Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Versos al viento

415 views

Published on

Versos al viento

Published in: Art & Photos
  • Be the first to comment

Versos al viento

  1. 1. VERSOS AL VIENTO Socorro Martínez
  2. 2. VERSOS AL VIENTO José Socorro M artínez Agilitar M É X I C O 2 ©0 5 3
  3. 3. VERSOS AL VIENTO DERECHOS RESERVADOS ISBN - 968 -
  4. 4. José: ...Te he amado en libertad, sin ataduras, sin promesas, sin orillas... te lie amado por la fuerza de tu espíritu y por hacer de tu lucha una constante como el tiempo. Te he amado por la lealtad con que realizas tus quehaceres y por el afecto que demuestras a tus amigos. (Eso habla de tus bienes y las glorias que heredaste de tu tierra). Te he amado, porque desde aquella mañana en que descubrí el canto de tu voz y la mirada color del tiempo con que contemplas la montaña, permaneces incansable frente a ella, sin que el viento te mueva. Te he amado, porque de tu mano he conocido los rincones de la historia y del placer, y porque en las coincidencias como en las diferencias aprendí a soñar, pero sobre todo aprendí a creer en el amor... Te entrego lo que tengo: mi gratitud, mi amor y mi lealtad. 5
  5. 5. PRÓLOGO Ya me ha llegado el tiempo en que con versos revivo mí vida, inventando lo que haga falta en mis nostalgias impertinentes. Aunque pronto tendré por “enemiga” la naturaleza, hasta ahora, hay en mí una prodigiosa salud, y, fuera de eso, casi estoy orgulloso de no tener más nada, ni ser nada; porque vivo a sabiendas de que la vida se va y se pierde en eso, en nada; así que en este día que aún la tengo, quiero aprovecharla como al dinero, que se gana, se cuida y se gasta. En la existencia, lo más importante es el amor. Nada hay más hermoso, ni más cruel. Estos versos son parte de mi testimonio del amor que me dieron y del amor que di. Son amores sin nombre, porque al final de todo, los amores son como aquí digo: Versos al Viento. 6
  6. 6. CONTENIDO PAG, 1........... ......... ....................................... . 8 n ... ................................ ..................... ................................... 9 Ilusión y Realidad ............................................................................................... 10 Ven .......................................................................................................... 11 Geoda ..................................................................................................................... 13 Amor anónimo ......................................................................................... 14 Mi Sol ...................................................................................................... 17 La Virgen .............................................. ................................................ ............ 21 Tú y Yo .................................................................................................... 28 El Beso ...................... ............................................................................................ 24 Servilletas ............................................................................................... 27 Después de T i............................... ....................................................................... 30 Fuego y Frío ............................................................................................ 31 Pájaros 33 Ojos de Venado ........................................................................................ 34 La Estrella .............................................................................................. 36 ülises 37' Quiero ...................................................................................................... 40 ....................................................................................... 43 Me las Vas a Pagar .................................................................................. 45 Hoyuelos................................................................................................................ 46 En el Amor no hay Culpa ........................................................................ 47 Reglamento de Amor ............................................................................... 49 Ya Q u é.................................................................................................................... 5ü El Clonado ............................................................................................... 51 Celos ........................................................................................................ 54 Otelo ........................................................................................................ 55 Poemínimo 2 ............................................................................................ 57 El preso ................................................................................................... 58 Poemínímo ................... .................................. .............................. 59 El Cielo ............................................................................................................. 60 Cancerbero .............................................................................................. 61 Nilevé .......................................................................................................... ....... 62 Poemínimo 4 ........................................................................................... 63 C o n f e s i ó n . .......... 64 .................................................... ............................................................. 65 E a ;■ ............................................................................................................... 66 Traigo unos verses ................................................................................... 68 Juicio fin a l..................... . 69
  7. 7. T odo poem a expresa un pensam iento y un sentim iento POEMÍNIMO 1 Barcelona, España 1977 Zapatero a tus zapatos, es dicho que ya aprendí... No nada sin agua un pato y yo no vivo sin tí.
  8. 8. El amor verdadero siempre es un regalo. CABALLO REGALADO Paredón, 1979. Caballo regalado no se le ve colmillo (así dice el refrán). Eso pasó contigo y sin hacer topillo ¡qué importa! el ¡qué dirán! Me lo regaló el cielo: juguete del destino te puso en mi camino y así quiero seguir. Cumplo lo que prometo, no es un simple capricho, estamos en lo dicho pues yo no sé mentir. Pero, si te arrepientes, yo no mando en tu pecho, estás en tu derecho de tu vida elegir. * Música de Heberto Vázquez. 9
  9. 9. N o hay m etáfora que sirva para describir tu belleza. ILUSIÓN Y REALIDAD Paredón 1980. Linda, como tus ojos de interrogación -ojos de belleza oriental-... una tarde ardorosa de Paredón, rutilante, te vi junto al m ar... Desparramándote en mieles de amor, eras toda una venus de la libertad, silueta de ilusión y realidad. Anhelante, volaste mis cumbres de pasión (novicia florecida por la precocidad...) Guardaré enmudecido tu recuerdo nupcial en el cofre incestuoso de mi corazón, lamentando que el mar en su azul sinfonía inmensa, como tu sed hambrienta de placer, cante por tí la misma melodía aquí, donde fuiste mía, triste de que ya no estés. 10
  10. 10. Si existe la inm ortalidad, tiene que ser en, por, o para el amor. VEN Yautepec 1984 Alegre y fraternal, así viviste.... Reiste con los pobres, cantaste con los tristes, alentaste a las almas desvalidas dándote generosa y sin medida; invirtiéndole todo tu sentir a la idea de servir. Repartiste tu espacio, cual aurora, amiga y compañera permanente, madre, hija y hermana a toda hora... Iniciada en tu fe, convencida y congruente, reuniste voluntades y tendiste la mano enamorada siempre de la vida, zenit de amor humano. ll
  11. 11. ¡Cómo verte perdida en otra dimensión...! Urente aspiración se toma rediviva en cada luz prendida en tu memoria... Ven, que aquí hay un fogón -cual lámpara votiva - ardiendo ¡no en la historia! ¡sino en mi corazón!
  12. 12. Hay palabras m udas que hablan con el silencio. GEODA Pachuca, Hgo., 1985. “Desde aquí, rodeada por mis brazos y tus sueños, contemplando el paisaje de esta noche geoda que ha puesto las estrellas del cielo a nuestros pies, quiero aceptar que no podré llenar tus manos de brillantes, ni de perlas tu cuello, ni tu canto de aplausos, pero voy a llenarte toda de recuerdos..." Y volteando hacia mí, con tus ojos rasados y tus labios temblando, me besaste, llorando. 13
  13. 13. Amor, soplo divino que lo vence todo. AMOR ANONIMO. Estoy enamorado de tí pero tú no lo sabes; lo sabrás cuando claves tus ojos en mis ojos, cuando te dé la mano y sientas de repente en tu pulso mi pulso palpitando, en mi pecho tu pecho suspirando, en tu aliento mi aliento... Y te quedes pensando en que estamos de acuerdo. Este amor no es platónico, es más bien un misterio; es un amor anónimo; es un compás de espera mientras llega el momento que se te hayan salido todos esos diablillos que hay en tí por ser bella, y acaben sus maldades que provocan ensueños, fantasías, espejismos, . errores, narcisismos, vanidades... Y sepas lo que quieres siendo como tú eres de tan bonita y por fin de des cuenta de que me encuentras, de que me quieres, México, D.F., 1987. 14
  14. 14. de que me necesitas. Este amor es de siempre, lo sabrás en seguida porque ya nos amamos en otra dimensión, en otra vida, en otro encuentro, en otra encamación, en otro tiempo. No sé la explicación pero es algo que siento como un descubrimiento. Porque sé que eres tú la parte que me falta y yo tu complemento... Así estoy de seguro, y tú estarás de acuerdo. Donde manda el arcano lo demás nada vale. No habrá traición a nadie, no habrá infidelidad, ni deslealtad, ni engaño, ni reclamo; simplemente aceptar la verdad: Volvemos a encontrar y comprobar que nuestro amor es cierto, que me amas y te amo y que estamos de acuerdo. No se cómo fue antes, seguramente bello;
  15. 15. mas el nuevo futuro comenzará en un beso que borrará el pasado, la duda, la mentira y nos pondrá en lo cierto. Diré que los amantes no se ponen de acuerdo pues no lo necesitan, porque sencillamente están siempre de acuerdo... ...Y que choquen los mundos, que se vuelquen los mares, que se apaguen los astros, que haga explosión el sol y se derrumbe el cielo; que este amor es eterno y en alguna otra parte, donde nos ponga Dios, volveremos a vemos y con reconocemos proseguirá el romance y ¡estaremos de acuerdo!.
  16. 16. El am or es un sol que da luz y calor, que deslum bra y que ciega, que ilum ina y que quema. MI SOL Alejandra, Mor., 1989. Después de tantos años no hay duda alguna de que te amo; no puede haber engaños; 110 hay duda alguna de que te quiero desde el día que te vi, cuando te conocí un cinco de febrero. Era tu cabellera de llamarada un sol dorado entre las flores de aquel jardín de mis amores, que me anunciaba tu primavera con rosas rosas sobre tu cara. Eran dos soles como agua clara tus ojos claros, y rosas rojas tus labios rojos, y rosas blancas tus blancas manos. Te vi como extasiado... como una aparición, como se ve un lucero cuando ha explotado a la mitad del cielo y brilla como el sol. Eras, de cuerpo entero, una alucinación 17
  17. 17. que invadió con su fuego mis deseos, mi pensamiento, mi sentimiento y mi corazón. Se pusieron de acuerdo aquel atardecer: tu pueblo con nombre de mujer, sus calles y su plaza, para ir a ver bajo los arcos de tu propia casa, tu amor y mi querer. Las bugambilias y enredaderas, los corredores, las cristaleras, la música de fiesta y los abrazos de los amigos, fueron testigos, sin darse cuenta, de las miradas con que expresaban tu alma y mi alma sus sentimientos y sus anhelos, en sus destellos que se fundieron en un incendio de comunión de luz de sol que fue ilusión, ensueño y emoción, pero que se nubló con las tormentas y nubarrones de las pasiones casi increíbles... Como aguijones, como castigos de los prejuicios y la moral... el deber... la razón... Y todo lo que fuimos, lo que los dos sentimos,
  18. 18. lo que juramos, lo que vivimos, parecía sin futuro... y casi lo perdimos por el error de decir no a los impulsos de nuestro amor. Nos confundimos en la noche sin sol. Yo me porté inseguro siendo como era; tú te portaste ingrata siendo sincera, hasta que comprendimos que nos equivocamos el día que renunciamos a la luz de aquel sol que se elevó, y por si solo se defendió reapareciendo con devoción más fuerte que las sombras del deber y de la obligación; más alto que los truenos de la moral, la ley o la razón. Después de tantos años no puede haber engaños. Nuestro amor sigue igual en su sinceridad, como la luz del sol en cada amanecer... para bien, para mal. Este amor equivale a ser uno en la misma emoción,
  19. 19. la misma aceptación, la identificación de la luz y el calor fundidos en un sol. Ambos sabemos de qué se trata "oh sol de mi ilusión" -dijera Barceleta-... Nuestro sol no se apaga con sombras ni con agua. Lo que siento en mi alma en tu alma se retrata, porque este amor que a tí y a mí así nos arrebata, nadie lo apaga... ¡Nada, ni nadie lo desbarata!
  20. 20. No apelaré ante el cielo. LAVIRGRN D. F.1990. Tienes nombre de virgen, rostro de virgen, manos de virgen y cuerpo celestial... Siendo mujer eres lo ideal. Tus ojos grandes expresivos y tristes, de tan hermosos son al mirar conmovedores y seductores, como reflejos del mar brillando en la soledad... Tus ojos raros son dos ustorios que me alucinan y me calcinan. Son en verdad dos ascuas bellas, adoratorios de las estrellas con que se adorna la obscuridad. Tus labios singulares con que me incitas, son por sensuales y cuadraditos prometedores de la delicia. Hechos de fuego para besar son la lujuria de tu carita con que encienden 21
  21. 21. mis ritos sibaritas la codicia de amar... Tendrás que seguir siendo la virgen de mi altar: Intemporal porque sigues igual; inolvidable porque a más tiempo más te suspiro y te quiero más; irrenunciable porque sabiendo que eres un sueño más te deseo sin ser tu dueño para mi mal; inalcanzable porque tú sabes que te venero y te da igual. ¡Qué mala eres para ser virgen! pero te quiero y no reniego de mi querer. De qué me quejo si sé muy bien que para tí todo es normal... ¡Al fin mujer!
  22. 22. U n anillo de com prom iso es algo rom ántico, lástim a que dure m ás el anillo que el com prom iso. TU Y YO Cd. Valles, 1992 Y sucedió que, enamorados, Dios nos dejó unidos y engarzados en un "Tú y Yo"... La explicación vas a tenerla en un instante: Tú eres la perla y yo el brillante... Tú por lo puro de la ilusión... Yo por lo duro del corazón. 23
  23. 23. Prefiero un m inuto contigo que una vida sin tí... EL BESO México, D. F., 1994. Te robé un beso... El primer beso correspondido como sueño cumplido- en una carretela de olvidada leyenda y de novela actual; carruaje principesco donde tu majestad y tu belleza regia engalanaron - como en un cuento- el centro engalanado de La Gran Capital. Un beso es estallido de ansias y pensamientos, de deseos reprimidos, de miedo y sentimientos, de inquietudes y metas, de intentos y reservas; de singularidades y de frivolidades... 24
  24. 24. Un beso es un misterio que no sabes qué dice; que expresa más que un verso y más que una caricia; más que los juramentos y todos los intentos del canto, la malicia, el llanto y la sonrisa... Un beso es un secreto que te guardas muy dentro; un grito en tu silencio, y un lucero en tu noche... Es más que una promesa una prueba confesa de reclamo y reproche, de regalo y derroche... Es amor aceptado... Contigo he comprobado -con toda claridad- que un beso de verdad ¡nunca es robado...! Un beso es lo sublime, la redención, la entrega, el triunfo sin derrota... La invitación al cielo...
  25. 25. Es -textualmente- dulce fascinación, profanación y reto, estímulo y confianza, realidad y esperanza... Tú, que bien me conoces por mi linaje, sabes que en tu carruaje me tocaron los dioses al besar tu boquita de rojo maquillaje... ¡Tu boca cuadradita...!
  26. 26. Me gustas porque mientes estupendamente SERVILLETAS México, D. F. 1994. Cuántos versos he escrito en restaurantes, o en mesas de cantina, siempre fiel al instinto del bohemio, en mis afanes líricos, de perseguir la vena repentina sin musa ni proemio; saliendo de mi espíritu - en tiras de emoción - con rimas de canción y letras incompletas que siento que me dicta el corazón y dejo escritas... en servilletas. Y siempre, de repente, como un hado, aparecen tus formas de pecado para llenar mi mundo de enamorado, de enloquecido, de enajenado; adorándote sin que sea tu marido; deseándote 27
  27. 27. siendo un amor prohibido; renunciando a olvidarte, sintiendo que he nacido para tenerte como castigo... Y ya no puedo más, hoy voy a poseerte porque sé que tú quieres entregarte y jugar con la vida y con la muerte, con la pasión la traición, 1 a aventura, la suerte; el perjurio incestuoso de la mentira artera; porque sé que tú quieres atreverte a jugar con el arte de la infidelidad riesgosa y placentera; y poder provocar que dos hombres se aparten o se maten, o te puedan matar. Hoy serás mi mujer y vete encomendando - que yo también - a Satanás, y a Lucifer... Juntaremos por fin nuestros demonios
  28. 28. y, sin metáforas, beberé de tu fuente y de tus labios - en lo que tope- no le hace, ni me importa, que nos lleven los diablos o el mismo Mefistófeles, por la osadía lasciva de ser tuyo y ser mía, por lo menos un rato de mi atrevida vida.
  29. 29. La traición es lo más peligroso que existe. BESPUÉS BE TÍ Pijijiapan 1995. Después de tí, no quiero nada nuevo; ya no cabe otro amor en mis amores; es sólo tu recuerdo lo que llevo aquí en mi corazón, con resquemores. Después de tí, mi vida se detuvo en la fecha infeliz de tu perfidia; a nadie quise así (y así lo juro) sólo tú eres el amor de mi vida. Después de tí, mi sueño es un fracaso; un camino sin fin y sin ventura; el dolor de querer seguir tus pasos con el sabor letal de la amargura. Después de tí, me ahoga el desencanto con mis ansias de amarte y de quererte; este dolor de amar ¡me duele tanto! que ya después de tí ¡sólo la muerte!... 30
  30. 30. Para ella no fui nada y quería serlo todo. FUEGO Y FRÍO Cd. Cuauhtémoc, Chis., 1996. Si el amor es un sol prosélito del frío, mi vida es llamarada que saludó el rocío con visajes espléndidos de una pompa coqueta... con su frescura pura... con límpida belleza de lágrima caída... con su alma cristalina, su blancura discreta, su transparencia de gota femenina; con su brillo de copo derretido por el calor de sol de mi amor encendido. . . Y pudo serlo todo: Mi sol, mi amor, mi vida, mi rocío... Romance delirante de un instante. . . que en paz descanse... Así pasa y ni modo. . . 31
  31. 31. Fué mucho fuego el mío para el mísero frío de una coqueta gota de rocío. ¡Cómo soñé juntar el mar de fuego de mi Puerto Madero, con una fría laguna de Monte Bello!
  32. 32. Si pudiera adivinar tu instinto de mujer. P Á J A R O S México, D.F., 1996. Ya para qué te digo, si no comprendes. . . Yapara qué le sigo si tú no entiendes porque no sabes nada, ni de experiencia, ni de metáforas, ni de cariño... Porque no sabes cómo se sufre cuando se ama y tienes muchos pájaros en la cabeza - de tan volada - pero sin nido. . . Y yo ¡no me conformo con ser tu amigo! 33
  33. 33. Las mujeres fatales tienen ojos raros o de animales. OJOS BE VENÁBO Palenque, Chis., 1996. Aunque no creo en brujerías hechizos ni tonterías, sé que a mí me has embrujado con tus ojos de venado. Aunque no vivo de sueños y tú eres mujer con dueño, no sabes cuánto he soñado con tus ojos de venado. Aunque te tenga prohibida porque es ingrata la vida, acepta que me has amado con tus ojos de venado. Aunque te muestres cambiada, yo te he visto enamorada cada vez que me has mirado con tus ojos de venado. Aunque pienses que es mejor decirle que no al amor, yo sé que por mí has llorado con tus ojos de venado. Aunque tu cara y tu cuerpo 34
  34. 34. van cambiando con el tiempo, lo único que no ha cambiado son tus ojos de venado. Aunque tú seas como el cielo más promesa que consuelo me tienes acorralado con tus ojos de venado. Y aunque doblegue mi orgullo seguiré siendo muy tuyo, no le hace que sea pecado... ¡Ver tus ojos de venado!
  35. 35. La flor de La Chontalpa es una estrella LA ESTRELLA Emiliano Zapata, Tab., 1996. El cielo de Tabasco tiene una Estrella bella: la más hermosa estrella de Comalcalco. Esa estrella no es de oro ni es estrella de plata, pero vale la pena apostárselo todo y escribirle poemas, y darle serenatas. Esa Estrella morena es la doncella mágica que a la pasión incita en la tarde escarlata, donde hoy pasea su gracia juanto al Usumancita... por todo el malecón de Emiliano Zapata. Tan sólo para ella Dios hizo un firmamento con lampos de ilusión, y ese gran firmamento para tan bella estrella ¡está en mi corazón! 36
  36. 36. A las m ujeres rio hay que escucharlas, hay que amarlas. ULI8ES Palenque 1996. Eres una sirena-morena, llena de encanto... Oí tu canto con frenesí, y casi me perdí, creyendo lo que dices... Pero soy un Ulises atado al mástil alto de mi bajel de orgullo y, como enajenado, por tu embrujante arrullo tan cadencioso, crucé el mar proceloso de todo lo que es tuyo: Tus besos, tus celos, tu amor, tu sin razón, tu sexo, tu pasión... Saboreando el placer de tu cuerpo fogoso, aún navego como marino ciego sintiendo que me muero y que me vuelvo loco 37
  37. 37. - poquito a poco - pensando en tí... Te busco agonizante cada instante... Tus manos ya no están.. Ya sé que te perdí, que te debo dejar... Por eso, como sordo te oigo y no te escucho, aunque subas a bordo, aunque te quiera mucho. Al resistir tu imán se me desgaja el alma golpeándome tu pena, porque tu ruego suena a cántico sincero... Pero sé que en verdad eres una sirena de perdición -bonita y atractiva - y no caeré en el mar de tus mentiras y tu canción que lleven mi querer - como galeote - del placer de tenerte a la desilusión...
  38. 38. Aunque te adoro tanto no escucharé tu canto de sirena-morena; qué me importa que explote -si se agita- mi profunda obsesión, o que se me derrita de amor ¡el corazón!.
  39. 39. D igo lo que quiero, sin trampas para tener derecho a que m e indulte la vida.: QUIERO Zacatecas 1997 Quiero que tus ojos me alumbren, que tus manos me entibien, que tu aliento me aliente... que crezca tu dulzura y la merezca. Quiero que tu pelo me incite, que tu ritmo me inspire, que tus besos me enciendan... y que toda tu morenura me estremezca. Quiero que Dios nos amanezca con los ojos abiertos susurrando ilusiones, y luego despertando junto a tu sueño dejándote negar que soy tu dueño, para jugar el juego donde el fuego se mezcla con mentirillas y desaciertos. 40
  40. 40. Quiero que mi bien sea tu bien y tu mal sea mi mal sin horma y sin orillas. Quiero verte llegar o llegar a buscarte, sólo para estar juntos y negociar si valen o no valen las palabras, en el trasunto o en las escalas con que se hablan las almas enamoradas. Quiero que de la mano caminemos como dos colegiales por pueblos y lugares que a tu lado son bellos... Quiero que aunque no quieras me recuerdes, me aspires, me imagines, me bromees, y ¡sin pensar; me digas que me quieres.
  41. 41. Quiero que tu risa me anime, que me obsesiones; que tu andar me jalone y que no se termine este deseo. Quiero que tu presencia me atolondre y que tu repentismo me emocione. Quiero que tus caricias me electricen, que tu embrujo me hechice, que nuestras vidas caminen sin recelos hasta volar sintiendo que es sublime que nos amemos, y, dejarte pasar, cuando bailemos.
  42. 42. La historia de mi vida se sabe poco y se sabe mal. SI TÚ QUISIERAS Zacatecas 1998. Vida, si tú supieras... si supieras los sueños que has despertado en mí, no alcanzarían mis noches para pensar en tí. Vida, si tú pudieras... si pudieras amarme y sentir como yo, no alcanzarían mis rimas a dar gracias a Dios. Vida, si tú creyeras... si creyeras en mí - por mi honor te lo juro - no alcanzarían mis manchas a empañar tu futuro. 43
  43. 43. Vida, si tú le dieras... si le dieras mi nombre a tu naciente sol, no alcanzarían mis luces a enmarcar su fulgor. Vida, si tú quisieras... si quisieras seguirme y ser uno tú y yo, no alcanzaría mi vida para pagar tu amor.
  44. 44. Al conocerte a tí he com prendido que un hom bre bien puede estar satisfecho de tener una sola mujer ME LAS VAS A PAGAR. Morelia 1999. Las estrellas del negro firmamento no saben lo que siento... Las diosas del olimpo no saben que yo existo... Las rompientes del mar no saben esperar... Por eso tú no llegas (insensible a mi pena)... Por ser diosa y estrella, rompiente de la m ar... Pero el día que me quieras (si el tiempo me responde) ¡me las vas a apagar! Aunque, ya para entonces yo, ¡te voy a adorar! 45
  45. 45. Te am o com o si no hubiera nadie m ás en el mundo. HOYUELOS Morelia,2000. Los dos hoyuelos de tu sonrisa, tan exquisita, me causan celos porque están cerca de tu boquita. Tus dos hoyuelos son dos luceros que se escondieron en tu carita, porque los cielos te los cedieron para que fueras la más bonita. Cuando contemplo tus dos hoyuelos beso los dos, porque presiento que, los dos juntos son los dos puntos con que firmó su obra, Dios. 46
  46. 46. N adie debe culpar a nadie de lo que siente. EN EL AMOR NO HAY CULPA Morelia, 2000. Hay algo que tú no sabes: Que en el amor ¡nunca hay culpables...! Si te amo, con ansiedad, como nadie te querría, no es mi culpa ni es tu culpa; y si no te amo en verdad, no es culpa tuya ni es culpa mía... Si me amas, con fervor, ¡qué culpa tienes tú! ¡qué culpa tengo yo! y si no me amas, María, no será por tu culpa ni será por la mía. En el amor no hay culpa... El amor es milagro -y sé bien lo que hablo-; el amor es misterio -aunque suene muy serio-; el amor es albur -en un palenque azul-; 47
  47. 47. el amor es destino -que marca tu camino- No depende de uno, ni depende de dos; el amor es asunto en el que manda Dios. r A El dale las gracias de que te quiera yo; no importa que lo entiendas, que lo aceptes o no; no importa que me quieras... lo importante es ¡mi amor!
  48. 48. Amar es fácil. Mantenerse amoroso es lo difícil. REGLAMENTO BE AMOR Morelia 2001. Sé bien dispuesto a dar y recibir, porque el amor es camino de ir y de venir. Sé cuidadoso con los detalles, porque en el amor son importantes. Sé sensible para lo positivo, porque al amor lo cansa lo negativo. Sé prudente y evita discusiones, porque al amor lo hieren las incomprensiones. Sé sensato y omite palabras ofensivas, porque, en amores, el buen trato es salvavidas. Sé capaz de endulzar los amargos momentos, porque al amor lo matan los resentimientos. Sé realista y olvida los agravios, porque, en amores, son como fantasmas perdularios. Sé tolerante, si amas, porque a todos nos gusta que disimulen nuestras faltas. Sé amoroso, porque demostrar tu amor es lo más importante, y es hermoso. Sé tranquilo y perdona sin rencor, porque perdonar es la prueba suprema del amor. 49
  49. 49. La mejor forma de honrarte, sería insultarte YA QUÉ Cuernavaca 2002 Voy a dejarte, pero no le hace; si ya te amé. Vas a olvidarme, pero qué tiene; si ya lo sé. Voy a extrañarte, pero qué importa; si te adoré. Vas a culparme, pero no hay pero; si eres mujer. Voy a perderme, pero qué le aunque; si hay un por qué. Vas a alejarte, pero, hay que quede; ¡no pudo ser! Voy a morirme por no tenerte pero ¡ya qué! 50
  50. 50. EL CLONADO Todo lo que soy le lo dejo en un recuerdo. Cuernavaca, 2003 Y a no puedo vivir sin el estrés de amarte; sin la inseguridad que me dá el que me ames así. Sin creer, desconfiando, por la inutilidad de mi tardía fidelidad; por tener un pretérito que nubla mi verdad y anula todo mérito... Si estuviera seguro de que no te perdía, seguro te dejaba; porque la realidad es como un despertar cuando el sueño se acaba; y yo quiero soñar y soñar... que serás sólo mía; soñar que te conquisto cada día sin descartar que fallarás, o que el arcano y la fatalidad se detendrán . 51
  51. 51. En tanto, me preparo, con lucidez, para no estar contigo, porque sé que mi sino es morir olvidado, desmantelado por la vejez, pagando mi castigo de haber amado tanto, por tantos lados para venir a terminar así: solo y enamorado de la única mujer que me ha ganado... La mujer que ha logrado que me olvide del mundo y viva condenado: A no admitir que envejecí, y con ello, perdí... A sentirme animado porque me veo clonado en un espejo vivo -de mi propio barro- por el que renací: Clon fascinante que dice lo que digo, que piensa como pienso, que baila como bailo, que sueña lo que sueño...
  52. 52. Angel de amor clonado que canta como canto y es igualito a mí: dedo por dedo, labio por labio, mirada por mirada... retrato inédito; estro calcado que reluce mi espíritu de pensamiento alado ¡y vivirá por mí!
  53. 53. Los celos nacen por el am or, y - a veces- el am or m uere por los celos CELOS Cuemavaca 2004 Tengo celos de todo lo que miras, de lo que te rodea, de lo que tocas; de oírte que suspiras y de cada sonrisa que sale de tu boca. Me causan celos los ratos de tu tiempo que estás lejos de mí; quisiera adivinar tus pensamientos y hasta pensar por tí. ¡Cuánto debe quererte el alma mía!... para celarte así, a todas horas; celos de tu ternura y de tu orgullo; celos de no saber lo que deseas; celos me dá este amor -por ser tan tuyo -; celos de tanto amarte ¡sin que lo creas! 54
  54. 54. Los cclos siempre dañan OTELO Jojutla, 2003 ¡Pobre Otelo! ciego y enajenado por los celos; obstinado en buscar un secreto cuyo descubrimiento lo haga desgraciado... Ser celoso debería ser delito, porque el celoso ofende, porque el celoso hiere, porque el celoso espía. Porque inventa mentiras tejidas de infinito; porque tortura y se tortura con fantasías de acomplejado... Porque nada lo cura de su pecado; porque camina, cada paso, al borde de esquizofrénica locura. Porque se vuelve torpe... 55
  55. 55. Porque todo celoso un colapso desata cuando acusa, cuando reclama, cuando destruye a golpes o cuando mata... Ante un celoso (engendro del demonio) ¡ni para qué apiadarse!... Su lugar es la cárcel ¡o el manicomio!...
  56. 56. Lo poético tiene algo de Universal. POEMÍNIMO 2 Como los cisnes blancos que forman pareja de por vida estaremos amándonos ¡mi negra consentida! Cuemavaca, 2003. 57
  57. 57. Iiay que pagar desprecios con amor. EL FRESO Cuemavaca, 2003. Te doy mi fe para tu incredulidad; te doy mi amor (a tí que no me amas); te doy la esencia de mi verdad en pago de tus mentiras; y te regreso tu libertad aunque me quede preso de tu recuerdo ¡que no se olvida! 58
  58. 58. La poesía dice más que la prosa, con m enos palabras. POEMINIMO 3 D. F. 2003. Sé que el amor no muere como no muere Dios; que el amor es eterno como es eterno Dios, porque Dios es amor y Él está entre tú y yo. 59
  59. 59. Los enam orados ven lo que no es, porque el am or es ciego. EL CIELO Cuernavaca 2004. Mujer querida, mi negra bella: sé que te amo perdidamente, y lo confieso; pero me salvo con esta clave que es un tormento, y es un consuelo: Eres el ave, pero no el árbol; eres la estrella... ¡pero no el cielo...! 60
  60. 60. Com o el guardián de los infiernos tengo 3 cabezas: una para idealizarte, otra para aceptarte y una m ás para amarte. CANCERBERO Ticumán, 2004. Soy animal sanguíneo que obedece su instinto, y por eso te busco, para latir. Como el ave canora que despierta la aurora, le cantaré a las luces que das a mi sentir... Cual mísero gusano que se arrastra reptando, (y va dejando rastro) voy a dejar mi huella en tu existir... Como el águila en celo que vuela por el cielo, me alzaré con mis alas a tu zenit. Mas, cual perro colérico que ladra, resguardando su casa, he de ser Cancerbero de tu infierno por mí. Y, como abeja fiel que muere por su miel; quiero... ¡morir por tí! 61
  61. 61. MLEVÉ C u ern av a c a 2005 No sabes ni quien soy, pero te importo... indiferente a mi amistad auténtica, lironda y monda como flor de loto, eres de la informática de ahora visión, placer y excusa tecnológica; Éxtasis de mi ser, reina y señora... y te diré una cosa desde ahora: Jamás distinguirás lo que es sincero... omega de un poema inacabado serás reina de un verso chacotero... élite que degraden los mareados. Sobre mi convicción, acorralada, obediente a tus normas de moral, cumpliré tu deseo de renunciar... obstruido por tu alma reprimida rabión seré de oferta incomprendida, recordando lo hermoso de soñar... ocultando la triste realidad... La amistad íntima es un bello espejismo 62
  62. 62. Prim ero m urieron m is placeres, luego m is esperanzas y contigo mis temores. POEMÍNIMO 4 Cuernavaca 2005 Estás llena de vados; vives la información sin reflexión; eres lo mismo que un punto y seguido; la sinalefa de amor e incomprensión insensible a las rítmicas y desoídas notas telúricas de mi corazón. 63
  63. 63. jfil amor nace involuntariamente, sin que uno se dé cuenta, CONFESIÓN ¿Por qué. Señor, de sus pupilas moras este amor que es prohibido me encendiste?,,» ¿Por qué con morbideces tentadoras y primores de virgen la cubriste?,,. ¡Apiádate, Señor!, yo la idolatro y sin su amor me siento desgraciado, me lie abrazado a su cuello de alabastro como a tu cruz se abraza el condenado. Yo confieso^ Señor, que en mí delirio le he dejado el pecado de mis besos con sabor de magnífico veneno,,., Y en mis horas de amor y de martirio y en mis locos y tétricos excesos ¡no me importa. Señor, sí me condeno!
  64. 64. Mi vida es sólo un pretexto para MÁS ALLÁ Ticumán, Mor, 1998. Te amo más allá de la piel... inés allá del deseo y más allá del sexo. Te amo más allá de las reglas, más allá de las simples palabras, más allá de la experiencia y más allá de toda conveniencia. Te amo más allá de la critica, más allá del pecado, más allá de la culpa y más alfa de lo bueno y lo malo. Te amo más allá de la dada, más allá de la fe, más alfa de todo cuanto pase y más allá de todo lo que sé. Te ame más allá del destino y de la suerte, más allá del tiempo más allá de la vida ¡más allá de la muerte!
  65. 65. Cuando uno está enamorado, ve a su pareja perfecta, pero esta preciosidad no es que la vea, es que está perfecta. EL INJERTO Morelia 2000, Por tu coquetería donosa, incitante, oferente.., Por tu belleza extrema, rutilante, engreída y presuntuosa; mira lo que has causado mujer de mi pecado^ Te deseo intensamente, apasionadamente, primitivamente; con lascina, con morbo y con envidia.., ¡Desmesuradamente...! Te veo y tan sólo de verte saboreo tus formas lujuriosas, tu anatomía turgente, tus labios excitantes, tus copos palpitantes,,. Te desnuda mí mente libidinosa y tu guiño sensual me convida y me invita nulificando mi voluntado,. 66
  66. 66. Y te imagino en tu totalidad, en la iláxim a expre sién de tu naturaleza licenciosa sibarita y camal,.. ¡No lo puedo evitar! Cierro mis ojos impúdicos y te veo con mi mente voluptuosa; y mi sangre se agita y se apresta a alcanzar tu cuerpo electrizante, tu fórmula escultórica, ansiando acariciarte con apetencia codiciosa, con avidez salaz, obscena! y soporto doliente y delirante el placer de imaginarte complaciente, anhelante, fogoza... ¡Y sueño con gozarte como insaciable amante,.,! ..,Desearte sin remedió que sólo por ti siento,, Y, ¿sabes qué es lo peor?,,. Que este deseo en exceso es un bárbaro injerto: ¡Es sexo! ¡y ea amor!
  67. 67. Solamente los poetas pueden liberar del alma las palabras. TRAIGO u n o s v e r s o s México, D.F. 1992. Traigo unos versos en la cabeza que no los puedo rimar... traigo una “muina” y una tristeza que casi me hacen llorar. Traigo unos versos dentro del pecho que no atino a descifrar... Traigo una rabia por un despecho que no sé cómo vengar. Traigo unos versos aquí en la sangre que nunca podré expresar. .. Traigo un amor medio “muerto de hambre” que hasta vergüenza me da. Traigo unos versos aquí en los labios que no alcanzo a pronunciar... Traigo una afrenta y unos agravios que no los puedo aguantar. Traigo unos versos en mi garganta que no salen al cantar... Traigo una pena dentro del alma que hoy ¡me voy a emborrachar!. 68
  68. 68. El diálogo con Dios o con los hombres, es más importante que los pactos entre las naciones. JUJ DI j FINAL Motozintla, Chis., 1996. Apenas muerto llegaré frente a Dios (a mi juicio final) y en esa hora suprema El me preguntará» -¿Por qué os mostráis contento con tu muerte? Y yo contestaré- -Porque conocí el amor. ■Ydesde que nacisteis ¿Cuál de los bienes que recibisteis fue el más valioso? -El perdón, por mí andar delictuoso. -¿Y qué otra cosa hicisteis en tu vivir ansioso, todos los días? -Trabajar... y soñar... y servir... Y, al verme (cual me ves) quizá preguntará mi Juzgador: 69
  69. 69. "¿Y por qué venís a mí con las manos vacías? y yo contestaré a mi salvador con mi lengua de lodo- "¡Porque lo di todo! ¡señor!.

×