5711431573117147PRESENTACIÓNPor Raimundo Pérez-Hernández y TorraDirector de la Fundación Ramón ArecesEl siglo XX, indisoci...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 4AF_Canal_Panama.indd 4 9/12/11 07:39:179/12/11 07:39:17
5P R E S E N TA C I Ó NBienvenidos a la sede de la F undación Ramón Ar e-ces, con motivo de la ceremonia de inauguración d...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 6AF_Canal_Panama.indd 6 9/12/11 07:40:309/12/11 07:40:30
7POR JOSÉ BLANCOMinistro de FomentoEL SIGLO XXINDISOCIABLE DE LASGRANDES OBRASDE INFRAESTRUCTURASHACE ALGO MÁS DE CUATRO M...
8FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5empresas españolas. O bras emblemá-ticas como la ampliación del Canal dePanamá a la que este se...
9der la demanda pr evisible en un horiz ontede medio plazo... Y nadie pone en duda queesta modernización ha contribuido de...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 10AF_Canal_Panama.indd 10 9/12/11 07:41:399/12/11 07:41:39
11POR RICARDO MARTINELLIPresidente de la República de PanamáFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011PANAMÁUN PEQUEÑOGRA...
12FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5y muchos otr os países el Tratado de D obleTributación o Intercambio de Información,tratado po...
13AF_Canal_Panama.indd 13AF_Canal_Panama.indd 13 9/12/11 14:16:049/12/11 14:16:04
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 14AF_Canal_Panama.indd 14 9/12/11 07:43:479/12/11 07:43:47
15S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR FRANCISCO J. MONTERO LLÁCERDirector del Grupo de Investigación “Desarrollo del ...
16FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5ción de Panamá como potencia y centro in-ternacional de servicios marítimos.Estados U nidos r ...
17casi los 600 millones. Actualmen-te, pasan buques de hasta 4.400TEUs, por el canal ampliado pa-sarán de 13.000 TEUs. Hoy...
18FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5sobre un tema de enorme r epercusión en elcomercio mundial y al que han asistido losmás import...
19tifica por el número y tamaño de los buquesy volumen de carga que podrán transitarlo .En esta sesión se desarr ollaron la...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 20AF_Canal_Panama.indd 20 9/12/11 07:46:399/12/11 07:46:39
21S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR ALBERTO ALEMÁNAdministrador de la Autoridad del Canal de PanamáFUNDACIÓN RAMÓN ...
22FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5algo más de cinco siglos. E l siglo XVI fi jael encuentro complejo, y a veces conflictivo,entre ...
23Bisagra del comercio mundialEl Canal de P anamá facilita y di-namiza el comer cio mundial alhacer posible el desplazamie...
24FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5gobernabilidad democrática alcanzadapor el país en las últimas décadas.Y marca por cierto el p...
25pública en 1994 y de una ley marco conocidacomo la Ley Orgánica del Canal de 1997.Su manejo seguro, eficiente y neutral e...
26FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5mente r econocidas, adaptadas a la r ealidadlocal y potenciadas con la incorporación decriteri...
27queños agricultores y ganaderos. El programacontempla el establecimiento de prácticas deagroforestería, silvopastoriles,...
28FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Se trata de su ampliación mediante la cons-trucción de un ter cer juego de esclusas quehabrá d...
29Esa era la edad del mundo conocida, hastaahora. Porque recientes hallazgos paleonto-lógicos que se han dado durante las ...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5“““LLLLLLLEEEEEEGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUÉÉÉ AAALLL NNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO...
31S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR RAFAEL NÁJERAProfesor Emérito de la Escuela Nacional de Sanidad. MadridFUNDACIÓ...
32FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5en Nombre de Dios, y en 1513 VascoN úñez de B alboa r ecorre el istmo ydescubre el Océano Pací...
33biental con grandes z onas deforestadas paracultivo, y la introducción de ganado para tra-bajo de campo (producir 8 kg d...
34FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5filogenéticos se piensa tenga una antigüe-dad de unos 3.000 años, siendo originariode África O ...
35Años más tarde, el Almirante EdwardVernon condujo una fl ota inglesa de29.000 hombres a Car tagena de I n-dias con objeto...
36FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Ideas sobre la etiología de laenfermedad y su transmisiónanteriores a 1881N o se conocía su et...
37a la 5ª Confer encia Sanitaria Internacional,que se celebró en Washington en 1881 ydonde expuso su idea de que la transm...
38FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Unidos “la espléndida guerrita del tíoSam”, iniciada por la explosión delMaine (“R emember the...
39eliminar la enfermedad. Así, evacuaron a loshabitantes y el 12 de julio todos los edificiosfueron reducidos a cenizas, po...
40FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5yor William C. Gorgas, Oficial Jefe de Sani-dad de La H abana. La estrategia se basó eneliminar...
41rio que pudiera existir, así como pavimentarmuchas calles para evitar la acumulación deagua. Todas estas acciones se fac...
FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 42AF_Canal_Panama.indd 42 9/12/11 14:17:069/12/11 14:17:06
43P R I M E R A S E S I Ó NUNA VEZ AUTORIZADA LA AMPLIACIÓNdel Canal de P anamá por medio deun referéndum nacional en octu...
44FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5nanciación necesarios para poder ejecutar latotalidad del programa.En marzo de 2007 se logró u...
45esclusa de M inden con cuatr oreservorios intermedios de cadalado de la esclusa. Los r eservo-rios pueden constr uirse a...
46FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5un solo escalón. Con el uso de pis-cinas de ahorro de agua adicional-mente ahorramos aún más a...
47vorio principal, el lago Gatún, y el mar comoreservorio inferior, en una cuenca hidrográficacon precipitaciones medias an...
48FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5mático desarrollado en Argentina, yse ajustó la geometría para minimizarlas pérdidas de carga ...
49Este arreglo de esclusa con tr es escalones ycanal de nav egación requieren que se cons-truya una pr esa como bor de Est...
50FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5un volumen de 8,3 millones de m3de mate-riales para su construcción.Tras el arreglo del nuevo ...
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011

710 views

Published on

Este monográfico recoge las ponencias de los expertos que participaron en un seminario internacional en el que se ofreció una visión integral de lo que es y será la ampliación del Canal de Panamá. El seminario se estructuró en tres sesiones científicas, las mismas que articulan este número de la revista: "La ingeniería y el impacto ambiental de la ampliación del canal de Panamá"; "El tráfico marítimo: impacto de la ampliación del Canal de Panamá en el comercio internacional" y, por último, "La operación del Canal de Panamá".

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
710
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Fundación Ramón Areces. Número 5. Monográfico "Canal de Panamá": Diciembre 2011

  1. 1. 5711431573117147PRESENTACIÓNPor Raimundo Pérez-Hernández y TorraDirector de la Fundación Ramón ArecesEl siglo XX, indisociable de las grandes obrasde infraestructuras.Por José Blanco, Ministro de FomentoPanamá, un pequeño gran país.Por Ricardo Martinelli,Presidente de la República de PanamáSESIONES CIENTÍFICASPRIMERA SESIÓNLa ingeniería y el impacto ambientalde la ampliación del Canal de Panamá.SEGUNDA SESIÓNEl tráfico marítimo: impacto de la ampliacióndel Canal de Panamá en el comercio internacional.TERCERA SESIÓNLa operación del Canal de Panamá.CONCLUSIONES DEL SEMINARIOÍNDICE / Núm. 5Diciembre 2011EDITAFundación Ramón ArecesDIRECTORRaimundo Pérez-Hernández y TorraCONSEJO ASESORFederico Mayor Zaragoza, Julio R. Villanueva,Juan Velarde Fuertes, Jaime Terceiro Lomba,Avelino Corma Canós, Juan González-PalominoJiménez, Alfonso Novales CincaDIRECTORManuel AzconaSERVICIO DE PUBLICACIONESConsuelo Moreno HervásDISEÑO Y MAQUETACIÓNOmnívoros Marketing y ComunicaciónADMINISTRACIÓN Y REDACCIÓNCalle Vitruvio 5. 28006 Madrid.Teléfono: 91 515 89 80. Fax: 91 564 52 43WEBwww.fundacionareces.esWEB TVwww.fundacionareces.tvILUSTRACIÓN DE PORTADAEzequiel CasamadaFOTOGRAFÍAAlejandro Amador y Antonio MarcosFOTOMECÁNICA:Gamacolor S.G.I.IMPRESIÓN:Impresos Izquierdo S.A.Queda prohibida la reproducción total o parcialde las informaciones de esta publicación,cualquiera que sea el medio de reproduccióna utilizar, sin autorización previa o expresa deFundación Ramón Areces. La Revista no se hace,necesariamente, responsable de las opiniones desus colaboradores.Depósito Legal: M-51664-2009© 2011 Fundación Ramón ArecesAF_Canal_Panama.indd 3AF_Canal_Panama.indd 3 9/12/11 14:11:029/12/11 14:11:02
  2. 2. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 4AF_Canal_Panama.indd 4 9/12/11 07:39:179/12/11 07:39:17
  3. 3. 5P R E S E N TA C I Ó NBienvenidos a la sede de la F undación Ramón Ar e-ces, con motivo de la ceremonia de inauguración delSeminario sobre el Canal de P anamá “El reto de laampliación de la vía interoceánica”.Excelentísimo Presidente de la República de Panamá,en nombre de la Fundación Ramón Areces quisiéra-mos agradecer de todo corazón su presencia hoy aquí,que constituye para nosotros una grandísima satisfac-ción y que realza la significación de este Seminario.Señor Ministro de Fomento del Gobierno de España,la Fundación está especialmente agradecida al Minis-terio y a su titular por el apoyo decidido que en todomomento ha demostrado para la organización de esteSeminario.La F undación Ramón Ar eces tiene como señas deidentidad y como objetivos fundamentales, la promo-ción de la investigación científica y técnica, la forma-ción de capital humano, la difusión del conocimientocientífico en los ámbitos de las ciencias de la vida y dela materia y de las ciencias sociales.Por consiguiente, el objetivo del Seminario se enmarcaplenamente en los fines que persigue esta institución.Además, la F undación tiene un fi rme compromisocon la inno vación y es un hecho que la ampliacióndel canal es uno de los ejemplos de la vanguardia de lainnovación en el mundo.Este Seminario pretende constituir un for o para dara conocer las múltiples proyecciones de esta complejaobra de ingeniería. Tratará muchas de las cuestionesque conforman la temática del canal, como son lasproyecciones de tráfi co marítimo, las perspectiv aspara el comercio mundial, el impacto medioambien-tal, o los múltiples aspectos técnicos de este ambiciosoproceso de ingeniería.El Seminario estará estructurado en tres sesiones, paracada una de las cuales se han invitado a eminentespersonalidades internacionales, r epresentativas y ex-pertas de organismos internacionales y nacionales,públicos y priv ados, así como del mundo científi coy académico.Se trata, en definitiva, de ofrecer una visión integral delo que es y será la ampliación del Canal de Panamá.La posición de P anamá, punto estratégico de con-fluencia de las más impor tantes r utas marítimas, leconfiere unas características singular es, que históri-camente han conformado su pr oyección nacional einternacional.Vaya nuestro agradecimiento a todas aquellas perso-nas e instituciones que han hecho posible la r ealiza-ción de este S eminario, a los M inisterios de AsuntosExteriores y de F omento, a la A utoridad del Canal,a los Embajadores de España en P anamá y de la R e-pública de P anamá en España y al coor dinador delproyecto, profesor Francisco Montero.Señor Presidente, muchas personas tanto en P anamácomo en España hemos trabajado con una enormeilusión para que se conoz ca debidamente todo el es-fuerzo, la significación y relevancia de esta gran obraque los panameños están llevando a cabo.Decía el Premio Nobel Ramón y Cajal que “Las ideasduran poco y hay que hacer algo con ellas ”. Nos ale-gramos de que la idea de este Seminario se haya hechorealidad.Quisiera terminar agradeciendo al P atronato de laFundación y en especial a su Presidente, el firme apo-yo recibido para la r ealización de este ambicioso en-cuentro de expertos que esperamos sea tan fr uctíferocomo todos deseamos.RAIMUNDO PÉREZ-HERNÁNDEZ Y TORRADirector de la Fundación Ramón ArecesAF_Canal_Panama.indd 5AF_Canal_Panama.indd 5 9/12/11 07:39:559/12/11 07:39:55
  4. 4. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 6AF_Canal_Panama.indd 6 9/12/11 07:40:309/12/11 07:40:30
  5. 5. 7POR JOSÉ BLANCOMinistro de FomentoEL SIGLO XXINDISOCIABLE DE LASGRANDES OBRASDE INFRAESTRUCTURASHACE ALGO MÁS DE CUATRO MESES TUVEla for tuna de poder obser var, desdeuna posición privilegiada, una de esasobras que transforman un país: lasobras de la ampliación del Canal dePanamá. E n aquella ocasión visitabaPanamá paraparticiparen el F orode EmpresasEspañolas del S ector de las I nfraes-tructuras organizado por el Ministeriode Fomento, el Instituto de ComercioExterior y la Embajada de España y enel que contamos con la pr esencia derepresentantes de ex cepción del G o-bierno de P anamá y de las empr esasespañolas. Nos reuníamos en esa oca-sión para conocer , de primera mano,las importantes obras incardinadas enel P lan Estratégico para 2010-2014que lidera el P residente M artinelli.Todas ellas con una visión de futur o,y en muchas de las cuales par ticipanJosé BlancoMinistro de FomentoFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011P R E S E N TA C I Ó NAF_Canal_Panama.indd 7AF_Canal_Panama.indd 7 9/12/11 07:40:499/12/11 07:40:49
  6. 6. 8FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5empresas españolas. O bras emblemá-ticas como la ampliación del Canal dePanamá a la que este seminario estádedicado. Pero también otras muchasinversiones que van a tener un impactoinmediato social y económico . Me re-fiero, por ejemplo, al Metro de Panamá,y a las inversiones en sanidad, viviendasocial, saneamiento de aguas, aeropuer-tos, energía eólica...Permítame, Señor Presidente de la R e-pública, recordar en este foro, aquí, enmi país, ante este cualificado auditorio,lo que le transmití durante nuestra en-trevista el pasado mes de febrero: el or-gullo que, como español, siento de quelas empresas españolas participen en lasmás impor tantes obras en P anamá y,también, el orgullo de que las empresasespañolas estén calificadas entre las me-jores del mundo en sus sectores.Como muchos de Vds. saben, y citoa una publicación nor teamericana es-pecializada del sector, de entr e las em-presas concesionarias de infraestr ucturas detransporte en todo el mundo, siete de losdiez primer os puestos están ocupados porempresas españolas. Es, permítanme decirlo,una de las consecuencias de un objetivo queEspaña ha perseguido permanentementedurante los últimos 30 años: la moderniza-ción de nuestr o sistema de infraestr ucturasde transporte y al que hemos dedicado unosrecursos financieros sin precedentes: duranteel periodo 1990-2010 el nivelde inversión de la Administra-ción del Estado se ha mo vidoen torno al 1,4 o 1,5% del PIBcomo media. Como resultado,España ha pasado a disponerde una de las infraestr ucturasde transportes más desarrolla-das en el ámbito europeo, conuna red de carr eteras de altacapacidad de más de 14.000km, una red ferroviaria de altavelocidad con 2.700 km en funcionamiento,con puertos y aer opuertos capaces de aten-Siete de las diez primeras empresasconcesionarias de infraestructurasde transporte en todo el mundo sonespañolas, según una publicaciónespecializada del sectorIsidoro Álvarez, Presidente de la Fundación Ramón ArecesAF_Canal_Panama.indd 8AF_Canal_Panama.indd 8 9/12/11 14:14:379/12/11 14:14:37
  7. 7. 9der la demanda pr evisible en un horiz ontede medio plazo... Y nadie pone en duda queesta modernización ha contribuido de formanotable al incremento de la productividad yla competitividad de las empresas españolas,a la vertebración del país y, en suma, al au-mento del nivel de vida en España.Me van a permitir también que no me atrevaa disertar sobre el Canal de Panamá, precisa-mente en este foro, ante este auditorio espe-cializado. Sobre la importancia del Canal dePanamá en el tráfi co marítimo mundial, surepercusión indudable en nuev as formas dehacer negocio de las compañías navieras, suimpacto en el comercio mundial, la forma deafrontar los retos de ingeniería civil que estaobra monumental supone, las solucionesque van a darse a las cuestiones medio-ambientales... sobre todos estos temasvan a tener cumplida información du-rante esta jornada y y o sólo lamentono poder acompañarles en la mismacomo un participante más. Pero lo quesí quiero resaltar es la influencia que laampliación del Canal va a tener para laconfiguración del mundo de este siglo,como lo tuvo el siglo pasado.El siglo XIX y , especialmente, el sigloXX son indisociables de las grandesobras de infraestr ucturas, y el XXI nova a ser difer ente. Visionarios como F erdi-nand de Lesseps abogaban por la comunica-ción entre los pueblos, por acortar distancias,por apr oximar r egiones. N o es casualidadque, humildemente, el lema del M inisteriode Fomento sea también “acortar distanciasy acercar personas”. Panamá crecerá con laampliación del Canal, como España ha cr e-cido con la inv ersión que hemos r ealizadoen infraestructuras, y P anamá, España y elmundo se van a beneficiar de una obra cla-ve de nuestro siglo. Les confieso que cuandosobrevolaba hace unos meses el lago G atúny veía desde el aire las esclusas de Miraflorespensaba que estaba no sólo admirando unagran obra de ingeniería, sino, también, unade las que van a conformar el mundo del si-glo XXI.Quiero resaltar lainfluencia que laampliación del Canalva a tener para laconfiguración del mundode este siglo, como lotuvo el siglo pasadoy José Blanco, Ministro de FomentoAF_Canal_Panama.indd 9AF_Canal_Panama.indd 9 9/12/11 14:14:459/12/11 14:14:45
  8. 8. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 10AF_Canal_Panama.indd 10 9/12/11 07:41:399/12/11 07:41:39
  9. 9. 11POR RICARDO MARTINELLIPresidente de la República de PanamáFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011PANAMÁUN PEQUEÑOGRAN PAÍSEN PRIMER LUGAR QUISIERA AGRADECERa la F undación Ramón Ar eces estainvitación que nos ofr ece al gobiernopanameño y a la administración delCanal de P anamá la posibilidad depresentar ante tan concurrido gr upode empresarios y ejecutivos, y miem-bros de la comunidad española, lo quees Panamá y lo que es la expansión delCanal de Panamá.Panamá es un pequeño gran país querepresenta mucho para el mundo . Esel punto de encuentr o de todas laseconomías latinoamericanas, es lasegunda zona libre de comer cio másgrande del mundo y un vibrante cen-tro bancario. El turismo es una indus-tria muy vibrante con más de 2 millo-nes de turistas este año. El 6% del co-mercio mundial pasa por el Canal dePanamá. Tenemos leyes muy ampliase impuestos muy bajos. A cabamosde firmar con España, F rancia, ItaliaRicardo MartinelliPresidente de la República de PanamáP R E S E N TA C I Ó NAF_Canal_Panama.indd 11AF_Canal_Panama.indd 11 9/12/11 07:42:079/12/11 07:42:07
  10. 10. 12FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5y muchos otr os países el Tratado de D obleTributación o Intercambio de Información,tratado por el que Panamá deja de figurar enlas listas negras de los paraísos fiscales.La inversión en infraestr ucturas en los últi-mos cinco años supera la inv ersión realiza-da en los 40 años anteriores. Esto se explicaporque el G obierno de P anamá está for-mado por empr esarios, es un gobierno quebusca la empresa privada como el fin motorpara el desarrollo y crecimiento de un país,un gobierno que actúa rápido, un gobiernoque está pendiente de las necesidades, conuna gran conciencia social. Y es por esto queen este gobierno hemos po-dido obtener y aumentar elgrado de inv ersión del país,y vamos a seguir mejorandonuestro déficit fiscal, que esinferior al 2%.N uestra economía cr eceráeste año cerca del 10%. Ape-nas tenemos desempleo. So-mos, por tanto, un país queestá cr eciendo, un país quenecesita que más empr esasespañolas y más españoles seinstalen e inviertan en Pana-má. Y existe una gran posi-bilidad de seguir incr emen-tando los negocios. P anamále conviene a España paratenerlo como centr o de ne-gocios; no solo por la mismacultura, la misma religión, elmismo idioma, sino por quees un país segur o, un país donde se r ecibecon los brazos abiertos a todo aquel que vie-ne a invertir y a vivir.En este Seminario que ahora inauguramos vana conocer los detalles de la ingeniería de esamaravilla moderna que es el Canal de Panamáy la creatividad con la que ingenieros españoles,italianos, belgas y americanos han abor dadola infraestructura más impor tante que se estáconstruyendo en AméricaLatina, y que es tambiénuna de las más importantesque se están constr uyendoen el mundo.Ricardo MartinelliPresidente de la Repúblicade Panamá e Isidoro Álvarez,Presidente de la FundaciónRamón ArecesAF_Canal_Panama.indd 12AF_Canal_Panama.indd 12 9/12/11 14:15:539/12/11 14:15:53
  11. 11. 13AF_Canal_Panama.indd 13AF_Canal_Panama.indd 13 9/12/11 14:16:049/12/11 14:16:04
  12. 12. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 14AF_Canal_Panama.indd 14 9/12/11 07:43:479/12/11 07:43:47
  13. 13. 15S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR FRANCISCO J. MONTERO LLÁCERDirector del Grupo de Investigación “Desarrollo del sector marítimo”(Universidad de Cádiz)FUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011UNA VISIÓNINTEGRADORA DEL DISEÑO,CONSTRUCCIÓN, OPERACIÓN, USOE IMPACTO SOCIO-AMBIENTALDEL CANAL DE PANAMÁLA POSICIÓN GEOGRÁFICA DE PANAMÁ,punto estratégico y de confl uenciade las más impor tantes rutas maríti-mas, le confi ere unas característicassingulares que históricamente hanconformado su proyección nacional einternacional. Siendo éste un país de-dicado eminentemente a la prestaciónde ser vicios, las actividades engloba-das dentro del sector marítimo tienenespecial influencia en la economía na-cional.Tres son los elementos fundamentalesque conforman su sector marítimo:el canal inter oceánico, el r egistro debuques y el sistema por tuario. Todosellos han contribuido a la consolida-AF_Canal_Panama.indd 15AF_Canal_Panama.indd 15 9/12/11 07:45:239/12/11 07:45:23
  14. 14. 16FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5ción de Panamá como potencia y centro in-ternacional de servicios marítimos.Estados U nidos r ealizó la transfer encia delCanal a Panamá, el 31 de diciembre de 1999,de acuerdo a lo establecido por elTratado To-rrijos-Carter, y sus antecedentes se r emontana la independencia de P anamá de Colombiael 3 de noviembre de 1903. Precisamente, elproyecto de ampliación del Canal de Panamá,tiene sus orígenes en dicho Tratado, que esta-blecía la posibilidad de un “ canal a nivel delmar” o de un “tercer juego de esclusas”, reco-nociendo que “un canal a nivel del mar puedeser importante en el futur o para la navegacióninternacional…”. No obstante, en dicho Tra-tado quedaba claramente especificado que nose construiría un nuev o canal inter oceániconi en Panamá ni por otra r uta durante la vi-gencia del mismo, confiriendo a Estados Uni-dos el der echo a agr egar un ter cer juego deesclusas al canal existente (Artículo XII).Diez años después de la entrada en vigor delTratado se estableció la Comisión de Estu-dio de Alternativas al Canal de P anamá, in-tegrada por r epresentantes de los gobiernosde Panamá, Estados Unidos y Japón, con elpropósito de estudiar las alternativ as a me-dio y largo plazo. Por algo más de 20 años,Panama Canal Commission (PCC), agenciadel Gobierno de los Estados Unidos, gestio-nó la vía inter oceánica bajo supervisión delGobierno y Congreso de los Estados Unidos.Una vez transferido, la A utoridad del Canalde Panamá (ACP) es la institución que ges-tiona el Canal como persona jurídica autó-noma de der echo público con autonomíafinanciera, patrimonio pr opio y der echo deadministrarlo.El proyecto del “ Tercer Juego de Esclusas ”,con un pr esupuesto estimado de 5.250 mi-llones de US$, nació con los objetiv os dehacer crecientes y sostenibles los apor tes delcanal al tesor o nacional; mantener tanto lacompetitividad del canal como el valor de laruta marítima de Panamá; aumentar la capa-cidad para captar la cr eciente demanda conniveles de servicio apropiados; y hacer que elcanal sea más productivo, seguro y eficiente.El Seminario desarrollado ha v ersado sobrelos retos de Panamá y su Canal, inmerso enuna obra de ingeniería extraor dinaria. Estemagno pr oyecto incluy e tr es componen-tes principales: un ter cer juego de esclusascon dimensiones de 427 m de largo, 55 mde ancho y 18,3 m de pr ofundidad, dotadode tinas de agua que permitirán r eutilizar el60% del agua necesaria para transitar un bu-que; cauces de acceso a las nuevas esclusas, elensanche y pr ofundización de los cauces denavegación actuales; y la elev ación del nivelmáximo de funcionamiento del lago G atún.Cuando se abra al tráfico, permitirá manejarbuques por tacontenedores de hasta 13.000TEUs con dimensiones máximas de 366 mde eslora, 49 m de manga y 15 m de calado; yotros tipos de buques de hasta 170.000TPM(Toneladas de Peso Muerto). El canal amplia-do tendrá capacidad suficiente para atenderla demanda de tráfico más allá de 2025, casiduplicando su capacidad actual CPSU AB(1 CPSU AB r epresenta cien pies cúbicosde capacidad de carga). E n la actualidad lacapacidad es de 350 millones de toneladasCPSUAB, y una vez ampliado se alcanzaránEl Seminario desarrolladoha versado sobre los retosde Panamá y su Canal,inmerso en una obra deingeniería extraordinariaAF_Canal_Panama.indd 16AF_Canal_Panama.indd 16 9/12/11 07:45:519/12/11 07:45:51
  15. 15. 17casi los 600 millones. Actualmen-te, pasan buques de hasta 4.400TEUs, por el canal ampliado pa-sarán de 13.000 TEUs. Hoy, unbuque granelero puede pasar conun máximo de 70.000 TPM y unbuque tanque de hasta 50.000TPM, por el canal ampliado pa-sarán buques de 120.000 TPM y125.000 TPM respectivamente.El paso de grandes buques trae-rá consigo economías de escala,lo que v a a r esultar en costos detransporte más bajos por unidadde carga transpor tada. La r educ-ción de costos por la ruta hará máscompetitivo al Canal y ofr ecerá alos navier os que transiten por elmismo la oportunidad de rentabi-lizar la ruta por Panamá.El S eminario ha ser vido de for opara dar a conocer y debatir lasproyecciones de esta extraor dina-ria obra de ingeniería, centrándose en temasde tanto interés como son el pr oceso de in-geniería de la ampliación, su impacto am-biental y el manejo responsable de su cuencahídrica siempr e r espetuosa con el entorno,las proyecciones de tráfico marítimo sobre elnuevo canal ampliado y su siempr e compli-cada y apasionante operación.El S eminario fue estr ucturado en tr es se-siones. Para cada una hemos contado coneminentes personalidades internacionales,representativas y exper tas, de organismosinternacionales y nacionales, públicos y pri-vados; así como del mundo científico y aca-démico. Así hemos podido debatir sobre estaextraordinaria obra del siglo XXI. N o eranuestro objetivo mantener discusiones téc-nicas sobre ningún tema. Más bien intentarmostrar una visión integradora del diseño,construcción, operación, uso e impacto so-cio-ambiental del canal. Las extraor dinariasaportaciones de los ponentes ponen de relie-ve cómo las diferentes disciplinas interactúany cómo cada una de ellas puede contribuir auna visión más eficiente de la extraordinariaimportancia que para el comer cio interna-cional tendrá el canal ampliado.La Fundación Ramón Areces nos ha ofrecidosu generoso patrocinio fiel a su compromisocon el progreso, la investigación y la culturaFrancisco J. Montero LlácerAF_Canal_Panama.indd 17AF_Canal_Panama.indd 17 9/12/11 07:45:599/12/11 07:45:59
  16. 16. 18FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5sobre un tema de enorme r epercusión en elcomercio mundial y al que han asistido losmás importantes responsables del mundo dela ingeniería civil y el transpor te marítimo,además de profesionales del sector marítimoy las ciencias del mar; la ingeniería, el der e-cho, la economía y el comercio, la geografía,y las ciencias ambientales y sociales. La es-tructura de cada una de las tres sesiones que-dó establecida de la siguiente manera:La ingeniería y el impacto ambientalde la ampliación del Canal de PanamáLa primera sesión examinó el pr oyecto deampliación del Canal de P anamá desde elpunto de vista de las peculiaridades del diseñodel tercer juego de esclusas y los aspectos másrelevantes de su constr ucción. Se explicaronlos aspectos r elacionados con el dragado,volumen de excavaciones, el diseño de com-puertas, las estr ucturas metálicas, r espuestassísmicas, el sistema de r eciclaje de agua, lagestión del agua dulce y la planifi cación dela ejecución. Asimismo, pudimos comprobarcomo la ACP promueve la estrategia ambien-tal y social, la gestión integral de los r ecursoshídricos para asegurar su disponibilidad encantidad y calidad garantizando la confi an-za de la comunidad nacional e internacionalen la operación continua de los ser vicios quebrinda, con la par ticipación y colaboraciónde una población que mejora su calidad devida satisfaciendo sus necesidades básicas. S eenfatizó sobr e las siguientes cuestiones cla-ves: ¿Cuáles son los elementos fundamentalesdel diseño de la ingeniería de la ampliación?¿Cómo se establecen las fases del pr oceso deconstrucción? ¿Cómo se evalúa el impacto dela intromisión de agua salada y la gestión delagua dulce? ¿Cómo se gestiona la cuenca hi-drográfica: hidrología y reforestación?El tráfico marítimo: impacto dela ampliación del Canal de Panamáen el comercio internacionalUno de los principales objetiv os del proyec-to del tercer juego de esclusas es el aumentode la capacidad del Canal de P anamá paracaptar la pr ogresiva demanda de tonelaje,con niveles de servicio apropiados para cadasegmento de mer cado. D e esta forma, sedaría respuesta al aumento del tráfi co decomercio marítimo pr evisto por la r uta delCanal. Es evidente que la ampliación se jus-Trazado actualdel Canal de PanamáFuente: www.bbc.co.ukLa primera sesión examinóel proyecto de ampliacióndel Canal de Panamá desdeel punto de vista de laspeculiaridades del diseño deltercer juego de esclusas y losaspectos más relevantes desu construcciónAF_Canal_Panama.indd 18AF_Canal_Panama.indd 18 9/12/11 07:46:169/12/11 07:46:16
  17. 17. 19tifica por el número y tamaño de los buquesy volumen de carga que podrán transitarlo .En esta sesión se desarr ollaron las siguientescuestiones claves: ¿Cuál será el impacto de laampliación del canal en el comercio interna-cional? ¿Qué demanda de tráfico canalero seespera en las próximas décadas? ¿Cómo sonlos buques tipo postpanamax que podrántransitar el canal? ¿C uál será el efecto de laampliación en el peaje?La operación del Canal de PanamáEn esta sesión se abordó la operación del Ca-nal de Panamá y en la misma se analizar on,entre otras importantes cuestiones, la gestiónde los r ecursos humanos r esponsable de lasoperaciones marítimas, el contr ol de tráfi code buques por el canal, sus pr ogramas de se-guridad, la pr evención de la contaminaciónmarina en las aguas del Canal, los mediosauxiliares empleados en el tránsito, el practi-caje de los buques y la formación marítimade sus responsables. Las cuestiones clav e de-batidas fueron: ¿Qué normas se aplican en laprevención de la contaminación pr oducidadesde buques? ¿Cómo se gestiona y organizael tráfico de buques por el canal? ¿Q ué dife-rencias existen entr e el P racticaje del Canaly el de España: r esponsabilidades? ¿Cómo segestiona la formación en especialidades marí-timas en Panamá?Reducción de distanciasusando el Canal de PanamáEcuador-Nueva YorkFuente: Fairplay Worldshipping EncyclopediaFrancisco Joaquín Montero LlácerEs Capitán de Marina Mercante yDoctor en Ciencias del Mar (Universidadde Sevilla), su tesis versó sobre el “SectorMarítimo de Panamá” y es Doctor“Honoris Causa” por la UniversidadMarítima Internacional de Panamá.Ejerció a bordo de buques hasta serpromovido a Capitán-Inspector deInternational Maritime Carriers (Hong-Kong). Catedrático, por oposición,en la Escuela Superior de la MarinaCivil de Bilbao y Cádiz. Actualmentees Profesor Titular en las Facultadesde Ciencias Náuticas y Ciencias delMar y Ambientales, de la Universidadde Cádiz y Director del Grupo deInvestigación “Desarrollo del sectormarítimo”.Ha sido Responsable de AsuntosMarítimos de Andalucía; Gobernadorde la Universidad Marítima Mundial(Mälmo, 1982-87); Director deProyectos y Representante OMI –Naciones Unidas en Panamá (1988-93); Asesor y Consultor de OMI, PNUD,BID y Banco Mundial.NUEVA YORKECUADORAF_Canal_Panama.indd 19AF_Canal_Panama.indd 19 9/12/11 07:46:289/12/11 07:46:28
  18. 18. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 20AF_Canal_Panama.indd 20 9/12/11 07:46:399/12/11 07:46:39
  19. 19. 21S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR ALBERTO ALEMÁNAdministrador de la Autoridad del Canal de PanamáFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011EL CANAL DE PANAMÁ:SÍMBOLODE ENTENDIMIENTO, CONVIVENCIAY PAZ ENTRE LAS NACIONESCOMIENZO POR AGRADECER A LA FUN-dación Ramón Ar eces la cálida r ecep-ción que nos han brindado en Madrid,y por hacer de sede para este SeminarioInternacional sobr e los desafíos queplantea la ampliación del Canal de Pa-namá.Como ustedes saben, nuestro país llevaa cabo en estos momentos la empr esade ampliar la infraestructura operativade la vía inter oceánica, tarea que porsus dimensiones emula, en diversos as-pectos, la obra de su constr ucción ori-ginal, completada hace 97 años.El destino de P anamá estuvo marca-do desde siempr e por la función depuente entr e los mundos. D urantegran par te de su existencia la socie-dad humana estuv o constituida porculturas, civilizaciones y gr upos quevivían separados, aislados; o que no secomunicaban entre sí. Esta r ealidad,medida en dimensiones temporales,comenzó a ser superada hace tan sóloAF_Canal_Panama.indd 21AF_Canal_Panama.indd 21 9/12/11 07:47:189/12/11 07:47:18
  20. 20. 22FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5algo más de cinco siglos. E l siglo XVI fi jael encuentro complejo, y a veces conflictivo,entre Europa, África y América, y luego Asiay Oceanía.¿Cómo sucedió todo esto? A partir de 1513,cuando desde playas panameñasVasco Núñezde Balboa descubre el Mar del Sur, Panamá seconvierte en puente obligado y eslabón fun-damental de la red del transporte y la comu-nicación entre los vastos espacios oceánicos.En 1534, el emperador Carlos V instruye algobernador Barrionuevo para que dispongala construcción de una vía que aproxime en-tre sí al Atlántico y al Pacífico.Desde entonces la comunicación dir ecta en-tre ambos océanos fue siempr e una empresade gran aliento hispánico que, convertida enrealidad siglos más tar de, tendría gran im-pacto en la historia contemporánea.La primera globalizaciónFue un encuentro que a través de los cuatr osiglos siguientes no cesa de intensificarse. Unacercamiento cuyo resultado final será la ci-vilización universal actual. En ese proceso elistmo panameño desempeña un rol verdade-ramente singular al facilitar el inter cambiocultural y comercial entre las naciones.Durante la primera etapa, el cargador escla-vo, la mula y el bongo de río, son los instru-mentos que hacen de P anamá la llav e de laruta del oro y de la plata, y de toda suerte deproductos y mercaderías. Se desarrolla así elcomercio entre el litoral del P acífico ameri-cano y las costas de E uropa, sobre todo deEspaña.Primero fue desde 1519, en un trópico ubé-rrimo, además de enmarañado y húmedo, elrelativamente corto Camino Real entre Pana-má, en el P acífico, y N ombre de Dios, en elCaribe; y desde 1598 hasta P ortobelo. Mástarde, una ruta paralela algo más fácil y rápida–el empedrado Camino de Cruces– que llevadesde la capital del istmo hasta el río Chagres,el cual hace posible la navegación fluvial ha-cia el Caribe.Tres siglos que van hasta principios de la dé-cada de 1850 cuando comienzan los trabajosdel Ferrocarril de P anamá, el primer trans-continental del mundo que a tir o de piedraconecta a la ciudad de P anamá con la urbeportuaria de Colón, her edera de la funcióncomercial de Portobelo en el Caribe.Al inaugurarse en 1855 el cor to camino dehierro (80 kilómetros en línea recta) que vie-ne a apurar la conquista del Oeste de EstadosUnidos, comienza la segunda etapa, la másbreve, de la función de tránsito y comunica-ción del istmo de P anamá que durará hasta1914.Luego de los trabajos titánicos comenzadospor los franceses en 1882 y culminados porlos norteamericanos, en 1914 se inaugura elCanal de P anamá, que es una vía acuáticafluvial: el río Chagr es embalsado, dragado ycanalizado para que desemboque en ambosocéanos después de elevar las naves, medianteinmensas esclusas, al lago Gatún a 26 metrossobre el nivel del mar.Lo que pudo sercircunstancial, se viopotenciado con la función depuente que Panamá cumpleentre los hemisferiosAF_Canal_Panama.indd 22AF_Canal_Panama.indd 22 9/12/11 07:47:559/12/11 07:47:55
  21. 21. 23Bisagra del comercio mundialEl Canal de P anamá facilita y di-namiza el comer cio mundial alhacer posible el desplazamientode mercaderías en menos tiempoy a costos menores por el hecho deacortar distancias entre los centrosde producción y los de consumo.Así, además de ser vir al intercam-bio fl uido, constante y expeditoentre los distintos países, la víarepresenta un factor r elevante enla economía de muchos de ellosya que, en unos casos, potencia elvalor de sus materias primas y , enotros o en ambos, ayuda a la colo-cación de su producción industrialen los mercados internacionales.Esto hace del Canal de P anamáuna bisagra del comercio mundialque, a la vez, estimula el entendimiento y lacooperación entre las naciones.Icono de concordiaEl Canal de P anamá es un icono mundialde concordia y de convivencia pacífica. Estocomenzó a darse con la llegada de miles deinmigrantes de div ersas par tes del mundo,especialmente de las Antillas, que llegar onpara tomar parte en los trabajos de construc-ción de la vía.Lo que pudo ser circunstancial, se vio poten-ciado con la función de puente que P anamácumple entr e los hemisferios, función queademás de facilitar las migraciones intercon-tinentales, permitió el arraigamiento en susuelo de culturas disímiles.Este verdadero laboratorio social pr odujo elafincamiento en el istmo de gr upos étnicos,religiones, manifestaciones culturales; carac-terísticas y par eceres venidos de los cuatr ospuntos cardinales.Hoy comparten con respeto y tolerancia elpropósito de generar progreso y bienestar co-lectivos. La sociedad panameña privilegia eldiálogo y es sensiblemente solidaria. E llo hadado paso a la estabilidad institucional y laAlberto AlemánAF_Canal_Panama.indd 23AF_Canal_Panama.indd 23 9/12/11 07:48:049/12/11 07:48:04
  22. 22. 24FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5gobernabilidad democrática alcanzadapor el país en las últimas décadas.Y marca por cierto el progreso pujanteque hoy le permite a P anamá vislum-brar uno de los futur os más promete-dores entre los países de la región.Solución pacífica de conflictosEl Canal de Panamá es ejemplo magní-fico en la búsqueda de vías pacíficas y lasolución armónica de confl ictos entrelos Estados.Después de v arias décadas de r elacio-nes bilaterales complejas y difíciles entorno a la vía interoceánica, la Repúbli-ca de Panamá y los Estados Unidos deN orteamérica empr endieron un largocamino de negociaciones que condu-jo a la fi rma, en 1977, de los TratadosTorrijos-Carter, los cuales dev olvierona Panamá plena soberanía sobr e la to-talidad de su territorio . Este pr oceso, quepermitió conciliar las posiciones de ambospaíses –cuyas r elaciones diplomáticas llega-ron inclusive a verse interrumpidas en 1964–es una manifestación, clara e histórica, de laposibilidad de superar difer encias y alcanzarconsensos cuando se privilegian la concordiay la paz entre las naciones.Este entendimiento entre ambos países per-mitió la transferencia ordenada de la vía inte-roceánica a la administración panameña. Es,sin duda, una historia de éxito para ambasnaciones.A su v ez la sociedad panameña, en un pr o-ceso igualmente ejemplar , adoptó medianteconsenso de todos los sector es r epresenta-tivos de la vida nacional un modelo para laadministración de este r ecurso estratégicodel país que ha hecho posible su conv ersiónen un verdadero impulsor de Panamá, y quehoy trabaja en función de generar beneficiosque contribuyen a elevar y mejorar constan-temente la calidad de vida de todos sus habi-tantes, al tiempo que pr ovee un ser vicio decalidad a sus clientes y a los países usuariosde la vía.Orgullo latinoamericanoEl Canal de Panamá es administrado y ope-rado por la A utoridad del Canal de P anamá(ACP) desde el 31 de diciembre de 1999. Esuna empr esa 100% del Estado panameñocuyo modelo de gestión está desarrollado porun marco jurídico que parte de un Capítuloque se adicionó a la Constitución de la R e-AF_Canal_Panama.indd 24AF_Canal_Panama.indd 24 9/12/11 07:48:279/12/11 07:48:27
  23. 23. 25pública en 1994 y de una ley marco conocidacomo la Ley Orgánica del Canal de 1997.Su manejo seguro, eficiente y neutral es reco-nocido y aplaudido por la comunidad inter-nacional, la cual ve en la entidad un modelode excelencia, tanto por su funcionamientocomo por sus prácticas gerenciales.Entre dichas prácticas pueden mencionarselos procedimientos de la ACP para sus adqui-siciones y sus licitaciones públicas. Estos pro-cedimientos sirven hoy de referencia a otrospaíses y a distintos organismos internaciona-les en virtud de su ética y su transparencia.Otro aspecto igualmente destacado es que losrecursos generados por su operación se desti-nan al financiamiento de los rubros socialesque mayormente impactan en el desarr ollodel país. Cabe señalar que, en apenasdiez años, el Canal ha apor tado al Es-tado panameño más de 4.500 millonesde dólares frente a los 1.800 r ecibidospor Panamá durante 85 años de la ad-ministración anterior.De esta manera el Canal vuelca sobre elpaís los beneficios derivados de su loca-lización hemisférica, lo cual r epresentael mayor recurso natural de Panamá.Agua: modelo mundialde gestión hídricaComo entidad rectora del Canal, la ACP tie-ne también la responsabilidad constitucionalde administrar el recurso hídrico de la Cuen-ca Hidrográfica del Canal. Este recurso estra-tégico para su operación también es la fuenteprincipal de agua potable para un v asto sec-tor de la población panameña.Lo anterior implica la administración deunos 7,5 millones de m³ de agua por día.Esto es más de 2,75 billones de m³ anualesque se almacenan y administran en los lagosde la cuenca y que r equieren de un manejointegrado para preservar un recurso tan im-portante y vital como es el agua.Para llevar a cabo esta administración hídri-ca, utilizamos prácticas científi cas mundial-El Canal de Panamá esadministrado y operadopor la Autoridad delCanal de Panamá (ACP)desde el 31 de diciembrede 1999AF_Canal_Panama.indd 25AF_Canal_Panama.indd 25 9/12/11 07:48:459/12/11 07:48:45
  24. 24. 26FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5mente r econocidas, adaptadas a la r ealidadlocal y potenciadas con la incorporación decriterios de carácter sostenibles. E ntre otros,el control permanente de la calidad del agua,y el monitoreo y modelaje del sistema hidro-lógico de la cuenca.Amigable con el ambienteOtro factor importante a destacar de la ope-ración del Canal de P anamá es el hecho deque, por ser una ruta toda de agua en la cade-na del transporte de mercaderías, contribuyea la reducción de dióxido de carbono (CO 2)producido por el transpor te marítimo inter-nacional.Con el Canal ampliado, será mayor la contri-bución a esa reducción de los gases efecto in-vernadero, por cuanto se podrámover más v olumen de cargacon menos buques. Esto hacede la ruta por Panamá una delas vías más efi cientes en tér-minos de impacto ambientalcausado por el desplazamientode productos. Esto hace de laCuenca H idrográfica del Ca-nal de Panamá una de las másimportantes del mundo.Para lograr una pr otecciónsostenible y adecuada de estacuenca, hemos basado nues-tros esquemas en el desarr ollodel hombr e, de su hábitat yde su familia. P rivilegiamos laeducación en prácticas inno-vadoras y sostenibles entr e loshabitantes de la región, convir-tiéndolos en aliados guar dia-nes de la cuenca hidr ográfica,a la vez que en productores efi-cientes, que obtienen beneficios de su trabajoprotector.En este marco, apoyamos el desarrollo socialde las comunidades de la C uenca del Canalcon programas que se dirigen al mejoramien-to de la calidad de vida de sus habitantes; ta-les como el de titulación de tierras, el cual seha convertido en modelo internacional porsu efi ciencia y su efi cacia, así como por elimpacto directo para mejorar la economía deestas comunidades.También llevamos a cabo la iniciativ a de in-centivos económicos ambientales, que buscamejorar la calidad de vida de las comunidadesde la Cuenca y proteger el recurso hídrico deesta importante región del país. A través devarios componentes de este programa se pro-mueve el or denamiento de las fi ncas de pe-AF_Canal_Panama.indd 26AF_Canal_Panama.indd 26 9/12/11 07:49:059/12/11 07:49:05
  25. 25. 27queños agricultores y ganaderos. El programacontempla el establecimiento de prácticas deagroforestería, silvopastoriles, reforestación yenriquecimiento de los bosques existentes.Ello igualmente impactará en la captura decarbono por el incr emento en la cubier tavegetal. Este permite anticipar que, en solocinco años, se r ecuperen y conser ven unos200 km² adicionales de la cuenca del Canal.Esto se sumará a los 2.060 km² de tierrascon cubier ta boscosa que ya existen comoáreas protegidas y que ho y se conser van enconjunto con otras entidades panameñas.Actualmente casi el 60% de la superficie to-tal de la cuenca contiene una cubier ta vege-tal protectora.El aporte del Canal a la lucha contra el calen-tamiento global será aún may or cuando susfacilidades actuales hayan sido ampliadas. Dehecho, el objetivo del Canal es llev ar a cabouna gestión integral que haga, del transportepor Panamá, la Ruta Verde del comercio ma-rítimo internacional.Este manejo de la C uenca Hidrográfica delCanal de P anamá se ha conv ertido en unareferencia r econocida por organismos mul-tilaterales vinculados a la pr otección de losrecursos naturales.Pionero tecnológicoEn los primeros tiempos de la constr uccióndel Canal de Panamá se hizo uso de las prác-ticas y equipos más av anzados de entonces.Pero las condiciones del terreno selvático, elclima agobiante con una estación lluviosa demás de nueve meses, con precarias condicio-nes de salubridad, enfermedades tropicales yla exigencia de abrirse paso a través de unaelevada cordillera para dar curso a la vía acuá-tica, demandaron que en las obras del Canalde Panamá se desarrollaran nuevas tecnolo-gías en diferentes campos, lo que vino a seruna contribución decisiv a a las ár eas de laingeniería, la medicina y la construcción, talcomo se conocen hoy.Además de asimilar los cambios constantesdados desde su inauguración, el Canal es unpionero en la concepción y av ance de tec-nologías adoptadas en el transpor te interna-cional.Si bien, a simple vista, el Canal mantiene lamisma infraestructura de inicios del siglo pa-sado, la Autoridad del Canal de P anamá harenovado y modernizado, de manera cons-tante, la planta inaugurada en 1914. P araestos pr oyectos, la vía inter oceánica utilizatecnología punta haciendo que la mecánicasea reemplazada por la hidráulica y la tarjetapor el microchip.El nuevo CanalEn la actualidad, P anamá opera el Canal demanera efi ciente y competitiv a, además demejorar y modernizar de manera constantela planta inaugurada en 1914. Y, al mismotiempo, lleva adelante una obra de caracterís-ticas similares, por sus dimensiones, a las desu construcción original.Con el Canal ampliado, serámayor la contribución a esareducción de los gases efectoinvernadero, por cuanto sepodrá mover más volumende carga con menos buquesAF_Canal_Panama.indd 27AF_Canal_Panama.indd 27 9/12/11 07:49:249/12/11 07:49:24
  26. 26. 28FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Se trata de su ampliación mediante la cons-trucción de un ter cer juego de esclusas quehabrá de aumentar su capacidad para alber-gar buques que casi triplican en tránsito y vo-lumen a los que hoy transitan la vía. La obraes catalogada como uno de los pr oyectos deingeniería más importantes del mundo.Cabe indicar que, como sucede con el Canalactual, los difer entes aspectos de su expan-sión observan e incluso superan los estánda-res nacionales e internacionales más exigen-tes en cuanto a mitigación y compensaciónambientales.Los trabajos de ampliación, con un costo es-timado de 5.250 millones de dólar es, tienental magnitud que se r emoverá unos 150 mi-llones de metros cúbicos de materiales de tie-rra y roca, 75% de lo que demandó su cons-trucción primera. Además se utilizará más de4,7 millones de metros cúbicos de concreto,que es un 40% más que el utilizado en laconstrucción original.Las nuevas esclusas serán un 40% más largasy un 64% más anchas que las actuales, estoquiere decir equiv alentes al largo de cuatr ocanchas de fútbol, mientras su pr ofundidadserá similar a la de un edificio de 10 pisos.Las esclusas actuales r equieren de 55 millo-nes de galones (o 208 millones de litr os) deagua por cada esclusaje, por lo que otra delas características impor tantes de las nuev asesclusas será un sistema de tinas de reutiliza-ción de agua que ahorrarán el 60% de agua,y usarán un 7% menos de este vital líquido,en comparación con las esclusas actuales, altiempo que por sus dimensiones permitiránel tránsito de buques mucho más grandes.La ampliación, pr evista para terminar exac-tamente cuando el Canal cumpla un siglo deexistencia, impactará los esquemas del trans-porte global y con ello las economías mun-diales, como sucedió a partir de su inaugura-ción en 1914.La edad del mundoCon la ampliación de su estr uctura actual-mente en marcha, el Canal hará nuev as con-tribuciones a los av ances tecnológicos endistintos campos del conocimiento humanoaplicados a la constr ucción y al transpor temarítimo.Un aspecto sobresaliente que ha traído consi-go la ampliación del Canal de Panamá es hoytema de interés entre la comunidad científicainternacional.Como se sabe, la actual conformación geo-lógica del planeta y sus condiciones climáti-cas fueron resultado del surgimiento, de lasprofundidades marinas, del istmo de Panamá.Ese hecho determinó, por ejemplo, la caracte-rística estacional del clima de E uropa y otrasregiones del mundo, al igual que la permanen-cia anual de la temperatura en los trópicos.Pues muy bien, hasta hoy ese surgimiento delistmo panameño se fi jaba en quince millo-nes de años, mientras que para el cierre de labarrera, propiamente dicha, se establecía unlapso de tres millones de años.La ampliación impactarálos esquemas del transporteglobal y con ello laseconomías mundiales,como sucedió a partir de suinauguración en 1914AF_Canal_Panama.indd 28AF_Canal_Panama.indd 28 9/12/11 07:49:349/12/11 07:49:34
  27. 27. 29Esa era la edad del mundo conocida, hastaahora. Porque recientes hallazgos paleonto-lógicos que se han dado durante las ex cava-ciones que se llevan a cabo en los trabajos deampliación del Canal, hablan de que, en ver-dad, ese levantamiento de los lechos marinosse habría producido hace más de 22 millonesde años.Las investigaciones sobre este tema son ade-lantadas por el prestigioso Instituto Smithso-nian, como par te del P rograma de Amplia-ción del Canal, y han llamado la atención decientíficos de todas partes por cuanto lo quefinalmente se establezca definirá las luces so-bre la geología y el clima universal.Subrayo lo anterior para dar una idea másde la seriedad y la r esponsabilidad con queenfocamos los trabajos para ampliar nuestr oCanal, cuidando siempre que no quede nin-gún ángulo de interés por atender.Finalmente, estamos conv encidos de quecuando la ampliación esté concluida, el Canalde Panamá remarcará su valor como símbolode cercanía entre los pueblos. Y reafirmará lanecesidad de que las naciones se entiendanentre sí, y sus pueblos se benefi cien mutua-mente.Así, el Canal maximizará, de manera soste-nible, el principal recurso de los panameños:nuestra posición geográfi ca, al hacer de P a-namá el centr o más impor tante de logísticay de transporte de las Américas; y plataformade intercambio internacional.Tal ha sido el papel que nuestro país ha cum-plido por siglos. Esa es la vocación que man-tenemos los panameños. Y ello es motivo deorgullo para nosotr os, ya que contribuimosal desarrollo de las naciones y a la paz entr etodas ellas.Alberto Alemán ZubietaEs el Administrador (CEO) de laAutoridad del Canal de Panamá (ACP),agencia autónoma que administra elCanal de Panamá.El ingeniero Alemán se graduó en lasEscuelas de Ingeniería Civil e Industrialde la Universidad de Texas A&M einició su carrera profesional desde muyjoven en el campo de la construcción.Por muchos años fue presidente de unade las compañías constructoras másgrandes de la República de Panamá.Desde 1996 hasta 1999 se desempeñócomo Administrador de la extintaComisión del Canal de Panamá(agencia federal del Gobierno de losEstados Unidos), responsable por laadministración y operación del Canalde Panamá hasta el 31 de diciembre de1999. En 1998, fue designado comoAdministrador de la ACP, simultaneandoambos cargos a fin de asegurar que lasdecisiones tomadas bajo la Comisióntuvieran continuidad bajo la nuevaAutoridad del Canal. En el 2005 laJunta Directiva lo reeligió para seguiral frente de la ACP hasta agosto del2012.Está en posesión de numerosasdistinciones y reconocimientosnacionales e internacionales y esmiembro de diversas organizacionesinternacionales y locales, tales comola Junta Asesora Internacional dela Universidad de Texas A&M, elConsejo Mundial de Negocios para elDesarrollo Sostenible, la Chief ExecutivesOrganization (CEO), la CámaraPanameña de la Construcción y laSociedad Panameña de Ingenieros yArquitectos (SPIA), entre otros.AF_Canal_Panama.indd 29AF_Canal_Panama.indd 29 9/12/11 07:49:419/12/11 07:49:41
  28. 28. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5“““LLLLLLLEEEEEEGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUÉÉÉ AAALLL NNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMMMBBBRRREEEEE DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDEEE DDDIIIIIIIOOOOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS,,,NNNOOOMMMBBBBRRRREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE BBBUUUUUUUEEEEEEENNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO YYY TTTTIIIEEEERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRAAAA MMMMAAALLLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA,,,,DDDDDDOOONNNNDDDDEEE EEEESSSTTTTTÁÁÁÁÁÁNNN LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLAAASSS CCCCCCAAAAAAAALLLLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEENNNTTTUUURRAAAAASSSSHHHEEECCCCHHHHAAASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS JJJJUUUEEESSSEEEESSSS DDDEEE AAADDDUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNNNAAAAA””””RRRooommmaaannnccceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeMMMMMMMMaaaatttteeeeooo RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRooooooooooooooooooooooooossaaasss ddddddeeee OOOqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqquuueeeennddddoooAF_Canal_Panama.indd 30AF_Canal_Panama.indd 30 9/12/11 07:49:599/12/11 07:49:59
  29. 29. 31S E S I O N E S C I E N T Í F I C A SPOR RAFAEL NÁJERAProfesor Emérito de la Escuela Nacional de Sanidad. MadridFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011INFLUENCIA DELA FIEBRE AMARILLAEN LA CONSTRUCCIÓNDEL CANAL DE PANAMÁEL ISTMO DE PANAMÁ HA SIDO CONO-cido a lo largo de la historia con dis-tintas denominaciones: “Castilla delOro”, “Tierra Firme”, “Itsmo de Amé-rica” y el “Itsmo de Darién”. Su clima,cálido (25-35 ºC) y húmedo (72 a91% de humedad r elativa), así comola abundancia de agua debido a lasfrecuentes y abundantes lluvias, con-diciona la existencia de amplias z onasideales para la cría de mosquitos, tantoAnopheles como Aedes y por tanto parala transmisión de enfermedades talescomo la fiebre amarilla y la malaria.Rodrigo de B astida descubr e P ana-má en 1501 y Colón r ecorre la costaatlántica desde el G olfo de D arién aBastimentos y P unta M anzanilla en1502, llamándola Castilla del Oro porla abundancia de este metal, hacién-dose el primer asentamiento en 1509AF_Canal_Panama.indd 31AF_Canal_Panama.indd 31 9/12/11 07:50:239/12/11 07:50:23
  30. 30. 32FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5en Nombre de Dios, y en 1513 VascoN úñez de B alboa r ecorre el istmo ydescubre el Océano Pacífico. Desde losprimeros días de la llegada de los espa-ñoles, el istmo de Panamá se hizo famo-so por su falta de salubridad, tanto queNombre de D ios llegó a ser conocidocomo “Sepultura de Vivos”, y en 1584el rey ordenó su abandono, trasladán-dose toda su población a P orto Bello,en 1597, con la esperanza de alejarsede las fi ebres malignas. S in embargo,Porto Bello consiguió también, rápida-mente, fama de insalubre, denominán-dose “Porto Malo”, y con ocasión delas ferias que se celebraban a la llegadade los galeones que transpor taban lostesoros procedentes del Perú, los mari-neros enfermaban tanto que los barcosdebían zarpar antes de un mes, pues sino, no había hombres disponibles.El primer transpor te de bar cos de unocéano a otr o lo llevó a cabo B alboa,pero por tierra y desarmados, desde elAtlántico al P acífico en 1517, constituyén-dose desde entonces como una ruta del tráfi-co interoceánico, lo que desarrolló la idea deconstruir un canal por el v alle del Chagr eso en la r egión del G olfo de D arién, llevan-do en 1534 al G obernador de Tierra Firme,Andagoya, a la exploración de los v alles deChagres y Tierra Firme para la construcciónde un posible canal, pero abandonó la idea aljuzgar que el costo sería prohibitivo.Las revoluciones del azúcarLa caña de azúcar, no más que una hierba enNueva Guinea, formaba parte de la dieta enChina e India desde, al menos, 500 años a.C.Se transformó en el M editerráneo, en unaplanta de cultivo mediante trabajo esclavo, yen el siglo XVI fue introducida en Brasil, quellegó a ser el primer pr oductor de azúcar delmundo a través de un complejo que incluíamano de obra esclava importada, produccióna gran escala y monocultiv o. Como r ecogeCurtin (1990), citado por McNeill, “la estra-tegia más rápida para transformar la luz delsol y los nutrientes del suelo, en dinero”. Des-de Brasil fue introducida en el Caribe por losholandeses, llegando a ser “una forma de viday una forma de muerte”. Para cocer la caña yobtener el azúcar se quemaban enormes can-tidades de madera, deforestando amplias zo-nas, y se importaba una numerosísima manode obra esclav a (la población de B arbadospasó de 1.400 personas en 1629 a 40.000 en1642 y a más de 60.000 en 1713).Todo ello condujo a una transformación am-Rafael NájeraAF_Canal_Panama.indd 32AF_Canal_Panama.indd 32 9/12/11 07:50:509/12/11 07:50:50
  31. 31. 33biental con grandes z onas deforestadas paracultivo, y la introducción de ganado para tra-bajo de campo (producir 8 kg de azúcar pre-cisaba un metro cúbico de madera). En 1671,en Barbados todos los árboles se habían des-truido, por lo que necesitaban impor tar car-bón de Inglaterra.Entre las transformaciones no deseadas, de larevolución del azúcar tenemos la erosión delsuelo, escasez de materiales para combustióny proliferación de ratas y lo que fue más im-portante: la aparición de un ambiente pr o-picio para la pr oliferación del Aedes aeg yptyimportado de África, junto con el vir us dela fi ebre amarilla en los esclav os. P or otraparte, se crearon las condiciones demográfi -cas para la transmisión de la fi ebre amarilla,poblados alrededor de las plantaciones condepósitos de agua, donde pr oliferabanlos mosquitos en un ambiente cálidoy húmedo. Así, la primera gran epide-mia se documenta entre 1647 y 1652,comenzando en Barbados donde matóa 6.000 personas (una de cada 7), “losvivos llegan apenas a enterrar a losmuertos”. Se extendió a Guadalupe, St.Kitts, Cuba, Curasao, Yucatán, Floriday v arios puer tos de América Central,llegando a matar hasta un 20 a 50% dela población y dejando una gran pr o-porción de personas inmunes, protegi-das para los próximos años.La fiebre amarilla.La enfermedad y el virusEs una enfermedad, conocida por los espa-ñoles como “vómito negro”, por su síntomamás característico, vómito con sangr e dige-rida en el estómago, consecuencia de hemo-rragias. La enfermedad se pr esenta con fi e-bre, dolores musculares y dolor de cabeza,nauseas y vómitos. Duran tres o cuatro díasy desaparecen, recurriendo en muchos casoscon ictericia y hemorragias internas, lo queconstituye la fase tóxica, con delirios y vó-mitos de sangr e en par te coagulada, comogranos de café, el vómito negro, ya mencio-nado. La enfermedad está producida por unvirus, un Flavivirus, el cual por los estudiosLa enfermedad se pre-senta con fiebre, doloresmusculares y dolor de ca-beza, nauseas y vómitosAF_Canal_Panama.indd 33AF_Canal_Panama.indd 33 9/12/11 07:51:049/12/11 07:51:04
  32. 32. 34FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5filogenéticos se piensa tenga una antigüe-dad de unos 3.000 años, siendo originariode África O riental o Central, per o estandopresente también en África O ccidental, dedonde se supone pasó a América, ya que lascepas americanas son genéticamente casiidénticas a las de esta parte de África. En los250 años que pasan entre la primera eviden-cia de fi ebre amarilla en América y 1900,la mortalidad era muy alta, en algunos ca-sos, superior al 85%. S egún refiere McNeill(2010), en 1900 una compañía de óperaque visitaba la ciudad brasileña de B elem,para representar Aída, con ocasión del 400aniversario de la fundación de B rasil, fueatacada por la enfermedad, afectando a 29miembros, de los cuales fallecier on 19 (unamortalidad del 65%).Transmisión e inmunidadEl virus se transmite por la picadura del mos-quito Aedes aeg ypti infectado. Se reproduceen el agua de pozos, cisternas, cubos, barrilesabiertos, a través de los huev os depositadospor las hembras en las paredes de los recipien-tes, que contienen agua clara. Como otr osmosquitos, sólo las hembras necesitan sangrepara la oviposición, esto es, la puesta de loshuevos, y para picar pr ecisan una atmósferahúmeda y cálida, por lo que en épocas fríasy secas, descansan, no picando y por tantono transmitiendo la enfermedad. La tempe-ratura ideal estaría entre 27 y 31 ºC siendo laeficiencia de la transmisión dependiente detres factores: la densidad de la población tan-to de mosquitos como de personas, la dianade la picadura, sólo al hombre o al hombre yotros mamíferos, y la longevidad del mosqui-to, siendo los más viejos los más peligrosos yaque la probabilidad de que estén infectados,aumenta.La enfermedad induce una inmunidad du-radera por lo que en ár eas endémicas la po-blación está may oritariamente pr otegida,siendo afectados los que pr oceden de ár easno infectadas. Esto ya fue r econocido desdeprincipios del siglo XVIII y así J orge Juan yAntonio de Ulloa en su viaje a Cartagena deIndias en 1735, describen que la “ chapeto-nada” (denominación usada en lo que ho yes Colombia y Venezuela, para referirse a lafiebre amarilla) era peligr osa para los r eciénllegados, diezmando las tripulaciones de losbarcos, mientras que a los criollos no les afec-taba. Tanto era así que en G uadalupe se ladenominaba “Fiebre europea” ya que atacabamuy especialmente a los europeos recién lle-gados. Gastelbondo (1752), médico españolde Car tagena de I ndias, escribe que “ sola-mente assalta á los E uropeos recien venidos,y no á los P opulares de esta Ciudad ” y losnegros de Jamaica cantaban:New-come buckra, (significa blanco)He get sick,He tak fever,He be die,He be die.Así, cuando F rancis H osier, Vicealmiranteinglés, llega en 1727 a Panamá con intenciónde bloquear el transporte de plata a España,la tripulación es diezmada por la fiebre ama-rilla en los barcos, a la altura de Porto Bello,lo que hace que vaya a Jamaica y vuelva conuna nueva tripulación, que a su v ez es ani-quilada, muriendo el propio Hosier y 4.000hombres sin disparar un solo tiro.El virus se transmite porla picadura del mosquitoAedes aegypti infectadoAF_Canal_Panama.indd 34AF_Canal_Panama.indd 34 9/12/11 07:51:309/12/11 07:51:30
  33. 33. 35Años más tarde, el Almirante EdwardVernon condujo una fl ota inglesa de29.000 hombres a Car tagena de I n-dias con objeto de tomar la poblacióny dominar el comer cio a través dePanamá y la geopolítica en el Cari-be. A los pocos meses habían falleci-do 22.000, siendo incapaz de tomarCartagena frente a las tr opas de Blasde Lezo y Olavarrieta y de S ebastiánde Eslava, Virrey de Nueva Granada.Otro ejemplo, esta v ez fallido, loconstituye la toma de La Habana porlos ingleses. Un ejército bajo las ór denes deGeorge Keppel, Conde de Albemarle y unaflota comandada por el vicealmirante GeorgePocock, llegaron a La H abana el 7 de juniode 1762, defendida por Juan de Prado Maye-ra y Portocarrero y Luna, Capitán General deCuba. Los ingleses tomar on La Habana porel hecho de que las lluvias se r etrasaron dossemanas y los mosquitos no se r eprodujerona tiempo para transmitir la fi ebre amarilla,como había pasado en Cartagena o en PortoBello. A las pocas semanas de entrar en LaHabana, llovió y las tr opas inglesas fuer onafectadas por la epidemia de fi ebre amarilla,tanto que el 7 de octubre, Albemarle escribía:“Hemos enterrado más de 3.000 hombr esdespués de la capitulación”. El 18 de octubre,4.708 hombres habían muer to de enferme-dad mientras que sólo 305 habían muerto enacción y 255 a causa de las heridas.Albemarle había per dido más soldados porla fiebre amarilla en dos meses de paz en LaHabana que todo el ejército inglés en toda laGuerra de los Siete Años en toda América delNorte. Lezo y Eslava fueron héroes y por elcontrario, Prado fue juzgado y condenado amuerte siendo indultado por el Rey.Los ingleses tomaronLa Habana por el hechode que las lluvias seretrasaron dos semanasy los mosquitos no sereprodujeron a tiempopara transmitir la fiebreamarilla, como habíapasado en Cartagena oen Porto BelloMonumento a Núñez de BalboaAF_Canal_Panama.indd 35AF_Canal_Panama.indd 35 9/12/11 07:51:389/12/11 07:51:38
  34. 34. 36FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Ideas sobre la etiología de laenfermedad y su transmisiónanteriores a 1881N o se conocía su etiología ni la forma detransmisión pero sí que atacaba, como hemosvisto, a los r ecién llegados (“ enfermedad deextranjeros”), a las z onas infectadas y a algu-nos niños, fundamentalmente en zonas bajasy próximas a las costas, cálidas per o no tórri-das, tanto que había que “aclimatarse o creoli-zarse”. No parecía transmitirse por contacto ysí se propagaba en los barcos cuando existíanpersonas infectadas. A tacaba con preferenciaa los blancos y se cr eía que los negr os eranresistentes o al menos 10 v eces menos sus-ceptibles, por obser vaciones con ocasión dedistintas epidemias. En cuanto a la etiología,Finlay, como otr os médicos, pensaba que suorigen estaba en el air e, especialmente por laalcalinidad del mismo. Por otra parte, Stern-berg, un bacteriólogo autodidacta, america-no, el “Padre de la Bacteriología Americana”,pretendía haber descubier to la bacteria de lafiebre amarilla, aun cuando prevalecía la ideaanticontagionista, basada en la pr oducciónpor miasmas procedentes de zonas míseras ydegradadas y en la observación de que perso-nas en contacto con los enfermos con granfrecuencia, no enfermaban.Años antes, J osiah C. N ott, un médico im-portante de Alabama, obser vó la transpor-tabilidad de la enfermedad al compr obar“cómo había ido viajando, casa por casa,durante un mes, como habría hecho un co-brador de impuestos”. Separó la enfermedadcomo distinta de muchas fiebres intermiten-tes, recurrentes y perniciosas, idea que no seaceptaba con facilidad en la época, y emitiósu “ Teoría de los I nsectos”, basada en quela enfermedad estaría pr oducida por cier tosanimálculos de compor tamiento similar alde los insectos, pero que podrían volar por símismos de forma parecida a un insecto, queal posarse o ser inhalado por una persona,produciría la enfermedad.En 1853, una gran epidemia de fi ebre ama-rilla asoló Nueva Orleans, muriendo 11.000de sus 146.000 habitantes y siendo com-batida como era clásico, haciendo fuegos yexplosiones de pólvora en la calles, para quesu humo acre ahuyentara los miasmas. Otrasgrandes epidemias siguier on hasta pasada laGuerra Civil Americana. En 1878, una granepidemia en el v alle del Mississippi afectó a120.000 personas y produjo 20.000 muertes,afectando a la economía americana en más de100 millones de dólar es, lo que hiz o que seconstituyera una Comisión de Fiebre Amari-lla por el Surgeon General John Woodworthpara investigar la epidemia. La idea de queprocediera de La H abana por la cantidadde refugiados que la G uerra de los 10 años(1868-1878) había llevado a Estados Unidos,condujo a enviar una comisión a La Habana,en 1879, la Primera Comisión Americana dela Fiebre Amarilla, pr esidida por Chaille ycuyo secretario era S ternberg, para estudiarla enfermedad en C uba. A ella se incorporóFinlay, trabajando junto a la Comisión, es-pecialmente con Sternberg. La Comisión nollegó a ninguna conclusión, pero le permitióasistir como delegado de España por C ubaJosiah C. Nott, un médicoimportante de Alabama,observó la transportabili-dad de la enfermedad alcomprobar “cómo había idoviajando, casa por casa, du-rante un mes, como habríahecho un cobrador de im-puestos”AF_Canal_Panama.indd 36AF_Canal_Panama.indd 36 9/12/11 07:51:579/12/11 07:51:57
  35. 35. 37a la 5ª Confer encia Sanitaria Internacional,que se celebró en Washington en 1881 ydonde expuso su idea de que la transmisiónde la fiebre amarilla necesitaría de un agenteindependiente de la enfermedad y del enfer-mo. Esta idea la maduró y , el 14 de agostode 1881, leyó su trabajo en la Real Academiade Ciencias Médicas, Físicas y N aturales deLa Habana: “El mosquito, hipotéticamenteconsiderado como agente de transmisión dela fiebre amarilla”.El Canal de Panamá.La experiencia francesaEn 1882, la Compagnie U niverselle du Ca-nal Interocéanique, fundada por Fernando deLesseps (300 millones de francos), comenzólas excavaciones en la zona del canal con tra-bajadores provenientes de 12 países europeos,pero principalmente de las Indias Occidenta-les (Jamaica), llegando en 1884 a 19.000 em-pleados, el 85% negros del Caribe. La llegadade europeos en gran cantidad desató epide-mias de fi ebre amarilla y malaria, siendo loscanales y la vecindad de las casas constr uidascon sus cisternas y barriles, albergue idóneopara la proliferación de los mosquitos, tantoAedes aeg ypti como Anopheles albimanus. Laestimación de las muer tes producidas es de22.189 según Gorgas, lo que supuso una tasaanual del 24% de los empleados de la compa-ñía francesa. Los europeos morían antes, dadasu falta total de inmunidad, pero los africanosmorían también de neumonía, tuberculosis ydisentería, así como de fi ebre amarilla y ma-laria. La mor talidad era tan grande que losfranceses trataron de ocultarlo per o muchosingenieros r ehusaron incorporarse y el pr o-pio Jules Dingler, Director General a par tirde 1883, que opinaba que la enfermedad sóloafectaba a los disipados y borrachos y llevó asu familia, tuvo que sufrir la muerte de su hijaa las pocas semanas de llegar y de su hermanoy su propia esposa.Los franceses constr uyeron varios hospitalespero sufrier on del desconocimiento de laépoca y así, como en los hospitales españo-les en C uba, ponían las patas de las camassobre recipientes con agua para evitar que losinsectos subieran a las camas, proporcionan-do así un criader o adicional de mosquitos,justo a los pies de la cama del enfermo . Porotra parte, organizaron la hospitalización porrazas y nacionalidades, con lo que los mássusceptibles estaban todos juntos y los másprotegidos como jamaicanos y guayaneses, alestar también juntos, no pr otegían al r estomediante su inmunidad de rebaño. Con pos-terioridad y a la vista de los r esultados, Gor-gas decía, “si los franceses hubiesen queridoproducir epidemias en sus hospitales no lopodrían haber hecho mejor ”. Finalmente ycon el 40% del trabajo hecho, la Compagniese declaró en bancarrota en 1889.“La guerra hispano-norteamericana”o “La guerra de Cuba”. Los militares yla cienciaConocida de ambas formas, bien sea enEE.UU. o en España, fue para los EstadosAF_Canal_Panama.indd 37AF_Canal_Panama.indd 37 9/12/11 07:52:059/12/11 07:52:05
  36. 36. 38FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5Unidos “la espléndida guerrita del tíoSam”, iniciada por la explosión delMaine (“R emember the M aine! Tohell with Spain”. New York Journal, 18de febrero, 1898), tenía r ealmente susantecedentes en el sistema de r econ-centración de poblaciones, auténticoscampos de concentración, que difi cul-taban los intereses americanos en Cubavalorados en más de 50 millones de dó-lares. Por otra par te, Cuba era la llav epara el contr ol del golfo de México y la deun canal inter oceánico en América Central,como analiza Cirillo (2004).El primer desembar co de tr opas americanasse produjo en Daiquiri, al este de Santiago el22 de junio, justo en el momento de apogeode las fi ebres pestilenciales (estación de laslluvias, de abril a septiembr e) en contra dela opinión del S urgeon General Stenberg yel General Miles, que predijeron un desastrepara el ejército, pero ante la opinión de JuanGuitéras, exper to cubano pr oamericano enfiebre amarilla, se decidió en contrario . Lastropas, en total 21.855, desembar caron enDaiquiri y S iboney y av anzaron hacia S an-tiago, que se rindió tras dur os combates el16 de julio.La destrucción de las fl otas españolas tantodel Caribe como del P acífico llevó a Españaa pedir la paz, que se firmó en París el 10 dediciembre de 1898.Ya hemos visto cómo las decisiones de la in-vasión fueron decididas por los militar es delas armas en contra del criterio de los médi-cos militares y así, el 9 de julio la fiebre ama-rilla apareció en Siboney creando un pánicomuy superior al de la guerra, y a pesar de queFinlay, ya en 1881, había emitido su idea deque la fiebre amarilla se transmitía por mos-quitos, las personas al mando en S iboney,militares de armas y médicos militar es, asícomo Juan Guitéras, pensando que los gér-menes de la enfermedad dormían en los edi-ficios, recomendaron quemar la ciudad parauerritlr léndpoLa famosa Comisión Ame-ricana de la Fiebre Ama-rilla descubrió la etiologíaviral de la fiebre amarilla,la primera enfermedadhumana producida porvirus, así como la trans-misión de la misma pormosquitosMonumento al hundimiento del Maine en La Habana, CubaAF_Canal_Panama.indd 38AF_Canal_Panama.indd 38 9/12/11 07:52:179/12/11 07:52:17
  37. 37. 39eliminar la enfermedad. Así, evacuaron a loshabitantes y el 12 de julio todos los edificiosfueron reducidos a cenizas, por orden de losresponsables: el M ayor Louis A. La G arde,el cir ujano responsable del H ospital de S i-boney, el luego famoso cir ujano William G.Gorgas, el D r. Victor C. Vaughan y el D r.Guitéras, el experto cubano en fiebre amari-lla. A pesar de ello, posiblemente fav orecidopor la eliminación de las casas, hacia fines dejulio, cientos de soldados fuer on afectadospor la fiebre amarilla y la malaria.Vaughan, años después, publicó susA Doctor’sMemories (1926) en que r ecoge la anécdota,citada por Cirillo, de que años después delincendio, la decisión de quemar S iboney setransformó en un tópico de los br omistas:“¿tú eres epidemiólogo?, ¿no recomen-daste quemar S iboney para erradicarla fiebre amarilla?, ¿cuántos mosquitosmatásteis?”.Al fi nal de la guerra, G orgas fue en-viado a La H abana como Ofi cial Jefede Sanidad, dedicándose a limpiar lascalles, auténticos basureros, ya que aúnse creía que la enfermedad estaba pr o-ducida por la inmundicia.Walter R eed fue enviado a C uba enmarzo de 1900 como jefe del U.S.Army Typhid Board, para investigar laposible efi cacia del electr ozono comoproductor de desinfectante. Allí seencontró con Arístides Agramonte yotros amigos americanos, por lo que araíz del comienz o de la fi ebre amarillael año anterior, Sternberg le ordenó es-tablecer una Comisión para la inv esti-gación de las enfermedades infecciosasprevalentes en C uba, especialmente lafiebre amarilla (conocida como la Co-misión Americana de la F iebre Amari-lla, la segunda). Esta es la famosa Comisiónque descubrió la etiología viral de la fi ebreamarilla, la primera enfermedad humanaproducida por virus, así como la transmisiónde la misma por mosquitos. Estaba presididapor Walter Reed y compuesta por Dr. JamesCarroll, Dr. Arístides Agramonte y D r. JesseLazear.Aplicación práctica de losdescubrimientosA partir de febrero de 1901 el ejército ame-ricano basó su estrategia de lucha contra lafiebre amarilla, ex clusivamente en la teoríade la transmisión de la enfermedad por losmosquitos, siendo el encargado final el Ma-AF_Canal_Panama.indd 39AF_Canal_Panama.indd 39 9/12/11 07:52:359/12/11 07:52:35
  38. 38. 40FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5yor William C. Gorgas, Oficial Jefe de Sani-dad de La H abana. La estrategia se basó eneliminar los mosquitos adultos y las larvas ypupas eliminando los posibles sitios de cría.Todos los edificios donde hubiese habido uncaso de enfermedad y los edificios colindan-tes eran fumigados y una capa de querosenose rociaba sobre aguas estancadas, charcos ylos canalones de los techos. Las zanjas erandrenadas y las cisternas, tanques, barriles yotros reservorios de agua potable, cerradoscon tapas de madera y tela metálica fina. Laspuertas y v entanas de las casas fuer on pro-tegidas con tela metálica a pr ueba de mos-quitos.Todo ello fue llev ado a cabo con una disci-plina militar , siendo exhaustiv a su r ealiza-ción, de tal forma que si desde 1853 a 1900había habido 35.952 defunciones por fi ebreamarilla en La Habana, en octubre de 1901,desde que empezaron en febrero, no se habíaproducido ni un solo caso. Las tasas de mor-talidad en la población nativ a se r edujeronde 91/1.000 a finales de 1898, a 34 en 1899,a 24 en 1900 y a 22 en 1901. E l descensoen las tr opas americanas fue todavía másespectacular, en 1898, 68/1.000 fallecier onpor enfermedad y en 1902 las tasas cay erona 7/1.000.El Canal de Panamá.La experiencia americanaEn junio de 1902, el Congr eso Americano,con el apoyo del nuevo presidente, TheodoreRoosevelt, aprobó la opción de Panamá sobreNicaragua para la constr ucción de un canalque uniera el Atlántico con el Pacífico, apro-bando también la compra de las concesionesfrancesas que quedaban después del desastr etras nuev e años de esfuer zos y una banca-rrota final. Fernando de Lesseps y el esfuer-zo francés no fuer on, sin embargo, abatidospor lo extraordinario del pr oyecto, sino pordos mosquitos y las enfermedades que trans-mitían, pero fundamentalmente por la faltade conocimiento de la etiología de las enfer-medades y la forma de transmisión. Sólo 11años separan la derrota francesa de los éxitosde Gorgas en La Habana. Más aún, si la ideade Finlay, expuesta en 1881, se hubiese to-mado en consideración y se le hubiesen pres-tado los apoyos necesarios, el esfuerzo francésdel Canal de Panamá, que empieza en 1882,se habría podido llevar a cabo sin la carga deenfermedad, como fue posible hacerlo cuan-do lo toman los americanos, tras los hallazgosde Walter Reed y los éxitos de G orgas en LaHabana.Gorgas solicitó ir al Canal para aplicar losmétodos de eliminación de los mosquitos,contribuyendo así al saneamiento de la z onay a la construcción del Canal. Consciente delreto y estando en una ciudad, P anamá, diezveces menor que La Habana, su plan fue fu-migar todas las casas. Lo terminó en un mespero los casos de fiebre amarilla continuaban,con lo que fumigó una y otra v ez, pero lallegada de americanos no inmunes hiz o queaumentaran los casos. G orgas entonces seconcentró en eliminar aguas asequibles a losmosquitos tanto en Panamá como en Colóny rociar y fumigar cualquier zanja o r eservo-Gorgas solicitó ir al Canalpara aplicar los métodos deeliminación de los mosqui-tos, contribuyendo así al sa-neamiento de la zona y a laconstrucción del CanalAF_Canal_Panama.indd 40AF_Canal_Panama.indd 40 9/12/11 07:52:589/12/11 07:52:58
  39. 39. 41rio que pudiera existir, así como pavimentarmuchas calles para evitar la acumulación deagua. Todas estas acciones se facilitaron mu-cho con la llegada de un nuev o ingenier ojefe, John F. Stevens, en 1905, que apo yabalas ideas de Gorgas. De esta forma, consiguióque en mayo de 1906 se detectara en Colónel último caso de fi ebre amarilla, no r egis-trándose ningún otr o hasta la aper tura delCanal en 1914.Tras la visita del Presidente Roosevelt en no-viembre de 1906, G orgas fue pr omovido ala categoría de Miembro de la Comisión delCanal, en aprecio a sus servicios. Gorgas fueelegido en 1908 P residente de la AmericanMedical Association y cuando se terminaronlas obras del Canal fue elegido S urgeon Ge-neral de los Estados Unidos (Director Gene-ral de Salud Pública), cargo que ostentó hastasu retiro en 1918.Se ha dicho que Gorgas consiguió luchar enPanamá contra la fiebre amarilla, la malaria yla incompetencia administrativ a, siendo ca-paz de vencer.Rafael Nájera MorrondoEs profesor emérito de la EscuelaNacional de Sanidad-Instituto deSalud Carlos III, y miembro delPanel de Expertos de la OMS sobreEnfermedades por Virus. Ha sido Directordel Centro Colaborador de la OMS enInvestigación, Referencia y Formaciónsobre Caracterización Molecular delVIH, del Comité Asesor de Vacuna frenteal SIDA de la OMS-ONUSIDA, ProfesorAsociado de Virología en la UniversidadAutónoma de Madrid, Director delCentro Nacional de Microbiología y elprimer Director General y organizadordel Instituto de Salud Carlos III.Presidente y fundador de la SociedadEspañola Interdisciplinaria del SIDA,Director del Centro de Referencia deGripe de la OMS, fue Presidente dela Sociedad Española de Virología.Introdujo en España, junto con PérezGallardo, la vacunación antipolio con lavacuna viva de Sabin, consiguiendo suerradicación, y con sus colaboradoresha descrito ocho formas recombinantescirculantes del VIH de las 44 existentesen el mundo.Es autor de más de doscientaspublicaciones científicas y libros sobrevirología. Además de varios premios, harecibido la Gran Cruz y la Encomiendade la Orden Civil de Sanidad y laMedalla de Oro al Mérito Sanitario deGalicia. Recientemente ha recibido elPremio a la Trayectoria Investigadora dela Fundación para la Investigación y laPrevención del SIDA (FIPSE).AF_Canal_Panama.indd 41AF_Canal_Panama.indd 41 9/12/11 07:53:109/12/11 07:53:10
  40. 40. FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5AF_Canal_Panama.indd 42AF_Canal_Panama.indd 42 9/12/11 14:17:069/12/11 14:17:06
  41. 41. 43P R I M E R A S E S I Ó NUNA VEZ AUTORIZADA LA AMPLIACIÓNdel Canal de P anamá por medio deun referéndum nacional en octubre de2006, inmediatamente se empezó elarduo trabajo de elaborar los detallesdel programa y empezar su ejecución.Esto r equirió conformar un equipohumano inicial que pudiera encaminarlos primer os pasos de esta gran aco-metida mientras se cr eaba una nuev aorganización que pudiera hacerle fren-te a los r etos que se desencadenaríande la planificación y ejecución de esteprograma. Ya en diciembr e del 2006se habían destinado suficientes fondospara poner en mar cha los estudios deimpacto ambiental fi nales, calidad deagua, los modelos físicos de las esclu-sas, los diseños de las ex cavaciones ylos dragados, preparaciones de pliegosde cargos para licitaciones, promociónde los pr oyectos a niv el internacionaly gestión para la consecución de la fi -POR JORGE QUIJANOVicepresidente Ejecutivo de Ingenieríay Administración de Programas de la Autoridad del Canal de PanamáFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 11 DE JULIO DE 2011LA AMPLIACIÓNDEL CANAL DE PANAMÁLa ingeniería y el impacto ambientalde la ampliación del Canal de PanamáAF_Canal_Panama.indd 43AF_Canal_Panama.indd 43 9/12/11 14:17:279/12/11 14:17:27
  42. 42. 44FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5nanciación necesarios para poder ejecutar latotalidad del programa.En marzo de 2007 se logró un diseño de or-ganización con la fl exibilidad necesaria parasu manejo efectiv o. Igualmente, nos apo ya-mos en exper tos internacionales en admi-nistración de pr oyectos con el pr opósito deestablecer las mejor es prácticas y sistemaspara gestionar megaproyectos y dotarnos deun grupo integrado de pr ofesionales que li-deraría el pr ograma de ampliación. Con elequipo conformado, en pocos meses se con-cluyeron diseños y se empezar on a licitar lasprimeras obras.Un programa de proyectosEste programa comprende cuatro principaleselementos de ingeniería y construcción comolo son las enormes ex cavaciones en seco,dragados, constr ucción de pr esas y esclusasque se extienden a lo ancho de los 80 kmdel istmo entre los océanos Pacifico y Atlán-tico. Estratégicamente, las primeras semanastras la autorización para ejecutar el programafueron utilizadas para decidir qué elementosserían diseñados por los ingenieros de la Au-toridad del Canal de Panamá y cuáles seríanpor contratación.Dado que nuestros ingenieros conocían muybien la geología del área y su comportamientoen taludes sobr e y bajo agua, se decidió quelas excavaciones y los dragados de los caucesde navegación los diseñáramos con nuestr ospropios equipos asistidos por ciertos expertosen presas mientras que las esclusas serían dise-ñadas por el mismo contratista que las cons-truiría. En 2007 ya teníamos tres licitacionesde obras adjudicadas y otra en licitación.El pr ograma se subdividió en una serie deproyectos, cuatro de ex cavaciones secas (49millones de metros cúbicos) para el cauce deacceso que conectará las esclusas del Pacíficoal corte Culebra, dos de dragados de caucesen las entradas del Pacífico y el Atlántico (8,7millones de metr os cúbicos y 17,6 millonesde metr os cúbicos r espectivamente), unode dragado en el cor te Culebra y los caucesdel lago G atún por un total de 28 millonesde metros cúbicos (trabajo éste que se haríaprincipalmente por equipo y personal de laACP), el diseño y constr ucción de las esclu-sas, que incluyen unos 40 millones de metroscúbicos, y por último, un númer o plural deproyectos de menor escala para la adecuaciónde las instalaciones del canal actual para per-mitir la elevación del lago G atún en 45 cm.Para ilustrar algunos de los retos más signifi-cativos de esta obra en cuanto a su ingenieríay construcción he escogido tan solo dos delos múltiples temas que abar ca todo el pr o-grama.Piscinas de ahorro de aguaen el Canal de PanamáUna manera práctica de reducir el uso de aguadulce en un sistema de esclusas es proporcio-narle al sistema reservorios múltiples para eltrasvase del agua. Las cotas de los reservoriosestán entre las elevaciones de la diferencia deniveles que salva la esclusa entre el reservoriosuperior e inferior (Figura 1).Los reservorios adicionales pueden almacenarel agua que usa la esclusa en la operación desubir o bajar una nav e. El volumen de agua“ahorrada” es proporcional al número de re-servorios adicionales (Figura 2).El uso de r eservorios intermedios para elahorro del agua no es nuev o, desde fi nalesdel siglo XVIII se constr uyó en Alemania laAF_Canal_Panama.indd 44AF_Canal_Panama.indd 44 9/12/11 07:54:299/12/11 07:54:29
  43. 43. 45esclusa de M inden con cuatr oreservorios intermedios de cadalado de la esclusa. Los r eservo-rios pueden constr uirse apila-dos (Figura 3) o en terraceríacomo en las esclusas nuevas delCanal de Panamá. (Figura 4).También se pueden construir deun solo lado o de ambos ladosde la esclusa. La experiencia delos alemanes en el diseño y ope-ración de esclusas con piscinasde ahorro de agua la aprovecha-mos en P anamá. Cabe señalarque, aunque la tecnología tienevarios siglos, es la primera v ezque es aplicada a una esclusa deltamaño que estamos constr u-yendo, por lo que una v ez ter-minadas las nuev as esclusas delCanal de P anamá, las mismastendrán la huella de esclusa másgrande del mundo al incluir sustres cámaras y su sistema de nue-ve piscinas de ahorro de agua.El v olumen de agua r equeridopara elevar una nave desde el ni-vel del mar hasta el lago G atún o vicev ersaes función directa del gradiente, que para losniveles medios es de unos 26 m, y dados elancho y largo de cámara de esclusa de 55 my 460 m, se r equieren 657.800 m 3de agua;toda esta cantidad de agua la tendríamos quereemplazar con agua desde el lago Gatún des-pués de cada operación, si la esclusa fuera deJorge Quijano12 A3 B4 C5Figura 1. Agua desde la esclusa hacia losreservorios de agua intermedios.12 A3 B4 C5Figura 2. Agua desde los reservorios deagua intermedios hacia la esclusa.AF_Canal_Panama.indd 45AF_Canal_Panama.indd 45 9/12/11 07:54:379/12/11 07:54:37
  44. 44. 46FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5un solo escalón. Con el uso de pis-cinas de ahorro de agua adicional-mente ahorramos aún más agua.Para ahorrar agua, en vez de un soloescalón teníamos tr es alternativ as:usar tres escalones en serie, el volu-men (V) de agua requerido es V/3;tener dos esclusas adosadas, comolas esclusas existentes del Canal dePanamá, en donde es posible utili-zar la esclusa contigua para almace-nar la mitad del agua utilizada en laoperación, y por último, el uso depiscinas de ahorro de agua.En el Canal de P anamá tomamos en cuentala primera y ter cera alternativas. El uso delagua en los sistemas de esclusas es inv ersa-mente proporcional al número de escalones;la decisión de constr uir tres escalones de es-clusas tomó en cuenta esta r ealidad y tam-bién se decidió constr uir tres reservorios deagua intermedios en cada escalón para aho-rrar el 60% del agua que se consumiría si nose tuvieran los tres reservorios de agua inter-medios en cada escalón.Las piscinas de ahorr o de agua no solamen-te ahorran agua sino que también r educen elgradiente hidráulico, al limitar la turbulenciaen la cámara de la esclusa y las corrientes enlas descargas al mar . Al r educir el gradientehidráulico, las dimensiones de las alcantarillasy válvulas se mantienen dentr o del rango dedimensiones de esclusas similar es. La r educ-ción de los v olúmenes de agua que hay quetrasvasar permite que los caudales y velocida-des también se mantengan en valores ya pro-bados en otras esclusas. E l diseño apr obadotambién permite operar las esclusas sin laspiscinas de ahorr o de agua y en ese caso elgradiente hidráulico es mayor e igual el volu-men de agua.El Canal de Panamá se beneficia de un reser-Figura 4: Esclusa y Piscinas de ahorro de agua del Canal de PanamáFigura 3: Esclusa de Minden (Alemania)AF_Canal_Panama.indd 46AF_Canal_Panama.indd 46 9/12/11 07:54:539/12/11 07:54:53
  45. 45. 47vorio principal, el lago Gatún, y el mar comoreservorio inferior, en una cuenca hidrográficacon precipitaciones medias anuales de 2.600mm³. En el año 2010, tuvimos que verter di-rectamente al mar la misma cantidad de aguaque utilizamos en la operación en todo el año.La diferencia de la calidad del agua de ambosreservorios es muy impor tante, pues el aguadulce del lago G atún es la fuente principalpara el abastecimiento de agua potable parauna gran par te del ár ea metr opolitana y lamezcla con agua salada compr ometería estaprimera prioridad del uso del agua.El Canal de P anamá realizó varios estudiosdirigidos a modelar cuantitativ a y cualitati-vamente el uso del agua operando las esclusasexistentes y las nuevas, y en la toma de deci-siones final todos los factores mencionados setomaron en cuenta.Las piscinas de ahorr o de agua se están dise-ñando con los mismos criterios que los de lasesclusas. A saber: el ahorr o de agua no debeser menor de 59%; las v elocidades máximasdel caudal de agua en las alcantarillas debenser no mayores de 8 m/s; el llenado de las cá-maras se debe hacer en un máximo de 10 mi-nutos si no se operan las piscinas y 17 minutossi se operan; las pendientes de la superficie delagua en las cámaras longitudinales máximasson de 14 %o y 10 %o transv ersales; el con-creto debe tener una vida útil de 100 años.Asimismo, las piscinas de ahorr o de agua, aligual que las esclusas, también deben ser ope-racionales después de eventos sísmicos de dostipos: con período de r etorno de 475 años ycon período de retorno de 1.000 años.Para su diseño se requirió hacer modelos nu-méricos y construir un modelo físico, similaral modelo que desarrolló el Canal de Panamáen la etapa pr eliminar conceptual. E l con-tratista contrató al mismo laboratorio que elCanal de Panamá utilizó entre 2005 y 2008:Compagnie Nationale du Rhone (CNR) enLyon, Francia.El modelo físico, con la geometría propuestapor el contratista, mejoró la del diseño con-ceptual de la ACP, se construyó entre agostode 2009 y may o de 2010 en una escala de1:30. Desde mayo de 2010 hasta junio de2011 se hicier on más de 1.200 pr uebas enel modelo, v erificadas con el modelo mate-Figura 5: Sistema de esclusas y lagos del Canal de PanamáLas piscinas de ahorro deagua se están diseñandocon los mismos criterios quelos de las esclusasAF_Canal_Panama.indd 47AF_Canal_Panama.indd 47 9/12/11 07:55:059/12/11 07:55:05
  46. 46. 48FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5mático desarrollado en Argentina, yse ajustó la geometría para minimizarlas pérdidas de carga en el sistema dellenado y vaciado.El Canal de Panamá verificó el desem-peño de los modelos, con expertos in-ternos, de Estados U nidos, Bélgica yHolanda.Presas auxiliares en laampliación del Canal dePanamáElevar los buques de hasta 80.000 to-neladas 26 metr os desde el niv el delmar para cr uzar el istmo de P anamáen su parte más angosta y después ba-jarlos otra vez al nivel del mar es unaoperación que realizamos en el Canalde Panamá un promedio de 40 vecesal día (Figura 5).Cada buque requiere del uso de 210.000 m 3de agua dulce almacenada en el lago Gatún.Para completar el perímetr o del embalse dellago Gatún, que en su época fue el lago arti-ficial más grande del mundo, se tuvieron queconstruir varias presas auxiliares. La presa deGatún es la más impor tante en el lado delAtlántico, y en el lado del P acífico la pr esamás importante es la de Pedro Miguel.El arreglo actual del Canal compr ende unaesclusa de tres escalones en el lado del Atlán-tico para subir al niv el del lago G atún, peroen el Pacífico se dividió la subida al nivel dellago Gatún en dos estr ucturas: la esclusa deMiraflores con dos escalones, un lago inter-medio (lago Miraflores) y otra esclusa de unsolo escalón, Pedro Miguel.Hace más de 70 años, los Estados Unidos ini-ciaron la construcción de un carril adicionalde esclusas, esfuerzo que abandonaron cuan-do entraron en la Segunda Guerra Mundial.En aquella época, el diseño en el Pacífico erasimilar al sistema actual, una esclusa de dosescalones para ingr esar al lago M iraflores yotra para ingresar al nivel del lago Gatún. Enel diseño que elaboró la Autoridad del Canalde Panamá en esta ocasión se consolidar onambas estructuras en una sola esclusa de tresescalones y un canal de cir cunvalación queconectan dir ectamente la cámara inferior(Océano Pacífico) con el niv el del lago G a-tún. De esta manera se logra una may or efi-ciencia operativa al eliminar una de las dosaproximaciones y amarr es de los buques yademás reduce los costos relacionados con laconstrucción, operación y mantenimiento dedos estructuras separadas ubicadas apenas aun par de kilómetros de distancia.AF_Canal_Panama.indd 48AF_Canal_Panama.indd 48 9/12/11 14:18:239/12/11 14:18:23
  47. 47. 49Este arreglo de esclusa con tr es escalones ycanal de nav egación requieren que se cons-truya una pr esa como bor de Este del canalde circunvalación que mantenga el niv el delas aguas del lago Gatún unos 9 metros sobreel del lago Miraflores. La topografía y geolo-gía del área permitió que la presa se dividieraen dos segmentos, 1E y 2E. Ambas tienenestribos en un cerr o localizado entr e ellas.El alineamiento del canal de nav egacióntuvo varios diseños pr eliminares propuestospor empr esas extranjeras que tomaban encuenta la infraestr uctura, la topografía y lageología existente. F inalmente se escogió elalineamiento propuesto por ingenieros pana-meños que también incluyó en su optimiza-ción minimizar el v olumen de ex cavación yalejar el cauce de ár eas que fueron utilizadascomo polígonos de tir o por los militar es delos Estados Unidos durante su presencia en elárea canalera y en las que aún se encuentranmuniciones y explosiv os de conside-ración no detonados.En total son cuatro presas auxiliares,las otras dos evitan que el embalsese extienda por ár eas con cober turaboscosa y van a estar en el lado oestedel canal de nav egación (Presa 1W y P resa2W). Todas se van a construir con materialeslocales, producto de las ex cavaciones, y condiseños que toman en cuenta eventos sísmi-cos con periodos de r etorno de hasta 1 en2.500 años, ev entos climáticos con subidasextremas del nivel del lago Gatún, fallas geo-lógicas y hasta impactos de buques.Presas al Este del nuevo cauceLas dos presas que conforman la ladera Estedel nuev o canal de nav egación tendrán unancho en la cor ona de 30 metr os y taludescon inclinaciones de 1V :3H, son pr esas deenrocado con núcleo impermeable de ar cillay filtros que separan la escollera del materialdel núcleo. La presa más al nor te (1E) es de2,3 km de largo y la segunda más hacia el sur(2E) es de casi 1 km y requieren entre ambasEste arreglo de esclusacon tres escalones ycanal de navegaciónrequiere que se construyauna presa comoborde Este del canalde circunvalación quemantenga el nivel de lasaguas del lago Gatúnunos 9 metros sobre eldel lago MirafloresAF_Canal_Panama.indd 49AF_Canal_Panama.indd 49 9/12/11 14:18:349/12/11 14:18:34
  48. 48. 50FUNDACIÓNRAMÓNARECES/NÚM.5un volumen de 8,3 millones de m3de mate-riales para su construcción.Tras el arreglo del nuevo canal de navegaciónquedará la presa 1E y el lago Miraflores, conla esclusa existente de Pedro Miguel al fondoderecho, la ataguía con celdas de tablestacasentre el lago Miraflores y la presa 1E permiti-rá la construcción en seco de la presa.Las dos presas que bordean el oeste del canalde acceso a las nuevas esclusas del Pacífico norequieren de una ataguía de tablestacas parasu construcción. La segunda pr esa al este ylas dos del oeste del canal de acceso tienenestribos a cerr os al nor te, y en el sur se co-nectan con los mur os de aleta de las nuev asesclusas como aparecen en la figura 6.El canal de acceso a las nuev as esclusas delPacífico se ha v enido construyendo bajo unesquema de cuatro contratos, tres de ellos yaconcluidos y el cuarto que se ha realizado enun 40%. Este último fue otorgado al consor-cio ICA-FCC-MECO y es responsable de laconstrucción de la ataguía y presa de 2,3 kmde largo del cauce, y la excavación de 26 Mm³de material no clasifi cado que conformaránel cauce de acceso que conectará el corte Cu-lebra (lago G atún) a las nuev as esclusas enel Pacífico. La constr ucción de las otras tr espresas (2E, 1W y 2W) del cauce está bajo laresponsabilidad del consorcio que construyelas esclusas: S acyr Vallehermoso, Impregilo,Jan De Nul y Constructora Urbana S.A.Criterios de diseño para las presasPara las presas, el diseño incluye requerimien-tos de cizallamiento en las fallas con desplaza-mientos horizontales de 3 metros y verticalesde 0,5 metr os para la pr esa 1E y desplaza-mientos horizontales de 3 metros y verticalesde 0,5 metr os para la pr esa 2E en cualquierlugar de la fundación de la pr esa que inter-ceptan las fallas de Pedro Miguel y Mirafloresrespectivamente. Para el núcleo impermeabley filtros inversos el segmento de 100 m de lar-go en el área del intercepto el ancho de diseñodebe incrementarse 1,5 veces.Además de los desplazamientos en las fa-llas, las pr esas están diseñadas para r esistirmovimientos sísmicos, según análisis pr o-babilísticos que consideran la interacciónfundación-estructura para r esistir ev entossísmicos con períodos de r etorno de 2.500años, manteniendo el lago Gatún y períodosde retorno de 1.000 años, con daños que sepuedan reparar sin dejar de operar el Canal.Este diseño es muy conser vador por la im-portancia que tiene el lago G atún para elpaís y el Canal.Figura 6: Presas adyacentes a las nuevas esclusas del PacíficoAF_Canal_Panama.indd 50AF_Canal_Panama.indd 50 9/12/11 07:56:059/12/11 07:56:05

×