Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La generación z la rioja (i ortega) 300116 (1832€)

217 views

Published on

Article at La Rioja

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La generación z la rioja (i ortega) 300116 (1832€)

  1. 1. 89 as zquerro Ramírez a) rtínez Glera es) artínez Ramos s y Sociedad) Martínez Medrano ) z Angulo cas) NUEVA RIOJA S.A. Director General Javier Doval López Directora de Control de Gestión Blanca García Calvo Director Comercial Pablo Amillano Urdampilleta Director de Tecnología y Sistemas Enrique Medrano Llorente Directora de Marketing Susana Miranda Mayoral TORIALES KIKE FERRERES FUTBOLISTA DE LA UD LOGROÑÉS GRAN RESERVA RITA BARBERÁ EXALCALDESA DE VALENCIA VINAGRE Refuerzo. Una lateral zurdo llega a la UD Logroñés para cubrir la sa- lida de otro lateral zocato, Regui- lón. Un jugador joven, aunque pre- parado para luchar por el ascenso. Explicaciones. Piedra angular del PP valenciano, Rajoy ha puesto la mano en el fuego por ella, pero de- bería dar muchas y claras explicacio- nes sobre lo ocurrido en su partido. P ara los que todavía se frotan los ojos de incredulidad por los nuevos inquilinos del Congreso de los Diputados les animo a que puedan leer los siguientes párra- fos para que no se lleven más sobresaltos en el fu- turo. El 20 de diciembre fueron más de un millón de jóvenes menores de 22 años que votaron por primera vez y que se decantaron masivamente por los nuevos partidos políticos. Las imágenes de la constitución de las Cortes no deberían, por tan- to, sorprendernos si profundizamos en el cambio generacional, inédito, que estamos viviendo. Los primeros miembros de la denominada ‘Ge- neración Z’, la de los nacidos entre 1994 y 2009, comienzan ahora a a incorporarse al mundo labo- ral y a reclamar su sitio en el mundo, por ejemplo votando. Se trata de la primera generación que ha incorporado Internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización, y también aque- lla a la que la crisis –económica y política– ha mar- cado más directamente su personalidad, porque la han padecido sus familias crudamente. Existen grandes expectativas en torno a los jó- venes Z, al ser la primera generación que ha asu- mido que el mundo se ha hecho pequeño, que la diversidad es consustancial a cualquier sociedad moderna, y que el desarrollo democrático, unido al tecnológico, es imparable y genera nuevos de- rechos humanos. Entre sus rasgos más sobresa- lientes, se encuentra el omnipresente uso de las herramientas digitales en toda relación social, la- boral o cultural; su creatividad y adaptabilidad a los entornos laborales emergentes; la desconfian- za hacia el sistema educativo tradicional, que da paso a nuevos modos de aprendizaje más centra- dos en lo vocacional y en las experiencias, y el res- peto hacia otras opiniones y estilos de vida. Como gran diferencia respecto a las generacio- nes anteriores, está el modo en que las nuevas tec- nologías han condicionado su forma de aprender: gracias a Internet se han acostumbrado desde pe- queños a no depender tanto de padres y docentes para adquirir el conocimiento; a utilizar de mane- ra inmediata fuentes tan dispares en su naturale- za como indiferenciadas en la forma de acceder a ellas; a recibir cantidades ingentes de datos y a dis- criminarlos con arreglo a su propio criterio. Lo que se traduce en que la capacidad para organizar y transmitir la información de estos jóvenes es ex- tremadamente flexible. Algo que les hace estar muy preparados para ser no solo ciudadanos en la era digital, sino también para ocupar las nuevas profesiones e integrarse en entornos de trabajo multiculturales y globales. La otra cara de la moneda es que, desaparecido el principio de autoridad e instalados en la creen- cia de que toda voz merece ser escuchada y teni- da en cuenta, es posible que estemos ante una ge- neración peor informada que la anterior, pese a su gran facilidad de acceso a fuentes del saber de todo tipo. El conocimiento humano crece sin parar y cada vez es más evidente que los contenidos escolares ya no pueden limitarse a los de la cultura local, con la consiguiente presión al alza sobre el currí- culo educativo. Además, los alumnos Z parecen tener menor capacidad para la educación teórica y demandan una enseñanza más práctica y flexi- ble, menos formal, orientada a experiencias y ha- bilidades que les ayuden a afrontar un futuro la- boral caracterizado por la incertidumbre y el cam- bio, con profesiones novedosas y vinculadas a pro- yectos colectivos de trabajo en red con la creati- vidad como componente principal. Por otra par- te, la temprana familiaridad con la tecnología les coloca en una situación de ventaja para sacar el máximo partido a los dispositivos actuales y fu- turos; pero también se alerta acerca de importan- tes riesgos aparejados, como el autismo digital o el sedentarismo. La particular organización del conocimiento en su mente les llevará a alumbrar también un nue- vo modelo de innovación. Ya no bastará con «pen- sar fuera de la caja» como nos decía el aforismo usado por los consultores del ramo, porque la caja –el acervo del conocimiento humano– se ha des- bordado, está llena de informaciones confusas o erróneas, y el desorden es cada vez más acusado. Frente a eso, los miembros de la generación Z se preparan para construir su propia caja. En cuanto al futuro laboral, nadie duda que ha- brá que estar aprendiendo toda la vida y que la mo- vilidad va a ser constante. Esta asunción les ani- ma a afrontar la vida de una forma muy construc- tivista: cada paso supone generar competencias para los demás y para uno mismo, y su objetivo vital es el propio camino en sí, que pasa por desa- rrollar el espectro de habilidades necesario para participar en los proyectos que a uno le interesan o le hacen feliz. Por ello en lugar de escandalizar- nos por su forma diferente de comportarse hemos de hacer todo lo posible para que este relevo ge- neracional sea una oportunidad para toda la so- ciedad. Algo que solamente se alcanzará si trasfor- mamos el entorno educativo, social y cultural de modo y manera que les facilite la puesta en prác- tica de sus extraordinarias capacidades, para que lideren el siglo XXI y con el desarrollo tecnológi- co, reinventen la economía y el empleo para ha- cer un mundo más humano, y así aspirar a ser el mayor espacio de paz y prosperidad que haya vis- to la historia. La ‘Generación Z’ «Se trata de la primera generación que ha incorporado Internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización y también aquella a la que la crisis ha marcado más directamente su personalidad, porque la han padecido» IÑAKI ORTEGA DOCTOR EN ECONOMÍA Y PROFESOR DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL udiencia Provincial de Baleares ha acor- uy técnico de 85 páginas que no admite so Nóos’ a la infanta Cristina, que con- nquillo de los acusados y será juzgada a de dos delitos fiscales cometidos por n. El tribunal, formado por tres magis- e modo aplicar a la hermana de Felipe n’, que establece que no se puede llevar scal si la única acusación es la popular. dica asegura que la ‘doctrina Botín’ uti- ones de crédito no existe como criterio entencia en cuestión, que recibió siete a de aplicación en aquel caso concreto. rgía también en el Supremo la ‘doctrina nal admitió que la acusación particular arle, con el argumento de que así debe ecta a intereses colectivos o no se han s directos. Tampoco aquella sentencia o que hubo cinco votos particulares. En allorquín, que ha dedicado 30 folios a a, argumenta que, al contrario de lo que uero, la fiscalía y la Abogacía del Estado aki Urdangarin y, por lo tanto, conside- r ello, no puede excluirse del juicio a la saria de su comisión, la infanta Cristi- ra ella la acusación popular.Resulta dig- e insobornable independencia de estas ento y marea, permanecen ajenas a la ciben y se atienen a criterios estricta- ner la igualdad de todos ante la ley. Re- equilibrio constitucional entre los po- a sobre las debilidades humanas de sus s insostenibles guridad Social, Fátima Báñez, presentó os el preceptivo informe anual sobre la va de la Seguridad Social, que arroja unos s 13.250 millones de euros extraídos en oder realizar el pago de todas las pensio- ndo ha acabado el pasado ejercicio con de 32.485 millones de euros, una canti- ad de la que había a finales de 2011, jus- ura anterior y cuando las reservas alcan- con 66.815 millones. El Gobierno ha re- entes de la gestión de mutuas –2.780 mi- as a los cuales el recurso al Fondo de Re- yor. Es evidente que el sistema está de- da a causa del incremento del desempleo n del número de cotizantes, pero el Go- otras vías para atender apremiantes ne- ar de acudir al fácil recurso de la ‘hucha’ ones que justamente se han ganado los Habría incluso que reconsiderar el actual á a los Presupuestos Generales del Esta- no contributivas. a imparcial ad, como requería el caso, ecisión de las magistradas Botín’ y la infanta Cristina ÓN Sábado 30.01.16 LA RIOJA SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 84000 10310 Diario 504 CM² - 53% 1832 € 20 España 30 Enero, 2016

×