Conceptos de Persona en la Historia de la Filosofía

17,720 views

Published on

Breve recorrido por conceptos que diferentes filósofos han aportado a la reflexión sobre la persona.

Published in: Education
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
17,720
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
200
Actions
Shares
0
Downloads
349
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Conceptos de Persona en la Historia de la Filosofía

  1. 1. Conceptos de Hombre <ul><li>En la Historia de la Filosofía </li></ul><ul><li>Universidad Iberoamericana </li></ul><ul><li>Persona y Humanismo </li></ul><ul><li>Prof. Ignacio Barrios Gasca </li></ul>
  2. 3. Un recorrido conciente <ul><li>Del impacto que tienen en los filósofos su tiempo, los lugares y las personas que le rodearon. </li></ul><ul><li>De que una postura frente al hombre depende de la propia manera de conocer (idealista, empirista, racionalista, fenomenológica, etc.) </li></ul><ul><li>De las potencialidades y condicionamientos culturales de los mismos. </li></ul><ul><li>De las posibilidades que abre su aportación a la historia del pensamiento. </li></ul><ul><li>De la apertura que me exige acercarme a otras maneras de concebir a la persona y aprender de ellas. </li></ul>
  3. 5. <ul><li>Heráclito (540 – 476): El hombre no sólo debe investigarse a sí mismo; debe investigar la ley suprema que lo gobierna todo. Esto solamente lo conseguirá si está despierto y vigilante. </li></ul><ul><li>Parménides de Elea (516 a.C.): El hombre es un ser primordialmente racional. Con su razón supera a los demás seres y busca la verdad más allá de las apariencias sensibles. </li></ul><ul><li>Protágoras (480 – 410): El hombre es la medida de todas las cosas. El conocimiento humano es relativo. No tenemos conocimiento cierto de la realidad. </li></ul>
  4. 6. <ul><li>Sócrates (470 – 399): Descubre la voz divina presente en la conciencia. El hombre debe conocerse a sí mismo y demostrar con su propia vida su opción por la justicia y la verdad. </li></ul><ul><li>Platón (428 – 347): El alma humana es inmortal y aspira al verdadero mundo, que es el mundo de las ideas. El cuerpo es la cárcel del alma. La unión del cuerpo y alma es meramente accidental. El alma preexiste al cuerpo y se reencarna al separarse de éste. </li></ul><ul><li>Aristóteles (384 – 322): El hombre es un animal político. De acuerdo con su doctrina del hilemorfismo (materia y forma), el hombre es una unidad sustancial compuesta de cuerpo y alma. Con esta concepción antropológica supera el dualismo platónico. El hombre, si es perfecto por su virtud, es el mejor de todos los animales; si está apartado de la ley, es el peor de ellos. La dignidad humana radica en su racionalidad. </li></ul>
  5. 7. El hombre medieval
  6. 8. <ul><li>San Agustín (354 – 430): El alma es simple, inmortal e inmaterial. El cuerpo humano es el templo de Dios. El hombre debe buscar a Dios en la creación y en su propia interioridad. La felicidad se encuentra en la posesión de Dios. El hombre peregrina hacia la Ciudad de Dios. </li></ul><ul><li>Santo Tomás de Aquino (1225 – 1274): El hombre no es cuerpo solo ni alma sola, sino un compuesto sustancial de cuerpo y alma. El alma es simple, espiritual e inmortal y ha sido creada por Dios. </li></ul>
  7. 9. El hombre moderno
  8. 10. <ul><li>Nicolás de Cusa (1401 – 1464): El hombre es un microcosmos que refleja el macrocosmos. </li></ul><ul><li>Descartes (1596 – 1650): El hombre es una res cogitans, es decir, una sustancia pensante. Cuerpo y alma son de una naturaleza diferente, por lo que su unión es accidental. </li></ul><ul><li>Thomas Hobbes (1588 – 1679): El alma humana no puede ser inmaterial; la voluntad no puede ser libre. La tendencia fundamental del hombre es el egoísmo por lo que el hombre es el lobo del hombre. </li></ul><ul><li>Juan Jacobo Rousseau (1712 – 1778): En el estado natural los hombres son libres e iguales. El hombre es constitutivamente bueno y su mayor privilegio es la soledad. El hombre natural es pacífico. Sin embargo, en sociedad las cosas cambian. Esta situación contradictoria se remedia mediante el contrato social. </li></ul>
  9. 11. El hombre moderno
  10. 12. <ul><li>Arturo Schopenhauer (1788 – 1860): La voluntad es querer siempre más, lo que acarrea constante insatisfacción y dolor. El hombre debe procurar aliviar el dolor. Para ello, hay que ser compasivos, cultivar la ciencia, la filosofía y el arte. La salvación consiste en negar la voluntad de vivir. </li></ul><ul><li>Sören Kierkegaard (1813 – 1855): El hombre debe aprender a conocerse a sí mismo. Dios sostiene y fundamenta al yo. Existir es estar delante de Dios, y sólo se está delante de Dios con la conciencia del pecado. El pecado surge en medio de la angustia. </li></ul><ul><li>Carlos Marx (1818 – 1883): La esencia del hombre es práctica: el trabajo. Este trabajo se lleva a cabo en las relaciones sociales. El verdadero ser del hombre es social e histórico. El hombre debe salir de su propia enajenación. </li></ul><ul><li>Federico Nietzsche (1844 – 1900): Los débiles y fracasados deben sucumbir. El ser humano no tiene deberes para con los inferiores; puede obrar con ellos según su libre voluntad, siempre más allá del bien y del mal. El hombre debe superarse y hacerse superhombre. El hombre es un puente entre la bestia y el superhombre. Es un semidiós. “Dios ha muerto; queremos que viva el superhombre”. </li></ul>
  11. 13. El hombre contemporáneo
  12. 14. <ul><li>Max Scheler (1874 – 1928): La persona humana está por encima de la realidad corporal. Como mero ser natural, el hombre es un callejón sin salida y es el animal más indefenso y peor adaptado. Como ser espiritual, es el ser que ora y busca a Dios. Lo verdaderamente humano que hay en el hombre es lo que hay en él de divino. </li></ul><ul><li>Martín Heidegger (1889 – 1976): El hombre es el único ser que puede preguntar por su ser; sólo él puede traspasar las fronteras de su ser. Cuando el hombre pregunta por su ser se hace existencia: dasein. El hombre es un ser en el mundo. Nuestro ser es arrojado al mundo. La vida humana es un constante proyecto desde la propia libertad. Aunque el hombre ha sido arrojado a un mundo extraño, quiere tomar su vida en sus propias manos y morir su propia muerte; sólo la muerte da valor a la vida. Debemos estar siempre preparados para la muerte. La existencia humana es productora de tiempo y de historia. El hombre puede llevar una existencia inauténtica (en la cual se pierde en el anonimato) o una existencia auténtica (en la que se acepta como un ser para la muerte). </li></ul>
  13. 15. El hombre contemporáneo
  14. 16. <ul><li>Karl Jaspers (1883 – 1969): El hombre es apertura radical, certeza y confianza absoluta en el ser de Dios. Sin Dios, la razón humana permanecerá ciega. El hombre es comunicación. </li></ul><ul><li>Jean Paul Sartre (1905 – 1980): El hombre llega al ser por la náusea. En cada nuevo conocimiento se intercala el gusano de la nada. La relación fundamental entre los hombres es la enemistad. Si existiera Dios, su mirada aniquilaría a la humanidad. </li></ul><ul><li>Gabriel Marcel (1889): El hombre debe buscar ser y no tener. La existencia no se funda en la angustia y la desesperación, sino en la esperanza. El encuentro con los otros en el tú, lleva a la libertad y al amor. En esto consiste el sentido de vivir. </li></ul>
  15. 17. Una mirada a la Antropología Oriental
  16. 18. <ul><li>Confucio (551-479 a.C.) La naturaleza humana es buena; la maldad es esencialmente antinatural. No todo los hombres pueden ser grandes pero pueden ser buenos. Sólo puede ser feliz siempre, el que pueda ser feliz con todo. Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso. Quien pretenda felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios. </li></ul><ul><li>Brahmanismo: «cada uno es hijo de sus obras, y nada más que de sus obras.» Todo acto, palabra y aun pensamiento produce un fruto que, bueno o malo, no se manifiesta sino en la siguiente existencia. Así, de los males que aquejan al hombre sólo debe él culparse a sí mismo, pues en el brahmanismo no existe ni destino, ni fatalidad, ni dios que castigue, premie o perdone, </li></ul>
  17. 19. <ul><li>Budismo: 1) La existencia abarca a todos los seres vivos, desde las larvas hasta los dioses. 2) El deseo , energía sagrada que mueve a los seres y a la naturaleza entera. 3) Las ideas , inagotable manantial del deseo y sus ilusiones. 4) La vacuidad , sosiego de las ambiciones de la representación conceptual. 5) El lenguaje simbólico y hermético , palabras de liberación que buscan la liberación de las palabras. 6) Los medios hábiles , que oscilan entre la elocuencia persuasiva y el despliegue de maravillas y prodigios. 7) La meditación , que propone un diálogo entre el cuerpo y la mente y aspira a pensar sin pensamientos (meditar). 8) El nirvana , inseparable de la noción de poder, que despierta a los seres de su letargo. Y, finalmente, 9) el ideal humano (bodhisattva), que hace del discernimiento y la compasión su aliento, y no escapa del mundo, sino que permanece en él para hacerlo más habitable. </li></ul>

×