Los antepasados de la química

3,462 views

Published on

Published in: Education, Technology, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,462
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los antepasados de la química

  1. 1. Los antepasados de la Química (Michel Meyer)A comienzos del siglo XVIII, Johann Friedrich Bottger, un joven alquimista, fueencerrado en su laboratorio, con el fin de fabricar oro. Fracasó en la empresa,pero contribuyó en la creación de la Porcelana.En Hamburgo (1669), Henning Brandt cree haber descubierto por fin la piedrafilosofal, capaz de transformar el plomo en oro y de revelar los secretos delcosmos. Brandt, un ex soldado, había puesto a hervir orina y había calentadosus residuos hasta que en su retorta aparecieron vapores luminosos. Habíadescubierto el fósforo blanco, que años más tarde, Isaac Newton redactaseuna receta para su fabricación.La arcilla transformada en porcelana, la orina en fósforo, el fósforo en bombas,los minerales en pigmentos. Nuestras posibilidades de transformar la materiason prácticamente ilimitadas. Podemos afirmar que la química nació el día enque nuestros ancestros salieron de la animalidad, ser hombres es: transformar lamateria, lo cierto es que nuestros antepasados no sabían por qué ni comooperaba la química que practicaban, pero no por ello eran menos capacesde combinar ingredientes naturales para producir pigmentos, con los quedecorarían sus cavernas. Otro claro ejemplo es Egipto, una antigua civilizacióndonde se logro sintetizar nuevas sustancias para curar las enfermedadesoculares, cosméticos a base de plomo, que se cuenta entre los primerostratamientos de salud y belleza del mundo. Si bien los egipcios helenísticosfueron los que denominaron “chemia” al refinado de los metales, los sabiosmusulmanes le dieron un valor agregado llamándole “Alkimiya”, los modos detransformar la materia, purificar las sustancias y colorear los metales, todo estoformaba parte de la Alquimia. La fascinación por esta actividad condujotambién al perfeccionamiento de técnicas como la destilación y lacristalización que siguen siendo esenciales en nuestros laboratorios del siglo XXI.En el siglo XII, la alquimia se extendió por Europa, acompañada de nocionessobre el elixir árabe, que recibía el nombre de piedra filosofal. La alquimiatropezó con ciertos problemas, como la presencia de embaucadores quepretendían transformar en plomo en oro. Algunos pretendieron que todatentativa humana de transmutar los metales estaba condenada al fracaso, yaque las manipulaciones humanas de la materia eran, por esencia, inferiores alas transformaciones realizadas por la naturaleza. Pese a tales críticas algunossiempre creyeron que el arte humano era lo suficientemente poderoso comopara transformar el mundo. Fue así como surgió un nuevo pensamiento, seempezó a valorar a los pintores, orfebres y artesanos, cuyas actividadesguardaban relación con las manipulaciones de la materia, la ciencia empezóa ligarse más estrechamente al quehacer de quienes fabricaban cosas enbusca de conocimiento y de poder. Este nuevo enfoque, encontró suexpresión en la obra Novum Organum de Francis Bacon, publicada en 1620, lacual dio origen a la ciencia moderna. La acción práctica y transformación delmundo material iba a unirse así al pensamiento y a partir de entonces nuestromundo ya no seria nunca más el mismo.
  2. 2. El sabio irlandés Robert Boyle, es el perfecto representante de este nuevoenfoque experimental, es considerado como uno de los fundadores de laquímica moderna.Muchos químicos estiman que la química llego a ser una ciencia propiamentedicha en el siglo XVIII, por las investigaciones y descubrimientos de ciertoscientíficos. Lo cierto es que a partir de este siglo hubieron notables aportesfueron aportes para el mundo de la salud, industria de tinturas y productosfarmacéuticos, incluso la física austro-sueca Lise Meitner dio la razón a losalquimistas: era posible transmutar un metal en otro, ella lo demostró mediantela reacción nuclear y así se logro transformar en uranio 238 en plutonio.Sin duda las huellas dejadas por los alquimistas perduran en las investigacionesquímicas de nuestros días.El rápido desarrollo y el creciente prestigio de la ciencia moderna, debidossobre todo a la especialización profesional alcanzada en el siglo XIX, hanhecho que perdamos el sentido de la química, en cuanto a arte y ciencia dela vida diaria y de la gente común. Sin embargo podemos recuperarlo ya queen nuestros días, cada vez se presentan mas necesidades, existe la urgenciade crear, transformar las cosas que tenemos a nuestro alcance, preocuparnospor la situación del mundo y tener ese espíritu de muchos hombres de la vidadiaria, que a base de sus pocos conocimientos, dieron grandes aportes a lahumanidad, porque “Transformar la materia es ser humano. Todos somosquímicos”.

×