UN PROGRAMA DE
EDITORIAL

  Publicación Programa MINIMO
       Área de Vivienda Definitiva
Fundación Un Techo para Chile

   Edición y Co...
UN “MÍNIMO” COMIENZO
PARA UN GRAN CAMBIO




M
             uchos piensan que la existencia de los campamentos en Chile se...
6




    La mediagua se transforma en la carnada perfecta que atrae a quienes han tenido
    muy pocas oportunidades en l...
9    Prólogo

14   2005: Primera iniciativa de diseño social chileno

15   Definiciones formales concepto gráfico

19   Di...
8



84    30 Lugar / Módulo Multifuncional

86    Mención Honrosa / 15cm

88    Equipamiento para una vivienda / Hernán G...
9




           Para presentar este libro, quisiéramos entregar dos conceptos
           que permiten no sólo entender su...
10




     una invitación nacional, en un sueño concreto y ambicioso.
     A partir de esto se convocó a decenas de unive...
11




Lejos de ser sujetos de crédito de algún banco o una
multitienda, las familias de extrema pobreza suelen no tener
d...
12




     diseño de una nueva tipología de productos inclusivos, tiene
     una potencialidad enorme para convocar a dis...
13
14




     2005 : PRIMERA INICIATIVA DE DISEÑO SOCIAL CHILENO




     Durante el primer semestre de 2005, Un Techo para ...
15




DEFINICIONES FORMALES CONCEPTO GRÁFICO




ESTRUCTURA


Al desarrollar la estructura del libro debieron
tomarse en ...
16




     COLOR


     Para diferenciar y darle identidad a cada
     sección del libro se determinó un tipo de color
  ...
17




   NUMERACIÓN


   Se acompañó al número con las herramientas
   del logo de MINIMO, como íconos
   diferenciadores...
18
19

                                                     diseño




diseño.
   CONCURSONACIONALDEOPTIMIZACIÓNDE
   ESPACIO...
20

diseño




          en la Región Metropolitana y se están                        de cada categoría:
          constru...
21

                                                                             a r t e




arte.
“MINIMAL, MÍNIMO, MINIM...
22

a r t e




          tuvo su mejor correspondencia en los espacios abiertos de la ciudad
          y sus edificios, m...
23

                                                                           a r t e




desaventurado indicar que el “M...
24

a r t e




          3.- La “Toma” y el “Site Specific”.


          Uno de los grandes conceptos que el arte Minimal...
25

                                                                       a r t e




Por ejemplo, la obra de Y. Becerra ...
26

a r t e




          y alarma del uso que tiene ese equipamiento urbano al final del
          día. Tal como la artis...
27

                                                   foros




foros.
  Ciclo de conversaciones
  multidisciplinarias co...
28

foros




        Un Techo Para Chile                                     Los textos que se incluyen continuación
    ...
29

                                                                                                             papers


...
30

papers




         en la búsqueda de identidad y de un lugar digno para ellos en la ciudad; y, finalmente, Rodrigo To...
28.578
                      En Chile aún existen



 533 Campamentos,

familias habitándolos
1 Caleta Vitor                         134 El Bosque                               267 Palomares                          ...
33

                                                                     papers




Historia de un sueño
que parecía impos...
Celebración de Navidad Campamento Villa Esperanza • Fuente Alejandra Barrera   34
35

                                                                                               papers




E
          ...
36

papers




         lo poco que teníamos, cómo íbamos a poder ahorrar para postular a la vivienda. Cada vez
         s...
37

                                                                                                          papers




a...
38

papers




         comisiones tenía un representante, que entregaba toda la información en la mesa de trabajo,
      ...
39

                                                                                                                      ...
papers
Inauguración vivienda proyecto “Antumalal”. Fuente UTPCH            40
41

                                                      diseño




                CATEGORÍA
    UNIVERSIDADES E INSTITU...
42
         PROTOTIPOS
diseño

         • Nombre Proyecto: Bodega Colgante




                                           ...
43

armado                diseño




  1




         materiales

                            4


                        ...
44
         PROTOTIPOS
diseño

         • Nombre Proyecto: Tabique Modular
         • Categoría Universidades e Institutos...
45

armado                               diseño




         1




                 materiales

                          ...
46
         PROTOTIPOS
diseño

         • Nombre Proyecto: Sistema Modular
         • Categoría Universidades e Institutos...
47

armado                           diseño




1




               materiales

                                       12...
48
         PROTOTIPOS
diseño

         • Nombre Proyecto: Tabique Multifuncional




                                    ...
49

armado                                                                              diseño

         A                ...
50
         PROTOTIPOS
diseño

         • Nombre Proyecto: Mueble CEC
         • Categoría Universidades e Institutos




...
51

armado                                                          diseño


A                          B            C



...
53

                                                  foros




“¿Cuálessonlosmínimospara
         los pobladores?”
      ...
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Libro MINIMO
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libro MINIMO

6,836 views

Published on

Libro de Diseño MINIMO, Centro de Innovación Un techo para Chile.

Published in: Business, Technology
0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,836
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
351
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro MINIMO

  1. 1. UN PROGRAMA DE
  2. 2. EDITORIAL Publicación Programa MINIMO Área de Vivienda Definitiva Fundación Un Techo para Chile Edición y Coordinación General Margarita Troncoso Equipo Editor Jorge Atria Carolina Mosso Julián Ugarte Fotografias MINIMO 2005 Álvaro Benítez Diseño Gráfico e Ilustraciones Alejandra Sánchez
  3. 3. UN “MÍNIMO” COMIENZO PARA UN GRAN CAMBIO M uchos piensan que la existencia de los campamentos en Chile se debe al déficit habitacional. Pero la falta de viviendas que obliga a la creación de campamentos y allegados es sólo la parte visible de un problema mayor. Un país integrado es aquel donde los ciudadanos que lo componen son parte de un sueño común que llamamos nación. Conciudadanos que se sienten responsables unos de otros y, por lo mismo, forman instituciones que protegen a los más débiles. Al mismo tiempo, dan igualdad de oportunidades. Por el contrario, los países disgregados podrían ser aquellos en los que los ciudadanos dejan de serlo, y se transforman en consumidores; individualistas y anónimos. Ciudadanos a los que sólo les interesa desarrollar sus sueños personales, que conseguirán a toda costa sin importarles cuáles son las necesidades de los otros. Así, la sociedad y su tejido social se descomponen, se pierde la participación ciudadana y se instala la desconfianza hacia el otro. La gente se parapeta en los espacios privados, fuertemente protegidos, y los espacios públicos y los ciudadanos de menos ingresos, quedan relegados a merced de la delincuencia y de la ley del más fuerte. Se crean en los extremos de las ciudades, polos opuestos y distantes de riqueza y pobreza, y el resto de la ciudad es “tierra de nadie” o se transforma en un pasadizo. De esta forma, van quedando ciudadanos excluidos del desarrollo que, obligadamente por las circunstancias, se van a vivir a espacios marginales que llamamos campamentos. Revertir esto no es sólo cuestión de construir más casas. Más bien se trata de usar el deseo de la casa propia como una carnada para atraer distintos sectores que están disgregados, para involucrarlos en un sueño común.
  4. 4. 6 La mediagua se transforma en la carnada perfecta que atrae a quienes han tenido muy pocas oportunidades en la vida y viven en los campamentos, y a quienes han tenido toda clase de oportunidades y viven en sectores acomodados. Ambos -que viven en mundos distintos cercados de prejuicios mutuos-, descubren que se necesitan y juntos comienzan a recorrer un camino común que los enriquecerá. En el caso de uno, el camino lo llevará a una vivienda definitiva inserta en la ciudad y en un barrio sustentable. En el caso del otro, el camino lo llevará a opciones de vida que le darán sentido a su profesión y a su vida. Todo lo que se hace en este camino de enriquecimiento mutuo es lo que llamamos Habilitación Social. Dentro de esto se inserta el trabajo que como fundación venimos realizando desde el año 2005, y que está resumido en este libro testimonial. Con este trabajo, hemos podido acercar al mundo marginal a la belleza, a lo funcional y las comodidades básicas que necesita cada ser humano para desarrollarse como persona, y que a muchos -por diversas circunstancias- los hemos privado de ellas. También hemos llevado a las aulas universitarias, no problemas y desafíos imaginarios, sino que problemas y desafíos reales. De alguna manera, les hemos hecho tomar conciencia a quienes más han tenido posibilidades, que ser universitario es una responsabilidad, y que deben formarse bien para servir mejor a los demás. Formarse bien no es sólo sacarse buenas calificaciones, sino que, por sobre todo, significa vincularse con la realidad para que ella los llene de preguntas y les incentive la creatividad. Sólo así, más tarde, pueden ser profesionales que no parezcan extranjeros en su propio país, sino que hablen el lenguaje de todos y respondan a las necesidades de su pueblo. En estos años hemos sido testigos de cómo en los diversos trabajos se ha podido democratizar el diseño, la belleza y los espacios que nos regalan calidad de vida. Estoy seguro de que el P. Hurtado estará orgulloso de este esfuerzo, que sabemos cómo y cuándo comenzó pero que nunca sabremos qué cosas buenas producirá en el futuro. Y es que todos los grandes sueños que han movido sociedades y culturas tienen un comienzo, que más de alguien displicentemente calificó de “Mínimo”… P. FELIPE BERRIOS S.J. Capellán UTPCH y UTPMP
  5. 5. 9 Prólogo 14 2005: Primera iniciativa de diseño social chileno 15 Definiciones formales concepto gráfico 19 Diseño 21 Arte 27 Foros 29 Papers 33 “Historia de un sueño que parecía imposible” / Alejandra Barrera 41 Categoría Universidades e Institutos 42 10 Lugar / Bodega Colgante 44 20 Lugar / Tabique Modular 46 30 Lugar / Sistema Modular 48 Mención Honrosa / Tabique Multifuncional 50 Mención Honrosa / Mueble CEC 53 “¿Cuáles son los mínimos para los pobladores?” / Ricardo Tapia 57 Parque Forestal s/n / Alicia Villarreal 61 Nuevas y viejas variantes en la localización de la vivienda social de la periferia de la ciudad de Santiago (1906-2006) / Rodrigo Hidalgo 75 Diseño Minimo / Albert Tidy 79 Categoría Estudiantes 80 10 Lugar / Multicapas 82 20 Lugar / Cama Madriguera INDICE 7
  6. 6. 8 84 30 Lugar / Módulo Multifuncional 86 Mención Honrosa / 15cm 88 Equipamiento para una vivienda / Hernán Garfias 89 Puertas / Mauricio Pezo & Sofia Von Ellrichshausen 95 “La Habilitación Social: un desafío para los programas de vivienda social” / Claudia Ayala 97 “Matriz temporo-espacial del desarrollo y socialización de los niños” / Alejandra Rasse, Francisco Sabatini 117 La Industria y las viviendas mínimas / Italo Rosi 119 CategoríaProfesionales 120 10 Lugar / Vestidor 122 20 Lugar / T.E.S., Tercio Espacial Superior 124 Mención Honrosa / Puerta Repisa 126 Pensamientos sobre el mobiliario pertinente para la vivienda social / Mauricio Leniz 129 “La condición popular en nuestras ciudades” / Francisco Sabatini 131 “Por un lugar en la ciudad” / Francisca Márquez 141 Ropavejero / Jenyferth Becerra 147 “Cooperativa de Renca - Los negocios inclusivos abren un amplio mercado hacia donde crecer” / Rodrigo Torres 153 Proyectos de Diseño / electo-box • tapagoteras • iluminacion LED • lavaplatos • conectividad • repisa pack • mochila omenta • silla pallet 163 Agradecimientos 164 Colaboraciones Publicación 165 Colaboraciones MINIMO
  7. 7. 9 Para presentar este libro, quisiéramos entregar dos conceptos que permiten no sólo entender su estructura y contenido, sino acercarse a lo que ha sido la experiencia de MÍNIMO: Asociatividad y Emergencia. El proyecto nace el 2005 desde un grupo de estudiantes universitarios, que se plantearon una pregunta simple pero ambiciosa, ¿Qué puede hacer el mundo del arte y el diseño, usualmente relacionado con el glamour y las modas, por la extrema pobreza? Pero no bastó con hacer la pregunta, si no que se planteó la necesidad de invitar a todos quienes pudieran cuestionársela y ayudar a responderla. Quizás prólogo. la ingenuidad de la pregunta, junto a la convicción de su importancia, fue la génesis de la convocatoria y el catalizador de la Asociatividad. Los primeros en sumarse fueron Raúl Menjibar y Cristián Sanhueza, quienes tuvieron la genialidad de plasmar todas las ideas en un concepto gráfico, claro y potente, que ahorraba todo discurso y potenciaba la idea. Así nace MÍNIMO como tal. Después, se sumaron quienes se transformarían en el cerebro de la iniciativa, primero como asesores y después como jurado: Hernán Garfias, Albert Tidy, Alejandro Aravena, Felipe Berríos SJ, Mauricio Léniz e Italo Rossi, le dieron coherencia y contundencia a la propuesta, velando siempre por la excelencia del proceso investigativo y sus resultados. Pronto se sumaron Milan Ivelic y Carlos Navarrete, como anfitrión y curador, quienes junto a Mauricio Pezo, Yennifert Becerra y Alicia Villareal permitieron ampliar el debate e involucrar a la producción artística contemporánea en este diálogo. Otro aliado fundamental fue Masisa, que con su experiencia y recursos, permitió que esta intención se materializara en
  8. 8. 10 una invitación nacional, en un sueño concreto y ambicioso. A partir de esto se convocó a decenas de universidades y profesores, y tras ellos, cientos de estudiantes que desde Iquique hasta Valdivia desarrollaron, quizás sin saberlo, una investigación colectiva sin precedentes, amplia y diversa, pero centrada siempre en la dura realidad que presentaban las familias de campamentos. La complejidad del encargo (que asumía proyectos de arquitectura y diseño que debían entenderse bajo la lógica “Hágalo usted mismo” para ser montados por cualquier persona), logró no sólo aprovechar al máximo la creatividad y compromiso de los estudiantes y académicos, sino también poner de manifiesto el alto nivel de tecnologías instaladas en nuestro país, probando una vez más que la pobreza existente en Chile no es un problema de falta de recursos, sino de prioridades. Otra de las constantes de este proceso, que parte como un sueño y se transforma en un evento nacional, es la Emergencia, palabra entendida no sólo como la urgencia de un evento catastrófico, sino como la voluntad permanente de emerger. Esa voluntad que sostiene a miles de chilenos en la precariedad habitacional, que les permite creer y avanzar, que los hace pedir oportunidades y exigir sus derechos, no regalos ni limosnas. Ese espíritu, fue el que nos permitió no perder el foco, ya que todo esto no se hacía “para”, sino “junto” a las familias de campamentos, quienes participaron activamente de cada proceso, debate, curatoría, y del proyecto en general. Después del debate generado en el país por el Programa MÍNIMO el año 2005, y de las soluciones concretas proyectadas en el CONCURSO NACIONAL DE DISEÑO, la aplicación de las mejores ideas en terreno era el paso lógico a seguir. Sin embargo, el equipamiento mobiliario de la nueva vivienda para familias derivadas de campamentos, responde a una dinámica más compleja que la de optimizar recursos y espacios. Tal como se vio, hay que combatir contra un círculo de exclusión social que ha logrado abarcar más aristas de las presupuestadas.
  9. 9. 11 Lejos de ser sujetos de crédito de algún banco o una multitienda, las familias de extrema pobreza suelen no tener dinero para equipar su sueño, “la casa propia”. Respuesta a esta necesidad, vs. la falta de dinero para hacerlo, nace un grupo de emprendedores llamados “semaneros”. Estos personajes adquieren un mueble de alguna tienda, para luego vendérselos en cuotas a los integrantes del nuevo barrio, obteniendo utilidades del 200% por sobre el valor original del producto. Así, las familias más pobres, por ser pobres, no solamente tienen más dificultades y menos opciones para equipar sus hogares, sino que también son quienes pagan más dinero en el país para acceder al mismo beneficio. Lamentablemente son muchos los productos y servicios que se alinean bajo el mismo raciocinio. Más acostumbrados a recibir dinero día a día por el pago de algún “pololito” que a contar con ingresos fijos para poder planificarse, un shampoo, por ejemplo, suele comprarse en formato de “caluga”, en vez de familiar. Así se paga el centímetro cúbico de shampoo más caro del país, integrando en la misma lógica a las comidas, detergentes, cigarros sueltos y telefonía celular, entre otros. En Latinoamérica la cosa no cambia. En Perú, voluntarios de Un Techo para mi País (proyecto que toma como ejemplo a Un Techo para Chile y que está actualmente presente en 14 países del continente), constatan situaciones transversales al tema en muchos asentamientos, que sin acceso a agua potable, se enclavan en las laderas de las ciudades peruanas. Estos jóvenes han visto cómo grupos de “emprendedores locales” acercan en camiones aljibe u otros, agua potable para las familias que no tienen. La vulnerabilidad de no contar con lo mínimo, ha significado para los vecinos pagar hasta el triple del valor por cada litro de agua. La misma agua que un “emprendedor local”, por menos dinero, consigue abriendo una llave del interior de su vivienda, emplazada en la misma ciudad. Para reducir el impacto de estos acontecimientos, y generar soluciones innovadoras que respondan formalmente a las necesidades de una mayoría olvidada, creemos que el
  10. 10. 12 diseño de una nueva tipología de productos inclusivos, tiene una potencialidad enorme para convocar a distintos actores de la sociedad Es así como el Programa MÍNIMO de Un Techo para Chile, ha logrado catalizar desde el diseño de productos a la academia, a miles de estudiantes chilenos, a empresas y pobladores de campamentos o barrios, en un proyecto de reflexión y aplicación común. Ha sido un ejercicio aplicado de democratizar el diseño, y con este el comercio y la globalización. Un atrevimiento para generar productos de calidad mundial a precios asequibles. Soluciones a la medida del “nuevo” consumidor. Objetos que acerquen el agua a quien no tiene. Estudiantes que diseñen en cada producto dignidad humana. Universitarios que reconocen la universalidad. Empresas que crecen distribuyendo calidad de vida a sus clientes. Pobladores de campamentos en el foco de la innovación. Inclusión. En las páginas que siguen, revisaremos los emprendimientos que se han llevado a cabo durante los últimos años, fruto del trabajo asociado con pobladores , jóvenes universitarios, investigadores y empresas, quienes enmarcados en un contexto de extrema pobreza y emergencia, han demostrado que la globalización puede ser buena para todos. Para ellos, especialmente a las familias que han participado de la iniciativa, son nuestras felicitaciones por lo logrado, y nuestra profunda esperanza de que todo este esfuerzo repercuta de alguna manera, en mejorar su calidad de vida. EQUIPO MINIMO Mirko Salfate Yutronic, Coordinador Programa MINIMO 2005-2007 Julián Ugarte Fuentes, Coordinador Programa MINIMO 2007-2008 Margarita Troncoso Montégu, Coordinadora Programa MINIMO 2007
  11. 11. 13
  12. 12. 14 2005 : PRIMERA INICIATIVA DE DISEÑO SOCIAL CHILENO Durante el primer semestre de 2005, Un Techo para Chile realizó la iniciativa “Optimización del espacio Mínimo”, que pretendió debatir, investigar y proponer acerca del Espacio Mínimo y las condiciones básicas de habitabilidad. La interrogante que motivó la iniciativa fue: ¿Cómo pueden aportar la política, el arte, la industria y la tecnología para mejorar la calidad de vida de los destinatarios de políticas habitacionales, mediante diseños y lógicas productivas eficientes y contemporáneas, que sean capaces de potenciar las capacidades instaladas en el medio local? El lugar que albergó la muestra fue el Museo Nacional de Bellas Artes, uno de los escenarios oficiales del arte nacional. Milan Ivelic, director del MNBA, plantea que “la premisa no es partir del espacio mínimo como si fuera el fundamento de la habitabilidad de los pobres. Es preciso revertirla, colocando la dignidad humana como el vector ético de una acción constructiva de viviendas para los más desposeídos.” Y agrega “Cuando el arte es reflexivo y crítico, cuando se vincula intensamente con la vida, hace un llamado a repensar si lo que se hace no es más que la reiteración de una matriz diseñada abstractamente, omitiendo a las personas quienes son, en verdad, los protagonistas del hecho de habitar, con todas las implicancias que conlleva: seres con identidad, con familias, con esperanzas, que anhelan una vida digna. El arte subvierte los lugares comunes, las convenciones sociales y, en el caso que nos ocupa, la vivienda estandarizada, incapaz de acoger a quienes las ocuparán”. Es así que la iniciativa Mínimo de Un Techo para Chile se dio a conocer en una muestra dividida en tres instancias: DISEÑO (la exposición de 24 prototipos de mobiliarios desarrollados por Universidades e Institutos en una investigación colectiva y de los proyectos ganadores del Concurso Nacional); ARTE (la instalación de tres obras artísticas en el frontis del Museo); y FOROS (la realización de 4 foros multidisciplinarios).
  13. 13. 15 DEFINICIONES FORMALES CONCEPTO GRÁFICO ESTRUCTURA Al desarrollar la estructura del libro debieron tomarse en cuenta una serie de factores determinantes para lograr darle un orden adecuado. El hecho de ser una publicación de contenido diverso llevó a la necesidad de dividirlo en cuatro secciones: Diseño Arte Foros Paper Para darle un orden a esta estructura se le dio un especial énfasis al índice. En él se indican las páginas en el orden natural del libro con sus respectivos contenidos, utilizando el color como elemento referencial. SIMBOLOGÍA 11x25,5cm 24 páginas 17,5x25,5cm diseño 17,5x25,5cm arte 17,5x25,5cm 141 páginas foro 17,5x25,5cm paper 17,5x25,5cm índice dato duro 17,5x25,5cm 6 páginas
  14. 14. 16 COLOR Para diferenciar y darle identidad a cada sección del libro se determinó un tipo de color diferenciador para cada sección del libro. En esta ocasión se consideró la correcta combinación de el color de fondo con el color de la tipografía, para así obtener contrastes adecuados para una buena legibilidad. Pit, consend iamconsequis acip ex eui bla conulla at. Il eros dolor aute estis ad tet prat. Bortio od miniam diam ipsum augait iriure con vel il dolor iniamet iustie diam veliqui C=0 M=95 Y=100 K=0 C=0 M=15 Y=20 K=40 C=0 M=15 Y=20 K=40 C=0 M=40 Y=95 K=0 C=0 M=0 Y=0 K=80
  15. 15. 17 NUMERACIÓN Se acompañó al número con las herramientas del logo de MINIMO, como íconos diferenciadores de las distintas secciones correspondientes al Programa MINIMO. Los paper no llevaban herramientas por ser artículos complementarios proyecto. diseño a r t e foros papers diseño a r t e foros papers
  16. 16. 18
  17. 17. 19 diseño diseño. CONCURSONACIONALDEOPTIMIZACIÓNDE ESPACIOS MÍNIMOS Objetivo Luego de investigaciones y experiencias estudiadas por el Programa MÍNIMO de Un Techo para Chile, se demostró que las viviendas entregadas por subsidios presentan graves problemas en su habitabilidad, debido principalmente a la falta de equipamiento en su interior. El desarrollo de muebles siempre aparece como el primer nicho de investigación para mejorar dicha situación, es por eso que el Programa MINIMO en el año 2005, propuso desarrollar prototipos de mobiliario industrializables y multifuncionales que, construidos bajo una lógica de “Hágalo usted mismo”, permitan equipar y ampliar las viviendas sociales definitivas. Contexto Elemental Elemental ha trabajado desde el año 2004 con Un Techo para Chile. A partir de esto, se han inaugurado dos proyectos
  18. 18. 20 diseño en la Región Metropolitana y se están de cada categoría: construyendo cinco proyectos a lo largo • Categoría Universidades: del país. La configuración arquitectónica 1er lugar – Bodega Colgante –Universidad de estos diseños, definió unidades iniciales Diego Portales de viviendas progresivas que controlan 2º lugar – Tabique Modular – Universidad o enmarcan el crecimiento, asegurando Católica del Norte un desarrollo armónico del conjunto y 3er lugar – Sistema Modular – Pontificia disminuyendo el esfuerzo por parte de los Universidad Católica del Norte usuarios para completar sus viviendas. Es Mención Honrosa – Tabique Multifuncional – así que los diseños Elemental aportan en la Universidad Diego Portales unidad inicial de la vivienda, abriendo un nuevo Mención Honrosa – Mueble CEC – campo de estudio y desarrollo, con respeto a los Universidad de Concepción sistemas de ampliación y equipamiento de los nuevos hogares1 . • Categoría Estudiantes: Para el concurso se trabajó con la tipología 1er lugar – Multicapas de vivienda construida en Quinta Monroy 2º lugar – Cama Madriguera el año 2004. El montaje dispuso el trazado 3er lugar – Módulo Multifuncional de las plantas de estas viviendas en el Mención Honrosa – 15 cm. hall central del Museo, sobre las que se dispusieron los prototipos de mobiliario . • Categoría Profesionales: 1er lugar – Vestidor Convocatoria 2º lugar – T.E.S. Tercio Espacial Superior La convocatoria se extendió a dos formatos. Mención Honrosa – Puerta Repisa Por un lado se trabajó con universidades e institutos, los que desarrollaron un curso o taller dentro de su maya curricular para analizar y trabajar el tema propuesto. Por otro ECUACIÓN PLANTEAMIENTO CONCURSO lado, se lanzó un concurso abierto al público en general, dividido en dos categorías: + m2 = multifuncionalidad estudiantes y profesionales. -$ = kit de partes Como resultado se trabajó con 14 instituciones educacionales, y se recepcionaron 460 proyectos en la modalidad de concurso. La muestra en el MNBA expuso 24 prototipos de mobiliarios mínimos, de los cuales se observan temáticas como: muebles generadores de espacios temporales, el uso de espacios inutilizados, muebles o sistemas multifuncionales y el mueble tabique. Dentro del libro se presentan los ganadores 1 Alejandro Aravena, Arquitecto fundador oficina Elemental.
  19. 19. 21 a r t e arte. “MINIMAL, MÍNIMO, MINIMALISMO A LA CHILENA” 1.- Génesis y situación global. Hablar de Arte Minimal es indagar en una extensa saga de realizaciones y ejecutores que a lo largo y ancho de los últimos cuarenta años han extendido este concepto desde la arena visual, hacia lo arquitectónico e incluso el diseño en su más amplia acepción. Llegando este concepto hasta nuestros días como sinónimo de cierto tipo de comida, decoración o prenda de vestir; pero pocas veces nos detenemos en saber en qué consiste el llamado término “Mínimal”. Según el estudioso español Simón Marchán Fiz, “Minimal Art es un estilo escultórico en el que las diferentes formas están reducidas a estados mínimos de orden y complejidad desde una perspectiva morfológica, perceptiva y significativa.”1 Agreguemos a lo anterior que su nombre deviene de la idea de “mínimo”, expresado en las formas o colores primarios con que sus cultores -mayoritariamente artistas norteamericanos-, se dieron a conocer en 1965. De hecho, el período de mayor apogeo de esta tendencia fue entre 1965 a 1968, siendo la ciudad Nueva York el epicentro de esta corriente y el pintor- escultor Donald Judd, su primer teórico y pensador de este ejercicio. En este orden de análisis algunos de los nombres que ha recibido esta tendencia ha sido el de: “cool art”, “ABC art” y “formas primarias”, debido a esta cercanía que sus creadores establecieron con la arquitectura de rascacielos en Estados Unidos (ya que el arte Mínimal 1 Simón Marchán Fiz, “El Minimal Art o Estructuras Primarias“, en Del Arte Objetual al Arte de Concepto . Editorial Akal, Madrid, 1997, p.99.
  20. 20. 22 a r t e tuvo su mejor correspondencia en los espacios abiertos de la ciudad y sus edificios, más que en los museos o galerías de arte, debido a la monumentalidad de los trabajos y la actitud pulcra y severa con que se trataban los aceros, maderas o aluminios, para realizar las obras). Impactando fuertemente a las audiencias de ese momento por la radical contraposición al Pop Art; de hecho, la belleza “Mínimal” para muchos es la decantada estética elitista del “Menos es más”. 2.- Génesis y situación local. Hace ya tres años recibí la invitación del Programa MÍNIMO para proponer desde el territorio del arte local, una curatoría que indagase en las preocupaciones de algunos artistas chilenos contemporáneos, sobre el debate que le concierne al problema de la vivienda mínima. Tal invitación trajo, a mi juicio, el agudo debate que desde el arte podía tener la realización estética de un tipo de obra mínima en sus gestos, pulcra y desprovista de toda narrativa en su visualidad, como una ética de trabajo que reflejase la pureza de un hacer en virtud del rechazo de toda opulencia visual (debido a que precisamente la vivienda social en el Chile de hoy, es pulcra y severa por una cuestión de las políticas estatales que le atañen). Un ejemplo de lo que sostengo son las llamadas “Casas Chubi” en la comuna de Peñalolén, que recibieron tal designación de parte de sus pobladores por el uso de colores puros ,-rojos, amarillos, violetas, etc.- en las fachadas de las casas, y se asemejaban a las populares golosinas que vienen en los mentados colores. Sin embargo, a poco andar este síntoma estatal de una modernidad exterior reflejada en los colores de las fachadas de esos pequeños hogares, se vio simplemente como una sospechosa cosmética habitacional al descubrir sus habitantes que las casas no resistieron la primera lluvia que el invierno traía, amén de la falta de espacio interior para desarrollar condiciones mínimas de habitabilidad en la urbe. Haciéndonos recordar que, “como la mayoría de las capitales latinoamericanas, Santiago es una ciudad donde la segmentación humana, social, se hace fácil y dramáticamente visible a la vista del espectador. Hay en ellas, no una sino varias ciudades segregadas, desagregadas.”2 En otras palabras, en Chile el Minimalismo no es reflejo de la opulencia en el hacer por la vía de la calidad de los materiales invertidos en la obra, sino más bien, es sinónimo de una desidia social frente a los necesitados. Por ende no me parece 2 Gonzalo Contreras, “Irrealidad Eterna, claves para el futuro“, en Jorge Tacla, Irrealidad Eterna. Catálogo Sala Tacla, Santiago, 2001.
  21. 21. 23 a r t e desaventurado indicar que el “Minimalismo a la Chilena” es simplemente la supervivencia bajo una vivienda precaria y mínima en todo lo básico que le atañe al concepto de “hogar”, por parte de quienes se han visto obligados a desarrollarse en la estética del campamento como un acto capaz de capear esa constante adversidad en la que Chile se ha debatido. Vistos y atendidos de manera somera, este contexto en que el juego de palabras Mínimo y Mínimal se debaten, me pareció provocativo hacer visible desde la formulación de la curatoría el binomio de conceptos Espacio&Contradicción, para hacer efectiva la invitación del Programa MÍNIMO. Esto, porque en cierto sentido, existía una abertura de mirada desde la arquitectura hacia el mundo de las artes plásticas como un espacio válido para ofrecer ideas a un tipo de vivienda social, que pudiese integrar desde la arquitectura el diseño industrial y también la vertiente plástica en un grado de realización y concepción óptima, desde una economía de medios que fuese más allá de la estética minimalista. Lo anterior, expresado desde una restricción de materiales y formas, que pudiesen hacerse partícipe en ese cotidiano hostil. También como una primera mirada en torno a pensar la ciudad, “no como una ciudad de fragmentos sino como un cuerpo político, una entidad que tiene un carácter, un papel, que desempeñar en la división internacional del trabajo”3, citando al geógrafo David Harvey a quien debo esta reflexión sobre mi propuesta de trabajo a través de sus lecturas. Si extrapolamos esta invitación de la Fundación Un Techo para Chile a la muestra realizada en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago, hay un aspecto de la convocatoria que bien explica la selección de obras cuando expuse lo siguiente: “el debate de los problemas de la vivienda mínima en el espacio del arte chileno, supone trabajar la noción de que en la necesidad del habitar mínimo ésta se construye como una suma de contradicciones y paradojas, más que de soluciones”4. Porque cada uno de los expositores trató desde el emplazamiento de sus trabajos, reflejar esas contradicciones de la habitabilidad de los desposeídos desde la poética de una tridimensionalidad, capaz de hacernos ver un cierto estado de las cosas en aquello que denominamos morar. 3MarianaCanavese,“LaCiudadcomounCuerpoPolítico”enRevistaÑ.Buenos Aires. Octubre 21, 2006, pp.12-13. 4 Para una mejor comprensión de lo expuesto véase el folleto de la convocatoria de este proyecto, “MINIMO, Investigaciones sobre el Espacio Mínimo”. Editado por Fundación Un Techo para Chile, Santiago, 2005.
  22. 22. 24 a r t e 3.- La “Toma” y el “Site Specific”. Uno de los grandes conceptos que el arte Minimal ha logrado acuñar en la macro realidad en donde es posible admirarlo es el del “Site Specific” o “Sitio Específico” que la obra requiere. Vale decir, el trabajo propuesto por muchos de los adherentes al movimiento en cuestión, ha sido creado para sitios o lugares previamente estudiados y en donde la obra establece un diálogo recíproco con el entorno y sus personas. Por ejemplo, el Museo Municipal de la Haya, en Holanda, tiene en el artista Sol Le Witt una serie de diseños escultóricos, arquitectónicos y objetuales pensados para el espacio exterior en sí mismo, donde el entrelazamiento de arte y arquitectura queda de manera clara y evidente por cómo el artista ubica y piensa su trabajo sólo para ser mostrado en ese y no en otro lugar. En nuestro micro escenario, el gesto de una toma de terreno está dado por la oportunidad de cumplir con el sueño de la casa propia, en el marco de las carencias estatales para dar viabilidad a tal necesidad. Muchas de las actuales villas o poblaciones en la periferia de Santiago son producto de ese acto colectivo de sentar propiedad en un terreno baldío, instalando el emblema patrio y luego demarcar el sito en que se emplazará la futura propiedad; la que en la mayoría de las veces está hecha con la precariedad del cartón y las maderas en desuso. Tal proceder, desde el mundo del arte contemporáneo, se articula a partir del siguiente diagrama de obra desarrollado por el artista visual Víctor Hugo Codocedo -fallecido un 27 de agosto de 1988- cuando el crítico y curador de arte Justo Pastor Mellado señala “vivió la dignidad de ser artista, en la periferia. En un país de la periferia del arte. Sabiéndolo, tomó el arte como su bandera; la bandera chilena como abrigo, como tela, y la tensó sobre un bastidor, como si por ese solo acto la convirtiera en pintura de caballete, en tapiz sin decoro.”5 Indico estas referencias para exponer el sentido de invitar a los artistas Yeniferth Becerra y su trabajo “Ropaverejo”, Mauricio Pezo y Sofía Von Ellrichshausen con su obra “Puertas”, y Alicia Villarreal con “Parque Forestal s/n”, quienes se dieron la tarea de investigar, desde sus propias poéticas de obra, las relaciones entre arte y arquitectura, habitabilidad y sustentabilidad, en sus acepciones más amplias. 5 Justo Pastor Mellado, “Han pisado con demasiada fuerza, la tierra sobre mi cabeza“, en Textos Residuales. Ediciones de la Cortina de Humo. Santiago, 1988.
  23. 23. 25 a r t e Por ejemplo, la obra de Y. Becerra consistió en la instalación de un módulo de madera de 2x3x3mts. que, asumiendo el espacio metral de la mediagua, propone desde su interior la recreación de una casa chilena desde sus utensilios y mobiliario; todos son puestos en trueque con el público, bajo la condición de que la audiencia se lleve un objeto nuevo proveniente de la obra de la artista, dejando uno usado traído de su casa. En esos términos, la artista juega con el público desde el gesto primitivo del intercambio de utensilios, para reformular la noción de la vivienda nueva sin carácter, producto de su construcción pareada, en franca alusión a las villas que circundan nuestra ciudad. Ellas, desde la estética de los colores pasteles, intentan vender una habitabilidad ideal, buscando en el objeto usado una identidad de lo que habitar significa en la ciudad de hoy. Si en el trabajo de Y. Becerra el concepto minimalista de la materia severa y altamente tecnologizada ha sido reemplazado por la precariedad de la madera para construir este habitáculo del intercambio, la obra de Mauricio Pezo y Sofía Von Ellrichshausen ve en las barras de acero ensamblado la posibilidad de jugar con el espectador desde el concepto de abertura y cerradura, al transformar el recinto cúbico en un verdadero laberinto lleno de puertas que abren indistintamente hacia un dentro o fuera, dependiendo de la capacidad del espectador en términos de dejarse llevar por esta sugerente retícula de metal entramado. Sin embargo, al estar esta obra en el mismo frontis de la institución museal y muy cercana a la de Y. Becerra, se genera un contrapunto entre lo que podríamos llamar el efecto de la habitabilidad como necesidad de intercambio y la dimensión de la misma desde una frágil frontera llamada público/privado; Teniendo ambas la monumental arquitectura neoclásica del Museo Nacional de Bellas Artes como telón de fondo, para hacernos meditar en las proporciones de la vivienda moderna desde el territorio de la plástica. En ese sentido Alicia Villarreal fue la que mejor asumió la relación obra y entorno, al proponer un revestimiento de una serie de bancas de madera, que están junto a una pequeña área verde junto al museo. De modo sutil, la artista revistió estas bancas verdes con lanas, trapos y diversos revestimientos de color rojo para, desde ese gesto cromático, repensar que muchos de esos escaños en Santiago y el mundo son utilizados como vivienda por los mendigos al caer la noche. El rojo entonces cumple por una parte la función plástica de ser el complementario del verde como origen del objeto a revestir, y por otra parte, es una metáfora para sentar presencia
  24. 24. 26 a r t e y alarma del uso que tiene ese equipamiento urbano al final del día. Tal como la artista definió su obra, “cada banco se convirtió en un cuerpo texturado, blando, personalizado,”6 a fin de hacernos partícipes de que esas relaciones entre el hombre y vivienda, también se hacen parte de la ciudad como un organismo vivo. Una de las preguntas y reflexiones que me surgieron en el lluvioso día en que esta exposición se inauguró, fue la de saber qué habría pasado con estas obras en el frontis de un museo dedicado al arte de nuestro tiempo en un ciudad norteamericana. También, ¿Habríansidocapacesdeconfrontarlasesculturasminimalistasque habitualmente dan la bienvenida a ese tipo de recintos, este tipo de emplazamientos?. Por otra parte, ¿Tenemos conciencia de lo que la palabra habitabilidad es realmente en las personas desposeídas?, ¿Puede el arte contemporáneo de Latinoamérica, acercarse al ideal Minimalista desde la precariedad material en su puesta en escena? Aún cuando no tengo respuestas a estas inquietudes, me parece oportuno indicar que el sólo gesto de tomarse un par de semanas el frontis del Museo Nacional de Bellas Artes por medio de estos tres emplazamientos (lo que aparentemente consideraba como dimensiones propias e inmutables de la vivienda Mínima y le son fundamentales a ciertos aspectos del arte de nuestro tiempo) es un asunto no menor; sobre todo si pensamos que el propio arte local por años ha vivido en una precaria condición de sustentabilidad y habitabilidad, dificultando su lectura y estudio. CARLOS NAVARRETE Curador obras de arte, MINIMO 2005 Mauricio Pezo, Sofía Von Ellrichshausen “Parque Forestal s/n” / Yennyferth Becerra “Ropavejero” / Alicia Villarreal “Puertas” / 6 Ibid. Nota 4.
  25. 25. 27 foros foros. Ciclo de conversaciones multidisciplinarias con representantes de distintos sectores de la sociedad. E n paralelo a la exposición, el Centro de Investigación Social de Un Techo para Chile organizó cuatro foros que buscaron debatir, analizar y proponer acerca del espacio Mínimo, desde distintos puntos de vista, abarcando variadas temáticas y convocando a actores validados en distintas esferas disciplinarias. Foro Nº 1: “Vida comunitaria y organización en conjuntos de espacio mínimo”: Moderador: • Iván Valenzuela, periodista. Panelistas: • Francisca Márquez – Academia de Humanismo Cristiano. • Susana Aravena – Sur profesionales. • Claudia Ayala – Un Barrio para mi Familia. • Karen Monarde – Dirigente Comité campamento Los Aromos •BenjamínDíaz–EncargadoRegiónMetropolitana
  26. 26. 28 foros Un Techo Para Chile Los textos que se incluyen continuación pertenecen a: Foro Nº 2: Ricardo Tapia, quien describe cuáles son los “Historia e Identidad en la vivienda social” mínimos que debemos considerar como Moderador: profesionales para los pobladores; • Mónica Pérez Claudia Ayala, quien explica el desarrollo Panelistas: de la Habilitación Social, enfocada desde la • Rodrigo Hidalgo – Geógrafo PUC experiencia del Programa Chile Barrio; • Mario Garcés – ECO Francisco Sabatini quien describe el valor que • Francisco Sabatini – Sociólogo PUC tiene la condición de “ser popular” en el contexto • José Bengoa – Rector sociología Academia de actual de nuestro país. Humanismo Cristiano Foro Nº 3: “Cultura y recursos mínimos” Moderador: • Margarita Hantke, periodista Panelistas: • Ricardo Carrasco – Documentalista Patiperros y al Sur del Mundo • La Legua York – Gestor cultural de la población La Legua Foro Nº 4: “Cuáles son los mínimos que queremos para la política habitacional del país” Moderador: • Matías del Río, periodista Panelistas: • Ricardo Tapia – Sub-Director INVI Universidad de Chile • Alejandro Aravena – Arquitecto Elemental • Mirko Salfate – Director Vivienda Definitiva, Un Techo para Chile • Alejandra Barrera – Dirigente Campamento Villa esperanza – habitante Proyecto de vivienda Antumalal, Renca. Dentro del libro, se incorporaron tres textos elaborados por quienes fueron panelistas de los foros. Estos se realizaron el año 2007 a partir de la revisión de las transcripciones de los expositores realizadas el año 2005.
  27. 27. 29 papers papers. E l Programa MINIMO de Un Techo para Chile nace como una iniciativa multidisciplinaria. Ella parte por posicionar un tema social en la discusión académica; unir disciplinas en una sola experiencia y también formular y replantear el rol de las profesiones en pro del crecimiento integral del país. Así como el año 2005 se generó un resultado de índole académico, actualmente se sigue trabajando para profundizar, acercar y ampliar el espectro de investigación, tanto a los estudiantes y profesionales, como a los pobladores de nuestro país. Es por eso que se invitó a los participantes de la iniciativa a desarrollar o incluir textos inéditos, que abran el espectro de investigación y potencien académicamente las bases de los planteamientos del Programa MINIMO. Dentro de estos textos se presenta la experiencia deAlejandra Barrera, pobladora del ex-campamento Lo Boza, quien narra su vivencia en el proceso de cambio de vida del campamento al barrio; Rodrigo Hidalgo, geógrafo de la Pontificia Universidad Católica, quien desarrolla una investigación que nos permite adentrarnos en las consecuencias que ha generado la Ley de Habitaciones Obreras de 1906, la que inició el desarrollo de proyectos de vivienda social en la periferia de Santiago; Alejandra Rasse y Francisco Sabatini presentan una matriz conceptual sobre la relación de los niños con el espacio en nuestro contexto cultural, tomando como caso de estudio distintas barrios de vivienda social; Francisca Márquez,Antropóloga y Doctora en Sociología, revisa la historia de los pobladores chilenos
  28. 28. 30 papers en la búsqueda de identidad y de un lugar digno para ellos en la ciudad; y, finalmente, Rodrigo Torres, Ingeniero y Gerente de Marketing en Chile de la empresa Masisa, nos relata la experiencia de la empresa en el desarrollo de diseño para la base de la pirámide, como nuevo nicho de investigación para empresarios y diseñadores del país.
  29. 29. 28.578 En Chile aún existen 533 Campamentos, familias habitándolos
  30. 30. 1 Caleta Vitor 134 El Bosque 267 Palomares 400 Viento del Sur 2 Catastro campamentos 2007 CIS • Fuente UTPCH 2 Mirador II 135 Alto San Roque 268 La Cata 401 Población Santiago buena 3 Areneros 136 Los Aromos 269 Vista Hermosa 402 Sector Antena 4 Sica-Sica 137 Viña Fundo el Bosque 270 Libertad 403 Septimo de línea al final 5 Villa vista Hermosa 138 Final Calle 5 271 Los Guerreros 404 Camino Cementerio 450 6 Alto Vicuña Mackena 139 Comité Esperanza 272 El Estero 405 Los Mallines 7 Trabajadores por la Vivienda 140 Los almendros 273 Los Pescadores 406 Prolongación Rubén Darío 8 Ex Vertedero 141 Villa los olivos 274 Reposo 407 Los Pitufos 9 Caleta Chipana 142 El Boco 275 Gajardo Sur interior 408 Villa Cruz Roja 10 Circunvalación s/n 143 Mar azul 276 El Tunel 409 Villa Dorotea 11 Santa Barbara 144 lo tetero 277 Villa Alto los Padres 410 Los Paltos 12 Bajo de Soga 145 Sector Navia 278 Calle nueva norte 411 Rivera Azul 13 Sector Camping 146 Población Hidraulico 279 Paradero la Victora 412 Villaseca 14 Casa Futura 147 Población Emergencia 280 Av. Estación 413 Escuela vieja 15 Caleta San Marcos 148 los Colonos 281 El Estero 414 La esperanza II 16 Villa Municipal 149 Ramaditas 282 Chacra Alicia 415 Mujeres Unidas 17 Villa Padre Javier 150 Los Carrera 283 Pilmaiquen 416 Ongolmo 18 Por fin mi casa 151 Villa hermosa 284 Población El Esfuerzo 417 Javiera Carrera Nº 1100 19 Los Arenales 152 los Molinos Quemados 285 La Obra 418 Estancilla 20 Victor Jara 153 Trapiche Cancha 286 Libertad II 419 Muga 21 Chile Nuevo I 154 Villa la Gomboina 287 Pta. Astorga 420 Don Enrique 22 Corazon de Maria 155 Santa Lucia 288 Matta al Cerro 421 Bienes Comunes 23 Emanuel 156 callejon los Laureles 289 Toam el Pinar 422 Parcela 52 24 18 de Septiembre 157 Trapiche Mocino Viejo 290 Loncono Bajo 423 Ex Fundo San José 25 Juanita Cruchaga 158 El Litoral 291 La Esperanza 424 Lo Pinto 26 Alto Mendoza 159 Fundo el Bosque 292 Cerro Monte Redondo 425 Los Aromos 27 Familias Puente 160 los Peumos 293 Población Vista al Mar nº 9 426 Rivera Sur 28 Nueva Vista Hermosa 161 Puntilla san Pedro 294 Coliuma alta 427 Simon Ojeda 29 Humilde Esperanza 162 Puente las Truchas 295 Coliuma bajo 428 Yábar 30 paquica 163 Prats - sin nombe 296 Huillinco bajo 429 El Jordan0 31 Caleta Buena 164 Puntilla de Panquehue 297 Recoleta Bajo 430 Picton 32 La Chimba 165 al lado iglesia 298 Polcuro 431 La Red 33 Los Pinares 166 Puente Limahue 299 Antino Bajo 432 Libertadore el Bajo 34 Aurora Esperanza 167 Ayuntamiento 300 Cerro Bagnano 433 Las Palmeras 35 Padre Alberto Hurtado 168 Pedro Segundo Estrada 301 Fundo Lengce 434 Pedro de Valdivia 36 Urco 169 Clodomiro Vargas 302 Campo Deportivo 435 Lo Errazuriz 37 Portal del Inca 170 Orombello 303 Graneros 436 Errazuriz 52 38 Jaime Sierra Castillo 171 Galvamino al llegar al rio 304 Andrés Lama 437 Condomino Buzeta 39 Vista al Valle 172 el corte de Requegua 305 Temistocles Rojas 438 Padre Vicente 40 Cerro Mirador la Negrita 173 sector sur estación 306 Nueva Ilusión 439 Maestranza San Eugenio 41 Candelaria 174 Fundo Limague 307 Caleta Antena 440 Los Tilos 42 Villa el cerro 175 Callejon carta propia 308 Caleta Pesquera Tumbes 441 El Guerrillero 43 Carlos Villalobos 176 los olivos 309 Villa Araucaria 442 Esperan y Fe 44 Quebrada Isabel Riquelme 177 callejón independencia 310 Villa El Estanque 443 Jorge Inostroza 45 Padre negro 178 Santa Clarisa 311 Villa El Trebol 444 La Estación 46 Pasaje Jose Cisterna 179 Poblacion emergencia 312 Nuevo Amanecer 445 La Quebrada 47 Piedra Colgada 180 poblacion lo Conti 313 El Triangulo 446 Planta Hidroelectrica 48 Hacienda San Pedro 181 Cabreria 314 los cordones 447 La Higuera 49 Hacienda Chamonete 182 Rio Seco 315 Los Gitanos 448 La esperanza 50 Hacienda Toldo 183 Cerro El Manzano 316 La línea Férrea 449 El Bosquecito 51 Sector Vizcachas 184 Las torres 317 Vírgen de los Pinos 450 Nueva Oriente 52 Sector las Higueras 185 Callejones al entrar 318 Nueva Esperanza 451 El Molino 53 Cardenal Silva Enriquez 186 Ex Matadero 319 Sector Estación 452 Padre Hurtado 54 Saturno 187 El Nogal 320 Villa Puesco 453 Villa el Sol 55 Barrio Nuevo Latarea 188 Cancha el Ferro 321 Línea Férrea I 454 La Copa 56 Pabellón Bajo 189 Ex Matadero 322 Santa Elena 455 Central lo Vargas 57 Sergio Soto 190 Ribera del río 323 Rivera Imperial 456 Villa El Estero 58 Los Bronces 191 Esperanza Norte 324 Cruzada al norte 457 Nuevo Transitorio 59 Tatara 192 Ampliación 11 de septiembre 325 Pullehue 458 Lomas I 60 Villa San Pedro 193 Zona Carretoneros 326 Flor Donguil 459 La Herradura 61 Picachos Negro 194 Población Lo Contí 327 La Construcción 460 Esfuerzo II 62 Quebradita 195 Calle Julio Montt 328 Los Áridos 461 Juan Pablo II 63 Perales Viejos 196 Recinto Estación 329 Callejón Essar 462 Los Litres 64 Callejón Martínez 197 Sector de Pichiguao 330 Campamento Lynch 463 Las Lomas II 65 Villa Jilguero 198 Codao Cerro 331 Padre Hurtado 464 dos en uno 66 Labrar 199 La Gloria 332 Rauwsen 465 Los Aromos 67 Quebrada Las Rosas 200 El Porvenir 333 Pasaje San Francisco 466 Joaquin Rodriguez 68 Vista al Mar 201 Villa Napoli 334 Las Heras 467 Las Tinajas 69 Lautaro Norte 202 Bajo Llollinco 335 Villa Portales 468 Portales 70 La Batea 203 Villa los Copihues 336 Villa Esperanza 469 La Isla 71 El Triángulo 204 El Membrillo 337 Población Diego Portales 470 Pueblito la Farfana 72 Cruz de Caña 205 Ajial Manzana 338 9 Oriente 471 Camino la Palma 73 Camarones 206 Sector Los Pozos de Quillaimo 339 Angostura 472 San Benito 74 El Molle 207 Triángulo 340 Pasaje Lynch 473 Unión y Esfuerzo 75 Maitencillo 208 Lo Garcés 341 Vista Hermosa 474 Todos juntos por un techo 76 El Toro 475 3 de septiembre 209 Esperanza 342 Campamento Smith 476 Recinto Estación 77 Subida Mina Hermosa 210 El Paso 343 Cancha Las Rocas 477 Las Hortensias II 78 Curque Alto 211 Villa Nueva Mar 344 Luz de Esperanza 478 Belen Guilda Diaz 79 Villa Esperanza 212 Reyes Sur 345 La línea Férrea 479 Juan Pablo II 80 Sector Ribera del Río 213 Loncomilla Sur 346 Laraquete 480 Pelvin 81 Quebrada el Milagro 214 Villa El Estero 347 Campamento Barros Arana 481 Cuatro Canchas 82 Recinto Estación 215 La Mina 348 Recabarren 482 San Pablo 83 El Consuelo Alto 216 Multicancha 349 Piedra Blanca 483 Fundo el Porvenir 84 Santa Rosa Alta 217 Oñederra 90 350 Vista Hermosa 484 Campamento rural peralito 85 Las Majaditas 218 Quiliquina 351 10 de mayo 485 Cerro la Ballena 86 El Peumo 219 La Poza 352 Pastahue Final 486 Los Areneros 87 Margenes del Río 220 Gabriela Mistral 353 El Matadero 487 El Peñoncito 88 San Antonio de los Caliches. 221 Villa Los Troncos 354 Campamento Arica 488 Cordillera 89 Camino al Mar 222 Pangalillo 355 Campamento 18 de Septiembre 489 Adonays 90 Nuevo Amanecer del Elqui 223 La Poza 356 Los Canelos 490 Las Totoras 91 El Escorial 224 Sector Maule Sur 357 El Cobre 491 Lo Echevers 92 Diagonal Los Castaños 225 La Guardia 358 Villa el Esfuerzo 492 Nueva Andres Bello 93 Media Hacienda 226 Los Boldos 359 Los Pinos 493 Nucleo Montenegro 94 Pasaje Eben ezer 227 Punta Riel 360 Esperanza del mañana 494 Las Rocas 95 Rivadavia Parte Alta 228 Colmenares 361 Monseñor René Rebolledo 495 Mapumahuida 96 Cerro chico 229 Pangalillo-Vueltas Cortas 362 Porvenir II 496 Juan Alsina 97 La Cantera 230 Población La Villa 363 Litz 497 Parcela 4 98 El Bronce Sin Numero 231 La Quebrada 364 Derrumbe del cerro 498 Villa Esperanza 99 Fuerza y Esperanza 232 Puico Alto y Bajo 365 Villa Olímpica 499 Lo Boza 100 Ebenezer 233 Cerrillo Caiván 366 Las Camelias 500 Nadie nos conoce 101 Pueblo Hundido 234 Las Huachas 367 Comité del trabajo transatlántico 501 Parcela 10 102 El Vergel 235 Picazo Alto 368 11 de septiembre 502 San Francisco 103 Tiro al Blanco 236 Santo domingo 369 Bernardo Ohiggins Bajo 503 Ochagavia 104 Mesana 237 Fundo las Garzas 370 Pasaje Colón 504 Antonio Varas 105 Vista al Mar 238 Monte Patria 371 Pablo Neruda 505 Parcela 12 106 Pasaje Edmundo Frei 239 Ilusiones 372 Ricardo Lagos 506 Parcela 13 107 Colo Colo 240 Ortuzar 373 El Trébol 507 El Sauce 108 Final de Bernardo con U de Seima 241 Las Lilas 374 Vicente Pérez Rosales 508 San Joaquin 109 Población de emergencia 242 Guaico Uno 375 Torino 509 Mateo de Toro y Zambrano 110 Obispo Valdés 243 Peumal 376 Rivera Norte 510 Las Araucarias 111 Arturo Prat 244 Tres Puentes 377 Pasaje Jerusalén 511 Luxemburgo 112 Monte Sinaí 245 Litral 378 Cruz Roja 512 El Manzano 113 Campanilla 246 Puente Ñuble 379 San Francisco 513 Emergencia 114 Ampliación puerto Williams 247 Vista Bella 380 La Esperanza 514 Nueva Esperanza 115 Ampliación Lago Cóndor 248 Las Pataguas 381 Río Cruces 515 El Arenal 116 Parcela 15 249 Fernando May 382 Lomas de la Barra 516 Villa Dr. Ernesto Bencke 117 Parcela 11 250 Fresia 383 Santa Mónica Alto 517 El Bollenar 118 Peumo 251 Toma Villa la Fabrica 384 Rio Leufucade 518 Ex retén viejo 119 Caminando Hacia mi Casa 252 Av. La Costa 385 El Esfuerzo 519 El Cementerio 120 Puyehue 253 Monte los olivos 386 Las Vertientes 520 La Plaza 121 Los Aromos 254 Villa democracia 387 Sector Equil Villa 2000 521 El Ferrocarril 122 Villa Kaplan 255 Morro Bajo 388 Pampa Muñoz 522 Loteo San Enrique 123 Villa La Pradera 256 Tunel 2 los aromos colcura 389 Barros Arana 523 Santa Mariana 124 Villa La Cumbre 257 Nuevo Amares 390 Campamento Municipal Malvinos 524 Calixto Nuñez 125 Villa Oriente 258 Villa los Aromos 391 Pueblo Hundido 525 Rivera del rio 126 Villa La Cruz 259 Puerto Nuevo 392 Pampa Río 526 Santa Lucia 127 Manuel Bustos 260 La Vega 393 La Estrella 527 Litre I 128 Bienvenidos 261 Ilusión 2 394 Los Jazmines 528 Los Algarrobos 129 Tranque Las Vacas 262 Ricardo Lagos 395 Callejón lan 529 Rivera del rio 130 Lomas de Bellavista 263 Cardena 396 Juan Pablo II 530 E taco de Polpaico 131 Todos Juntos 264 Comité Esperanza 397 Campamento Amor y Esfuerzo 531 La Isla 132 Pan de vida 265 Junta de Vecinos Nº5 Sector Costanera 398 Los Girasoles 532 Campamento alegría 133 Comité Esperanza 266 Collao 1900 399 Campamento 2000 533 El Ferroviario
  31. 31. 33 papers Historia de un sueño que parecía imposible. por Alejandra Barrera Ex Pobladora Campamento Villa Esperanza, Renca Panelista Foro “Cuáles son los mínimos que queremos para la política habitacional del país”, MINIMO 2005
  32. 32. Celebración de Navidad Campamento Villa Esperanza • Fuente Alejandra Barrera 34
  33. 33. 35 papers E sto comienza hace ya 8 años atrás, en el año 2000. Arrendaba casa como muchas otras familias en mi comuna (Renca). Mi esposo tenía un trabajo y todo iba bien, hasta que a él lo despidieron y nos vimos en la necesidad de buscar otro lugar para vivir porque se nos juntaron deudas de arriendo, luz, agua y no pudimos pagar. El dueño de la casa nos pidió que nos fuéramos y, como pudimos, pagamos lo que debíamos. Nos fuimos a un terreno muy cerca, donde se nos pedía pagar sólo $15.000 por los metros que ocupáramos. Trasladamos nuestras cosas de a poco y junto a nosotros también se fueron algunos familiares que se encontraban en la misma situación. En este lugar cada familia empezó a hacer pozos negros para el baño, a cerrar el sitio donde estarían sus nuevas casas, confiados en que esto solucionaría en parte nuestra vida… pero no nos imaginábamos que lo peor estaba por venir. Una vez estando ahí logramos parar una pieza de 3 x 6 mts.; para esto compramos los materiales con harto esfuerzo y nosotros mismos la construimos. Por otra parte, mi esposo aún no encontraba trabajo estable, sólo hacía trabajos esporádicos, y lo que ganaba alcanzaba sólo para comida, medicamentos y pasaje de locomoción. Mis hijos, que en ese momento tenían 7 años el mayor y 2 meses el menor, no alcanzaban a comprender lo que nos pasaba, pero ellos eran nuestra fuerza para seguir doblándole la mano al destino. Así continuamos por algunos meses sin agua ni luz propia, ya que teníamos que conseguirla con el dueño del terreno que vivía a media cuadra de allí. Era complicado lavar la ropa con poca agua; tuvimos que usar velas muchas veces; la humedad y el barro en invierno eran crueles. Siempre que nos poníamos a conversar con mi esposo, nuestro tema era cuándo sería el día en que estaríamos en lo propio, refiriéndonos a nuestro gran sueño de la casa definitiva. La veíamos tan lejana e inalcanzable, y pensábamos que si no éramos capaces de subsistir con
  34. 34. 36 papers lo poco que teníamos, cómo íbamos a poder ahorrar para postular a la vivienda. Cada vez sentíamos que íbamos de mal en peor en nuestra situación, pero nos refugiamos en nuestra fe: Dios nos iba a ayudar a salir adelante de alguna manera. Nos organizamos como comunidad, porque ya éramos ocho familias las que vivíamos en el terreno; formamos una directiva para mayor organización y así gestionar o tramitar algo en la municipalidad para que nos pudiesen orientar en el tema de la vivienda. Pero en ese momento no pudimos hacer nada, y nos quedamos así por 1 año más, viviendo y pensando si nuestro sueño se realizaría algún día. Así transcurrían los días, sorteando inconvenientes, incomodidades y molestias, pero no puedo dejar de mencionar que también pasamos momentos lindos: nos uníamos más como familia, nos acercábamos al Señor y sentíamos el consuelo que esto pasaría pronto. Así fue como en el transcurso de otro año se llenó el terreno con alrededor de 40 familias, todas conocidas o familiares de las más antiguas del lugar. Queríamos formar un lugar para vivir que fuese tranquilo, sano y limpio para nuestros hijos y así se dio. Le pusimos un nombre a nuestra comunidad: “Villa Esperanza”, porque quisimos recalcar el deseo de mostrar que éramos una comunidad con toda la fuerza de surgir y darles algo digno a nuestras familias. No queríamos que nuestros vecinos nos estigmatizaran, como en general se hace con los campamentos. Para organizarnos en el terreno, planificamos los espacios que pertenecerían a cada familia, nos preocupamos de que nuestras casas tuviesen espacio suficiente y que, además, hubiesen pasajes para los vehículos de emergencia en caso de necesitarlos; emergencia que no ha sucedido hasta el día de hoy, gracias a Dios. En el campamento continuamos nuestras vidas sin sobresaltos, hasta que conocimos a Un Techo para Chile e INFOCAP en Campamentos, quienes implementaron una sede que ha servido para hacer nuestras reuniones y para realizar talleres de capacitación en oficios; cursos de recuperación de estudios (tanto en niños como en adultos), entre otras actividades. Pasados unos meses, llegaron a nuestro campamento unas dirigentes del Campamento Lo Boza1 a ofrecernos que nos uniéramos a ellos en un proyecto de vivienda que ya tenían algo avanzado, porque necesitaban a más personas para que tuviera más peso ante quienes debíamos presentarlo. Sin lugar a dudas este proyecto era diferente, porque se estaba formando con personas de distintos campamentos de la comuna: Lo Boza, Mapu-Mahuida, Villa Esperanza y algunos allegados que también vivían en condiciones de extrema pobreza. Nos presentamos con nuestras ideas muy claras. La principal era quedarnos en la comuna donde teníamos todas nuestras raíces (como el colegio de nuestros hijos, consultorio, hospital y trabajo, que es lo principal para ahorrar para la vivienda). Comenzar en otro lugar sería para nosotros algo imposible, y siempre objetamos la idea de enviar a las familias a lugares de la periferia, pasando a llevar la dignidad de las personas y sin siquiera darles la oportunidad de decir lo que ellos pensaban o les gustaría hacer. Pensábamos “nosotros somos quienes vamos 1 Campamento que estaba ubicado a cinco cuadras del nuestro y conformado por alrededor de treinta familias.
  35. 35. 37 papers a vivir acá toda la vida, y no los que asignan las futuras viviendas”. Por ello, nos presentamos a las autoridades con nuestra propuesta bien clara, para que nos pudiesen entender y escuchar. A partir de esta propuesta, la directiva tuvo que dirigirse a los organismos pertinentes (el SERVIU y la Municipalidad) para empezar a reunir los papeles de las familias, ver si todos podían postular, y si existía algún problema que debíamos solucionarlo junto a ellos. Siempre se les dijo a las familias que este proyecto debía ser con la mayor participación y compromiso para que nos resultara todo bien, y así las autoridades nos tomarián en cuenta. Cuando logramos ser oídos ya éramos alrededor de 300 familias inscritas para comenzar a funcionar como comité, pero se nos presentó un problema: en la comuna no había terrenos para viviendas sociales, y nos dijeron que era imposible, que debíamos buscar en otro lugar. Esto no nos gustó porque nuestro propósito era quedarnos en la comuna; así nos vimos en la necesidad de empezar a buscar terrenos lo más cerca de nuestras casas. Al frente de Lo Boza encontramos uno, pero tenía un gran problema: en él no podía construirse, porque era un terreno solamente de relleno; era inestable para hacer casas y necesitaba demasiado dinero para arreglarlo. Esto nos entristeció mucho, ya que nos habíamos hecho a la idea de que fuera nuestro, y además quedaba casi al lado de nuestros campamentos… Por eso nos dieron más ganas de obtenerlo, y se empezaron a negociar precios, buscando el menor valor. Paralelamente, se comenzó a trabajar con las familias para avanzar más rápido, para que se sintieran parte de este proyecto y pudiesen tomarle más valor a lo que sería nuestro nuevo barrio. También se escogió de cada campamento a delegados para que llevasen información de cómo avanzaba todo el proyecto, lo que se conversaba en una mesa de trabajo una vez a la semana a la que asistía la directiva, voluntarios de Un Techo para Chile y, a veces, uno que otro invitado para que nos conociera o nos pudiese ayudar a solucionar problemas que se nos presentaran en el camino. Fue así como conocimos a muchas personas, sin dejar de mencionar el gran trabajo en conjunto de las familias, siempre pensando que debíamos ahorrar cada vez más por conseguir lo que nos habíamos propuesto. Cada familia debía ahorrar 20 UF y eso significaba un gran esfuerzo, porque algunos trabajaban por un sueldo mínimo y otros esporádicamente. También significaba postergar otros sueños, porque la prioridad tenía nombre: ¨Nuevo Barrio¨. Esto empezó a tener forma, como comunidad sustentable, cuando los protagonistas principales fueron la gente y sus necesidades, lo que se produjo gracias a todos los que escucharon y creyeron en nuestro proyecto. Al comienzo costó motivar a las familias y a las entidades, pero se logró; estando conformada la mesa de trabajo, nos dimos cuenta de que la mejor forma de que el proyecto saliera adelante era proyectarnos y aterrizarlo de alguna manera. Para esto los dirigentes definieron distintos roles para realizar diferentes tareas en paralelo: gestionar lo que era la postulación en el SERVIU y buscar una Entidad Organizadora, una constructora, arquitectos y recursos. Asimismo, los delegados asumieron distintas funciones que se realizaron como comisiones tales como: educación, salud, deporte y cultura, biblioteca, sala cuna y jardín infantil, centro comunitario, equipamiento y áreas verdes. Cada una de estas
  36. 36. 38 papers comisiones tenía un representante, que entregaba toda la información en la mesa de trabajo, siempre velando por las necesidades propuestas por la gente. Gracias a todo el trabajo de la comunidad, nos ganamos el subsidio dos años después de conformado el comité, en septiembre de 2004. Este fue un gran hito para nuestra comunidad, y lo celebramos cada año, sin dejar de mencionar “La Primera Piedra”, donde las 170 familias celebramos en el terreno mismo el inicio de la construcción de nuestras casas. Nos dijeron que estarían a lo menos en 1 año, todos calculábamos para diciembre del mismo año, como regalo de navidad y eso nos daba las fuerzas para seguir juntando más plata, para los cierres de cada pasaje, las divisiones, protecciones y también las terminaciones. La presidenta del comité propuso en conjunto con unos voluntarios que se formara un directorio conformado por empresarios, voluntarios y la directiva, para gestionar y conseguir recursos que fueran en beneficio de las familias y así entregar la casa terminada. Veíamos en la TV que a muchas familias en nuestra misma situación se les entregaban casas no terminadas, y tenían que amontonarse en una sola pieza y estar igual o peor que cuando estaban en el campamento, con hacinamiento y por unos buenos años más, hasta tener los recursos para las divisiones de sus casas y así poder verla terminada y habitarla como corresponde. Se les propuso a los empresarios que ellos se consiguieran una parte en plata, a los voluntarios de Un Techo para Chile otra parte, y a las 170 familias que ahorraran 15 UF en un plazo prudente, para que las casas se puedieran habitar desde el día uno sin pasar incomodidades. Mientras tanto, se fueron presentando nuevas situaciones e ideas para mantener a las familias trabajando en pro de su casa; se buscaba la forma de que la constructora iniciara lo antes posible el centro comunitario ya que existían donaciones para su construcción. Así, luego de un tiempo, se vio movimiento en el centro comunitario; nuestros ojos veían cómo avanzaba y empezaba a tener forma… nos conseguimos donaciones para la biblioteca, el trabajo de Integra para administrar el Jardín Infantil con trabajadoras de la comunidad (gracias a lo cual funciona diariamente hace dos años). El Centro Comunitario se inauguró el 3 de octubre de 2006, día en el que veíamos también avanzar la construcción de nuestras casas. Finalmente, el día 1º de junio de 2008, tuvimos la inauguración del Proyecto; evento que organizamos junto a todos nuestros vecinos y voluntarios, quienes siempre nos han acompañado en este hermoso sueño: habitar nuestras viviendas. Espero que este Barrio Sustentable sea un ejemplo, y se tome como modelo en todo el país para otros proyectos de vivienda de familias de escasos recursos. Hoy les puedo contar la inmensa alegría que tengo de estar viviendo y disfrutando de mi casa junto a los seres que más quiero. Nos cambiamos al siguiente día de la inauguración, igual que muchas otras familias. Es una casa de 3 pisos con living, comedor, cocina, 3 dormitorios, 1 baño, ante- jardin y patio, donde nos hemos acomodado muy bien. Esto es digno para vivir y también digno de contar para que todos sepan que cuando hay un
  37. 37. 39 papers sueño en común, donde nos unimos, se puede hacer realidad con gran orgullo. Lo digo: se puede y aprovecho de dar las gracias a quienes creyeron en nosotros: departamentos de gobierno, instituciones, organizaciones, empresarios, voluntarios y hermosas personas de gran corazón. A ellos los invito a que sigan creyendo en los sueños de las familias de campamento, para que juntos, los podamos cumplir. 1 Vecina con Ex Ministra de Vivienda y Urbanismo Sonia Tschorne 3 - 4 Construcción Viviendas proyecto “Antumalal”. 2 Vecinos - Entrega subsidios habitacionales Diseño oficina ELEMENTAL 1 Fuente • UTPCH 2 3 4
  38. 38. papers Inauguración vivienda proyecto “Antumalal”. Fuente UTPCH 40
  39. 39. 41 diseño CATEGORÍA UNIVERSIDADES E INSTITUTOS 4 3 5 1 2 1 Bodega Colgante - UDP arquitectura 2 Tabique modular - UCN arquitectura 3 Sistema modular - PUCV arquitectura 4 Tabique multifuncional - UDP diseño industrial 5 Mueble CEC - UDEC arquitectura
  40. 40. 42 PROTOTIPOS diseño • Nombre Proyecto: Bodega Colgante 1 • Categoría Universidades e Institutos • Alumnos: Marco Lepe + Sergio Pizarro • Profesores: Nicole Labbé + Patricio Mardones lugar • Universidad: UDP Arquitectura
  41. 41. 43 armado diseño 1 materiales 4 1 2 32 10 2 5 3 4
  42. 42. 44 PROTOTIPOS diseño • Nombre Proyecto: Tabique Modular • Categoría Universidades e Institutos 2 • Alumnos: Claudio Castillo + Cristián Cisternas + Francisco Carrasco + Jiny Jiménez (alumno Ingeniería Civil UCN) • Profesor: Sergio Alfaro lugar • Universidad: UCN Arquitectura
  43. 43. 45 armado diseño 1 materiales 100 2 10 Planchas MDF 18mm 1 MDF Ranurado 20mm 2 Listón Pino Acerrado 2x2” 4 3 4
  44. 44. 46 PROTOTIPOS diseño • Nombre Proyecto: Sistema Modular • Categoría Universidades e Institutos 3 • Alumnos: Vanesa Siviero + Hermann Rosenthal + Ingrid Lizana + Luis Camano + Felipe Cardemil + Gonzalo Zahr • Profesores: Juan Carlos Jeldes + Ricardo Lang lugar • Universidad: PUCV Arquitectura
  45. 45. 47 armado diseño 1 materiales 12 2 200 1k Planchas Terciado estr. 18mm 1 Terciado estr. 15mm 1 Masisa Melamina 15mm 1 3 4
  46. 46. 48 PROTOTIPOS diseño • Nombre Proyecto: Tabique Multifuncional M • Categoría Universidades e Institutos • Alumnos: Macarena Pola + Francisco Ortega + Sin Ae Song + honrosa Pamela Reyes + Daniela Lalane • Profesores: Janio Thomas + Carlos Villalobos • Universidad: UDP Diseño
  47. 47. 49 armado diseño A B materiales C D 200 2 2 200m Planchas Masisa Melamina 15mm 3 Masisa OSB 15mm 4 Terciado estr. 15mm 3 Otros Piola acero 2mm 12m Tensor 20 Plástico PVC 1 E Pino Acepillado 2x2” x 3.2m 8 F vista posterior vista anterior A + B + C + D + E = F
  48. 48. 50 PROTOTIPOS diseño • Nombre Proyecto: Mueble CEC • Categoría Universidades e Institutos M • Alumnos: Tammy Albornoz + Natalia Labial + Jorge Canalis + Javier Farfán + Mª José Rosenberg honrosa • Profesor: Claudia García-Lima • Universidad: UDEC
  49. 49. 51 armado diseño A B C D E materiales 15 200 12 2 1 50cm F G 1k Planchas MDF 15mm 6 H A + B + C + D + E + F + G = H
  50. 50. 53 foros “¿Cuálessonlosmínimospara los pobladores?” por Ricardo Tapia Panelista Foro “Cuáles son los mínimos que queremos para la política habitacional del país” Q uiero transmitir varios aspectos relativos al tema “Mínimos de una política habitacional”. Primero, presentar algunos enfoques implícitos en la historia habitacional chilena: Cercano al año 1900, aparece la “cuestión social” chilena y dentro de ello, el problema de la vivienda. Este problema venía ligado al éxodo campo-ciudad de mucha gente que venía al histórico Santiago; polo fuerte de atracción en busca de mejores condiciones de vida. El proceso de industrialización fue un factor importante que desencadenó la cuestión social y dentro de aquél, el problema de la vivienda. Es así como en una primera etapa hay especialistas que muestran que hubo un enfoque de tipo higienista, es decir, cómo mejorar las cuestiones higiénicas y de salubridad de la población que vivía en la extrema pobreza en ranchos, conventillos

×