IBERO, Revista de la Universidad Iberoamericana

1,405 views

Published on

Publicación número 19 de “IBERO, Revista de la Universidad Iberoamericana”. En la portada de la nueva edición se encuentra el tema de actualidad, las elecciones 2012 en México.
Si no conoces nuestra publicación aquí podrás encontrar información sobre nuestra Universidad, con la participación de académicos de los Posgrados Ibero.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,405
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

IBERO, Revista de la Universidad Iberoamericana

  1. 1. 19 Revista de la Universidad Iberoamericana Número 19 Abril_mayo de 2012 abril-mayo DE 2012 Elecciones: ¿Podemos realmente elegir? Año Iii Elecciones: ¿Podemos realmente elegir? Martha Chapa_Arte y sabor deREVISTA DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA John M. las tortas Martha Ackerman_ mexicanas Gloria José Guillermo Chávez García Carreño Macías_ Carlón_ Conejo_La generación del Líder Ibero Enrique conocimiento Gutiérrez Rodolfo Vicente Márquez_ Estrada Rojo_En Guerrero_ sus Ocho Clara Hidrogel para Jusidman_ Estaciones combatir y en sus Víctor la sequía_ Manuel Roberto 80 años PORTE PAGADO Pérez Sánchez de Ethel PP15-5159 Valera, S.J._ la Vara_El (PUBLICACIÓN PERIÓDICA) viajero Krauze_ AUTORIZADO POR SEPOMEX Raúl Trejo ilustrado en Poemas Delarbre_ Lanzarote inéditos
  2. 2. DIRECTORIO 08 UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA CIUDAD DE MÉXICO Dr. José Morales Orozco, S. J. Rector Dr. Javier Prado Galán, S. J. Vicerrector Académico IBERO, REVISTA DE LA UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA Consejo editorial: Víctor Gavito, Miguel Ángel Granados Chapa ✝, Sharon Flores Jiménez, Vicente Leñero, José Morales Orozco, S. J., Esther Nissan, María Nieves Noriega de Autrey, Eugenio Páramo Ortega, S. J., Javier Prado Galán, S. J. Comité de asesores: José Carreño Carlón, Carlos Lugo Galera, Ignacio Padilla, Carlota Peón, Gilberto Prado Galán, Alberto Ruiz Treviño, Ilán Semo, Helena Varela, Gabriela Warkentin Director: Carlos Deveaux Homs Director editorial: Juan Domingo Argüelles 18 04 Asistente editorial: Beatriz Palacios Administración: Áurea Maristany Información: Angélica Cortés, Paola García Alarcón, Francelia Vargas Redacción: Osvelia ramírez, Pedro Rendón, Brenda Macías Sánchez revistaibero@uia.mx (55) 5950-4197 Consulta la versión electrónica en: www.uia.mx/revistaibero/ Elecciones: ¿Podemos realmente GRUPO MEXICANO DE MEDIOS, elegir? S. A. DE C. V. Socios directores: Elías González 02 Dr. José Morales Orozco, S. J._Carta del Rogel, Ricardo Rubio Martínez Rector Editora gráfica: Albelia Gamboa y 04 Raúl Trejo Delarbre_Una elección difícil: Vázquez Medios y reglas en las campañas de 2012 Ventas: Jorge Hernández Ambriz, Ayax 08 José Carreño Carlón_Entre la estrechez Romero Estrada de las opciones y la indefensión ante lo 18 Víctor Manuel Pérez Valera, S. J. _La Atención a clientes: Lupita Espínola responsabilidad electoral en dos fábulas Medina inesperado 10 John M. Ackerman_Elecciones 2012: 20 Pedro Rendón López y Brenda Macías VENTAS PUBLICIDAD ¿Continuidad o cambio? Sánchez_Gente que cambia al mundo. (55) 5291-5577 12 Clara Jusidman_La observación electoral Encuesta. Los alumnos de la Ibero ante las y el papel de la sociedad civil elecciones presidenciales. La importancia ventas@gmmedios.com.mx del voto de los jóvenes 16 Enrique Gutiérrez Márquez_ Síguenos en Revista Ibero Construcción de ciudadanía y mejora en los procesos de elección política , Revista de la Universidad Iberoamericana es una publicación bimestral de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y de Grupo Mexicano de Medios, S. A.de C. V., bajo la responsabilidad de la Dirección de Comunicación Institucional de la UIA. Editor responsable: Carlos Deveaux Homs, carlos.deveaux@uia.mx. Número deCertificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2009-082412294600-102. Número de Certificado de Licitud de Título:14722; númerode Certificado de Licitud de Contenido: 12295, otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Domiciliode la publicación: Prolongación Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe, México, D.F., C.P. 01219. Teléfono 5950-4197 y 5950-4198. Fax: 5950-4316. Imprenta:Compañía Impresora El Universal, S.A. de C.V. Allende No. 176, Col. Guerrero, México 06300, D.F. Teléfono 5117-0190. Distribución: Servicio Postal Mexicano. Portepagado PP15-5159, autorizado por SEPOMEX. La responsabilidad de los artículos publicados refleja, de manera exclusiva, la opinión de sus autores y no necesariamente elcriterio de la institución. No se devuelven originales no solicitados ni se entablará correspondencia al respecto. Prohibida la reproducción parcial o total, por cualquier medioo procedimiento, del contenido de la revista, sin autorización previa y expresa, por escrito, de la Universidad Iberoamericana. Año IV, número 19, abril- mayo de 2012. ISSNen trámite. Portada: Gettyimages.
  3. 3. 52 50 IBERO del rector_54 carta Arte, tecnología, actualidad, cultura y entretenimiento E n las naciones democráticas, elegir a los gober– 24 Líder Ibero. Martha Gloria García nantes es un derecho, pero también una gran Macías_Compromiso social con la cultura y responsabilidad. Ciertamente, la democracia no se los valores de la población mazahua_ Carlos Deveaux Homs. reduce al voto. Éste es uno de los componentes del ejercicio de la libertad y responsabilidad 03 28 Galería. Vicente Rojo_Geometría y poesía, en sus 80 años_ Juan Domingo ciudadanas, que permite aspirar a tener gobiernos que vean Argüelles. realmente por las personas que los eligen. 34 La llama inextinguible. Apalabrada_ Hoy por hoy, votar es la única forma de elegir a quienes 20 Ethel Krauze. pensamos que podrán llevar a cabo una administración capaz 36 Gente que cambia al mundo_reflexión. de mejorar nuestra realidad. José Antonio Marina, pensador La generación del conocimiento: Mi español, ha escrito que “un proyecto es la anticipación experiencia en el programa de intercambio del futuro que deseamos”. En el caso de la democracia ERASMUS_Guillermo Chávez Conejo. participativa, ese futuro deseado puede verse reflejado en 38 Divulgación científica. Hidrogeles biopoliméricos aplicados en la agricultura: los proyectos de los candidatos que demandan el voto de Una innovación tecnológica de la Ibero es la ciudadanía. De aquí que sea tan importante conocer qué hacerlos biodegradables _Rodolfo Estrada plantea cada uno de ellos, así como la forma en que lo hace y 44 Guerrero. los argumentos con los que lo defiende en el debate público, 40 Actualidad Ibero. La Ibero, a la frente a otras propuestas. vanguardia en la reflexión y en el apoyo a la Sabemos que son muchos los que, en medio de nuestra excelencia humana_Jorge Tovalín. incipiente democracia, se preguntan si tiene sentido votar; 44 El viajero ilustrado. Cuadernos de Lanzarote: Un viaje al hogar de José más aún, si es posible elegir realmente a nuestros gobernantes. Saramago_Roberto Sánchez de la Vara. Por esto, estas páginas giran en torno a esa pregunta, de la que 46 Saberes_sabores. Arte, tradición y se ocupan diversos especialistas desde distintos puntos de vista: delicia de las tortas_Martha Chapa. la legislación, la autoridad electoral, el sistema de partidos, los 46 50 Música para camaleones. Qué escuchar medios de comunicación y el papel activo de la ciudadanía. y por qué_Beatriz Palacios. El conjunto de respuestas representa un prolífico suelo para 51 Agenda Ibero. Algunas actividades el razonamiento y la reflexión y, en última instancia, para el destacadas de la Universidad Iberoamericana próximo ejercicio democrático al que la nación entera está Ciudad de México. Abril-mayo de 2012 convocada el próximo primero de julio. 52 La voz del libro_el eco de la lectura. Qué leer y por qué La verdad nos hará libres 54 Itinerario del ocio. Adónde ir y por qué Dr. José Morales Orozco, S. J. 56 Innovación tecnológica. Dispositivos e Rector instrumentos que facilitan la vida
  4. 4. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen Raúl Trejo Delarbre_Doctor en Sociología por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, y maestro en Estudios Latinoamericanos y Licenciado en Periodismo por la misma Facultad. Es Investigador titular en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, institución en donde es académico desde 1974. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Autor de 17 libros, entre ellos Crónica del sindicalismo mexicano (1990), La nueva alfombra mágica. Usos y mitos de Internet (1996), Mediocracia sin mediaciones (2001), Viviendo en El Aleph. La Sociedad de la Información y sus laberintos (2006), Televisión y educación para la ciudadanía (2008) y Simpatía por el rating (2010). En 1994 recibió el Premio Nacional de Periodismo, en la rama de Artículo de Fondo. En 1996 la Fundación Fundesco, de Madrid, le otorgó el Premio Fundesco de Ensayo. Es miembro del Instituto de Estudios Para la Transición Democrática, de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación y de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información de la cual fue presidente en el periodo 2009-2011. Una elección elecciones: difícil_ Medios y reglas en las campañas de 2012 ¿ 04 Podemos realmente elegir? La pregunta que plantea breves spots. Pero cuando escuchamos una y otra vez los mismos IBERO tiene que responderse de manera afirmati- anuncios como sucedió en el periodo entre precampañas y cam- va. Claro que podemos elegir. Las reglas que hemos pañas, durante todo marzo, podemos recordar que la reiteración construido para designar a nuestros gobernantes, las excesiva de un mensaje puede suscitar efectos contrarios a los que instituciones encargadas de cumplirlas, la competi- buscan sus promotores. tividad entre los principales partidos y la exigencia La organización del espacio para anuncios políticos en spots de de los ciudadanos harían imposible otra respuesta. 20 o 30 segundos, ha ocasionado esa catarata de mensajes reitera- Podemos elegir, desde luego. Nuestro voto cuenta y es contado. tivos. Los mensajes breves son útiles en cualquier campaña. Pero Para que así ocurra, ha sido necesario un proceso que ya alcanza en ellos apenas se alcanzan a expresar unas cuantas frases y, cuando varias décadas y en el transcurso del cual en este país hemos afian- mucho, una sola idea: “vota por fulano que tiene experiencia”, zado reglas de competencia política razonablemente equitativas. “prefiere a zutano que no es tramposo”. Las definiciones de cada El optimismo que podría encontrarse en las anteriores afirma- candidato, en términos positivos o negativos, se presentan como ciones no implica que esas reglas sean del todo satisfactorias. Mu- etiquetas para persuadir a los electores. cho menos quiero decir que las opciones políticas de las cuales Esa persuasión no se nutre en la exposición de ideas, ni mucho disponemos para elegir a nuestros gobernantes y legisladores, me menos en la discusión ni en la confrontación de programas. El parezcan atractivas y/o confiables. esquema de propaganda electoral sustentado en breves pero abun- En esas reglas destacan la búsqueda de condiciones de equidad dantes spots no incluye espacios para el contraste entre un partido para que la competencia electoral se refleje en los medios de y otro, ni para que los ciudadanos participen en el análisis de las comunicación. A fines de 2007 el Congreso reformó la Constitu- propuestas de candidatos y partidos. ción para prohibir la compra o venta de espacios para propaganda La reforma constitucional de 2007, ratificada en el Código Elec- política en radio y televisión. Los partidos, desde entonces, reci- toral aprobado al año siguiente, no tomó en cuenta esas posi- ben considerables porciones del tiempo al que tiene derecho el bilidades. El propósito esencial era y seguirá siendo pertinente: Estado en cada radiodifusora y televisora. que la dictadura del dinero no influya de manera determinante a Durante la temporada electoral de 2012 estamos escuchando través de la compra de espacios en medios electrónicos. A cambio 48 minutos diarios de spots de los partidos y las autoridades elec- de ello quedamos sometidos a una nueva, con frecuencia fastidio- torales en cada estación. Ya no es posible que los partidos con sa y sobre todo políticamente ineficaz, dictadura del spot. más dinero tengan ventaja debido a su capacidad financiera. El Los partidos, igual que algunos ciudadanos destacados, se per- problema con ese esquema es que el tiempo para propaganda cataron hace un par de años de esa consecuencia indeseada. Pero electoral resulta demasiado y solamente puede ser utilizado en como el esquema de comunicación electoral quedó establecido en
  5. 5. 0 55 _No sólo podremos elegir, sino tomardecisiones electorales apartir de una auténticadeliberación ciudadana.
  6. 6. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen El esquema de propaganda electoral sustentado en breves pero abundantes spots no incluye espacios para el contraste entre un partido y otro, ni para que los ciudadanos participen en el análisis de las propuestas. la Constitución Política, sólo una nueva reforma a la Carta Magna del Tribunal han impuesto sanciones en casos que el IFE había podría modificarla. Y un cambio de esa magnitud requeriría de considerado que no merecían ser condenados. Así ha ocurrido acuerdos que los propios partidos han sido incapaces de asumir especialmente en asuntos relacionados con medios de comuni- nuevamente. cación. Las actuales reglas electorales se pusieron en práctica durante las Uno de los más notorios fue la instrucción del TRIFE para campañas intermedias de 2009, pero ahora estamos ante la pri- que el Consejo del IFE impusiera una multa al boxeador Juan mera elección presidencial en la que se utilizan. La distribución, Manuel Márquez que durante una pelea en Las Vegas, en no- organización y transmisión de los spots de campaña requiere de viembre pasado, lucía en su calzón el logotipo del PRI. Como una infraestructura y una capacidad de organización que el Ins- ese encuentro deportivo se realizó fuera del país y su jurisdicción tituto Federal Electoral ha tenido que preparar en medio de no no llega tan lejos, el Instituto Federal Electoral consideró que no pocas dificultades. había nada que sancionar. El Tribunal opinó distinto. Además de un clima político de innumerables tensiones, el Las lecturas quizá excesivas de tan rigoristas del Tribunal, elecciones: IFE se ha enfrentado a la animosidad de las televisoras privadas. condujeron al IFE a una actitud también demasiado estrecha. Televisa y TV Azteca se opusieron a la reforma constitucional En varias resoluciones, el Tribunal dispuso sancionar a distintos desde que era discutida en el Senado y mantuvieron esa postura medios de comunicación que habían transmitido debates en pre- cuando las nuevas reglas para la propaganda política ya estaban campañas locales. Ante esas decisiones, los principales medios de aprobadas. En las campañas de 2009 trataron de quebrantarlas de comunicación y los mismos partidos le preguntaron al Instituto varias maneras, entre otras mediante la incorporación de lemas qué formas de difusión de sus actividades estaban permitidas. El o personajes de los partidos dentro de los programas regulares IFE respondió estableciendo un régimen de prohibición a la acti- en distintos canales de televisión. Esa propaganda encubierta fue vidad política en el periodo entre las precampañas y las campañas, sancionada por el IFE pero el Tribunal Electoral no tuvo, en to- 06 dos los casos, el mismo rigor para castigarla. es decir, desde la segunda quincena de febrero y durante todo marzo. Las discrepancias de criterios entre el Instituto Federal y el Tri- La “veda” electoral como algunos llamaron a la taxativa para bunal Federal electorales, se han convertido en fuente adicional hacer actividades de promoción del voto, no era estrictamente de apuros y confusiones.Ya durante el proceso electoral que des- necesaria. La decisión del IFE, explicable por el contexto de embocará en las votaciones del primero de julio, el Tribunal ha tirantez jurídica que le impuso el Tribunal, ha sido muy contro- rectificado, para disminuirlas o anularlas, algunas sanciones que el vertida. Los consorcios de comunicación privada aprovecharon IFE había impuesto a las televisoras. Pero además, los magistrados esas prohibiciones para reavivar sus campañas contra la reforma electoral. Pero los impedimentos a la expresión política no se deben a esas reglas electorales sino a una interpretación errónea de la autoridad electoral. Cuando hayan transcurrido las campañas de este año, seguramen- te volverá a discutirse la posibilidad de enmendar, desde la Consti- tución, las reglas para la competencia electoral. En ese nuevo proceso legislativo será muy importante que se preserve el impedimento a la compra y venta de espacio para propaganda en televisión y radio. Hay mucho por modificar en esas reglas, fundamentalmente para que la discusión de ideas desplace a la con- frontación de eslóganes en las campañas. De esa manera no sólo podremos elegir, sino tomar decisiones electorales a partir de una auténtica deliberación ciudadana. Retornar al viejo modelo de publicidad política, en donde el que tuviera más dinero difundía más spots, sería una gratificación injustificable que Televisa y Televisión Azteca no merecen. Ni antes, ni ahora, esos consorcios se han singularizado por su compromiso con la pluralidad política ni con la democracia. Al contrario.
  7. 7. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen José Carreño Carlón_Académico, comunicólogo y politólogo, es licenciado en Derecho por la UNAM, maestro en Derecho Público Internacional por la Universidad de Leiden, y doctor en Comunicación Pública por la Universidad de Navarra. Ha sido director general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, director general de El Nacional y subdirector de La Jornada y El Universal. Es colaborador de diversos medios escritos y electrónicos. Actualmente es Coordinador del Área de Periodismo y Coordinador del programa “Comunicación, Derecho y Democracia” del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Ha sido coautor y coeditor de diversas obras de análisis político, entre ellas La sucesión presidencial en 1988 y La transformación del Estado mexicano. En 1987 recibió el Premio Nacional de Periodismo. Entre la estrechez de las opciones y la indefensión ante lo inesperado_ elecciones: A nte la cuestión abierta en el marco del actual los desprestigiados partidos tradicionales, sino también en el caso proceso electoral por IBERO, la Revista de la de Felipe Calderón y su inesperada evolución en el poder, con Universidad Iberoamericana, sobre si podemos actitudes cercanas a las de López Obrador frente a las encuestas realmente elegir, habría que dejar claro de en- electorales y a resultados como el de Michoacán, después que trada que lo característico de los pactos demo- le debió su presidencia a los votos de quienes rehuyeron hace 08 cráticos, explícitos o implícitos, en la historia seis años la imprevisible opción de López Obrador, cargada de universal de los últimos dos siglos, es el apego incertidumbres o de certezas apocalípticas. por parte de los competidores a una serie de acuerdos fundamen- Claro que hay en el proceso actual márgenes de opciones ge- tales que deja márgenes estrechos para diferenciar sus ofertas. nerales. A la hora de votar, se puede elegir por ejemplo entre la En este sentido, afirma en el mundo democrático la percepción continuidad de los gobiernos panistas que completarían ya 18 años de que, con frecuencia los programas y plataformas de los partidos, en Los Pinos, y el cambio de partido gobernante. Y dentro del de tan parecidos, podrían resultar intercambiables. De manera que cambio, podemos elegir entre el regreso del PRI, y lo que resulte cuando aparece una oferta o un discurso que puedan ser vistos del viejo discurso de López Obrador sobre su opción de cambio como radicalmente contrarios a aquellos acuerdos fundamen- verdadero, así sea con los nuevos matices de la retórica del amor. tales, de inmediato son vistos como amenazas, como propuestas anti-sistema, portadoras de riesgos de inestabilidad o ruptura del Sobrerregulación electoral y posibilidad de elegir mismo sistema. Fue el caso de Andrés Manuel López Obrador en Pero la legislación electoral vigente tampoco contribuye a darle 2006 y es el caso de las disrupciones ininterrumpidas en el poder una respuesta positiva tajante a la pregunta de si podemos real- político, por la vía electoral, de Hugo Chávez, en Venezuela. mente elegir por opciones más específicas de gobierno. Por un Pero en lo que podríamos llamar la “normalidad democrática”, lado está la prohibición a los ciudadanos de concurrir al debate con su característica de discursos partidistas tan semejantes que de las campañas con mensajes publicitarios, sea para interpelar, difícilmente se podría distinguir entre sus propuestas de fondo, la cuestionar, endosar o al menos comentar las propuestas de los diferencia estaría en los individuos, las personas que aspiran a los candidatos difundidas a través de los cuantiosos, apabullantes cargos públicos, en este caso, los candidatos presidenciales. tiempos de que disponen, ellos sí, los partidos en los medios. Y aquí entraríamos a los puntos clave para responder a la pre- Por otro lado están las restricciones de los medios para organizar gunta de si podemos realmente elegir. Porque, por un lado, si hay debates entre candidatos, un recurso que podría no sólo permitirle un margen tan estrecho para la opción entre programas similares, a los electores conocer las propuestas de los aspirantes sobre temas los márgenes de opción entre candidatos pueden resultar tan difí- determinados, sino aportarles a los votantes aspectos reveladores ciles de percibir en campaña, que suelen dejar al electorado en el de la personalidad, las actitudes y las aptitudes mentales e inte- ayuno casi total de información sobre las aptitudes y actitudes que lectuales de aquellos que podrían quedar investidos con el poder. adoptarían los presidenciables una vez en el cargo. Y a ello habría que agregar las restricciones a los candidatos y a Y esto es lo que suele conducir al electorado a la indefensión los partidos para exhibir las taras, los antecedentes peligrosos, los ante lo inesperado, es decir, ante las sorpresas en los giros que suele defectos o los excesos en la trayectoria y la personalidad de los dar la personalidad de los candidatos una vez que han obtenido el competidores, con la prohibición a apelar a lo que la ley llama poder.Y aquí no sólo hay que pensar en el electorado venezolano, lenguaje denigratorio, un término sujeto a las interpretaciones atraído por la opción de Hugo Chávez para darle la espalda a más asfixiantes del debate público.
  8. 8. _Los márgenes de opción entre candidatos pueden resultar tan difíciles de percibir en campaña, que suelen dejar al electorado en el ayuno casi total de información sobre las aptitudes y actitudes que adoptarían los presidenciables una vez en el cargo. Con esa legislación, las autoridades electorales que la aplican Esta llamada democracia mediática ha venido a cerrar el círculo 09y los tribunales electorales que la interpretan en casos de con- de la personalización de los procesos políticos sobre la ideologi-troversia, han tendido a extremar el sentido de sus resoluciones zación de las luchas por el poder de otras épocas. La democraciaen contra de la posibilidad de la gente a saber, a conocer a los mediática trajo por ello sus propias reglas a la participación polí-candidatos y sus programas. Pero además han propiciado la judi- tica, con un peso mucho mayor en la oferta de personas que decialización del proceso y con ello la falta de certeza en cuanto a ideas o de programas. Trajo también sus propios requerimientos.las reglas, con el consecuente alejamiento de los electores de un En primer lugar el entrenamiento de los políticos para desarrollarjuego que consideran ajeno y difícil de entender. el poder de atracción de los electores a través de los medios, con métodos muy diferentes a los de la promoción en los mítinesPartidos y medios callejeros del pasado. Otro resultado de las contrahechuras de la evolución de nuestro Pero también ha traído la transformación de los electores ensistema electoral ha sido la configuración de un sistema de parti- audiencias: audiencias más pasivas en el pasado, más críticas y parti-dos que ha generado una casta que controla los aparatos partidis- cipantes hoy. Es desde esta perspectiva de las audiencias críticas quetas y entre otras cosas limita el surgimiento de nuevos prospectos es posible desarrollar las capacidades de un nuevo electorado capazy opciones de aspirantes a los cargos de elección. Se trata de la de cuestionar las restricciones al poder del elector de elegir entreexpresión mexicana de una partidocracia altamente centralizada opciones reales, así como de exigirle cuentas a los medios sobre elque se reparte entre sí las cuotas de las candidaturas al Congreso ejercicio de sus poderes como administradores de las reputacionesy a los gobiernos locales y termina limitando la oferta a los elec- de partidos, candidatos y gobernantes.tores a las mismas opciones de personas que saltan de un puesto En este punto, hay que terminar con el papel que representana otro a lo largo de su vida y todavía les entregan las posiciones ahora los llamados nuevos medios que trajo el desarrollo ciber-disponibles a sus descendientes con métodos más dinásticos que nético. Si Pierre Bourdieu llamó a los medios convencionales losdemocráticos. Y ello, por supuesto, conduce a nuevas respuestas nuevos campos de batalla, las redes sociales constituyen los noví-negativas a la pregunta de si podemos realmente elegir, cuando las simos campos de batalla política, si bien todavía en construcción,opciones son las mismas. con un potencial mucho mayor de interacción de los electores. Se Finalmente está el sistema mediático, como el otro pilar fun- les ha erigido por algunos estudiosos en la nueva esfera pública: eldamental de los sistemas políticos de hoy. Los términos para nuevo espacio en el que los particulares, en este caso, los electores,describir el peso de los medios de comunicación en los procesos discuten los asuntos públicos.democráticos son muchos, entre los que destaca el de “democra- Y ya veremos si son capaces de ampliar efectivamente la capacidadcia mediática”, más completo que el de “teledemocracia”, que de los electores con miras a responder en el futuro con un sí menosreducía su alcance al poder de la televisión. condicionado a la pregunta de si podemos realmente elegir.
  9. 9. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen John M. Ackerman_ Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y presi- dente adjunto de la Asociación Internacional de Derecho Administrativo. Es doctor en Sociología Política por la Universidad de Santa Cruz, California. Profesor de licenciatura y de posgrado en las Facultades de Derecho y de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Es experto en las temáticas de Políticas Públicas, Derecho Electoral, Transparencia, Combate a la Corrupción, Rendición de Cuentas, Participación Ciudadana, y Organismos Autó- nomos. Fue ganador del Certamen Nacional de Periodismo en 2009 y del Premio Nacional de Comunicación “José Pagés Llergo” en 2010 por sus artículos de análisis jurídico en la prensa nacional y extranjera. Es colum- nista de la revista Proceso y del periódico La Jornada, y comentarista de MVS Noticias. También ha colaborado con publicaciones internacionales de gran prestigio como The New York Times, Los Angeles Times, Financial Times, Boston Globe y The Guardian. Entre sus libros recientes destacan: Más allá del acceso a la información: Transparencia, rendición de cuentas y Estado de Derecho (2008), Nuevos escenarios del derecho electoral: los retos de la reforma de 2007-2008 (2009), y Elecciones 2012: en busca de equidad y legalidad (2011). www. johnackerman.blogspot.com Twitter: @JohnMAckerman elecciones: Elecciones populares celebradas en 1911. Si bien hubo un periodo 2012_ de inestabilidad política entre 1911 y 1934, desde ese último año hasta la fecha se han celebrado elecciones ¿Continuidad o cambio? presidenciales cada seis años sin interrupción alguna. Este contexto histórico eleva las exigencias de los 10 mexicanos con respecto a la calidad de los procesos electorales en comparación con otros pueblos donde el solo hecho de celebrar elecciones populares consti- tuye un viraje histórico. Después de más de un siglo de experiencia con elecciones simuladas, sabemos perfectamente bien cómo detectarlas y no estamos dispuestos a seguir tolerando la misma situación. Mé- xico entonces se encuentra un paso más adelante en comparación con otros países en el desarrollo de una cultura cívica crítica y exigente que favorece la verda- dera democratización. Mientras otras sociedades apenas empiezan a decepcionarse de la democracia realmente exis- tente al darse cuenta de que los procesos electorales pueden ser utilizados para excluir y desempoderar a los ciudadanos, en México esto ha sido evidente desde hace más de un siglo. Las problemáticas elecciones de 2006 entonces no serían un incómodo bache en el camino inexorable hacia la “modernidad E democrática” en México, sino más bien el ejemplo más claro de la continuidad histórica del fraude y la simulación autoritaria. Así l pueblo mexicano sabe mejor que casi cualquier que para reencauzar nuestra dolida democracia no será suficiente otro que la mera celebración de elecciones po- que las elecciones de 2012 simplemente ahuyenten al “fantasma pulares no es suficiente para legitimar el ejercicio de 2006”, utilizando las palabras del Consejero Presidente Leo- del poder público. La norma a lo largo de más de nardo Valdés1, sino que tendrán que marcar un alto definitivo en 200 años de vida independiente ha sido preci- el camino y establecer nuevas bases para la competencia política y samente la celebración de comicios carentes de la convivencia democrática. valor democrático. Recordemos que el dictador El reto central para la democracia mexicana es romper con el Porfirio Díaz ganó siete elecciones presidenciales al hilo iniciando legado histórico de la simulación. Hay que pasar de la mera cele- en 1880 y terminando en 1910 con el inicio de la Revolución bración de elecciones populares de acuerdo con la normatividad Mexicana. El primer líder revolucionario, Francisco I. Madero, vigente a la organización de procesos competitivos “auténticos” no tomó el poder con las armas sino por medio de elecciones y democráticos.
  10. 10. Aparte de ser una necesidad histórica, ésta es también una exi- ganizar debate alguno, pero aun así el instituto electoral convocógencia jurídica basada en el texto constitucional. El artículo 41 de a dos encuentros adicionales sin haber contado previamente conla Constitución señala sin rodeos que “la renovación de los pode- el aval de todos los aspirantes presidenciales. Todos recordarán,res legislativos y ejecutivo se realizará mediante elecciones libres, por ejemplo, cómo el IFE no tuvo ambages con seguir adelanteauténticas y periódicas”. Y una elección “auténtica” no puede con la organización del primer debate aun cuando el candidatolimitarse al correcto conteo de los votos el día de la elección. Algo puntero en aquel momento, Andrés Manuel López Obrador,“auténtico” es “genuino”, no “apócrifo” o “fraudulento”. Así que se había negado a participar. Pero en 2012 el IFE ha decididopara cumplir con el espíritu de la norma habría que ir más allá cambiar de criterio y ahora tendrá una deferencia especial condel cumplimiento de los formulismos burocráticos para asegurar el candidato puntero, Enrique Peña Nieto, al darle derecho deque los resultados electorales reflejen de manera más profunda la veto con respecto a la organización de encuentros adicionalesverdadera voluntad del electorado. Es decir, tiene que haber un por la autoridad.voto razonado. Pero el IFE no existe para cuidarle las espaldas al candidato La “voluntad” ciudadana siempre será muy difícil de capturar de puntero, sino para cumplir con la ciudadanía por medio de lamanera directa, pero es posible delinear algunos requisitos nece- organización de un proceso electoral auténtico. Al negarse a obli-sarios para permitir su manifestación plena durante las elecciones. gar a los candidatos presidenciales a confrontar ideas de manera _Hay que pasar de la mera celebración de elecciones populares de acuerdo con la normatividad vigente a la organización de procesos competitivos “auténticos” y democráticos.Por ejemplo, sería importante que los ciudadanos por lo menos sistemática y periódica, los consejeros electorales han puesto entuvieran acceso a información confiable sobre las ofertas y las riesgo nuestro derecho ciudadano a la información y hacen mu-trayectorias de los candidatos y que las instituciones electorales cho más difícil el ejercicio de un voto razonado.aseguraran un nivel mínimo de equidad y legalidad en la compe- Aun así, el IFE todavía podría hacer mucho para informar a latencia. Asimismo, habría que eliminar prácticas como la compra ciudadanía. Por ejemplo, podría divulgar las plataformas de losy coacción del voto y la utilización de programas sociales para partidos de manera activa así como convocar a debates ciuda-fines electorales. El proceso electoral de ninguna manera se puede reducir al danos sobre la problemática nacional. La experiencia de las En- cuestas Deliberativas (“Deliberative Polls”), organizadas en una 11día de la jornada electoral. Las campañas, por ejemplo, son de docena de países por el Centro de Democracia Deliberativa de lacapital importancia. Sin campañas democráticas simplemente no Universidad de Stanford, podría servir de inspiración y ejemplo.podemos hablar de un proceso electoral democrático. Es durante Estas “encuestas” se levantan entre grupos de ciudadanos queel periodo de campañas cuando la ciudadanía puede informarse previamente son informados sobre las trayectorias y las propuestassobre los candidatos, los aspirantes están obligados a interactuar de los candidatos y tienen la oportunidad de debatir sobre lascon la sociedad y todos tienen la oportunidad para evaluar el mismas. No se busca medir, como en las encuestas tradicionales, elpasado y visualizar un nuevo futuro para la nación. impacto de estrategias de mercadotecnia o de escándalos mediá- Y para garantizar la celebración de campañas auténticas que sien- ticos, sino de poner en acción la inteligencia ciudadana y obligarten las bases para el ejercicio de un voto razonado es necesario que a los candidatos a elevar el nivel del debate. El IFE no haría nadalas autoridades electorales hagan mucho más que simplemente ad- mal en pensar en organizar un ejercicio similar antes de las elec-ministrar los tiempos de Estado en la televisión y la radio. En lugar ciones del 1 de julio, desde luego sin pedir previamente el aval nide conformarse con ser burócratas de ventanilla, los consejeros del del candidato puntero ni de los otros candidatos presidenciales.IFE en particular deberían arremangarse las camisas para intervenir El IFE existe no solamente para contar boletas electorales yactivamente en la esfera política electoral con el fin de garantizar administrar los tiempos de radio y televisión, sino también parael cumplimiento de los principios constitucionales en esta materia. facilitar un contexto de participación y exigencia ciudadanas Por ejemplo, será recordado como un grave error histórico la que obligue a los candidatos a rendir cuentas a la sociedad ydecisión del Consejo General del IFE, el pasado 29 de febrero, a proporcionar suficiente información para el ejercicio de unde únicamente organizar los dos debates requeridos por la ley voto razonado. Si los ciudadanos se quedan relegados duranteasí como condicionar su participación en la organización de las campañas de 2012 a ser meros espectadores de un show entreencuentros adicionales al consenso total entre los candidatos pre- políticos, se levantaría de nuevo el espectro de la simulación. Ensidenciales. El Código Federal de Instituciones y Procedimientos este caso, el Presidente que entre en funciones el próximo 1 deElectorales (COFIPE) de ninguna manera prohíbe al IFE orga- diciembre iniciaría su mandato con su legitimidad igual de cues-nizar más de los dos debates obligatorios. Así también, esta misma tionada que todos los presidentes electos popularmente desde lanorma ordena al IFE “velar por la autenticidad y efectividad del Independencia de México.sufragio” y fomentar “la educación cívica y la cultura democráti-ca” de la población. 1 “Quedó erradicado el ‘fantasma’ del 2006: Valdés Zurita”, El Universal, 22 de marzo Recordemos que en 2006 el marco legal no obligaba al IFE a or- de 2011.
  11. 11. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen Clara Jusidman_Economista por la UNAM. Trabajó por 20 años en el gobierno federal como Directo- ra General del Empleo, del Instituto Nacional del Consumidor y del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Rural Integral. Fue Subsecretaria de Planeación y Desarrollo Pesquero. Dejó el Gobierno Federal en 1991 y se incorporó a las organizaciones de la sociedad civil en lucha por la democracia. Fue presidenta de ACUDE (Acuerdo Nacional para la Democracia) y participó en la creación de Alianza Cívica y de Causa Ciudadana. Asimismo, integró el Comité Técnico para la Auditoria del Padrón Electoral en 1994 y dirigió el Registro Federal Electoral en 1997. Coordinó los trabajos técnicos para la participación de México en la Conferencia de la Mujer en Beijing en 1995. Encabezó la Secretaría de Desarrollo Social en el primer gobierno democrático del Distrito Federal de 1997 al 2000. De 2006 a 2009 participó en los Comités Conciudadanos para la Observación y la Reforma Electoral. Forma parte del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y del Espacio Social para el Diálogo Estratégico. Es autora de diversos libros y ensayos en los temas de desarrollo y política sociales, derechos económicos, sociales y culturales, desigualdad social, y desarrollo de la sociedad civil, entre otros. Actualmente es presidenta fundadora de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social, A. C. Las organizaciones civiles frente a los procesos elecciones: electorales federales_ D esde finales de la década de los ochenta del fondo una lucha por rescatar los derechos políticos de la pobla- 12 siglo pasado varias organizaciones de ciuda- danos y ciudadanas independientes, acom- ción mexicana. Se puede formular así una periodización de la participación pañadas por intelectuales desilusionados de ciudadana en la consecución de una democracia electoral o de su militancia en diversos partidos decidieron procesos electorales confiables, transparentes, equitativos, pacífi- iniciar una lucha por la democracia en el país. cos y certeros al nivel federal. La primera etapa buscó atacar los El llamado fraude patriótico en Chihuahua y ámbitos e instrumentos de la organización de elecciones respecto los resultados de los procesos electorales en San Luis Potosí donde de los cuales existía mayor desconfianza de la población: la ca- participó el doctor Salvador Nava, así como de la muy cuestiona- lidad del padrón electoral y de la jornada electoral. La segunda da elección presidencial de 1988, dejaron clara la necesidad de res- etapa se centró en apoyar y promover la ciudadanización de las catar la organización de las elecciones de manos de los gobiernos. instituciones responsables de organizar las elecciones y ampliar la Lo que se ha llamado la democracia electoral se consideraba participación de ciudadanos independientes en la organización y como un paso necesario para alcanzar una democracia partici- realización de las mismas. La tercera etapa tiene tres componentes, pativa en donde la diversidad social estuviera adecuadamente re- por una parte defender los avances logrados y evitar retrocesos, presentada en las estructuras del poder y se colocara al bienestar ampliar los ámbitos de la observación ciudadana al desempeño colectivo por encima de los intereses individuales y corporativos. y participación de los distintos actores involucrados y procurar La década de los ochenta fue una década perdida para el desa- reducir el costo de las elecciones. rrollo del país y marcó el cambio hacia un proyecto económico La primera etapa inicia con grupos de ciudadanos que sin mayo- neoliberal que afectó profundamente el bienestar de la población res instrumentos y metodología deciden observar la jornada elec- y cambió de manera autoritaria y sin una propuesta alternativa toral desde fuera de las casillas para denunciar acarreo de votantes, esperanzadora, el proyecto de país que se venía constru- llenado y robo de urnas, propaganda de los partidos el día de las yendo desde mediados del siglo XX. elecciones, condicionamiento de programas sociales, etcétera. Se En este contexto se inicia una amplia par- realiza con la participación de organizaciones con agendas diver- ticipación de una incipiente sociedad civil sas pero todas ellas interesadas en lograr un cambio. Es animada organizada con miras en un principio por el Movimiento Ciudadano por la Democracia (MCD) que se a evitar la repetición de los fraudes constituye en una red de organizaciones con un fuerte contenido electorales, posteriormente a realizar de activistas provenientes de organizaciones eclesiales de base en una reforma profunda de la institu- todo el territorio nacional. Los observadores del MCD acuden de cionalidad electoral, para finalmente distintas zonas del país a observar las elecciones estatales e incluso conducir a procesos electorales equita- logran convocar a observadores s de otros países. Se inicia asimis- tivos donde los votos de los ciudadanos mo un esfuerzo por revisar y cuestionar públicamente la calidad “contaran y se contaran bien”. Era en el de la lista de electores y los medios de comprobación para votar.
  12. 12. 13 _Como resultado de sus trabajos el Comité Conciudadano para la Observación Electoral (CCOE) aportó en el 2006 una propuesta de reforma electoral centrada en la defensa de los derechos políticos de los ciudadanos.Foto: GettyImages
  13. 13. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen En la segunda etapa, se introducen a partir de la experiencia acu- _Resulta fundamental hacer una mulada elementos de profesionalización de los procesos de obser- evaluación del acceso de los ciuda– vación electoral y se logra una gran coalición de organizaciones, danos a los partidos políticos, del académicos, y líderes de opinión que conforman Alianza Cívica respeto a los derechos de sus militantes, en 1994. Constituida originalmente por acuerdo de siete orga- del grado de transparencia en el manejo de nizaciones que contribuyen con activistas distribuidos en todo sus recursos y de la congruencia entre sus el territorio, recursos tecnológicos importantes, expertos e inte- documentos básicos y sus campañas políticas. lectuales de la política y voceros en los medios de comunicación, Alianza Cívica logra llevar a cabo un amplio ejercicio de observa- ción en las elecciones federales de ese año. Este ejercicio incluyó narios de casilla, la metodología del conteo rápido, la intervención la revisión y cuestionamiento del padrón electoral, la observación de diversos actores en las campañas políticas y el recuento de de acciones de compra y coacción y el uso de recursos públicos votos realizado por el Poder Judicial ante el conflicto derivado de en apoyo a candidatos, la observación de la jornada electoral con los resultados de la elección presidencial. En el 2009, nuevamente instrumentos de captación homogéneos que después permitieron dio seguimiento a la selección y capacitación de funcionarios de contabilizar las anomalías observadas, así como un conteo rápido casilla, al montaje de la red de monitoreo de medios del IFE y y la participación de observadores internacionales en todo el país. evaluó el apego a los Principios de Brandemburgo de las reso- Surgieron entonces otras organizaciones de observadores de ca- luciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial y del propio elecciones: rácter nacional como las animadas por la Confederación Patronal Consejo General de IFE. de la República Mexicana (COPARMEX), el Sindicato Na- En ambos procesos se llevó a cabo un proyecto denominado cional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Asociación Congreso con Rostro cuyo propósito es observar la calidad de- Nacional Cívica Femenina (ANCIFEM) esencialmente abocadas mocrática de los métodos de selección de candidatos seguida por a vigilar la jornada electoral. los partidos políticos, así como poner a disposición de los ciuda- Como resultado de la amplia movilización ciudadana de 1994 y danos información curricular de los candidatos a diputaciones de del interés de algunos funcionarios públicos se realizaron en ese mayoría con el fin de que los electores pudieran realizar un voto periodo varias acciones que otorgaron confianza en el padrón informado y razonado. La idea subyacente es obligar a los partidos electoral y consolidaron el uso de una credencial para votar con 14 diversos dispositivos de seguridad; se establecieron mecanismos de a explicar cómo y por qué eligen a sus candidatos y a dar a la ciudadanía información sobre ellos. participación de los partidos políticos en la organización de las Como resultado de sus trabajos el CCOE aportó en el 2006 elecciones y, lo más importante, se realizó una reforma electoral una propuesta de reforma electoral centrada en la defensa de los que sustrajo del control del Gobierno Federal la organización derechos políticos de los ciudadanos, que fue tomada en cuenta de las elecciones y la confió a concejos electorales ciudadanos, para la reforma electoral del 2007. a saber: el general, 32 consejos locales y 300 consejos distritales. Para el proceso electoral en curso el CCOE ha considerado La nueva estructura de los consejos electorales del Instituto Fe- necesario centrar su observación en una evaluación objetiva deral Electoral (IFE) se convierte en el pilar de la participación del apego de los partidos políticos a la legalidad y de la calidad ciudadana en la organización de las elecciones y permite ir difun- democrática de su cultura y prácticas. Al tener estos por ley el diendo y mejorando la capacidad de los ciudadanos no partidistas monopolio de la representación ciudadana resulta fundamental para hacerse cargo de la organización de los procesos electorales. hacer una evaluación del acceso de los ciudadanos a los partidos Los procesos electorales del 2003, 2006 y 2009 llevaron a las políticos, del respeto a los derechos de sus militantes, del grado organizaciones de observadores a ampliar las materias objeto de de transparencia en el manejo de sus recursos y de la congruencia su trabajo ante la evidencia de una creciente captura de entre sus documentos básicos y sus campañas políticas. las instituciones electorales por los partidos políticos La mira es derivar en nuevas disposiciones en el y las distorsiones a la competencia electoral COFIPE o proponer una Ley de Partidos introducida por la poderosa presencia del Políticos que los obligue a rendir cuentas, duopolio de los medios de comunicación apegarse a la legalidad y a respetar los de- electrónica. rechos políticos de los ciudadanos y de Por la preocupación derivada de la sus militantes. composición fuertemente partidista del Este recuento de algunas experien- Consejo General del IFE en 2003, un cias de observación de elecciones sólo grupo de organizaciones, académicos y toca de manera muy escueta y super- expertos electorales constituyeron una ficial los muy diversos espacios que red de observación denominada Comi- tienen los ciudadanos para contribuir té Conciudadano para la Observación al desarrollo de elecciones confiables y Electoral (CCOE). Esta red amplió los evitar retrocesos indeseables. La masa de campos de observación ciudadana e inclu- ciudadanos expertos en procesos electorales yó en el 2006 el seguimiento y análisis de los se ha ido ampliando y ese sólo hecho es una procesos de selección y capacitación de funcio- buena noticia.
  14. 14. IBERO ¿podemos realmente elegir?_examen Enrique Gutiérrez Márquez_Académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública, maestro en Estudios Políticos y Sociales y doctor en Ciencias Sociales con orientación en Sociología por la UNAM, y cuenta además con una especialidad en Análisis de Coyuntura Política. Desarrolla actividades docentes desde 1999 en diversas instituciones de educación superior. Sus áreas temáticas de reflexión son: Teoría social y política contemporánea y Análisis de coyuntura política. Ha desarrollado líneas de investigación sobre las cuales ha publicado artículos y capítulos de libros. Construcción elecciones: de ciudadanía y mejora en los procesos de elección 16 política_Entre el escepticismo y la desconfianza E n el marco de los procesos políticos contempo- ráneos, una elección —en el ámbito político electo- ral— es un ejercicio utilizado en las democracias modernas para que la transición del poder polí- tico sea pacífica, pero además un proceso en el cual los ciudadanos “votan” por sus preferencias, que se expresan a través de candidatos y partidos políticos con la finalidad de que ellos actúen y los representen en el poder público y las instancias de gobierno. Son diferentes trincheras desde las que se ha reflexionado sobre los procesos de elección y selección política: de sus motivaciones, del ejercicio y transición del poder, de las características del buen gobierno y las mejores prácticas ciudadanas, pero también, de los alcances y limitaciones del propio esquema democrático. En efecto en el marco del análisis sociopolítico de los fenómenos, existe un interés por comprender el cúmulo de relaciones que tienen lugar entre autoridad(es) y subordinados, y la invariable preocupación por observar el ejercicio, distribución y organiza- ción del poder político y sus límites de acción. En la época actual, parece existir un consenso en afirmar que Foto: GettyImages cada día es mayor el número de ciudadanos que participan en asuntos públicos. No obstante, la participación ciudadana —ex- plican algunos autores— se inscribe en una dinámica en la que los institutos políticos resultan insuficientes para canalizar las de-
  15. 15. _No todos los ciudadanos tienen las mismas posibilidades y capacidades para participar.mandas ciudadanas. Así, el desfase entre la participación ciudadana resulta innegable que el balance en materia político-electoral,y la representación política en países como el nuestro son eviden- dista mucho de los ideales que se persiguen para elección de op-tes: A través de la participación ciudadana se tendría que ejercer ciones políticas. De hecho, la mayor parte de los ciudadanos ven ael derecho a influir en las acciones y decisiones de las autoridades las elecciones con cierta desconfianza, como algo lejano e inclusopúblicas, así como a tratar de establecer ciertos controles y regu- ajeno, o —peor aún— como un proceso fuera de su alcance, tantolaciones sobre las autoridades. Con la representación política las en la organización como en la elección de alternativas políticas,autoridades tendrían el derecho, por parte de sus conciudadanos, proceso en el que los medios de comunicación han tenido unde llevar a cabo acciones y tomar decisiones en el ámbito público papel determinante —no siempre de manera positiva.buscando —al menos en el ideal— que prevalezca un equilibrio Frente a esa situación, algunas de las interrogantes fundamen-entre los diversos intereses ciudadanos y el interés público que tales que se vinculan a la reflexión política se refieren a: ¿Cómopermita asegurar la estabilidad y el desarrollo de los Estados. podemos construir mejores ciudadanos y prácticas democráticas?; En apariencia, resulta sencillo para los ciudadanos ejercer sus ¿cómo los ciudadanos pueden obtener mejores insumos y criteriosderechos de participación y de elección en los asuntos públicos, de discernimiento para la toma de decisiones sobre las opcionesno obstante, dentro de los regímenes democráticos liberales, se políticas?, entre otras. Frente a estas preguntas, que pueden res-ha identificado que no todos los ciudadanos tienen las mismas ponderse desde diferentes perspectivas, parece crucial instrumentarposibilidades y capacidades para participar. Dicho de otra manera, mejores estrategias de orientación y difusión, en las que se brindeel ejercicio de participación y elección ciudadanos están, en la información a los ciudadanos para la toma de decisiones, pero tam-mayor parte de las ocasiones, desigualmente distribuidos entre los bién para explicar las posibilidades que cada uno de los ciudadanosmismos ciudadanos, porque dedicar tiempo a las actividades rela- tiene en el ámbito de la participación en los comicios electorales.cionadas con el ámbito de lo político resulta una inversión que es Debemos tomar el tiempo necesario para construir mejorescosteable por unos cuantos, en comparación de lo que ocurre con prácticas que acerquen a la ciudadanía a los mecanismos y etapas 17las elites políticas, a las que les resulta una inversión necesaria para de las elecciones, que expliquen el papel de los funcionarios deproteger o hacer prevalecer sus propios intereses. mesa directiva de casilla, los observadores electorales, consejeros Durante las últimas dos décadas fueron diversos los factores y electorales y el proceso del voto. La idea deberá ser resaltar el papelactores que en nuestro país pugnaron por tener una verdadera del elector en la conformación de una ciudadanía robusta, que sedemocracia. Empezando por contar con elecciones en las que el vincule con una cultura política de inclusión, sentido de pertenen-voto fuera un mecanismo “efectivo” para definir quiénes deberían cia y que contribuya en la formación de capacidades para inter-gobernar y representar a los ciudadanos; pero además, procesos venir en los procesos sociales, comunitarios, públicos y políticos.que fueran organizados por una institución independiente del En la coyuntura actual resulta sustantivo encontrar canales quegobierno y los partidos, que sin duda se constituye como el mar- integren tanto la participación ciudadana de “movilización” comoco de referencia en el que el Instituto Federal Electoral (IFE) la de “consulta” de la opinión, con sus respectivos y ya conocidoslogra contribuir en la consolidación de credibilidad, de la que no mecanismos como el referéndum, la iniciativa popular, los dere-gozaban los organismos electorales previos. chos de petición, revocación de mandato, reclamación, audiencia Una mirada retrospectiva nos sugeriría que el conjunto de pública, acceso a la información, cabildos abiertos, entre otros.reformas electorales promovidas al ahora Código Federal de Ins- Pero también, abrir la discusión sobre temas relevantes, como eltituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) impulsó de que se refiere a la posibilidad de que “ciudadanos independientes”manera decidida el cambio político en México y fortaleció los participen con candidaturas en los procesos electorales, federales,procesos de “ciudadanización” y de “autonomía” de los órganos estatales y municipales, figuras clave en el proceso de inclusión deelectorales como mecanismos democráticos que establecieron la elección de los ciudadanos y que aun no están incorporados ennuevos canales de participación, al tiempo que incorporó nuevos la legislación federal mexicana como posibilidades de construc-actores a las decisiones políticas. ción de ciudadanía. Aunque perfectibles sin duda, las últimas reformas electorales Sin duda es una necesidad de primer orden encontrar los equi-—1996 y 2007— permitieron que ciudadanos “independientes” librios entre las modificaciones y adecuaciones del marco legal,de la estructura del IFE y los partidos tuvieran un peso específico las atribuciones conferidas a las autoridades electorales, el fun-en la organización de las elecciones, en un esquema en el que cionamiento del sistema de partidos y la actuación de los mediosla ciudadanía, aunque no participara en la contienda de manera de comunicación, para construir una ciudadanía realmente parti-directa por el poder político, pudiera tener sus simpatías políticas cipativa y con las mejores condiciones que permitan la elecciónque expresaría al emitir su voto en las urnas. de opciones políticas, y la toma de decisiones en la esfera de lo No obstante los logros y avances democráticos en nuestro país, público y lo político.

×