Página del ganadero 2014 08_31

430 views

Published on

Una contribución desde la ganadería a la disminución de la pobreza que agobia a los pobladores del campo.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
430
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
181
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Página del ganadero 2014 08_31

  1. 1. Pag. 226 DOMINGO 31 DE AGOSTO DE 2014 - BOGOTÁ Una contribución desde la ganadería a la dismi-nución de la pobreza que agobia a los pobladores del campo. Foro ganadero de Sucre Políticas públicas de apoyo al sector ganadero relacionadas con alimentación y empresarización (capacitación), son las dos mayores demandas que piden los ganaderos de Sucre. Le siguen los temas de costos de producción, crédito e investigación. Estas prioridades las establecieron cerca de 400 ganaderos que asistieron al taller precisamente para determinar las prioridades de un plan regional. 2 millones de DIN El ICA adquirió 2.045.000 Dispositivos de Identificación Nacional - DIN para el programa IdentiFICA. Están compues-tos por una orejera tipo botón con radio frecuencia y una orejera tipo paleta sin radio frecuencia, que la Entidad utilizará para continuar con el programa nacional de identifi-cación, información y trazabilidad animal. Página del Ganadero Fedegan - FNG GANADERÍA ¿Todos contra el campo? Qué bueno tener amigo Presidente –dirá la banca-, pues sin más ni menos, le pidió a los codirectores del Banco de la República analizar la posibilidad de elevar los topes de las tasas de usura, en cumplimiento de una promesa que les había hecho a los banqueros hace algún tiempo, si estos lograban incrementar los niveles de bancarización en el país. Esa bancarización pasa por hacer que los pagos de los productores agropecuarios tengan que pagarles a los trabajadores y a otros proveedores mediante el sistema bancario, para que estos costos sean deducibles. ¡Qué fácil es pagarle a un jornalero una cuenta y que este se acerque a un municipio donde haya banco para que le paguen, como si no le costará nada el transporte y el tiempo que eso demanda! Pero además el Presidente se compro-metió a desmontar el 4 por mil, todo para facilitar la bancarización justo cuando se le habían destinado parte de estos recursos al sector rural. La banca colombiana, que sí tiene un buen sindicado para pedir cosas, fue más allá, y pidió que se aumente la base gravable del impuesto de renta. También se propuso en ese escenario, que recaiga más en las personas, el impuesto al patrimonio; así como aumentar el IVA en dos puntos. Todo lo anterior no se compadece con los resultados de “Un estudio de la UN que analizó los 10 bancos más grandes del país que confirmó la inmensa rentabilidad y concentración de riqueza que ostenta el sector, sus altos márgenes de interme-diación, la poca bancarización lograda y la baja democratización del crédito. Estos datos son dicientes: en una década su patrimonio aumentó un 377,1% y sus utilidades un 1.035,9%” UN Periódico. Vuelve “Una vaca por la paz” paz”, la posibilidad de acercar sus organizaciones al entorno social, mejorar las relaciones con la comunidad y fortalecer las prácticas responsables de cada empresa. La invitación a participar activamente de esta inicia-tiva está abanderada por José Félix Lafaurie Rivera, Presidente Ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, FEDEGÁN, quien manifiesta que esta propuesta no pretende ser la solución a la pobreza rural pero si una alternativa realista desde el sector ganadero; no es otra cosa que el primer eslabón de una cadena de solidaridad para contribuir al logro de un anhelo común: sembrar la paz en el campo. NOTA EDITORIAL vaca cumpla un ciclo de vida en cada una de las familias y con las asesorías, los beneficiarios puedan mejorar sus sistemas productivos. Los resultados han sido positivos. La vaca ha fortalecido la nutrición familiar y ha sido una fuente importante para la generación de ingresos que en algo ayuda a la superación de la pobreza. Para Lesvia Janneth Alfonso Muñoz, quien es madre de cabeza de hogar, la vaca ha mejorado sustancialmente la alimentación de sus dos hijas y con la venta de la leche que diariamente realiza en zona rural de Zipaquirá ha podido impulsar la venta de cuajada y queso. “Es una fortuna haber recibido la vaca hace 4 años, recuerdo que la recibí en diciembre y hoy tengo 4 vacas; la leche me ha dado lo suficiente para sacar mis dos hijas adelante” expresó agrade-cida Alfonso. Para el mes de octubre de 2014, la Fundación realizará nuevamente la cena en beneficio de su programa y, se encuentra trabajando para que más empresas se vinculen y sigan encontrando en “Una vaca por la “Hacer una vaca” es hoy una frase común para los colombianos que quieren reunir recursos económicos con un fin particular. Para nosotros, los ganaderos de Colombia, es una invitación literal a la sociedad para hacer una vaca de carne y leche. “Una vaca por la paz” es una iniciativa social que cumple 4 años liderada por la Fundación Colombia Ganadera, FUNDAGÁN, quienes conscientes de la falta de oportunidades, la indiferencia y el olvido que enfrenta el campo co-lombiano, decidieron apostarle a que a través de la ganadería, las familias campesinas pueden encontrar una posibilidad para la superación de la pobreza. “Una vaca por la paz” consiste en la donación de vacas preñadas a familias campesinas en condiciones de pobreza, marginalidad, desplazamiento o vícti-mas de la violencia, para mejorar sus condiciones socioeconómicas y de gene-ración de ingresos, con el compromiso de que la primera cría que nazca de dichas vacas, sea regresada a la Fundación con destino a otros nuevos beneficiarios y de esta manera construir una red de tejido social rural a partir de la actividad ganadera. Desde el año 2010, cada dos años FUNDAGÁN realiza una cena gourmet como evento de promoción y recolección de vacas por parte de los invitados. La cena ofrecida por los ganaderos cuenta con la participación de chef´s de talla internacional, quienes con su arte deleitan a sus invitados. Este encuentro solidario también cuenta con la labor generosa de Ricardo Barreneche, quien con su energía, hace aflorar la solidari-dad de ganaderos, empresarios, perso-nalidades, y representantes de institu-ciones públicas y privadas, para hacer su contribución de una vaca preñada o su equivalente en dinero. Beneficio a 1.500 familias Luego de dos cenas, un número impor-tante de instituciones y de personas se han vinculado a esta iniciativa. En total 300 vinculaciones y sus donaciones benefician actualmente a más de 1.500 familias, consolidando así, excelentes resultados que se traducen en una inversión de más de 4.000 millones de pesos invertidos en los más pobres del sector rural. Los beneficiarios de este impor-tante programa cuentan con la asesoría técnica del Fondo Nacional del Ganado ya que durante cinco años los profesionales de Fedegán realizan un acompañamiento a cada familia benefi-ciaria con el fin de garantizar que la El 8 de octubre de 2014, FUNDAGÁN realizará nuevamente la cena en beneficio de su programa “Una vaca por la paz”. Los beneficiarios de “Una vaca por la paz” cuentan con la asesoría técnica del Fondo Nacional del Ganado. “Es una fortuna haber recibido la vaca hace 4 años, recuerdo que la recibí en diciembre y hoy tengo 4 vacas”, Lesvia Janneth Alfonso Muñoz. ¿CÓMO PODEMOS APOYAR? • Vincúlese como empresa o persona natural: Sin importar el monto, sea un donante individual a través de donaciones en especie o dinero. FUNDAGÁN le expedirá un certificado de donación para que sea aplicado, de acuerdo con las normas vigentes. • Vincúlese como entidad gubernamental: Las entidades públicas suscribirán un convenio de Coope-ración tripartito con la fundación y el Comité de ganaderos para el desarrollo del programa en su región. • Invierta en su región: Usted podrá decidir y acompa-ñar la entrega de la donación en la región de su interés. UNA APUESTA GANADORA Los beneficios son gigantescos: • Mejoramiento de la nutrición familiar mediante la producción animal y el consumo de los productos. • Soberanía alimentaria en el núcleo familiar del beneficiario. • Mejoramiento de los ingresos económicos familiares. • Capacitación a los beneficiarios en el uso de sistemas de producción en forma eficiente, que a la vez respeten y conserven el medio ambiente. • Fortalecimiento de los valores de servicio y la ayuda mutua. • Promoción del rol de la mujer en la consolidación y éxito de la familia. • Un medio real para el crecimiento empresarial de los pequeños productores rurales. • Una posibilidad para reincorporarse o integrarse a la sociedad en general. • Una alternativa para construir un proyecto de vida en el campo. • Acompañamiento técnico y capacitación durante cinco años.

×