Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Como resultado de la nueva imagen institucional de FUSADES, a partir de
diciembre de 2013 la publicación “Memorándum Ejecu...
no solo se mide por la rapidez de su aprobación o por el

Presupuestos incompletos acentúan los
problemas financieros del ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Presupuesto aprobado 2014: continúan las fallas y la indisciplina fiscal

484 views

Published on

En tiempo récord, la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad el Presupuesto General de la Nación para 2014 (P2014) el 31 de octubre de 2013, siendo la primera vez que se aprueba solo un mes después de la presentación del proyecto –por un monto de US$4,679.5 millones– a pesar de adolecer de fallas similares a las observadas en años anteriores, como la omisión de gastos e ingresos, y de no ser congruente con las metas fiscales. La apurada aprobación, se da en un contexto en el cual las finanzas públicas del país muestran un deterioro continuo desde hace varios años. El déficit fiscal ha pasado de un promedio de 2.7% del PIB durante 2004-2008 a 4.3% durante 2009-2012 y la deuda a septiembre de 2013 era superior a 57% del PIB. También hay un deterioro en la situación de liquidez del Estado, con drástica disminución de los depósitos del gobierno en el Banco Central de Reserva y un incremento de la deuda de corto plazo.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Presupuesto aprobado 2014: continúan las fallas y la indisciplina fiscal

  1. 1. Como resultado de la nueva imagen institucional de FUSADES, a partir de diciembre de 2013 la publicación “Memorándum Ejecutivo”, se llamará “Posición Institucional”, conservando la misma numeración. Posición institucional Presupuesto aprobado 2014: continúan las fallas y la indisciplina fiscal No. 37, diciembre de 2013 En tiempo récord, la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad el Presupuesto General de la Nación para 2014 (P2014) el 31 de octubre de 2013, siendo la primera vez que se aprueba solo un mes después de la presentación del proyecto –por un monto de US$4,679.5 millones– a pesar de adolecer de fallas similares a las observadas en años anteriores, como la omisión de gastos e ingresos, y de no ser congruente con las metas fiscales. La apurada aprobación, se da en un contexto en el cual las finanzas públicas del país muestran un deterioro continuo desde hace varios años. El déficit fiscal ha pasado de un promedio de 2.7% del PIB durante 2004-2008 a 4.3% durante 2009-2012 y la deuda a septiembre de 2013 era superior a 57% del PIB. También hay un deterioro en la situación de liquidez del Estado, con drástica disminución de los depósitos del gobierno en el Banco Central de Reserva y un incremento de la deuda de corto plazo. que en 2013, según el Ministerio de Hacienda, la proyección de cierre ronda US$356.1 millones1; solo para el subsidio de gas, el Ministerio de Economía 2 indicó que necesita US$115 millones para 2014, pero solo se presupuestaron US$89.8 millones. Se sobrestiman los ingresos tributarios Como en años anteriores, el presupuesto 2014 presenta una proyección de ingresos tributarios brutos optimista, US$4,272 millones, fundamentándose en proyecciones de crecimiento real e inflación por arriba de la tendencia. Para el crecimiento, se basa en una proyección de 2.6%, pero en 2010-2012 el PIB real aumentó en promedio 1.8%; y en el primer semestre de 2013 el crecimiento real fue de 1.5%. El bajo crecimiento se explica por una serie de factores estructurales y coyunturales, entre los que se encuentra un largo período electoral que añade incertidumbre, por la contienda presidencial de febrero de 2014, y las elecciones de alcaldes y diputados en 2015. Similarmente, a noviembre de 2013 la inflación fue de 0.8% anual, por lo que la proyección de 3.2% para el próximo año no es realista 3. El presupuesto es incompleto por la omisión y subestimación de gastos En el presupuesto 2014 votado prevalecen las deficiencias señaladas por FUSADES en el Memorándum Ejecutivo 35 (octubre de 2013), algunas de las cuales ya se habían observado en años anteriores. No incluye el pago de US$335 millones de títulos valores emitidos en 2009 y que vencen en 2014, los cuales están relacionados con el Fideicomiso para Inversión y Paz Ciudadana (Decreto Legislativo No. 30, Diario Oficial del 25 de mayo de 2009). Al sobrestimar los ingresos, en el transcurso del año se tiene que incrementar la deuda para poder afrontar los gastos presupuestados, que se vuelven rígidos una vez que el presupuesto ha sido aprobado. El presupuesto 2014 no cumple con el marco legal Los presupuestos que no incluyen la totalidad de los gastos que se prevé ejecutar vulneran el principio de universalidad consignado en el artículo 227 de la Constitución, relativo a que el presupuesto contendrá todos los ingresos y los gastos que se proyectan realizar; principio que además está indicado en el artículo 22 de la Ley de Administración Financiera del Estado. Asimismo, varios rubros de gastos predecibles para 2014 están subvaluados, como los siguientes: a) a las devoluciones de impuestos se les asigna US$9.4 millones, cuando en realidad se necesitan más de US$200 millones para cumplir con esta obligación; b) para los subsidios de gas licuado, electricidad y transporte se ha presupuestado US$230.8 millones, mientras 1
  2. 2. no solo se mide por la rapidez de su aprobación o por el Presupuestos incompletos acentúan los problemas financieros del Estado número de votos, sino por la solidez y transparencia que presente al incluir todos los ingresos y gastos previsibles para el ejercicio fiscal, considerando en todo momento los intereses No incluir gastos previsibles como los indicados, implica un presupuesto artificialmente equilibrado que no se corresponde con la realidad, es incompleto y no es transparente. La sobrestimación de ingresos y la omisión y subestimación de gastos presionan la liquidez del gobierno durante la ejecución del presupuesto, conllevan a aumentar la deuda de corto plazo (Letes) y reducir los depósitos del gobierno. Cuando el saldo de esta deuda de corto plazo se eleva, se complica la gestión financiera pública y se vuelve necesario reestructurarla, pasándola a deuda de largo plazo –este año, se utilizaron US$600 millones de la emisión de los eurobonos colocados en el mercado internacional para el pago de Letes– hasta noviembre de 2013, el saldo ascendió a US$574.7 millones y su tendencia ha sido ascendente. de los salvadoreños. El proyecto enviado por el Ministerio de Hacienda mostraba varias deficiencias al no incluir gastos previsibles y sobrestimar los ingresos tributarios, las cuales no se rectificaron en el presupuesto votado. La Asamblea Legislativa se concentró en realizar ajustes para reorientar fondos de ciertos rubros del gasto, atendiendo a presiones político-electorales, con el objeto de financiar los incrementos salariales derivados de los escalafones y algunos gastos adicionales; sin embargo, no se hizo una evaluación técnica de los supuestos, y de las incongruencias entre el Mensaje del Presupuesto y los valores contenidos en la ley sometida a aprobación, ni de sus consecuencias para la sostenibilidad fiscal del país. El Salvador enfrenta una deuda elevada y con tendencia creciente; como razón del PIB, en 2007-2009 aumentó 13.9 puntos porcentuales, alcanzando 51.3%, y en 2012 este ratio exhibió 57.6%, registrando un incremento anual de 5.1 puntos porcentuales (incluyendo la emisión de eurobonos). En tal sentido, las fallas en la proyección de ingresos tributarios que implican sobrestimación de los mismos en el presupuesto, y la subvaluación de gastos, acentúan el deterioro de las finanzas públicas, ya que derivan en aumento de la deuda (gráfico). Recomendaciones Transparentar las necesidades de financiamiento y corregir las fallas que presenta el presupuesto aprobado, de manera que el Ejecutivo debería proponer a la Asamblea Legislativa los cambios pertinentes al presupuesto votado para 2014, incluyendo todos los gastos previsibles, su financiamiento, y al mismo tiempo, racionalizar el gasto para atenuar el déficit fiscal; esto implicará la autorización de nueva deuda para cubrir aquellos gastos ineludibles, lo cual necesitará de mayoría calificada en la Asamblea Legislativa. Lo anterior requiere que las fracciones políticas, el gobierno y actores representativos de la sociedad, logren un acuerdo que conlleve un ajuste fiscal gradual, de tal forma que no se frene el crecimiento económico; para lograrlo, deberán analizarse las opciones de política que podrían implementarse, tanto por el lado de los gastos, como de los ingresos. Es fundamental lograr que el déficit proyectado al final de 2014 y años venideros se sitúe en una trayectoria de sostenibilidad de la deuda. En el futuro, debe evitarse que se repita la aprobación de un presupuesto público incompleto, que no cumpla con los requisitos legales y los estándares internacionales. La Asamblea Legislativa debería desarrollar una discusión técnica, amplia y participativa del proyecto de Ley de presupuesto público, por ser un instrumento de enorme relevancia para la población. 1 Según presentación del Ministerio de Hacienda del 5 de noviembre de 2013, pág.53. Declaraciones del Viceministro de Comercio e Industria. La Prensa Gráfica (1 de octubre de 2013). 3 El FMI, en su informe más reciente sobre el país, “El Salvador 2013 Article IV Consultation”, proyecta para 2014 un crecimiento de 1.6% y una inflación de 2.6%. Tomando estos valores como referencia, la sobrestimación es de 1.6 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB nominal. Aprobado sin discusión técnica 2 El presupuesto 2014 no fue sometido al análisis técnico que corresponde realizar a un instrumento de política pública tan relevante para la población como éste. Un buen presupuesto 2

×