Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cinco generaciones

18 views

Published on

Article at IDEAL

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Cinco generaciones

  1. 1. Domingo 10.06.18 IDEALCULTURAS64 GENERACIÓN Y MILLENNIALS GENERACIÓN Z GENERACIÓN X L a Generación Z ya está sa- liendo al mercado y dicen por ahí que han dejado vie- josasusmayores,los‘mille- nials’, esa generaciónY tan criticada por supuesta superficialidad e inmo- vilismoporpartede miembrosdelas generaciones precedentes, no tanto por sus hermanos mayores de la Ge- neraciónX,sinomásbienporlospa- dres de laGeneración Babyboomers, que ahora mismo detentan el poder y la influencia de su opinión desde losmediosdecomunicaciónquecrea- ron sus coetáneos. LaGeneración de la postguerra parece más dedicada a contemplardesdesuatalayadelaex- perienciacómosevansucediendoge- neraciones, circunstancias y aconte- cimientos. Hemos querido averiguar qué di- ferencias culturales hay entre los cohortes de cada grupo de edad, qué características tienen en común, en qué se están hibridando y qué les se- para. Iñaki Ortega, coautor junto a Núria Vilanova del ensayo ‘Genera- ción Z’ (‘Todo lo que necesitas saber sobrelosjóvenesquehandejadovie- jos a los millennials’, Ed. Plataforma Actual), explica si son la generación YyZtandiferentesdecómoeranlas demás generaciones en la juventud. EstedoctorenEconomíadelaDeus- to Business School lo detalla toman- docomoiconoaJustinBieber,quese ELISABETH G. IBORRA CS asocia automáticamente con los Z «porque nace con la nueva genera- ción, de familia desestructurada, su madreponeunvídeoenunaincipien- te plataforma, lo ve un productor y lo convierte en fenómeno social, mimaYoutubeylasredes,ejerceuna irreverenciaqueesmuyZ,seponeel mundo por montera: ‘Me da igual lo que piensen de mí, tengo arte y ta- lento, vosotros me seguís’. Tiende a saltarse las normas». En eso precisa- mente,continúaOrtega,es«enloque los Z se parecen a los jóvenes de la movida, a los hippies, los del Mayo del68...teníanesairreverencia,pero la diferencia es que era una élite, no era mundial, sino de los que estaban enlacapitaldeturnoenesemomen- to, la globalización y las redes socia- les ahora tienen el efecto capitaliza- dor de llegar a todos los hogares del mundo». Lo malo es que «el paso del tiempohacequesepierdaesairreve- renciaytesometasalprincipiodeau- toridad al chocar con la realidad». Ynohaymayorchoqueconlarea- lidad que el que se han llevado la ge- neraciónY y la Z, como pone de ma- nifiestoManuelRodríguez,politólo- go del 90, con una excepcional capa- cidad de análisis que le ha llevado a montar la revista ‘Cámara Cívica’: «Ambasgeneracionestenemosenco- mún que vivimos un escenario de destrucciónmasivadepuestosdetra- bajo, aguantandoeldiscursoinfantil degurúsdecharlasTEDqueporLin- kedin nos dicen que nuestras ocupa- ciones aún no se han inventado, por lo que debemos ser emprendedores y vender nuestra marca. Eso genera legionesdeególatrasquepiensanque sonespecialesyqueelmundolesdebe algo. Lo sé porque yo también caí en esa trampa. Por suerte o por desgra- cia, cada día 1 de mes hay que pagar el alquiler y eso te da una buena do- sis de realidad». Desideologizados Lo comprende muy bien el psicólo- go, sexólogo, antropólogo y profesor y congresista Alfonso Antona, que pertenecealageneracióndelos‘boo- mers’: «Si algo está cambiando en las nuevasgeneraciones,esquealgunas relativascertidumbresqueteníamos en el pasado (si estudias serás un al- guien de provecho con la posibilidad de independencia económica) ya no sontales.Esposiblequelaspróximas generacionestenganmásproblemas económicos. Por poner un pero: ado- lescentes y jóvenes actuales se han criadocomounbiendelujoenentor- nosfamiliaresqueyanosonfamilias numerosas y más dependientes. Ha- brá que ver cómo evolucionan…» Lo diceporque,indefectiblemente,«cada generación, ante los cambios socia- les, busca sus propias referencias, es un proceso de identificación que se da siempre». Por ello hemos hecho untercergradoavariosrepresentan- tesdesdelaGeneraciónZ(15-20),Mi- llennials (21-34),Generación X (35- 49) y Boomers (50-64). De la Silen- ciosa (65+), están el escritor del 48 Luis Landero. A la pregunta en qué se distingue su generación de las demás, Landero apuntaque«lasdiferenciasentrege- neraciones acaso tengan que ver con laideologíapolíticayconlatradición humanística como referente cultu- ralindiscutible.Lasgeneracionespos- teriores a la nuestra se han ido desi- deologizando, al tiempo que se han desancladodelatradiciónclásica.Hay dos hechos que marcan estos fenó- menos:lacaídadelMurodeBerlíny, sobretodo,laaparicióndeInternet». Por su parte,AlfonsoAntona (60) señala que, «salvando las distancias, entremigeneraciónylas(varias)que mehansucedido,ladiferenciaesque enlamíameenculturéenunadicta- dura católico-fascista, sufrí el último plandedesarrollofranquista,noexis- tía libertad de expresión, estuve en la cárcel por militar en una organiza- ción política… la TV era única y en blancoynegro.¡Ah!yaprendíaescri- bir con plumilla. No obstante, tam- biénexistensemejanzasenloquese refiere a sueños, valores, etc.» Los dos autores de ‘Yo fui a EGB’, JavierIkaz(39)yJorgeDíaz(46),que representan a la X, apuntan que su generación «creció sin internet, ni móvilesyesolimitabastanteelacce- soamuchascosas.Habíamuchame- nos información y casi todos hacía- mos las mismas cosas. Incluso a la vez».IñakiOrtega,integrantedeesta generación,consideraquelosdelaX son «mucho más eclécticos. Tenía- moslaaperturademente,somosmás «Alosmásjóvenesleshan dichoquedebenvender sumarcayesogenera legionesdeególatras» Cultura generacional Representantes de cinco generaciones hablan de sus hábitos de consumo y sus referencias en todas las disciplinas

×