La diversidad sexual y la vulneración de sus derechos al interior de las instituciones educativas

742 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
742
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La diversidad sexual y la vulneración de sus derechos al interior de las instituciones educativas

  1. 1. 1 VIOLACIÓN DE DERECHOS FRENTE A LA DIVERSIDAD SEXUAL AL INTERIOR DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA NELLY JOHANNA DÍAZ RAMÍREZ HERNÁN SIGIFREDO RUBIO VIVAS UNIVERSIDAD DEL TOLIMA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION MAESTRIA EN EDUCACION IBAGUE 2012
  2. 2. 2 VIOLACIÓN DE DERECHOS FRENTE A LA DIVERSIDAD SEXUAL AL INTERIOR DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA NELLY JOHANNA DÍAZ RAMÍREZ HERNÁN SIGIFREDO RUBIO VIVAS Trabajo de grado para optar el título de Magister en Educación DIRECTOR PH. D. AGUSTÍN RICARDO ANGARITA LEZAMA UNIVERSIDAD DEL TOLIMA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION MAESTRIA EN EDUCACION IBAGUE 2012
  3. 3. 3 ADVERTENCIA Los autores NELLY JOHANNA DÍAZ RAMÍREZ y HERNÁN SIGIFREDO RUBIO VIVAS autorizan a la Universidad del Tolima, la reproducción total o parcial de este documento, con la respectiva cita de reconocimiento de autoría, y ceden a la misma Universidad los derechos patrimoniales, con fines de investigación, docencia e institucionales, consagrados en el artículo 72 de la ley 23 de 1982 y las normas que lo instituyan o modifiquen”
  4. 4. 4 NOTA DE ACEPTACIÓN: Firma del Presidente del Jurado: Firma del Jurado: _______________________________________________________________ Firma del Jurado: Ibagué, 2012
  5. 5. 5 DEDICATORIA Dedicamos este trabajo a toda la comunidad LGTBI y en especial a la que hace presencia en las diferentes instituciones educativas, quienes con valentía y decoro luchan día a día por el reconocimiento de sus derechos sexuales y por ser tratados en igualdad de condiciones y oportunidades, exigiendo el derecho a ser respetados y tratados dignamente. Sea este espacio el medio a través del cual griten aquellos que han sido acallados con la mordaza de la discriminación y la homofobia. Sea este el medio a través del cual se rompan lazos de opresión causados por aquellos seres mezquinos, retrógrados e ignorantes que ocultos bajo el velo del machismo, del androcentrismo y del heterosexismo pretenden ocultar sus miedos, sus represiones y sus prejuicios. Sea este espacio el medio a través del cual la diferencia y la diversidad reclame sus derechos y exclame un ya no más a la barbarie de la exclusión. Sea este el medio a través del cual proclamemos libertad.
  6. 6. 6 AGRADECIMIENTOS Expresamos nuestros agradecimientos de manera muy especial al Observatorio de Paz y de Derechos Humanos de la Universidad del Tolima y de modo particular y significativo al profesor Agustín Ricardo Angarita Lezama, quien gracias a sus orientaciones, recomendaciones y reflexiones nos direccionó acertadamente para el logro del presente trabajo. A él toda nuestra admiración, respeto y valoración. Sin duda alguna su acompañamiento durante los años de estudio de la Maestría fue propicio para acercarnos al conocimiento y comprensión de los derechos humanos. Sabemos ahora que a través de ellos podremos alcanzar una sociedad más justa, equitativa y libre. Igualmente, agradecemos de manera especial a Sergio, mayerly, Daniela, Rafael, y Hosman, estudiantes y egresados de la Institución Educativa Técnica Isidro Parra del Líbano quienes con sus testimonios de vida, su desempeño actoral y su fe por este producto hicieron posible que este trabajo se hiciera realidad y se convierta en herramienta valida y efectiva en la lucha por el reconocimiento y el respeto a la diversidad sexual por parte de las comunidades educativas.
  7. 7. 7 CONTENIDO Pág. INTRODUCCIÓN 11 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 13 2. EL MÉTODO DE CASO EN LA ENSEÑANZA DE LOS DERECHOS HUMANOS 15 3. OBJETIVOS 16 3.1. OBJETIVO GENERAL 16 3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS 16 4. LA DIVERSIDAD HUMANA 17 5. LA DIVERSIDAD SEXUAL 20 5.1. MITOLOGÍA 28 5.2. ROMA Y LA DIVERSIDAD SEXUAL 30 6. ORÍGENES Y CAUSAS DE LA HOMOSEXUALIDAD 33 7. LA DISCRIMINACIÓN ESCOLAR Y LA DIVERSIDAD SEXUAL 39 8. CASO PARTICULAR 43 9. GAY BOOK (DIARIO DE UN GAY) 44 10. THE BOY OF LIPSTICK” (EL CHICO DEL PINTALABIOS) 46
  8. 8. 8 11. CASO DIDÁCTICO 49 12. GENERALIDADES 52 12.1 LA HOMOSEXUALIDAD 52 12.2. LA HOMOFOBIA 52 12.3. DERECHOS SEXUALES Y DERECHOS REPRODUCTIVOS 53 12.4. LEGISLACIÓN HOMOSEXUAL EN COLOMBIA 56 12.5. FALLOS DE LA CORTE CONSTITUCIONAL COLOMBIANA CON RESPECTO A HOMOSEXUALIDAD 58 12.6. SENTENCIAS DE LA CORTE CONSTITUCIONAL 59 12.7. LEGISLACIÓN INTERNACIONAL 63 12.8. PLAN NACIONAL DECENAL DE EDUCACIÓN 2006 – 2015 65 12.8.1 Objetivos 66 12.8.2. Metas 67 12.8.3. Acciones 68 13. CONFRONTACIÓN DE DERECHOS 70 13.1 CONFRONTACIÓN DE DERECHOS 71 14. CONCLUSIONES 72 REFERENCIAS 75
  9. 9. 9 RESUMEN Esta investigación tiene como propósito presentar un caso didáctico cuya finalidad descansa en mostrar una alternativa educativa para enseñanza de los derechos humanos en la escuela. El caso didáctico pretende que se puedan plantear situaciones donde sea patente la vulneración de los derechos humanos, ya sea en el aula de clase o en la institución educativa, percibiendo así, elementos tales como la confrontación e intervención de derechos de los diferentes actores del conflicto. Por tal motivo, el caso didáctico busca precisar las causas que originan la situación problemizadora y a partir de la misma, con base en fundamentos teóricos, participación de los involucrados y con la participación de todos, encontrar posibles soluciones para llevar a buen término la crisis de convivencia generada y que altera sin lugar a dudas la armonía, el normal desempeño, el buen desarrollo del ambiente escolar y el clima organizacional. Con base en lo anterior, tomamos como sujetos de investigación estudiantes de la institución que presentan opción sexual diferente a la heterosexual y representan la diversidad sexual al interior de la Institución Educativa. La investigación es en cierta parte cualitativa, aunque no abandona el componente cuantitativo que es imprescindible en este tema. En primer lugar, se explora el caso didáctico, sus antecedentes, objetivos y forma de aplicación, presentando un análisis crítico del método, desde la perspectiva de la educación en derechos humanos. En segundo lugar, se explica en detalle el caso didáctico pensado para esta investigación, haciendo énfasis en su elaboración y estructura. En tercer y último lugar, se presenta una propuesta de aplicación del caso que contiene sus elementos fundamentales. Se toman como referentes teóricos y conceptuales, teorías, planteamientos y legislación que se ha escrito sobre los derechos humanos, y, para el caso didáctico elaborado en el marco de esta investigación, se señala a través de un texto teatral, expresando en una cartilla didáctica a través de la cual se oriente y forme en materia de derechos sociales, económicos, culturales y sexuales, los cuales sin duda alguna tienen que ver con el objeto de investigación, enmarcados dentro del Estado Social de Derecho como fundamento y expresión de nuestra Constitución Política de Colombia. Para el entendimiento de la realidad social que se vive y enfrenta en forma permanente al interior de la Institución Educativa con respecto a la legitimidad y validez de los derechos humanos que sobre el particular se definen. Palabras Clave: Caso Didáctico, Derechos Humanos, Aula de Clase, Ambiente Escolar, Clima Organizacional.
  10. 10. 10 ABSTRACT This research aims to present a case aimed at teaching rests on showing an alternative education for human rights education in school. The teaching case intended that situations may arise where the infringement of patent rights, whether in the classroom or the school, feeling well, elements such as confrontation and intervention rights of different parties to the conflict. Therefore, the teaching case seeks to clarify the root causes of the situation problemizadora and from the same, based on theoretical foundations, stakeholder involvement and participation of all possible solutions to bring to fruition the crisis coexistence generated and undoubtedly alter the harmony, the normal performance, the successful development of the school environment and organizational climate. Based on the above, we as research subjects, students of the institution who have different sexual preference to heterosexual sex and represent the diversity within the educational institution. The research is in a qualitative part, without abandoning the quantitative component that is essential in this topic. First, we explore the teaching case, its background, objectives and application form, presenting a critical analysis of the method, from the perspective of human rights education. Second, it explains in detail the teaching case designed for this research, with emphasis on its development and structure. Third and finally, presents a proposal for implementation of the case containing its key elements. Are taken as the theoretical framework and conceptual theories, approaches and legislation that has been written about human rights, and for the teaching case developed in the framework of this research, it is noted through a theatrical text, stating in an educational booklet through which the east and form in terms of social, economic, cultural and sexual, which no doubt have to do with the object of research, framed within the rule of law as the foundation and expression of our Constitution of Colombia. For the understanding of social reality that is lived and permanently facing into the Educational Institution with respect to the legitimacy and validity of human rights on the matter are defined. Keywords: Case Teaching, Human Rights, Classroom, School Environment, Organizational Climate
  11. 11. 11 INTRODUCCIÓN La homosexualidad ha sido considerada un tabú que reside en la sordidez y en el ocultamiento; igual tratamiento se le ha dado a toda clase de expresión sexual ajena a la heterosexual, desconociéndose que la diversidad sexual es una condición inherente al ser humano y que ha estado presente desde sus inicios. A finales del siglo XX se alcanzaron reivindicaciones de consideración, reconocer que así como hay diversidad humana, hay diversidad sexual, y que como tal es portadora de derechos, que no es una plaga ni propagadora de enfermedad y que quienes la integran son personas con sueños, afectos y propósitos. Que son seres humanos. Que es preciso aceptar que hay diversidad para asumir como una conducta propia al ser humano, que puede obedecer a condiciones y circunstancias de tipo social o cultural, descartándose su origen patológico, de desorden mental o genético. La diversidad sexual forma parte de la libertad que tiene cada individuo para su autoconstrucción, es el producto de su libre determinación y propio accionar y por tales características un derecho sobre el cual es preciso su defensa y protección. Colombia es uno de los países que respecto a Latinoamérica ha sido riguroso y justo en el abordaje de temáticas relacionadas con la diversidad y expresión sexual, sumando a esto, la legislación emergente en relación al reconocimiento y defensa de los derechos humanos y sexuales en América Latina. No obstante, ello no significa que la comunidad LGTBI, se vea plenamente cobijada y aceptada, pues aún persiste el sino social de anormalidad y antinatura de este tipo de conductas y comportamientos condenados por comunidades religiosas quienes señalan estas expresiones, de pecaminosas y de tintes tal vez satánicos e infernales. Los prejuicios y paradigmas hacia la homosexualidad y la diversidad sexual, durante siglos se han transmitido de generación tras generación como actos malos que conducen a personas malas promovidas por seres malos. Ello explica entonces el porqué en pleno siglo XXI persistan actitudes homofóbicas hacia cualquiera diversidad sexual que no sea la heterosexual. Es así, como en la mayoría de las Instituciones Educativas del país, al estudiante no heterosexual se le juzga con severidad por actos, y actitudes que perfilan la sexualidad, que de hacerlos un heterosexual serían normales y propios de la cotidianidad. Desde esta óptica se pretende establecer si tales acciones son comunes, propias y recurrentes en la Institución Educativa objeto de estudio, precisando qué derechos son conculcados y en qué forma son afectados los diferentes actores de la comunidad educativa.
  12. 12. 12 El determinar la vulneración y confrontación de derechos debe confluir en un ejercicio pedagógico que a través del mismo genere cultura y formación académica y social frente a los derechos humanos, y de esta forma, desarrollar consciencia social y colectiva frente al tema de los derechos humanos y la diversidad sexual, que permiten construir un imaginario sólido sobre la dignificación humana.
  13. 13. 13 1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA La Constitución Política de Colombia (Asamblea Nacional Constituyente, 1991) afirma que nuestro país es un estado social de derecho, demócrata, participativo y pluralista, fundamentada en el respeto a la dignidad humana. Establece que el Estado tiene como fin garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución. Igualmente, las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades. Pone de manifiesto que nadie puede ser sometido a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y establece que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, que recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. En virtud de lo cual, el Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados. Precisa que todas las personas, sin excepción, tienen derecho a su intimidad personal, al libre desarrollo de su personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico. Y que la educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura. La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente. No obstante, y tratándose de diversidad sexual, los estudiantes de opciones sexuales diferentes, en la mayoría de las instituciones educativas colombianas, se encuentran en desigualdad de condiciones y oportunidades, siendo objeto de discriminación, exclusión, marginación y segregación, convirtiéndolos en población vulnerable y desigual ante la ley. En gran parte de las instituciones educativas, en particular de educación básica primaria, secundaria y técnica se presentan eventos y situaciones, conscientes o inconscientes, que conducen a la vulneración de los derechos en estudiantes no heterosexuales. Es entendible que tales transgresiones no son producto de acciones perversas planeadas o de acciones con carácter criminal o formen parte de todo un plan conspirativo contra cualquier expresión sexual no convencional, se asume que es producto de un triste e injusto legado cultural y social que pareciera ser ley natural. La confusión, el temor, el desconocimiento son los elementos que confluyen para tratar el tema con temor y duda. Ello explica su ocultamiento, su deseo de eliminación o de invisibilización. Razones por las cuales se hace urgente y necesaria la intervención de la pedagogía y de ser así, considera este equipo de trabajo que sería viable y procedente crear un caso didáctico para orientar la enseñanza de los derechos humanos y elaborar un instrumento pedagógico que facilite enseñar derechos humanos en la
  14. 14. 14 Institución Educativa, a partir de los derechos a la igualdad, al pluralismo sexual y al libre desarrollo de la personalidad, contravenidos a estudiantes de opciones sexuales diversas.
  15. 15. 15 2. EL MÉTODO DE CASO EN LA ENSEÑANZA DE LOS DERECHOS HUMANOS El método de caso (Angarita, 2010) en la enseñanza de los derechos humanos es de gran validez e importancia, porque permite que todos los participantes comprendan o aborden un problema de la vida real desde diferentes ópticas y perspectivas, a partir de vivencias propias o ajenas, asumiéndolas como suyas. De esta forma se aproxima a la situación- problema y por este conducto se acerca al entendimiento del otro, creando conciencia de la diversidad de variables y alternativas que existen para hallar solución a los problemas o conflictos. El método al ser fundamentalmente activo, aporta para la transformación de acciones y actitudes de las personas, permitiéndoles ser sujetos de derecho con actitudes críticas y propositivas. Difusores y promotores de valores que coadyuven en la formación de democracia a partir de la construcción de una sociedad más igualitaria, con conciencia social y de sentimientos colectivos y solidarios fundamentales para el entendimiento de los derechos humanos. Las habilidades interpretativas, argumentativas y propositivas permiten desarrollar y asumir posturas críticas y analíticas, que motivan e incentivan la participación de los estudiantes y/o los participantes en el proceso de construcción conjunta del conocimiento, facilitando así que la teoría de los derechos humanos sea aplicable a su vida diaria. El método promueve espacios a través de los cuales las diversas disciplinas convergen en búsqueda de solución del problema o conflicto. De esta forma las tensiones entre derechos humanos se pueden entender en toda su complejidad y diversidad. Este método pone al estudiante y/o participante en el papel de un hacedor de políticas públicas que debe buscar soluciones a situaciones muy problemáticas, consistentes en tensiones entre derechos humanos que exigen soluciones y que sobrepasan los límites de lo jurídico y por lo tanto requieren de un conocimiento holístico e integral.
  16. 16. 16 3. OBJETIVOS 3.1.OBJETIVO GENERAL Establecer si a estudiantes y/o jóvenes con opciones sexuales diferentes en la Institución Educativa se les vulneran sus derechos por parte de la comunidad. 3.2.OBJETIVOS ESPECÍFICOS  Definir la manera como se transgreden los derechos a estudiantes no heterosexuales al interior de la Institución Educativa en el marco de un estado social de derecho.  Crear un caso didáctico para orientar la enseñanza de los derechos humanos en relación al tema de la diversidad sexual o de las opciones sexuales en la escuela.  Elaborar un instrumento pedagógico que facilite enseñar derechos humanos en la Institución Educativa, a partir de los derechos a la igualdad, al pluralismo sexual y al libre desarrollo de la personalidad, contravenidos a estudiantes no heterosexuales.
  17. 17. 17 4. LA DIVERSIDAD HUMANA Cuando se habla, piensa y entiende de diversidad, necesariamente se hace alusión y referencia a multiplicidad de formas, a la individualidad, a variaciones de seres animados o inanimados que a pesar de integrar un mismo conjunto presenta particularidades que hacen de tal elemento algo único, dentro de la similitud que lo identifica y homogeniza con respecto a los otros elementos. No existen en nuestro mundo dos personas exactamente iguales y esto se debe probablemente a la intervención o combinación de factores genéticos, ambientales, culturales, sociales, psíquicos, etc. La variabilidad continua puede estar determinada por aquellos factores que actúan en forma conjunta. Es decir que se heredan y mutan o modulan, mostrando características diferentes. La variabilidad discontinua se caracteriza por el control genético y la no intervención de otros factores. En el universo no existe ningún ser, elemento o cosa exacta y/o perfectamente igual a otro; incluso dentro de comunidades estrechamente emparentadas se encuentra una fuerte variación. Sobre todo en los seres vivos donde se distingue sin mayor dificultad multitudes de especies, tipos, formas, comportamientos y acciones. Pareciera normal confundir similitud con igualdad, sin embargo esto no puede ser posible, por cuanto el universo, la naturaleza o fuente creadora no repiten o replican seres. No hay producción seriada ni referenciada. Es posible encontrar seres biológicos o anatómicamente parecidos, pero cada uno de ellos es diseñado y estructurado de manera única, particular e individual. Con base en lo anterior y en sus niveles y formas de organización, es posible hacer mención de una gama infinita de diversidades: políticas, ideológicas, sociales, culturales, artísticas, religiosas, sexuales, biológicas, genéticas, de especies, de ecosistemas, de paisajes, etc. Que bien podrían incluir esta actividad múltiple e integradora bajo el concepto de biodiversidad, por cuanto atiende a distintos niveles de diversidad y que implican un compromiso con el hombre en particular, los seres vivos en general y el medio ambiente. Todos estos aspectos son objeto de consideración por áreas del conocimiento como las ciencias naturales y las ciencias sociales. El ser humano es biodiverso por cuanto se relaciona e integra con el ecosistema, sus actividades forman parte de la evolución e influencia para bien o para mal en el entorno. Además crea ambientes artificiales y se usufructúa de los recursos que le provee o toma del medio. En consonancia con lo anterior, también lo es en sí mismo como especie, en correspondencia con el entorno en el que desarrolla su accionar y define su comportamiento. De ahí que el estudio sobre la variabilidad humana sea un elemento imprescindible en la construcción de una avanzada teoría Psicológica (Bruner, 1991, Citado por Wikipedia, 2012). Pero no sólo la psicología toca estos aspectos, también lo hace la física cuando hace referencia a los “procesos singulares” al abordar el
  18. 18. 18 estudio del caos determinista (Gómez, 1994) o a las “particularidades” de las partículas, en la cuántica. Es claro que desde ningún punto de vista se puede ignorar la relevancia de la individualidad humana para el estudio científico del hombre. Entre los principios básicos de la hipótesis evolucionista se encuentra precisamente el de la necesidad de la diversidad intra específica como mecanismo garante de la evolución intra e inter especies. La conducta del ser biológico humano como completo objeto científico requiere considerar con detalle los supuestos teóricos de la psicología diferencial, la cual pretende desarrollar modelos que trasciendan las propuestas de rasgos y factores, e intente abordar desde nuevas perspectivas los perfiles de la variabilidad humana y le permita conceptuar sobre el ser humano como especie única y, a la vez, como individuo diversificado (Corbalán, 1993). Las diferencias visibles han sido el común denominador para determinar la variabilidad o diversidad humana, son las que han llevado a categorizar y proponer conceptos, prejuicios y actitudes con respecto a la piel, los ojos, el cabello, la estatura, los rasgos físicos, los genitales, los senos, los gestos, los ademanes, las discapacidades, las limitaciones físicas y mentales, el estatus social, cultural, económico, la ideología, la religión, el arte, la sexualidad, las costumbres, etc. Generando y propiciando infinidad de conflictos pasados, actuales o recurrentes. En su mayoría determinantes de poder, control, sujeción y sometimiento. El miedo a la diferencia intenta la eliminación física e ideológica del Otro y la Otra. La rivalidad por que el otro puede ir apoderándose de lo que “legítimamente” me pertenece. La superioridad que se cree ejercer sobre el otro o la otra por poseer características particulares que aventajan o son consideradas mejores o están por encima de las poseídas por los y las demás. Antonio González Martín*1, investigador de la Universidad Complutense de Madrid (España), afirma que la variabilidad de los grupos humanos es reciente, parecida y homogénea, que no vamos más allá de 1.2 millones de años, que la biología nuclear ha demostrado que somos una especie reciente y que nuestra diversidad genética es relativamente baja. (Espinosa, 2009). El Antropólogo Juan Comas Camps (Citado por Wikipedia, 2012) considera que si todos los seres vivientes pertenecemos a la misma especie, llamada Homo Sapiens, y a pesar que las diferencias biológicas están determinadas por diferencias hereditarias y la modulación ejercida por el medio ambiente sobre el potencial genético y así, en cada población humana haya una amplia diversidad genética, no existe la raza pura. En la actualidad se sabe que todos los grupos humanos compartimos un 99.9% de nuestra reserva genética. * Antonio González Martín. Investigador “Ramón y Cajal”. Departamento de Zoología y Antropología Física. Universidad Complutense de Madrid. Línea de Investigación: Diversidad Genética e Historia Biológica del Hombre.
  19. 19. 19 Desde la somatología se constata que en el aspecto físico hay diferencias, y pese a que estas tendencias son evidentes no son suficientes como para emplear términos tales como sub especies, razas y etnias. Lewontin (Citado por Wikipedia, 2012) afirma que todos los humanos somos iguales, al mismo tiempo que no todos lo somos y que en las poblaciones vivas, son las semejanzas las que nos han permitido desde la paleoantropología establecer el recorrido del ser humano en su proceso de humanización.
  20. 20. 20 5. LA DIVERSIDAD SEXUAL Partiendo del paradigma que la sexualidad es un constructo social y que las interpretaciones que sobre ella se realicen en los diferentes contextos y etapas de la historia, no pueden explicarse a partir o desde una representación actual, procuramos hacer una breve mirada al pasado para con base en ella establecer un imaginario sobre el cual fundamentemos nuestro basamento en torno a la misma. La reproducción sexuada exige ciertas condiciones para que esta se dé, siendo la exigencia absoluta que los dos sexos mantengan suficientes contactos para que pueden intercambiar el material genético del cual son portadores. La reproducción hermafrodita cumple la función de la autofecundación o la fecundación compartida. En algunos organismos no está bien definida esta distinción entre los sexos. Hay un principio para estos organismos primitivos el que con mayor velocidad se desplaza recibe el apelativo de “macho”, porque puede inocular su material en el más lento. En los organismos superiores la tendencia es a la estabilización, no obstante, el espermatozoide sigue siendo más rápido que el óvulo y se hace necesario que uno de los “sexos” asuma el proceso de gestación, tomando como base la trayectoria evolutiva que puede comprometer a los dos sexos, a uno o ninguno. A quien se hace cargo de este proceso se le denomina “hembra” y está sola o en colaboración con otras, con el macho, con grupos de machos y hembras o de otras posibilidades, es la que asume los cuidados de la descendencia. Donde el dimorfismo sexual se hace evidente, por el color de su pelaje, penacho, melena, tamaño, etc. es claro identificar “hembras” de “machos”. En especies donde hay escasez o imprecisión se presentan dificultades para reconocer el sexo de la pareja y este puede ser un indicador para explicar el porqué los “machos” o las “hembras” montan a otros individuos del mismo sexo con intenciones aparentemente copulatorias. Quiere decir lo anterior que no existe un modelo único de comportamiento sexual, solo se definen los límites de la variedad y cuáles serán sus variables. Se han registrado comportamientos de animales, que en situación de cautiverio y en ausencia de la representación adecuada de los dos sexos, identifican actividades parecidas de apareamiento entre individuos del mismo sexo. Los dominantes someten al rol femenino; poner debajo, a los sumisos (Eibl- Eibesfeldt, 1993). . La dimensión de la sexualidad animal responde a las exigencias de la propagación de la especie, con modalidades instintivas y codificadas, no modificables voluntariamente. La dimensión de la sexualidad humana es orientable libremente. Los mamíferos, en particular, tienen un órgano llamado
  21. 21. 21 “vómer nasal” o “nariz primordial” con la que el macho capta feromonas en la hembra, que desencadenan mecanismos instintivos de acoplamiento. El acto de montar a un individuo del mismo sexo puede significar amenaza, agresión o superioridad. Puede también representar aceptación de rango. El superior primero monta al inferior o a los inferiores. Como acción social, al encontrarse se “saludan” volviendo a la parte de atrás del compañero, declarando sometimiento y haciendo ofrecimiento sexual de tipo femenino. Busca saciar, congraciar, asegurar protección. (Eibl-Eibesfeldt, 1993). En los bonobos, chimpancés enanos, se observan que durante toda su vida, realizan prácticas de apareamientos normales, incestuosos y homosexuales. Como estrategia para bloquear las agresiones de los demás, relajar tensiones y mantener la cohesión del grupo. En lo que concierne a los humanos, estas conductas pueden significar imposición de dominio, consecuencia de cautividad, experimentación innatural, afirmación de superioridad o rango, expresar apaciguamiento, interacción social o aceptación de algún orden al interior del grupo (Lattes, 1999). Tomando en consideración que la selección sexual es una variante de la selección natural, que es una lucha de sexos por alcanzar la supremacía y el control. Los machos compiten y luchan por sus hembras por y para la reproducción y a cambio estás se benefician con la inseminación, la protección y la alimentación. Aseguran su supervivencia. Por tal razón los machos escogidos son los más capaces y competentes. El macho puede aparearse con tantas hembras como le sea posible, sin embargo la hembra no tiene más que una oportunidad en el año y por lo tanto debe procurar obtener los mejores genes. Sin embargo el número de hembras a fecundar se ve disminuido si el macho ha de intervenir para garantizar la supervivencia de su descendencia, tal como pudo haber sucedido con los primates y el hombre. No obstante es importante considerar la selectividad por parte de las hembras, siendo las más exitosas en la reproducción las preferidas por los machos vencedores y desde este punto de vista, ellas ejercer control (de Waal, 1995). Los primates al vivir en grupos establecieron contactos permanentes que modificaron los procesos de selección natural o de selección parental dando el primer paso al comportamiento sexual del hombre. El cambio de dieta de nuestros antepasados, al pasar de los vegetales a la carne, la cual se conseguía de la caza y de la alimentación de animales muertos, generó un cambio en las relaciones entre los sexos y entre los machos jóvenes y viejos, con la consabida alteración del proceso interno de la selección sexual. La habilidad para obtener la carne para proveer a sus hembras y a sus crías marco los derroteros jerárquicos a seguir, así como otros aspectos que influyeron fue la habilidad para inventar armas y construir trampas, el regurgitar los alimentos, el bipedismo, la liberación de las manos y el resolver problemas
  22. 22. 22 en la marcha apuntaron al desarrollo de la inteligencia. Las hembras por su parte se hicieron cargo de la provisión de la alimentación vegetal, relacionada con la recolección y la preparación y con el cuidado de los hijos. Los grupos de parentesco se caracterizaron por adquisición de mejores genes y retención de los machos para el continuo abastecimiento de alimentos (Fox, 1987). Los cambios referidos se vieron reflejados en las relaciones entre los sexos y al interior de los grupos sexuales. La lucha entre los machos dominantes se intensificó ante la exigencia de las hembras por el aprovisionamiento de los jóvenes. Lo que estableció un sistema de relaciones sociosexuales que garantizaba el control de acceso de los machos jóvenes a las hembras en celo y el control de la atribución de las parejas por parte de los machos más viejos. Es decir, iniciación y matrimonio. La colectividad controla y las representaciones colectivas restringen el comportamiento de los jóvenes. Este modelo básico aún se conserva y estará vigente entre tanto la reproducción dependa del control de las relaciones sexuales. Aún están presentes los tres bloques: los machos dominantes (adultos), las hembras y sus hijos y, el de los machos pretendientes (jóvenes). Sin embargo, hoy las adolescentes ejercen mayor y decisivo poder de elección y de control con respecto a las mujeres mayores. El esbozo de este planteamiento pretende argumentar que los referentes contenidos en este modelo fundamental sociosexual responde a el porqué de nuestro comportamiento actual y al resultado de denominarnos “sociedad humana” (Aries, 1982). Podemos considerar entonces, que la evolución de las especies se ha producido a partir de la reproducción sexual que se ha forjado con el transcurrir del tiempo, este avance ha generado en las diferentes especies, variedad de modalidades de exhibición con el fin de poder ser seleccionados por el género contrario y así mantener la longevidad de sus genes y por supuesto la mejora en la calidad de las características de la especie para facilitar su supervivencia, este ha sido un mecanismo de conservación dado que por el contrario, la reproducción asexual no permite la diseminación de los genes, por lo tanto se continúa la línea sanguínea con todo lo que esto conlleva. De tal forma que la selección de la pareja reproductiva en algunas especie es de vital importancia para la prolongación del linaje, incluso, la elección depende de las capacidades que demuestre el macho en cuanto a características particulares de fuerza, protección, salud, longevidad y consecución del alimento, de modo que estos tienen la menor probabilidad de reproducción, fomentando la lucha entre los machos con el objetivo de ser los únicos en concebir y mantener su descendencia, o bien sea, de las condiciones particulares que demuestre la hembra o las habilidades reproductivas, la conformación física que la hace atractiva al sexo opuesto todo esto se efectúa con el objetivo (consciente o inconsciente) de mejorar la genética de la siguiente generación y asegurar la supervivencia de la especie, además de la línea sanguínea materna.
  23. 23. 23 Si bien, el principal factor que permitió la evolución en la forma de concebir la sexualidad especialmente en los seres humanos, parte de las disimilitudes que desde la perspectiva comparativa se efectúan, al diferenciar a los homínidos de los hombres mono cazador quienes iniciaron la división del trabajo entre los géneros, hecho que permitió la diferenciación de funciones entre machos y hembras. De igual manera, es relevante nombrar que parte del desarrollo del cerebro del homo sapiens se dio gracias a la gran selección de los genes realizada por parte de las hembras, como uno de los últimos pasos para la evolución, de tal manera que sólo los mejores genes fueran transmitidos a la siguiente generación, mejorando sus condiciones físicas en cada intercambio genético concedido por la reproducción sexual. En igual sentido, la exogamia permitió el intercambio de genes y la evolución del ser humano, siendo los miembros más viejos de la comunidad quienes seleccionaban quienes se debían reproducir y en qué momento, dependiendo de factores como la posición jerárquica y la edad (Fox, 1987). La diversidad sexual no puede entenderse como prácticas o preferencias sexuales propias de seres no heterosexuales. Por el contrario, corresponde al conjunto de formas y conductas asumidas para expresar la sexualidad. Se ha vuelto costumbre pensar y sentir que la sexualidad es la evocación de nuestra biología humana, tatuada, grabada e impresa en nuestro cuerpo. La sexualidad no se puede concebir desde el cuerpo y para el cuerpo, ese trabajo se debe dejar a la genitalidad. La sexualidad debe verse como construcciones históricas, sociales, culturales en las que intervienen subjeciones del hombre representadas en deseos, placeres, fantasías, relaciones, prácticas, sueños que resignifican su existencia y determinan propósitos de vida. La especie humana a través de sus diferentes culturas reconoce o descalifica ciertas prácticas sexuales, siendo las heterosexuales las de mayor aceptación por su capacidad y complementariedad reproductiva. Las prácticas que están por fuera de la heterosexualidad son consideradas anti naturales y por lo tanto deben ser objeto de minimización, repudio o “satanización”. En el marco de la VI Semana Nacional de la Diversidad Sexual, en Pachuca México, al preguntarle la corresponsal de la Revista Desdeabajo, a la antropóloga mexicana especialista en estudios de género, Martha Lamas, ponente sobre diversidad sexual ante el Programa Universitario de Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México, ¿es verdad que la reproducción de la especie es el sentido esencial del acto sexual?, respondió que no. Aclarando que la tradición cultural judeocristiana occidental inmoraliza intrínsecamente el acto sexual, siendo el placer malo y sólo se redime la sexualidad si ella es un medio para la reproducción. Por lo tanto las prácticas sexuales, por sí mismas, tienen una connotación naturalmente inmoral,
  24. 24. 24 susceptibles de expiación, culpa y sufrimiento. Por tanto y en este aspecto también coincide el cristianismo, el coito debe ir dirigido a la reproducción, a la formación de familias. Por tal razón una sexualidad no heterosexual, sin fines reproductivos es considerada perversa, anormal, enferma o inmoral. (Meza, 2007). Afirma que “lo natural” en la conducta humana no existe, a menos que se le otorgue el sentido de que todo lo que existe, todo lo humano, es natural. El descarte de otras sexualidades, estigmatiza ciertas prácticas, normaliza a los sujetos y su represión. Para la investigadora, la internalización de la información ayuda inmensamente a las tendencias democratizadoras que ocurren en las sociedades desarrolladas. Los valores defendibles en esta agenda política es el respeto a la diversidad sexual, el consentimiento mutuo y la responsabilidad para con la pareja. Siendo irrelevante si esta tiene cuerpo de hombre o de mujer. La diversidad sexual como proyecto democrático no genera condiciones para que exista libertad sexual, sólo impulsa acuerdos sociales hacia educación contra la homofobia, la discriminación y el respeto a la diversidad (Meza, 2007). En este orden de ideas, Michel Foucault (1987), afirma que durante el régimen Victoriano la sexualidad fue cerrada, enmudecida y confiscada por la familia conyugal. Absorta por entero en la función reproductiva. La alcoba de los padres legitima la sexualidad reconocida, legítima y utilitaria, silenciado el placer. Fuera de ella todo es “anormal”. El sexo se prohíbe, niega, acalla y desconoce en los niños so pretexto que estos carecen de sexo y su semejanza con los ángeles los debe llevar y a comportarse como asexuados. Las sexualidades ilegítimas se margina, aísla, constriñe, se oculta se circunscriben al “burdel” y al manicomio. A la prostituta y al loquero, al cliente, al rufián, al enfermo histérico y al “anormal”. Sus palabras y sus gestos allí también subyacen. Se hacen clandestinos, circunscritos y cifrados. (p.115) El puritanismo ha impuesto su triple decreto de prohibición, inexistencia y mutismo. La edad media es la edad clásica de la represión, modo fundamental para imponer el poder, el saber y la sexualidad, siendo esta última oficialmente coartada, sojuzgada y condenada. Se legítima la culpa, el rechazo y la exclusión. La heterosexualidad se hace imperante, es precepto divino, es natural, es “normalidad”, es lo correcto. Otras expresiones sexuales deben ser eliminadas, ocultadas, ridiculizadas, desconocidas y repudiadas. Estas acciones son validas en todos los estadios, momentos y acciones de la comunidad. Por tal razón se reproducen en la cotidianidad de la escuela, de la iglesia, de la familia, de la sociedad y del estado, etc. Emerge entonces, el régimen de poder-saber-placer, sosteniendo el discurso de la sexualidad humana. Siendo el punto esencial qué, quién, dónde, cuándo, en qué formas, a través de qué canales se habla, se enseña y se es objeto de
  25. 25. 25 rechazo, bloqueo, descalificación, incitación, intensificación o placer. Lo importante es aislar y aprehender la “voluntad de saber” que sirva de soporte y de instrumento de poder (Foucault, 1998). Esta heterosexualidad a su vez es objeto de clasificación, representada en heterosexualidad activa, otorgada al “macho” por cuanto es este el que penetra el que somete y heterosexualidad pasiva, otorgada a la “hembra” porque es la penetrada, es la sometida. Por tanto tal clasificación ha trascendido al plano de la homosexualidad, dejando en claro que quien ostenta el poder es quien asume el rol de activo. El rol de afeminado, travesti y con voz aguda, dado al homosexual, data desde finales del siglo XVIII y hasta comienzos del XX. Su calidad se consideraba producto de una enfermedad y/o perversión. Es un individuo que siendo adulto sus rasgos y actitudes son de púber o adolescente y con aire de mujer. Esta característica lo enmarcaría en la categoría de pederasta y amante de hacer amistades que fácilmente rozarían con la homosexualidad. En el siglo XIX, aún no se reconocían individuos homosexuales, sí comportamientos que se desarrollaban a cierta edad o bajo ciertas circunstancias por parte de individuos que como un dial podían oscilar entre afirmaciones de homosexualidad, heterosexualidad o bisexualidad, impuesto más por la eventualidad del acercamiento entre las personas que por relatividades orgánicas. Como resultado de la construcción de unos canones morales liderados desde la iglesia y a través de los cuales el sexo puede conducir e inducir al pecado y por lo tanto debe ser regulado, entendiendo que la heterosexualidad cumple su función básica para la reproducción y no para el placer, absteniéndose de actos impúdicos o pecaminosos que pudieran considerarse lujuriosos, adúlteros y por ende pecaminosos. Ello explica la búsqueda de la castidad y la intención del hombre, que buscando agradar a Dios, procura permanecer en castidad y pureza. Constituyéndose un modo de vida, resultado de su formación y creencias, llegando a negarse o impedir sentir placer hasta en sus sueños, permaneciendo impávido durante la noche, sin tener la necesidad de brindarse placer a sí mismo. Esto usualmente lo logra a través del desgaste físico, de la mortificación del espíritu y del castigo físico, entre otros. Para este tipo de personas la meta consistía en lograr dominar su cuerpo, sus pensamientos y su voluntad. Frecuentemente las mujeres se convertían en sujetos de tentación y distracción, motivo de tribulación o en extremo, al igual que Eva, instrumentos de Satanás. El individuo nacía homosexual, no como obra imperfecta del Creador, sino como prueba para el hombre por parte de Dios. Se acepta su presencia en la comunidad, pero es prudente guardarle la distancia necesaria por ser un sujeto que dado a prácticas anti natura que conducen a la maldad, a la perversidad, la lujuria y el pecado. Haciendo fácilmente de él, un engendro monstruoso, diabólico y anormal. Su conversión consiste en abandonar su
  26. 26. 26 condición y redimirse como heterosexual, constituir una familia y tener descendencia. En consecuencia, estas personas optaban por ocultar, disimular, confesar o redimir sus acciones y conductas (Foucacult, 1987). La sodomía, comportamiento sexual antinatural propio de un gran número de hombres de la ciudad bíblica de Sodoma, rechazado de plano por el cristianismo. Consistía en la práctica del sexo anal entre varones homosexuales y heterosexuales. También hacía referencia a la falta de hospitalidad y a la lujuria. El episodio del cual más se hace referencia la pretensión de los sodomitas de abusar sexualmente de los Ángeles mensajeros enviados por Dios a rescatar a Lot. Este término se generalizó a partir del siglo XIX por parte del monje benedictino Petrus Damianus, hacía referencia a los hombres que tenían relaciones con otros hombres, Sodomía perfecta y también era aplicable a mujeres que practicaban el sexo anal, sodomía imperfecta, la mujer asumía la posición superior y el hombre la inferior o si este se echaba de espaldas. La sodomía fue vinculada con el islamismo y la herejía, con la violación y la pederastia. En la Europa medieval, se consideraba como pecado objeto de expiación pero era una práctica tolerada. En algunos eventos históricos fue castigada severamente con la castración, el paseo público y la muerte. El concilio de Trento (1545-1563), ratificó clausulas de pecado contra natura fundamentados en textos del Levítico, condenando cualquier tipo de placer que se generase por fuera de la función reproductora del patrimonio. Las relaciones homoeróticas tanto en mujeres y hombres fueron estigmatizadas, así como la masturbación o “vicio solitario”, el bestialismo o sexo anal, el amancebamiento y la bigamia. Luego fueron elevados a pecados sexuales menores o nefandos, incluyendo en estos la sodomía imperfecta. La sodomía perfecta fue catalogada como crimen mayor, de igual gravedad a la herejía y por encima del regicidio. La sodomía fue una práctica que en el caso de la Colombia colonial fue llevada a cabo por los esclavos africanos para abstenerse de darles esclavos al amo y proveerse placer entre hombres o entre hombres y mujeres. Adquiriendo estos la demonización de negro-monstruo-sodomita (Giraldo, 2001). Los hombres católicos practicaban la sodomía o pecado nefando con su servidumbre masculina y/o femenina, fuera de su casa, en el burdel, para proveerse el placer que no podían recibir de sus mujeres que consideraban el sexo estrictamente reproductivo y alejado de la lujuria. En términos jurídicos se legisló la sodomía como delito sexual por actos que no conducen a la procreación tales como sexo oral, anal y en los que participen adultos donde no se hagan presentes acciones violentas o de presión. El pecado nefando hacía referencia a aquellos pecados sexuales que iban en contra de lo “natural”, el varón no podía emitir semilla durante cualquier acto
  27. 27. 27 sexual sin la posibilidad de la procreación. Incluía la masturbación, el bestialismo y el pecado de polución (eyacular). La sodomía se consideraba pecado nefando por su lascivia y obscenidad, era nefaria e indignante (Pozo, 2005). Los seres considerados como anómalos por sus marcadas particularidades genitales o por su ambigüedad sexual, caracterizadas en seres afeminados, masculinizados, andróginos o portadores de órganos sexuales no correspondientes, fueron además calificados como seres perversos, horrorosos, portadores de infecciones y enfermedades. Poco a poco y en forma paulatina, estas personas, fueron abandonando la clandestinidad e iniciaron la lucha por el reconocimiento de sus derechos a ser vistos y validados abiertamente por lo que son. Afirmando su normalidad y reivindicando su carácter diferente, diverso. Sin embargo y muy lamentable, la sodomía en el siglo XX se fue convirtiendo en el sinónimo de común uso para hacer referencia a la homosexualidad, o a conductas ajenas a las heterosexuales. La amistad es una forma de sentimentalidad “asexuada” en donde se comienza a arraigar una forma de amor viril que fácilmente ralla en los límites de una homosexualidad desconocible, irreconocible o quizá inconfesable. Por temor a ser objeto de juicio, prohibición, rechazo o señalamiento, esta se ubica en una zona límbica donde no hay pertenencia ni sexual, ni asexual. No obstante lo anterior, ante el conocimiento y reconocimiento de la homosexualidad, como aspectos asombrosos de la pansexualidad, su normalización ha venido desvaneciendo, debilitando el papel de la amistad, rasgo característico de la adolescencia, en la actual sociedad (Aries, 1987). En las últimas décadas, la amistad se ha visto cargada de una sexualidad consciente que la vuelve ingenua; ambigua o vergonzosa. La sociedad la reprueba en hombres de edades dispares”... ”Hace unos treinta años (digamos una generación), la reflexión sobre la homosexualidad habría concedido una especial importancia a la amistad ambigua, al amor que empuja irresistiblemente a un hombre hacia otro, a una mujer hacia otra, y a pasiones trágicas que acaban en la muerte y el suicidio. (Aries, 1987: s.p.) La comunidad LGTBI ha avanzado a pasos agigantados en el reconocimiento y legitimidad de su identidad, no significa ello que ya no sea objeto de discriminación, exclusión o segregación, sin embargo, dentro de los cánones sociales han marcado un espacio y establecido un derrotero. La resistencia persiste e insiste pero es claro que es quebrantable. El siglo XX se ha convertido en la época a partir de la cual el orgasmo ha sido objeto de sacralización. Algunos afirman que tiene que ver con la homosexualidad, en razón a que esta, en su naturaleza, es ajena a la
  28. 28. 28 procreación, a las tradiciones, a la institucionalidad y al conservadurismo social. Es la única forma de sexualidad que puede llegar al final de la dicotomía sexual privilegiando al orgasmo. Es un estado puro y un modelo de sexualidad. Se impone un modelo unisex, válido para hombres y mujeres que evoluciona al imperante actual, el andrógino. La sociedad “unisex” del siglo XX ha reducido las diferencias y llenado el abismo, los roles masculinos y femeninos cada vez son más difusos, las siluetas de los adolescentes tienden a la semejanza. En el siglo XXI la tendencia es a un modelo único, “el andrógino”, las indumentarias, accesorios, ropas y comportamientos de los jóvenes son cada vez unificados, no discriminan un prototipo sexual en especial y se construye día a día una cultura que rescata como propia la universalidad y la diversidad. 5.1. MITOLOGÍA LA AUDACIA DE AQUILES. El mundo visible es sólo un pretexto. (Reseña) Aquiles fue el más importante de los héroes griegos de la guerra de Troya: joven ardoroso fuerte, su carácter es esencialmente belicoso. Frente a Ulises, que es su opuesto en carácter debido a que simboliza la astucia y la inteligencia pragmática, Aquiles personifica el ímpetu y la audacia espontánea. Símbolo de la impetuosidad, acometividad e irreflexibilidad de la juventud, Aquiles se irrita fácilmente: cuando se siente humillado por Agamenón, abandona la lucha, aun sabiendo que su ausencia del campo de batalla acarrearía grandes pérdidas a los griegos. Y sólo regresa al combate para vengar la muerte de Patroclo. Patroclo es el gran amigo de Aquiles, desde la infancia. Se educaron juntos y viven todas sus aventuras en común. La amistad es un elemento muy importante en este mito. Para los antiguos griegos, la amistad entre hombres era una virtud, encarada como un verdadero ideal. Tal admiración por la amistad masculina es explicada por la posición social inferior de la mujer. Aquiles, enfurecido por la muerte de su amigo, obtuvo de su madre una nueva armadura forjada en la fragua de Vulcano, y salió al campo de combate, donde mató a Héctor, arrastrando su cuerpo atado a su carro en torno a los muros de Troya, sin permitir que tuviera los ritos funerales. Sólo cuando Príamo, el padre de Héctor y rey de Troya, vino en secreto a entrevistarse con Aquiles, éste le devolvió el cuerpo del héroe, en uno de los pasajes más emotivos de la Ilíada. Continuó luchando,
  29. 29. 29 derrotando una y otra vez a los troyanos y a sus aliados, incluida la guerrera amazona Pentesilea. Finalmente, Paris, hijo de Príamo, con la ayuda del dios Apolo, hirió a Aquiles con una flecha en su único punto vulnerable, el talón. Aquiles murió de la herida. Después de su muerte hubo una disputa por su armadura, y se decidió otorgarla al más bravo de los griegos. Ulises y Ayax compitieron en la final, cada uno con un discurso explicando por qué se lo merecían más que nadie. Ulises ganó, y Ayax perdió la razón y se suicidó. Aquiles. Reseña. (Aquileana, 2007: s.p.). El Mito del Andrógino. Este mito aparece en el Banquete de Platón, concretamente en el Discurso de Aristófanes. (Reseña) Aristófanes señala que hablará de un modo diferente a como lo han hecho anteriormente Pausanias y Erixímaco. Aunque sea cómico, oculta pensamientos profundos. Cree que los hombres han ignorado la gran fuerza que desprende el Amor, ya que si no le hubieran elevado Templos y Altares para rendirle sacrificios. Nos define al amor como a un íntimo anhelo de restitución de una plenitud perdida, de reencuentro con un total. Uno mismo con el ser amado. Aristófanes nos narra una antigua leyenda sobre Efialtes y Oto, hijos de tesalio Aloeo, que encadenaron a Ares e intentaron escalar el cielo para derrocar a Zeus (Homero). Expone que, en la antigüedad, la humanidad se dividía en tres géneros, el masculino, el femenino, y el andrógino (del griego Andros-Hombre y Gino-Mujer). Los seres que pertenecían a esta última clase eran redondos, con cuatro brazos, cuatro piernas, dos caras en la cabeza y, por supuesto dos órganos sexuales. Estaban unidos por el vientre. Eran seres tan terribles por su vigor y fuerza que se sintieron suficientes para atentar contra los dioses. Puesto que Zeus no podía destruir la raza humana, dado que ésta era la que adoraba a los dioses, los castigó partiéndolos por la mitad. Apolo los curó dándoles la forma actual que tienen ambos sexos, y más tarde pasó adelante sus “vergüenzas”. El Amor desde tiempos inmemoriales trata de unirlos, de manera que, cuando se encuentran se unen de tal forma que es para toda la vida, tratando cada uno de reunirse y fundirse con el amado y convertirse de dos seres en uno solo, de manera que tan solo
  30. 30. 30 podría alcanzar la felicidad nuestra especie cuando se dé el tiempo en que la mitad de la Humanidad se encuentre con su otra mitad. Cada mitad de un hombre y mujer primitivos se entregan a la homosexualidad en busca de su otra mitad, en tanto que, la mitad del andrógino se entrega a la heterosexualidad en busca de su otra mitad. Corolario de Aristófanes: Todas las formas del Amor son verdaderas, sin embargo Aristófanes afirma que el amor de un hombre a una mujer es inferior y el de un hombre hacia otro hombre superior y verdadero. El mito del Androgino. Reseña (Aquileana, 2007: s.p.). . 5.2. ROMA Y LA DIVERSIDAD SEXUAL El escritor Veyne, hace referencia al papel determinante que jugó la Roma imperial en la institucionalización de la iglesia católica y como esta se apropió de muchos referentes culturales, sociales, filosóficos, económicos y políticos para su estructuración organizacional e ideológica. Plantea que si bien fueron muchos los tópicos sobre los cuales se referenció la iglesia, hubo también otros aspectos sobre los cuales definitivamente no “comulgo” y fue con respecto a la visión y perspectiva de la sexualidad y la diversidad sexual. Los postulados del apóstol San Pablo, la tradición judía y las posturas filosóficas de San Agustín de Hipona y Santo Tomás de Aquino fueron determinantes para hacer de estos postulados toda una doctrina que rige y es vigente hasta hoy (Veyne, 1987). A pesar de que en la Roma pagana se tenía consideración similar por las diferentes formas de amar y sus clases de amor, la homosexualidad era objeto de algunos reparos en particular. Se respetaba la libertad amorosa, así como la conyugalidad exclusiva, la sexualidad activa y la pasiva, la extraconyugalidad y las prostitutas o cortesanas. Se descalificaba, era mal visto, anti natural o anormal, el hecho de que un esclavo penetrase a su amo, la necrofilia, el bestialismo o zoofilia, y las uniones con las divinidades o fetichismo. La sodomización se consideraba como una actitud poco natural y libertina. No obstante lo apropiado consistía en que el libre hiciera penetración al cautivo, que el hombre lo hiciera a la mujer. Un hombre esclavo penetrando a su amo era una monstruosidad, así como el hombre que asumiendo el rol de mujer lo permitiera. Entendiendo que si la mujer no se le daba el estatus de ciudadano, el hombre que se sometía a esta práctica se ponía por debajo del estatus de esta. Para los romanos la naturaleza consistía en el dominio de sí mismo, la autosatisfacción y hacia allí
  31. 31. 31 debía orientarse la construcción social y su ideario. La homofilia o amor hacia su propio género era parte de lo superfluo y baladí (Veyne, 1987). La homofilia forma parte de la cotidianidad y si era activa, daba cierto prestigio. Los gustos eran tan validos tanto por los hombres, como por las mujeres o por ambos. No se ocultaba, a la sodomía se le daba un calificativo de libertino y a la pederastia algo autóctono y propio de la identidad romana. Ser activo es actuar como macho, como proveedor de placer tanto para hombres como para mujeres y por lo tanto motivo de valoración y reputación. Ser pasivo o “impúdico” es actuar como hembra, da “servilmente” placer o se “reduce” virilmente a recibirlo. Se determina así la masculinización y feminización sexual. Actuar en contrario es motivo de desprecio absoluto, de tacha moral y sinónimo de debilidad de carácter. El mayor penetra al menor, al joven y no al contrario. Aunque se ha documentado de homófilos pasivos que ostentaban una exagerada afectación de virilidad y una feminidad oculta, camuflada y nada declarada. La masculinidad había que expresarla de forma permanente para no sugerir deficiencia viril. Los ademanes, gestos y actitudes afeminadas en un hombre no eran bien vistas y se consideraban actitudes débiles e inseguras. En tal sentido era objeto de oprobio quien hiciera uso o se lucrara de la felación (sexo oral a hombres) o del cunnilingus (sexo oral a mujeres). Por cuanto se consideraba como acto de degradación y si un hombre lo practicaba a una mejor era rebajarse a un nivel muy inferior de aquel que permitiera la penetración. Este individuo adquiría el status legal de “infame” propio de prostitutas, gladiadores y actores. El “alumnus” era un joven esclavo tenido con una esclava, del cual no se debía hacer mención y con el cual el amo proyectaba instintos paternales, acostumbraba juegos eróticos y conductas incestuosas. El “favorito” (efebo en Grecia) o los favoritos correspondían a jóvenes con quienes marcadamente expresaba sus preferencias y “tratos indignos de un varón”, hasta que este alcanzaba su adolescencia, que se caracterizaba por la presencia de vellosidad y bigote. Eran motivo de celos por parte de las esposas. Algunos autores ponen de manifiesto que el desprecio hacia la mujer motivase y propiciase, desde la antigüedad hasta los albores de este siglo, que la homofilia se considerase como un estado normal dentro de la sexualidad humana (Veyne, 1987). Al surgir la Roma cristiana, es el apóstol Pablo quien elabora el primer tratado de moral, a través del cual integra conceptos y principios tanto helénicos como judíos. Para el efecto distribuye en dos textos “los pecados” clasificándolos en cinco categorías:
  32. 32. 32  Contra Dios. I. Idolatras, insumisos, los sacrílegos, los profanadores y los impíos.  Contra el Hombre.  Vida. II. Parricidas, matricidas, homicidas.  Cuerpo. III. Prostitutos, adúlteros, pasivos, masturbadores.  Bienes y cosas. IV. Vendedores de hombres libres, ladrones, avaros, rapaces, borrachos.  Palabra. V. Murmuradores, maldicientes, mentiros, perjuros. Los pecados del cuerpo masculino o sexuales masculinos ocupaban el segundo lugar en la categorización como resultado de la concupiscencia del hombre reflejada en el uso y abuso de su sexualidad. La autosatisfacción y la homofilia pasiva son considerados malos y prohibidos. Si no se consolidaba un matrimonio heterosexual legítimo, sería ideal para el hombre virtuoso la virginidad masculina ubicada al mismo rango o superior a la femenina. La heterosexualidad y bisexualidad de penetración es transformada a una heterosexualidad de reproducción. El matrimonio se convierte en medio de expiación para los concupiscentes y de legitimación a los ojos de Dios de la reproducción humana (Aries, 1987).
  33. 33. 33 6. ORÍGENES Y CAUSAS DE LA HOMOSEXUALIDAD El establecer los orígenes y causas de la homosexualidad, es motivo de interés social y científico, en principio se buscaba establecer qué y cómo se generaba, especialmente la homosexualidad para combatirla y exterminarla. Sin embargo y con el pasar del tiempo su propósito no es este sino entender el origen de la sexualidad humana y su orientación. Pretendiendo determinar las causas y factores de asociación. Por fortuna los investigadores del presente siglo han cambiado su intención investigativa y no es relevante establecer el porqué se siente atracción por el mismo sexo, se busca fundamentalmente determinar que propicia la homosexualidad, para a partir de ella dar respuesta a los interrogantes que en torno a la diversidad sexual, durante miles de años han sido motivos de inquietud y reflexión para el ser humano. La inculpación y juicio de responsabilidades que han agobiado a muchas personas con respecto a la orientación sexual han dejado de ser tema prioritario y motivo de pena y dolor. La sociedad está manifestando cada vez mayores intenciones de aceptación, tolerancia, legitimidad y reconocimiento. Un número cada vez mayor de científicos coinciden en afirmar que la adolescencia es el momento en el cual se determinada y refuerza la orientación sexual. Actualmente, se ponen sobre la mesa y a consideración de la comunidad científica diversas teorías sobre los orígenes de la homosexualidad y que para efectos de ilustración, algunas de ellas, brevemente enunciaremos. Sin embargo es importante aclarar que hay algunos aspectos sobre los cuales no hay acuerdo científico y que son motivo de reflexión y estudio. Estos tienen que ver con: si la orientación del deseo, la sexualidad, es el resultado de una opción libremente escogida, si es posible lograr que esta sea susceptible de cambio y si esta condición responde a una situación estática, estable, que permanece inmodificable durante toda la existencia del individuo. La sensación de placer obedece a una condición fisiológica, biológica y emocional que se da desde el nacimiento, otros autores aseveran que se percibe incluso desde su estadía intrauterina. La Doctora en Psicología Sonia Soriano Rubio, Investigadora del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Salamanca en España, sostiene, sin embargo, en lo referente a sensaciones específicamente sexuales o eróticas, que estas afloran propiamente en la adolescencia. Tomando en cuenta que en esta etapa se producen importantes cambios biofísicos y sexuales que permiten que el cuerpo del niño o de la niña se transforme en el de una persona adulta. Siendo influidos por infinidad de factores que son el resultado de procesos biológicos, cerebrales y hormonales que inciden o se hacen presentes por medio de la estimulación sexual.
  34. 34. 34 Es suficientemente claro y convincente que producto del conjunto de interacciones físico químicas al nivel de hipófisis se incrementa el estímulo de las gónadas para que estas a su vez secreten hormonas sexuales que, acompañadas de cambios fisiológicos y morfológicos contribuirán a la generación de impulsos y/o tensiones sexuales, que se verán expresos en los adolescentes por medio de la excitación sexual representada en erecciones, lubricaciones, poluciones nocturnas, fantasías sexuales y cambios en su comportamiento y conducta en procura de satisfacer tales requerimientos. Manifiestos en la atracción sexual y el enamoramiento. Pero estos cambios no se limitan al campo físico biológico, sino que inciden en lo social en cuanto a su integración grupal y la búsqueda de aspectos en común que los una, asocie e identifique, en lo cultural al establecer códigos y lecturas sobre las cuales fundamentará sus conductas y actitudes, e intelectual porque estos cambios les permitirá hacer reflexiones, inferencias y cuestionamientos sobre sí mismo y su entorno. La identidad, autonomía, percepción de sí y construcción de un código moral propio permite en los adolescentes reconocerse con un ser sexual y con conciencia propia para decidir, aceptar e identificar su orientación sexual. Es en este momento donde se específica la orientación de deseo homo o heterosexual. Sobre las causas que conducen a sentir atracción sexual, especialmente hacia el mismo sexo, desde los albores del siglo XX, se ha teorizado con bastedad. Se han hecho afirmaciones teóricas desde la óptica biológica y Psicológica, pasando por las fisiológicas y neuroanatómicas, hasta llegar a las culturales y sociales. Las biológicas explican sus orígenes haciendo énfasis en los siguientes aspectos: Genéticos23*.** Postulando que la homosexualidad es innata, se hereda por los factores genéticos. No obstante genera múltiples dudas por cuanto en algunos gemelos monozigóticos aunque poseen material genético idéntico y se encuentren en un mismo ambiente prenatal y familiar presentan diferencias de orientación sexual. Otros afirman que los hombres homosexuales tienen una alta probabilidad de tener parientes también homosexuales en la línea materna de la familia. Especialmente en tíos y primos maternos (hermanos de la madre e hijos de hermanas de la madre), también han determinado cinco marcadores moleculares pertenecientes a la región Xq 28 que en 33 de los 40 pares de hermanos segregaban conjuntamente con la orientación homosexual masculina. Sin embargo no ha sido confirmada en mujeres. El gen “gay” es * Kallman, (1952). Aseguraba que la homosexual venía dictada por los genes; es decir que las personas heredaban la homosexualidad. No ha tenido, sin embargo, pruebas que confirmen el estudio, y sus conclusiones han sido, por tanto descartadas. ** Hamer, Hu, Magnuson y Pattatucci, (1993). Los caracteres genéticos influidos por los genes tienden a manifestarse en una misma familia.
  35. 35. 35 hasta la fecha un mito y lo máximo que se puede inferir es quizás una predisposición genética pero nada demostrada. Hormonales456.* Partiendo de la premisa que tanto los hombres como las mujeres disponemos de hormonas sexuales masculinas (andrógenos) y femeninas (estrógenos), proporcionadas según nuestro sexo. Estas, producto de una descompensación podrían ser la causa de la homosexualidad. En consecuencia, los gays, con respecto a los hombres, deben tener mayores estrógenos que andrógenos y en el caso de las lesbianas, mayores andrógenos que estrógenos con relación a las mujeres. Algunos científicos sugieren que el origen de la homosexualidad está en el desequilibrio de hormonas en el feto o en la introducción de hormonas inapropiadas. Aún no se han encontrado pruebas físicas de tal desarreglo hormonal en el recién nacido o en individuos adultos. Así mismo, se enuncia la influencia de la estructura INAH-3 en el tamaño de los lóbulos cerebrales e interventora en la producción y presencia de hormonas específicas que contribuirían definitivamente en la orientación sexual. Sin embargo, no ha sido posible demostrar que la orientación sexual este determinada por factores genéticos, hormonales o neuroanatómicos. Podrían ser predisponentes todos o algunos de ellos para que junto con factores sicosociales, por ejemplo, pudieran contribuir a su especificidad. Cerebrales7.** También conocidas como neuroanatómicas y en las que se pretende demostrar que la homosexualidad tiene que ver con ciertas características relacionadas con la estructura cerebral. Según las cuales el tamaño del hipotálamo en los hombres heterosexuales dobla el de las mujeres y de hombres homosexuales. Sin embargo , ha sido objeto de críticas por cuanto el estudio se hizo en homosexuales fallecidos a causa del SIDA y esta enfermedad bien pudo haber afectado su tamaño. *Kolodny, Masters, Hendryx y Toro, (1971). Starka, (1975). Pillard y Weinrich, (1986). Descompensación hormonal anormal e irregular. Meyer, (1981); Sanders, Bain y Langevin, (1984). En algunos casos se ha confirmado que los hombres homosexuales tienen menores niveles de testosterona en sangre y deficiente volumen de esperma. En otros no se han encontrado diferencias significativas. Le Vay, (1991). El balance de las hormonas antes del nacimiento influye en el desarrollo de la estructura cerebral. El tamaño de la estructura INAH3 ubicada en el hipotálamo puede incidir en la producción de hormonas sexuales determinadas y en el crecimiento de los lóbulos cerebrales. ** Le Vay, (1991). Comparó el hipotálamo de 19 hombres homosexuales, 16 de hombres homosexuales y 6 de mujeres con orientación sexual desconocida. Descubrió que el tamaño del de los hombres era más del doble que el de los demás. Swaab y Hofman, (1990); Le Vay, (1991).
  36. 36. 36 Psicológicos8.* Conocidas también como teorías psicodinámicas, las cuales ponen énfasis en variables intrapsíquicas y teorías conductuales, que se apoyan en variables experienciales o sociales, como agentes causales de la atracción hacia personas del mismo sexo. La postura fundamental de estas teorías es que es adquirida producto de factores relacionados con su aprendizaje y con el entorno de la persona. La conducta homosexual puede explicarse fundamentalmente por el componente ambiental (familiar, social y cultural) que influye de forma decisiva en los caracteres cuantitativos, como lo son básicamente los de comportamiento. Psicoanalíticos9.** Para Freud, en todo ser humano existe una disposición bisexual congénita que a través de distintas etapas oral, anal, fálica y genital, se va orientando hacia la hetero u homosexualidad. La homosexualidad, en especial la masculina, puede ser ocasionada por tres factores a considerar: La fijación o detención del desarrollo en la etapa anal, a través de la cual generaría narcicismo, autoerotismo, y atracción por su propio cuerpo, que en la adolescencia se vería relacionada al considerarse así mismo o a los de su mismo género como objeto sexual. El complejo de Edipo no superado o invertido durante el desarrollo de su etapa fálica. Por cuanto todos sus instintos sexuales se direccionan como objeto de deseo hacia su madre, ó adopta una actitud femenina y los dirige hacia su padre (Soriano, 2002). La validez de estas teorías ha sido puesta en tela de juicio por las dudas generadas y la difícil comprobación. Conductuales1011121314. *** Se fundamenta en que obedece a conductas aprendidas. La sexualidad se moldea a partir de la experiencia y el aprendizaje y se socializa * Freud, (1905). La homosexualidad es el producto de la interacción de variables intrapsíquicas. Bandura, (1969); Saghir y Robins, (1972). Las variables experienciales o sociales son los agentes causales de la atracción por el mismo sexo. ** Berger, (1956); Rado, (1940); Leavy, (1986); Friedman, (1986); Bataller, (1991). *** Bandura, (1969); Kohlberg, (1966). Papel de los padres en la determinación de la conducta sexual. Feldman y Culloch, (1971); Gagnon y Simon, (1973); Master y Johnson, (1979). Las experiencias de la niñez son determinantes para la orientación sexual en los adolescentes. Saghir y Robins, (1973); Green, (1974-1985). Inversión de roles de género manifiestos desde la infancia. Bailey y Zucker, (1995) La orientación sexual no está relacionada con su identidad ni con características propias del sexo contrario. Mc Culloch, (1971); Saghir y Robins, (1973); Farré I Martí, (1983). Las experiencias sexuales en la preadolescencia con individuos del mismo sexo y el nivel de placer obtenido son determinantes en la conducta sexual.
  37. 37. 37 por medio de la imitación y el fortalecimiento de la conducta. Los procesos de identidad sexual, según esta teoría, se originan durante la infancia, de allí que sean determinantes las experiencias, pensamientos y vivencias de la infancia, así como la participación de los padres, resultados y consecuencias que se verán reflejados en su adolescencia. Es propio, según los investigadores, que durante la infancia se presenten conductas atípicas de género, tales como el afeminamiento y conductas femeninas en los niños o la masculinización y preferencias masculinas en las niñas. Para otros estudiosos, tales características no son indicadores determinantes ya que la mayoría de homosexuales no han mostrado características propias de otro género durante su infancia. Otra explicación relaciona la orientación sexual con las primeras experiencias sexuales y el grado de satisfacción obtenido. Identificando valores masculinos o femeninos según sea el caso y el papel que estos jueguen con su vínculo emocional. Según estas teorías, si la homosexualidad es el resultado de conductas aprendidas, entonces puede corregirse la anomalía con actividades y/o terapias de conversión, rehabilitación o regeneración. Así como se elige se puede modificar. “Una persona no puede elegir si es homosexual o no, pero si puede elegir si desarrolla o no una identidad homosexual” Shultz (1978: s.p.). La orientación sexual se específica en la adolescencia pero su reafirmación es un proceso que implica toda una vida. Ya que en el transcurso de la misma es posible que se sucedan transiciones entre una y otra. Sociales15.* Estás teorías hacen referencia a que tanto la identidad como la orientación sexual son construcciones sociales. Para que pueda establecerse una identidad es requisito fundamental un contexto, una necesidad y una autenticidad. Algunos autores vinculados con los enunciados performativos hacen referencia a texto (locutivo), pretexto (prelocutivo) y contexto (ilocutivo). En la naturaleza no hay géneros masculino o femenino y así como el deseo, el sexo y la sexualidad son el resultado de construcciones sociales y culturales, regidas por normas para violentar a aquellos que no se sujeten o sometan a estas expresiones de poder. Los individuos que consideran valido no definirse en género alguno pueden afirmar que son Queer, para no usar términos tales como gay, lesbiana, transexual o intersexual. No se comparte el concepto de los teóricos biológicos que enmarcan el sexo en lo anatómico y al género en lo psicológico. Patterson, (1995); Golden, (1987); Bart, (1993); Kitzinger y Wilkinson, (1995). La orientación sexual se precisa en la adolescencia y su estabilidad está sujeta a cambios y oscilaciones. * Butler, J. (1990). La sexualidad al igual que el género es el producto de una construcción social.
  38. 38. 38 El sexo es la base material o natural del género, como un concepto sociológico o cultural. Es el efecto de una concepción que se da dentro de un sistema social ya marcado por la normatividad de género. O se es masculino o se es femenino. Condición sine quanon para estar dentro del rango de normal o natural. La mujer más que un sujeto colectivo dado por hecho, es un significante activo. El género se ha estabilizado dentro de la matriz heterosexual de la sociedad y en consecuencia la heterosexualidad es la única opción válida, normal, natural y normativamente aceptable. Hablar de sexo es hablar de relaciones de poder16 *Desde tiempos inmemoriales se ha impuesto la heterosexualidad como instancia de poder preeminente, fundamentada y convalidada por la masculinidad como preferencia social dominante. Corresponden a la construcción de un imaginario social que insiste en seguir siendo primordialmente heterocentrico (Foucault, 2002). * Según Foucault, La sexualidad se transforma en discurso permanente. El estado ejerce de administrador de los cuerpos.
  39. 39. 39 7. LA DISCRIMINACIÓN ESCOLAR Y LA DIVERSIDAD SEXUAL Los estudiantes LGTBI son frecuentemente objeto de acoso, intimidación, violencia, hostigamiento y maltratos de todo tipo por parte de estudiantes, maestros, directivos, personal administrativo, padres de familia, egresados y miembros de la comunidad. Su razón no ser heterosexuales. Como consecuencia de lo anterior estos jóvenes son agresivos, contestatarios, prevenidos, controversiales y con alto grado de dolor, amargura, resentimiento y hasta culpa. También se les encuentran tímidos, tristes, deprimidos, con tendencias a causarse daño físico y al suicidio. Infortunadamente la escuela no hace, no cuenta y no propone mecanismos para tratar conflictos derivados de la intolerancia y prejuicios relacionados con orientaciones sexuales diferentes a las heterosexuales o a rasgos propios que corresponden a identidades de género no convencionales. En marzo de 2004, Katarina Tomasevski, relatora especial para el Derecho a la Educación de Naciones Unidas, en su reporte sobre Colombia se pronunció sobre el derecho a la igualdad en la escuela. Enfatizando en la necesidad de documentar oficialmente la naturaleza y alcance de la discriminación, con el fin de enfrentarla y prohibirla expresamente a través del establecimiento de políticas públicas basadas en criterios internacionales de no discriminación (García, 2007). La heterosexualidad y el machismo como estereotipo social impuesto ha marcado la pauta y el derrotero a seguir para establecer la discriminación. El hombre macho, superior, dominante, fuerte, rudo, musculado, masculino, es superior a la mujer hembra, inferior, dominada, débil, fina, estilizada, femenina. Desde esta perspectiva y en una sociedad así concebida, un hombre femenino atenta contra la cultura machista, ya que se coloca y clasifica por debajo de la mujer. Ahora si esta es inferior al hombre compararse o identificarse con ella es toda una afrenta social. Así concebida nuestra “cultura latinoamericana” siempre ha de ser una constante el rechazo hacia el reconocimiento y la validez de lo femenino a tal punto que tal tendencia persiste incluso en la comunidad gay. Un niño con ademanes femeninos es objeto de lástima y menosprecio e incluso se le violenta en el intento de corregir sus posturas y comportamientos. Su feminidad no puede ser notoria ni en el seno del hogar, del barrio y mucho menos de su escuela. Lamentablemente persiste la idea que lo natural es hombres masculinos y mujeres femeninas, sin tener en cuenta que tales conductas son impuestas, acordadas o establecidas por sociedades y culturas determinadas y no son el producto de la biología. En algunos países de Europa los hombres se saludan de beso en las mejillas.
  40. 40. 40 Afirma el Investigador Luis Ortiz Hernández17* que en general se asocia a la homosexualidad con la transgresión de los estereotipos de género: los homosexuales son pensados como varones femeninos y las lesbianas como mujeres masculinas. Existiendo, según él, dos problemas en esta asociación, siendo el primero erróneo, pues se aplicaría como regla general que todos los homosexuales son femeninos, cuando existen muchas excepciones. Y en cuanto al segundo, más importante aún, es que la asociación estaría siendo permeada por evaluaciones negativas. Por lo tanto los maltratos de los que pueden ser objeto los “niños femeninos” serían el producto de un juicio a través del cual se consideraría que está mal desviarse de las normas socioculturales. Conceptúa que esta transgresión es reproducida a través del lenguaje y los medios de comunicación. Siendo marcada con mayor énfasis en el binomio homosexual-varón femenino que cuando se trata del binomio lesbiana-mujer masculina. Se humilla, ridiculiza y agrede a un varón por ser femenino e implícitamente por ser homosexual. Igualmente entre los varones existen juegos y señas con connotaciones sexuales en los que está implícito que el varón penetrado es el pasivo o femenino y por tanto homosexual. Los varones homosexuales que son femeninos tienen mayor probabilidad de ser víctimas, en comparación con los varones homosexuales masculinos y viven de manera crónica con el temor de ser agredidos (Ortiz, 2009). El androcentrismo es el esquema de pensamiento en el que se mueve la propuesta educativa hegemónica en nuestras sociedades actuales al reproducir la cultura y los valores dominantes con juicios de valor mediatizados por los estereotipos de siempre... El patriarcado, toma de poder histórica por parte de los hombres, y el sexismo, conjunto de métodos empleados para poder mantener a un sexo dominado, son dos aspectos todavía hoy imbricados en el quehacer diario de modo tal que el modelo puede imponerse en los procesos educativos y producir discriminación contra quienes (hombre o mujer) no se adaptan al esquema dominante...” (Heras, 2005: s.p.) Los niños “amanerados”, delicados o recatados y las niñas “machorras”, intrépidas o masculinas son las presas principales para ser víctimas del bullying escolar. Ellos son objetos de burlas, empujones, exclusión, maltrato físico colectivo y constante, violencia. Algunos profesores y directivos contribuyen a su descrédito, deslegitimación y estigmatización. Siendo estos niños sospechosos potenciales, seres de los que no hay que confiar y de los que se debe esperar lo peor. * Ortiz Hernández, Luis. Profesor Investigador del Departamento de Atención a la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana de Xochimilco. México.
  41. 41. 41 No hay políticas ni estrategias claras por parte del Ministerio de Educación Nacional ni de las Secretarias de Educación con respecto al heterosexismo, la homofobia escolar y la discriminación sexual escolar. No hay un plan integral que solucione las diversas y profundas carencias que muestra. De hecho el tema de la educación sexual se aborda muy superficialmente y no se hace supervisión y vigilancia sobre el manejo que sobre el mismo se da al interior de la Institución Educativa. Los profesores y directivos poco interés prestan sobre el particular y se considera un tema tabú, escabroso y de difícil manejo. La educación sexual, afirma Pedro Carmona18*, se ha convertido en una incómoda responsabilidad que deben afrontar los profesores con escasos medios y mejor voluntad que preparación, debiendo enfrentarse ellos mismos a sus propios prejuicios personales y su propia escala de valores, no siempre concordante con la de los nuevos tiempos. Las nuevas generaciones de docentes mantienen las mismas carencias. Para Jesús Casado19** desgraciadamente los futuros maestros y maestras salen de la facultad sin apenas discutir nociones básicas sobre sexualidad o sobre cómo abordar el desarrollo afectivo-sexual en el currículo y mucho menos como gestionar la presencia de alumnos gays o alumnas lesbianas en el aula. No obstante el maestro acepta cada vez con más naturalidad la homosexualidad, e incluso viven su propia homosexualidad de forma más relajada y abierta. Implantar la asignatura de educación sexual y hablar de diversidad sexual en la escuela implica toda una reingeniería educativa, es modificar el modelo pedagógico, es ir en contra de la moral y las buenas costumbres. Significa ponerse entre la espada de la iglesia y la pared de los sectores ultraconservadores y de extrema derecha que arremeten contra todo este tipo de ideas, libertades y derechos. La falta de preparación del profesorado, el temor a ser señalado, así como el ocultamiento y los prejuicios sobre las diferencias sexuales son todavía la norma en la institución educativa. El bullying20*** homofóbico no solo es escolar también lo es social y los medios de comunicación lo ejercen disfrazado en un falso humor negro. Estas representaciones mediáticas luego son trasladadas a la escuela donde se ejercen contra los niños, niñas y adolescentes, que por su comportamiento, manera de relacionarse y/o de expresarse, contrarias a su rol de género, son motivo de agresiones, que terminan siendo legitimadas porque se emitieron en *Carmona, Pedro. Redactor, Periódico el Diagonal de España. ** Casado, Jesús. Profesor de la facultad de Magisterio de la Universidad de Sevilla. ***Bullying: Intimidación. Matoneo. El término matoneo escolar, llamado en ingles Bullying, se refiere a las actitudes tiránicas e intimidatorias de uno o más alumnos contra un estudiante. También se define como un comportamiento en el cual, de manera constante y deliberada se hace que otra persona se sienta mal, incómoda, asustada o amenazada, es de carácter constante, haciendo que aquellos alumnos se sientan intimidados e impotentes, sin poder llegar a defenderse.
  42. 42. 42 programas de amplia difusión nacional o las realizó un personaje famoso o representativo. Los estudiantes son objeto de agresión colectiva, de violencia física y psicológica. Denotándose en el lenguaje y actitudes de los agresores el reflejo de una educación machista, misógina y homofóbica recibida en el ámbito familiar, escolar y social. El bullying homofóbico no es exclusivo para estudiantes LGTBI, también se aplica a cualquier estudiante sin importar su orientación sexual, ya que se constituye en una de las formas más perversas para invisiblilizar, marginar, rechazar, degradar, minimizar y suprimir al otro o la otra. Antonio Medina, en su artículo “Ignorancia y odio, combustible del bullying homofóbico”, escribe que más allá de aspectos teóricos o conceptuales sobre si se puede o no afirmar que existe la homosexualidad infantil, la realidad es que niños y niñas son violentados física y psicológicamente antes de saber cuál es su orientación sexual, y muchas veces es precisamente en la escuela donde se refuerzan las actitudes estigmatizantes hacia eso que no se explican, pero que saben que vive en ellos (Medina, 2010). En una entrevista realizada por el periódico español Diagonal a Pedro Machado21*, este afirma que el sistema educativo sigue caracterizado por el biologicismo en ciencias Naturales, donde no se abordan los aspectos afectivos ni el deseo sexual, y se circunscribe la materia a la heterosexualidad y a los aparatos reproductores. Su enfoque es moralizante y religioso condenándola a una desviación censurable. En las asignaturas de literatura, historia o arte se le minimiza o invisibliliza aun esta constituya tema central del contenido. El heterosexismo del currículo oculto generalizado en las Instituciones Educativas se encarga del resto. A la homosexualidad se la crítica, se la caracteriza o se la ignora. La oposición de los padres y madres, la ausencia de textos y materiales didácticos y la falta de preparación de docentes y directivos convierten el tema en un esfuerzo vano. El colegio es uno de los lugares más homofóbicos de la sociedad. Como resultado de la violencia escolar por motivos homofóbicos se provoca absentismo o abandono escolar, insuficiente rendimiento académico, mortalidad académica, secuelas irreparables en la conformación de personalidad y en caso extremo la muerte (Carmona, 2007). * Machado, Pedro. Responsable de enseñanza del sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Euskadi. STEE-EILAS; activista del Movimiento de Liberación Gay del País Vasco. EHGAM; autor del primer estudio sobre homofobia en la escuela en el estado español (1998); especialista en temática LGTBI en las aulas.
  43. 43. 43 8. CASO PARTICULAR En una mañana del mes de mayo de 2009, al interior de la Institución Educativa, se sucedió gran alboroto. La razón un joven de sexo masculino del grado noveno se presentó a la Institución, la recorrió y asistió a las clases con pintalabios en su boca. El profesor lo sacó de clase, lo condujo a la Coordinación, luego a la Rectoría y se escucharon murmullos sobre sanciones, expulsiones. Se oían términos como falta grave, descaro, desfachatez. La actitud del estudiante fue definida como irreverente e irrespetuosa. Algunos estudiantes se burlaron de lo sucedido, otros apoyaban que lo echaran, para otros fue indiferente la situación y sus amigas y amigos lo apoyaron. Los profesores respaldaron a las directivas y señalaron que tales actos no se podían permitir, ya que eran causa de mal ejemplo. La madre del niño vino en auxilio de su hijo y clamó porque se le respetara su condición sexual, entretanto otros padres llegaron presurosos a exigir la salida y de ser posible la expulsión del joven ya que ponía en peligro a los compañeritos de curso y podía inducir a que otros niños se volvieran amanerados. En términos generales y tomando como base esta situación que forma parte de la cotidianidad escolar, se consideró este referente para a partir de él hacer una construcción pedagógica definida en un caso didáctico que permitiera a través de esta metodología generar dinámicas pedagógicas que faciliten y sean eficientes y efectivas para la enseñanza de los derechos humanos teniendo como base una confrontación de derechos generada por situaciones particulares, vivencias y eventos que a diario acontecen y que están cargados de una gran dosis de discriminación y vulneración de derechos al interior de la Institución educativa. Para el presente trabajo de grado se ha tomado como referente la discriminación sexual de género y de diversidad sexual, siendo esta la de mayor incidencia en los casos de homofobia y de bullying escolar. Se referencia a continuación y en primer término un escrito elaborado por el protagonista de la situación, documento en el cual se percibe su humanidad, sensibilidad y afecto. En segundo término la descripción detalla el caso motivo de inconformidad y de confrontación de derechos.
  44. 44. 44 9. GAY BOOK (DIARIO DE UN GAY) 22 * Tengo diecisiete años, vivo en una ciudad de torres blancas y aromas de café. ¿Que Cómo es mi nombre? Pues lo diré sin más preámbulos… mi nombre es Sergio Enciso. ¿Te llevas una sorpresa? Esta no es más que la historia de vida de un homosexual, así que aconsejo que los homofóbicos lean hasta este punto, si no quieren terminar de cabeza en el retrete vomitando. No tengo nada en contra de quienes nos odian, simplemente pienso que son tan cobardes de aceptar algo que se supone que a ellos no les debe afectar. Para mí un homofóbico no es más que una persona que se cree tan débil como para alejar de su vida a los „Gays‟ y temen que si tuvieran cierto tipo de relación con ellos, hasta les llegaría a llamar la atención. Un homofóbico por ser como es, teme a que su vida se convierta en un desastre y termina por privarse a sí mismo de hacer cosas que seguro ha considerado hacer alguna vez o simplemente sabe que le gustan pero no lo acepta. Qué fácil es encontrar gente ignorante en la calle que se burle de un gay, pero seguro que nunca se han tratado de poner es su lugar y pensar que es algo que nace con uno y nada ni nadie lo puede cambiar, ni siquiera uno mismo así ponga toda su voluntad. Entiendo que alguien no comparta la idea de meterse sentimentalmente con alguien de su mismo sexo, pero los homosexuales se encuentran en todo lugar y si tú te sientes tan seguro de tu sexualidad, ¿Por qué le huyes a ellos? Muy buena pregunta. Es increíble todo el daño moral que diariamente reciben las personas con una distinta condición sexual, lo digo precisamente porque hace parte de mi diario vivir. Mi vida se ha visto rodeada siempre de gente ignorante e intolerante de quienes recibo día a día miradas y comentarios, que hieren mi corazón, mi alma y mi cabeza, pero que al mismo tiempo me dan valor y certeza que la vida y el destino tienen preparado en un futuro algo muy bueno para mí. Recuerdo mi infancia un poco irónica, solía llegar diariamente a mi escuela primaria, siempre a la hora indicada y lleno de ánimos por aprender, con mi morral de superhéroe en mi espalda elegido por mi papá, que me hacía ver justo como él quería, como un varón. Ni siquiera alcanzaba a aproximarme completamente a la puerta de mi aula de clases y ya empezaban los comentarios y miradas de mis compañeros y sus padres, que yo interpretaba como atropellos y disparos a mi corazón. Con la mirada hacia el suelo y arrepentido como si hubiera hecho algo malo, entraba a aquel sitio frío y pesado en el que nunca me sentí a gusto. Acostumbraba a sentarme en la primera fila, junto a una niña de cabello muy largo y con la voz un poco gruesa, a quien nunca le prestaba atención, a mi lado derecho un niño, delgado y alto, ojos oscuros y piel blanca, no podía evitar sentirme atraído, ni dejar de mirarlo. Me encantaba asistir allí cada día sin importar por lo que tuviera que pasar, tan sólo por ver una vez más a aquel * DIARIO PERSONAL. Anotación parcial del diario de un estudiante de la Institución educativa. Se omite el nombre de la IE para proteger la su identidad y la intimidad del adolescente.
  45. 45. 45 niño de mirada penetrante y al mismo tiempo dulce, que cada vez me llamaba más la atención.
  46. 46. 46 10.“THE BOY OF LIPSTICK” (EL CHICO DEL PINTALABIOS)23* El profesor de la clase de educación física envía a coordinación a un estudiante, amenazando no volverlo a recibir si vuelve a presentarse con pintura labial en su boca. El coordinador de la institución recrimina al joven por cuanto está desarrollando acciones que van contra las reglas establecidas en el manual de convivencia y de los cánones sociales, atentando contra la normalidad y moral institucional. Los compañeros de clase llevan el comentario a casa de la situación sucedida en la asignatura señalada, lo cual hace que algunos de los padres de estos estudiantes envíen cartas al rector solicitando el retiro ipsofacto del estudiante so pena de retirar a los suyos ante el evento de no escarmentarlo con la expulsión, por cuanto consideran que este joven puede inducir a sus hijos a conductas similares o a desviaciones y aberraciones sexuales. En la emisora de la municipalidad se difunde lo sucedido y el estudiante es repudiado y señalado por los moradores de la localidad. El estudiante en el colegio es motivo de burlas y ridiculizaciones por parte de la gran mayoría de sus compañeros y algunos más atrevidos le lanzan guijarros y hacen uso de toda clase de motes, remoquetes y apelativos denigrantes. Poniendo en riesgo su integridad física y maltratándosele sicológica, moral y socialmente. Los padres del afectado acuden a la institución educativa en procura de justicia y tolerancia y reciben, a cambio, de manos de la rectora una resolución de expulsión motivada por la decisión unánime del consejo directivo de sancionar al estudiante con la máxima pena, por conducta inmoral y poner en riesgo la disciplina, la moral y las buenas costumbres de los estudiantes de la institución. El estudiante alega no haber quebrantado ninguna norma, ni haberle causado daño alguno a ningún miembro de la comunidad. En el manual de convivencia dice textualmente que “el uso de maquillaje, prendas y accesorios debe ser suave, discreto, nada extravagante, ni provocador”. En ninguna parte reza que tal medida es exclusiva para las niñas estudiantes y excluyente para los niños. El coordinador argumenta que se sobre entiende a que población va dirigida la medida. El estudiante exige que le sea explicado en qué manera un poco de labial afecta su desempeño en la clase de educación física o en alguna otra, a lo que se le responde que va en contra de la uniformidad, el decoro y la sana convivencia. El estudiante alega de qué manera se sucede esto y las respuestas son ambiguas y evasivas. Los padres de familia censuran al docente y a los directivos por el trato injusto e inhumano que le han dado a su hijo, al punto de colocar lo sucedido en la picota pública, haciendo que su hijo sea objeto de señalamientos, discriminaciones e intolerancias. Producto de lo sucedido, la * EL CHICO DEL PINTALABIOS. Nombre dado al caso real ocurrido en la Institución Educativa y sobre la cual se ha elaborado el caso didáctico.
  47. 47. 47 comunidad se fracciona en sus opiniones, la mayoría respalda la decisión de las directivas, una minoría critica la medida y otra minoría se mantiene al margen de la situación. Posteriormente, en una asamblea de padres de familia, se exponen cartas de estudiantes que señalan al profesor de Educación física de maltratar a los niños utilizando apelativos de niñitas, nenitas, mariquitas, etc.… cuando los estudiantes varones no pueden cumplir con los deberes de la asignatura y relatan otra situación así: “…nos encontrábamos en las últimas horas de clase, todos dispuestos a la clase de Educación Física, como era de suponerse en aquel maestro de la asignatura, la homosexualidad le causaba risa o sencillamente lo tomaba como una manera ridícula de hacer comentarios. Se reía en medio del juego que nosotros estábamos protagonizando cuando era el momento de tomarse de la mano dos hombres, hacia sus comentarios al respecto y aunque no fueran para mí, definitivamente podía sentirme afectado por sus palabras estúpidas.” (comunicación personal, 2012) Aún recuerdo las palabras que utilizó al terminar el juego cuando aún faltaba tiempo para finalizar la clase y uno de mis compañeros que estaba sentado a mi lado le preguntó – ¿Y AHORA QUE VAMOS A HACER PROFESOR?, sencillamente dijo, -¿USTED Y YO? Nada porque nos ven y nos sacan chismes, mejor quédese ahí con Paco24*… Sencillamente lo ignoré aunque fue muy incómodo e irónico soportarlo, decidió llevarnos a la sala de deportes para explicarnos en el tablero como se hace un sistema de eliminación para un campeonato de algún deporte. Mientras esto ocurría mi compañero antes mencionado se inclinó a mí para preguntarme en voz baja si estaba entendiendo, esta vez el profesor voltea y se da cuenta que somos nosotros y levantando la ceja nos dice en frente de todos, - ¡AH QUE BIEN! SI SE TRATA DE USTEDES DOS, SI QUIEREN LES DOY PERMISO PARA QUE VAYAN A HABLAR AFUERA, O MEJOR LES PRESTO EL BAÑO, ES MEJOR PORQUE AHÍ TENGO UNAS COLCHONETAS. Otra carta denuncia a este profesor de ridiculizar y agredir a los estudiantes tirando de los accesorios que estos portan, aduciendo que los piercing son “cosas de maricas para maricones”, señalan los denunciantes que así mismo algunas profesoras discriminan con bajas calificaciones y notas y con comentarios malintencionados a los niños homosexuales o de ademanes afeminados, son permisivos y condescendientes con las burlas, remoquetes y acciones que emprenden contra estos y lideran campañas sórdidas para que sean marginados, segregados y excluidos de la institución. Se puso en conocimiento de la comunidad que hasta un docente es víctima de tales prejuicios e infamias por su condición homosexual y se le mira con recelo y a la expectativa, recomendándoles a algunos padres de familia no aceptar que sus hijos reciban clases de este docente, por cuanto “es ponerlos en un riesgo inminente”. Razón por la cual el profesor se abstiene de participar en * PACO: nombre ficticio. Empleado para ocultar la identidad del menor.
  48. 48. 48 actos públicos y eventos sociales de convivencia con la comunidad o que exijan interacción y/o integración entre las partes. En la misma asamblea de padres, se da a conocer una carta de una madre de familia que exige la acción de la institución ya que considera que otra niña está convirtiendo a su hija en lesbiana, ya que de un tiempo para acá la niña sólo quiere estar con esta otra niña de la cual todo el mundo conoce su condición homosexual y la cual sin ningún recato y con toda la desfachatez la presenta como su novia. Incluso ha agredido a otras niñas que se le acercan a su novia, siendo repetidas y cotidianas estas escenas de celos.

×