Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Santy
C
uando la crisis nos
obligó a renunciar a
viajar o coger un taxi
surgieron unos em-
prendedores que primando el
uso...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La era de la colaboración la opinión (i ortega) 23 diciembre (646€)

62 views

Published on

article at Prensa Iberica Group

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La era de la colaboración la opinión (i ortega) 23 diciembre (646€)

  1. 1. Santy C uando la crisis nos obligó a renunciar a viajar o coger un taxi surgieron unos em- prendedores que primando el uso frente a la propiedad y con el impulso de la tecnología nos daban una solución. Así nació la economía colaborativa con em- presas como Uber o Blablacar para compartir coche en las grandes urbes o alojarte en apartamentos de particulares gracias a AirBnb. El movimiento de la economía P2P (entre igua- les, peer to peer en inglés) es im- parable porque gracias al consu- mo compartido se puede acce- der a bienes y servicios que de otro modo sería imposible, de hecho se ha extendido ya a in- dustrias como la música, con spotify, la textil, con la moda de segunda mano o las finanzas con los préstamos colectivos también conocidos como crowfunding. Esa colaboración es lo que ex- plica algunos avances tecnológi- cos que disfrutamos hoy. Em- prendedores programando en un código suministrado por Apple o Google porque la inteli- gencia colectiva llega más lejos que la corporativa. Grandes em- presas recurriendo a startups pa- ra encontrar soluciones a sus problemas porque ya sus depar- tamentos de I+D son incapaces de tener la velocidad que exige el momento. E industrias benefi- ciándose de los investigaciones de otras ha venido pasando con los microprocesadores, las cá- maras digitales o el reconoci- miento de voz. Los empleos tampoco se en- tienden sin la colaboración. La mitad de los trabajadores del prestigioso ranking Forbes 500 desarrollan sus tareas en equi- pos y como ha vaticinado el World Economic Forum en 2020 una mayoría de nosotros estare- mos involucrados profesional- mente en sistemas de colabora- ción abierta. Los trabajos del fu- turo estarán más cerca de la ex- periencia cooperativa de wikipe- dia que de la soledad de un in- vestigador encerrado en un laboratorio. La universidad también se ha beneficiado de la corriente de colaboración. Los cursos masi- vos y gratuitos (los llamados MOOCs), los grupos multidisci- plinares e internacionales de in- vestigación, por no hablar del polémico pero pionero empren- dedor español del “rincón del va- go”. De hecho la cooperación ha estado siempre en el ADN de la educación superior, precisa- mente este año la escuela de ne- gocios de la Universidad de Deusto celebró su centenario con una clase magistral en Ma- drid del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, flanqueado por el antiguo máxi- mo dirigente del PSOE, Joaquín Almunia, y el actual presidente del PP, Mariano Rajoy. Igual que sin la colaboración entre ambos dirigentes políticos no hubiera sido posible tener al banquero italiano en el aniversario de Deusto Business School la legis- latura que acaba de empezar exi- girá como estamos viendo ceder y dialogar en asuntos como la educación, el mercado de traba- jo o la fiscalidad. Vivimos una época en la que el acceso a la tecnología se ha democratizado. Pero a la vez, hoy los ciudadanos se han con- vertido en palabras de Moises Naim, en micropoderes que exi- gen trasparencia y ejemplaridad. Con nuestro móvil todos pode- mos cambiar el mundo y desde las redes sociales todos pode- mos llevar la contraria al poder. Aunque suene idílico, en muchos países ya está pasando y pronto no quedará ningún territorio li- bre de tiranos gracias al empode- ramiento ciudadano. España dis- fruta de una democracia bien en- grasada como lo demuestra la irrupción de dos nuevas fuerzas políticas que han mediatizado la formación de gobiernos en los dos últimos años. La fórmula mágica para afrontar con garan- tías el futuro de nuestro Estado de Derecho será, como acaba- mos de ver en la economía, ha- blar mucho y cesiones entre dife- rentes, en definitiva pactos por el bien de España. Si no como ha vaticinado el profesor Branden- brurger, para las empresas que no colaboren con otras, tendre- mos que cerrar la persiana. La era de la colaboración Iñaki Ortega Doctor en economía y director de Deusto Business School { Javier Díaz Mall Análisis Amador Menéndez Velázquez Con nuestro móvil todos podemos cambiar el mundo y desde las redes sociales todos podemos llevar la contraria al poder... SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 31000 3661 Diario 249 CM² - 28% 646 € 44 España 23 Diciembre, 2016

×