Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
P
ara los que todavía se fro-
tan los ojos de increduli-
dad por los nuevos inqui-
linos del Congreso de los
Diputados les...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La generación z

275 views

Published on

Article at El correo vizcaya

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La generación z

  1. 1. P ara los que todavía se fro- tan los ojos de increduli- dad por los nuevos inqui- linos del Congreso de los Diputados les animo a que puedan leer los siguientes párrafos para que no se lleven más sobresaltos en el futuro próximo. El 20 de diciembre fueron más de un millón de jóvenes menores de 22 años que votaron por primera vez y que se decantaron ma- sivamente por los nuevos partidos políticos; las imágenes de la consti- tución de las Cortes Generales no deberían, por tanto, sorprendernos en exceso si profundizamos en el cambio generacional, inédito, que estamos viviendo. Los primeros miembros de la de- nominada Generación Z, la de los nacidos entre 1994 y 2009, comien- zan ahora a salir de sus centros de estudio, a incorporarse al mundo la- boral y a reclamar su sitio en el mun- do, por ejemplo votando. Se trata de la primera generación que ha incor- poradointernetenlasfasesmástem- pranas de su aprendizaje y sociali- zación, y también aquella a la que la crisis –económica y política– ha mar- cado más directamente su persona- lidad, porque la han padecido sus fa- milias crudamente. Estos días, también, han llegado a las instalaciones para emprende- dores de Deusto Business School los jóvenes del programa de aceleración de talento ‘YUZZ’ del Banco Santan- der.Con poco más de 20 años, la ma- yoría son futuros ‘stem’, acrónimo anglosajón por el cual se conoce a los egresados en grados universita- rios científico-técnicos. A diferen- cia de sus hermanos mayores son precoces en usar la creación de em- presas como herramienta de cam- bio social en materias como el me- dio ambiente, la desigualdad o la par- ticipación ciudadana, por ello se en- rolan en iniciativas como esta que les permitan lanzar sus ‘startups’. Existen grandes expectativas en torno a los jóvenes Z, al ser la prime- ra generación que ha asumido que el mundo se ha hecho pequeño, que la diversidad es consustancial a cual- quier sociedad moderna, y que el de- sarrollo democrático, unido al tec- nológico, es imparable y genera nue- vos derechos humanos. Entre sus rasgos más sobresalientes, se en- cuentra el omnipresente uso de las herramientas digitales en toda rela- ción social, laboral o cultural; su crea- tividad y adaptabilidad a los entor- nos laborales emergentes; la descon- fianza hacia el sistema educativo tra- dicional, que da paso a nuevos mo- dos de aprendizaje más centrados en lo vocacional y en las experiencias, y el respeto hacia otras opiniones y estilos de vida. Como gran diferencia respecto a las generaciones anteriores, está el modo en que las nuevas tecnologías han condicionado su forma de apren- der: gracias a Internet se han acos- tumbrado desde pequeños a no de- pender tanto de padres y docentes para adquirir el conocimiento; a uti- lizar de manera inmediata fuentes tan dispares en su naturaleza como indiferenciadas en la forma de acce- der a ellas; a recibir cantidades in- gentes de datos y a discriminarlos con arreglo a su propio criterio. Lo que se traduce en que la capacidad para organizar y transmitir la infor- mación de estos jóvenes es extrema- damente flexible.Algo que les hace estar muy preparados para ser no solo ciudadanos en la era digital, sino también para ocupar las nuevas pro- fesiones e integrarse en entornos de trabajo multiculturales y globales. La otra cara de la moneda es que, desaparecido el principio de autori- dad e instalados en la creencia de que toda voz merece ser escuchada y tenida en cuenta, es posible que estemos ante una generación peor informada que la anterior, pese a su gran facilidad de acceso a fuentes del saber de todo tipo. El conocimiento humano crece sin parar y cada vez es más evidente que los contenidos escolares ya no pueden limitarse a los de la cultura local, con la consi- guiente presión al alza sobre el cu- rrículo educativo.Además, los alum- nos Z parecen tener menor capaci- dad para la educación teórica y de- mandan una enseñanza más prácti- ca y flexible, menos formal, orien- tada a experiencias y habilidades que les ayuden a afrontar un futuro la- boral caracterizado por la incerti- dumbre y el cambio, con profesio- nes novedosas y vinculadas a pro- yectos colectivos de trabajo en red con la creatividad como componen- te principal. Por otra parte, la tem- prana familiaridad con la tecnología les coloca en una situación de ven- taja para sacar el máximo partido a los dispositivos actuales y futuros; pero también se alerta acerca de im- portantes riesgos aparejados, como el autismo digital o el sedentarismo. La particular organización del co- nocimiento en su mente les llevará a alumbrar también un nuevo mo- delo de innovación. Ya no bastará con «pensar fuera de la caja» como nos decía el aforismo usado por los consultores del ramo, porque la caja –el acervo del conocimiento huma- no– se ha desbordado, está llena de informaciones confusas o erróneas, y el desorden es cada vez más acu- sado. Frente a eso, los miembros de la generación Z se preparan para construir su propia caja. En cuanto al futuro laboral, na- die duda que habrá que estar apren- diendo toda la vida y que la movili- dad va a ser constante. Esta asun- ción les anima a afrontar la vida de una forma muy constructivista: cada paso supone generar competencias para los demás y para uno mismo, y su objetivo vital es el propio cami- no en sí, que pasa por desarrollar el espectro de habilidades necesario para participar en los proyectos que a uno le interesan o le hacen feliz. Por ello en lugar de escandalizarnos por su forma diferente de compor- tarse hemos de hacer todo lo posi- ble para que este relevo generacio- nal sea una oportunidad para toda la sociedad. Algo que solamente se alcanzará si trasformamos el entor- no educativo, social y cultural de modo y manera que les facilite la puesta en práctica de sus extraordi- narias capacidades, para que lideren el siglo XXI y con el desarrollo tec- nológico, reinventen la economía y el empleo para hacer un mundo más humano, y así aspirar a ser el mayor espacio de paz y prosperidad que haya visto la historia. ANTÓN IÑAKI ORTEGA DOCTOR EN ECONOMÍA Y PROFESOR DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL La Generación Z Un regalo a los independentistas El PSOE ha cedido cuatro se- nadores a dos partidos inde- pendentistas para que pue- dan formar grupo en el Sena- do. Sánchez regala lo que no es suyo. La mayoría de los ba- rones socialistas no acepta que Pedro Sánchez entregue a los independentistas de ERC y DiL cuatro parlamentarios para que estos formen grupo en el Senado. El PSOE les cede el 8,5% de su representación. Lo que a los soberanistas no les han dado las urnas lo cede Sánchez para mayor irritación de sus votantes.A muchos ha- brá que preguntarles: ¿está usted por la desconexión de Cataluña? Si ha votado a los socialistas, da a entender que sí. :: RAMIRO LÓPEZ VILLAR. MADRID Ayudas Un nuevo despropósito. Y es que, según información pu- blicada en EL CORREO, el Ayuntamiento de Elorrio en Vizcaya, gobernado por EH Bildu, destina 48.000 euros del presupuesto existente, que son 60.000 euros para las ayudas sociales, al objeto de amortizar los gastos deven- gados por los familiares de los presos de ETA de su localidad po m ha es úl lló ta :: TR BIL U se Ha sa lo m pe de av bil te ta na da so br de ad m eje ra sig dis to ev pa do na :: SE En la España plural y plurinaciona timas elecciones, la minoría que m ro está inquieta. La incertidumbre avecinarse les preocupa y pretend conjunto de la ciudadanía. Se entien porque últimamente no dejan de c viene Podemos. Que si Cataluña s tende perder el respeto a los corru marabunta de inmigrantes avanz gro económico del gigante chino emergentes se tambalea. Que si el ser más un problema que una solu déficit público no están para brom la clase política más involucionis caza de brujas. Se diría que se han paz y las nuevas tecnologías han chas de sus miserias y no saben dó que nos anuncien toda clase de de parse, pero no dejarse engañar. La pero no va a ser el cambio quien n lipsis. El Estado español está mejo go, la gente está más enfadada que será que las exageradas desigualda todos cada vez más insoportables? les puede echar la culpa de la situa tengan o no tengan coleta. Está po merado de gentes que se han agru bien, la responsabilidad de lo bue cho hasta ahora corresponde al tán suerte de vivir en un país relativa de ofrecer una vida, no igual pero danos. :: IÑAKI SAN SEBASTIÁN HORMAETX Ni caos, ni ap CART AL DIREC OPINIÓN34 SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 419000 60453 Diario 441 CM² - 49% 6533 € 34 España 23 Enero, 2016

×