Prácticas para la Sostenibilidad Agraria

2,301 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Prácticas para la Sostenibilidad Agraria

  1. 1. Manuales deDesarrollo Sostenible5. Prácticas para laSostenibilidad Agraria
  2. 2. Este manual está impreso con papeles reciclados y ecológicos,altamente sostenibles; cubierta en papel estucado mate Ikonorex Silk y páginas interiores en papel Cyclus Offset reciclado.Con la colaboración de SEO/BirdLife (Coordinación: Ana Carricondo)La Fundación Banco Santander no se haceresponsable de las opiniones vertidas por los autores.Prohibida la reproducción total o parcial de estapublicación sin autorización de la empresa editora.© Para esta edición y todas las restantes: Fundación Banco Santander del texto: Ana Vega, Belén Garrido, Mercedes Alos, Dolores Hedo, Belén Cotes, Ana Carricondo, Carlos Hernáez y Jesús PinillaClaudia Shuster, Ernesto Álvarez y Fernando Garcés. de las fotografías: Alberto Fernández (WWF/Adena), Alberto Rot, Carlos Sanz, Fabricio Pardo, Fernando Barrio, Cristina Barros, Jorge Garzón y SEO/BirdLifeFoto portada:Vega cultivada con paisaje de mosaico, San Pantaleón de Losa (Burgos), Carlos SanzDepósito legal: M-52310-2007ISBN: 978-84-89913-88-2Impreso en España / Printed in SpainDiseño editorial: Investigación Gráfica, S.A. / Alberto CorazónImprime: Leader Printing, S.L.
  3. 3. Presentación Dedicamos este quinto Manual de Desarrollo Sostenible a las “Prácticas para la Sostenibilidad Agraria” con la intención de hacer tangible nuestro apoyo a esta actividad básica del queha- cer económico, ya que las tareas agrarias realizadas con criterios sostenibles son fundamen- tales para la conservación y buen funcionamiento de los ecosistemas antropizados. Si desde la aparición de la agricultura ésta ha sido decisiva para la evolución humana y el avance de la civilización, en los momentos presentes su papel troncal cobra un nuevo vigor. Ya no se trata sólo de producir alimentos; la aparición y aceptación del concepto “multi- funcionalidad” resalta, además de su función primera como proveedora de sustento, unas nuevas potencialidades en otros aspectos no menos importantes para la continuidad de los ciclos vitales tanto del hombre como del resto de la biosfera. En esta nueva situación, cuidar la tierra y los ganados mediante un manejo sostenible, conservar y utilizar las masas forestales con criterios de continuidad son retos, pero también enormes oportunidades que se abren ante los profesionales del agro. La sociedad en su conjunto debe auspiciar y respaldar esta tarea de desarrollar la actividad agraria de forma sostenible, pues a todos concierne que se lleve a cabo lo mejor posible y de sus buenos resultados se benefician y beneficiarán no sólo los que han hecho de ella su modo de vida. Para ayudar a alcanzar estos fines, el contenido de esta publicación –realizado por SEO/BirdLife con el buen criterio y rigor habitual en esta organización– pretende resaltar que no sólo es necesario, sino también posible, conseguir un triple objetivo en la actividad agraria: ser económicamente viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente respetuosa. Fundación Banco Santander
  4. 4. Índice Introducción ............................................................................................................................. 6 ¿Qué son las prácticas agrarias sostenibles? .................................................................... 7 Valores y funciones. Beneficios ............................................................................................ 9 Criterios básicos para la actividad agraria sostenible .................................................... 11 Buenas prácticas para la conservación de aguas, suelos y aire ............................. 12 Buenas prácticas para la protección de hábitats y especies .................................. 24 Buenas prácticas para garantizar la salud de productores y consumidores ........................................................................................................ 30 Ejemplos de prácticas agrarias sostenibles ....................................................................... 39 El arroz ecológico de Riet Vell ...................................................................................... 40 Proyecto EUREPGAP ...................................................................................................... 43 Proyecto LIFE. Hagar ....................................................................................................... 46 Proyecto LIFE. Un nuevo modelo de gestión en la ZEPA La Serena y Sierras Periféricas (Badajoz) ........................................................... 49 Agroquivir ambiental ....................................................................................................... 52 Acuerdo balear de prácticas agrarias sostenibles .................................................... 53 Estudio “Influencia del sistema de manejo del suelo sobre la contaminación de las aguas en el olivar ecológico” ..................................................................... 56 Instrumentos financieros que facilitan el desarrollo de actividades agrarias sostenibles ..................................................................................... 57 Bibliografía ................................................................................................................................ 61 Webs .......................................................................................................................................... 62
  5. 5. Introducción pone en peligro la propia productividad y rentabilidad de las explotaciones. Además, la pérdida de calidad en muchos espaciosEn el conjunto de actividades agrarias se agrarios ha tenido un efecto negativo paraengloba un amplio abanico de tareas, com- la conservación de la naturaleza en su sen-prendidas en el sector primario del queha- tido más amplio, que hoy por hoy constitu-cer económico, que se valen de la explota- ye un valor fundamental para mantener yción directa de los recursos naturales con la diversificar la economía rural.finalidad primordial de producir alimentos y,en menor medida, otros productos como la Más del 50% de la superficie del país tienemadera o, recientemente, agrocombustibles. usos relacionados con el sector agrario y unEstas actividades pueden dividirse en tres 30% más se relaciona con el sector forestal.grandes áreas: agricultura, ganadería y silvi- Estas cifras ponen de manifiesto el alcancecultura, entre las que, no obstante, existen territorial que las actividades agrarias tienenintensos vínculos estructurales. en España. Vistas las consecuencias de algunas prácticas, la necesidad de mejorarPuesto que el objetivo último de estas acti- y mantener la calidad de los recursos natu-vidades es generar bienes de primera nece- rales y de los productos agrarios está yasidad, los criterios que han imperado tradi- ampliamente reconocida, existiendo uncionalmente en su gestión han sido los de completo marco normativo que estableceobtener el máximo rendimiento producti- los objetivos de calidad para los recursosvo. Sin embargo, desde el punto de vista básicos (i.e. aguas, suelos y aire) e introduceambiental, los efectos de esta lógica pro- actuaciones específicas para conseguirlos.ductivista han sido y están siendo muyimpactantes en todo el mundo. Si bien el La publicación de este Manual pretendeimpacto de la agricultura, la ganadería y la contribuir a divulgar aquellas actuacionessilvicultura se remonta al origen mismo de que, sin perder de vista la rentabilidad eco-estas actividades, la escala alcanzada y los nómica de las explotaciones, permitenavances tecnológicos han hecho que algu- compatibilizar las actividades agrarias connas prácticas aplicadas en las últimas déca- la preservación de la biodiversidad y ladas estén llevando al medio rural a una calidad de los recursos naturales y delsituación de tal degradación ambiental de medio ambiente en nuestros campos. Sólolos sistemas sobre los que se asienta, que de esta manera será posible hacer realidad 6
  6. 6. El enfoque de las páginas que siguen es eminentemente práctico. Pretende ofre- cer a agricultores y ganaderos, organiza- ciones profesionales agrarias, grupos de desarrollo local, asociaciones conserva- cionistas y personas físicas o entidades interesadas en cuestiones medioambien- tales, información básica sobre las prácti- cas respetuosas con el medio ambiente que favorezcan la sostenibilidad a largo plazo de las actividades agrarias. En el texto, el lector encontrará definidos los principales conceptos, numerosas refe- rencias acerca de diversas fuentes de información donde poder profundizar en los temas tratados, así como un buenPaisaje agrario en mosaico, los objetivos de sostenibilidad de la pro- número de ejemplos prácticos queEl Recuenco (Guadalajara) ducción agraria en el plano medioambien- pueden ser extrapolables a nuevas situa- tal y, por extensión, en el económico y ciones. Además, se ofrece información social. sobre los principales instrumentos finan- cieros, actual o próximamente disponi- Pero los beneficios derivados de la aplica- bles en España, que apoyan la puesta en ción de estas prácticas van más allá de la práctica de este tipo de actuaciones con mejora de la calidad ambiental y la garantía las mayores garantías de éxito. de conservación del medio natural. En algu- nos casos, están diseñadas específicamente para obtener productos de calidad con un componente de protección ambiental que ¿Qué son las prácticas aumentan la rentabilidad económica de las explotaciones, ya que se confiere un valor agrarias sostenibles? 1. FAO: Food and Agriculture Organization, Organización añadido a la producción, que actúa como 1 para la Agricultura una ventaja competitiva en la comercializa- Según los criterios de la FAO (Manual del y la Alimentación de las Naciones Unidas ción frente a otros productos. Capacitador FAO, vol. 1, “Temas de sosteni- 7
  7. 7. bilidad en políticas de desarrollo agrícola y ción y la correcta gestión de los residuosrural”, 1995), el desarrollo sostenible se que allí se generan.basa en el manejo y conservación de losrecursos naturales, así como de la tecnolo- Dada la creciente sensibilidad de la opi-gía y otros recursos institucionales, de tal nión pública hacia las consecuencias nega-manera que se garantice de forma perma- tivas de la actividad agraria sobre el medionente la satisfacción de las necesidades ambiente y la salud, uno de los principalesde las generaciones presentes y futuras. retos a los que se enfrenta esta activi-Este tipo de prácticas en la actividad agra- dad es, precisamente, lograr la aceptaciónria, conservan la tierra, el agua, los recursos generalizada de este tipo de prácticas sos-genéticos animales y vegetales, son ambien- tenibles por parte de los productores, asítalmente no degradantes, técnicamente como su adecuado reconocimiento porapropiadas, económicamente viables y parte de la sociedad en su conjunto. Porsocialmente aceptables. tanto, como compromisos clave asociados a las prácticas sostenibles, los productoresAsí, se pueden definir las prácticas agra- deben:rias sostenibles como aquellas que, garan-tizando la seguridad y calidad de vida de • Mantener la confianza de los consumido-los trabajadores del campo, permiten res respecto a la calidad y la seguridadgenerar sus productos de forma saludable alimentaria.para los consumidores, sin comprometer • Minimizar el impacto desfavorable sobrela continuidad a largo plazo, tanto de la el medio ambiente, preservando la flora,propia actividad como de los procesos la fauna y la integridad de los ciclos bio-naturales que la sustentan, y sin poner en lógicos.riesgo la diversidad biológica de los siste- • Minimizar y hacer un uso racional de losmas donde se producen. Se trata, por productos agroquímicos.tanto, de un conjunto de medidas aplica- • Asegurar una actitud responsable frentedas a la gestión agraria que conjugan la a la salud y a la seguridad de los trabaja-productividad con el respeto a las perso- dores agrarios.nas y al entorno, y abarcan desde el usode semillas, la fertilización y el uso deproductos fitosanitarios, hasta la salud ehigiene de quienes trabajan en la explota- 8
  8. 8. Concentración de cigüeñas enuna dehesa Valores y funciones. partículas del suelo, por lo que es deseable un cambio a laboreo en el sentido de las Beneficios curvas de nivel. Otro factor clave para el mantenimiento de la capacidad productiva Las buenas prácticas agrarias permiten de los suelos es su estructura y fertilidad, promover una agricultura y ganadería sos- que pueden ser alteradas si se utilizan tenibles, contribuyendo a un mejor desa- maquinaria y aperos demasiado pesados, o rrollo medioambiental y social, presente y si hay exceso de laboreo o sobrepastoreo, futuro, tanto a escala nacional como global. en el caso de la ganadería. Entre los problemas ambientales vincula- La quema de rastrojos, aún muy extendida dos a las prácticas agrarias convencionales, en muchas regiones españolas, tiene tam- destaca la erosión y pérdida de suelo fértil, bién un balance neto negativo para la pro- que se agrava en zonas de pendiente. La ductividad de los suelos, además de des- práctica del laboreo a favor de pendiente, truir zonas de refugio y alimentación para que con frecuencia se ha llevado y aún se la fauna silvestre, suponer un riesgo de lleva a cabo, ha contribuido a incrementar incendios y aumentar la contaminación del la escorrentía superficial y el arrastre de aire por CO2. Sus impactos perjudiciales 9
  9. 9. no están en absoluto compensados por los empleado, abandonando prácticas como elbeneficios que reporta, por lo que debería riego “a manta” y utilizando sistemas másabandonarse su práctica. eficientes en las horas de menor evapo- transpiración.El aumento del uso e incorrecta aplicaciónde fertilizantes químicos ha llegado a un El sector ganadero también incluye prácti-punto de saturación en muchos casos, en cas que afectan a la calidad ambiental. Porlos que ya no incrementan la productivi- ejemplo, si los estiércoles y purines sedad, y, sin embargo, se ha convertido, junto almacenan sin impermeabilización ni espa-con los productos fitosanitarios y biocidas, cio suficientes, o se aplican sobre el terre-en la principal fuente de contaminación no en altas concentraciones y en épocasagraria de las masas de agua (especialmen- inadecuadas, se pueden generar problemaste en el caso de terrenos de regadío) y de de contaminación de suelos y aguas, espe-los suelos. Entre otros efectos negativos, el cialmente graves cuando se trata de verti-exceso de estos productos disminuye la dos directos, y sin tratamiento previo, aactividad biológica de los suelos y elimina cauces de ríos o arroyos o a terrenos mar-los enemigos naturales de las plagas o ginales.agentes esenciales para la agricultura, comolos insectos polinizadores. Además, pueden La calidad del aire tampoco queda al mar-aparecer residuos en cantidades inacepta- gen de las actividades agrarias. Junto con lables en el producto final, con la consiguien- quema de rastrojos, el uso de maquinariate pérdida de calidad y aumento del riesgo con motores de combustión provoca emi-alimentario, sobre todo para el consumo siones de gases, y también de polvo y ruido.en fresco, en especial de frutas y hortalizas. A esto hay que añadir el arrastre por el viento de las sustancias nocivas, proceden-El sector agrícola es el mayor consumidor tes de las materias activas de los fitosanita-de agua en España, y por tanto es respon- rios y fertilizantes.Y todas estas emisionessable frente al resto de la sociedad de una en su conjunto contribuyen a una disminu-gestión eficiente que evite el consumo des- ción de la calidad del aire.pilfarrador y la pérdida de calidad delrecurso. Así, las prácticas agrarias deben Por ejemplo, en el caso de los humedales,perseguir el mantenimiento de la calidad de la mayor amenaza para su conservaciónlas aguas y la reducción en el volumen total tiene su origen en la contaminación de 10
  10. 10. aguas superficiales y subterráneas, derivada Criterios básicos para lade una agricultura intensiva y prácticasagrarias a menudo mal programadas. Otros actividad agraria sosteniblehábitats, como los sotos y riberas, han vistoreducida su extensión como consecuencia Se enumeran a continuación los objetivosde la ocupación directa, la canalización de primordiales de las prácticas que puedencauces o la contaminación por aportes permitir el desarrollo de una agricultura,desde campos colindantes. En general, las ganadería y silvicultura más sostenibles:transformaciones drásticas vinculadas a laactividad agraria (ej. transformación a rega- • Conservación del suelo. El suelo represen-dío, concentración parcelaria, abandono de ta el almacén de nutrientes y agua parala alternancia de cultivos, intensificación) las cosechas y pastos. Por este motivo,han mermado y degradado la variedad y hay que impedir la pérdida de suelo fér-complejidad de los sistemas agrarios y, por til (erosión), problema que se ve agrava-tanto, se ha reducido la diversidad biológi- do en zonas de pendiente, y conservarca asociada a ellos. Como consecuencia, y mejorar su capacidad de retención yestos sistemas resultan seriamente daña- su contenido en materia orgánica (fer-dos ya que, entre otras cosas, se pierde tilidad).suelo fértil, disminuye la disponibilidad de • Conservación del agua, en cantidad y cali-agua, es más difícil el control de plagas y la dad. El agua es el factor más influyente encalidad del producto final disminuye. el proceso de producción agraria y, con-Efectos similares resultan también de la secuentemente, el más preciado. Por ello,mala práctica silvícola y de la fragmentación es necesaria una utilización eficiente dede las masas forestales. este recurso esencial.Además, es impres- cindible adoptar medidas para evitar suAnte esta situación de numerosos impactos contaminación, tanto en superficie comonegativos de las prácticas agrarias conven- en las masas subterráneas.cionales, la introducción de algunos criterios • Conservación de la calidad aire. Muchaspara modificarlas favorecerá el giro hacia la de las actividades agrarias tienen unasostenibilidad de la actividad, permitiendo, influencia directa sobre la calidad delentre otras cosas, el mantenimiento de la aire y la acumulación de gases de efec-integridad de los ecosistemas y la conserva- to invernadero (GEIs). Se deben adop-ción de su capacidad productiva. tar las medidas necesarias para minimi- 11
  11. 11. zar los impactos sobre este medio, Buenas prácticas para la fomentando el ahorro y la eficiencia conservación de aguas, energética, el uso de energías renova- suelos y aire bles y la valorización energética de los residuos; así como la reducción en el Las buenas prácticas agrarias, en relación consuno de agroquímicos, ya que su con la conservación de estos recursos, producción constituye la mayor causa deben perseguir tres fines prioritarios: indirecta de emisión de GEIs de la acti- vidad agraria; y la eliminación de la • Disminuir el riesgo de erosión y de quema de rastrojos, que supone tam- degradación física del suelo. bién una importante fuente de dióxido • Conservar o mejorar la capacidad de de carbono (CO2). retención del suelo y su fertilidad, man-• Conservación de la biodiversidad. La biodi- teniéndola en el tiempo. versidad, de flora y fauna, es un patrimo- • Reducir o evitar la contaminación debida nio global que debe también considerar- a sustancias tóxicas y metales contenidos se como local. El estado de conservación en los fertilizantes y productos fitosani- de los hábitats naturales y seminaturales tarios, y a la emisión de gases. está, en muchos casos, muy relacionado con las prácticas agrarias. Igualmente, Además, las prácticas orientadas a estos las prácticas silvícolas agresivas afectan objetivos influyen positivamente también negativamente a la conservación de en cuestiones de seguridad agroalimenta- determinadas especies. ria. Se detalla, a continuación, en qué con-• Garantizar la salud de productores y con- sisten las prácticas que pueden contribuir a sumidores. La seguridad agroalimentaria estos fines. constituye un pilar esencial de este sec- tor productivo pues afecta directamente Laboreo y cultivo adecuados a la salud pública, tanto de productores y según las líneas de nivel como de consumidores. Las prácticas de laboreo deben adaptarse (eligiendo el momento, el tipo de apero, la profundidad, etc.) a las distintas situacio- nes climatológicas y edafológicas. En gene- ral, es recomendable la reducción de la profundidad e intensidad de las labores y 12
  12. 12. cidad productiva por impedir la penetra- ción del agua y las raíces. En algunos casos, el laboreo convencional puede sustituirse por prácticas alternativas, como el laboreo mínimo o la siembra directa. Estas prácticas, agrupadas bajo el nombre de laboreo de conservación, tie- nen en común el mantenimiento de una cantidad de residuos del cultivo anterior (entre el 20 y el 30%) sobre la superficie del terreno, y el empleo de herbicidas para el control de adventicias de baja toxicidad. El laboreo de conservación disminuye el número de labores y la permanencia de la maquinaria en las parcelas, se reduce elCultivo en fajas en viñedo el uso de aperos adecuados para cada consumo de combustible y la emisión aso- situación. Por ejemplo, en suelos de bajo ciada al uso de maquinaria, y se disminuyen contenido en materia orgánica, algo fre- así las molestias a los seres vivos. No obs- cuente en España, no es conveniente el tante, la necesidad de usar herbicidas es la uso del arado de vertedera, porque voltea principal objeción que cabe hacer a este las capas del suelo y favorece la minerali- tipo de prácticas, por lo que deberá selec- zación de la materia orgánica. Una de las cionarse cuando el riesgo mayor sea la alternativas es la labor con arado vertical degradación del suelo. o chísel. Las dimensiones de la maquinaria también deben tenerse en cuenta, esco- En caso de terrenos en pendiente, es esen- giendo siempre las de menor peso posible cial para el control de la erosión practicar y no realizando nunca las labores con el el cultivo a nivel, que consiste en implantar suelo encharcado, para evitar la “huella de el cultivo y labrar siguiendo la dirección de labor”, compactación gradual de las capas las curvas de nivel, dentro de lo posible. De más profundas del suelo debida a maqui- este modo, se reduce la escorrentía super- naria muy pesada y una frecuencia excesi- ficial y se aumenta la infiltración al verse va, lo que disminuye a medio plazo la capa- reducida la velocidad del agua por los obs- 13
  13. 13. táculos que representan los surcos y el debe realizarse con criterios que ayuden alpropio cultivo. Esta práctica se establece ahorro de agua, al aumento de la fertilidadcomo obligatoria para todas las parcelas y a equilibrar el balance húmico del suelo.agrícolas que se acojan al sistema de El principio fundamental para diseñar unaayudas agroambientales (ver apartado de buena rotación es que los cultivos sucesivos“Instrumentos financieros”), siempre que tengan tipos de vegetación, sistemas radi-no superen una inclinación excesiva. culares y necesidades nutritivas diferentes. Así, la sucesión en el tiempo de dos culti-Otra práctica para proteger el suelo frente vos cuyas raíces exploren capas de suelo aa los procesos erosivos es el cultivo en distintas profundidades, permite aprove-bandas o fajas, en el que se alternan fajas de char mejor los nutrientes y en algunosvegetación permanente, lo que evita la ero- casos disminuir el lavado del nitrógeno y susión, con otras en las que se implanta el acumulación en los acuíferos. Las alternati-cultivo convencional. Esta práctica es espe- vas que incluyen leguminosas enriquecen elcialmente recomendable en los cultivos suelo en nitrógeno, que puede ser aprove-leñosos situados en pendiente. chado por el cultivo siguiente, de modo que en éste se reduce la necesidad de fer-Rotaciones y alternativas de cultivo tilizantes minerales nitrogenados.Un capítulo importante de las prácticasagrarias debe ser el mantenimiento y la con- Tratamiento de los rastrojosservación de la materia orgánica del suelo y restos de podaagrícola, fuente de nutrientes para los culti- En España, la quema es una forma de elimi-vos y factor esencial en el mantenimiento de nación de rastrojos y restos de poda utili-la estructura y productividad del suelo. La zada muy frecuentemente. Sin embargo,correcta planificación de la rotación de cul- esta práctica destruye una fuente impor-tivo constituye una herramienta eficaz para tante de materia orgánica y deja el sueloel aprovechamiento del suelo de forma sus- desnudo.tentable, además de contribuir a la disminu-ción de la necesidad de fertilizantes y fitosa- El tratamiento adecuado de los rastrojosnitarios para combatir enfermedades. en la mayor parte de las explotaciones consiste en el picado y extendido de laLa sucesión de los cultivos en el tiempo paja del cereal con posterior incorpora-(rotaciones) y en el espacio (alternativas), ción al suelo, o su utilización como ali- 14
  14. 14. mento del ganado en régimen de extensi- Para aplicar correctamente los abonos, esvo, lo que indirectamente también fertiliza necesario planificar su uso con sentidoel suelo. agronómico y ajustar los aportes a las necesidades reales de los cultivos. Se da asíPor su parte, los restos de poda deben ges- el primer paso para reducir el consumo detionarse según sus características: las par- estos productos. La cantidad de abonotes verdes pueden ser utilizadas para el necesaria y el plan de aplicación debenconsumo del ganado o para su incorpora- determinarse teniendo en cuenta:ción al suelo, reduciendo así, además, elconsumo de fertilizantes químicos. Los res- • Las necesidades de nutrientes del cultivotos que cuenten con las propiedades ade- en las condiciones particulares de cadacuadas, pueden ser utilizados como bioma- explotación (ej. existencia de riego y fer-sa para uso energético (leñas, producción tilidad del suelo).de electricidad, etc.). • Los nutrientes suministrados por enmiendas orgánicas o por restos deDe esta forma se evitan los efectos negati- cosecha del cultivo anterior.vos de la quema, se contribuye a recuperar • El tipo de fertilizante más adecuado enla fertilidad y conservar el suelo, y en para- función del momento de aplicación y delelo se mejora la calidad del aire al reducir- las características del suelo y del terrenose las emisiones. (ej. utilizar abonos sólidos en terrenos con pendiente).Utilización racional de fertilizantes • Las diferentes necesidades del cultivo aLa tendencia actual, hacia una agricultura lo largo del ciclo productivo, lo que lleva-que integre las consideraciones ambienta- ría a un fraccionamiento de las dosis deles en sus sistemas de producción, reco- fertilizantes, sobre todo nitrogenados.mienda la utilización racional de fertilizan- • El método de aplicación más eficaz ytes, reduciendo el uso de abonos acorde a las condiciones de la explota-químicos, recuperando prácticas de fertili- ción, de forma que la distribución delzación tradicionales, en general menos abono sea homogénea y regular en todacontaminantes, y utilizando productos la parcela.alternativos como residuos de cosechas, • Los riesgos de infiltración desde losestiércoles o lodos de depuradoras pre- estercoleros sobre el terreno, queviamente tratados. deben ser estancos, con soleras aislan- 15
  15. 15. • Reducir el laboreo en otoño. • Mantener el suelo cubierto de vegeta- ción, sobre todo en épocas de lluvia. • Utilizar abonos sólidos y estiércoles en terrenos con pendiente. • Adecuar las dosis de riego posterior para evitar el lavado del nitrógeno. • Evitar la quema de rastrojos y restos e incorporar la paja al suelo. Prácticas alternativas Existen prácticas alternativas que pueden contribuir a la disminución del uso de fer- tilizantes químicos, con lo que también se previene el riesgo de contaminación del suelo y de las aguas. Las cantidades aplica-Abonando con purines tes, y de dimensiones coherentes a las das deben tener en cuenta la composición necesidades. específica de cada uno de los productos y el grado de evolución de la materia orgáni- Por otra parte, todas las prácticas agrícolas ca que contienen. La aplicación se debe encaminadas a disminuir las pérdidas de realizar con preferencia antes de la época nutrientes por lavado o volatilización ayu- de lluvia y, en caso de terrenos inclinados, dan a conseguir el objetivo de reducción de forma perpendicular a la pendiente. del uso de fertilizantes. Entre estas prácti- cas se pueden destacar: Los productos que pueden utilizarse como fuente de humus y nutrientes para las plan- • Enterrar de manera superficial los abo- tas son: nos sólidos y abonos orgánicos (ej. estiércoles y purines procedentes de • Materiales orgánicos tradicionalmente explotaciones ganaderas). utilizados por los agricultores, como • Evitar abonados nitrogenados, incluidos estiércoles y purines, los excrementos de estiércoles o purines, en terrenos aves, y el compost procedente de resi- encharcados. duos de cosechas. 16
  16. 16. • Otros materiales orgánicos de distinta esta utilización de fitosanitarios y plaguici- naturaleza cuyo uso se ha restringido a las das en los cultivos ha llevado, entre otros zonas donde se producen y que suelen problemas, a la aparición de resistencias y proceder de subproductos de la industria nuevas plagas y enfermedades. Además, han alimentaria (ej. orujos y melazas). surgido nuevos problemas fitosanitarios• Compost obtenido a partir de residuos asociados a los residuos, riesgos y compli- urbanos y de lodos de depuradoras, cuyo caciones de carácter legal en cuanto a tipo- uso contribuye a paliar la escasez de logías o dosis, además de numerosos pro- materia orgánica de los suelos españoles blemas ambientales y toxicológicos. y la propia gestión de residuos. No obs- tante, para generalizar su uso deben También en el caso de estas sustancias resolverse algunas cuestiones como, por existen alternativas para reducir o eliminar ejemplo, su posible contenido en metales sus efectos negativos sobre el ecosistema pesados. agrario y la calidad de los alimentos, e• Abonos verdes o siderales. Se trata de incluso mejorar la resistencia natural de los cultivos de crecimiento rápido que cultivos. Estas alternativas incluyen, entre entran a formar parte de la rotación de otras, la disminución de su uso, la elección cultivos y que son enterrados superficial- de los productos con categoría toxicológi- mente, en pleno desarrollo, para mejorar ca menor (antiguos AAA) y la utilización las propiedades físicas del suelo y enri- de sistemas de control alternativos, como quecerlo en humus. Cuando la especie la lucha integrada o el control biológico. utilizada pertenece a la familia de las leguminosas se obtiene, además, un En cualquier caso, siempre que se recurra importante enriquecimiento adicional al control químico deben observarse tanto del suelo en nitrógeno. las normas de aplicación de cada producto, en función de sus características y toxici-Uso racional de los productos dad, como la dosis recomendada por elfitosanitarios y plaguicidas fabricante. Los tratamientos deben efec-El control de plagas y enfermedades de los tuarse con la cantidad mínima de productocultivos se ha basado tradicionalmente en el necesaria para conseguir una adecuadaempleo frecuente, y en general más siste- protección de los cultivos frente a plagas ymático que de tratamiento, de compuestos enfermedades, y aplicarlos de tal forma quequímicos de síntesis. Casi siempre excesiva, el volumen de residuos sea lo más bajo 17
  17. 17. posible. La aplicación correcta de estos formemente la materia activa en el dilu-productos disminuye los riesgos y pérdidas yente, si éste es necesario. El cálculopor deriva. Además, el primer paso para debe contemplar los sobrantes de lava-que un tratamiento con dichos productos dos de los equipos.sea eficaz es disponer de un diagnóstico • La aplicación de fitosanitarios y plaguicidascorrecto del problema, y para ello en oca- exige el uso de equipos de protecciónsiones es recomendable la asistencia de individual y el cumplimiento de normastécnicos especializados. La elección del fundamentales de protección a la salud eproducto y su aplicación debe tener en higiene personal.cuenta varios factores clave para el éxito • Debe potenciarse la formación de losdel tratamiento: trabajadores en la manipulación de estos productos y, cuando sea preceptivo, rea-• Es obligatorio el uso de productos debi- lizar los correspondientes programas de damente registrados y autorizados para capacitación y acreditación. cada tratamiento y cultivo. • La aplicación debe realizarse en condicio-• Debe realizarse una adecuada planificación nes de viento en calma o ligero. De esta del programa de tratamiento en función forma se reduce el arrastre del producto de la afección del patógeno, y la especifici- por el viento hacia zonas de vegetación dad y eficiencia de los productos a utilizar. colindante a las que podría afectar negati- Entre los productos autorizados, deben vamente. elegirse los que sean selectivos o específi- • Sobre el terreno, se deberá repartir uni- cos para la plaga, enfermedad o especie formemente el producto en toda la invasora que se pretenda controlar, y de superficie en tratamiento. baja toxicidad para las personas y la fauna. • Terminadas las labores, los excesos y• No se debe planificar el programa de tra- sobrantes deben ser trasladarlos a pun- tamiento de un año para otro, ya que no tos adecuados de recogida. mejora los resultados y conlleva un uso • Deben respetarse escrupulosamente las potencialmente excesivo e innecesario indicaciones de los fabricantes en lo rela- de productos. tivo a los plazos de seguridad.• El sistema de aplicación debe permitir el reparto homogéneo del producto. Control cultural de plagas,• Antes de la aplicación se recomienda cal- enfermedades y hierbas invasoras cular la dosis por defecto y mezclar uni- Las mejoras en las prácticas agrícolas, 18
  18. 18. como la producción y el manejo integrado • Acolchado con diversos productos o incre-de plagas, pueden conducir a cambios posi- mento de las dosis de siembra: ambas prác-tivos sustanciales, no solamente en térmi- ticas ayudan a controlar las hierbas inva-nos de rendimiento y eficacia en la pro- soras, además de proteger contraducción, sino también en el ámbito de la procesos erosivos.salud y seguridad para los trabajadores yconsumidores. Por último, como recomendación general, una vez agotada la vida económica útil, oExisten muchas prácticas de cultivo que ayu- tras el abandono de los cultivos, las parce-dan a controlar las plagas y enfermedades, las deben mantenerse libres de plagas ycon lo que se hace innecesario o se reduce enfermedades, susceptibles de transmitirsela necesidad de acudir a tratamientos quími- a otros lugares o explotaciones.cos. Estas prácticas mantienen a aquellosorganismos que dañan o compiten con el El control biológicocultivo por debajo de los umbrales perjudi- El control biológico natural es aquel en elciales que, de superarse, causarían pérdidas que no se maneja activamente a los enemi-económicas.Algunos ejemplos son: gos naturales, mientras que el control bio- lógico aplicado implica el uso y manejo• Rotaciones de cultivos: disminuyen el riesgo humanos de estos enemigos naturales de de plagas y enfermedades, frecuentes en las especies plaga o patógenas, clásicamente los monocultivos, y además previenen la denominado lucha biológica. El objetivo del aparición de resistencias a fitosanitarios o control biológico activo consiste en dismi- plaguicidas debidas a su uso sistemático, nuir las densidades de las poblaciones plaga algo que normalmente obliga a incremen- a niveles aceptables mediante el manejo tar las dosis o a utilizar productos de de enemigos naturales y sus condiciones mayor toxicidad. ambientales. Dependiendo del tipo de or-• Mantenimiento de una fertilización adecua- ganismos utilizados en el control de plagas da: contribuye a mejorar el estado sani- y enfermedades, se distingue entre control tario del cultivo. macrobiológico y control microbiológico. La• Utilización de mallas en cultivos hortícolas: lucha macrobiológica se basa en el uso de protege los cultivos del ataque de insec- organismos depredadores, parásitos, parasi- tos y disminuye la necesidad de produc- toides y patógenos, mientras que la lucha tos químicos. microbiológica se basa en el uso de organis- 19
  19. 19. mos entomopatógenos como virus, bacte- ducción en masa es todavía bastante eleva-rias, hongos, nematodos y protozoos. do y requieren algunas medidas de precau- ción especiales durante su preparación,Entre las diferentes alternativas, los depreda- transporte y aplicación. Además, el tiempodores y parasitoides son los más usados pues- necesario para obtener resultados satisfac-to que son criados artificialmente y pueden torios observables puede ser relativamenteser soltados en los agrosistemas; además, largo en el caso de los parasitoides.sus poblaciones pueden mantenerse si sefomenta su desarrollo o multiplicación res- Por su parte, los patógenos presentan lapetando sus ciclos de vida y sus necesidades. ventaja de infectar formas juveniles de lasGracias a su buena capacidad de autopropa- especies plaga, y poder ser aplicados congación, se posibilitan efectos duraderos, lo las mismas técnicas que los insecticidas tra-que supone una frecuencia de aplicación dicionales.Además, los patógenos más viru-menor; y su gran movilidad y potencial de lentos pueden causar una fuerte mortali-dispersión contribuyen a garantizar los dad en poco tiempo. Sin embargo, estosresultados en toda la superficie afectada. agentes también presentan aún algunos inconvenientes, como la falta de conoci-Además, ambos tipos de organismos tienen miento sobre su biología y epidemiología,una elevada especificidad, lo que permite su menor persistencia y resistencia a con-una capacidad de intervención precisa con- diciones ambientales adversas, o la descon-tra la especie plaga a tratar, sin perjuicio de fianza social de la liberación de estoslas especies beneficiosas.Aunque en el caso microorganismos al medio.de los depredadores esta especificidad esalgo menor, y la presencia de especies En el caso de los entomopatógenos, unpresa alternativas puede disminuir la efica- ejemplo bastante conocido y eficaz, utiliza-cia del tratamiento. do ampliamente en la lucha biológica, es el Bacillus thuringiensis. Esta bacteria produceNo obstante, aunque el tratamiento de pla- toxinas específicas contra varios grupos degas y enfermedades de los cultivos con insectos, entre ellos la oruga del tomateestos agentes tiene claros beneficios, como Heliotthis armigera y la procesionaria della ausencia de residuos químicos tóxicos o pino Thaumetopoea pityocampa, y actual-la durabilidad de los efectos, conlleva tam- mente se comercializa en preparados debién algunas dificultades. El coste de su pro- diversas cepas. 20
  20. 20. dades y consumo de agua adoptando las siguientes prácticas de riego y medidas de planificación de su producción: • Selección de cultivos propios de la clima- tología de la zona y utilización de varie- dades eficientes en el uso del agua. • Adecuación del volumen y frecuencia de riego a las necesidades de agua según la época del año, para lo que puede recurrir a los numerosos servicios de informa- ción y asesoramiento a regantes en las diversas Comunidades Autónomas. • Distribución uniforme del riego en toda la parcela.Mariquita, insecticida natural • Mantenimiento y conservación de las ins- contra pulgones talaciones y los sistemas de distribución del riego, evitando pérdidas innecesarias Gestión adecuada del riego (ej. limpieza y reparación de tuberías y En primer lugar, es esencial gestionar el acequias, sustitución de piezas defectuo- riego de tal forma que se reduzca al máximo sas en filtros, aspersores y goteros, etc.). la demanda de agua. Para disminuir el con- • Instalación de elementos de aforo y con- sumo de agua en la agricultura es necesario trol de caudales. reparar y mantener en buen estado las infra- • Aplicación de riego nocturno, para evitar estructuras y los sistemas de distribución de las horas de más calor y evaporación este recurso.Asimismo, los agricultores con máxima. explotaciones de regadío deben generalizar • Nivelación de las parcelas y manteni- los sistemas de riego de bajo consumo, miento de la cubierta vegetal, para evitar como la aspersión o mejor aún el goteo, pérdidas por escorrentía y evaporación. más eficientes que el riego por superficie o “a manta”, el cual todavía se practica en Semillas muchas zonas. Además, con carácter gene- Las semillas de variedades locales de ral, el agricultor puede disminuir sus necesi- muchos cultivos son el resultado de la 21
  21. 21. selección, durante siglos, de aquellas plan- estiércoles y purines. Éstas deben estartas especialmente adaptadas a las condicio- construidas con materiales que garanticen lanes de suelos y clima específicas de la zona. estanqueidad y con una capacidad suficienteLa consecuencia de esta adaptación es una que permita el almacenamiento hasta la uti-menor exigencia en el consumo de agua, lización agrícola de los residuos en losfertilizantes, fitosanitarios y plaguicidas momentos óptimos. En una gestión integralpara la obtención de determinados rendi- de la explotación, y si se manejan grandesmientos. En consecuencia, estas variedades volúmenes, puede resultar oportuna, tantoconstituyen un patrimonio genético que no por cuestiones económicas como ambienta-conviene perder, ya que, además, su uso les, la valorización energética de los residuoscontribuye de manera notable a la conser- dentro de la misma (ej. producción de meta-vación de la biodiversidad. Para su empleo, no), contribuyendo de esta manera a redu-en todo caso, ha de cumplirse la normativa cir el consumo de combustibles fósiles.vigente sobre producción, comercializacióny utilización de semillas y plantas de vivero. Gestión de otros residuos Los plásticos, restos de envases y embala-Debe destacarse el trabajo que realizan en jes deben ser depositados en contenedo-este campo los llamados Bancos de Semillas res que permitan su transporte a centroso de Germoplasma, generalmente ligados a de reciclaje o a vertederos controlados. Enla Universidad, cuyo cometido es precisa- ningún caso deben ser quemados, enterra-mente conservar y almacenar el máximo dos o abandonados sobre el terreno, yanúmero de variedades autóctonas de semi- que los productos de la combustión sonllas viables, con el objetivo de preservar ese sustancias muy tóxicas y los restos devalioso patrimonio genético ante su desapa- producto en el envase suponen un peligrorición en los campos de cultivo. para la fauna, una fuente de contaminación puntual para el suelo y un riesgo para laTratamiento de residuos ganaderos salud, además de generar un impacto nega-A este respecto, una buena gestión tiene tivo sobre el paisaje.que minimizar la generación de residuosmediante la aplicación correcta de las técni- Mantenimiento de maquinariacas de alimentación animal y la reducción de En general, el mantenimiento adecuado de lalas aguas de limpieza, así como disponer de maquinaria utilizada en las explotaciones,instalaciones para el almacenamiento de con especial atención a los equipos de tra- 22
  22. 22. las instalaciones de ITV correspondientes. La maquinaria con excesivas horas de fun- cionamiento, o en mal estado de conserva- ción, suele tener poca eficiencia energética, repercutiendo negativamente en el benefi- cio de la explotación. Fuentes de energía Las explotaciones agrarias reúnen carac- terísticas idóneas para la utilización de energías renovables. Por ejemplo, para la obtención de electricidad puede recurrir- se al uso de pequeñas instalaciones de energía eólica o solar. Para usos térmicos, como la calefacción de la propia explota- Envase de plaguicida ción, se puede emplear igualmente laabandonado en el campo energía solar, y también la biomasa resi- dual vegetal (como los residuos de cose- tamientos fitosanitarios y plaguicidas, per- cha, los restos de poda o la leña) o, inclu- mite un mejor aprovechamiento del com- so, en grandes explotaciones, los gases bustible, una mayor eficiencia en las labores generados por el ganado (ej. metano). y un mejor control en el manejo y aplicación Además, como combustible para la maqui- de productos químicos potencialmente naria, se pueden utilizar biocarburantes tóxicos.Todo ello, unido al manejo cuidado- líquidos (ej. bioalcoholes y bioaceites), so y correcta gestión de los agroquímicos, procedentes de residuos de cultivos o permitirá reducir las emisiones nocivas y los aceites usados, o de cultivos energéticos, niveles de polvo y ruido, lo que contribuye a siendo preferibles los primeros, por tener mejorar la calidad del aire en el entorno un balance energético más favorable. La agrícola, así como a reducir los riesgos sani- adopción de estas fuentes de energía tarios y de contaminación de suelos y aguas. puede contribuir a la reducción de conta- minantes procedentes de combustibles No hay que olvidar realizar las inspeccio- fósiles y, en algunos casos, es un modo de nes obligatorias a la maquinaria agrícola en eliminar cierto tipo de residuos. 23
  23. 23. Buenas prácticas para la realistas y dehesas son buenos ejemplos de protección de hábitats y sistemas sostenibles de cultivo, de escasos especies insumos y en ocasiones baja productividad, pero a menudo de una gran riqueza en La agricultura y la ganadería han desempe- cuanto a biodiversidad. Sin embargo, aun- ñado y continúan desempeñando un papel que éstos puedan ser los agrosistemas determinante en la diversidad, creación y con más importancia ambiental o de mayor mantenimiento de ecosistemas seminatu- representatividad en España, también exis- rales. La diversidad de espacios y paisajes, ten otras zonas agrarias de alto valor natu- forjados por estas actividades a lo largo de ral puntualmente importantes, como las los siglos, ha producido un entorno único campiñas tradicionales con cultivos mixtos con una rica variedad de especies, que por (por ejemplo, con frutales y hortalizas), las tanto puede desaparecer o resultar dañado típicas huertas familiares dispersas, olivares por la intensificación de la actividad agraria aterrazados o extensivos de secano, tradicional, o, por el contrario, por el aban- pequeños viñedos, o una mezcla de ambosPaneles solares en instalación dono de aquellas zonas menos productivas. o con cultivos herbáceos, vegas con culti-de autoabastecimiento Páramos, pastos de montaña, estepas ce- vos diversos, en pequeñas parcelas y con numerosas lindes vegetales o de piedra que generan un mosaico de gran valor, etc. La actividad agraria, especialmente aquélla ligada a sistemas de pastoreo extensivo, genera espacios con condiciones idóneas para los requerimientos de numerosas especies de fauna y flora, que actualmente encuentran en este tipo de ecosistemas antropizados su hábitat más favorable. Y, obviamente, los valores ambientales que reúnen estas zonas seminaturales, confor- madas a lo largo de la historia, dependen estrechamente de la permanencia en ellas de una población rural que pueda continuar con una gestión adecuada del territorio, 24
  24. 24. donde las técnicas de cultivo y los sistemas • Sustituir los plaguicidas de uso generalde pastoreo tradicionales son piezas clave. por otros más selectivos y de categoría toxicológica menor, para proteger laConservación de humedales fauna silvestre de estos espacios.Las áreas inundadas o saturadas por aguas • Cambiar las variedades de cultivo haciasuperficiales o subterráneas, con flora y fauna las más adaptadas al medio, para reduciradaptadas, desempeñan funciones ecológicas las necesidades de insumos.estrechamente relacionadas con la producti- • No verter directamente, sin depurar, losvidad y rentabilidad de las explotaciones sobrantes de aplicaciones de fertilizantesagrarias y de su entorno. Por ello, la conser- y productos fitosanitarios y plaguicidas avación de humedales es un objetivo priorita- los desagües de los canales de riego yrio de las políticas de agricultura y medio drenaje, o a los humedales.ambiente, para proteger la biodiversidad y los • En humedales regulados, controlar laspaisajes agrarios de alto valor ecológico. entradas y salidas de agua, evitando cam- bios bruscos de nivel, sobre todo en épo-Algunas de las buenas prácticas agrarias cas de nidificación de aves.que pueden adoptarse para favorecer la • En los casos apropiados, usar el ramoneoconservación de humedales son: del ganado para controlar la expansión excesiva de carrizo y otras plantas palus-• Dejar una franja sin cultivar en las proxi- tres. El beneficio es doble; por un lado, se midades del humedal y destinar ese espa- evita la invasión en los cultivos o pastos cio al aprovechamiento extensivo o al aledaños y los fertiliza de manera natural, pastoreo, para reducir el riesgo de con- y por otro, favorece una vegetación más taminación y colmatación. heterogénea específica y estructuralmen-• No quemar carrizos ni cultivos en los már- te, que contribuye a un aumento de la genes del humedal, entre otras cosas, para biodiversidad de especies de fauna silves- no dañar la fauna que se cobija en ellos, ni tre en el humedal y alrededores. las especies vegetales más sensibles.• Racionalizar el uso de fertilizantes y pro- Conservación de sotos, riberas, ductos fitosanitarios y plaguicidas en las setos y arbolado disperso parcelas cercanas al humedal, para dismi- Los sotos y riberas son reservas de espe- nuir el riesgo de contaminación de las cies de vegetación autóctona y desempe- aguas. ñan funciones esenciales para el ecosistema 25
  25. 25. fluvial y para los sistemas agrarios, por lo Sotos, riberas, setos, linderos y arboladoque su conservación genera numerosos disperso aportan diversidad vegetal y sonbeneficios en el entorno en que se ubican. zonas de refugio y alimentación para laEntre otros efectos, reducen la erosión del fauna silvestre, tanto mamíferos y aves,suelo por la presencia de una cubierta como insectos y microfauna, por lo quevegetal continua, que además actúa de filtro también contribuyen a la polinización y apara los efluentes de las parcelas contiguas, mantener enemigos naturales de las plagasreteniendo el exceso de nutrientes. Esta agrícolas. Además, cumplen una labor fun-barrera vegetal también protege las márge- damental como corredores biológicos ynes cultivadas de los ríos contra las aveni- son un elemento de diversificación del pai-das, y ofrece al ganado áreas de sombra, saje, dotándolo de variedad de color ycobijo, ramoneo y pastos al final de la estructura. Aunque no son un elementoprimavera y durante el verano. Su capaci- natural, las cercas y muretes tradicionalesdad para mantener la humedad actúa suavi- también tienen valor para el paisaje y suszando el clima de su entorno. oquedades dan refugio a especies silvestres de interés, por lo que también se debe cui-Tradicionalmente, las explotaciones agra- dar su conservación.rias han mantenido setos, alineaciones dearbustos o pequeños árboles entre los Una de las medidas agroambientales enmárgenes o ribazos de los cultivos, linderos vigor tiene como objetivo específico lade parcelas, caminos y bordes de cursos de protección del paisaje, y compensa a losagua. Estos elementos protegen a los culti- agricultores por mantener elementos devos del viento, mantienen la humedad y singular valor paisajístico y conservar elfavorecen la formación de suelo, así como arbolado no productivo de la explotación.la disponibilidad de materia orgánica y el Los compromisos de esta medida com-reciclaje de elementos minerales. También prenden el mantenimiento de la cubiertaevitan la formación de costras en el suelo, vegetal de los setos y bosquetes, o la con-protegen de la erosión eólica e hídrica, y servación en buenas condiciones de losayudan a enraizar los cultivos. Por otra pies de los árboles dispersos, entre otros.parte, retienen el polvo y el humo de los Igualmente, la mayoría de las prácticasvehículos, protegen al ganado y favorecen la recomendadas en este Manual están inclui-presencia de especies cinegéticas, de gran das en las distintas medidas agroambienta-valor económico. les todavía en vigor y las recientemente 26
  26. 26. Algunas de las prácticas que contribuyen a la conservación de la fauna y flora silves- tres son: • Efectuar el laboreo y los tratamientos fitosanitarios y plaguicidas teniendo en cuenta los hábitos y ciclos reproductivos (épocas de nidificación y cría) de las especies silvestres presentes en la zona de cultivo, evitando la afección a nidos, pollos y crías. • Manejar la maquinaria agrícola vigilando la presencia de huevos, pollos y crías, tanto de especies de valor ecológicoSoto rodeado de campos como cinegético, procurando que node cultivo diseñadas o en elaboración para los próxi- sean volteados por los arados ni aniqui- mos años, que ofrecen apoyo económico lados por las cosechadoras. para su ejecución voluntaria. • Mantener una superficie de barbecho, en la que pueden echarse semillas de legu- Protección de especies minosas para fijar nitrógeno en el suelo y Los problemas asociados a la reducción de servir también de alimento a la fauna. la diversidad biológica en el sistema agrario Estas superficies no deben tratarse, en están esencialmente asociados a su simpli- absoluto, con productos plaguicidas o ficación estructural, mediante la elimina- herbicidas químicos. ción de todos los elementos vegetales • Utilizar semillas no blindadas o, en todo ajenos al cultivo –lo que consecuentemen- caso, blindadas sólo con productos de te reduce la “oferta” de alimentación, refu- baja toxicidad. gio y espacio a las especies de fauna • Practicar rotaciones de cultivo que ayu- silvestres–, así como a la tendencia al den al control de competidores, patóge- monocultivo en grandes extensiones. A nos y plagas. este proceso de simplificación se suma la • Realizar cultivos alternativos que eviten acumulación de compuestos potencialmen- la presencia de monocultivos en grandes te tóxicos en la cadena alimenticia. extensiones. 27
  27. 27. • Mantener una cobertura vegetal el de facilitar la alimentación de algunas mayor tiempo posible sobre el terreno y, especies de especial interés. de forma muy especial, abandonar la • Plantar o sembrar, en pequeñas superfi- práctica de la quema de rastrojos, que cies, especies de interés ecológico. elimina hábitat de fauna asociada, a la vez • Conservar y/o crear setos vivos, con que eleva el riesgo de incendios en par- especies vegetales autóctonas. celas colindantes. En algunas zonas, • Conservar y/o plantar árboles dispersos dependiendo de sus características con- en las explotaciones o su perímetro, cretas, se señalan como prácticas más especialmente los frutales tradicionales, recomendables no levantar el rastrojo en regresión (como granados, algarro- hasta cinco meses después de la recolec- bos, etc.). ción y dejar al menos el 50% de la paja del cultivo de cereal sobre el terreno. Carga ganadera• Si, por motivos sanitarios y contando con Mantener una adecuada carga ganadera, las preceptivas autorizaciones administra- adaptada a las características agroclimáticas tivas, fuera necesario proceder a la de la zona en la que esté ubicada la explo- quema de rastrojos, deben aislarse, tación, resulta fundamental para conservar mediante franjas labradas de más de tres las tierras de pastos en buenas condiciones metros de ancho, todas las zonas de ries- para el propio ganado y para la fauna y la go de incendio. Estas zonas son, por ejem- flora silvestres. El sobrepastoreo degrada la plo, las que limiten con caminos transita- vegetación y compacta los suelos, lo que dos, líneas férreas, lugares habitados, etc., provoca problemas de erosión, además de o bien aquellas en las que existan restos aumentar el riesgo de pisoteo de nidadas de cosecha muy combustibles o espacios de determinadas especies de aves, algunas de alto valor paisajístico o ecológico. de ellas en peligro de extinción. El infrapas-• No cosechar durante la noche, pues los toreo, por su parte, favorece la matorrali- animales silvestres, en reposo, quedan zación de las parcelas y provoca la pérdida deslumbrados por los focos de las cose- de pastos, hábitats muy importantes para la chadoras y pueden ser atrapados por las conservación de numerosas especies ame- máquinas. nazadas.• Cuando y donde sea oportuno, incre- mentar las dosis de siembra de cereal y De esta manera, los valores adecuados de practicar siembras someras con objeto carga ganadera –medidos en unidades de 28
  28. 28. ganado mayor (UGM)–, determinados por zona, que ayudan al mejor aprovechamien- las características pluviométricas de la to de los recursos naturales y, por tanto, a zona, deben situarse entre las 0,5 y las 2 la conservación de la biodiversidad, además UGM/ha, correspondiendo los niveles más de garantizar la sostenibilidad de la activi- bajos a las zonas con menos lluvias. Estos dad al ser más resistentes a posibles con- niveles son válidos para zonas de pastos y diciones desfavorables y requerir menos rastrojeras, pero en sistemas adehesados inversiones en sanidad y acondicionamien- deberán situarse entre las 0,45 y las 0,75 to de las instalaciones. Se recomienda, así- UGM/ha. En general, son los comités técni- mismo, la utilización responsable de los cos de cada Comunidad Autónoma los que pastos agrícolas o cultivados, respetando dictan las normas de mantenimiento y los ciclos de los cultivos, de manera que no explotación. se dañe la capacidad productiva o el rendi- miento de los mismos. Por su parte, practicar la ganadería con razas autóctonas contribuye a la preserva- Cuidado de las masas forestalesGanado vacuno autóctono ción de estas razas, seleccionadas y adapta- Los procesos de degradación debidos a laen extensivo das a las características agroclimáticas de la fragmentación de masas forestales tienen consecuencias tanto ecológicas, como eco- nómicas y sociales. Las prácticas favorables para la conservación de masas forestales en explotaciones agrícolas incluyen su pro- tección directa dentro de las mismas, así como la reforestación con especies autóc- tonas, aunque no deben reforestarse terre- nos identificados como hábitat de especies amenazadas, como es el caso de las estepas cerealistas. En caso de reforestar una superficie incendiada, debe procurarse cubrir una superficie mayor que la afectada y favore- cer la colonización de especies autócto- nas, así como las etapas de sucesión natu- 29
  29. 29. ral. También es recomendable recuperar Buenas prácticas paraantiguos terrenos forestales que fueron garantizar la salud detransformados en tierras de cultivo y productores y consumidoresabandonados posteriormente, evitar lasquemas y efectuar laboreos que no alte- Para garantizar la seguridad agroalimenta-ren el perfil del suelo. Los tratamientos ria, además de lo apuntado en los aparta-silvícolas y la explotación forestal deben dos relativos a la correcta gestión y uso deser sostenibles, evitando la eliminación productos fitosanitarios y otros agroquími-total del estrato de matorral o sotobos- cos, cabe añadir las siguientes cuestiones.que y procurando el mantenimiento deuna estructura de edades compuesta. Ganadería y sanidad animal Tener los rebaños en buen estado sanitarioEn los sistemas adehesados debe promo- es esencial. Debe llevarse un programaverse la regeneración del arbolado con sanitario preventivo marcado por un técni-especies del género Quercus (alcornoques, co, en especial para el control de parásitosencinas y quejigos), favoreciendo el naci- y las enfermedades de declaración obliga-miento de pimpollos y cuidando su desa- toria. Asimismo, debe cumplirse lo estable-rrollo posterior mediante la protección cido en materia de campañas oficiales deapropiada. Igualmente, es recomendable la saneamiento ganadero de carácter obliga-transformación de cultivos herbáceos en torio y la normativa vigente en materia depraderas permanentes. uso de alimentos prohibidos y de anaboli- zantes.Las prácticas relacionadas con la recupera-ción de los bosques contribuyen a restau- Asegurar las buenas condicionesrar tipos de hábitat que están en regresión, sanitarias de las explotaciones ya conservar el suelo y a controlar la ero- el seguimiento de las normas desión y mejorar los recursos hídricos. Por seguridad y manejotanto, son prácticas que apoyan la recupe- Los servicios y zonas destinadas a aseo per-ración de la flora y la fauna, que contribu- sonal deben estar apartados y libres de esco-yen a regular el microclima, e incluso el rrentías que puedan contaminar las tierrasmesoclima, y que aportan mayor variedad de cultivo o las fuentes de agua. Debe instar-al paisaje. se a todo el personal a que use las zonas habilitadas para estos fines y a higienizarse 30
  30. 30. las manos, que pueden transmitir enferme- El ganado debe manejarse y transportarsedades infecciosas si se encuentran contami- siempre cumpliendo lo establecido en lanadas. De igual modo, todos los trabajadores normativa vigente de bienestar animal. Losdeben tener conocimiento de los principios vehículos de transporte deberán estar lim-básicos de higiene y sanidad, pues, si no se pios y bien ventilados.No se transportaránsiguen, pueden constituir un peligro de con- productos de consumo junto con produc-taminación del producto. Las personas aque- tos químicos, animales vivos, o cualquierjadas de enfermedades infecciosas no debe- otro elemento que pudiera contaminarlos.rán trabajar en contacto con productos En el caso de haber sido utilizados para elagrícolas o ganaderos destinados a alimenta- transporte de animales o desechos, losción humana, especialmente aquéllos de con- vehículos deberán limpiarse adecuadamen-sumo fresco como frutas u hortalizas. te antes de utilizarlos para el transporte deAsimismo, las heridas infectadas situadas en productos de consumo, o de envases desti-partes del cuerpo que puedan entrar en con- nados a contenerlos y, en cualquier caso,tacto con los productos o con el equipo deberán limpiarse periódicamente.deberán estar cubiertas y protegidas. 31
  31. 31. Agricultura Prácticas aconsejadas ¿Por qué?Adaptar las prácticas de laboreo a las características Permite conservar y mejorar la de la explotación, eligiendo el momento, estructura de los suelos, y por tanto, su fertilidad el tipo de apero, la profundidad, etc. Labrar y sembrar siguiendo la dirección Reduce la erosión por escorrentía de las curvas de nivel Sembrar algunas fajas de vegetación Reduce la erosión eólica y por escorrentía herbácea permanente Practicar rotaciones y alternativas de cultivos Contribuyen al ahorro de agua, al aumento de la fertilidad, a equilibrar el balance húmico del suelo y reducen el riesgo de plagas y enfermedades Practicar el laboreo de conservación Previene la pérdida de suelo fértil (aunque en terrenos con riesgo de erosión precisa de un mayor uso de agroquímicos) Picar y extender la paja del cereal, Limita los problemas erosivos, contribuye a con posterior incorporación al suelo mejorar la fertilidad del suelo y su conservación y reduce la necesidad de fertilizantes químicos Reducir al mínimo el uso de abonos químicos Limita los riesgos de contaminación de aguas superficiales y subterráneas Enterrar de modo superficial abonos Limita los riesgos de contaminación de sólidos y abonos orgánicos aguas superficiales y subterráneas Mantener la cobertura vegetal del Ayuda a evitar la erosión y favorece la infiltración suelo, sobre todo en épocas de lluvia Utilizar abonos sólidos y estiércoles En este tipo de terrenos, la escorrentía lava con en terrenos con pendiente mayor facilidad los abonos líquidos y purines, que resultan menos eficaces Utilizar productos alternativos a los Disminuyen la contaminación generada fertilizantes químicos (estiércoles, por la producción y uso de los químicos compost, orujos, abonos verdes, etc.) Aplicar los abonos orgánicos antes de la Reduce el riesgo de contaminación del cultivo implantación del cultivo y mezclar por microorganismos patógenos íntimamente con la tierra 32
  32. 32. Usar los agroquímicos (siempre Disminuye los riesgos sanitarios registrados y autorizados) de modo y de contaminación racional y planificado Seguir las normas de uso y aplicación Disminuye los riesgos sanitarios de cada producto fitosanitario o plaguicida, y de contaminación respetando los plazos de seguridad Trasladar envases y sobrantes Disminuye los riesgos sanitarios de fitosanitarios y plaguicidas a puntos y de contaminación adecuados de recogida. Utilizar mallas en cultivos hortícolas Protege los cultivos del ataque de insectos y disminuye la necesidad de productos químicos Efectuar acolchado del terreno o Ayudan a controlar las hierbas invasoras incremento de las dosis de siembra y protegen contra procesos erosivos Aplicar control biológico de plagas Reduce el uso de biocidas y de sus consiguientes riesgos de toxicidad Seleccionar cultivos propios de la Son más eficientes en sus requerimientos climatología y biología de la zona hídricos y más resistentes a las plagas locales Atenerse a la normativa vigente Garantiza el suministro actual y futuro sobre concesión de aguas de los recursos hídricos, y los caudales ecológicos Usar de modo eficiente el agua de riego Garantiza el suministro actual y futuro de los recursos hídricos, y los caudales ecológicos Mantener y conservar los sistemas Evita pérdidas de agua de distribución del riegoInstalar elementos de aforo y control de caudales Permite una adecuada gestión de los recursos hídricos Aplicar el riego en horario nocturno Reduce las pérdidas de agua por evaporación Nivelar las parcelas Evita pérdidas de agua por escorrentía y mejora la eficacia del riego Usar semillas de variedades locales Tienen una menor exigencia en el consumo de agua, fertilizantes, fitosanitarios y plaguicidas 33
  33. 33. Depositar en contenedores adecuados Se reducen los riesgos sanitarios yo transportar a centros de reciclaje o vertederos de contaminación por estos productos controlados, los plásticos, restos de envases y embalajes Realizar un mantenimiento adecuado Permite un mejor aprovechamiento del de la maquinaria agrícola combustible, una mayor eficiencia en las labores y un mejor control en el manejo y aplicación de químicos potencialmente tóxicosAdoptar normas generales de higiene por parte Minimiza los riesgos sanitarios de los productos de los trabajadores de las explotaciones Usar fuentes alternativas de energía Contribuye a reducir la contaminación (biocarburantes líquidos, biomasa atmosférica y las emisiones de gases residual o cultivada, combustibles de efecto invernadero gaseosos, energía eólica y energía solar) Dejar franjas de terreno sin cultivar Reduce el riesgo de contaminación por en las proximidades de humedales agroquímicos y de colmatación de los humedales Controlar las entradas y salidas de agua Previene la pérdida, por anegación o desecación, en humedales regulados,evitando de nidos de algunas especies amenazadas que cambios bruscos de nivel nidifican en estos espacios, así como de especies vegetales sensibles a dichos cambios Conservar sotos, riberas, setos, Reducen la erosión del suelo; actúan de filtro para linderos y arbolado disperso efluentes; protegen contra las avenidas de los ríos; mantienen la humedad; protegen de la erosión eólica e hídrica, favorecen la presencia de especies cinegéticas; son zonas de refugio y alimentación para fauna silvestre; contribuyen a la polinización y albergan a enemigos naturales de las plagas agrícolas Manejar la maquinaria agrícola Ayuda a la conservación de especies vigilando la presencia de huevos, pollos y crías de valor ecológico y cinegético Mantener superficies de barbecho, Permite fijar nitrógeno en el suelo en las que pueden echarse semillas y sirve de alimento a la fauna de leguminosas Utilizar semillas no blindadas o, Reduce los riesgos de toxicidad en todo caso, blindadas sólo con para la fauna silvestre productos de baja toxicidad 34
  34. 34. Realizar cultivos alternativos que eviten Reduce el impacto de las plagas, ademas de la presencia de monocultivos en aumentar la diversidad paisajística y grandes extensiones favorecer la biodiversidad Mantener el rastrojo o cobertura Reduce el riesgo de erosión y aumenta vegetal el mayor tiempo posible la infiltración del agua, a la vez que sobre el terreno ofrece lugar de refugio y alimentación a la fauna Sembrar, en pequeñas superficies, Favorece a determinadas especies especies de interés ecológico animales o vegetales amenazadasIncrementar las dosis de siembra de cereal, en Aporta alimento adicional a algunas los casos en los que sea oportuno especies de fauna en zonas de interés especial Prácticas desaconsejadas ¿Por qué? Quema de rastrojos y lindes Aumenta la contaminación atmosférica, el riesgo de incendios y de erosión; reduce la materia orgánica del suelo y lugares de refugio y alimentación a la fauna. Elimina la microfauna beneficiosa para los agricultoresQuema de residuos (restos de poda, residuos Aumenta la contaminación atmosférica ganaderos, plásticos, envases y embalajes) y de suelos y aguasLaboreo excesivo o con aperos inadecuados Aumenta la erosión del suelo, provoca la compactación y favorece la mineralización de la materia orgánica Laboreo convencional a favor de pendiente Aumenta la erosión (sobre todo en suelos desnudos) Quema de carrizos en las inmediaciones Aumenta el riesgo de incendios y supone una de humedales amenaza directa para la fauna asociada a estos medios Cosechado nocturno Provoca una elevada mortalidad en la fauna silvestre Riego en exceso Despilfarra agua, favorece la erosión, el lavado de nutrientes y la salinización del suelo Riego con aguas contaminadas Puede incrementar la frecuencia y población de microorganismos patógenos detectados en el producto cosechado 35

×