Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Artículo darwinismo laboral

288 views

Published on

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Artículo darwinismo laboral

  1. 1. Heraldo de Aragón l Martes 9 de septiembre de 2014 TRIBUNA l 19
  2. 2. Ţ I Nuevas relaciones laborales y nuevas profesiones definen un darwinismo laboral al que hay que adaptarse. Por Iñaki Ortega, doctor en economía y profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, y Ri-cardo Mur, presidente de la Confederación de Empresarios de Zaragoza ‘Millennials’ y Darwin ISIDRO GIL l'Ţ( -*Ţ'*-'Ţ ./øŢ 2*'1$*))*Ţ 2 -/$$)*.( )/ Ţ 5Ţ#5Ţ,1 Ţ '$($)-Ţ'*.Ţ *./ø1'*.Ţ,1 Ţ-' )/$6)Ţ 'Ţ($*m CHARLES Darwin, con su teoría de la evolución, demostró que to-das las especies de seres vivos han ido cambiando con el tiempo me-diante un proceso de selección natural. Solo sobreviven los más dotados para afrontar el compli-cado día a día. Si el siglo XIX es-tuvo marcado científicamente por esos descubrimientos, nuestra época está tristemente protagoni-zada por el paro y la dificultad pa-ra crear trabajo. Mientras no asu-mamos que el mundo laboral, co-mo las especies de Darwin, están en plena evolución, no consegui-remos solucionar el problema de nuestro siglo. La economía, fruto de la disrupción tecnológica, vive el proceso más profundo y rápido de cambios de la historia recien-te. El mercado laboral y sus exi-gencias cambian vertiginosamen-te. Nuevas relaciones laborales, nuevas profesiones, nuevos ni-chos de empleo, nuevas formar de orientar las carreras profesiona-les y nuevas empresas son una muestra de ese darwinismo labo-ral. En 1989, Hardy un economista irlandés predijo la llamada organi-zación trébol en la empresa. Tres tipos de empleados y una sola compañía: un trébol de tres hojas, como el símbolo de su país. El em-pleo de las grandes empresas so-lo se mantendría en un tercio por-que el resto pasaría a estar fuera de la compañía, como colabora-dores puntuales o como profesio-nales independientes que prestan sus servicios. Su profecía se va cumpliendo escrupulosamente. La velocidad de las innovacio-nes tecnológicas está provocan-do, como el Departamento de Trabajo de Estados Unidos ha puesto de manifiesto, que el 65% de los trabajos de los próximos años aún no se hayan inventado. Prestigiosos observatorios sitúan esos futuros nichos en la salud, la agricultura, la energía limpia y las ‘smart cities’. Con nuevas profe-siones como tecnobiólogos, ana-listas de ‘big data’, ingenieros de drones o matemáticos corporati-vos que se unirán al grupo de los ya muy demandados empleos, co-mo son los especialistas en Seo-sem o los programadores. A su vez, las carreras profesio-nales evolucionarán de un modo hasta ahora desconocido. Varios empleos simultáneos, alternare-mos contratos por cuenta ajena con el autoempleo y prestaremos nuestro talento a varias grandes y pequeñas empresas a lo largo de nuestra vida laboral. En muchas ocasiones priorizaremos nuestra vida personal y trabajaremos me-nos, desde casa, con horarios a medida o simplemente nos toma-remos un año sabático. Minijobs, ‘freelance’ o ‘startups’ serán tér-minos habituales en el futuro cer-cano del trabajo. Para los ‘millen-nials’ ese futuro ya está aquí. Son los jóvenes que se han hecho ma-yores con el nuevo milenio. En 2025 constituirán el 75% de la fuerza laboral mundial. Las eco-nomías y las empresas más diná-micas de todo el mundo están dando pasos para que ese nuevo talento se trasforme en riqueza y empleo. Los ‘millennials’ están ya inventándose sus propios em-pleos y no entienden de fronteras, solo de oportunidades. Aragón cuenta con una posición excelen-te para aprovecharse de los nue-vos tiempos, la importante indus-tria agroalimentaria, la apuesta decidida por las energías limpias tanto renovables como en el hi-drógeno, así como la calidad de los investigadores y ‘spinoffs’ uni-versitarias en supercomputadores o en nuevos materiales como el grafeno. Pero es necesario que go-bierno, agentes sociales, empre-sas y estudiantes caminen en la misma dirección y rápido; en mo-mentos de vertiginoso cambio la velocidad es crítica desde un pun-to de vista estratégico. Hace muy pocos años la Iglesia de Inglaterra pidió disculpas a Darwin por haber rechazado su teoría del evolucionismo y ali-mentado a sus detractores. «Ac-tuamos erróneamente desde las emociones y no desde el intelec-to », dijeron. Les ha costado más de 150 años aceptar que el mundo y la vida es puro cambio. Ojalá que no necesitemos tanto tiempo para asumir eso mismo, que el mercado laboral está evolucio-nando y que hay que eliminar los obstáculos que ralentizan ese cambio. Ţ ŢAŢ Encarna Samitier LA VAJILLA EN la que fuera capital del diseño y la mo-dernidad, se va a llevar este otoño la vajilla de porcelana de 1714, réplica de la que utilizaron los defensores de los Austrias frente al asedio de los Borbones. Dice la promoción que la vajilla, en blanco y azul, está inspirada en las piezas originales expuestas en el Centro Cul-tural del Born. Menos mal que se pueden la-var a máquina porque la publicidad promete «comidas y cenas llenas de historia», así que es de temer que tengan sabor a pólvora y un regusto amargo a derrota. La vajilla de imita-ción puede leerse como un símbolo de los platos que los separatistas quieren romper, como una metáfora de las ensoñaciones na-cionalistas, como una réplica de la gran men-tira de Jordi Pujol y sus seguidores, manipu-ladores de la historia y las cuentas bancarias. La serie ‘Isabel’, que estrenó ayer su tercera y última temporada, recuerda cuántos siglos llevamos juntos los españoles y cuánto costó construir esta unidad. Los avances de Espa-ña, con sus errores y sus aciertos, nuestra manera de estar en el mundo, se han ido con-formando durante todos estos siglos, en una convivencia que no se puede destruir sin traumas. Por mucho que se sirva en vajilla de porcelana para pasar mejor la corrupción y la crisis, el menú independentista resulta cada vez más indigesto. HAN pasado casi dos meses de letargo vacacional y con una actividad muy limitada en el campo parlamentario; ahora, la Cámara Baja reanu-da sus sesiones habituales es-te martes, y el miércoles, vís-pera de la Diada, se produci-rá la sesión de control parla-mentario al Ejecutivo. Existe mucha expectación porque es la primera vez que el nue-vo secretario general del PSOE y, por tanto, líder de la oposición, Pedro Sánchez, se enfrentará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y aquí empieza lo extraño. Porque la pregunta que Pe-dro Sánchez ha enviado a la Cámara, y que es la que obli-gatoriamente tiene que for-mular al jefe del Ejecutivo, nada tiene que ver con Cata-luña en general ni con la Dia-da en particular: «¿Cómo va-lora la situación política y so-cial actual de los españoles?», es el texto de esta pregunta, que, obviamente, en el turno de réplica a la respuesta del presidente, admitirá hacer al-guna alusión –de un minuto– a la situación catalana. O no... que diría Rajoy. Tampoco Cayo Lara, el lí-der de Izquierda Unida, con una pregunta sobre la refor-ma laboral y sus consecuen-cias, ni Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz del grupo catalán y dirigente del socio del partido de Mas, Unió, ha-cen la menor referencia a la Diada, al verano que nos ha dado Pujol o a los planes del Gobierno central acerca de la consulta prevista para el 9 de noviembre. Duran, en una de esas pre-guntas tan genéricas que últi-mamente se han puesto de moda en las sesiones de con-trol, quiere saber cómo valo-ra Mariano Rajoy la evolu-ción económica. Por supues-to, el resto de las preguntas previstas, a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría y a los ministros, tampoco hacen la más mínima alusión a la cuestión que nos ocupa... o que debería ocuparnos. Antonio Hernando, el nue-vo portavoz del grupo parla-mentario socialista, que tam-bién se estrena en el cargo, se interesa por saber, de labios de Soraya Sáenz de Santama-ría, cómo va a evolucionar el proyecto de reforma de la normativa electoral munici-pal. Agua parlamentaria, pues, sobre el incendio catalán. Aunque, por supuesto, hay que ver lo que ocurrirá por los pasillos... Ţ Ţ Fernando Jáuregui Sesión de control EDITA: HERALDO DE ARAGÓN EDITORA, S. L. U. Presidenta Editora: Pilar de Yarza Mompeón Vicepresidente: Fernando de Yarza Mompeón Director General: José Manuel Lozano Orús Director: Miguel Iturbe Mach Subdirectores: Encarna Samitier (Opinión), Ángel Gorri (Información). Redactores Jefe: Enrique Mored (Aragón), Santiago Mendive. Jefe de Política: José Luis Valero. España, Mundo y Economía: José Javier Rueda. Deportes: José Miguel Tafalla. Cultura: Santiago Paniagua. Internet: Esperanza Pamplona. Cierre: Mariano Gállego. Gerente: José Andrés Nalda Mejino Comercializa: Metha. Gestión Medios, S. L. Imprime: Impresa Norte, S. L. Distribuye: DASA. Distribuidora de Aragón, S. L.

×