Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El mundo líquido de bauman

60 views

Published on

Article at Cinco Días

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El mundo líquido de bauman

  1. 1. sultando a un periodista. Detalle no menor en alguien que debería iniciarse en el sentido de Estado y los usos de la diplomacia. Es razonable temer por el impacto en las re- laciones internacionales de la llegada de alguien de ese talante al frente de la primera potencia mundial. La reacción inicial de los mercados fue negativa, con caídas de algo más de medio punto en plazas europeas y norteamericanas, bien es cierto que tras una escalada sos- tenida en las últimas semanas. El mensaje a las empre- zación del comercio ha sido un motor de la economía mun- dial que necesitaba un nuevo impulso antes que una mar- cha atrás. Por otro lado, la idea de una guerra comercial con China, señalada de forma poco amistosa por el pre- sidente una y otra vez, puede desestabilizar al mundo. España, como toda Europa, no tiene otra que tratar de entenderse con la nueva Administración estadouniden- se. Pero sin apearse de sus principios, los de una econo- mía abierta y los de la democracia liberal. una buena noticia, pero también un riesgo. Por un lado, porque la productividad en el sector servicios crece muy lentamente; por otro, porque el turismo español se está beneficiando de la crisis que viven los destinos del norte de África, un factor geopolítico que no durará siem- pre. España debe potenciar la calidad y especialización del mercado turístico, pero no basar en este su modelo de crecimiento. El reto pasa por crear también empleo industrial y tecnológico, cuya productividad es mayor. L a muerte de Zygmunt Bau- man se ha colado en los tele- diarios como un paréntesis de filosofía entre tragedias y terrorismo sin darnos cuenta de que la vida del pensador polaco y su obra no fueron precisamente ajenas a esas lacerantes realidades. Bauman usó la metáfora del jardi- nero para explicar su visión del mundo moderno, pensaba que había- mos pasado de ser guardabosques a jardineros. La tarea principal de un guardabosque es proteger el territo- rio a su cargo de cualquier interfe- rencia humana, defender y preservar el equilibrio del ecosistema natural. Ese era el mundo premoderno que había dado paso a una modernidad con jardineros. El jardinero da por sentado que no habría orden en su jardín si no fuera por sus cuidados. Diseña en su cabeza las plantas que crecerán y su disposición, y luego lo convierte en realidad arrancando las malas hierbas. Bauman fue siempre una mala hierba: en su Polonia natal, cuando tuvo que huir primero del totalitaris- mo nazi y luego del estalinismo. Mala hierba también por criticar, siendo judío, el sionismo, y mala hierba en los últimos días de su vida desde su cátedra de Leeds viendo muy de cerca el retorno del odio al extranjero con el brexit. En 2014 visitó nuestro país y en la Fundación Rafael del Pino siguen tronando sus palabras: “Somos indi- ferentes a los pobres porque hemos ahogado el impulso natural a ayudar al otro, las normas éticas están en crisis total porque lo que prima ahora es la competencia”. Una “com- petencia” que Bauman introdujo en su metáfora como los cazadores, aquellos que en el jardín luchan en- carnizadamente por obtener presa porque no saben hacer otra cosa. No batallan por sobrevivir, ni siquiera por mantener un orden natural o ar- tificial, sino que cazan, compiten por inercia sin tener en cuenta sus con- secuencias. El mundo posmoderno para nuestro protagonista es mucho peor y se le ha borrado el rostro humano. Poco le hubiera gustado al viejo pensador leer este artículo que anali- za su obra sin incluir luces y som- bras. De hecho, Bauman pontificó contra la superficialidad del momen- to, tanta información y tan poco tiempo para profundizar, tanto tuit y tan poca base detrás. Su propio pen- samiento sufrió el momento que tanto criticó y su concepto mundo lí- quido se ha convertido en un eslogan que cada uno interpreta a su mane- ra. De ahí la controversia con respec- to a su figura, puesto que dedicó toda su vida a luchar contra el totali- tarismo pero sus ideas acabaron ins- pirando populismos de nuevo cuño, o criticó con fuerza al propio capita- lismo que con su sistema de liberta- des permitió que se convirtiese en un icono global. Tampoco fue capaz de superar el diagnóstico del momento actual, magistral por cierto, y llevar- lo a soluciones concretas para nues- tras sociedades. Es sabido que el sociólogo acuñó el término de mundo líquido para defi- nir el estado fluido y volátil de la ac- tual sociedad, sin valores demasiado sólidos, en la que la incertidumbre por la vertiginosa rapidez de los cambios ha debilitado los vínculos humanos. Están haciendo agua desde los Estados a las familias, pa- sando por los partidos políticos, Go- biernos que ya no mandan, los pues- tos de trabajo que antes nos daban seguridad y que ahora no sabemos si durarán hasta mañana. El mundo está inmerso en lo que se ha venido a llamar la cuarta revolución indus- trial y en una disrupción tecnológica que junto con indudables avances también está produciendo intensos desafíos de todo tipo: sociales, eco- nómicos y, por supuesto, personales. Varios investigadores americanos le han bautizado como un mundo VUCA (del inglés volatility, uncer- tainty, complexity, ambiguity) y no son pocas las organizaciones que han grabado ese acrónimo en lo más vis- toso de sus planes estratégicos. Alguien puede pensar que el diag- nóstico de Bauman no es nuevo, pero nadie duda hoy de su clarividencia, y desde que en el año 2000 formuló su teoría en su libro Liquid Modernity hasta hoy en día, esa liquidez lo ha impregnado todo. Para Bauman la peor consecuencia de todo ello es el individualismo reinante y la renuncia a un humanismo que cada día se hace más necesario volver a abrazar. Basta estar solo unos minutos delante del mismo televisor que nos anunció su muerte esta semana para constatarlo. Elmundolíquido deBauman IÑAKI ORTEGA DOCTOR EN ECONOMÍA Y DIRECTOR DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL Dedicó su vida a luchar contra el totalita- rismo y sus ideas inspiraron popu- lismos de nuevo cuño” ““ Director Ricardo de Querol Adjunto al Director José Antonio Vega Subdirector Juan José Morodo Director Gerente José Luis Gómez Mosquera Operaciones Loreto Moreno Marketing y Comunicación Judith Utrilla Comercial Alberto Alcantarilla Jefes de redacción Fernando Sanz y Nuño Rodrigo Áreas Ángeles Gonzalo (Mercados y Finanzas), Rafaela Perea (Diseño), Cecilia Castelló (Digital), Marimar Jiménez (Empresas), Raquel Díaz Guijarro (Economía), Natalia Sanmartin (Opinión), Nuria Salobral (Edición fin de semana), Paz Álvarez (Directivos), Begoña Barba (Suplementos) y Bernardo de Miguel (Europa) Depósito legal: M-7603-1978. Difusión controlada. Edita Estructura, Grupo de Estudios Económicos SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 45000 23266 Lunes a sábados 564 CM² - 47% 5969 € 14 España 12 Enero, 2017

×