Seis sombreros para pensar

663 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Seis sombreros para pensar

  1. 1. Pensar, aunque no lo detallemos muy a menudo es un proceso que requierede disciplina, lógica y razonamiento.Es un proceso que requiere de actitudes,aptitudes, gestos, posiciones y hasta fantasíasde ser un pensador, el tomar posición depensador y creerlo psicológicamente te llevara aser uno.El ponerse determinado sombrero también esun proceso difícil, ya que al momento de tomaruna decisión debemos pensar, y debemos identificar plenamente ante lasituación que sombrero ponernos, que acciones llevar a cabo que seanacordes al sombrero y como ejercer estas.Para ser un pensador, no solo basta tomar las posiciones corporales o hastavestirse como tal, aunque sea algo que estimule el pensamiento, sin embargoes necesario también tener la intención y desempeñarla, ya que si hayintenciones y movimientos finalmente tu cuerpo terminara por reaccionar desempeñando actividades propias de un pensador. Otro aspecto a considerar es que un pensador no necesariamente siempre tiene la razón o cree que la tiene, puede ser un pobre pensador, ya que no mira más allá de sus anhelos.Si representamos el papel de un pensador, como si fuésemos actores, evitandola intervención de nuestro ego, es muy posible que sea una manera deempezar a actuar como tales.
  2. 2. Somos seres humanos sentimentales, lo que indica que ante cada situaciónvivida dejamos ver lo que sentimos, es algo como un instinto natural, pero aveces afecta nuestra manera de pensar, lo que nos lleva a analizar y tomarposesión de nuestros sentimientos, ser capaces de controlarlos y canalizarlos,para que estos no influyan en ponernos el sombrero equivocado ante algunasituación.Para ser un buen pensador es necesario seguir las pautas anteriores, sinembrago hay algo importante que tomar en cuenta, y es saber la función quecumple cada uno de los sombreros, debemos conocerlos adecuadamente, paraque su función mas las recomendaciones anteriores dadas cumplan unafunción y se pueda ser un “buen pensador”.Somos seres humanos con pensamientos, creencias y costumbres, donde lomás importante es actuar acorde a cómo actúan todos a nuestro alrededor, talsituación nos envuelve en una monotonía que nos convierte en seres humanossemejantes a otros, en otros términos replicas inanimadas moldeadas por lasociedad.Para ser un pensador y marcar la diferencia se nos hace necesario romper loslímites, querer cambiar el mundo, revolucionar nuestro pensamiento y norealizar acciones y tomar decisiones tan mecánicamente.Una armonía total, pleno conocimiento de los seis sombreros y un ser humanoansioso por revolucionar su entorno pensamientos y acciones, son la mezclaideal para un “BUEN PENSADOR”.

×