Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

historia gobierno enseñanza y disciplina de la iglesia de Dios evangelio completo

16,194 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

historia gobierno enseñanza y disciplina de la iglesia de Dios evangelio completo

  1. 1. Preparado por: Magister Janet de Graham
  2. 2. La Iglesia de Dios nace en el año de 1.886, debido a la búsqueda por salir de lo tradicional, monótono y religioso a la verdadera adoración sencilla que hacia referencia las Escrituras. Para el año de 1.884 algunos inconformes sintieron la necesidad de buscar algún tipo de avivamiento y reformas en lugar de dejarse llevar por la corriente que se alejaba de la Biblia y la adoración que ella enseñaba. Todo esto sucedió en los Estados Unidos deAmérica, en el Estado de Tennessee condado Monroe en la comunidad de Coker Creek, el ministro licenciado Richard G. Spurling pastor de una iglesia bautista, se entrego a la oración, el estudio de las escrituras y de la historia de la iglesia en busca de una salida del pantano de las tradiciones, el legalismo y la eclesiolatría. Los primeros compañeros de oración de este ministro fueron: su hijo Richard Spurling, y un hombre llamado John Plemons, por más de dos años ellos expusieron a la iglesia la necesidad de un despertamiento genuino y transformador. Guiados por la palabra de Dios y por el ejemplo de iglesia apostólica, esto permitió que con oraciones, lágrimas y ruegos se trazara una analogía entre la iglesia anterior a la reforma y la presente tibieza y el alejamiento de la fe, el avivamiento no llego ya que sus ruegos dieron en oídos sordos y corazones insensibles.
  3. 3. UNIÓN CRISTIANA El jueves 19 de Agosto de 1.886, se realizó una sesión en la casa de reuniones de Barney Creek, una casa de madera rústica, construida por Spurling y otros, cerca de la confluencia de los arroyos Barney y Coker. Ellos proponían crear una unión Cristiana, cuyo objetivo fuera “restaurar el cristianismo primitivo y lograr la unión de todas las denominaciones”. El Pastor Richard G. Spurling invitó a los creyentes a formar esta unión cristiana, solo ocho personas aceptaron el desafío. En una segunda invitación el Ministro licenciado Richard Spurling hijo aceptó y pasó al frente, este segundo llamado trajo al redil a alguien que se convertiría en el alma y corazón del movimiento por más de tres décadas. El comienzo de la Iglesia de Dios como se llamaría veintiún años más tarde, no daba indicaciones de ser un gran movimiento. Parecía demasiado insignificante para llegar a ser tan notable. Pero lo fue; vino a formar parte de un gran movimiento universal del Espíritu Santo de Dios para restaurar la fe en la tierra. El grupo de Coker Creek solo desempeñó un plan de proporciones mundiales: una operación del Espíritu Santo que culminaría en las lluvias tardías de la bendición pentecostal. Entre los años de 1880 a 1926 se establecieron un total de veinticinco iglesia pro santidad y pentecostales.
  4. 4. Poco después de que se formará la Unión Cristiana murió Richard G. Spurling, a la edad de setenta y cuatro años. Antes de morir este ordenó a su hijo como pastor de la naciente iglesia, esto se hizo el 26 de septiembre de 1.886. En la unión Cristiana no hubo progreso de notable durante diez años, el joven pastor viajó mucho predicando y exhortando a la gente que se arrepintieran y buscaran a Dios con todo su corazón Después de diez años de labor, casi sin frutos, el anhelado avivamiento llegó tan abrupta e inesperadamente que conmovió la endurecida indiferencia de los habitantes de esa localidad montañosa. Pero el avivamiento no llegó a la Unión Cristiana, ni directamente a través del ministerio de Richard G. Spurling. Tres hombres de la vencidad de Cokercreek, estimulados por el énfasis de la unión Cristiana hacia la santidad, se interesaron y fueron movidos poderosamente por el Espíritu Santo. Uno de ellos era metodista y los otros bautistas; ninguno era predicador. Su conocimiento de Santidad era Wesleyano y declaraban haber recibido una experiencia similar a la que Juan Wesley recibió en la calle Aldersgate de Londres, el día 24 de mayo de 1.738. El nombre de ellos era; William Martin, el metodista, y sus compañeros bautistas, Joe M. Tipton y Milton McNaabb. Surgió un grupo en Camp Creek del condado de Cherokee, Carolina del Norte, comenzaron a reunirse en sus casas sin el apoyo de sus iglesias, ellos no contaban con predicadores, poco después llegaron los tres predicadores y se unieron a este grupo, muchos aceptaron la Palabra que daba el Espíritu por medio de estos tres evangelistas, las reuniones se caracterizaban por los cantos alegres y por los testimonios que motivaban y edificaban a los oyentes. Richard Spurling y los miembros de la Unión Cristiana unieron sus servicios con los del grupo de Carolina del Norte y formaron un solo grupo. Este grupo formado se reunía en la Escuela Shearer de ese mismo condado.
  5. 5. Por diez años, el Espíritu de Dios había estado preparando los corazones de la gente para algo extraordinario. Y al fin sucedió. En ocasiones de ferviente oración, algunos de los miembros se sentían tan extasiados en aquel a quien oraban que el Espíritu Santo se manifestaba en ellos de una forma especial. El bautismo con el Espíritu Santo no estaba limitado a ningún grupo o género, pues tanto hombre y mujeres como niños recibieron la experiencia con la evidencia de hablar en lenguas. Debe notarse que esto pasó para el año de 1896, diez años antes del derramamiento del Espíritu Santo en California, en 1906, a lo que popularmente se le recuerda como el comienzo del movimiento pentecostal moderno. Mas tarde, la iglesia entendería la doctrina, persona y naturaleza del Espíritu Santo. En aquel momento vieron la experiencia sólo como gozo celestial y manifestación física; tal como los observadores del derramiento en el día del Pentecostés consideraron que los creyentes estaban ebrios y éstos a su vez, tampoco entendieron la experiencia totalmente. La neumatología era una palabra y un tema demasiado recóndito para estos creyentes pentecostales primitivos, pero la experiencia le enseñaría, aun antes que las Escrituras, que habían recibido mucho más que gozo. Habían sido participes del Parakletos, el Consolador, la tercera persona de la trinidad. El gran poder de Dios sobre sus vidas.
  6. 6. PERSECUSIÓN Y FANATISMO Las iglesias de mayor antigüedad actuaron rápidamente para refutar y desmoralizar a aquellos que decían haber recibido el bautismo con el Espíritu Santo. Se convocaron conferencia, en las que se repudió a la doctrina por hereje y los participantes es el nuevo movimiento fueron acusados también de herejes, lunáticos e idiotas. El nuevo grupo de santidad fue perseguidos, excomulgados de las iglesias, despreciados y abominados por muchos, admirados y respetados por otros, con mansedumbre y determinación, los creyentes de la santidad habían llegado a un punto del cual no podrían volverse. El grupo que había sido tan genuino en su victoria sobre la persecución, pronto se encontró dividido y manchado por el fanatismo. Esta calamidad fue intensificada por aquellos que no tuvieron paciencia con los fanáticos. Estos e volvieron más estrictos que la Palabra de Dios; prohibieron cosas no prohibidas en las Escrituras. no se podía comer carne ni dulce; los alimentos medicinales eran tabú; no se usaban corbatas; las damas dejaron de hacerse trenzas y moños y se dejaban caer el cabello libremente hasta la cintura; otras prácticas y privaciones semejantes se volvieron terribles . La razón les hubiera enseñado que lo dulce provee la dextrosa necesaria para el cuerpo; la carne le fue dada al hombre desde el Edén como proteína necesaria para dar fortaleza y vitalidad; los alimentos con propiedades medicinales son un medio natural de prevenir enfermedades y regular el sistema físico. De manera similar, las otras facetas del fanatismo reflejaban ignorancia y devoción mal dirigida. no razonaban porque buscaban desesperadamente ser espirituales y creían que mientras más drásticos fueran con ellos mismos, más tendrían la naturaleza de Cristo.
  7. 7. En el circulo de los discípulos de Cristo se evidenció el peligro del fanatismo, quienes hubieran pedido que descendiera fuego del cielo para devorar a los que no creían (Lucas 9:54); denunciaron a aquellos que no formaban parte de su círculo (Marcos 9:38); de manera inmadura se exaltaron por el éxito (Lucas 10:17); y riñeron celosamente entre sí (Marcos 10:37). El fanatismo condujo a agudas confusiones entre los cristianos. Estas descabelladas proscripciones y falsas enseñanzas empezaron a aparecer para finales de siglo. El pastor laico Bryant se opuso al fanatismo, pero ningún poder existente en la iglesia parecía capaz de erradicar a éste, así que prosiguió su curso maligno. Para 1.902, mediante la enseñanza, consejos, oración y espera, el asunto murió, aunque con él también murieron muchos miembros de la iglesia. Algunos que se descarriaron pudieron reanudar una vida cristiana equilibrada y se convirtieron en miembros leales de la iglesia, aunque la mayoría de ellos fueron espiritualmente destruidos por la desilusión, confusión y angustia. El fanatismo y las falsas enseñanzas le habían infligido un terrible golpe a la Unión Cristiana pero la iglesia había sobrevivido. La fe y el entusiasmo eran tan vibrantes en el corazón de los que estaban reunidos allí, que en años posteriores se olvidarían de la ola de confusión que había hecho tanto mal a la iglesia. La Iglesia fue organizada el día 15 de mayo de 1.902 con un simple plan de gobierno, diseñado para proteger el grupo de futuras aberraciones. A pesar de que era la misma iglesia que había sido organizada dieciséis años antes en el Condado Monroe de Tennessee, su nombre se cambió de unión Cristiana a “Iglesia de Santidad de Camp Creek”, esta nueva designación implicaba que la iglesia comenzaba a considerarse a sí misma más como una asociación, con una misión diferente a la de sólo unir a las diferentes denominaciones. Durante esta reunión, el fiel líder laico W.F. Bryant fue ordenado como ministro y seleccionado como un oficial de la iglesia. R.G. Spurling, quien había sido la fuerza motriz de la iglesia desde sus comienzos, fue seleccionado como pastor.
  8. 8. El 13 de junio de 1.903, se recibieron cinco nuevos miembros; dos de los cinco nuevos miembros fueron ordenados como diáconos y uno como ministro ordenado. El nuevo ministro era un col portor de la Sociedad Bíblica Americana de Tratado, este se había convertido a la fe cuáquera en Indiana. su nombre era A.J. Tomlinson, este fue impulsado a ir a esta iglesia por los hijos de W.F. Bryant A.J. Tomlinson fue ordenado por Richard G. Spurling y Bryant como pastor de la congregación, quienes se sintieron libres para evangelizar la región montañosa y ganar nuevos convertidos para la causa. Un Breve Bosquejo de los Primeros Pasos de la Iglesia de Dios • Los años de la búsqueda, 1.884 – 1.886 • El año del comienzo, 1.886 • Los años de la siembra, 1.886 – 1.896 • Los años del avivamiento y la persecución, 1.896 -1.900 • Los años de Confusión, 1900 – 1.902 • el año de la reorganización , 1.902 • Los años de la expansión, 1.902 – 1.905
  9. 9. En realidad, mucho más que el nacimiento de una nueva iglesia, un movimiento había recibido vida: un movimiento que introdujo un nuevo período en la historia del cristianismo. El 26 y 27 de enero de 1.906 fueron designados por los ministros para el día de reunión de la primera asamblea general de la Iglesia, esta se realizó en el pequeño hogar de J.C. Murphy, debido a que su localización era conveniente. Clausura de dos días probó ser uno de los pasos más ventajosos que la iglesia había tomado. El tiempo era extraordinariamente frío, pero en términos generales, todo funcionó bien. Se decidió que la Asamblea debía reunirse cada año en enero, de ser posible, para no interferir con los avivamientos del verano. Sería en estas reuniones que se tomarían todas las decisiones finales de la creciente iglesia, de tal manera que el programa de todo el cuerpo comenzó a girar gradualmente en torno a este núcleo. En el año de 1.907, se celebró la segunda asamblea general de la nueva organización, en esta reunión se logró una de las decisiones más significativas, y esta fue de manera rápida y unánime, el día viernes en la mañana el nombre de la organización se cambió de Iglesia de la Santidad a Iglesia de Dios.
  10. 10. Un Hombre de Dios El 28 de agosto de 1.908, el servicio estaba impregnado de la presencia divina un joven pasó al hacerse el llamamiento pero calló antes de llegar al altar fue M.S. Lemons quien levantó a Flavius J. Lee al altar. Poco después, este humilde adorador fue bautizado con el Espíritu Santo y comenzó a hablar en otras lenguas. Lee parecía estar completamente bajo la influencia del Espíritu de Dios y toda la ciudad se maravilló debido a su experiencia. Se le conocía popularmente como “el mejor hombre del pueblo”, un cristiano cuyo carácter era impecable, diestro artesano y fabricantes de moldes para una función local, cantante y músico excelente, con una mente brillante y lógica, y modelo de carácter cristiano, íntegro y humilde. A pesar de su disposición para el liderato se haría evidente inmediatamente, pasarían más de quince años para que la iglesia se diera cuenta de la gracia que Dios le había dado a este hombre. El 9 de enero de 1.909, A. J. Tomlinson fue electo como el primer moderador general de la Iglesia de Dios o “Supervisor General”, como se designaría un año más tarde. Una medida de último momento fue aprobada en la asamblea de 1916 (duodécima), la primera de las dos celebradas en Arriman. En este año el Comité de Planes de Orden Bíblico dio el visto bueno. Este concilio sería restringido a doce hombres y más tarde sería llamado oficialmente “Concilio de los Doce”, como existió hasta 1984, cuando dicho concilio se aumentó a dieciocho. Este se reuniría entre asambleas para discutir con el Supervisor General todos los negocios de la iglesia y antes de cada asamblea para preparar una agenda de asuntos para ponerlas a consideración de todo el cuerpo. El Concilio de los doce estaba destinado a convertirse en un comité de suma importancia y a jugar un gran papel en la historia de la Iglesia de Dios. “Hoy día el Concilio de los Dieciocho y el Comité Ejecutivo componen el Concilio Ejecutivo, el comité de mayor envergadura de la Iglesia de Dios.
  11. 11. La historia a demostrado que las grandes instituciones deben probar su derecho a existir sobreviviendo un período de pruebas. De la misma manera, la Iglesia de Dios se ha tambaleado, ha sufrido, buscando a Dios y salido triunfante. Los problemas no surgieron de repente; estos fueron provocados por una serie de eventos y circunstancias que, aunque aparentemente insignificantes, en retrospectiva se pueden considerar como factores contribuyentes al colapso de la confianza en el liderazgo de la Iglesia de Dios. A.J. Tomlinson había obrado de manera incorrecta, el Concilio Supremo se reunió el 26 de julio de 1923, día en que la corte suprema sostuvo las acusaciones contra Tomlinson, y eligió a F.J. Lee para cumplir con el termino de Supervisor General. Lee probó ser un moderador capaz y los negocios de la asamblea se llevaron a cabo de manera acertada y positiva. Esto fue en la Asamblea de 1923, F.J. Lee fue electo Supervisor General, esto ocasionó que la confianza en el liderazgo de la iglesia se restaurara por la humildad y calidad espiritual de Lee. Con la fe renovada en el liderazgo, vino una nueva restauración de visión y propósito. Aunque la prueba no había terminado, la Iglesia de Dios había obtenido la victoria. Se había mantenido en unidad y en amor, llena de la visión por la causa de Cristo, libre de rencor o malicia. Se había conservado en la verdad y en honor a su nombre: Iglesia de Dios.
  12. 12. De esos humildes orígenes creció hasta convertirse en una de las denominaciones pentecostales más influyentes del mundo. Por casi 125 años, la Iglesia de Dios se ha distinguido por predicar el evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. Al momento, su membrecía sobrepasa las seis millones de personas, distribuidas en 180 países. Los líderes de la Iglesia de Dios QUE HAN SABIDO MANTENER SU VIDA EN EL TEMOR DE DIOS son muy respetados dentro del movimiento pentecostal. Hoy, la Iglesia de Dios siente un llamado similar al experimentado en sus primeros días en Barney Creek. Sus congregaciones están experimentando el poder del Espíritu Santo como nunca antes. De todas partes llegan noticias sobre cientos de conversiones y vidas que reciben la llenura del Espíritu Santo. La Iglesia de Dios ha sido llamada a evangelizarle al mundo. También al discipulado y la oración, al compromiso, a ser un canal para el avivamiento pentecostal en este nuevo milenio.
  13. 13. AYER
  14. 14. HOY
  15. 15. ENSEÑANZA, GOBIERNO Y DISCIPLINA
  16. 16. Declaración de Fe La Iglesia de Dios ha adoptado la siguiente Declaración de Fe como el estandarte oficial de su doctrina. Creemos: En la inspiración verbal de la Biblia. En un Dios que existe eternamente en tres personas, a saber: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Que Jesucristo es el unigénito del Padre, concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Que fue crucificado, sepultado y resucitó de entre los muertos. Que ascendió al cielo y está hoy a la diestra del Padre como nuestro Intercesor. Que todos han pecado y han sido destituidos de la gloria de Dios, y que el arrepentimiento es ordenado por Dios para todos y necesario para el perdón de los pecados. Que la justificación, la regeneración y el nuevo nacimiento se efectúan por fe en la sangre de Jesucristo. En la santificación, siguiente al nuevo nacimiento, por fe en la sangre de Jesucristo, por medio de la Palabra y por el Espíritu Santo. Que la santidad es la norma de vida, de Dios, para su pueblo. En el bautismo con el Espíritu Santo, subsecuente a la limpieza del corazón. En hablar en otras lenguas, como el Espíritu dirija a la persona, lo cual es la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo. En el bautismo en agua por inmersión, y que todos los que se arrepienten deben ser bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Que la sanidad divina es provista para todos en la expiación. En la cena del Señor y el lavatorio de los pies de los santos. En la segunda venida de Jesús antes del milenio. Primero, a resucitar a los justos muertos y arrebatar a los santos vivos hacia Él en el aire. Segundo, a reinar en la tierra por mil años. En la resurrección corporal; vida eterna para los justos y castigo eterno para los inicuos.
  17. 17. Reconocimiento jurídico La Iglesia de Dios está incorporada en el estado de Tennessee (Estados Unidos) como una organización sin fines de lucro y es reconocida como una entidad bajo el código 501 (c) (3), o las secciones correspondientes a los códigos existentes o futuros del Código de Rentas Internas de los Estados Unidos. Gobierno Centralizado. I Asamblea: 26 y 27 de enero de 1.906 fueron designados por los ministros para el día de reunión de la primera asamblea general de la Iglesia. Se decidió que la Asamblea debía reunirse cada año en enero. Segunda Asamblea: En el año de 1.907, se celebró la segunda asamblea general. Asamblea de 1.909: Esta asamblea se inició el 6 de enero de 1909. La conferencia se celebró nuevamente en Cleveland. La acción principal de esta asamblea fue la decisión de tener un moderador general que sirviera de tiempo completo y no sólo durante la asamblea anual. Este fue el primer puesto ejecutivo creado por la Iglesia de Dios. El 9 de enero de 1.909, A. J. Tomlinson fue electo como el primer moderador general de la Iglesia de Dios o “Supervisor General”. Concilio de los Doce: Una medida de último momento fue aprobada en la asamblea de 1916 (duodécima), la primera de las dos celebradas en Arriman. En este año el Comité de Planes de Orden Bíblico dio el visto bueno. Este concilio sería restringido a doce hombres y más tarde sería llamado oficialmente “Concilio de los Doce”, como existió hasta 1984, cuando dicho concilio se aumentó a dieciocho. Este se reuniría entre asambleas para discutir con el Supervisor General todos los negocios de la iglesia y antes de cada asamblea para preparar una agenda de asuntos para ponerlas a consideración de todo el cuerpo. “Hoy día el Concilio de los Dieciocho y el Comité Ejecutivo componen el Concilio Ejecutivo, el comité de mayor envergadura de la Iglesia de Dios.
  18. 18. Esfuerzo Juvenil La iglesia en Miami, Florida, pastoreada por E.L. Simmins, organizó una sociedad misionera juvenil en 1926. Este trabajo fue vigoroso y su influencia se dejó sentir a través de todo el estado. El jueves 24 de octubre de 1929 nació el “Esfuerzo Juvenil”, desde entonces ha sido parte esencial de la Iglesia de Dios, ganando almas y moldeando jóvenes para el servicio cristiano. La referencia bíblica que se tomó para el nombre de la Iglesia de Dios fue: 1 Corintios 1:2 y 2 Corintios 1:1 Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sostenes, a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a la iglesia de Dios que está en Corinto, con todos los santos que están en toda Acaya. Asamblea General Es un cuerpo organizado con pleno poder y autoridad para designar la enseñanza, el gobierno los principios y prácticas de todas las iglesias locales que componen dicha asamblea. El Propósito de la Asamblea General es escudriñar las Escrituras bíblicas e interpretar el significado de la Biblia, en donde cada iglesia local es parte de la Asamblea General, una iglesia local en su totalidad no puede separarse de la
  19. 19. Asamblea General. La misma tiene plena autoridad y poder para designar las enseñanzas, el gobierno, los principios y las prácticas. Se reúne en conferencia Bienal y la membrecía consiste en todos los ministros y laicos que deseen asistir. Los cambios de gobierno y administración de la Iglesia de Dios han sido autorizados por la Asamblea General, la fecha y el lugar de reunión de la Asamblea General son determinados por el Concilio Ejecutivo. Los asuntos correspondientes y procedentes de la Asamblea General son regidos por las reglas parlamentarias de Roberts. Los oficiales de la Iglesia que son electos por la Asamblea General son: a) Supervisor General b) Ayudantes al Supervisor General c) Secretario Tesorero General d) Dir. Gral. De la Juventud y Ed. Crist. e) Ayudante del Dir. De Juventud f) Dir. De Evangelización g) Ayudante del Dir. De Evangelización h) Dir. De Misiones Mundiales i) Ayudante del Dir. De Misiones Mundiales La oficialidad de la Asamblea General consistirá del moderador y un secretario, el poder de enmendar o revocar los reglamentos de la Iglesia de Dios descansará en la Asamblea General requiriéndose de un voto de las dos terceras partes.
  20. 20. Concilio General Esta integrado por todos los ministros ordenados de la Iglesia de Dios. Los Oficiales de la iglesia que son nominados por el Concilio General en la Asamblea General son: a) Supervisor General b) Ayudantes al Supervisor General c) Secretario Tesorero General d) Dir. Gral. De la Juventud y Ed. Crist. e) Ayudante del Dir. De Juventud f) Dir. De Evangelización g) Ayudante del Dir. De Evangelización h) Dir. De Misiones Mundiales i) Ayudante del Dir. De Misiones Mundiales El Concilio General elige a los miembros del Concilio de los Dieciocho, el Supervisor General sirve como moderador del Concilio General, la agenda recomendada por el Concilio General es preparada por el Comité Ejecutivo. El Concilio General Ejecutivo, consiste del Comité Ejecutivo y el Concilio de los Dieciocho, los miembros del Concilio de los Dieciocho no pueden servir por más de cuatro años consecutivos. El Comité Ejecutivo General consiste del Supervisor General, los tres ayudantes y el Secretario Tesorero General, ellos no pueden servir por mas de ocho años consecutivos.
  21. 21. Estructura Mundial de la Iglesia de Dios I . Asamblea General II. Concilio General Se Compone de todos los ministros ordenados de la iglesia y constituye su cuerpo con pleno derecho al voto. III. Concilio Ejecutivo - Supervisor General - Asistentes al Supervisor General Secretario Tesorero General Concilio de los Dieciocho IV. Comité Ejecutivo General - Supervisor General - Asistentes al Supervisor General Secretario Tesorero General. Misión y Visión Durante la Asamblea General Internacional de 2004 fueron adoptados estos compromisos que reflejan los valores de la Iglesia de Dios para su misión y visión. Nuestra visión surge del entendimiento de lo que Dios se propone hacer por y a través de su iglesia. La Gran Comisión sigue siendo nuestro mandato de Cristo. La Iglesia de Dios será:
  22. 22. 1. Un movimiento comprometido con la autoridad de las Santas Escrituras en cuanto a fe y dirección. 2. Una comunidad fraternal cuya adoración atraiga el poder de Dios a la vida de la iglesia y lo extienda a través de las vidas de los creyentes. 3. Un cuerpo dirigido por el Espíritu, entendiendo plenamente que el bautismo con el Espíritu Santo es tanto una bendición personal, como una capacitación de poder para el testimonio y servicio en el cumplimiento de la Gran Comisión. 4. Un pueblo con hambre de Dios, que experimente la presencia de Dios y se maraville de su santidad a medida que conforma las vidas de los creyentes a la imagen de Cristo. 5. Una iglesia nueva testamentaria, enfocada en la congregación local, en donde el pastor/ la pastora alimente y guíe a los miembros al ejercicio de los dones espirituales en el ministerio. 6. Una iglesia que ame a todas las personas y se oponga a cualquier acción o política discriminatorias en contra de cualquier grupo o individuo debido a raza, color o nacionalidad.
  23. 23. 7. Un movimiento que se interese y preocupe por el dolor y la soledad de los perdidos, mediante ministerios dinámicos de evangelización, discipulado y fortalecimiento espiritual. 8. Una iglesia Cristo-céntrica, orientada hacia las personas y sensible a sus necesidades en todos sus programas y ministerios. 9. Un movimiento que promueva políticas y ministerios que reflejen un esfuerzo sincero de ser pertinente en cada generación. Compromisos con Nuestra Misión y Visión 1. Oración Nos comprometemos a darle prioridad a la oración la más alta de la iglesia y demostrarlo al : Cada iglesia local convertirse en una casa de oración para las naciones. Enfatizar que la comunión con Dios es el más alto privilegio y la mayor responsabilidad de cada miembro. Todo el liderato de la iglesia ejemplificar una vida de oración activa y eficaz. Unirnos con los otros creyentes en oración e intercesión (Isaías 56:7; Marcos 11:17; Romanos 8:26; I Corintios 14:14-15; I Tesalonicenses 5:17; I Timoteo 2:1-4, 8; Santiago 5:14-15).
  24. 24. Adoración Pentecostal Nos comprometemos a reunirnos habitualmente, como la expresión local del Cuerpo de Cristo, para participar en la adoración que exalte a Dios, cautive el corazón, la mente y el alma y nos desafíe a un mayor compromiso y discipulado. Este compromiso será demostrado al: •Ayudar a las iglesias locales a planificar y prepararse para una adoración significativa y ungida. •Instar a todos los pastores, las pastoras u otros líderes a que dirijan una adoración viva y espiritual. •Incorporar varios estilos y formas de adoración que glorifiquen a Dios e insten a la evangelización y al servicio. •Destacar la importancia de la mayordomía bíblica y la centralidad de la Palabra de Dios como elementos de la adoración (Juan 4:24; Salmos 29:2; Romanos 12:1; I Corintios 12:4-11; Isaías 58; Mateo 25:31- 46). Evangelización Mundial Nos comprometemos resueltamente a alcanzar a los que no conocen a Cristo, bautizándoles en agua e instándoles a permanecer en la iglesia. Este compromiso será demostrado al: Considerar a las naciones del mundo como nuestro campo misionero. Instar a cada iglesia local a adoptar e interceder por un grupo no alcanzado.
  25. 25. Todos los materiales o recursos pertinentes serán provistos por el Ministerio de Misiones Mundiales. Pedir que todas las iglesias nacionales de la Iglesia de Dios Internacional adopten e implementen pasos mensurables para evangelizar y discipular a los grupos no alcanzados dentro y fuera de sus propias regiones (Mateo 28:18-20; Romanos 15:19-24; Apocalipsis 5:9). Instar a cada iglesia local a aumentar su crecimiento un mínimo de un 10% (diez por ciento) anual por medio de la conversión. Cultivar una pasión genuina por el perdido, que impulse a los miembros a comunicar personalmente el evangelio de Jesús y a demostrar su amor por los impíos. Discipular a los nuevos creyentes y enseñar nuestra fe a las generaciones siguientes. Vivir el evangelio. (Mateo 9:37-38; Mateo 28:19-20; Marcos 16:15-18; Hechos 1:8; Romanos 10:13-15). Plantar Iglesias Nos comprometemos a identificar, adiestrar y proporcionarles recursos a las personas llamadas por Dios a plantar iglesias y a iniciar iglesias vigorosas. Este compromiso será demostrado al: Canalizar los recursos designados de la iglesia local, de las oficinas regionales o estatales y de las oficinas internacionales hacia la plantación de nuevas iglesias. Iniciar el número de iglesias a ser plantadas igual a un mínimo del 3% (tres por ciento) anual del total de números de iglesias en un estado, región o nación. Desarrollar un programa de adiestramiento certificado por nuestro Ministerio de Misiones de los Estados Unidos. Enfatizar la salud y viabilidad de las nuevas obras como también de las ya establecidas. Afirmar los diferentes modelos para plantar iglesias en diferentes
  26. 26. situaciones. Reconocer que la plantación de iglesias es un ministerio apostólico de nuestros días. (Mateo 16:18; Juan 4:35; Hechos 2:47; 14:23; Efesios 5:25-28). Desarrollar Líderes Nos comprometemos a identificar y desarrollar a las personas que Dios ha llamado al liderato y desafiarles a ser siervos y siervas. Demostraremos este compromiso al: Crear un ambiente en el cual tanto hombres como mujeres que tengan dones ministeriales se desarrollen como líderes. Equipar, capacitar y enviar a los laicos como compañeros en el ministerio tanto dentro como fuera de la iglesia local. Proporcionar recursos pertinentes y oportunidades de adiestramiento tanto para ministros como para laicos. Instar a los pastores y a las pastoras a que sean líderes visionarios, que comuniquen una visión a la congregación y organicen al Cuerpo y cada uno de sus grupos ministeriales para llevarla a cabo. (Marcos 3:13-15; II Timoteo 2:2; 2:15; 3:14-17; Efesios 4:11-13). Cuidado Pastoral Nos comprometemos con el desafío de ser una Iglesia cuyos miembros se preocupan genuinamente los unos por los otros y por los que están perdidos, afligidos y necesitados. Demostraremos este compromiso al: Establecer relaciones afectuosas y que muestren genuino interés entre las familias, los miembros y las comunidades a las que servimos. Obedecer la Comisión de Cuidado Pastoral que Cristo nos dejó en el capítulo 25 de Mateo.
  27. 27. Cultivar la compasión y ser misericordiosos con los marginados y oprimidos de nuestra sociedad. Establecer en cada iglesia local algún tipo de ministerio que demuestre nuestra preocupación y amor genuino por los perjudicados u oprimidos). (Salmos 86:15; Mateo 25; Lucas 6:36; Hechos 20:28). Interdependencia Nos comprometemos con el principio de la interdependencia, reconociendo nuestra correlación y dependencia con los miembros del Cuerpo de Cristo. Demostraremos este compromiso al: Buscar a los otros miembros del Cuerpo de Cristo para colaborar, compartir recursos y oportunidades de aprendizaje. Instar a las iglesias locales a que en sus comunidades establezcan relaciones con iglesias que tienen propósitos y sentidos similares para juntos alcanzar al perdido. Incorporar a los ministros en el proceso de ser mentores, adiestradores y asesores en los diferentes niveles locales, estatales, regionales, nacionales e internacionales para aumentar el nivel de confianza y apoyo entre ministros. Establecer un diálogo y una asociación con las organizaciones locales, nacionales e internacionales que buscan cumplir con la Gran Comisión de Cristo. (Colosenses 2:19; I Corintios 12:14-31; Gálatas 6:1-6).
  28. 28. La iglesia de Dios se rige uniendo el sistema episcopal y congregacional. Los pastores locales son nombrados por el Supervisor Territorial o de Estado, después de que los miembros de la Iglesia han expresado su voto de preferencia. El Supervisor nacional es nombrado por el Comité Ejecutivo. Oficiales de la Iglesia Visible Cristo es la cabeza de la iglesia, tanto visible como invisible. Pero Cristo ha escogido hombres para operar. 2 Co. 5:20; Lc. 19:13 Ellos están en lugar de Cristo, como embajadores, hasta que él venga. 1 Co. 12:28; Ef. 4:11. Dios ha puesto oficiales en la iglesia para gobernar y ministrar de acuerdo a su voluntad. La necesidad de Supervisores Todos los pastores son supervisores del rebaño local y sirven como gobernantes de tales rebaños. Gobernar.. NT no connota supervisión autoritaria, sino, estar adelante, tomar la delantera. (2 Samuel.23:3,4) Hay instrucciones dadas concernientes al trato de quienes tienen que gobernar sobre la membrecía (1 Tes. 5:12,13) Selección de oficiales A la congregación local no le es permitido escoger su propio pastor. No existe ejemplo bíblico. El sistema bíblico es el de nombramiento. (Hch.14:23; Fil. 2:19; Tito 1:5). Esto no quiere decir que la gente no puede no tiene el privilegio de expresarse, el nombramiento final es del supervisor de la iglesia. Gobierno Local Con nuestra forma centralizada de gobierno, cada iglesia local que ha sido recibida dentro de la comunión de la Iglesia de Dios constituye la Asamblea General. Por lo tanto, ninguna congregación, como un todo, tiene el derecho de retirarse. El derecho de los individuos para retirarse es reconocido, pero no el cuerpo como un todo. El pastor sirve como el oficial principal dentro de la iglesia. Tiene la responsabilidad espiritual y administrativa.. La estructura de la iglesia local está diseñada para compartir responsabilidad en la toma de decisiones. El cuerpo de consejeros del pastor y de la iglesia son los que colaboran. La reunión de miembros o Asamblea de miembros provee un sentido mas amplio de dirección y mayor amplitud de consejo.
  29. 29. EL PASTOR •Es designado por el Supervisor Estatal o Regional. •Los miembros pueden expresar su preferencia. •El supervisor regional nombrará al pastor después de haber consultado con el supervisor de distrito y después de haber dado a los miembros de la iglesia local la oportunidad de expresarse respecto a su preferencia pastoral. •Los candidatos para acceder a las credenciales internacionales deben: Participar del PMS Haber activado 1 año de ministerio pastoral, 1 año de ministerio evangelístico, un año como pastor asociado. (bajo mentor) Ser bautizado con el Espíritu Santo. Bien informado sobre las Enseñanzas y doctrinas de la Iglesia de Dios. Deben pagar sus diezmos para conservar sus credenciales Los solicitantes divorciados que han contraído segundas nupcias, salvo por infidelidad , no serán elegidos para el ministerio. Deben aprobar el examen ministerial. Rangos ministeriales: Exhortador: Predicar y defender el evangelio, servir como evangelista, ejercer el pastoreado, con autorización del supervisor puede bautizar y aceptar miembros, oficiar casamientos, Ministro Ordenado: Predicar, publicar, enseñar y defender el Evangelio, fungir como evangelista, ejercer como pastor, bautizar convertidos, recibir miembros, administrar las ordenanzas, solemnizar el matrimonio, establecer iglesias. Debe ser mayor de 25 años y activo durante 8 años. Obispo Ordenado: Cumplir con los requisitos de 1 Tim. 3:1-7. Puede predicar, publicar, enseñar y defender el Evangelio, servir como pastor o supervisor, bautizar, recibir miembros, administrar las ordenanzas, solemnizar matrimonio, ordenar a ministros, establecer y organizar nuevas iglesias. Puede ser Obispo Administrativo
  30. 30. Junta de Consejeros de la iglesia y del pastor: Electo bienalmente y por votación. Sistema de rotación para el servicio por un tiempo designado. El numero de consejos se determinará por la cantidad de miembros de la iglesia: oHasta 100 miembros, 3 consejeros o101 -225 miembros, 5 consejeros o226-350, 7 consejeros o351 -500, 9 consejeros o501 adelante, 12 consejeros •Requisitos: Hch.6:3 oMiembro en plena comunión que esté de acuerdo con las enseñanzas de la iglesia. oBautizado con el Espíritu Santo. oFiel en el pago de diezmos oFiel asistente a los cultos oSer cooperador y trabajar en armonía con los programas de la iglesia en todos los niveles. oAsiste al pastor en 3 áreas de la iglesia: oEspiritual: Estimulará el crecimiento, la lectura bíblica, la oración, el culto familiar, el pago de diezmos, o el servicio cristiano, el discipulado y testimonio personal. oFinanciera: aprobará todos los desembolsos dela iglesia( no damas). Los gastos mayores deben ser aprobados o por la iglesia oPlanta física: Proveerá y mantendrá las instalaciones del edificio en buenas condiciones para la congregación y una casa o pastoral apropiada. o Velará por toda la propiedad de la iglesia., impuestos.
  31. 31. •Comité de Finanzas Compuesto por el tesorero y otros dos miembros. Debe cumplir los mismos requisitos que los consejeros. Deben recibir y contar todo el dinero de la iglesia y preparar los fondos para el depósito y/o pagos Enviar los diezmos de su iglesia local a la oficina regional. MIEMBROS •El candidato es quien elige donde congregarse. •Nosotros creemos que la membrecía es bíblica, y cualquier persona que aspira a convertirse en miembro, está tomando una •decisión seria y de gran importancia. •El pastor tiene la responsabilidad de velar que los interesados sean bien informados de la doctrina, enseñanza, gobierno •y legado de la Iglesia de Dios. Esto puede hacerse: Tomar consejo en privado Dar clases especiales sobre membrecía Leer y explicar los requisitos en la reunión publica. (leer pag124) •Los miembros deben ser excluidos por ausencia prolongada. •Cuando un miembro se muda a otra área, se transfiere la membrecía a otra Iglesia de Dios con una carta de recomendación. •Ro. 16:1-2 ( no se debe otorgar carta por rebeldías) El pastor y el secretario/tesorero deben mantener al día el registro de miembros y comunicarse con ellos cuando dejan de asistir. Beneficios de la membrecía: Herencia histórica: esto provee un pasado tangible, pues se identifica con gente, eventos y doctrina que han moldeado a la iglesia que actualmente los están afectando. Pueden ser eventos lindos o problemáticos (derrotas, divisiones y doctrinas no bíblicas) La herencia provee sostén sólido e identidad personal. Declaración de creencia: Nuestra declaración de fe provee una declaración concisa de la doctrina de la Iglesia de Dios. Permitiendo al miembro tener normas bien definidas que le permiten tener una relación viable con Dios y el projimo Membrecía Espiritual: provee cuidado del pastor y los miembros. Completamiento del cuerpo: habla de un sentido de pertenencia al cuerpo Esfuerzo unido: Ec.4:9-12: La membrecía de la iglesia provee el beneficio de ser parte de un esfuerzo unido para evangelismo, misiones, benevolencias, etc. Convivencia social: cada grupo o edad socializa nuevas relaciones y amistades. Puede servir en algún ministerio
  32. 32. •Responsabilidades de la membresía de la iglesia: Lealtad: fidelidad de los miembros a la iglesia, como institución y al liderazgo Asistencia: refleja nuestro compromiso con el ejemplo y las enseñanzas de Cristo. Lc.4:1; Heb. 10:23-25 Participación: servir en diferentes ministerios o actividades Contribuir financieramente. Beneficios del Gobierno Centralizado •Unidad de doctrina y práctica de todas las iglesias •Los mismos requisitos de membresía que existen en una iglesia, existen en todas las iglesias. •Uniformidad en la vida y práctica. •Preservación de la doctrina, la expansión y extensión de la confraternidad, los esfuerzos unidos para el evangelismo, •las misiones y otras empresas de carácter mundial. Preservación del Gobierno y de la Espiritualidad El Espíritu Santo debe ser al administrador de los asuntos de la iglesia. •Hch. 20:38 •Hch. 13:2 •Ef. 4:11 El ha dado a la iglesia hombres dotados Mientras que el Espíritu Santo urge, elige y llama a los hombres para ciertos trabajos, es la responsabilidad de la iglesia reconocerlos, ordenarlos y enviarlos. Hch. 13:3 Autoridad de la iglesia A los oficiales escogidos para dirigir la iglesia les fueron conferidas ciertas facultades. Uno no se acerca a Jesucristo por medio de la iglesia, sino al contrario. La iglesia no puede perdonar pecados, porque es un acto exclusivo de Dios por medio de Cristo. Toda autoridad y poder de la iglesia desciende de lo alto y que la Biblia es la autoridad de gobierno y práctica. Disciplina de los miembros Dios usa varias maneras para disciplinar y corregir a los creyentes. Ha provisto de formas de gobierno por medio de las cuales la iglesia puede disciplinar a sus miembros. Se necesita una mediada balanceada para aplicar la disciplina: para asegurar la pureza de la iglesia por causa del testimonio que proyecta la iglesia hacia los que están fuera para preservación de la fe para restaurar al creyente afectado.
  33. 33. La disciplina en la iglesia tiene a manifestarse en uno de dos extremos: 1.laxitud 2.extrema dureza Permitir que el pecado se manifieste sin corregirse, es una forma de condonarlo, lo cual incurre en la desaprobación de dios Tratar con el que yerra en forma dura y condenatoria es contradecir el Espíritu de Cristo. Preservación de pureza La iglesia en Corinto hacia caído en un estado de abandono (1 Co. 5:13) No luchó contra el pecado que había en su seno, sus miembros se llenaron de orgullo ante tal situación. Pablo le ordenó expulsar de ellos al que había pecado. La iglesia ejerce cierto control y es responsable sobre aquellos que han aceptado su comunión y confesado su fidelidad a su programa. La proyección propia (testimonio adecuado de la Iglesia) Es tarea de los miembros de una iglesia mantener un buen testimonio ante los que están fuera. La disciplina en la iglesia tiene a manifestarse en uno de dos extremos: laxitud extrema dureza Permitir que el pecado se manifieste sin corregirse, es una forma de condonarlo, lo cual incurre en la desaprobación de dios Tratar con el que yerra en forma dura y condenatoria es contradecir el Espíritu de Cristo. Preservación de pureza La iglesia en Corinto hacia caído en un estado de abandono (1 Co. 5:13) No luchó contra el pecado que había en su seno, sus miembros se llenaron de orgullo ante tal situación. Pablo le ordenó expulsar de ellos al que había pecado. La iglesia ejerce cierto control y es responsable sobre aquellos que han aceptado su comunión y confesado su fidelidad a su programa. La proyección propia (testimonio adecuado de la Iglesia) Es tarea de los miembros de una iglesia mantener un buen testimonio ante los que están fuera.
  34. 34. La imagen que una iglesia proyecta es afectado cuando ésta deja de tomar acción en contra de aquéllos que andan desordenadamente o que son infieles a la doctrina que la referida iglesia representa. Preservación de la Doctrina Aquellos que pudieran introducir y propagar falsas doctrinas o herejías, deberían ser tratados con mano firme, aunque con ternura. Un hereje es uno que está en error (con respecto a la doctrina bíblica), persona sediciosa. Ro. 16:17 Restauración del hermano La excomunión de un creyente, debiera ser solo el último recurso. Cristo propuso la amonestación privada y pública, antes de la expulsión. El reconocimiento del pecado de un miembro y la acción de la iglesia en su contra, pueden significar o su salvación o su condenación. (2 Co. 2 :5-11). DISCIPLINA: gr. Paideia = educación. Instruir o enseñar. En ningún momento la palabra se refiere a castigar, según la ley judía, tiene como fin la corrección o el perfeccionamiento del culpable, porque muy a menudo al culpable se le priva de la vida. Por lo general, nosotros aplicamos la disciplina a la persona que ha cometido una falta o un pecado contra Dios y contra el prójimo o contra su propio cuerpo. Por lo tanto es recomendable usar la disciplina como para enseñar, educar, instruir, etc. con el fin de corregir la que ha cometido la falta. Ro. 15:1 Los fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles. La disciplina debe usarse como medida de restauración y no como maltrato, ni desprecio al culpable. Divisiones de la disciplina como restauración: Disciplina completa o total. Disciplina parcial. Disciplina recuperando Recuperado. Ejemplo disciplina de 1año Disciplina total La duración: hasta 3 meses, Consiste en: Privación de sus cargos Privación de la predicación de la palabra No puede tomar la Santa Cena No tiene voz ni voto en las sesiones de negocios de su iglesia local Debe abstenerse de hacer comentarios u opinión en los estudios bíblicos No debe realizar ningún trabajo en su iglesia local. No puede hacer números especiales No puede hacer lecturas bíblicas en la iglesia local a nivel congregación. Debe se fiel en la asistencia a los cultos de la iglesia para poder pasar este proceso. Se le exhorta a mantener su vida devocional personal con el Señor, orando, adorando, ofrendando, diezmando, ayunando, estudiando la Palabra, etc.
  35. 35. 1.Disciplina Parcial Cuando ya el disciplinado haya cumplido el periodo de disciplina total, pasa el 2º paso de la disciplina parcial: •Puede tomar la Santa Cena. •Tiene voz y voto en las sesiones de negocios de su iglesia local. •Puede emitir comentarios u opiniones en los estudios bíblicos. •Las demás prohibiciones siguen vigentes. 1.Disciplina recuperando Al llegar a esta etapa se le restablecerá los siguientes privilegios además de los reconocidos en la etapa anterior: •Puede ayudar en actividades seculares de la iglesia extra púlpito. •Puede hacer números especiales •Las demás prohibiciones siguen vigentes. 1.Disciplina Recuperado: Este periodo de disciplina, se puede dividir en dos partes: •Recuperado parcial •Recuperado total La persona disciplinada va ocupando las actividades que antes tenía hasta llegar a la suspensión total de la disciplina. Recomendaciones: •Para toda disciplina debe nombrar un comité. Si el disciplinado es un miembro de la iglesia, el pastor y dos consejeros compondrán el comité. Si el disciplinado es un pastor, el supervisor de distrito y dos pastores compondrán el comité. Si el disciplinado es un supervisor de distrito, el supervisor nacional nombrará 3 obispos ordenados, para que traten el caso. En cada caso se le debe comunicar al disciplinado cual fue el resultado y las conclusiones del comité, informándoles en qué consistirá su disciplina y por cuánto tiempo. Si el disciplinado no está de acuerdo con lo determinado por el comité, éste tendrá 10 días para apelar, contando desde el día que se le comunica sobre la aplicación de la disciplina. Si es un miembro, debe apelar al supervisor de distrito. Si es un pastor debe apelar al supervisor regional o nacional. El pastor de la iglesia local, puede solicitar al comité de disciplina que se le restablezca todos los privilegios al disciplinado antes de tiempo, por haber mostrado buen testimonio y obediencia. Esta solicitud se puede hacer después que se cumpla la mitad de la disciplina impuesta y dependiendo de la gravedad de la falta cometida.
  36. 36. PRINCIPIOS DOCTRINALES Representan nuestras creencias las cuales, se fundamentan en las sagradas Escrituras. · Arrepentimiento: Marcos 1: 15; Lucas 13:3; Hechos 3:19. · Justificación: Romanos 5: 1; Tito 3:7. · Regeneración: Tito 3:5. · Nuevo nacimiento: Juan 3:3; 1 Pedro 1:23; 1 Juan 3:9. · Santificación, subsecuente a la justificación: Romanos 5:2; 1 Corintios 1:30; 1 Tesalonicenses 4:3; Hebreos 13:12. · Santidad: Lucas 1:75: 1 Tesalonicenses 4:7; Hebreos 12:14. · Bautismo en agua: Mateo 28:19; Marcos 1:9, 10; Juan 3:22, 23; Hechos 8:36, 38. · Bautismo en el Espíritu Santo subsecuente a la limpieza: el impartimiento de poder para el servicio: Mateo 3: 1 1; Lucas 24:49, 53; Hechos 1:4-8. · Hablar en lenguas como el Espíritu dirija a la persona, como evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo: Juan 15:26; Hechos 2:4; 10:44-46; 19:1-7. · Dones espirituales: 1 Corintios 12:1, 7, 10, 28, 31; 14:1. · Las señales siguen a los creyentes: Marcos 16:17-20; Romanos 15:18,19; Hebreos 2:4. · El fruto del Espíritu: Romanos 6:22; Gálatas 5:22, 23; Efesios 5:9; Filipenses 1:11. · Sanidad divina provista para todos en la expiación: Salmo 103:3; Isaías 53:4, 5; Mateo 8:17; Santiago 5:14-16; 1 Pedro 2:24. · La cena del Señor: Lucas 22:17-20; 1 Corintios 11:23-26 · Lavatorio de los pies de los santos: Juan 13:4-17; 1 Tiinoteo 5:9, 10. · Diezmos y ofrendas: Génesis 14:18-20; 28:20-22; Malaquías 3:10; Lucas 11:42; 1 Corintios 9:6-9; 16:2; Hebreos 7:1-21. · Restitución donde sea posible: Mateo 3:8; Lucas 19:8, 9. · La pre milenial segunda venida de Jesús. Primero, para resucitar a los santos que han muerto y levantar a los creyentes vivos, hacia El, en el aire: 1 Corintios 15:52; 1 Tesalonicenses 4:15-17. Segundo, para reinar sobre la tierra por mil años: Zacarías 14:4; 1 Tesalonicenses 4:14; 2 Tesalonicenses 1:7-10; Judas versículos 14,15; Apocalipsis 5: 10; 19:11-21; 20:4-6. · Resurrección: Juan 5:28, 29; Hechos 24:15; Apocalipsis 20:5, 6. · Vida eterna para los justos: Mateo 25:46; Lucas 18:30; Juan 10:28; Romanos 6:22; 1 Juan 5:11-13. · Castigo eterno para los inicuos, sin liberación ni aniquilación: Mateo 25:41-46; Marcos 3:29; 2 Tesalonicenses 1:8, 9; Apocalipsis 20:10-15; 21:8
  37. 37. PRINCIPIOS PRACTICOS 1. EJEMPLO ESPIRITUAL Demostraremos nuestro compromiso con Cristo poniendo en práctica las disciplinas espirituales, demostraremos nuestra dedicación al cuerpo de Cristo siendo leales a Dios y a su iglesia; y demostraremos nuestra dedicación a la obra de Cristo siendo buenos administradores. 1.a. La práctica de las disciplinas espirituales Las disciplinas espirituales implican prácticas como la oración, la alabanza, la adoración, la confesión, el ayuno, la meditación y el estudio. A través de la oración expresarnos nuestra confianza en Jehová Dios, el dador de todas las cosas buenas, y reconocemos nuestra dependencia en El para suplir nuestras necesidades y las de otros (Mateo 6:5-15; Lucas 11:1-13; Santiago 5:13-18). A través de la adoración, tanto pública como privada, alabamos a Dios, tenemos comunión con Él y recibimos diariamente enriquecimiento espiritual y crecimiento en la gracia. A través del ayuno podemos acerarnos a Dios, meditar en la pasión de Jesucristo y disciplinamos para vivir bajo el control del Espíritu Santo en todos los aspectos de nuestra vida (Mateo 6:16-18; 9:14-17; Hechos 14:23). Por medio de la confesión de nuestros pecados a Dios tenemos asegurado el perdón divino (1 Juan 1:9-2:2). El compartir nuestra confesión con otros creyentes da la oportunidad de pedir la oración y ayudamos mutuamente a llevar nuestras cargas (Gálatas 6:2; Santiago 5:16). Por medio de la meditación y el estudio de la Palabra de Dios fortalecemos nuestro crecimiento espiritual y nos preparamos para guiar e instruir a otros en las verdades bíblicas (Josué 1:8; Salmo 1:2; 2 Timoteo 2:15, 23- 26). 1.b. Lealtad a Dios y dedicación a la iglesia La vida del discipulado cristiano implica el cumplimiento de nuestros deberes hacia el cuerpo de Cristo. Debemos reunimos constantemente con otros miembros de la iglesia con el propósito de magnificar y alabar a Dios y escuchar su Palabra (Mateo 18:20; Juan 4:23; Hechos 2:42, 46, 47; 12:24; Hebreos 10:25). El domingo es el día cristiano de adoración. Como día del Señor, el domingo conmemora la resurrección de Cristo de entre los muertos (Mateo 28: 1) y debe utilizarse primordialmente para la adoración, la confraternidad, el servicio cristiano, la enseñanza, la evangelización y la proclamación de la Palabra (Hechos 20:7; Romanos 14:5, 6; 1 Corintios 16:2, Colosenses 2:16, 17). Debemos proveer para las necesidades financieras de la iglesia a través de nuestros diezmos (Malaquías 3:10; Mateo 23:23) y ofrendas (1 Corintios 16:2; 2 Corintios 8:1-24; 9:1-15). Es nuestro deber respetar y sometemos a aquellos que el Señor ha puesto sobre nosotros en la iglesia (1 Tesalonicenses 5:12, 13; Hebreos 13:7, 17). Cuando ejerzamos autoridad lo haremos como ejemplos espirituales; no como dueños ni señores del rebaño de Cristo (Mateo 20:25-28; 1 Pedro 5:1-3). Por otra parte, nuestra sumisión debe ser una manifestación de la gracia espiritual de la humildad (Efesios 5:21; 1 Pedro 5:5, 6). Finalmente, debemos evitar la afiliación a sociedades que requieren o practican juramentos. Tales sociedades pueden parecer espirituales pero, en realidad, al requerir un juramento y ser secretas, contradicen la espiritualidad cristiana (Juan 18:20; 2 Corintios 6:14-18). Los cristianos no deben pertenecer a ningún cuerpo o sociedad que requiera o practique una lealtad que esté por encima o excluya su comunión con otros en Cristo (Juan 17:21-23; Mateo 12:47-49).
  38. 38. 1.c. Buena mayordomía cristiana Las virtudes del ahorro y la sencillez son honrosas, mientras que el despilfarro y la ostentación son solemnemente prohibidas en las Escrituras (Isaías 55:2; Mateo 6:19-23). El vivir una vida piadosa y sobria requiere el uso sabio y frugal de nuestras bendiciones temporales, incluyendo el tiempo, talento y dinero. Como buenos administradores debemos sacar el máximo provecho de nuestro tiempo, tanto para esparcimiento como para trabajar (Efesios 5:16; Colosenses 4:5). El mal uso del tiempo libre degrada (1 Timoteo 5:13; 2 Tesalonicenses 3:6- 13); pero cuando el tiempo se utiliza en forma constructiva, experimentamos renovación interna. Todo nuestro trabajo y diversión deben honrar el nombre de Dios (1 Corintios 10: 3 l). Como buenos mayordomos debemos utilizar bien nuestros dones espirituales (Romanos 12:3-8; 1 Corintios 12:1-11, 27-3 1; Efesios 4:11-16; 1 Pedro 4:9-1 l), así como nuestros talentos naturales (Mateo 25:14-30) para la gloria de Dios. Como buenos mayordomos debemos reconocer que el uso sabio del dinero es parte esencial de la economía de la vida del cristiano. Dios nos ha encomendado bendiciones temporales para que cuidemos de ellas (Mateo 7: 11; Santiago 1: 17). 2. PUREZA MORAL Participaremos de toda actividad que glorifique a Dios en nuestro cuerpo y evitaremos la satisfacción de los deseos de la carne. Leeremos, miraremos y escucharemos todo lo que sea de beneficio para nuestra vida espiritual.
  39. 39. 2.a. Debemos glorificar a Dios en nuestro cuerpo Nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, por lo cual debemos usarlo para la gloria de Dios (Romanos 12:1, 2; 1 Corintios 6:19, 20; 10:31). Debemos andar en el Espíritu y no satisfacer los deseos de la carne (Gálatas 5:16). U Escritura contiene varios pasajes con ejemplos de una conducta camal que no glorifica a Dios (Romanos 1:24; 1 Corintios 6:9, 10; Gálatas 5:19, 21; Apocalipsis 21:8). Las prácticas pecaminosas más prominentes que aparecen en estos pasajes incluyen: la homosexualidad, el adulterio, actitudes mundanas (como el odio, la envidia y los celos), comunicación corrupta (como el chisme y las palabras sucias), robo, asesinatos, borrachera y brujería. La brujería tiene que ver con prácticas de ocultismo las cuales son prohibidas por Dios y conducen a la adoración de Satanás. 2.b. Lo que leemos, miramos y escuchamos La literatura que leemos, los programas que miramos y la música que escuchamos, afectan profundamente nuestros sentimientos, nuestro pensamiento y nuestra conducta. Es imperativo, por lo tanto, que el cristiano lea, mire y escuche las cosas que inspiran, instruyen y desafían a alcanzar un nivel moral más elevado. Por otro lado, debemos evitar literatura, programas y música de contenido mundano y de naturaleza pornográfica. Un cristiano no debe mirar en el cine (o la televisión) películas u obras teatrales que sean de naturaleza inmoral (Romanos 13:14; Filipenses 4:8). 2.c. Fomento del bienestar espiritual El cristiano debe usar su tiempo libre en actividades que edifiquen tanto al individuo como al cuerpo de Cristo (Romanos 6:13; 1 Corintios 10:31, 32). Debemos evitar prácticas y lugares mundanos. Consecuentemente, un cristiano no debe participar en ningún tipo de entretenimiento que apele a la naturaleza carnal y traiga descrédito al testimonio cristiano (2 Corintios 6:17; 1 Tesalonicenses 5:21, 22; 1 Juan 2:15-17). 3. INTEGRIDAD PERSONAL Viviremos una vida que inspire responsabilidad y confianza, que produzca el fruto del Espíritu y manifieste el carácter de Cristo en toda nuestra conducta. 3.a. Responsabilidad y confianza El cristiano debe ser una persona contable y de palabra (Mateo 5:37; 1 Pedro 2:11, 12). Jurar es contrario a la contabilidad del cristiano, por lo tanto debe evitarse (Mateo 5:34-37; Santiago 5:12). Cristo enseño, por precepto y ejemplo, que debemos amar a nuestros enemigos y dar la preferencia a nuestro prójimo (Mateo 5:43-48; Romanos 12: 10; Filipenses 2:3; 1 Juan 3:16). Debemos comportamos de tal manera que nuestra conducta lleve a otros a Cristo (Mateo 5:16; 1 Corintios 11: l). 3.b. Fruto del Espíritu Si vivimos en el Espíritu, manifestaremos el fruto (actitudes y acciones) del Espíritu y no satisfaremos los deseos de la carne (Gálatas 5:16, 22-25; 1 Juan 1:7). Las buenas relaciones con otros son el resultado natural de nuestra relación positiva con el Señor (Salmo 1: 1-3; Mateo 22:37-40). Seremos juzgados por no llevar fruto en nuestra vida (Mateo 7:16-20; Lucas 13:6-9; Juan 15:1-8). 3.c. El carácter de Cristo El distintivo de la vida en Cristo es el amor por otros (Juan 13:34, 35; 15:9-13; 1 Juan 4:7-1 l). En su relación con el Padre, Jesús mostró sumisión (Lucas 22:42; Juan 4:34; 5:30). En su relación con otros, demostró aceptación (Juan 8: 1 l), compasión (Mateo 9:36; Marcos 6:34) y perdón (Mateo 9:2; Lucas 5:20). No podemos llevar el fruto del Espíritu y manifestar el carácter de Cristo si no estamos espiritualmente unidos a El (Juan 15:4, 5) y sin tener la semilla de la Palabra sembrada en nuestro corazón (Juan 15:3; 1 Pedro 1:22, 23).
  40. 40. 4. RESPONSABILIDAD FAMILIAR Daremos prioridad al cumplimiento de las responsabilidades familiares, preservaremos la santidad del matrimonio y mantendremos el orden bíblico en el hogar. 4.a. La prioridad de la familia La familia es la unidad básica de las relaciones humanas y como tal es indispensable, tanto para la sociedad como para la iglesia (Génesis 2:18-24). El origen divino de la familia y su carácter institucional exigen que se le ministre con prioridad, tanto desde el punto de vista personal como colectivo. La práctica de las disciplinas y virtudes cristianas debe empezar en el hogar (Deuteronomio 6:6, 7). Por lo tanto, la familia cristiana debe establecer un plan para los devocionales familiares y proveer una atmósfera cristiana en el hogar (1 Timoteo 3:3, 4; 5:8). 4.b. La santidad del matrimonio El matrimonio es ordenado por Dios y es un acto de unión espiritual en el que un hombre y una mujer se unen para vivir como una sola carne (Génesis 2:24; Marcos 10:7). Por su carácter divino, el matrimonio es un compromiso para toda la vida y el adulterio es la única concesión bíblica para el divorcio (Mateo 5:32; 19:9). La relación sexual ya sea antes del matrimonio o con otra persona que no sea el cónyuge se prohíbe estrictamente en la Biblia (Éxodo 20:14; 1 Corintios 6:15-18). Para alcanzar santidad en el matrimonio, los cónyuges deben esforzarse por mantener una relación placentera, armoniosa y santa. Si llegara a ocurrir el divorcio, la iglesia debe estar presta a proveer amor, comprensión y orientación a los afectados. Las segundas nupcias de personas divorciadas podrán realizarse únicamente después de un entendimiento y sometimiento pleno a las instrucciones bíblicas relacionadas con este asunto (Mateo 19:7-9; Marcos 10:2- 12; Lucas 16: 1 8; Romanos 7:2, 3; 1 Corintios 7:2, 1 0, 1 l). Si un cristiano desea permanecer soltero, su decisión debe ser respetada y vista como una alternativa bíblica (1 Corintios 7:8, 32-34). 4.c. Orden divino en el hogar Cuando Dios creó al hombre, varón y hembra los creó (Génesis 1:27). Los dotó con características diferentes (1 Corintios 11: 14, 15; 1 Pedro 3:7) y les dio responsabilidades diferentes (Génesis 3:16-19; 1 Pedro 3:1-7). En el orden bíblico, el esposo es la cabeza del hogar (Efesios 5:22-31; Colosenses 3:18, 19), los padres deben criar y disciplinar a sus hijos (Efesios 6:4; Colosenses 3:21) y éstos deben obedecer y honrar a sus padres (Éxodo 20:12; Efesios 6:1-3; Colosenses 3:20). Para que haya armonía en el hogar debe observarse el orden bíblico de responsabilidades. 5. TEMPLANZA EN LA CONDUCTA Practicaremos la templanza en la conducta y evitaremos actitudes y actos ofensivos a nuestros semejantes o que conduzcan a la adicción o esclavitud a las drogas. 5.a. Templanza Una de las virtudes cristianas cardinales es la templanza o dominio propio (1 Corintios 9:25; Tito 1:8; 2:2). Se encuentra en la lista del fruto del Espíritu (Gálatas 5:23). Se nos amonesta a ser moderados y equilibrados en nuestra conducta (Filipenses 4:5). La Escritura indica que tenemos la prerrogativa de controlar nuestro pensamiento (Filipenses 4:8), nuestro enojo (Efesios 4:26) y nuestro hablar (Efesios 4:29; Colosenses 3:8). El ejercicio del dominio propio refleja el poder de Dios en nuestra vida (1 Corintios 9:27; 2 Pedro 1:5- 11). 5.b. Conducta ofensiva La Biblia enseña claramente que debemos ser sensibles a las necesidades y los sentimientos de los demás, como una demostración de nuestro amor por ellos (Mateo 22:39; Romanos 12:9-21; 13:10; Filipenses 2:3-5). A veces tenemos que controlar nuestros impulsos para no ofender a otros (Romanos 14:13-21; 1 Corintios 8:9-13). De la manera en que conocemos a Cristo según el Espíritu, así también debemos comprender a los demás para que no los juzguemos solamente por su conducta externa (2 Corintios 5:16). Nuestras relaciones con los demás deben caracterizarse por el respeto y la tolerancia hacia sus diferencias (Romanos 14:2,3; 1 Corintios 8:8; Efesios 4:2; Colosenses 3:13; 1 Timoteo 4:1-5).
  41. 41. 5.c. Adicción y esclavitud Uno de los beneficios principales de nuestra libertad en Cristo es la facultad que tenemos de dominar los impulsos negativos (Juan 8:32, 36; Romanos 6:14; 8:2). Se nos aconseja no volver a quedar bajo el yugo de esclavitud (Gálatas 5: l). Por lo tanto, un cristiano debe abstenerse totalmente de toda bebida alcohólica y de cualquier sustancia química que forme hábito y altere el ánimo. Se debe evitar el uso del tabaco en cualquier forma, la marihuana y cualquier otra sustancia que cause adicción. Debemos también abstenernos de actividades como los juegos de azar y la glotonería, los cuales profanan el cuerpo, que es el templo de Dios, o que dominan y esclavizan el espíritu que ha sido libertado en Cristo (Proverbios 20:1; 23:20-35; Isaías 28:7; 1 Corintios 3:17; 5:11; 6:10; 2 Corintios 7:1; Santiago 1:21). 6. APARIENCIA MODESTA Demostraremos el principio bíblico de la modestia vistiendo y luciendo de una manera que realce nuestro testimonio cristiano y evitando el orgullo, la presunción y la sensualidad. 6.a. Modestia De acuerdo con el concepto bíblico, la modestia es una gracia espiritual interna que evita todo lo que parece indecente e impuro. Es limpia en pensamiento y conducta y no actúa con crudeza ni con indecencia en el vestir ni en el comportamiento (Efesios 4:25, 29, 3 1; 5:1-8; 1 Timoteo 2:9, 1 0). Por lo tanto, la modestia incluye la apariencia, la conducta, el vestir 'y el hablar, y puede ser aplicada a todas las situaciones. El punto esencial es: ¿estamos agradando o desagradando a Dios con nuestro estilo de vida? 6.b. Apariencia y vestido La vida, el carácter y el concepto que tengamos de nosotros mismos se reflejan en nuestra apariencia y manera de vestir. La amonestación bíblica "no os conforméis a este siglo" nos recuerda que la manera de vestimos debe ser modesta y decente en todo sentido (Romanos 12:2; 1 Tesalonicenses 5:22, 23). A Dios no le desagrada que nos vistamos y arreglemos bien. Sin embargo, debemos buscar, sobre todo, la belleza espiritual, la cual no viene por el adorno externo de joyas, vestidos y cosméticos costosos, sino de las buenas obras, de la conversación pura y de un espíritu afable y apacible (Filipenses 4:8; 1 Pedro 3:3-5). 6.c. Orgullo, presunción y sensualidad Como pueblo santo debemos abstenemos de toda lascivia de la carne y evitar vestirnos de un modo que provoque pensamientos, actitudes y estilos de vida inmorales (Gálatas 5:13-21; 1 Pedro 2:11; 2 Pedro 1:4). Nuestra belleza no depende de vestidos ostentosos, atavíos extravagantes y costosos, del uso de joyas y cosméticos, sino de nuestra relación con Cristo. El adorno externo, sea vestido o joyas, como una demostración externa del valor personal, es contrario a la actitud espiritual (Santiago 2:1-4). 7. OBLIGACIONES SOCIALES Nuestro objetivo será cumplir con las obligaciones que tenemos hacia la sociedad, siendo buenos ciudadanos, corrigiendo injusticias sociales y protegiendo la santidad de la vida.
  42. 42. 7.a. Ser buenos ciudadanos Como cristianos somos miembros del reino de Dios, aunque también somos miembros de la sociedad de este mundo. La obediencia a Dios nos requiere que actuemos de una manera responsable como ciudadanos de nuestros países (Marcos 12:13-17; Romanos 13:1-7; 1 Pedro 2:13-17) . Por lo tanto, debemos apoyar la ley y el orden civil; tener respeto por nuestros líderes y orar por ellos; participar en actividades de las escuelas, de la comunidad y del gobierno; ejercer nuestro derecho al voto y expresamos en relación con asuntos morales claramente definidos. La ley de Dios es suprema pero nosotros debemos obedecer las leyes de nuestro país, mientras que éstas no estén en conflicto con la obediencia a Dios (Hechos 5:29). Cuando sea necesario estar en desacuerdo con las prácticas y requerimientos del gobierno, debemos hacerlo motivados por la preocupación de promover la justicia y no por el simple deseo de disentir y estar en controversia. 7.b. Corregir la injusticia social El amor por los demás y el reconocimiento de que todas las personas son iguales ante los ojos de Dios (Hechos 10:34; 17:26) deben motivamos a hacer algo por mejorar la situación de los menos privilegiados, abandonados, hambrientos, sin hogar y víctimas de prejuicios, persecución y opresión (Mateo 22:39; Romanos 13:8-10; 1 Juan 3:17). En todas nuestras relaciones debemos ser sensibles a las necesidades humanas (Lucas 10:30-37; Santiago 1: 17) y evitar la discriminación racial y económica. Toda persona debe tener libertad para adorar y participar en la vida de la iglesia, sin importar raza, color, sexo, clase social o nacionalidad. 7.c. Proteger la integridad de la vida La vida es algo que sólo Dios puede dar (Génesis 1: 1-3 l); por lo tanto, todos somos responsables ante el Creador de cuidar de la vida nuestra y la de otros. Si las circunstancias lo requieren, debemos estar dispuestos a cualquier sacrificio por servir a los demás (Juan 15:13); pero la regla general es que respetemos nuestra vida y utilicemos todos los medios posibles para conservarla. Dios es el único que confiere la vida y sólo Él decide cuándo debe terminar (Salmo 31:14, 15). En vista de que un feto humano es sagrado y bendecido por Dios, tenemos la responsabilidad de proteger la vida de los que aún no han nacido (Jeremías 1:5; Lucas 1:41). Es nuestra firme convicción que el aborto, la eutanasia (muerte provocada a los ancianos, impedidos mentales, enfermos de muerte, o incompetentes en cualquier forma), por razones de conveniencia personal, adaptación social o ventajas económicas, son moralmente incorrectos. Además, creemos que es nuestra responsabilidad cristiana cuidar de la tierra y sus recursos. En el principio, Dios le dio al hombre dominio sobre la tierra (Génesis 1:26-30), sin embargo, esto no nos da derecho a contaminar nuestro medio ambiente o desperdiciar los recursos naturales.
  43. 43. RESEÑA HISTORICA DE LOS ORIGENES DE LA IGLESIA DE DIOS DEL EVANGELIO COMPLETO EN PANAMA
  44. 44. SUS INICIOS La Iglesia de Dios en Panamá tuvo sus inicios el 19 de Agosto 1935. a raíz del resultado de la pasión misionero del Reverendo J.H. Ingram, quien le predico a un grupo de independiente que se encontraban en la provincia de Colon, el hermano Ingram acepto al grupo independiente como iglesia de Dios y se construyo un templo para 42 personas quedando como primer Pastor el hermano J.N. Cumberbatch.
  45. 45. En la ciudad de Panamá se encontraba otra independiente ubicada en el Chorrillo la cual se adhirió a la iglesia de Dios en 1,936. Siendo su primer Pastor el hermano Simón, ( Colombiano) el abrió la puerta a la Iglesia de Dios , dando inicio a la historia de esta obra en la ciudad de Panamá . Por el año 1939, la nueva misión de la iglesia de Dios Comienza a Expandirse a otras provincias del Interior de La Republica. Coordinador nacional de Panamá
  46. 46. A raíz de la Segunda Guerra Mundial y de los sucesos que ocurrían por el año 1,944, los hermanos norteamericanos nombran como coordinador Nacional de Obra Misionera a Bolívar De Sousa, el cual se dirige al interior del país para abrir obras nuevas. Bolívar de Sousa viaja a Chiriquí y funda una obra nueva en la ciudad de Concepción, Bugaba, además abrió la obra de Gara chine, Santa Rosa, Taimati y Gatuncillo, por este mismo tiempo se nombra al Obispo S.S. Siverson como Supervisor de America Central.
  47. 47. A raíz de la Segunda Guerra Mundial y de los sucesos que ocurrían por el año 1,944, los hermanos norteamericanos nombran como coordinador Nacional de Obra Misionera a Bolívar De Sousa, el cual se dirige al interior del país para abrir obras nuevas. Bolívar de Sousa viaja a Chiriquí y funda una obra nueva en la ciudad de Concepción, Bugaba, además abrió la obra de Gara chine, Santa Rosa, Taimati y Gatuncillo, por este mismo tiempo se nombra al Obispo S.S. Siverson como Supervisor de America Central.

×