1EL GRAN VOLATINEROFRIEDRICH WILHELM NIETZSCHE6Se me estará agradecido si condenso un conocimiento tan esencial, tan nuevo...
2Nietzsche distingue entre una moral de señores: aristócratas, nobles, guerreros y una moral de esclavos, elcristianismo y...
3prohibiciones. Ese nuevo hombre estaría de acuerdo con la sentencia de aquel personaje de Dostoievski: “SiDios ha muerto,...
4ninguna cosa más durante una serie de años. Pensaba dedicarse a elaborar su proyectada obra La voluntadde poder, a dar, p...
5montaña, no lejos de Vicenza, en Recoaro, donde pasé la primavera de 1881, descubrí juntamente con mimaestro y amigo Pete...
6de esa gran marea, y retroceder al animal más bien que superar al hombre? ¿Qué es el mono para elhombre? Una irrisión o u...
7desde el principio. Dedicado a Wagner, presenta el contraste entre la cultura griega anterior y posterior aSócrates y arg...
8pecho en un campo de trigo de Auvers-Sur-Oise. Muere el 29 a la una y media de la mañana, su últimocuadro Trigal con cuer...
9Con Nietzsche el hombre moderno llega a una encrucijada. El terror se apodera del espíritu cartesianocuando entra en el u...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El gran volatinero Friedrich Wilhelm Nietzsche

1,189 views

Published on

2º Bachillerato, selectividad

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,189
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
226
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El gran volatinero Friedrich Wilhelm Nietzsche

  1. 1. 1EL GRAN VOLATINEROFRIEDRICH WILHELM NIETZSCHE6Se me estará agradecido si condenso un conocimiento tan esencial, tan nuevo, en cuatro tesis: así facilito lacomprensión, así provoco la contradicción. Primera tesis. Las razones por las que "este" mundo ha sido calificado de aparente fundamentan, antesbien, su realidad, -otra especie distinta de realidad es absolutamente indemostrable. Segunda tesis. Los signos distintivos que han sido asignados al "ser verdadero" de las cosas son lossignos distintivos del no-ser, de la nada, -a base de ponerlo en contradicción con el mundo real es como seha construido el "mundo verdadero": un mundo aparente de hecho, en cuanto es meramente una ilusiónóptico-moral. Tercera tesis. Inventar fábulas acerca de "otro" mundo distinto de éste no tiene sentido, presuponiendoque no domine en nosotros un instinto de calumnia, de empequeñecimiento, de recelo frente a la vida: en esteúltimo caso tomamos venganza de la vida con la fantasmagoría de "otra" vida distinta de esta, "mejor" queésta. Cuarta tesis. Dividir el mundo en un mundo "verdadero" y en un mundo aparente", ya sea al modo delcristianismo, ya sea al modo de Kant (en última instancia, un cristiano alevoso), es únicamente una sugestiónde la decadence, -un síntoma de la vida descendente... El hecho de que el artista estime más a la aparienciaque la realidad no constituye una objeción contra esta tesis. Pues a la "apariencia" significa aquí la realidaduna vez más, sólo que seleccionada, reforzada, corregida... El artista trágico no es un pesimista, - diceprecisamente sí incluso a todo lo problemático y terrible, es dionisíaco... NIETZSCHE, El crepúsculo de losídolos, capítulo “La „razón‟ en la filosofía”, apartados 1, 4 y 6 (trad. A. Sánchez Pascual, Madrid, Alianza,1998, pp. 51, 53-54 y 55-56).1.- RESUMEN DEL TEXTO:¿Cuál es el tema del texto? ________________________________________________________________Señala las ideas más importantes:1ª) _____________________________________________________________________________________2ª) _____________________________________________________________________________________3ª)_____________________________________________________________________________________4ª) _____________________________________________________________________________________Explicación de las ideas:1ª) El mundo aparente se sustenta en razones que fundamentan su realidad. La división platónica de mundosensible y mundo inteligible carece de fundamento. Sólo hay una realidad: el mundo sensible. El mundointeligible o suprasensible es la clave de bóveda de la metafísica. Pero con Hume, primero y después conKant vimos que la metafísica no es posible como ciencia. De modo que, Nietzsche hubiera apoyado la tesishumeana de arrojar los libros de metafísica y teología a la hoguera. Este presupuesto exige una genealogíade la moral y la transvaloración (revaluación de todos los valores). El mundo “verdadero” platónico y cristianoes una ficción. No hay más realidad que esta. El bisturí que emplea es la psicología del desenmascaramiento.2ª) El mundo real es una ilusión óptico-moral del mundo verdadero. Contra el Ser de Parménides, inmóvil,homogéneo, compacto, lleno, perfecto, equidistante como los radios de una esfera, Nietzsche reclama larealidad del devenir, el todo fluye de Heráclito. Recordad: “nadie baja dos veces a bañarse al mismo río”. Elrío de Heráclito es una metáfora de la vida. La concepción dinámica de Nietzsche contrasta con elinmovilismo y el estatismo de las Ideas platónicas y la eternidad cristiana. Dioniso contra Apolo. La metafísicacartesiana, de nuevo, es derribada: Dios, Alma, Mundo no son presupuestos morales sino inmorales de unarealidad que Nietzsche repudia. La ilusión óptico-moral es la ilusión trascendental. “Bueno” y “malo” no sonsino engaños. Nietzsche reduce los problemas ontológicos a problemas axiológicos, tales son: la moral, lapolítica, el conocimiento, la ciencia, el arte. Los valores son condiciones de la voluntad de poder. Nietzschedistingue entre morales activas expresión de la vida ascendente y morales reactivas que son indicio de ladecadencia y la debilidad. Con Hume, Nietzsche detesta las virtudes cristianas de fe, esperanza y caridad, asícomo las virtudes monacales como el ayuno, la abstinencia, el celibato, el silencio, la negación de uno mismo.
  2. 2. 2Nietzsche distingue entre una moral de señores: aristócratas, nobles, guerreros y una moral de esclavos, elcristianismo y el socialismo. La moral noble es creadora; la moral vulgar asimila los valores con los que seencuentra. El guerrero tiene las virtudes del cuerpo, el sacerdote inventa el espíritu. En el origen de laconciencia moral está la perversión de los instintos, en particular, está el instinto de crueldad.3ª) No hay más mundo que éste. No existe una realidad trascendental o una Ciudad de Dios. Toda la culturaoccidental se basa en la metafísica, en la afirmación de la realidad del mundo suprasensible, como lacondición de su existencia. En Platón el Bien se manifiesta con caracteres divinos. Los primeros teólogosreconocieron en la Idea de Bien a Dios. El problema del Ser y del Valor permanecerá unido al problema deDios pero Dios ha muerto. “Bien”, “Verdad”, “Belleza” se hundieron junto con el tesoro de la fragata Mercedes.¿Dónde está el caza tesoros que lo recuperará? ¿Dónde está la Odyssey metafísica?4º) Ni cristianismo ni kantismo, dos etapas de la fábula del mundo. Al final de todo: Zaratustra. Con Nietzscheasistimos a una ontología en negativo. La labor de zapa comienza con la idea de “sujeto” y de “sustancia”.Todo empieza por lo que él denomina la ficción del yo. Donde no hay yo, no puede haber sustancia. Lasconsecuencias son incalculables, por la misma razón tampoco hay “ni espíritu, ni razón, ni conciencia, nivoluntad: todos son ficciones inútiles”. El mundo de la metafísica en su totalidad se hunde en la nada y con élse hunde también el mundo categorial de Kant y de la conciencia moderna: causalidad, determinismo,teleología, materialidad, son nociones que hemos inventado a imagen del sujeto. Parménides dijo: “no sepiensa lo que no es”. Nosotros decimos: “lo que puede ser pensado tiene que ser con seguridad una ficción”.2.- EXPLICACIÓN DE DOS NOCIONES PRESENTES EN EL FRAGMENTOEL CONCEPTO DE DIOSEL FRAGMENTO 125 DE LA GAYA CIENCIA“Dios ha muerto”, el pórtico de entrada a esta filosofía se encuentra en el fragmento 125 “El insensato” de Lagaya ciencia (1882) en el que por primera vez Nietzsche introduce el tema de la muerte de Dios: “¿No oísteishablar de aquel loco que en pleno día corría por la plaza pública con una linterna encendida gritando sincesar: „¡Busco a Dios! ¡Busco a Dios!‟? Cómo estaban presentes muchos que no creían en Dios, su gritosprovocaron risa. „¿Se te ha extraviado?‟ –decía uno. „¿Se ha perdido como un niño?‟ –preguntaba otro. (…) Elloco se encaró con ellos y clavándoles la mirada, exclamó: „¿Dónde está Dios? Os lo voy a decir. Le hemosmatado; vosotros y yo, todos nosotros somos sus asesinos. Pero ¿Cómo hemos podido hacerlo?‟. (…) Seañade que el loco penetró el mismo día en muchas iglesias y entonó el Réquiem aeternam Deo. Expulsado ypreguntado por qué lo hacía, contestaba siempre lo mismo: „¿De qué sirven estas iglesias, si son lossepulcros y los monumentos de Dios‟?” El insensato es, sin duda, un símbolo del propio Nietzsche. No setrata de un loco cualquiera sino como decía Unamuno de D. Quijote: “Un hombre sesudo y cuerdo queenloquece de pura madurez de espíritu”. La escena recuerda también la imagen de Diógenes, paseando enpleno día por el centro de Atenas con una linterna encendida y gritando: “¡Busco a un hombre!”DIOS HA MUERTO EN ASÍ HABLÓ ZARATUSTRALos pasajes de La Gaya Ciencia pasan a ser completados por Así habló Zaratustra (1883-85), el viejo santodel bosque observa que: “¡Será posible! ¡Este viejo santo del bosque no se ha enterado todavía que Dios hamuerto!” Nietzsche quiere dar a entender que la “muerte de Dios” es la situación fundamental de su nuevohéroe: Zaratustra. “Dios ha muerto” no es una proposición teórica o especulativa sino una proposiciónparabólica o dramática. Lógicamente, Dios puede existir o no existir pero no puede morir. Lo que ha muertoes la fe del hombre en Dios pero ¿Quién es ese Dios de quien Nietzsche anuncia su muerte? Se trata delDios cristiano. “La fe en Dios cristiano se ha vuelto increíble”. Pero Dios no es sólo el dogma de ciertoscreyentes sino la clave de bóveda del mundo suprasensible o metafísico. Es en este sentido como hay queentender la muerte de Dios, a la luz de la inversión de la metafísica. El mundo metafísico se ha desmoronado.El ateísmo de Nietzsche no es el ateísmo de Marx o Feuerbach, poner otras cosas en lugar de Dios: lahumanidad, la futura ciudad socialista, ni de sustituir el ideal perdido por los nuevos valores laicos: razón,progreso, la civilización, la ciencia, el bienestar general, la moral humanitaria, el utilitarismo. Dios significaaquí el “lugar”, Dios ha sido suprimido como lugar.ATEÍSMOSu ateísmo contiene tres motivos: 1º) La oposición a la moral. Kant representa un teísmo postulatorio. Lamoral exige a Dios y la inmortalidad como condición de posibilidad. Nietzsche no propugna la inmoralidad sinoun nuevo tipo de moral aristocrática, creadora, la moralidad del hombre fuerte que no conoce ni normas ni
  3. 3. 3prohibiciones. Ese nuevo hombre estaría de acuerdo con la sentencia de aquel personaje de Dostoievski: “SiDios ha muerto, todo está permitido”. Nietzsche está pensando en Dioniso. 2º) Un motivo humanista.Nietzsche concibe al hombre como creador de valores. La creatividad así entendida lleva consigo la exclusiónde Dios. Si hay Dios, no hay nada que crear, ya que “crear” y “hay” esexcluyente. 3º) El tercer motivo esteológico. En el fondo está la vieja sentencia: “seréis como Dios”. Nietzsche sabe que el hombre jamás puedeconvertirse en Dios pero, al menos, puede ser un hombre nuevo, superior. Todos lo caminos conducen alultrahombre. Por eso, espera Nietzsche que la “muerte de Dios” sea el comienzo de una nueva etapa de lahistoria. La muerte de Dios es una verdad amarga.EL ETERNO RETORNOEn el verano de 1881, mientras trabajaba en la segunda parte de Aurora que se publicaría con el nombre deLa gaya ciencia, tuvo lugar la visión de la doctrina cosmológica del eterno retorno. “Primeros días de agostode 1881 en Sils-María, a 6.000 pies de altura sobre el nivel del mar y mucho más alto aún sobre todas lascosas humanas”. Aquel día de agosto en el que paseando a orillas del lago Silvapalana, junto a una rocamajestuosa no lejos de Surlei: “Estaba yo sentado ahí expectante/ esperando, nada, gozando del juegocambiante/ de luz y sombra, más allá del bien y del mal/ todo mediodía, todo lago, todo tiempo sin final/ depronto de uno se hizo dos/ y Zaratustra pasó a mi lado”. Zaratustra no es únicamente el profeta delsuperhombre sino también el maestro de la doctrina del eterno retorno. Entre los apuntes que Nietzscheescribe ese día encontramos: “El nuevo centro de gravedad: el eterno retorno de lo idéntico. Importanciainfinita de nuestro saber, de nuestro errar, de nuestros hábitos y modos de vivir, para todo lo venidero. ¿Quéhacemos con el resto de nuestra vida –nosotros los que hemos pasado su mayor parte en la más esencialignorancia? Nos dedicamos a enseñar esta doctrina –es el medio más eficaz para asimilarla nosotros mismos.Nuestra especie de felicidad como maestros de la más grande doctrina”. El eterno retorno es el principio desuperación del nihilismo. Si es verdad que Dios ha muerto, entonces no hay otro mundo que este mundo niotra vida que esta vida y este mundo y esta vida pasan. ¿Cómo conceder peso de eternidad a algo que es ensí pasajero? Nietzsche acude a un viejo mito religioso. En los Vedas hindúes y en la antigua tradicióngermana se encuentra el mito indo-ario del eterno retorno. El mito pasó por influjo oriental a los presocráticosy al pitagorismo primitivo y se concretó en la idea del “gran año cósmico” en el que todo lo que ha ocurridovolvía exactamente a ocurrir en el mismo orden de sucesión temporal. Como escribe Mircea Eliade, el mitodel eterno retorno es “un intento extremo de solidificar el devenir, de anular la irrevocabilidad del tiempo”.EL FRAGMENTO 341 DE LA GAYA CIENCIAEn el fragmento 341 de La gaya ciencia aparece por primera vez formulada la doctrina del eterno retorno. Elfragmento se titula: “Peso formidable” y se expresa así: “¿Qué ocurriría si día y noche te persiguiese undemonio en la más solitaria de las soledades diciéndote: „Esta vida, tal como como la vives en el presente, talcomo la has vivido, tendrás que vivirla otra vez y otras innumerables veces, y en ella nada habrá de nuevo; alcontrario, cada dolor y cada alegría, cada pensamiento y cada suspiro, lo infinitamente grande y loinfinitamente pequeño de su vida, se reproducirán para ti, por el mismo orden y en la misma sucesión;también aquella araña y aquel rayo de luna, también este instante; también yo. El eterno reloj de arena de laexistencia será vuelto de nuevo y con él tú, polvo del polvo?‟ ¿No te arrojarías al suelo rechinando los dientesy maldiciendo al demonio que así te hablaba? ¿O habrás vivido el prodigioso instante en el que podríascontestarle: „¡Eres un dios! ¡Jamás oí lenguaje más divino!‟. Si este pensamiento arraigase en ti, tal comoeres, tal vez te transformaría, pero acaso te aniquilara: la pregunta „¿quieres que esto se repita una einnumerables veces?‟ ¡Pesaría con formidable peso sobre tus actos y por todo! ¡Cuánto necesitarías amarentonces la vida y amarte a ti mismo para no desear otra cosa que esta suprema y eterna confirmación!”. Y, acontinuación, en el fragmento 342: Incipit tragoedia o, lo que es lo mismo, Incipit Zaratustra. El eterno retornole permite salvar un vacío en su filosofía. Traza sobre el flujo del devenir la imagen del ser, sin crear un serque trascienda el universo. Además, al impedir la introducción de una deidad trascendente, corta el paso alpanteísmo. La teoría excluye también la idea de un “más allá” personal aunque crea un sustituto de la misma:la posibilidad de vivir la propia vida un sin número de veces. Para Eusebi Colomer es un imperativocosmológico en contraposición al imperativo categórico kantiano: “lo que quieres, quiérelo de tal manera quedesees su eterno retorno.EL CREPÚSCULO DE LOS ÍDOLOSTras la publicación de Más allá del bien y del mal en 1886 y mientras corregía las pruebas de Genealogía dela moral, a finales del verano de 1887, Nietzsche tomó la decisión, Nietzsche tomó la decisión de no imprimir
  4. 4. 4ninguna cosa más durante una serie de años. Pensaba dedicarse a elaborar su proyectada obra La voluntadde poder, a dar, por fin, una exposición detallada de su filosofía. A Nietzsche le quedaba, en aquel momento,poco más de un año de vida lúcida. Sin embargo, pese a sus propósitos, en este último año, Nietzsche dio ala imprenta o dejó preparadas para su impresión nada menos que seis obras, a saber: El caso Wagner,Crepúsculo de los ídolos, El Anticristo, Ecce Homo, Ditirambos de Dioniso y Nietzsche contra Wagner.ElCrepúsculo de los ídolos pretende ser un compendio de su filosofía. Por el momento, la obra lleva otro título:“Ociosidad de un psicólogo”. El 7 de septiembre de 1888 escribe a su editor desde Sils-María: “Estimadoseñor editor: esta vez voy a darle una sorpresa. Sin duda pensará usted que hemos acabado con lasimpresiones: pero he aquí que acaba de salir hacia usted el más limpio de todos los manuscritos que yo lehaya enviado nunca. Se trata de un escrito que, en lo que respecta a su formato, debe ser en todo hermanogemelo de El caso Wagner. Su título es: Ociosidad de un psicólogo. Me es necesario publicarlo ahora porqueprobablemente hacia finales de año próximo, tendremos que procederé a imprimir mi obra capital, laTransvaloración de los valores”. Peter Gast propone a Nietzsche el 20 de septiembre que cambie de título. Larespuesta de Nietzsche el día 27 desde Turín fue la siguiente: “El nuevo título será: „Crepúsculo de los ídoloso Cómo se filosofa con el martillo‟”. El significado del título queda explicitado por el propio autor: “¿Acasotambién [el título] una nueva guerra? ¿Y son auscultados nuevos ídolos?... Este pequeño escrito es unadeclaración de guerra; y en lo que se refiere a la auscultación de ídolos, esta vez no son ídolos de nuestrotiempo, sino ídolos eternos los que aquí son tocados con el martillo como un diapasón, -no hay en absolutoídolos más viejos, más convencidos, más llenos de aire que éstos… Tampoco más huecos… Esto no impideque sean los más creídos”.LA CRÍTICA A LOS FILÓSOFOSLa consecuencia de la muerte de Dios es el nihilismo. Son el mismo acontecimiento. ¿Qué entiendeNietzsche por nihilismo? Desvalorización de todos los valores. “Nada” significa ausencia de Dios y del mundosuprasensible y, en consecuencia, ausencia de origen y meta de toda realidad. Falta el fin, falta la respuestaal por qué. Para el hombre nihilista, todo es vano. Nietzsche tiene conciencia de que el nihilismo es unaactitud que se autodestruye como los mensajes del agente secreto 007. ¿Tiene sentido negar el valor de lavida y seguir viviendo? El nihilismo pasivo, teórico, se ve empujado hacia el nihilismo activo, práctico. Al finaldel camino aparece el suicidio. Es preciso abandonar el nihilismo ¿en qué dirección? En el Crepúsculo de losídolosencontramos “Cómo el mundo verdadero acabó convirtiéndose en una fábula”, esto es, la Historia de unerror. Por “verdadero mundo” entiende Nietzsche el mundo suprasensible de la metafísica en contraposiciónal mundo sensible, el cual, de rechazo, se convierte en el “mundo aparente”. Esta contraposición es unailusión y la historia de la metafísica no es más que la historia de un error. Nietzsche nos invita a seguir paso apaso sus etapas más relevantes: platonismo, el mundo verdadero asequible al sabio, la forma más antigua dela Idea, “relativamente inteligente, simple, convincente. Transcripción de la tesis „yo, Platón, soy la verdad‟;cristianismo, el mundo verdadero inasequible al sabio por ahora, pero prometido, la Idea se convierte en unamujer, se hace cristiana; kantismo, el mundo verdadero inasequible, indemostrable, imprometible, pero unconsuelo, una obligación, un imperativo, en el fondo, el viejo sol pero visto a través de la niebla y elescepticismo, la niebla Königsberguense; positivismo, el mundo verdadero ¿inasequible? Inalcanzado,también desconocido, primer bostezo del positivismo; nihilismo, el mundo verdadero una idea que ya no sirvepara nada, que ni siquiera obliga, una idea que se ha vuelto inútil, rubor avergonzado de Platón, ruidoendiablado de todos los espíritus libres; Zaratustra, hemos eliminado el mundo verdadero ¿qué mundo haquedado? ¿El mundo aparente? No, al eliminar el mundo verdadero también hemos eliminado el aparente, esmedio día, el instante de la sombra más corta, final del error más largo, punto culminante de la humanidad:Zaratustra. Nietzsche expresa la sensación de claridad y plenitud que le embriaga con la imagen delmediodía, instante de la sombra más corta (alusión al Mito de la caverna). Lo sensible no es ya mera sombradel mundo inteligible. Es la auténtica realidad. Una nueva historia puede comenzar: Zaratustra.ZARATUSTRAHasta la configuración definitiva en Así habló Zaratustra, el personaje se manifiesta como mínimo en tresocasiones en la vida de Nietzsche. El 25 de enero de 1881, Nietzsche envía a Peter Gast el borrador deAurora, con el fin de que haga una copia en limpio. A mediados de marzo, consiguen entre los dos tener listoel manuscrito para la imprenta. Como descanso pretende viajar a Túnez con Gersdorff, un viejo amigo, ypasar allí uno o dos años pero el conflicto franco-tunecino impide el viaje. El 1 de mayo, Nietzsche viaja conPeter Gast a Recoaro, cerca de Vicenza. En palabras de Nietzsche “En una pequeña localidad termal de
  5. 5. 5montaña, no lejos de Vicenza, en Recoaro, donde pasé la primavera de 1881, descubrí juntamente con mimaestro y amigo Peter Gast, también él un „renacido‟, que el fénix Música pasaba volando a nuestro lado conplumaje más ligero y más luminoso del que nunca había exhibido” (Ecce Homo, pp. 93-94). Para AndrésSánchez Pascual, aquí se sitúa la génesis afectiva de Zaratustra. Una segunda génesis de Zaratustra hayque situarla en agosto de 1881 en Sils-María, a 6000 pies sobre el nivel del mar “y mucho más alto aún sobretodas las cosas humanas”. Zaratustra pasa a su lado, al mismo tiempo, concibe el principio cosmológico deleterno retorno para su filosofía: ésta sería la génesis conceptual. Finalmente, la génesis figurativa en enerode 1883. Después de pasar el verano de 1882 con Lou von Salomé en Tautenburgo, idilio que acaba endolor, Nietzsche recala el 23 de noviembre en Rapallo, cerca de Génova. “Mi Zaratustra nació en esteinvierno”. Por las tardes y siempre que se encontraba con fuerzas Nietzsche rodeaba la bahía entera deSanta Margherita hasta llegar detrás de Portofino. “En estos dos caminos se me ocurrió todo el primerZaratustra, sobre todo, Zaratustra mismo en cuanto tipo: más exactamente, éste me asaltó” (Ecce Homo, p.95). En diez días, del 1 al 10 de febrero de 1883, Nietzsche redacta el primer libro de Así habló Zaratustra.LA MUERTE DE WAGNERAcababa de escribir la obra el día 10 de febrero en Rapallo, Nietzsche va a Génova el día 14, para enviar elmanuscrito al editor. Posiblemente, durante la noche del 13 termina de escribir los últimos párrafos de esemanuscrito, que iba a enviar a Leipzig. Al llegar a Génova compra “en contra de mi costumbre”, el númerovespertino del periódico Caffaro y lee la noticia de la muerte de Wagner. Éste había fallecido la noche anterioren Venecia. Más tarde escribirá Nietzsche: “La parte final, esa misma de la que he citado algunas líneas en elprólogo, fue concluida exactamente en la hora sagrada en que Richard Wagner moría en Venecia” (EcceHomo p. 94).ASÍ HABLÓ ZARATUSTRAAsí habló Zaratustra. Un libro para todos y para ninguno. Las cuatro partes de la obra aparecieron porseparado entre 1883 y 1885. El superhombre, la voluntad de poder y el eterno retorno son los temas másimportantes del escrito. Zaratustra como el insensato es un doble del propio Nietzsche. Después de la muertede Dios, sólo son posibles dos revoluciones: el superhombre, anunciado por él o el “último hombre”, mediocree incapaz de pensar. ¿Quién es Zaratustra? Zaratustra es una figura semilegendaria de la antigua Persia.Fundador de una religión que fue la propia de esa zona hasta su conquista por los árabes. Se cree que vivióen el siglo VI antes de Cristo y que los elementos más auténticos de su doctrina están recogidos en loshimnos del Avesta (colección de textos sagrados). El propio Nietzsche ha destacado sus rasgos elementales:“Zaratustra nacido junto al lago Urmi, en la provincia Aria, abandonó su patria a los treinta años, marchó hacialas montañas, y escribió durante diez años de su soledad el Zend Avesta”. En el mundo griego esta figura fueconocida cobre todo como filósofo y mago y se le atribuían extraños milagros y visiones. “Zaratustra fue elprimero en advertir que la auténtica rueda que hace moverse a las cosas es la lucha entre el bien y el mal, -latransposición de la moral o lo metafísico, como fuerza, causa, fin en sí, es obra suya. Zaratustra creó eseerror, el más fatal de todos, la moral; en consecuencia, también él tiene que ser el primero en reconocerlo. Sudoctrina considera la veracidad como virtud suprema –esto significa lo contrario de la cobardía del „idealista‟que, frente a la realidad, huye. Decir la verdad y disparar bien con flechas, esta es la virtud persa. Laautosuperación de la moral por veracidad” (Ecce Homo p. 125). La autosuperación de la moral por veracidades, pues, Zaratustra y los cuatro grandes pensamientos que dominan la obra forman entre sí un anillo, elanillo del eterno retorno. Estos cuatro pensamientos son: el superhombre, la muerte de Dios, la voluntad depoder, el eterno retorno.EL ULTRAHOMBRE¿Quién es el ultrahombre? El ultrahombre es un tipo de hombre que se hace cargo del nihilismo y de susuperación. En cualquier caso el ultrahombre está por venir. Nietzsche lo anuncia como una promesa defuturo. Hay que entender el ultrahombre desdela transvaloración de todos los valores. A los treinta años,Zaratustra se retira a la soledad de la montaña, donde le acompañan sus dos animales heráldicos: el águila,símbolo del orgullo, y la serpiente, símbolo de la inteligencia. Allí aprende su sabiduría y un día decide bajara predicársela a los hombres. Después de encontrarse con el viejo santo del bosque que no había oído hablarde la noticia de que Dios ha muerto, Zaratustra llega a la primera ciudad: “Encontró reunida en el mercadouna gran multitud: pues estaba prometida la exhibición de un volatinero. Y Zaratustra habló así al pueblo: „Yoos enseño el superhombre. El hombre es algo que debe ser superado. ¿Qué habéis hecho para superarlo?Todos los seres han creado hasta ahora algo por encima de ellos mismos: ¿y queréis ser vosotros el reflujo
  6. 6. 6de esa gran marea, y retroceder al animal más bien que superar al hombre? ¿Qué es el mono para elhombre? Una irrisión o una vergüenza dolorosa. Y justo eso es lo que el hombre debe ser para elsuperhombre: una irrisión o una vergüenza dolorosa. Habéis recorrido el camino que lleva desde el gusanohasta el hombre, y muchas cosas en vosotros continúan siendo gusano. En otro tiempo fuisteis monos, y aunahora es el hombre más mono que cualquier mono. Y el más sabio de vosotros es tan sólo un ser escindido,híbrido de planta y fantasma. Pero ¿os mano yo que os convirtáis en fantasmas o plantas? ¡Mirad, yo osenseño el superhombre! El superhombre es el sentido de la tierra. Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombreel sentido de la tierra!” (Así habló Zaratustra, 3. Edición de Andrés Sánchez Pascual, Alianza Editorial, Madrid,1993, p. 34). “El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, -una cuerda sobre unabismo. Un peligroso pasar al otro lado, un peligroso caminar, un peligroso mirar atrás, un peligrosoestremecerse y pararse. La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta: lo que en el hombrese puede amar es que es un tránsito y un ocaso. (…) Mirad yo soy un anunciador del rayo y una pesada gotaque cae de la nube: mas ese rayo se llama superhombre”(Así habló Zaratustra,4, op. cit., p. 38).UN CÉSAR ROMANO CON ALMA DE CRISTOEl verdadero objetivo de Nietzsche no es sólo superar a Dios, sino también las consecuencias negativas desu muerte. No es cuestión de dejar al hombre sin valores sino empujarle a la creación de nuevos valores.Nietzsche exige en el fondo del hombre un comportamiento heroico. El último Nietzsche enturbiará con rasgosbiológicos la relativa pureza de su primera visión del ultrahombre. Éste se entiende cada vez más desde lavoluntad de poder. Como medio para preparar el advenimiento del ultrahombre, Nietzsche sueña en unaalianza entre el filósofo y la clase dominante que conduzca a la “gran política”. Una raza de señores que no sedejarán formar por nadie, sino que se formarán a sí mismos. No se guiarán por valores sino que determinaránellos mismos el valor. Serán a la vez, como Napoleón, monstruos y ultrahombres. La fórmula para definirlosno puede ser más equívoca: un “César romano con alma de Cristo”.DE LAS TRES TRANSFORMACIONESEn este sentido hay que entender el texto “De las tres transformaciones”: “Tres transformaciones del espírituos menciono: cómo el espíritu se convierte en camello, y el camello en león, y el león, por fin, en niño. ¿Quées pesado? Así pregunta el espíritu paciente, y se arrodilla, igual que el camello, y quiere que se le carguebien. ¿Qué es lo más pesado, héroes? Así pregunta el espíritu paciente, para que yo cargue con ello y mifortaleza se regocije. Pero en lo más solitario del desierto tiene lugar la segunda transformación: en león setransforma aquí el espíritu, quiere conquistar su libertad como se conquista una presa, y ser señor de supropio desierto. Aquí busca a su último señor: quiere convertirse en enemigo de él y de su último dios, con elgran dragón quiere pelear para conseguir la victoria. ¿Quién es el gran dragón, al que el espíritu no quiereseguir llamando señor ni dios? „Tú debes‟ se llama el gran dragón. Pero el espíritu del león dice „yo quiero‟.Todos los valores de las cosas han sido ya creados, y yo soy –todos los valores creados. ¡En verdad, no debeseguir habiendo ningún „¡yo quiero!‟ Así habla el dragón. Hermanos míos, ¿para qué se precisa que haya elleón en el espíritu? ¿Por qué no basta la bestia de carga, que renuncia a todo y es respetuosa? Crear valoresnuevos –tampoco el león es aún capaz de hacerlo: mas crearse libertad para un nuevo crear, eso sí es capazde hacerlo el poder del león. Crearse libertad y un „no‟ santo incluso frente al deber: para ello, hermanosmíos, es preciso el león. Pero decidme, hermanos míos, ¿qué es capaz de hacer el niño que ni siquiera elleón ha podido hacerlo? ¿Por qué el león rapaz tiene que convertirse en niño? Inocencia es el niño, y olvido,un nuevo comienzo, un juego, una rueda que se mueve por sí misma, un primer movimiento, un santo decirsí. Sí, hermanos míos, para el juego de crear se precisa un santo decir sí: el espíritu quiere ahora su voluntad,el retirado del mundo conquista ahora su mundo. Tres transformaciones del espíritu os he mencionado: cómoel espíritu se convirtió en camello, y el camello en león, y el león, por fin, en niño” (Así habló Zaratustra, op.cit., pp. 49-41). El camello representa el “tú debes”, debe transformarse en león que representa al hombre quese libera de Dios y de la ley moral. El león sustituye el “tú debes” por el “yo quiero”. Su voluntad es ley. Es unalibertad de pero no una libertad para. Por eso, el león debe transformarse en niño. El niño dice sí. Dictanuevos valores. “El niño es la inocencia y olvido, es un nuevo comienzo, un juego, una rueda que gira por símisma, un primer movimiento, un santo decir sí. Si hermanos míos, se precisa un santo decir sí para el juegode crear”.EL ARTE TRÁGICO Y EL ARTE DIONISÍACOEn El nacimiento de la tragedia desde el espíritu de la música (1872), su primera obra comenzada durante elfragor de la batalla de Wörth. “Medité sobre estos problemas a las puertas de Metz”.Un libro condenado
  7. 7. 7desde el principio. Dedicado a Wagner, presenta el contraste entre la cultura griega anterior y posterior aSócrates y argumenta que la cultura alemana contemporánea está impregnada por el espíritu racionalistasocrático que acabó con la tragedia. A los veintiséis años, Nietzsche experimentaría el fracaso en toda sucrudeza. Queda descalificado como filólogo. El filólogo estrella de la Universidad de Basilea se convierte de lanoche a la mañana en un apestado. En noviembre de 1872 escribe a Rohde: “El resultado más inmediato espara mí algo deprimente de que en nuestra Universidad no se han presentado estudiantes de filología paraeste cuatrimestre de invierno”. ¿Por qué tanto escándalo? Nietzsche establece una distinción que se da entre“las artes plásticas, las apolíneas y el arte no figurativo de la música, el de Dioniso”. Detrás de ambos génerosse encuentran dos impulsos opuestos de la naturaleza en el arte, los cuales se expresan en el sueño o en laembriaguez. Es dionisíaco el temprano conocimiento y sentimiento griego de los “horrores y monstruosidadesde la existencia”; eso se expresa en la sabiduría del Sileno cuando afirma que lo mejor es no haber nacido ylo segundo mejor es morir pronto. Apolo y, según él, todos los dioses olímpicos son la bella apariencia alegre,en la que el griego busca la redención de su visión pesimista. Con la contraposición entre el mundo de laapariencia, el velo de Maya y Dioniso, el uno originario, Nietzsche se apropia de forma caprichosa de ladistinción de Schopenhauer entre voluntad y representación. En los capítulos 7-10 muestra como en latragedia lo apolíneo y lo dionisíaco se funden en una unidad, la acción trágica es sólo una visión apolínea delembriagado coro dionisíaco. En el fondo, el héroe trágico es Dioniso. Esto tiene validez sólo para Esquilo ySófocles. Con Eurípides comienza el ocaso de la tragedia. Con Eurípides, se impone en el escenario latendencia racionalista, psicológica y con Sócrates el hombre teórico vence sobre la concepción trágica delmundo, el optimismo científico se alza con la victoria sobre el pesimismo trágico. Sócrates es un punto deviraje. En su tiempo se abre paso un movimiento contrario. Con Schopenhauer y con Kant ha comenzado yaun conocimiento trágico, tendente a disolver la ciencia y su optimismosocrático-alejandrino. Y, a su juicio, esteconocimiento necesita un consuelo metafísico que sólo pude concederle el arte trágico. En los dramas deWagner, la tragedia renace desde la música. No habíamos llegado al Caso Wagner (primavera de 1888)donde realiza un ajuste de cuentas con el compositor.EL VITALISMOEn los esbozos de una obra que Nietzsche dejó inacabada y que sus primeros editores, su hermana Elisabethy su amigo Peter Gast, presentaron como su obra fundamental, aparece un nuevo tema que se escogió comotítulo: La voluntad de poder (1886, 1906). “¿Qué es la vida? Se precisa aquí un concepto nuevo y más exactode vida. Mi fórmula dice así: la vida es voluntad de poder”. El término voluntad no se refiere a una actividad ofacultad del espíritu cuyo carácter básico se haya en una tendencia. Voluntad significa más bien la esenciaoculta de todo lo real, el carácter global de la existencia. No tanto voluntad de poder como voluntad comopoder, poder de poder llegar a ser cada vez más poderosa. ¿Cómo llega Nietzsche a esta idea? “Dondequieraque he encontrado algo viviente, enseña ya Zaratustra, he encontrado voluntad de poder. Incluso en lavoluntad de quien sirve, he encontrado voluntad de ser amo”. Schopenhauer había visto en la voluntad larealidad auténtica –como la cosa en sí de Kant- que se escondía tras las apariencias del mundo.Schopenhauer caracterizó esta voluntad ciega e irracional como voluntad de vivir. Nietzsche la convertirá envoluntad de poder. La voluntad de poder se suma al viejo concepto físico de fuerza como principio interno dedeterminación. La fuerza dice siempre en relación a otra fuerza. Nietzsche aspira a su contraposición. Lavoluntad de poder es el principio inscrito internamente en la misma fuerza de que dependen la cualidad y latensión. El mundo como lo concibe Nietzsche consiste en una combinación de fuerzas que luchan por elpoder: unas dominan y otras son dominadas, pero todas quieren el poder. Sí hay una ley en la naturaleza:voluntad de poder. El tema de la voluntad de poder con su nota heraclitiana e inmoralista encaja a laperfección con el pensamiento de Nietzsche.LA NOCHE ESTRELLADA DE VINCENT VAN GOGHLa noche estrellada de Vincent van Gogh representa como ninguna otra el dinamismo cósmico que inspira lafilosofía de Nietzsche. Con diez años de diferencia, ambos sufrieron destinos idénticos. El crepúsculo de losídolos se puso a la venta el mes de enero de 1889, el 25 de ese mes, Nietzsche tiene los primeros ejemplaresde la obra. Inmediatamente después sufre su definitivo derrumbamiento mental. Envió a Jacob Buckhardt lallamada “cédula de locura”. Seguidamente fue ingresado en la clínica de enfermedades nerviosas de Basileay una semana más tarde en el manicomio de Jena. En una creciente demencia, Nietzsche pasó los últimosaños de su vida, primero bajo el cuidado de su madre en Naumburgo y, desde 1897, con su hermanaElisabeth-Förster-Nietzsche en Weimar. El 27 de Julio de 1890, Vincent van Gogh se da un pistoletazo en el
  8. 8. 8pecho en un campo de trigo de Auvers-Sur-Oise. Muere el 29 a la una y media de la mañana, su últimocuadro Trigal con cuervos.3.- CONTEXTUALIZACIÓNBIOGRAFÍAFilósofo y filólogo clásico, era el primogénito de la familia de un pastor protestante. Nació el 15 de octubre de1944 en Röcken en la Sajonia prusiana. Su niñez estuvo ensombrecida por la temprana muerte de su padre.Desde 1858 a 1864 estudió en la escuela real de Pforta. Su admiración por Grecia despertó aquí siendo susautores favoritos Platón y Esquilo. En octubre de 1864 fue a la Universidad de Bonn, junto con su compañeroPaul Deussen, el futuro filósofo y orientalista. Al año siguiente se trasladó a Leipzig para continuar susestudios filológicos bajo la dirección de Ritschl. Hizo gran amistad con Erwin Rhode, estudiante entonces ymás tarde profesor de universidad. En 1865 Nietzsche ya había abandonado el cristianismo. Y cuando enLeipzig llegó a conocer a Schopenhauer El mundo como voluntad y representación, uno de los aspectos quemás le interesó fue el ateísmo de su autor.En mayo de 1869, ocupa la cátedra de filología clásica de la Universidad de Basilea gracias a la intercesiónde Ritschl. Al estallar la guerra franco-prusiana, Nietzsche se incorpora al cuerpo de ambulancias del ejércitoalemán pero deja el puesto por enfermedad. Al poco tiempo regresa a la Universidad de Basilea.Las visitas que Nietzsche hacía desde Basilea a la villa de Richard Wagner en el lago Lucerna, constituían unbálsamo para su salud. A principios de 1872 aparece El origen de la tragedia. Con este libro se inicia elperíodo de dieciséis años de creatividad de Nietzsche. Como dijimos es un libro que nace ya condenado alfracaso. La crítica del joven filólogo Wilamowitz-Moellendorff hizo que Nietzsche perdiera el prestigioacadémico.De 1873 a 1876, Nietzsche publicó cuatro ensayos, bajo el título común de Consideraciones intempestivas.En el primero, ataca a David Strauss; en el segundo ataca la idolatría del conocimiento histórico comosustituto de la cultura viva; en el tercero elogia a Schopenhauer; y en el cuarto, describía a Wagner comofundador del renacimiento del genio griego.En 1876, fecha de la publicación del cuarto titulado Wagner en Bayreuth, Nietzsche y Wagner hancomenzado ya a distanciarse. Su ruptura con el compositor significó el final de la primera fase de Nietzsche.El segundo período en el que se inicia su fase de filósofo racionalista ilustrado comienza con Humano,demasiado humano que originariamente se publicó en tres partes entre 1878-1879. En la primavera de 1879,su mala salud le obliga a renunciar a la cátedra de la Universidad de Basilea. Durante los diez años siguientesllevará una vida errante buscando la salud perdida en distintos países: Suiza, Italia.En 1881, Nietzsche publica Aurora, a la que siguió en 1882 una de sus obras principales: La gaya ciencia endonde hayamos la idea del cristianismo como hostil a la vida, la muerte de Dios, el eterno retorno, Zaratustra.Ninguna de estas obras tuvo mucho éxito.La tercera fase del pensamiento de Nietzsche se inicia con Así habló Zaratustra. Como indicamos, las dosprimeras partes se publicaron separadamente en 1883. La tercera en la que se proclama la teoría del EternoRetorno apareció a principios de 1884, y la cuarta fue publicada a principios de 1885.Más allá del bien y del mal que apareció en 1886 y Genealogía de la moral que aparecería en 1887, son juntoa Zaratustra sus escritos más importantes.Más allá del bien y del mal lleva como subtítulo Preludio para unafilosofía del futuro. Su idea del título adecuado cambió varias veces. En un principio, iba a ser La voluntad depoder, una nueva interpretación de la naturaleza o La voluntad de poder, un ensayo para una nuevainterpretación del universo. Nietzsche adoptaba el término “Voluntad” prestado de Schopenhauer. Finalmente,el título sería: La voluntad de poder, un ensayo hacia la transmutación de todos los valores. Pero, de hecho,esta obra nunca fue completada. El Anticristo estaba destinado a ser su primera parte. Definitivamente, fue laúnica parte. O sea, lo que conocemos como Voluntad de poder se publicaría como El Anticristo. Nietzschedejó la obra que planeaba para dirigir un feroz ataque contra Wagner, El caso Wagner aparecería en 1888,seguido por Nietzsche contra Wagner. Este segundo ensayo, así como otros trabajos de 1888, el ya citado Elcrepúsculo de los ídolos, El Anticristo y Ecce Homo, una especie de autobiografía fueron publicados despuésdel derrumbamiento de Nietzsche. A finales de 1888, como señalamos con anterioridad, empezaron aaparecer signos evidentes de locura y en enero de 1889, Nietzsche fue trasladado de Turín, donde se hallabaa Basilea. Nunca se recobró totalmente, pero tras un tratamiento en Basilea y en Jena, pudo ir a Naumburgoa casa de su madre. Después de la muerte de ésta, vivió con su hermana en Weimar. Por entonces era ya unhombre famoso, pero desgraciadamente no podía apreciarlo. Murió el 25 de agosto de 1900.
  9. 9. 9Con Nietzsche el hombre moderno llega a una encrucijada. El terror se apodera del espíritu cartesianocuando entra en el universo de Nietzsche. Entre Marx y Nietzsche no encontramos la continuidad que existeentre Feuerbach y Marx. El hilo se ha roto y estamos ante un nuevo comienzo. Si hay alguna relación entreambos es de oposición. Aunque Nietzsche no salde expresamente sus cuentas con Marx como lo hizo conKant y con Hegel, no reserva críticas al socialismo. Lo mira con desprecio como un síntoma de la decadenciaeuropea. El socialismo es para él cosa del rebaño, de la plebe, de pobres gentes que quieren calentarsemutuamente. Nietzsche restablece apasionadamente con su hermano gemelo y enemigo Kierkegaard, elprincipio del individuo. Sólo en lo que se refiere al ateísmo, Nietzsche toma el relevo de Marx. Es sintomáticaa este respecto, la coincidencia de fechas. Marx moría en Londres en 1883. Un año antes Nietzsche daba laúltima mano en Génova a una de sus obras más radiantes La gaya ciencia. En ella anuncia la “muerte deDios”. Nietzsche coincide con Marx de que está empezando una nueva etapa de la historia, una etapa notanto atea como post atea. Pero, de nuevo, ahí empiezan las diferencias. En opinión de Nietzsche, toda lafilosofía alemana estaba infectada de teología. Hegel no es ninguna excepción. Éste último es el responsabledel retraso de la victoria del ateísmo. La historia juega en Hegel el papel de Dios: juzga absolutamente y exigeobediencia absoluta. Marx sigue a Hegel, cree en un sentido de la historia. Esta concepción teleológica de lahistoria es para Nietzsche una concepción teológica. Presupone un sentido de la historia sin poderdemostrarlo. Parece como si Marx no supiera que, donde no hay Dios, tampoco puede haber sentido. Ahíradica la novedad de Nietzsche. Dios ha muerto y con él también la razón y el sentido. Estamos ante unnuevo ateísmo. A su lado, los ateísmos de Marx y Feuerbach son un juego de niños. Sin embargo, ese granateísmo es un ateísmo trágico. Nietzsche sabe que no puede sustituir a Dios por otra cosa. Pero sudesesperanza le lleva a hacerlo. Y lo hace en forma de “simulacros”, es decir, de creaciones de verdad y devalor, de las que uno conoce el carácter voluntario y ficticio. Pero Nietzsche también avanza a Freud. Suteoría de la cultura viene a ser una especie de psicoanálisis corrosivo. Sus armas son las mismas de Freud: lagenealogía, la psicología del resentimiento y la sospecha. Él mismo habla significativamente de “filosofar conel martillo”. Nietzsche no busca tanto demostrar, contraponer argumentos, razones a razones cuanto hacertabla rasa del viejo árbol de la religión, de la metafísica y la moral. En una palabra, Nietzsche pretendedesmontar el discurso moral y metafísico buceando en sus resortes ocultos. No sin razón lo ha denominadoH. Lefevre el “gran descodificador” del mundo occidental. Nietzsche representa la inversión de la metafísica yno otro es su secreto y también su fuerza y su debilidad.CONCLUSIÓN DE NIETZSCHEEl filósofo formado en la escuela de Descartes sabe que las cosas son dudosas. No son tal y como aparecen.El abandono del realismo ingenuo así lo prueba. Pero no dudamos de que la conciencia sea tal y como sepresenta a sí misma. En ella, sentido y conciencia del sentido coinciden. Desde Marx, Nietzsche y Freud, lodudamos. Son los tres maestros de la sospecha. Pero estos tres maestros de la sospecha no son tresmaestros del escepticismo. Según Paul Ricoeur, los tres despejan el camino para una nueva Verdad. No sólopor el camino de una crítica “destructora” sino mediante la invención de un arte de “interpretar”. Se trata de unmétodo de “desciframiento”. Freud ha entrado en el tema de la “conciencia falsa” por el doble pórtico delsueño y el síntoma neurótico. Marx ataca el problema de las ideologías en términos de economía yalienación. Nietzsche se sitúa desde la perspectiva del valor, de la evaluación y la transvaluación y la voluntadde poder. En el fondo, para Ricoeur, la Genealogía de la moralen el sentido de Nietzsche, la teoría de lasideologías en el sentido marxista y la teoría de los ideales y las ilusiones en el sentido de Freud representantres procedimientos convergentes de la desmitificación. Los tres comienzan con la sospecha con respecto alas ilusiones de la conciencia y continúan con el ardid del desciframiento. Lo que quiere Marx es liberar lapraxis por el conocimiento de la necesidad pero esta liberación es inseparable de una toma de conciencia queresponde a las mistificaciones de la conciencia falsa. Lo que quiere Nietzsche es el aumento de la potenciadel hombre, la restauración de su fuerza. La voluntad de poder junto con el eterno retorno, el superhombre yDionisos. Lo que quiere Freud es ampliar el campo de la conciencia, la “curación por la conciencia”. Losmaestros de la sospecha coinciden: estamos ante una liberación de la conciencia de sus medias verdades ymitos. Sin duda, el siglo XX será heredero de estos tres analistas de la cultura y todavía aún no podemospensar sin ellos en el nuevo siglo XXI que comienza.

×