermedades cardiovasculareses un buen ejemplo para denunciar el olvidode la salud de las mujeres en ciertos ámbitos.Aunque la cardiopatía isquémica es la pri-mera causa de muerte tanto en mujeres comoen varones, se ha constatado una menorsupervivencia de éstas a un fallo cardiaco27.Igualmente, llama la atención que a pesar deser un tema de relevante actualidad política ysocial en nuestro país y de constituir un pro-blema de Salud Pública de primer orden,sólo el 5% de los trabajos publicados tienencomo objeto de estudio la violencia contralas mujeres. Quizás el contexto de intimidaden el que se produce, los tabúes asociados aesta violencia, así como la ausencia de con-senso en su definición puedan explicar laescasez de trabajos al respecto.Como limitación de este trabajo encontra-mos que, aunque se ha incluido un importan-te número de documentos que ha permitidoobtener una amplia visión general del pro-blema de estudio, no se ha podido profundi-zar en la información recogida puesto que setrata de una revisión de la literatura a partirde los resúmenes de los trabajos localizados.Esto se ha evidenciado en las dificultadesencontradas a la hora de clasificar los artícu-los analizados según incorporen o no unaperspectiva de género. Los estudios de géne-ro están de moda lo cual, a pesar de las innu-merables ventajas, supone algunos inconve-nientes. Son numerosas las veces que seemplea la palabra género cuando, en reali-dad, se habla de la variable sexo o de mujer.Los títulos de algunos trabajos auguran unanálisis de género, sin embargo al leer losresúmenes de los mismos se comprueba queno es así. En este sentido, es posible que esafalta de sintonía entre títulos y resúmenes seproduzca también entre resúmenes y textos,simulando los primeros un supuesto análisisde género que luego no se encuentra en elcuerpo de los trabajos.Por otra parte, se han incorporado al estu-dio bases de datos propias de las CienciasPUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNERO EN ESPAÑA (1990-2005)Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6 713
  10. 10. Sociales, lo cual incrementa la potencia deeste trabajo. A partir de la segunda mitad delsiglo XX fueron las Ciencias Sociales lascatalizadoras de los movimientos feminis-tas, introduciendo la perspectiva de géneroen las academias. Así por ejemplo, BettyFriedman o Simone de Beauvoir, destacadasmilitantes feministas y también científicas,denunciaron la subordinación de las mujeresen el pensamiento occidental28,29. Con elplanteamiento de este trabajo se ha pretendi-do incorporar esta importante trayectoria deinvestigación feminista.La investigación se ha limitado al estudiode publicaciones incluidas en un númerodeterminado de bases de datos, evitando latentación de asumir que el total de lo que sepublica coincide plenamente con lo que seinvestiga. De esta forma, no ha sido objetode estudio la literatura gris (muy habitualentre los estudios de las mujeres)30, tesisdoctorales, informes de organismos públi-cos, etc., no visibles a través de los canalesde difusión del conocimiento científico ofi-ciales y tradicionales (bases de datos y revis-tas científicas de impacto).Además, existen sesgos de publicación entanto que los estudios de género pueden cons-tituir un material controvertido para el mundoeditorial, motivo por el cual algunos son apar-tados del pensamiento oficial y relegados acanales de difusión científica de segunda.Conviene recordar también que las mujeresencuentran más dificultades para publicarsencillamente porque tropiezan con muchasmás trabas que los varones para hacer carreraen el mundo de la ciencia10,31(como en todoslos demás ámbitos de poder)32,33. La historiadel acceso de las mujeres al conocimientoasí lo muestra: el papel de las mujeres endeterminada actividad es inversamente pro-porcional al prestigio de la misma10Y es quetodos los mecanismos para llegar al círculode honorables, están teñidos, consciente oinconscientemente, de una cultura de lamasculinidad que genera perspectivas ycosmovisiones androcéntricas34.Si a ello añadimos, como se observa eneste estudio, que son los artículos firmadospor mujeres los que incorporan la perspecti-va de género con más frecuencia, el sesgode publicación que se produce en estoscasos se multiplica por dos (mujer y géne-ro). Así, es preciso reflexionar sobre lasconsecuencias que tiene el hecho de quesean las mujeres quienes más investigan engénero y salud.Como conclusión, destacar que la saludcomo fenómeno multidimensional no seestudia exclusivamente desde el ámbito de lamedicina y, por ello, si queremos compren-der los procesos de salud-enfermedad enmujeres y varones deberíamos considerarlos trabajos realizados también desde otrasdisciplinas, como por ejemplo la sociologíao la antropología. Igualmente, y a pesar deque los estudios de género están «de moda»,los resultados de este trabajo muestran queson escasos las investigaciones que realmen-te hacen un análisis de la salud de las perso-nas considerando la realidad diferencial ydesigual de mujeres y varones. Además, lamayoría de estos trabajos son liderados pormujeres, a pesar de su escasa visibilidad enel ámbito de la investigación en este país.Para finalizar, este trabajo vuelve a poner demanifiesto que la salud de las mujeres siguecircunscribiéndose a las funciones reproduc-toras y que es necesario incorporar otrosdeterminantes, como los estilos de vida o loscuidados informales. Finalmente, subrayarde nuevo la necesidad de que las publicacio-nes científicas permitan identificar el sexode sus autores y autoras.BIBLIOGRAFÍA1. Rohlfs I, Borrell C, do C Fonseca M. Género, des-igualdades y salud pública: conocimientos y desco-nocimientos. Gac Sanit 2000; 14 (Suplemento 3):60-71.2. Castañeda I, Astraín ME, Martinez V, Sarduy C,Alfonso AC. Algunas reflexiones sobre el género.Rev Cubana Salud Pública 1999; 25(2):129-42.Esther Castaño-López et al.714 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6
  11. 11. 3. Naciones Unidas. Cuarta Conferencia sobre laMujer. Beijing, 1995. Disponible en: www.cinu.org.mx/temas/mujer/confmujer.htm [citado 05 deseptiembre de 2005].4. Esteban ML. El género como categoría analítica.Revisiones y aplicaciones a la salud. Cuad PsiquiatrComunitaria 2003; 3:22-39.5. González L. Antropología: Los estudios de género.Lamusa digital. Disponible en: www.uclm.es/lamusa/index.asp?lengua=es [citado 05 de enero de2006].6. Castro R, Bronfman M. Feminist theory and medi-cal sociology: issues for discussion. Cad. SaúdePública. 1993; 9(3): 375-94.7. Scott J. Measures of sex differences in scientificproductivity. Social Forces 1992; 71:159-78.8. Wennerås C, Wold A. Nepotism and sexism inpeer-review. Nature 1997; 387: 341-3.9. Alcalá P, Bordons M, García de Cortázar ML, Gri-ñón M, Guil A, Muñoz A, et al. Mujer y Ciencia. Lasituación de las mujeres investigadoras en el siste-ma español de ciencia y tecnología. Madrid: Fun-dación Española de Ciencia y Tecnología; 2005.Disponible en: www.fecyt.es/default.cfm?id_sec-cion=1115&id_sec=1114&nivel=1 [citado 05 deseptiembre de 2005].10. Pérez E. ¿El poder de una ilusión?: Ciencia, Géne-ro y Feminismo; 2000. Disponible en: www.cam-pus-oei.org/salactsi/sedeno2.htmM.T. [citado 19de octubre de 2005].11. Barral MJ, Miqueo C, Magallón C, Sánchez MDeditores. Interacciones ciencia y género. Barcelona:Icaria; 1999.12. O’Rand A. Women in Science: Career Processesand Outcomes. Social Forces 2004;82(4):1669-71.13. Ortiz-Gómez T, Birriel-Salcedo F. Ortega del OlmoR. Género, profesiones sanitarias y salud pública.Gac Sanit 2004;18:189-94.14. Davo MC, Vives C, Álvarez-Dardet C. Why arewomen underused in the JECH peer review pro-cess? J Epidemiol Community Health. 2003;57:936-7.15. Schiaffino A, García M, Fernández E. Autoría ypresentación de resultados según el género en cua-tro revistas biomédicas españolas Gac Sanit2001;15:251-4.16. Esteban ML. El estudio de la salud y el género: lasventajas de un enfoque antropológico y feminista.Salud Colectiva 2006; 2(1):9-20.17. Domínguez C, de Miguel J. La justificación médi-ca de la desigualdad sexual: ideologías de los gine-cólogos españoles sobre la mujer. Doctor, septiem-bre: 54-60 y octubre: 56-65.1977.18. Domínguez C, de Miguel J. El mito de la inmacula-da concepción. Barcelona: Anagrama;1979.19. Cabré i Pairet M, Ortiz-Gómez T, (eds.) Sanadoras,matronas y médicas en Europa, siglos XII-XX.Barcelona: Icaria; 2001.20. Scully D, Bart P. A funny thing happened on theway to the orifice: Women in Gynecology textbo-oks. AJS 1973; 78:1043-1050.21. Castaño E. ¿Aportaciones? de la Ginecología alFeminismo. Letra Clara. Revista de la Facultad deFilosofía y Letras de Granada (monográfico degénero) 2003; 14(15): 130-32.22. Laqueur T. La construcción del sexo. Cuerpo ygénero desde los griegos hasta Freud. Madrid: Crí-tica; 1994.23. Martín E. The egg and the sperm: How has scienceconstructed a romance based on stereotipical male-female roles. Sing 1991;16:485-500.24. Schiebinger L. The mind has no sex?: Women inthe origins of the modern science. Cambridge, Ma:Harvard University Press;1989.25. Ruiz I, Bermejo MJ. Conocimientos de las mujeresmenopausicas respecto a la terapia hormonal susti-tutiva. Gac Sanit 2004;18(1):32-7.26. Ruiz MT, Verdú MT. Sesgo de género en el esfuer-zo terapéutico. Gac Sanit 2004;18 (Supl1):118-125.27. Marrugat J, Sala J, Masia R, Pavesi M, Sanz G,Valle V et al. Mortality differences between menand women following first myocardial infarction.RESCATE Investigators. Recursos Empleados enel Síndrome Coronario Agudo y Tiempo de Espera.JAMA 1998; 280(16):1405-9.28. Friedman B. La mística de la feminidad. Madrid:Júcar; 1974.29. Beauvoir S. El segundo sexo. Buenos Aires: SigloXX; 1987.PUBLICACIONES SOBRE MUJERES, SALUD Y GÉNERO EN ESPAÑA (1990-2005)Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6 715
  12. 12. 30. Torres I, Muñoz, AM. Fuentes de información paralos Estudios de las Mujeres. Granada: EditorialUniversidad de Granada. Colección Feminae;2000.p.16.31. García de León MA. La excelencia científica.Hombres y mujeres en las Reales Academias. Insti-tuto de la mujer. Madrid: Ministerio de trabajo yasuntos sociales. Secretaria general de políticas deigualdad; 2003. Disponible en: www.mtas.es/mujer/publicaciones/docs/excelencientif.pdf.[citado 13 de enero de 2006].32. Chinchilla N, Poelmans S. Mujeres directivas bajoel techo de cristal. Disponible en: www.uv.es/csif/Mujeres%20directivas.doc [citado 9 de enero de2006].33. Barbera E, Ramos A, Sarrió M, Candela C. Másallá del techo de cristal. Revista del Ministerio deTrabajo y Asuntos Sociales 2002; 40:55-68.34. Sánchez D. Androcentrismo en la ciencia. Unaperspectiva del análisis crítico del discurso. En:Barral MJ., et al., (ed.) Interacciones ciencia ygénero. Discursos y prácticas científicas de muje-res. Barcelona: Icaria;1999: 161-84.Esther Castaño-López et al.716 Rev Esp Salud Pública 2006, Vol. 80, N.º 6

×