Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Entrevista El heraldo de aragóm

13 views

Published on

interview at El Heraldo

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Entrevista El heraldo de aragóm

  1. 1. 17 de marzo de 2019 ● HERALDO DE ARAGÓN ● ECONOMÍA Y NEGOCIOS ● 5 ‘La revolución de las canas’ es su último li- bro, ¿qué conclusiones desliza? El texto destierra la concepción negativa que existe en torno al envejecimiento. Está basa- do en investigaciones que hemos plasmado de una forma divulgativa, pero que cuentan con estudios de mucho rigor económico. Be- bemosdefuentesdetodoelmundo,quecoin- ciden en que los efectos positivos del enveje- cimiento demográfico pueden superar a los negativos. Para lograr esto, tenemos que to- marmedidasrespectoaloquellamamos‘eco- nomía de las canas’, de la que creemos que España puede ser una referencia mundial. ¿Por qué España en concreto? Porque tenemos unas virtudes con las que no cuentaningunodenuestrosvecinos.Enlaac- tualidad, somos el segundo país más longevo del mundo; en 2040, seremos el que más. Te- nemos las mejores condiciones tanto climá- ticascomodedietaparapasarlasúltimastres décadasdevida.Yloquedebemoshaceraho- ra es implantar una batería de medidas públi- cas y privadas para que la gente quiera estar aquí: ocio, educación, vivienda, sanidad, tec- nología... Todo orientado a los mayores. En el «Las pensiones sobrevivirán, pero serán cada vez más bajas» EL PERFIL Nacido en Bilbao en 1972, Ortega es doctoreneconomía,emprendedore inversor. Desde 2014, dirige la Deus- toBusinessSchooleimparteclaseen laUniversidadInternacionaldeLaRio- ja, entre otras instituciones. Ha sido, asimismo,diputadoporelPartidoPo- pular en el Parlamento del País Vas- co,desde1998hasta2005.Además, haescritocuatrolibrosycolaborade forma asidua en medios especializa- dos como ‘Expansión’. IÑAKIORTEGADIRECTORDELADEUSTOBUSINESSSCHOOL Doctor en Economía, acaba de publicar en colaboración con el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ‘La revolución de las canas’, un libro que estudia el impacto de la longevidad de la población en la sociedad. El texto pone de relieve las oportunidades empresariales del envejecimiento demográfico, tanto a nivel público como privado, al tiempo que propone una serie de cambios en torno a la edad de jubilación, el sistema de pensiones, la digitalización o la robotización. Enprimerapersona El bilbaíno Iñaki Ortega, en la sede central de Ibercaja de la capital aragonesa. TONI GALÁN porque evitaba que esas personas volvieran a trabajar. Es un incentivo contrario a reci- clarse. En relación con la esperanza de vida, que son 83 años, son 31 viviendo de un subsi- dio, sin empleo. Es más que el tiempo traba- jado. Por eso la llamamos medida ‘zombie’, porque nace muerta. Y además sirve para mantener situaciones de desarraigo, de falta de integración social. Lo que sí contempla el libro es una modifi- cación del sistema de pensiones... Sí. El español un gran sistema, tenemos una gran suerte. Y creo que está claro que va a so- brevivir, que se va a sostener, pero las presta- ciones serán cada vez más bajas. Si ahora un jubilado cobra de media el 80% de su salario, uno de 45 años recibirá el 50%. Y uno de 25, quizá, un 30% o un 40%. No tendremos otro remedioquetrabajarmásañosyahorrarmás. ¿La privatización es una opción? No, no creo. Pero sí creo que es de sentido común pensar que ha de cambiar. Hace un si- glo, apenas una de cada 100 personas sobre- vivía a los 65; ahora, los superan el 95%. Y en 2040, habrá casi un pensionista por trabaja- dor. No salen las cuentas. Las empresas ten- dránqueayudarnosaahorraryelEstadotam- bién. ¿Cómo? No poniendo impuestos al aho- rro. O permitiendo que uno pueda jubilarse y seguir trabajando. ¿Y cómo se convence a la gente de cierta edaddequecontinúeensuempleo?¿Yalas empresas? Ahora es complicado, pero la realidad es que es una tendencia en todo el mundo: las per- sonas de 65 vuelven a trabajar. Al Estado hay que convencerle de que eso significa ingre- sos, porque pagan impuestos; a las personas debemos decirles que es una forma de seguir ahorrando; a las empresas, recalcarles que hay valores que no van a encontrar en los jó- venes: resiliencia, contactos, experiencia… Y también que el número de jubilados es mu- cho mayor que el de los que entran, que la pi- rámide demográfica se ha estrechado. Subir los sueldos a las personas en edad la- boral, ¿podría ser una solución? La subida de salarios es una decisión que co- rresponde a las empresas, pero lo que sí pue- den hacer estas es facilitar el ahorro con la afiliación autónoma automática, que ya tie- nen Alemania o Francia. Esto consiste en que una parte del salario del trabajador va a un plan de pensiones; una suerte de pensión de empresa que se suma a la pública. Este siste- ma, voluntario, facilita el ahorro y la solida- ridad de las empresas con sus trabajadores. Muchas voces hablan de la destrucción de empleo que traerá la robotización. Usted, por el contrario, opina de forma opuesta. Yo estoy convencido de que la robotización va a crear más empleos de los que va a des- truir. Y además traerá trabajo para personas mayores. Informes de universidades ameri- canasdemuestranquelassociedadesmásro- botizadas son las que dan más posibilidades a los mayores, porque les permiten servicios para que puedan seguir trabajando: teletra- bajo, tecnologías para el hogar, médicas… To- do eso, al final, son oportunidades también para la ‘economía de las canas’. J. NÚÑEZ momento en que España o territorios como Aragón sean capaces de proponer esta ofer- ta, los réditos serán increíbles. ¿Y está el mercado preparado para asumir esta clase de reestructuración de la oferta? Debe estarlo. Tenemos que plantearnos si nuestras ciudades son amistosas para las per- sonas de más de 55 años. Y este es el gran re- to que tiene España: dirigirse a un colectivo cada vez más habituado al uso de la tecnolo- gíaque,además,tienecapacidaddeconsumo. Esta transformación requeriría también un cambio social e institucional, ¿no? Por ahí debemos empezar: por modernizar nuestrasociedad,darnoscuentadequetener 60añosnoessermayor.Numerososestudios japoneses dicen que son los nuevos 40. Y no podemos dejar sin empleo a una persona a la que le quedan tres décadas de vida. El reto es encontrar medidas que entiendan que la de- mografía ha cambiado para luego moderni- zar nuestras instituciones. Y ahí entran pen- siones, ahorro, seguridad social, empresas… ¿Quéopinadelsubsidioparamayoresde52 años que ha entrado en vigor esta semana? El norte de Europa lo aprobó y lo desterró, » « El subsidio para mayores de 52 años es un in- centivo contra- rio a reciclarse»

×