CLAUN EN LOS NIÑOS

110 views

Published on

Claun en los niños

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

CLAUN EN LOS NIÑOS

  1. 1. ​ ​CLOWN EN LOS NIÑOS                        El clown ​es el payaso nos hace reír, sentir y reflexionar con su visión del mundo y sus                                    intentos de posarse por encima de sus fracasos. Nos muestra su vulnerabilidad sin tapujos,                            y eso lo hace humano y nos hace sentirlo cercano, ​intenta parecerse a los demás, trata de                                  “ser normal” pues cree que así lo aceptarán y lo amarán, lo cual es una de sus principales                                    motivaciones: el clown quiere ser amado por el público, quiere que sean sus amigos.                            Habrás oído en más de una ocasión la frase “todos tenemos un payaso dentro”.                            Obviamente es una metáfora, la cosa no es como en la viñeta de debajo pero sí que es                                    verdad que el payaso de cada uno es distinto, tiene sus peculiaridades que lo hacen único y                                  por eso podemos decir que “tenemos un payaso dentro”.    Los niños entre unos cuantos meses y 4 años son 100% clowns, podemos aprender mucho                              de ellos, pues tienen el “timing”, la ingenuidad y algunas de las más importantes pautas                              básicas del clown de forma natural. De hecho pueden establecer muchos paralelismos entre                          un payaso y un niño. aquí algunos ejemplos:  1­ ​Quieren ser amados por sus padres y en general por el mundo entero (el clown por el                                    público)  2­ ​Quieren ser como los adultos y tratan de imitarlos (el clown hace lo mismo, desea                                integrarse e intentará parecerse a la gente “adulta y normal”)  3­ ​Son espontáneos y no tienen sentido del ridículo.  4­ ​Expresan sus emociones sin ponerles límite y pueden pasar instantáneamente de una a                            otra.  5­ ​Si un niño de esa edad está por ejemplo golpeando con un juguete un mueble, parará un                                    momento para mirar a su papá o mamá (compartir con el público), si sus papas se ríen…                                  buena onda (éxito) eso significa que hay que seguir golpeando el juguete, si no ríen                              (fracaso) hay que golpearlo con más fuerza o bien buscar otra vía, quizás ir a golpear otro                                  mueble, o golpear el mismo mueble con otro juguete. A los niños les gusta ser observados                               
  2. 2. (al payaso también) y, al igual que el payaso con el público, la actitud del niño dependerá de                                    la reacción del adulto cuando el niño lo mire buscando su complicidad.  6­ ​En general, si los riñes no se defenderán, a lo sumo llorarán o se sentirán en evidencia,                                    pero seguramente se vengarán más tarde quizás con su actitud hacia ti, o quizás haciendo                              una trastada aún mayor. El payaso no se defiende ante un “ataque”, y menos de la                                autoridad, pero luego puede vengarse.  7­ ​Son tremendamente curiosos y cualquier cosa puede sorprenderlos y alucinarlos                      (capacidad de asombro).  8­ ​Si les regalas un juguete carísimo pueden sacarlo de la caja, dejarlo a un lado, y pasarse                                    horas jugando con la caja y el envoltorio (el mundo al revés).     Entre los beneficios más importantes que tiene la enseñanza del clown  en los niños están:     ● Capacidad para retener diálogos e información.  ● Mejoramiento de la dicción.   ● Aprenden a conocer y controlar sus emociones.  ● Siguen indicaciones y descubren la disciplina.  ● Ayudar en la socialización de los niños,              principalmente a los que tienen dificultad para              comunicarse.   ● Mejorar la concentración y la atención de los                niños.  ● Fomentar el uso de los​ sentidos de los niños​.  ●  Estimulación de la imaginación.  ● Potenciación de la creatividad.  ● Hacer que los niños sientan más seguridad.  ● Fortalecer el amor a sí mismos (autoestima),              desarrollando sutilmente su capacidad afectiva, teniendo como punto de partida "el                      respeto" a sí y a los otros.  ● Crear un espacio donde niños puedan desinhibirse e integrarse con el grupo,  ● Desarrollar su sensibilidad imaginativa y creativa estimulando pensamiento mágico –                    lúdico “un mundo de sueños y personajes para los niños.  ● Rescatar el juego de movimiento espontáneo frente al ataque de la televisión y los                            videojuegos.    
  3. 3. ● Juegos para desestresarnos y sentirnos bien, perder la vergüenza delante de los                        compañeros, romper el hielo y olvidarnos de los problemas.  ● Dinámicas para desestresarnos y comprender lo fácil ( e útil) que es: juegos con                            misiones de cierta dificultad donde siempre habrá quien fracase o no consiga el                          objetivo.  ● Adquisición de confianza y capacidad de trabajo en equipo: cerraremos los ojos                        mientras nuestra pareja nos guía caminando, corriendo y saltando entre la multitud.                        Nuestra pareja hará todo lo posible por que no nos choquemos.  ● Descubrimiento de nuestro propio humor. Representa una parte muy importante del                      taller donde además se trabaja en las técnicas propias del clown desde el punto de                              vista artístico, mediante la improvisación teatral y ejercicios de clown.  ● Mejorar la comunicación con las personas desde la sinceridad y la autenticidad                        personal: se forma un círculo y cada componente se pasea uno por uno mirando                            fijamente a los ojos de su compañero procurando conectar con alguno en concreto.                          Después deberá identificar a la persona con la que piense que más ha conectado y                              que puede que también haya coincidido en su elección.    La mejor edad para impartir estas clases de clown en los niños es a partir de los 6 o 7 años,                                          porque a esta edad podrá leer y entender, sin embargo desde los 3 años los pequeñitos                                absorbe como esponja las indicaciones y pueden seguirlas. Esto los ayuda a desarrollar la                            capacidad de inventar juegos y aprender a jugar solos con sus juguetes en casa.  Es importante que los padres entiendan que el hecho de que el niño empiece a actuar no                                  quiere decir que él se convertirá necesariamente en un gran actor. A esa corta edad, más                                que una disciplina, se trata de jugar. Es por eso que no se les debe presionar ni exigir de                                      más.     

×