Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Por qué nos interesan tanto las presidenciales cinco días (opi i ortega gbustos) 8 noviembre (9523 €)

74 views

Published on

article at Cinco Días

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Por qué nos interesan tanto las presidenciales cinco días (opi i ortega gbustos) 8 noviembre (9523 €)

  1. 1. Las elecciones de hoy en EE UU marcarán una época. Las Bolsa registran alzas ante la ligera ventaja de la candidata demócrata PÁGINAS 2 A 6 / EDITORIAL EN LA PÁGINA 20 EL MERCADO Qué le espera a las acciones, los bonos y las divisas PÁGINA 3 OPINIÓN Por qué nos interesan tanto las presidenciales PorIÑAKIORTEGA yGREGORIOBUSTOS PÁGINA 22 LAS CLAVES Los factores que decidirán el voto de los ciudadanos PÁGINA 5 BREAKINGVIE Más allá d duelo por Casa Blan PorGINACHON PÁGINA 32 SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: PORTADA 49000 23266 Lunes a sábados 768 CM² - 64% 9523 € 1,22 España 8 Noviembre, 2016
  2. 2. Martes 8 de noviembre de 201622 Cinco DíasOpinión IÑAKI ORTEGA / GREGORIO BUSTOS Director de Deusto Business School Madrid / Economista España puede con- vertirse en un aliado para Estados Unidos dentro de la nueva Unión Europea, después de la salida de Gran Bretaña como su aliado histórico” ““ L os mercados de renta va- riable han repuntado desde los mínimos regis- trados en febrero (enero, en el caso de los mercados emer- gentes) y, si bien el voto británi- co a favor del brexit desencade- nó un marcado episodio de vola- tilidad, este no logró frenar el repunte durante demasiado tiempo. ¿Qué es exactamente lo que ha tranquilizado a los inver- sores? Por una parte, las preocupa- ciones anteriores sobre China, que hicieron cundir el pánico durante el año pasado, han re- mitido, puesto que los eficaces controles de divisas han frenado las salidas de capitales. En para- lelo, la solución contrastada de desatar las ataduras del crédito bancario ha contribuido a ralen- tizar el descenso de la actividad industrial. Actualmente, esta amenaza ha amainado. En general, el panorama eco- nómico mundial está dominado por un crecimiento reducido, si bien los indicadores a corto plazo en Estados Unidos han mejorado. Desde febrero, el fac- tor que ha impulsado el repunte del mercado ha sido el movi- miento análogo entre los títulos industriales, de materiales y energía. ¿Y qué hay de la amena- za (fantasma) del brexit? A pesar de ser un acontecimiento muy lejano y todavía incierto, al menos debería garantizar que los bancos centrales mantengan sus políticas acomodaticias de cara a mitigar cualquier revés en la economía. En lo que llevamos de año, la Fed no se ha atrevido a actuar. ¿Qué podría poner fin al efecto estimulante en los mercados de esta ecuación perfecta formada por una mejora del panorama económico y una confianza con- tinuada en el respaldo de los bancos centrales? La respuesta es muy sencilla. Los mercados de renta fija y los de renta varia- ble podrían caer antes de finales de año si se registran dos acon- tecimientos igual de probables y compatibles. En primer lugar, hemos de reconocer que la pre- sión deflacionista generada por el desplome de los precios del crudo ha tocado a su fin. Todo lo que baja sube, por lo que la in- flación repuntará. Esta también se verá impulsada por el aumen- to de los precios de la vivienda en Estados Unidos, el principal catalizador de la inflación hasta la fecha. Pero los mercados de renta fija han vivido ajenos a esta realidad. Los tipos de interés siguen rondando mínimos, lo que no deja margen para sorpresas en lo que a inflación respecta. Los tipos cortos ponen de mani- fiesto una política monetaria in- tacta que durará meses, mien- tras que los largos reflejan unas previsiones de inflación muy bajas. Por tanto, el riesgo en ma- teria de tipos es claramente asi- métrico. En el plano económico, es per- fectamente posible que los indi- cadores económicos adelantados que mueven los mercados (des- pués de todo, va en la naturaleza de los mercados anticipar ten- dencias económicas) puedan apuntar a un cambio de rumbo. Estos indicadores son tremenda- mente sensibles a las variaciones en los tipos de interés, así como a la dirección de la política mone- taria. Asimismo, cabe destacar que todo el argumento del creci- miento estadounidense que ha venido impulsando al mercado desde principios de año se ha ba- sado en el consumo. Sin embar- go, este es vulnerable: depende de la contratación de créditos al consumo, que está tocando techo, un nivel de ahorros que está co- menzando a crecer, y se expone a un poder adquisitivo que se debi- lita a causa del encarecimiento de la vivienda y el petróleo. La perspectiva de una ralenti- zación del crecimiento y un au- mento de la inflación sería una combinación menos interesante que la situación de la que los mercados llevan beneficiándose desde febrero. Esto plantearía un dilema a los bancos centrales y, obviamente, a los mercados, ade- más de sumarse a la incertidum- bre política en Estados Unidos, por las elecciones, e Italia, por el referéndum constitucional. El 14 de diciembre, Janet Ye- llen tendrá la última oportuni- dad del año de concretar la me- jora de los indicadores de em- pleo e inflación en Estados Uni- dos con la subida de tipos de in- terés de referencia. En caso de agitación de unos mercados ya turbulentos, por ejemplo, tras un resultado inesperado en las elecciones, es probable que la Fed se cuide de echar más leña al fuego. Sin embargo, salvo cir- cunstancias excepcionales, difí- cilmente podrá resistir la tenta- ción de subirlos un 0,25%. Podrían producirse impactos hasta final de año y nuestras previsiones macroeconómicas apuntan, además, a la posibili- dad de que los mercados decep- cionen en el plano del creci- miento mundial. Recomenda- mos a los inversores que no bajen la guardia. Elprincipalriesgo paralosmercados DIDIER SAINT-GEORGES Miembro del comité de inversión de la gestora francesa Carmignac El‘brexit’debería garantizarquelosbancos centralesmantengansus políticasacomodaticias Endiciembre,difícilmente Yellenpodráresistir latentacióndesubir lostiposun0,25% E ste miércoles sabremos quién va a ser el nuevo, o la nueva y primera, presidente de Estados Unidos. Para Es- paña, como para el resto del mundo, la elección de uno u otro candidato puede suponer una nueva etapa en las relaciones entre nuestros países, tan necesarias en el mundo global en el que vivimos. Si como parece que las encuestas anticipan Hillary Clin- ton llega a la Casa Blanca, puede re- presentar una oportunidad de oro para nuestro país. El programa de la candidata demó- crata tiene como objetivo principal revitalizar la economía y la producti- vidad del país a través del mayor programa de inversiones en infraes- tructuras que se haya realizado en Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Y si hay un sector donde España destaca por su compe- titividad, es precisamente ese. Nume- rosos puentes, carreteras, aeropuer- tos y demás infraestructuras de Esta- dos Unidos necesitan modernizarse y, si la economía del país lo permite, esto representa una oportunidad de oro para las empresas y para los inte- reses españoles. Pero el programa de Hillary Clin- ton va más allá. Siguiendo las inicia- tivas adoptadas por la Administra- ción Obama, su proyecto incluye también inversiones destacadas en sectores de la nueva economía, como las energías alternativas y renova- bles, donde España también tiene mucho que aportar. Sin embargo, las cosas no pasan solas, por lo que para llevar estas propuestas a buen puerto, la clave estará en cómo establecer y afianzar una relación cercana a la nueva Ad- ministración americana. El flamante ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene ante sí la tarea de apro- vechar todas estas nuevas oportuni- dades. Y de hacerlo combinando el desarrollo industrial con el necesario respeto medioambiental. La especia- lización de este ingeniero de cami- nos, canales y puertos en Hidráulica, Oceanografía y Medio Ambiente de- berán ser de ayuda. En cualquier caso, podríamos con- tar con un apoyo adicional en la figu- ra del candidato a la vicepresidencia, Tim Kaine, un referente en la popu- losa y cada vez más influyente comu- nidad hispana. Kaine es un buen co- nocedor de España y de Latinoaméri- ca, y puede jugar un papel verdade- ramente importante a la hora de ele- var las relaciones con el país esta- dounidense a una nueva dimensión. Pero hay más temas que se deben tener en cuenta. Desde un punto de vista demográfico, los estadouniden- ses de origen hispano son ya más de 57 millones. Esta cifra representa el 25% de la población. Un porcentaje que tiene incluso perspectivas de crecimiento, hasta llegar a superar el 30% en un futuro próximo. Además, Estados Unidos es ya el segundo país del mundo, después de México, donde más se habla el espa- ñol. Esta circunstancia supone para España un universo de oportunida- des para establecer lazos comerciales con esta importante e influyente parte de la población y dar a conocer el origen y la cultura a esta parte tan considerable del nuevo Estados Unidos. Asimismo, España puede conver- tirse en un aliado de referencia dados los intereses que nos unen, como la compatibilidad de nuestros mutuos intereses económicos. En este sentido, España puede ayudar a Estados Unidos a actualizar sus in- fraestructuras y avanzar en nuevas tecnologías. Pero nuestro país tam- bién puede convertirse en un aliado para Estados Unidos dentro de la nueva Unión Europea, después de la salida de Gran Bretaña como aliado histórico de la nación americana. Nuestra posición geoestratégica es de un interés clave para Estados Uni- dos, como puerta al Mediterráneo. También son extremadamente intere- santes nuestras buenas relaciones y proximidad a Medio Oriente y a África. Por último, pero no menos impor- tante, es muy relevante el papel que desempeña nuestro país en Latinoa- mérica. En colaboración con Estados Unidos, España puede ser clave para consolidar de manera definitiva el desarrollo económico y social de los países del sur de América. Nuestros lazos culturales, históricos y econó- micos son la mejor base para asentar el desarrollo y el bienestar que Lati- noamérica se merece. España puede convertirse en el socio económico de los países americanos, ayudando a desarrollar su industria, infraestruc- turas y servicios de calidad, y abriendo las puertas de Europa para las exportaciones e inversiones americanas. En fin, es mucho lo que nos juga- mos el próximo martes con las elec- ciones que se celebran en Estados Unidos. Ante esa circunstancia, Es- paña tiene que hacer memoria y saber cuál es su potencial como país. Eso sí, el nuevo Gobierno español tiene entre sus tareas pendientes la de asegurarnos una mayor visibili- dad de nuestro país y la de urdir un programa de Estado que sitúe a Es- paña en el panorama global de los negocios internacionales. Porquénosinteresan laseleccionesdeEEUU SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: PORTADA 49000 23266 Lunes a sábados 768 CM² - 64% 9523 € 1,22 España 8 Noviembre, 2016

×