Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
¿QUÉ ES LA ECONOMIA?
¿Qué estudia la economía?
Si haces una lista de los temas a los que se refiere la
economía, te puede ...
El problema económico
“se afirma que existe el problema
económico, en un momento histórico dado,
cuando los recursos dispo...
otro lado, estuvo en contra de la propiedad privada
porque, según él, genera contrariedad entre las personas.
Santo Tomas ...
En el siglo XX se destacan Alfred Marshall (1842-1924) y John Maynard Keynes (1883-1946). El
primero desarrolló la teoría ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Qué es la economia e historia

911 views

Published on

  • Be the first to comment

Qué es la economia e historia

  1. 1. ¿QUÉ ES LA ECONOMIA? ¿Qué estudia la economía? Si haces una lista de los temas a los que se refiere la economía, te puede resultar bastante larga. En esa lista puedes incluir aspectos como el empleo, la inflación, los precios de los productos, las exportaciones, los impuestos, la crisis energética, la vivienda, la pobreza, el ahorro, en fin, muchos temas. Una explicación completa de toda esta temática tendrían que abordarla en conjunto varias disciplinas, principalmente las de las ciencias sociales. En este sentido, la economía, como parte de las Ciencias Sociales, centra su estudio en el bienestar material de las personas, es decir, en sus necesidades. Es una ciencia esencialmente social que estudia como las personas y la sociedad deciden o escogen racionalmente las formas de utilizar los recursos escasos entre las distintas alternativas que tienen. Sin embargo, la satisfacción de las necesidades humanas se ve limitada por un factor dentro del proceso económico: la escasez. Actualmente, los recursos de los que sufrimos escasez son: naturales, como agua, tierras fértiles, clima, petróleo, carbón, entre otros; humanos, como la disponibilidad de personas con adecuados niveles de educación y capacitación, y tecnológicos o de capital, es decir, maquinaria, equipos, instalaciones y medios de transporte. Si la escasez no existiera, nadie se preocuparía en alcanzar cierta capacidad para seleccionar las mejores formas de utilización de los recursos. No habría por que economizar. Así, la existencia de la escasez nos plantea un problema económico: desarrollar la capacidad humana para escoger adecuadamente las alternativas de uso de los recursos escasos que atiendan, en mejor forma, las necesidades de los individuos y de la sociedad en su conjunto. ¿Cuál es el objeto de estudio de la economía? Todos los bienes y servicios requeridos para satisfacer necesidades de las personas son el objeto de la economía. En el fondo, el objeto de la economía son los servicios, pues los bienes tangibles no son otra cosa que una acumulación de servicios. Veamos por qué: una rebanada de pan en la mesa del comedor de tu casa es una acumulación de servicios: del tendero que lo vendió, del panadero que lo elaboró, del molinero que procesó la harina y del campesino que cultivó el trigo. Cada uno de ellos incorporó al producto final una cuota de esfuerzo y de trabajo. En otros términos, la economía se ocupa de los medios como la sociedad define históricamente qué, cómo y cuándo producir, y la manera de distribuir socialmente los bienes y servicios.
  2. 2. El problema económico “se afirma que existe el problema económico, en un momento histórico dado, cuando los recursos disponibles dentro de determinado territorio geográfico son insuficientes para satisfacer las necesidades de los miembros de la comunidad que habitan en la región correspondiente. La escasez económica de recursos productivos en un momento particular de la historia de la comunidad puede ser absoluta o relativa. En el primer caso, se trata de un recurso que es insuficiente en términos físicos para atender las necesidades que con él se puedan satisfacer. (…) En el segundo caso, un recurso puede existir, dentro de un ámbito geográfico, en cantidades suficientes, pero su aprovechamiento económico requiere la utilización simultánea de uno o más recursos que son físicamente insuficientes.” Rodrigo Armenta de la Peña, El comercio internacional a su alcance. Evolución de las ideas económicas A diario, y casi sin darnos cuenta, utilizamos todas las herramientas de la economía, ya sea en el mundo de los negocios, en el trabajo e incluso cuando vamos a la tienda para proveernos de alimentos, y nos ocupamos de temas como los precios, las alzas y el presupuesto familiar. Durante siglos, la economía existió sólo como una práctica, sin que el ser humano se preocupara por encontrar un conjunto sistemático de explicaciones teóricas. Fue a partir de los siglos XVIII y XIX que la economía surgió como ciencia. Ideas económicas en la antigüedad y en el Medievo Los griegos fueron los primeros en intentar explicaciones teóricas frente a los fenómenos económicos. En este campo, se destacaron tres pensadores: Jenofonte, Platón y Aristóteles. Jenofonte, quien abordó temas como los ingresos fiscales de Atenas, aseguró que la agricultura era una actividad económica fundamental, sobre la que se apoyan todas las demás actividades. Esta idea fue retomada siglos después por los fisiócratas, tal como veremos más adelante. También fue el primero en hablar sobre la división del trabajo, al descubrir sus ventajas y el efecto sobre el crecimiento del tamaño de los mercados. Platón hizo algunas referencias sobre el dinero como patrón de medida y de numerario; apoyó las ideas de la división del trabajo, expuestas por Jenofonte, y llegó a proponer una minuciosa diferenciación de funciones entre las clases sociales. Aristóteles, por su parte, hizo una gran contribución al desarrollar la teoría del valor. Fue el primero en establecer la diferencia entre el uso, dado por la satisfacción de una necesidad, y el valor de cambio o precio de un bien. Con los romanos se dieron pocos aportes al desarrollo de las ideas económicas, pues su mayor interés se centro en las cuestiones agrarias, dada la extraordinaria expansión de la clase terrateniente. Durante la Edad Media, el dominio de la Iglesia Católica marcó el rumbo de las ideas económicas. Dentro de las obras sobre moral, se destacan algunas reflexiones económicas de San Agustín y Santo Tomas de Aquino. El primero, reivindicó el trabajo físico, menospreciado siglos atrás por el pensamiento esclavista dando, de esta manera, un importante apoyo a la actividad agrícola. Por
  3. 3. otro lado, estuvo en contra de la propiedad privada porque, según él, genera contrariedad entre las personas. Santo Tomas de Aquino defendió la propiedad privada del señor feudal, porque consideraba que este gobernaba sus riquezas pensando en el bien común. Habló del “justo precio”. De acuerdo con esta idea, los precios se deben fijar según la situación social del comprador, es decir, que hay un precio para el artesano, otro para el campesino y otro para el terrateniente. Ideas económicas en la Edad Moderna Recuerda que hacia los siglos XIV y XV el sistema feudal entró en crisis, se gestaron los estados- naciones y el desarrollo del capital comercial europeo pasó a desempeñar un papel importante en el sistema económico. En este ambiente, surgieron nuevas ideas económicas, como el mercantilismo y la fisiocracia. El mercantilismo es una doctrina económica que predominó en Europa entre los siglos XV y XVII. Se preocupó principalmente por el comercio, el, dinero y el movimiento comercial. Para el mercantilismo la riqueza de un país radica en la acumulación de metales preciosos, como el oro y la plata. Por esta razón, planteó la necesidad de que el Estado incrementara las exportaciones y limitara las importaciones, de manera que tuviera la mayor cantidad posible de oro y plata. La fisiocracia, contrario al mercantilismo, consideró que la fuente de riqueza de una nación está en el producto neto de la agricultura. Según esta doctrina, la agricultura es la única actividad productiva, porque solamente ella produce valor. En consecuencia, la industria y el comercio son actividades estériles que se sostienen por el producto de la agricultura. En esta doctrina se destacó el francés Francois Quesnay (1694-1774). Nace la ciencia económica Hacia el siglo XVIII, en el marco de la Revolución Industrial, que permitió una acelerada concentración de capital, surgen pensadores como Adam Smith, David Ricardo y John Stuart Mill, que sientan las bases del actual sistema económico capitalista. Crean la llamada escuela clásica de economía, fundamentan el liberalismo económico, defendiendo la propiedad privada de los factores de producción, la libertad de acción y la defensa de la obtención de beneficio o ganancia. Se inicia, de esta manera, una época de oro para la economía como ciencia. Contrario a la escuela clásica, surge el socialismo científico, creado por Carlos Marx (1818-1833). Según él, los clásicos representan los intereses de la burguesía, mientras que el socialismo respalda los objetivos de la clase obrera. Contribuyó al enriquecimiento de la ciencia económica con sus tratados sobre la teoría del valor del trabajo, la teoría sobre salarios y sus estudios acerca de la reproducción del capital.
  4. 4. En el siglo XX se destacan Alfred Marshall (1842-1924) y John Maynard Keynes (1883-1946). El primero desarrolló la teoría de la oferta y la demanda, y creyó en la posibilidad de un desarrollo sostenido de la economía. Sin embargo, con la crisis económica de 1929, sus predicciones resultaron pocos reales. Entonces, Keynes, una de las figuras más importantes de las nuevas corrientes económicas del siglo XX, replanteó algunas ideas de los clásicos. Propuso la necesidad de que el Estado mediara en la economía, dándole un gran papel como generador de empleo y una mayor intervención en la actividad particular con su política tributaria y de gusto público. Estas son algunas de las principales ideas de la economía que se han desarrollado a través de la historia. Todas, de alguna manera, buscan responder al problema esencial de la economía: la utilización adecuada de los recursos escasos para la satisfacción de las necesidades humanas.

×