Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Pil pil el correo

157 views

Published on

article at El Correo

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Pil pil el correo

  1. 1. M i padre suele repetir que la clave de un buen ba- calao al pil-pil es no de- jar de mover la cazuela de barro ni un solo instante. Así lo aprendió él, en algún txoko entre Portugalete y Vitoria. Conseguir emulsionar el aceite, el ajo y la ge- latina que suelta el bacalao hasta lograr la famosa salsa vasca es fácil, siempre que seas capaz de mover rítmicamente el recipiente, a la vez que cueces las tajadas. Si por un mo- mento te quedas quieto en ese pro- ceso, el plato se echa a perder. Carlos Barrabés es quizás el em- prendedor español más respetado. Hijo de los dueños de un humilde bazar en el corazón del Pirineo ara- gonés, a finales de los años ochen- ta fue el pionero del comercio elec- trónico vendiendo desde Benasque material de montaña y de esquí a toda Europa. En los noventa des- pertó la atención de los miembros del Foro Económico Mundial (los mismos que este mes de enero, en Davos, han pregonado la cuarta re- volución industrial) y fue nombra- do joven líder mundial. Con el nue- vo milenio, Carlos, se convirtió en el asesor de referencia para pilotar la trasformación digital en las mul- tinacionales patrias. Hoy su capa- cidad para adelantarse a los cam- bios en la empresa le ha llevado a ser considerado un visionario. Hace unas semanas se reunió en Deusto Business School con los directivos que cursan el programa de lideraz- go y les alertó de la necesidad de es- tar al día de las nuevas tendencias y de estudiar minuciosamente las tecnologías que las soportan. Entre ellas, situó la nueva moneda vir- tual, el bitcoin, contra la que se pue- de comprar en la red y sacar dinero de un cajero en la calle Serrano de Madrid. No es sencillo explicar el sistema que da sentido a esta crip- tomoneda, pero de un modo brillan- te Barrabés equiparó el ‘blockchain’, que así se llama esa tecnología, con nuestro bacalao al pil-pil, si no lo mueves, no funciona. Ese es precisamente el paradig- ma del momento que nos ha toca- do vivir, el cambio permanente, la necesidad ineludible de moverse para que las cosas sigan funcionan- do, exactamente igual que la salsa del bacalao. Se mueven las grandes empresas para captar las mejores ideas de los emprendedores porque ya no sur- gen de sus centros internos de in- novación. Se mueven las corpora- ciones para atraer a los recién gra- duados que ya no suspiran por es- tar en una multinacional como hace años. Se mueven las universidades para adaptarse a los nuevos siste- mas tecnológicos de enseñanza pre- sionados por las demandas de la ge- neración, los nacidos en el entorno el nuevo siglo, que exigen una dis- rupción en la educación superior. Se mueven los bancos como ING que han pedido públicamente a los hackers que les ataquen y así des- cubrir sus vulnerabilidades. Se mue- ven los nuevos consumidores para denunciar los abusos de los grandes y ya están consiguiendo, como dice Moisés Naim, que el poder ya no sea intocable y esté cambiando de manos. Se mueven las empresas de seguros, los medios de comunica- ción y hasta los hoteles porque hoy, siendo pequeño pero con talento, consigues capital para poner en mar- cha nuevos modelos de negocio que revientan sectores que no habían cambiado en cien años. El derecho, como recuerda el juez Eloy Velas- co, también se ha movido de la es- tabilidad que garantizaba la segu- ridad jurídica al dinamismo para se- guir siendo útil ante la aparición de tantos nuevos delitos. Hasta la Igle- sia se ha movido con la elección de un incómodo Papa que no deja de despertar conciencias diciendo ver- dades aunque a veces sean como pu- ños. A España también ha llegado el movimiento y la mayoría de las grandes ciudades han pasado a ser gobernadas por fuerzas políticas que ni siquiera existían en la anterior convocatoria electoral; se mueve también por ejemplo la Comisión Nacional de los Mercados y la Com- petencia, haciendo lo difícil, defen- diendo a los nuevos operadores que abaratan los precios en el transpor- te, como Uber, frente a los taxistas; incluso el Partido Popular se mue- ve poniendo en su cúpula, en este momento, a un preparado político vasco que no oculta su homosexua- lidad. Pero nada de esto es suficien- te mientras muchos sigan sin mo- verse, encastillados en sus dogmas. Y la cosa puede empeorar porque como en Alicia en el País de las Ma- ravillas, otros se mueven más rápi- do y eso nos deja atrás. Y además encarnan el mal. Se ha movido el nuevo terrorismo yihadista, con in- ternet como aliado, sembrando el pánico en medio mundo; no deja de moverse el populismo que crece en adeptos haciendo más vigente que nunca la apuesta de Popper por la sociedad abierta frente a los totali- tarismos de los años treinta. Muy rápido se mueve el cibercrimen, que es ya la principal amenaza de la se- guridad global y lo saben bien no solo los mandatarios o los jueces que manejan privilegiada informa- ción sino también los directivos de cualquier gran empresa o los gesto- res de infraestructuras críticas. Se mueve también una amenaza si- lenciosa de indolencia frente al dra- ma de la inmigración que agoniza en nuestras propias fronteras. Por ello solo cabe demandar mo- vimientos valientes, comprometi- dos e inclusivos pero no únicamen- te a los demás sino a nosotros mis- mos. Moverse y no dejar de mover- se para conseguir un mundo donde el hombre y su bienestar sean lo im- portante. Porque si el mundo sigue igual y se para, como el pil-pil, se echará a perder. ANTÓN IÑAKI ORTEGA DOCTOR EN ECONOMÍA Y PROFESOR DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL La destrucción de la familia La familia siempre ha sido y es elprincipalpilardelaspersonas y de la sociedad. Por otra parte, lafamiliaeslabaseparaquetodo ser humano se pueda integrar de manera correcta a la socie- dad.Esenlafamiliadondeelser humano aprenderá lo que son los afectos y valores. La forma- ción en valores de la familia es irremplazable. Eso no se apren- de en el colegio o en la univer- sidad. Sólo en la familia, núcleo de amor, afecto, comprensión yperdón.Destruirlafamiliasig- nifica que ese individuo irá a buscar fuera lo que no encuen- tra dentro. Por eso están en alza peligrosos sucedáneos, esclavi- zantes recursos para huir de la soledad. :: VENANCIO RODRÍGUEZ SANZ. ZARAGOZA 200 medidas, 200 pegas El pacto con doscientas medi- das que firmaron PSOE y Ciu- dadanos se ha convertido en la excusa perfecta para que los otros dos grandes partidos, PP yPodemos,rechacenformarun Gobierno con ellos; algo que, por otra parte, nunca tuvieron lamásmínimaintencióndeha- cer.ElescritoquefirmaronSán- chez y Rivera cumplió con cre- cessucometido,quenoeraotro que salvar sus culos –como di- ría Celia Villalobos–, dados los malosresultadosqueambosob- tuvieron en las urnas. Una vez cu ro tra dr un m tid qu ve re qu m ob la pa ha no na va qu en no :: J BIL E Ni Ra ta la arr pa ve de sa zo m qu m so la du po :: PO Gorka Etxabe. Puedo decir que era un hombre comprometido con su riencia; siempre buscando y encon era funcionario del Gobierno vasc trabajar con él en mi etapa de cons ción, Comercio yTurismo. Murió l llevaba un tiempo enfermo, pero dad ha corrido demasiado. Le recu promiso. Siempre dispuesto y sin vimos tiempos convulsos en los q bre los hechos. En los que las fórm prima y da protagonismos. Tiemp parecer que hacer. En los que poc concretas, esas que se hacen con h cambio de ideas y con poco ruido. gan quiero reivindicar a Gorka y a o cionarios y profesionales que cada go de los años han hecho que, pese sociedad mejor. Quiero recordar a G jado y también a sus compañeros que tuve ocasión de trabajar, que nuestras vidas sean mejores. Siem buenos profesionales en porcentaj tores y también en la Administra probar el resultado para perfeccio rigir, pero estén seguros de que, sin personas como Gorka nada hubi :: BERNABÉ UNDA. CONSEJERO DE COMERCIO Y TURISMO DEL GOBIERN In memoriam: G CART AL DIREC El paradigma del momento que nos ha tocado vivir es el cambio permanente, la necesidad ineludible de moverse para que las cosas sigan funcionando Pil-pil OPINIÓN30 SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 419000 60453 Diario 450 CM² - 50% 5092 € 30 España 12 Abril, 2016

×