Descubre Conexiones I. Ornamento y Detonación

1,350 views

Published on

Toda la información en el cuaderno descargable. Puedes incluirlo tambien en tu blog utilizando el código.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,350
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Descubre Conexiones I. Ornamento y Detonación

  1. 1. ornamento y detonación
  2. 2. por santiago morilla 01
  3. 3. 02 03
  4. 4. 05
  5. 5. 06 07
  6. 6. 08 09
  7. 7. CONEXIONES 01 ‘Conexiones’ es un innovador planteamiento creativo en el que un artista invitado sugiere una relación entre la Colección Santander y los fondos del Museo ABC, eligiendo una pieza de cada institución. Este es el punto de arranque, de inspiración, que da lugar a una nueva obra y a una exposición.10
  8. 8. Borja Baselga Canthal Director de la Fundación Banco Santander La Fundación Banco Santander se siente especialmente ilusionadaal inaugurar la exposición Conexiones 01. Ornamento y detonación, que formaparte de un proyecto más amplio de colaboración entre el Museo ABC deDibujo e Ilustración y nuestra institución.La colaboración con el Museo ABC se inicia con el patrocinio de suexposición inaugural y continúa con esta serie de exposiciones englobadasbajo el título de Conexiones, en las que las dos entidades asociarán suscolecciones a través de las propuestas de jóvenes artistas contemporáneosseleccionados por el coordinador del proyecto, Óscar Alonso Molina.Ornamento y detonación es el título que Santiago Morilla, primer artistaseleccionado, ha elegido para mostrar su obra, inspirada en un jarrón decerámica de Alcora del siglo XvIII de la Colección Santander y en un dibujode un carnero de Fernando López Herencia de la Colección ABC. Para laFundación Banco Santander este proyecto forma parte de nuestrocompromiso para la difusión y divulgación de la Colección Santander asícomo de nuestra trayectoria de apoyo a la cultura.La Fundación Banco Santander quiere agradecer el trabajo de todas laspersonas que han colaborado en este proyecto que deseamos sea una nuevaforma de acercar y conocer estas dos grandes colecciones españolas, e impulseel trabajo de los jóvenes artistas. Cerámica de Alcora Jarrón 3ª a 4ª Época (1786-1858) Altura 84 cm Colección Santander 13
  9. 9. Inmaculada Corcho Gómez Directora del Museo ABC de Dibujo e Ilustración Hoy entra en el museo un artista con gran proyección internacional, que se ha dado a conocer por sus intervenciones en la calle. Le conocimos por su actuación en Roma en la Fondazione Pastificio Cerere. Sus personajes, que tomaron las paredes del patio de la legendaria institución, nos sedujeron, como sedujeron a The New York Times, que le dedicó una página completa en su edición del domingo. Le seguimos durante su performance en la azotea de la Real Academia de España en Roma. Más cerca, en las calles de Madrid, sus personajes nos volvieron a enamorar. Sus fachadas en la calle Ballesta de la capital tienen relación directa con las que, en el siglo XvII, adornaban la Casa de la Panadería de Madrid. Ahora, en las salas del Museo ABC seguimos tirando del hilo creativo de Santiago Morilla, desenredando a sus personajes y descubriendo, de la mano del propio artista, sus secretos, sus inquietudes y sus fantasmas, en un proyecto ideado y producido para el Museo ABC. Morilla ha hurgado para ello en dos colecciones inigualables, la Colección Santander y la Colección ABC. Fruto de su indagación son estas "criaturas mutantes" nacidas para habitar las salas de un museo. Podemos afirmar que Santiago Morilla pasa "de la calle al Museo" y, además, por la puerta grande. Con Santiago Morilla y su proyecto Ornamento y detonación el Museo ABC se abre a la creación más actual, iniciando una línea de programación centrada en el arte y los artistas del momento. Con el programa Conexiones, en el que contamos con el inestimable apoyo de la Fundación Banco Santander, se cumple uno de los objetivos que tiene el museo: difundir la obra de artistas que trabajan en torno al dibujo y la ilustración, en el sentido más amplio y rico de estas disciplinas artísticas. Fernando López Herencia Diario de una cacería en la baja California, 2ª. El borrego cimarrón Trofeo, núm. 125, ca. octubre de 1980 Colección ABC14
  10. 10. Óscar Alonso Molina Coordinador del proyecto ‘Conexiones’. A veces pensaba yo en lo informe. Hay cosas, sean montones de masas, contornos o volúmenes, que en cierto modo no tienen más que una existencia de hecho: sólo las percibimos, pero no las sabemos; no podemos reducirlas a una ley única, deducir su totalidad del análisis de una de sus partes, ni reconstruirlas mediante operaciones razonadas. Podemos modificarlas con gran libertad. Apenas tienen otra propiedad que ocupar una región del espacio [...] Decir que son cosas informes no es decir que no tengas formas, sino que sus formas no encuentran en nosotros nada que permita reemplazarlas por un acto de trazado o un reconocimiento claros. Y en efecto, las formas informes no dejan otro recuerdo que el de una posibilidad... -Paul Valéry-ORNAMENtO y vIOLENCIA Ornamento y detonación es el proyecto del artista Santiago Morilla (Madrid, 1973), con el que se inaugura el programa Conexiones. En lo básico, se trata de un planteamiento original donde a los artistas que en él participen, todos ellos muy ligados al dibujo en cualquiera de sus manifestaciones actuales, se les invita a desarrollar una exposición tomando como punto de partida la elección de un par de obras; una proveniente de la Colección Santander, y otra de los fondos del Museo ABC de Dibujo e Ilustración. El artista ha seleccionado para la ocasión un magnífico jarrón ornamental de cerámica de Alcora (Colección Santander), junto al dibujo de un cérvido (Colección ABC), de Fernando López Herencia, publicado en su día por la revista de caza Trofeo. En apariencia se trata de dos piezas ajenas y lejanas, tanto por su origen como por su naturaleza, fecha de creación, destino y uso. De algún modo, sólo se ven ligadas por la circunstancial repetición de un elemento iconográfico común: la testa cornada. Sin embargo, esto sólo será el punto de inflexión anecdótico que llevará a Santiago Morilla a
  11. 11. plantear a lo largo del desarrollo expositivo una profunda reflexión sobre el De todo ello se deduce, pues, desasosiego y, por momentos, incluso horror.ornamento y la violencia en el seno de las imágenes artísticas. y es que dentro de esos ovillos, asfixiantes de tan apretados, el cuerpo ha sido primero sometido a una detención estetizante –del posado clásico a lastomando de prestado, para pervertirlo, el título del célebre texto de Adolf ataduras del bondage–, para de inmediato ser brutalmente quebrado,Loos, Ornamento y delito (aparecido en 1908), el artista se adentra una vez violentado. Como en esa cabeza de cabra que ha ido a parar a lo alto delmás, como es habitual en su trabajo, en los intrincados mundos del cuerpo abstracto del jarrón, o en el dibujo academicista donde aparecearabesco, del ovillo, del garabato y del nudo, como fórmulas evidentes de la decapitada y exangüe. Al poner todo esto en relación, Morilla parececomplejidad y, al tiempo, de la sutileza. A su vez, ambas nos recuerdan recordarnos que hasta los elementos figurativos más ligados a la mímesistambién su constante preocupación por los elementos gráficos propios del pueden ser entendidos, fuera de su “contexto”, como puro juego de formas,dibujo. De sus marañas filiformes, en el fondo pura abstracción rítmica, delirio y deriva; ornamentación enloquecida, sí, donde los violentosvemos aparecer fragmentos de cuerpos humanos y zoológicos, abundando aspectos estructurales que sostienen discretamente cada representación noasí en una nueva relación entre esa cabeza sin cuerpo que flota en mitad del pueden ser eludidos por completo, como quiere la mirada o el uso comúnpapel en blanco y su compañera, que remata a modo de asa un cuerpo frente a las imágenes cotidianas.geométrico donde no queda clara la utilidad del objeto (¿contendor,decoración?). Que el ritmo sea melódico o tormentoso en medio de ese juego es ya otro cantar. A los trabajos sobre papel que conforman el grueso de esta exposición,y es que en última instancia los apretados ovillos de Morilla son imagen se podría aplicar aquella vieja aspiración de leer un dibujo ornamental comodel sinsentido: su interior alberga todo tipo de deformaciones y formas quien interpreta una partitura, a lo valéry; pero el caso es que, de pronto, losinesperadas, de protuberancias y excrecencias. Su forma, paciente, mismos protagonistas, que en algún momento del recorrido han cobradominuciosa y conseguida línea a línea, opera al modo de un cuerpo sin apariencia tridimensional, en sus vídeos empiezan a derretirse y acabanórganos, por decirlo con la fórmula de Gilles Deleuze, donde cada parte explotando (por cierto, cómo no recordar aquí el destino casi alegórico depuede asumir la función de las demás, al tiempo que el detalle se aquellas estupendas esculturas en cera de Medardo Rosso a las que los nazisdesentiende de la totalidad. De ahí que en cualquier punto del amasijo colocaban una mecha y encendían para iluminar sus veladas, mientrasinforme veamos abrirse un ojo –el trabajo del artista está salpicado de ellos, ridiculizaban el arte degenerado). Así, no nos resulta extraña esa fierao que el organismo adquiera la forma de los humores que lo circulan, dispersión de los miembros que practica Morilla, quien intuye con lucidezaunque ya no interiormente. cómo bajo todo ornamento opera una economía específica, nada convencional, donde la distribución de las partes con respecto al todo no estáCuando el interior se transforma en pura exterioridad ocurre casi ya sujeta a las viejas jerarquías que el orden de la representación impone a sunecesariamente que la función y la forma –es decir, aquello que se pone manera sobre las partes significantes de una imagen.en juego, o en duda, con cada ornamento–, devienen también camposdeslizantes. Del interior de esas formas no se deduce ya una lógica del Ornamento y detonación dice el título elegido por él; y no podemos estarexterior de las figuras, pues son a la vez el intestino y el spaghetti que se más de acuerdo, pues la desbandada de todo protagonista independientedigieren. y esa sangre, que es salsa de tomate, donde las rodillas, ojos, pies o hacia el atomizado plano de representación, al que casi siempre se repliegamanos son como tropezones, habla de un original descuartizado y todo él el orden ornamental, puede acontecer de forma cadenciosa o violenta:mezclado, deglutido, regurgitado (¡rumiado!, justo como corresponde a los mediando una disolución progresiva de los seres y los enseres, una fusión,animales de los que aquí partimos). un derretimiento (como en los grutescos romanos o renacentistas, incluso en
  12. 12. las rocallas del Barroco o del Rococó), o tras alguna deflagración que pongafin a las figuras, estampándolas, convertidas ya en mil añicos, contracualquier fondo imaginable. Lo informe estaría justo en la otra cara de estarecreación tan sensible y a la vez cruel de Morilla, empeñado en restaurarlos fragmentos a base de sus ovillos y sus tratos con lo ornamental.El caso es que si algo se repite en esta exposición es la certeza de que lacabeza y el cuerpo van cada uno por su lado. Rota toda continuidad(decapitaciones, fracturas, estallidos) y su armonía (amalgamas,monstruosidades), se dedican a describir por separado ricas piruetas que,como ornamento que, al fin y al cabo, son cada una de ellas, aspiranquizás a devolver al arte a su casa original. Esa casa que, como sospechabaWalter Benjamin, no es otra que la del ornamento.pág 01 y 02 Crecimiento ornamental #01 y #02. 70 x 100 cmpág. 04 y 05, 30 y 31 Secuencias de desprendimiento #01 y #02 (detalles). 34 x 140 cmpág. 06 y 25 Trofeo de detonación para hall y salón #01 y #02. 42 x 30 cmpág. 07 Suspensión del ornamento. 42 x 30 cmpág. 09, 10, 21 y 22 Secuencias de desmogue. 15 x 30 cmpág. 26 Restos de la detonación. 15 x 30 cmpág. 28 Iniciación a la caída. 30 x 42 cmpág. 29 y 32 Preparación a la detonación. 20 x 15 cm markers, tinta china y acrílico 21
  13. 13. 22 23
  14. 14. 24 25
  15. 15. 27
  16. 16. 28 29
  17. 17. 30
  18. 18. CONEXIONES 01es un proyecto del Museo ABC y de la Fundación Banco SantanderOrganización y producción ejecutivaMuseo ABCEdiciónMuseo ABC y tF. EditoresCoordinador del proyectoÓscar Alonso MolinaDiseño del catálogo, imagen y comunicación de la exposiciónCano EstudioMontaje de la exposiciónArteria ornamento y detonaciónAGRADECIMIENtOSProducción de las esculturas en ceraCarlos Deltronco y Suecado Diseño y ConceptualizaciónProducción de vídeosCrida Palma, Residencia Palma Espai ArtProducción de la intervención mural en el Museo ABCIniciativas y exposiciones© dibujos Santiago Morilla, Madrid 2011© de los textos sus autores© de la presente edición: Museo ABC y tF. EditoresISBN: 978-84-15253-10-5Depósito legal: M-22189-2011
  19. 19. por santiago morilla

×