Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Acemoglu expansion

52 views

Published on

article at Expansión

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Acemoglu expansion

  1. 1. Opinión Jueves 9 marzo 201746 Expansión E l 21 de febrero la Funda- ciónBBVAanuncióqueel premio Fronteras del Co- nocimiento en su categoría de economía había recaído en el economista turco y profesor del MIT Daron Acemoglu. Para el jurado del premio, el catedrático del Instituto Tecnológico de Massachusetts “fue el primero endemostrarqueexisteninstitu- ciones que generan prosperidad yotrasqueperjudicaneldesarro- llo; la obra del galardonado ha abierto todo un campo en el que los investigadores pueden medir ycuantificarelefectodelmodelo institucional en el desarrollo de unasociedadadistintasescalas”. Para el gran público, Acemo- glusedioaconocerporelbestse- llerescritoen2012juntoalprofe- sor James A. Robinson y que rá- pidamente se convirtió en un fe- nómenoglobal.Porquéfracasan lospaísespermitióquecientosde milesdelectoresentodoelmun- do conociesen algo que no era nuevo, pero que hasta ese mo- mentonohabíausadolaliteratu- ra divulgativa como vehículo. La clave de porqué unos territorios triunfan y otros fallan no reside enelADNdesushabitantesnila latituddelpaísynimuchomenos los recursos naturales de los que dispone, sino de las instituciones de las que se ha dotado. En con- creto, los autores clasifican las instituciones en extractivas e in- clusivas. Las primeras abocan a sus habitantes al subdesarrollo con la ausencia de democracia e impidiendo los cambios sociales. Las instituciones inclusivas, en cambio, otorgan igualdad de oportunidades,promuevenlasli- bertades y garantizan con ello la redistribucióndelariqueza. El concepto de institución uti- lizadoporAcemogluesmuyam- plio y comprende el conjunto de “reglas formales e informales que rigen las interacciones hu- manas,desdeelderecholaborala la protección de la propiedad y los contratos –seguridad jurídi- ca–, pasando por los costes de transacción,losderechosdepro- piedad, las infraestructuras o el sistema educativo como medio de ampliar las posibilidades de laspersonas”. Tambiénlasempresassonins- titucionesinclusivassiempreque sigan los viejos principios de competenciaperfectadelecono- mistainglésAlfredMarshallyasí maximicen el bienestar econó- mico. Las externalidades de las empresascomoinstitucionesson conocidas por todos: más em- pleo, más riqueza, más innova- ciónymayorcohesiónsocial. El institucionalismo es una es- cuela que supera lo económico impregnandolahistoriaylacien- cia política. Desde el siglo XIX, han sido numerosos los investi- gadores que han puesto en valor las instituciones –entendidas co- mo las reglas de juego y los juga- dores de un territorio– a la hora deexplicarloscambiossocialeso económicos. La academia sueca premió en 1993 con el Nobel a uno de los principales represen- tantes de la actualización del in- sititucionalismo, el economista e historiador estadounidense DouglashNorth.Enaquellaoca- sión, los académicos reunidos en Estocolmo valoraron “sus estu- diossobreloscambiosinstitucio- nales que permitieron concluir que son más relevantes que los tecnológicos para explicar el de- sarrolloeconómico.”ParaNorth, los factores políticos, sociales y económicos inciden sobre las instituciones y los grupos socia- les siendo aquellos grupos que ocupan posiciones sociales do- minanteslosque,sidetectanque las instituciones no responden a sus intereses, han de forzar los cambios. Que las empresas son institu- ciones claves para el desarrollo económico es una tautología pe- ro gracias a investigadores como los citados hoy sabemos que sin ellasnohaydemocraciaytampo- co bienestar social. El propio Marshall allá por el año 1890 in- cluso dejó escrito en su obra PrincipiosdeEconomíaque“co- mo fuerza social, un individuo con una idea vale por noventa y nueveconunsolointerés” Anuestroeconomistapremia- do, nacido en Estambul pero afincado en Estados Unidos, le ha tocado vivir una época donde las instituciones están sufriendo la incertidumbre. En los dos paí- ses de Acemoglu gobiernos con fuertes liderazgos personales sa- cuden diariamente las bases de esas instituciones inclusivas, ora deteniendo a opositores turcos indiscrimindamente, ora cerran- dofronterasalainmigración.Pe- ro esa fiebre se ha extendido rá- pidamente por el mundo y hasta latierraquevionaceraMarshall pone trabas a la libre circulación depersonasymercancías. LaviejaEuropatambiénpade- celaamenazadepopulismosque nocreenenlalibertaddeempre- sa, sino que al contrario acusan a estas instituciones de todos los males posibles. Por ello hoy toca volveraleerlaobradeinstitucio- nalistas como el premiado Ace- mogluyrepetirconellos“sóloes posible la prosperidad de las na- ciones siendo sociedades abier- tas”. R ecientemente estamos asistiendo a movilizaciones contralaprecariedadlaboral,demandasdesubidas salariales, del salario mínimo interprofesional y la exigenciadecoberturaenlaspensionesfrentealapérdida depoderadquisitivocomoconsecuenciadelasubidadela inflación. Los sindicatos se están movilizando de cara a la negociación colectiva. Sus demandas parecen razonables después de un periodo tan largo de crisis. Sin embargo, en suargumentarioseechaenfaltaquelapalabraproductivi- dadnoaparezcaporningúnlado.Tampocoapareceenlas propuestas de los partidos ni en las discusiones de política económica.Almenosnoconelprotagonismoquemerece. Ladefiniciónmássencilladeproductividadeslaproduc- tividad del trabajo que mide la cantidad de bienes y servi- cios que se puede obtener bien por trabajador ocupado o por hora trabajada. Sin embargo, no es un buen indicador porquenotieneencuentaotroselementos.Paravalorarlos, utilizamos el concepto de productividad total de los facto- res.Esteindicadortieneencuentaque,porejemplo,untra- bajadorconunaazadaenelcampoobtienemenosproduc- to –es menos productivo– que si trabaja con un tractor (cuanto más capital físico tenga más productivo es). Tam- bién será más productivo cuanto más cualificado sea (cuantomáscapitalhumanotenga).Y,conelmismocapital físicoycapitalhumanoserámásproductivocuandotrabaje en empresas que sean más innovadoras, organicen de for- ma más eficiente la producción, estén más internacionali- zadas, etc. (más capital intangible tenga). El problema de Españaesquepresentamalosresultadostantoenproduc- tividaddeltrabajocomoenproductividadtotal. Hay una frase muy famosa del Nobel norteamericano Paul Krugman que resume muy bien su importancia: “La productividadnoloestodo,peroenellargoplazoescasito- do”. Los aumentos de productividad permiten: 1) Que au- mente la renta per cápita; 2) Mejore la competitividad de las empresas; 3) Aumenten los salarios sin generar tensio- nes inflacionistas ni aumentos del desempleo. La reciente discusión en España sobre la conveniencia de aumentar el sa m qu el ce pr ri tiv ri m ci au ta en po va m te pu tr lo el pu te ex ej m la de m la pr ta bl m de to po cr ci ec ge ri A H na do m la do m ci or R re m la de qu da pa le lo qu ba tu ce co na to ¿Quépasaconlaprod enEspaña?¿Hayalgu V Acemogluylas institucionesinclusivas Doctor en economía y director de Deusto Business School Iñaki Ortega Matilde Mas SECCIÓN: E.G.M.: O.J.D.: FRECUENCIA: ÁREA: TARIFA: PÁGINAS: PAÍS: OPINION 136000 37967 Lunes a sábados 418 CM² - 39% 6396 € 46 España 9 Marzo, 2017

×