JEFES MEDIOCRES   Y TIRANOS  HAY MUCHOS   A LA MANO    Ediciones Dafra
Sucede en una oficina pública.
© 2004Ediciones DafraApartado aéreo Nº. 36792Bogotá D.C.Colombia Cubierta: David Francisco Camargo H. Primera edición: feb...
PERSONAJES:Ana:        Funcionaria auxiliar del grupo            que dirige Armando.Armando:    Jefe de Grupo en la Divisi...
DivisiónDiana:         Funcionaria auxiliar del grupo               que dirige ArmandoDionisio:      Funcionario auditor d...
Laurentino:   Funcionaria auxiliar del grupo              que dirige ArmandoLeoncio:      Mensajero de FiladelfoLeonor:   ...
Rubén:      Jefe de División.Teobaldo:   Jefe de División.Tola:       Hija de Yolima.Tulio:      Jefe de Grupo (informal) ...
ACTOSACTO IEscena I: La presentación.Escena II. El camaleón.ACTO IIEscena I : El comité.Escena II: Las alianzas.Escena III...
Escena II:   Medidas irrelevantes.ACTO VEscena I:    Discusión.Escena II:   La queja.Escena III: Cuestión moral.ACTO VIEsc...
ACTO VIII       Escena I:    Injusticia.       Escena II:   La Exposición.       ACTO IX       Escena I:    El precedente....
ACTO I          Escena I : La presentación.Se abre el telón y aparece en escena FloraEulalia dialogando por teléfono con A...
Flora Eulalia.- Doctor usted conoce mi trabajoy se que podría desempeñarme en otrocargo mejor, si me brinda la oportunidad...
Flora Eulalia.- Aspiro sacar adelante la División,para lo que requiero de toda su colaboración(sonríe en forma agradable)....
que han sido tramitados para conservarlos porun tiempo prudencial.Flora Eulalia.- Muy bien, muy bien, esperomantener un di...
Flora Eulalia.- Me voy a encargar de pedir sucambio, funcionarios incompetentes comoese no quiero tener en la División.Car...
me voy con la cabeza en alto. Un error locomete cualquiera, de todas manerasllevaba mucho tiempo aquí y es buenooxigenarme...
Flora Eulalia.- Cuando salgas ajusta la puertapor favor.Rodolfo sale.Flora Eulalia.- (Por el teléfono interno). Camilaveng...
Diana.- Así son todos, al principio se muestranafables y después que toman confianzamuestran lo que realmente son. Habland...
Flora Eulalia.- Buenas noches, son las siete ytreinta y tres. (Mirando su reloj).Manuela.- Pero doct...Flora Eulalia.- (Co...
Camila.- (Haciendo un gesto de desagrado).Enseguida se lo llevo doctora. Nos hablamosmás tarde Manuelita y no le pares bol...
Flora Eulalia.- Camila, dígale a Carlina quevenga inmediatamente que la necesito.(Cuelga).Camila. (Por teléfono)- Carlina ...
Carlina. Pero doctora ese funcionario no esdel grupo.Flora Eulalia. De todas formas tienen queofrecer un buen servicio y e...
hasta cuando Flora Eulalia abre el correoelectrónico y se entera de un comunicadoen el que exigen respuesta inmediata sobr...
ACTO II              Escena I: El comité.Aparece en escena Filadelfo con los jefes deDivisión.Filadelfo.- ¿Qué inconvenien...
Filadelfo.- Con respecto a equipos debenentender que no tenemos presupuesto y encuanto a tu solicitud Flora, en esta seman...
Filadelfo.- Entonces no hay ningún problema,haz la gestión.Flora Eulalia.- Gracias doctor.Filadelfo.- (Echa el brazo por e...
Flora Eulalia.- Pido la absoluta colaboraciónpara que la gestión de Armando sea la mejor.Armando.- La doctora Florita cono...
Carlos.- ¿Doctora, me mandó llamar?.Flora Eulalia.- Carlos necesito que se vaya“volado” para el banco y me cancele latarje...
Flora Eulalia.- Me parece muy bien, así me dastiempo para terminar algo que tengopendiente.Al rato.Armando.- (Asoma su cab...
Suben al ascensor y cuando se va a cerrar.María.- ¡Espérenme!, ¡espérenme!.Armando coloca su mano derecha en lapuerta del ...
viajecito. Doctora ¿sale muy costoso?.Flora Eulalia.- No me parece.Terminan de comer y regresan a la oficina.Ingresa Javie...
Armando- Con él habla.Al otro lado.- Hablas con Francisco.Armando.- Pachito, espera un momento.(Haciendo señas a Javier pa...
Laurentino.- ¿Qué te dijo del permiso?.Javier. Ya estaba poniendo problema, mepidió la orden y dijo que no me demorara, en...
pero hizo solo dos semestres y se retiró de launiversidad.Javier. – Con razón es tan poco cortés paraexpresarse.Laurentino...
Entre tanto:Camila.- Doctora la necesita Daniel.Flora Eulalia.- Dile que puede seguir.Camila.- Siga Daniel.Flora Eulalia.-...
A la mañana siguiente Flora Eulalia dialogacon Daniel y Camila.Flora Eulalia.- Daniel te vas a encargar de lasestadísticas...
Flora Eulalia.- Bien Orlandito y tu ¿cómoestás?.Orlando.- Bien. Me enteré que ahora tienesasistente.Flora Eulalia.- (Sonri...
Ferney.- Soy el ingeniero Ferney, traemos lascomputadoras (señala a dos jóvenes quecargan los equipos). - ¿Dónde las podem...
Orlando.- Dame tiempo para verificar si sepuede hacer.    La otra semana te digo,aunque la verdad no veo la necesidad.Flor...
Flora Eulalia.- Debe haber alguna forma dehacerlo.Orlando.- La verdad, ¿no sé cómo?.Flora Eulalia.- Busca la manera.Orland...
Filadelfo entendió mis razones.Ferney.– No entiendo ¿para qué querrá esainformación?.Orlando – Después de esto no volverá ...
A los cinco minutos .Flora Eulalia.- Daniel no se le olvide hacerauditorias.Daniel.- Estoy haciéndolas cada mes.Flora Eula...
eso no es nada, imagínate que la semanapasada me envió un documento para que logestionara y sacara mil fotocopias, cuandoy...
Daniel.- Si, después hablamos.Suena el teléfono del despacho de FloraEulalia.Camila.- Sí, buenos días.Aurora.- Camilita pá...
Daniel. (Con cara de desagrado). ¿Otra vezesa señora?.Camila.- Yo no tengo la culpa.(Cuelga).Daniel.- (Platicando con Tuli...
Tulio.- Lo más grave es que no ha podidolevantar marido.Daniel.- La vieja no es tan fea, pero con esaforma de ser quien se...
Daniel.- Ja, ja, ja, que buen chiste. Yo tengouno mejor.Tulio.- ¿Cuál?.Daniel.- ¿Sabes como deberían decirle a laoficina d...
ACTO III           Escena I: El cumpleaños.Sube el telón, se encuentra Armando reunidocon el grupo, planeando reunir fondo...
torta y pagar los músicos. María Galindo yArmando hacen un aporte mayor y se van acomprar el regalo no sin antes involucra...
mínimo la cuota que diste ¿querrás decir?. (Con una sonrisita mal intencionada).Rodolfo.- Y entonces ¿qué quieres que haga...
Laurentino.- No seas tan drástico. La disciplinaes para los militares.Rodolfo.- A mi me hubiera gustado que seenrolara en ...
aquellos que tengan deformidades deberíanser aniquilados.Daniel.- (Impresionado). ¿Por qué?.Rodolfo.- Son un estorbo para ...
Rodolfo.- No, apenas con unos traguitos en lacabeza.Flor Esther.- Rodolfito, ¿me podrías hacer unfavor?.Rodolfo.- Para ti ...
Rodolfo.- Lo que tú tienes que hacer estranquilizarte y gozar el momento, más bienvamos por ahí y nos tomamos algo.Flor Es...
Flor Esther.- Con lo tacaño que eres, no tecreo nada.Rodolfo.- Es en serio, pero primero vamos a…Flor Esther.- ¡Cállate!, ...
Daniel. - ¿Por qué lo dices?.Clemencia.- ¿No sabes su historia?.Daniel.- La verdad, no.Clemencia.- Al hijo de Flor Esther ...
Juan Carlos con Flor Esther estaba muydeteriorada, en más de una oportunidad loechó de su casa. Al morir despertó en FlorE...
ríen).Flora Eulalia.- (Observa a quienes sonríen).Cuenten el chiste para que todos nospodamos reír. Como les venía diciend...
Camila.- Ave del pantano.Ana.- ¿Por qué me dices así?.Camila. Así te apodó Tulio. Porque tu erescomo las aves del pantano ...
trabajando en un escritorio como soldadoraso.Camila.- No me la imagino en esas, capazque se muere.En la oficina de Flora E...
cambios?.Leonidas.- Flora, para serte franco, no puedoasegurar nada. Eso lo maneja el director.Dialogan un poco más y lueg...
Armando.- ¿Cómo sucedió doña Leonor?.Leonor.- Estaba buenamente cuando sintióun dolor de cabeza y cayó al sueloinconscient...
Clemencia.- Te lo voy a decir pero meprometes que vas a guardar el secreto.Renata.- Te lo prometo. ¿Qué sucedió?.Clemencia...
noticia se riega como pólvora entre todos losfuncionarios y aunque la gran mayoría no laaprecia le desean pronta mejoría e...
puestos.Camila.- Por lo menos la señora estácalmada y no la ha emprendido contranadie.Flor Esther.- Ella sabe que si se al...
Flora Eulalia.- ¿Dónde está la carpeta con losacetatos?.Camila.- Doctora esa carpeta la tiene ladoctora Galindo.Flora   Eu...
Flora Eulalia.- Siga.Daniel.- Buenos días.Flora Eulalia.- (Frunce el seño). Siéntese. Danielestoy muy preocupada por su de...
Camila.- ¿Qué te dijo?.Daniel.- Las mismas cosas de siempre. Esaseñora no cambia. Otra vez           estáinsoportable, se ...
Hernando.- (Tomando la palabra).- Por favor¿la doctora Flora Eulalia?Camila. -¿Quién la necesita?.Hernando. -Dígale que de...
Armando.- Buenas tardes (saluda a FloraEulalia con beso en la mejilla).Flora Eulalia.– Armando, te presento a losnuevos fu...
Perla.-  (Poniéndose    colorada     de   lavergüenza). Porque en las pruebas queefectuamos para ingresar a la institución...
pasa haciendo diligencias personales, enestos momentos esta fuera de la oficina.Armando.- ¿De verdad? Me parece muy bienqu...
Armando se retira de la oficina de FloraEulalia, al rato...Daniel.- ¿Me mandó llamar?.Flora Eulalia.- (Con aire imponente)...
Clemencia.- Daniel, Ven que quiero decirtealgo.Daniel.- ¿Sí?.Clemencia.- Cuídate de Perla. Ella fue quienle llevó el chism...
Armando.- (Con tono autoritario). Perla ¿porqué no me ha pasado los informes?.Perla.- (Asustada). Usted no me había dichon...
Al otro día.Perla.- Danielito vengo a trabajar contigo.Daniel.- Bienvenida.Clemencia.- (Aparte). Daniel, ahora si llegó tu...
Flora Eulalia.- (Cavilando). Yo me inclino porFelipe. Claro que habría que pensar cual deellos tiene menos influencias en ...
Felipe.- Gracias      por       ponerme       enconocimiento, Camilita.El rumor de la salida de personal llega a oídosde t...
mentirosa, acaba de pasar el oficio a   Filadelfo con los posibles candidatos a   desvincular. ¡Qué cinismo!.   Flora Eula...
que se viene presentando, Daniel va a apoyaral grupo de Armando, para eso he tomado ladecisión de crear un grupo informal ...
Flora Eulalia.- (Por teléfono). Daniel no seolvide imprimir los listados con la informacióndel aplicativo.Daniel.- Eso req...
Perla se va para su escritorio. Al otro día, bientemprano...Flora Eulalia.- (Por teléfono). Daniel necesitoque proyecte un...
María.- Por supuesto que sí doctora, de paso   vamos a un restaurante donde preparan   unas comidas deliciosas. Yo invito....
ACTO V                 Escena I: Discusión.Al subir el telón, Flor Esther irrumpe en la oficina    de Armando, en su rostr...
Flor Ester.- Yo no sé, pero si no me brindaapoyo voy donde la jefe Flora Eulalia para vercomo soluciona el problema.Armand...
Flora Eulalia.- (Con actitud arrogante). Si FlorEsther, he recibido quejas de usted.Flor Esther.- (Desafiante). Yo se de q...
Manuela.- Dímelo a mí que he hecho variosintentos por salir de esta oficina y no hepodido lograrlo.Flor Esther, sale del d...
En ese mismo momento en la oficina de FloraEulalia.Teobaldo.- ¿Si, con quién?.Flora Eulalia.- Con Flora Eulalia.Teobaldo.-...
Flora Eulalia.- En todo caso le deseo éxitos en   su nueva labor.   Flor Esther. Gracias. Vieja hipócrita (pensó).        ...
Flora Eulalia.- (Por teléfono). Armando paraallá va Arturo un practicante enviado por eldoctor Filadelfo, colócalo a empac...
A los pocos días llega a la oficina de FloraEulalia un correo devuelto.Flora   Eulalia.- ¿Quién          envió      estaco...
Arturo.– Pero...Flora Eulalia.–(Enseñándole la salida). No mediga nada más y salga.Una vez sale de la oficina de Flora Eul...
Filadelfo.- No se preocupe, yo me encargo dereubicarlo.Una vez sale Arturo del despacho de Filadelfo,llama por el teléfono...
Daniel.- Me parece bien, así las conocemosmejor.En el almuerzo.Laura.- Mi nombre es           Laura   y   estudiosecretari...
abrazando a Lina la practicante.Flora Eulalia.- (Indignada) . ¿Cómo así? .Pablo.- Así como lo oye doctora.Flora  Eulalia.-...
confiancitas, acuérdese que una vez sepresentó la queja de una funcionaria queusted estuvo molestando.Daniel.- El de esas ...
metiendo las narices donde no le importa.En eso se acercan Lina y Laura.Lina. ¿Qué sucede Daniel?.Daniel.- La vieja me rec...
Se baja la intensidad de las luces en elescenario y cae el telón.                  ACTO VI           Escena I: La auditori...
cosa que necesite no dude en solicitármela.Voy a acondicionarle una oficina.Dionisio.- Gracias. Doctora.Dionisio comienza ...
del caso.Una vez sale Dionisio del despacho, FloraEulalia la emprende contra los funcionarios, sereúne primero con los gru...
Daniel.Flora Eulalia.- Se están presentando gravesirregularidades en la División y necesito quetodos, absolutamente todos ...
Entonces apoyen a los otros grupos.Daniel.- Nosotros siempre hemos colaborado ynunca solicitamos ayuda.Flora Eulalia.- En ...
interrumpa, voy a estar trabajando.Camila.- ¿Si llega algún usuario?.Flora Eulalia.- Que lo atienda Armando oMaría.Al inst...
Camila.- Tampoco lo tiene.Flora Eulalia.- ¿Dónde lo dejaría?. Camilacomuníqueme con el doctor Dionisio.Al momento...Dionis...
concuerdan.Armando.- No se ¿qué pudo suceder?.María.- Tiene que haber sido        error de laoficina de Planeación.Flora E...
Flora Eulalia.- (Preocupada). Voy a proyectarun memorando para que en lo sucesivo no sevuelvan a repetir estos inconvenien...
Camila.- Porque aquí no hay nada más queaprender.Flora Eulalia.- ¿Cómo que no hay nada queaprender?. Aquí hay mucho que ha...
de manejar este asunto.Al rato ingresa      Camila a la oficina deFiladelfo.Aurora.- Doctor, Camila desea hablar conusted....
Camila.- Doctor agradezco lo que puedahacer al respecto. (Se despide y sale de laoficina de Filadelfo).Entre tanto en la o...
acabo de enterar que hay una carta queestá circulando por la oficina pidiendo mitraslado.Se escucha un murmullo.Armando.- ...
único que sabe es gritar y maltratar a lagente.Diana.- (En voz baja). Ahora si esta dando subrazo a torcer.Daniel.- (En vo...
Flora Eulalia.- (Por teléfono).   Pongo a tudisposición a Camila.María.- (Con tono mal intencionado). No sepreocupe doctor...
Diana no contesta y al contrario hace malacara.Flora Eulalia.- (En la oficina de Armando).Armando, esa muchachita Diana no...
Flora Eulalia.- Diana y Ana, necesito que apartir de mañana pasen a ventanilla, allí serequiere personal de apoyo.Diana no...
público.Diana.- No entiendo como la convenciste. Esaseñora con lo difícil que es.Ana.- Yo fui su secretaria y aprendí queh...
Renata. (Leyendo el memorando). Esta viejaquiere perjudicar a    Diana, mejor voy aenterarla para que sepa a que atenerse....
ACTO VII           Escena I: La enfermedadSube el telón y aparece Renata enterando aFlora Eulalia de la calamidad presenta...
Flora Eulalia- ¿Dónde la tienen? .Renata.- En la clínica de Occidente.Flora Eulalia.- Permítame el teléfono de Tulio.Renat...
oficina.Tulio.- Ya era muy tarde.Flora Eulalia.- Ojalá se recupere pronto,mañana lo espero temprano.Tulio.- Gracias doctor...
pendientes por gestionar.Tulio.- No hay ningún problema. Ya me estácobrando el permiso. ( Piensa). Renata quien había hech...
Yolima.- Jefecita linda, ¿quiere que le pida untinto?.Flora Eulalia.– Gracias.Al rato:Yolima.- Me tomé la molestia de comp...
Yolima.– Todavía no han traído las copias.Flora Eulalia.- (Secamente). Pídalas.Yolima.- Enseguida jefecita.Llega el medio ...
Tola.- ¿Cómo está doctora?.Flora Eulalia.- ¿Ella es su hija?. Está bastantecrecidita.Yolima.- Así es jefecita.Flor Eulalia...
Yolima.- ¿Cómo?, ¿qué dice?.Rodolfo.- Nada, nada.Yolima.- Si, hágase el tonto y no vaya arespetar a mi hija.Rodolfo se pon...
hay que aprender a respetar. Le prohíbo quevuelva a hacerlo.Rodolfo.- Si señora (cuelga).Daniel.- ¿Por qué esa cara?.Rodol...
Yolima.- Voy a almorzar, ¿se le ofrece algomás jefecita?.Flora Eulalia.- Por el momento no.Yolima.- Permiso jefecita.Flora...
Armando.- Voy a verificar con informática.(Coge el auricular y llama).Ferney.- ¿Diga?.Armando.- Llamo para saber si en ver...
Armando no contesta y sigue hablando por   teléfono, se escuchan sus risotadas.Clemencia.- (Dialoga con Blanca). Pobre   H...
María.- (Con tono arrogante). Ustedes sabenque si no es con oficio no se puede.Funcionario.- ¿Cuánto demora?.María.- Tiene...
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano

794 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
794
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Jefes mediocres y tiranos hay muchos a la mano

  1. 1. JEFES MEDIOCRES Y TIRANOS HAY MUCHOS A LA MANO Ediciones Dafra
  2. 2. Sucede en una oficina pública.
  3. 3. © 2004Ediciones DafraApartado aéreo Nº. 36792Bogotá D.C.Colombia Cubierta: David Francisco Camargo H. Primera edición: febrero de 2005ISBN: 958-96227-2-0E-mail: fundaescritor@ hotmail.comDiagramación e impresión:Ediciones DafraTel: 2020118Bogotá D.C..Febrero de 2005 Impreso y hecho en ColombiaPrinted and made in ColombiaNo está permitida su reproducción total o parcial porcualquier medio ya sea electrónico, mecánico, porfotocopia, por registro u otros métodos, sin permiso previo y aviso del titular .
  4. 4. PERSONAJES:Ana: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige Armando.Armando: Jefe de Grupo en la División que dirige Flora Eulalia, en reemplazo de Carolina.Arturo: Practicante de una universidad.Aurora: Secretaria de Filadelfo.Blanca: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige Armando.Camila: Secretaria de Flora EulaliaCarlina: Jefe de Grupo en la División que dirige Flora Eulalia.Carlos: Mensajero de la División.Clemencia Secretaria de Armando.Daniel: Jefe del grupo (informal) que dirige Armando pero que depende de la jefatura de la
  5. 5. DivisiónDiana: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige ArmandoDionisio: Funcionario auditor de la Contraloría.Felipe: Supernumerario del grupo de Ar mando pensionado del ejército.Ferney: Ingeniero de la División que dirige Orlando.Filadelfo: Administrador de la entidad pública.Flor Esther: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige ArmandoFlora Eulalia: Jefe de División nombrada por Filadelfo.Francisco: Amigo íntimo de Armando.Hernando: Funcionario temporal del grupo que dirige Armando.Javier: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige Armando.Laura: Practicante de una universidad.
  6. 6. Laurentino: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige ArmandoLeoncio: Mensajero de FiladelfoLeonor: Madre de Flora Eulalia.Lina: Practicante de una universidad.Magda: Jefe del Grupo de personal de la entidad.Manuela: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige MaríaMaría: Jefe de Grupo en la División que dirige Flora Eulalia.Orlando: Jefe de División.Pablo: Funcionaria auxiliar del grupo que dirige María.Perla: Funcionaria temporal que trabajó en el grupo dirigido por Armando y luego con Daniel.Renata: Secretaria de Flora Eulalia en reemplazo de Camila.Rodolfo: Funcionario del Grupo que dirige Armando.
  7. 7. Rubén: Jefe de División.Teobaldo: Jefe de División.Tola: Hija de Yolima.Tulio: Jefe de Grupo (informal) en reemplazo de Daniel.Ulpiano: Funcionario del Grupo que dirige Armando.Yolima: Secretaria de Flora Eulalia en reemplazo de Renata.
  8. 8. ACTOSACTO IEscena I: La presentación.Escena II. El camaleón.ACTO IIEscena I : El comité.Escena II: Las alianzas.Escena III: Todo para últimomomento.ACTO IIIEscena I: El cumpleaños.Escena II: El soponcio.Escena III: De regreso a la oficina.ACTO IVEscena I: Empleados temporales.
  9. 9. Escena II: Medidas irrelevantes.ACTO VEscena I: Discusión.Escena II: La queja.Escena III: Cuestión moral.ACTO VIEscena I: La auditoria.Escena II: Actitud disociadora.Escena III: La Aversión.ACTO VIIEscena I: La enfermedad.Escena II: Adulación.
  10. 10. ACTO VIII Escena I: Injusticia. Escena II: La Exposición. ACTO IX Escena I: El precedente. Escena II: A la caza de culpables. ACTO X Escena I: La comisión. Escena II: El fallecimiento. Escena III: La retaliaciónAl final se presentan algunas característicasde los jefes mediocres y tiranos y unasreflexiones a tener en cuenta por losfuncionarios.
  11. 11. ACTO I Escena I : La presentación.Se abre el telón y aparece en escena FloraEulalia dialogando por teléfono con Aurora lasecretaria de Filadelfo administrador de unaentidad pública.Flora Eulalia. – Por favor ¿me puedecomunicar con el doctor Filadelfo?.Aurora.- ¿Quién lo llama?.Flora Eulalia.- Dígale que es de parte de FloraEulalia.Aurora. Aguarde un momento. (Llama por elteléfono interno a Filadelfo).Filadelfo.- Páseme la llamada.Aurora.- En seguida doctor.Filadelfo.- Hola Florita que milagro deescucharte.Flora Eulalia.- ¿Cómo está doctor?, lo llamopara saludarlo y solicitar su ayuda.Filadelfo- ¿Dime que puedo hacer por ti?.
  12. 12. Flora Eulalia.- Doctor usted conoce mi trabajoy se que podría desempeñarme en otrocargo mejor, si me brinda la oportunidad.Filadelfo.- ¿Todavía estás de secretaria?.Flora Eulalia.- Sí, doctor.Filadelfo.- ¿Seguiste estudiando?Flora Eulalia.- Ya me gradué deAdministradora de empresas.Filadelfo. ¡Que bien!, ¡que bien! Déjame vercómo te colaboro.Flora Eulalia. Como se lo agradezco doctor.Filadelfo. ¿Cómo está el clima por allá?, hacetiempo que no voy.Flora Eulalia.- Aquí en Flandes se pasa muybien.Filadelfo.- Un día de estos me doy la pasaditay no te preocupes que te voy a a reubicar.Flora Eulalia.– Gracias doctor. Lo esperamospor acá.Filadelfo. Cuídate Florita. (Cuelga elteléfono).A los pocos días de haber dialogado conFiladelfo, Flora Eulalia es ubicada en el cargode jefe de una División en la Administraciónque éste dirige y a la cual muy pocos sepostulan. Los funcionarios se encuentran a laexpectativa por saber de quien se trata. FloraEulalia reúne al grupo y habla en los siguientestérminos:Flora Eulalia.- Mi nombre es Flora Eulalia.Camila.- (Piensa). ¿Qué nombrecito?.
  13. 13. Flora Eulalia.- Aspiro sacar adelante la División,para lo que requiero de toda su colaboración(sonríe en forma agradable).Diana.- (en voz baja). Parece ser una buenapersona.Carlina.- (Mostrando incredulidad en surostro). Quien sabe, ojos vemos, corazones nosabemos.Flora Eulalia.- Para hacer una buena gestióndebemos trabajar en equipo, mi oficina es depuertas abiertas y si tienen alguna inquietudno duden en consultarme.Hace una serie de indicaciones, algunosaplauden complacidos con su presentación,en seguida Flora Eulalia se reúne con los jefesde grupo.Flora Eulalia.- Quiero que me cuentenbrevemente sus funciones.Carlina.- Mi nombre es Carlina Huertas, soycontadora pública, dirijo la jefatura del grupode Correspondencia y me encargo desupervisar los documentos que ingresan a laAdministración para que sean canalizados alas divisiones respectivas, además firmoalgunos actos que profiere la Administración.María.- Mi nombre es María Galindo, estudiéderecho y me encargo del Archivo, vengohaciendo esta labor prácticamente desdeque se creó el grupo. Allí reposan todos losdocumentos originales que emite laAdministración y se guardan los expedientes
  14. 14. que han sido tramitados para conservarlos porun tiempo prudencial.Flora Eulalia.- Muy bien, muy bien, esperomantener un diálogo permanente conustedes y cualquier dificultad que se presente,me comunican.Flora Eulalia se retira por un costado delescenario. María y Carolina hacen lo propio . Escena II: El camaleón.Flora Eulalia comienza a mostrar su verdaderapersonalidad y aparece en escenadialogando con Camila.Flora Eulalia.- Camila, llámese a Carlina.Camila.- Enseguida doctora.Al rato.Carlina.- Doctora ¿me mandó llamar?.Flora Eulalia.- (Mirándola con enojo). ¿Cómoes posible que hayan ejecutado mal estaactuación?, se nos puede caer el procesoque llevamos.Carlina.- (Observando sorprendida eldocumento). El funcionario encargadonotificó a quien no correspondía.Flora Eulalia.- Esa es su responsabilidad.¿Cómo se llama el notificador?.Carlina.- Ulpiano.
  15. 15. Flora Eulalia.- Me voy a encargar de pedir sucambio, funcionarios incompetentes comoese no quiero tener en la División.Carlina.- Don Ulpiano lleva diez añosdesempeñando ese cargo y es la primera vezque se equivoca.Flora Eulalia.- (Enojada). No me interesa y enlo sucesivo no quiero que se repitan esa clasede situaciones.Carlina se incorpora del asiento y se dispone asalir, pero...Flora Eulalia.- Siéntese, aún no he terminado.Necesito que me entregue un informesemanal de la gestión del grupo.Carlina.- Pero doctora, en el grupo hayexceso trabajo y esa labor es muydispendiosa.Flora Eulalia.- No me interesa, necesito eseinforme. ¿Entendido?.Carlina. Como usted diga. ¿Me puedoretirar?.Flora Eulalia.- Siga.Carlina se dirige afanada a la oficina dondeestá Ulpiano.Carlina.- Don Ulpiano siento decirle que van apedir su traslado por el problema que sepresentó con la notificación.Ulpiano.- Eso me tiene sin cuidado. Si por unaequivocación tengo que irme de la División,
  16. 16. me voy con la cabeza en alto. Un error locomete cualquiera, de todas manerasllevaba mucho tiempo aquí y es buenooxigenarme.Carlina.- Entiendo y me alegro que lo tomeasí.A los pocos días.Flora Eulalia.- (Por teléfono). Camila ¿ya llegóel nuevo funcionario?Camila.- Si doctora.Flora Eulalia.- Dígale que siga.Camila hace señas para que el funcionarioingrese al despacho de Flora Eulalia.Rodolfo.- Buenos días doctora Flora Eulalia, minombre es Rodolfo Cagüeñas.Flora Eulalia.- Bienvenido. Tengo conocimientoque usted viene de la Administración “Z”.Rodolfo.- Solicité el traslado porque aquí mequeda más cerca de la casa. Si supiera quefue por un problema que tuve con el jefe(piensa mientras esboza en sus labios unasonrisa burlona).Flora Eulalia. Quiero que te encargues de lasnotificaciones de la División, Ulpiano va aestar con nosotros quince días más, tiemposuficiente para que te explique las labores delcargo. Cualquier inconveniente que sepresente me comunicas.Rodolfo.- Con mucho gusto doctora.
  17. 17. Flora Eulalia.- Cuando salgas ajusta la puertapor favor.Rodolfo sale.Flora Eulalia.- (Por el teléfono interno). Camilavenga que le voy a dictar un comunicado yde paso me pide un tinto.Camila.- En seguida doctora.Flora Eulalia.- (Dictando).Doctora Cecilia, conla presente estoy enviando el oficio citado enla referencia ...Camila.- Perdón, enviando el...Flora Eulalia- Oficio citado en la referencia,con el fin de que se haga parte...Camila.- Citado en la referencia...Flora Eulalia.- (Molesta). Mejor lo redacto yomisma, más tarde se lo envío por la red paraque lo imprima.Camila se va rumbo a la oficina de Diana.Camila.- (Con ironía). La señora está sacandolas uñas, me trató con tono despectivo.
  18. 18. Diana.- Así son todos, al principio se muestranafables y después que toman confianzamuestran lo que realmente son. Hablando decosas, acaba de llegar un comunicadourgente de la oficina central.Camila.- Permíteme se lo entrego a la señora.(Toma el documento en sus manos).Diana.- De paso llévale estos otros oficios paraque los firme.Camila ingresa nuevamente a la oficina deFlora Eulalia.Camila.- Doctora llegó este oficio, dice Dianaque es urgente.Flora Eulalia. (Lo lee). Déjelo en mi gaveta.Camila.- Y éstos otros ¿dónde los coloco?.Flora Eulalia.- Ahí también.Al otro día llega Flora Eulalia bien temprano yse encierra en su oficina. A los cinco minutosingresa Manuela, la funcionaria más antiguade la entidad, quien se caracteriza por suexcesiva puntualidad. Ese día se dirigeprimero al sanitario antes de firmar la hora deentrada, al fin y al cabo es temprano. En esemomento sale Flora Eulalia y se ubica en elescritorio donde esta la planilla de control deingreso de los funcionarios. Una vez regresaManuela...Manuela.- Buenos días doctora.
  19. 19. Flora Eulalia.- Buenas noches, son las siete ytreinta y tres. (Mirando su reloj).Manuela.- Pero doct...Flora Eulalia.- (Con tono severo). Usted sabebien que la entrada es a la siete y media.Manuela.- (Indignada). Llegué hace rato,estaba en el sanitario.Flora Eulalia.- Cuando ingresé, no vi a nadie.Manuela.- Doctora llevo más de treinta años ynunca he tenido un retraso en el horario.Flora Eulalia no contesta. Cruza la raya decontrol y regresa a su oficina. En ese instantecomienzan a ingresar uno a uno losfuncionarios.Camila.-¿Por qué llora Manuelita?.Manuela.- (Secándose las lágrimas). Esa viejatuvo el atrevimiento de llamarme mentirosa.Camila.- No le hagas caso, esa señora un díaesta de buen genio y otro no.Flora Eulalia.- (por el teléfono interno). Camilatráigame el oficio que vamos a enviar a laempresa "X".
  20. 20. Camila.- (Haciendo un gesto de desagrado).Enseguida se lo llevo doctora. Nos hablamosmás tarde Manuelita y no le pares bolas.Flora Eulalia.- (Observando unos papeles).¿Qué pasó con estos documentos?. El términopara contestarlos está por vencer. ¿Por quéno me comentó nada?.Camila.- ¿Cuáles doctora?.Flora Eulalia.- ¡Estos!. (Se los enseña).Camila.- ¿No se acuerda doctora que me dijoque se los dejara en la papelera?.Flora Eulalia.- No me acuerdo que le hayadicho nada, además éste oficio esta malredactado.Camila. Doctora usted misma lo proyectó yme lo envió por la red, yo solo cumplí conimprimirlo.Flora Eulalia.- Bueno, bueno, en todo casocuando lleguen documentos importantes nolos coloca en la gaveta, sino aquí en estelado del escritorio, para que pueda verlos confacilidad. (Señala con su dedo índice).Camila sale del despacho de Flora Eulaliavisiblemente disgustada. Al rato lo hace FloraEulalia, dirigiéndose al ascensor con laintención de marcharse, en la tarde regresacon el genio alborotado.Camila.- Buenas tardes doctora.Flora Eulalia no contesta, entra a su oficina ycierra la puerta. Al momento llama porteléfono a Camila.
  21. 21. Flora Eulalia.- Camila, dígale a Carlina quevenga inmediatamente que la necesito.(Cuelga).Camila. (Por teléfono)- Carlina te necesita lajefe.Carlina.- Enseguida voy.A la media hora.Flora Eulalia. (Ofendida). Hace rato la mandéllamar.Carlina.- (Un tanto nerviosa). Estabaatendiendo a un usuario.Flora Eulalia.- Precisamente he recibido quejasde algunos de ellos que no han recibido buentrato de parte de uno de los funcionarios a sucargo. Necesito que ponga más cuidado aeso.Carlina.- (Sorprendida). ¿Las quejas vandirigidas al grupo?.Flora Eulalia.- Si, aquí están. (Entregándole eldocumento).
  22. 22. Carlina. Pero doctora ese funcionario no esdel grupo.Flora Eulalia. De todas formas tienen queofrecer un buen servicio y en cuanto alinforme que me pasó está incompleto.Carlina.- ¿incompleto?.Flora Eulalia.- Aquí no están reflejadas lascifras que arroja el sistema.Carlina.- El sistema va acumulando datos,mientras que la información que reporté vapor semanas.Flora Eulalia.- Entonces hágalo diariamente,confróntelo con el sistema y lo envía a midespacho.Carlina.- (Sorprendida). Doctora, el volumende trabajo es muy alto y...Flora Eulalia.- A ustedes les queda tiempo.Carlina.- Pero doct...Flora Eulalia.- Que no se hable más, quiero elinforme en esas condiciones.Carlina.- Si señora.Avanza la tarde en completa normalidad
  23. 23. hasta cuando Flora Eulalia abre el correoelectrónico y se entera de un comunicadoen el que exigen respuesta inmediata sobreuna información que habían solicitado a laDivisión días atrás y no enviaron. Flora Eulaliavisiblemente alterada remueve entre la grancantidad de papeles que reposan en supapelera y...Flora Eulalia.- (Asomándose a la puertagritando) Camila ¿dónde dejó el oficio de laSubdirección?.Camila.- (Nerviosa). Doctora, yo se lo dejéhace días en su escritorio.Flora Eulalia.- Aquí no está, ya lo busqué.Camila.- Permítame doctora (buscando en lapapelera de Flora Eulalia). Yo me acuerdoque...,¡ mire aquí está!.Flora Eulalia.- Definitivamente me hace faltaun asistente. Ahora le envío la contestaciónpor la red para que lo imprima y lo remitainmediatamente al despacho del sub-director.
  24. 24. ACTO II Escena I: El comité.Aparece en escena Filadelfo con los jefes deDivisión.Filadelfo.- ¿Qué inconvenientes se hanpresentado últimamente?. (Pregunta).Teobaldo.- Necesitamos más apoyoinformático. Las computadoras que tenemosson insuficientes.Flora Eulalia. (Con tono inquisidor). Nosotrosrequerimos más funcionarios para queapoyen las labores de recepción dedocumentos, es tan alto el volumen que soninsuficientes para cubrir las necesidades de losusuarios.Rubén.- El sistema de red se cae confrecuencia dificultando el trabajo.Orlando.- (Como es el jefe de la Divisióninformática se da por aludido). El problemade la red es porque se están haciendoalgunos ajustes al aplicativo. Espero que estasemana quede solucionado.Nadie hace más comentarios.
  25. 25. Filadelfo.- Con respecto a equipos debenentender que no tenemos presupuesto y encuanto a tu solicitud Flora, en esta semana teenvió algunos funcionarios.Todos se despiden menos Flora Eulalia.Flora Eulalia.- Doctor ya que tocamos el temade los funcionarios, quiero aprovechar laoportunidad para pedir su autorización ycambiar de ubicación a Carlina.Filadelfo.- ¿Qué ocurre con ella?.Flora Eulalia.- Es poco eficiente y no es lapersona indicada para dirigir un grupo detrabajo.Filadelfo.- No se me ocurre a quien te puedoenviar en su reemplazo.Flora Eulalia.- Armando Botero es un buenfuncionario, lo conozco de tiempo atrás yestoy segura que es el candidato apropiado.Ya he dialogado con él y está dispuesto acolaborarme.
  26. 26. Filadelfo.- Entonces no hay ningún problema,haz la gestión.Flora Eulalia.- Gracias doctor.Filadelfo.- (Echa el brazo por encima delhombro de Flora Eulalia acompañándola a lapuerta). Espero que no se te presenten másdificultades. Escena II: Las alianzas.Se efectúa el cambio de Carlina porArmando Botero.Flora Eulalia.- (Reunidos). A partir de hoy eldoctor Botero va a ser el jefe decorrespondencia, él viene de la División dePlaneación.Manuela.- (En voz baja a la compañera de allado) ¿Doctor?, cuál doctor si conozco aArmando desde que ingresó a la entidad yhasta donde tengo conocimiento no estitulado.
  27. 27. Flora Eulalia.- Pido la absoluta colaboraciónpara que la gestión de Armando sea la mejor.Armando.- La doctora Florita conoce muybien mi trabajo.Camila. (en voz baja). ¡Que confiancitas!.Flora Eulalia.- ¿Alguna pregunta?. (Nadiecontesta). Bien, como no hay inquietudespueden continuar en sus labores.Pasan varias semanas y...Flora Eulalia.- Armando envíame a Carlos, lonecesito urgente.Armando. - Enseguida doctora Florita.Armando.- Clemencia dígale a Carlos quevaya inmediatamente donde la doctoraFlorita que lo necesita.Clemencia.- Ya le informo.Al momento.
  28. 28. Carlos.- ¿Doctora, me mandó llamar?.Flora Eulalia.- Carlos necesito que se vaya“volado” para el banco y me cancele latarjeta de crédito que hoy se vence el plazo.Carlos.- Doctora entonces ¿quién entrega lacorrespondencia?. Ya están por llegar losencargados de recogerla.Flora Eulalia.– Yo me ocupo de eso, no sepreocupe y más bien váyase rápido.Carlos sale a cumplir su cometido.Flora Eulalia.- Armando que alguien seencargue de entregar la correspondencia alcorreo.Armando.- Ya le digo a Javier. ¿Vamos aalmorzar?. Te invito.Flora Eulalia.- Gracias, acepto tu invitación.Armando. –Paso por tu oficina como a eso dela una de la tarde.
  29. 29. Flora Eulalia.- Me parece muy bien, así me dastiempo para terminar algo que tengopendiente.Al rato.Armando.- (Asoma su cabeza en la oficina deFlora Eulalia. ) Florita, ¿vamos ya?.Flora Eulalia.- Ya salgo. (Toma su cartera).Armando.- Florita tengo deseos de comer unplato de mar.Flora Eulalia.- Delicioso. ¡Uhh!..., ¿de dóndesacaste ese celular?.Armando.- Es el último que salió al mercado,un poco costoso pero como no tengo hijos nime interesa tenerlos, puedo darme ese gusto.Flora Eulalia.- Me parece bien que te des esoslujos.Armando.- ¿Llamaste a María para que nosacompañe?.Flora Eulalia.- Sí, dijo que ya nos alcanzaba.
  30. 30. Suben al ascensor y cuando se va a cerrar.María.- ¡Espérenme!, ¡espérenme!.Armando coloca su mano derecha en lapuerta del ascensor y abre nuevamente.Flora Eulalia.- (En tono sarcástico). La doctorase iba demorando.María.- Llegó un usuario a última hora y casino termino de atenderlo.En el restaurante.Armando.- Imagino que la doctora Florita ensu viaje por Europa probaría de la mejorgastronomía.Flora Eulalia.- Así es. En el tour que hice nostrataron a cuerpo de reyes.María.- Voy a ver si en vacaciones hago el
  31. 31. viajecito. Doctora ¿sale muy costoso?.Flora Eulalia.- No me parece.Terminan de comer y regresan a la oficina.Ingresa Javier al despacho de Armando conun papel en la mano.Javier.- Doctor, necesito pedirle permiso paramañana, tengo una cita médica.Armando.- Déjeme ver la orden.Javier. Aquí la tiene.Armando.- No se demore mucho, haybastante trabajo pendiente.En ese momento suena el teléfono y contestaArmando.Armando.- Si, dígame (contesta mascando unpedazo de la fruta que había compradoantes de entrar a la oficina).Al otro lado.- ¿El doctor Botero?.
  32. 32. Armando- Con él habla.Al otro lado.- Hablas con Francisco.Armando.- Pachito, espera un momento.(Haciendo señas a Javier para que salga).Javier.- Permiso.Armando.- (Entre alegre y sorprendido). ¿Quemás Pachito?, ¿cuándo nos vemos?, mira queme tienes olvidado.Al otro lado.- Mañana paso por tu oficina.Armando.- No pachito mejor nos vemos en elrestaurante de siempre.Al otro lado.- De acuerdo.Armando.- Procura llegar puntual.Al otro lado.- Tu sabes que nunca falto a unacita.Armando. Más te vale (suelta una carcajadaque se escucha en toda la oficina).Javier regresa a su puesto de trabajo ydialoga con Laurentino.
  33. 33. Laurentino.- ¿Qué te dijo del permiso?.Javier. Ya estaba poniendo problema, mepidió la orden y dijo que no me demorara, enese momento lo llamó uno de sus amiguitos yse transformó haciéndome señas para quesaliera y no escuchara su conversación.En ese momento llega un usuario.Usuario.- Por favor, el doctor Botero.Javier.- Lo encuentra en aquella oficina. (Sealeja el usuario).Laurentino.- (En voz baja) ¿Doctor ese tipejo?.Javier.- No lleva sino dos semanas aquí y lasínfulas que se da.Laurentino.- La vieja Flora Eulalia lo trajo, enninguna parte se lo soportan. Son tal paracual.Javier.– A propósito, ¿María Galindo esprofesional?.Laurentino.- Esa es otra a quien le dieron eltítulo por antigüedad. Dice que es abogada
  34. 34. pero hizo solo dos semestres y se retiró de launiversidad.Javier. – Con razón es tan poco cortés paraexpresarse.Laurentino.- Yo si creo, aunque no todos sonasí, fíjate el caso del señor Pérez, él sin sertitulado se desempeña mejor que cualquieraque lo sea, qué cultura, qué don de gente yno se diga del profesionalismo con quetrabaja.Javier. -Y el respeto con que trata a loscompañeros. Lástima que ya se va apensionar.En ese instante se escuchan unas carcajadas.Laurentino.- Ahí tienes a Armando con susrisotadas.Javier.- Mejor me voy para mi puesto no va ysea que nos encuentre conversando.Laurentino.- Si, es mejor no dar motivos porquese desplaya como una verdulera.
  35. 35. Entre tanto:Camila.- Doctora la necesita Daniel.Flora Eulalia.- Dile que puede seguir.Camila.- Siga Daniel.Flora Eulalia.- Como estás Daniel, ¿en quépuedo servirte?.Daniel.- He solicitado el traslado para estaDivisión porque deseo conocer otras áreas dela Administración, estoy a su enteradisposición.Flora Eulalia.- Magnífico, con la experienciaque tienes puedes aportar mucho. Me estabahaciendo falta un asistente, camina tepresento.Flora Eulalia hace la presentación de Daniel alos funcionarios.Flora Eulalia.- Te espero mañana bientemprano.Daniel.- Si señora.
  36. 36. A la mañana siguiente Flora Eulalia dialogacon Daniel y Camila.Flora Eulalia.- Daniel te vas a encargar de lasestadísticas y firmas en mi ausencia losdocumentos que salgan de la División. Encuanto a usted Camila quiero que de ahoraen adelante entregue a Daniel toda,absolutamente toda la correspondencia quellega al despacho para que la revise yproyecte los oficios que sean necesarios.Daniel va a depender directamente de midespacho.Flora Eulalia ingresa a su oficina, estáencantada de tener a Daniel como asistente.Se sienta frente a su computadora y en esemomento entra una llamada.Flora Eulalia.- ¿Sí?.Orlando.- Mi querida doctora Florita, ¿cómote acaba de ir?.
  37. 37. Flora Eulalia.- Bien Orlandito y tu ¿cómoestás?.Orlando.- Bien. Me enteré que ahora tienesasistente.Flora Eulalia.- (Sonriendo). Para que te descuenta.Orlando.- Te voy a enviar dos computadorasque acaban de llegar.Flora Eulalia.- Gracias Orlandito, de paso ledices a uno de los ingenieros que venga paraque coloque los aplicativos.Orlando.- Voy a enviarte a Ferney quien es elencargado de dar soporte a tu División.Flora Eulalia.- No sabes cuanto te agradezco.Nos hablamos más luego. (Cuelga).Al rato llega Ferney acompañado por dosjóvenes quienes traen varias computadoras.Ferney.- Disculpe (asomándose a la puerta).¿La doctora Flora Eulalia?.Flora Eulalia. Sigue, sigue.
  38. 38. Ferney.- Soy el ingeniero Ferney, traemos lascomputadoras (señala a dos jóvenes quecargan los equipos). - ¿Dónde las podemosubicar?.Flora Eulalia.- Colóquenlos aquí. (Señalandoun escritorio continuo).Los jóvenes instalan los equipos y Ferneycoloca los aplicativos.Ferney.- Ya quedaron listos.Flora Eulalia.- (Mirando un aplicativo). ¿Seráque puedes ampliar los campos para colocarmás información?.Ferney.- Doctora eso tiene que hablarlo conel jefe Orlando.Flora Eulalia.- Aguarda un momento (toma elteléfono). Orlandito, necesito aumentar loscampos en los aplicativos para incluirinformación.Orlando.- ¿Qué tipo de información?.Flora Eulalia explica lo que necesita.
  39. 39. Orlando.- Dame tiempo para verificar si sepuede hacer. La otra semana te digo,aunque la verdad no veo la necesidad.Flora Eulalia.- (Disgustada). ¿Cómo que no?,esa información es muy importante paranosotros.Orlando.- (Molesto) . Voy a intentarlo.Flora Eulalia.- (En tono seco) . Gracias.(Cuelga).Ferney.- ¿Qué le dijo doctora?.Flora Eulalia.- Que él se iba a encargar delasunto. Gracias de todas formas.Todos.- Permiso doctora.A la semana siguiente...Orlando.- (Por teléfono). Doctora sientodecirle que el aplicativo no permite incluir loscampos que me solicitó, no hay suficienteespacio.
  40. 40. Flora Eulalia.- Debe haber alguna forma dehacerlo.Orlando.- La verdad, ¿no sé cómo?.Flora Eulalia.- Busca la manera.Orlando.- Doctora el aplicativo así como estádiseñado ha funcionado bien y permite loscontroles sin mayores dificultades.Flora Eulalia.- (Enojada). ¿Cómo se te ocurre?.Voy a hablar con el doctor Filadelfo.Orlando.- Como guste (cuelga enojado).Al rato.Filadelfo.- Orlando ¿qué sucede con elaplicativo?.Orlando.- Doctor Filadelfo, lo que quiere FloraEulalia no se puede hacer (explica).Filadelfo.- Te entiendo (cuelga).Orlando.- (Comentando con Ferney). Queseñora tan obstinada. Además lo que solicitano es importante. Menos mal que don
  41. 41. Filadelfo entendió mis razones.Ferney.– No entiendo ¿para qué querrá esainformación?.Orlando – Después de esto no volverá abrindarme el saludo. Escena III: Todo para el último momento.Llega el fin de mes y sale Flora Eulaliapresionando al personal para que entreguelos informes consolidados. Por el escenario seven cruzar los actores que van de un ladopara otro.Flora Eulalia.- Camila, dígale a Daniel queme envíe la información urgentemente y aTiberio que venga enseguida que lo necesito.Camila.- Acuérdese doctora que él está envacaciones.Flora Eulalia.- ¿Cuándo regresa?.Camila.- en veinte días.Al rato.Flora Eulalia.- (Por teléfono). ¿Ya envió losinformes?.Daniel.- Van en camino.
  42. 42. A los cinco minutos .Flora Eulalia.- Daniel no se le olvide hacerauditorias.Daniel.- Estoy haciéndolas cada mes.Flora Eulalia. Debe hacerlas con mayorperiodicidad.Daniel.- Si señora. (Cuelga).Ana.- Por la cara que hiciste se trataba deFlora Eulalia.Daniel.- ¿Y quien más puede ser?. Mira,acaba de enviarme un correo. Voy a abrirloporque si no lo hago me hace el reclamo.Ana.- ¿Y cómo se da cuenta?.Daniel.- Porque el sistema da la opción parasaber si fue o no leído.Ana. ¿Y en esas se pone la señora?.Daniel.- Eso no es nada. Me envía impresos loscorreos informativos que ya conozco paraque firme el recibido desperdiciando papel.Ana.- Con razón que cuando paso por frentede su oficina la veo todo el tiempo pegada ala computadora.Daniel.- Cuando no está enviando correos,está inventando cosas que no se puedenaplicar. Escucha lo que dice este correo:“Daniel le envío estos formatos para que losdiligencie”.Si vez, se pone en la tarea de inventarformatos pidiendo información en formadetallada, que nadie le está solicitando. Pero
  43. 43. eso no es nada, imagínate que la semanapasada me envió un documento para que logestionara y sacara mil fotocopias, cuandoya las había sacado me envió otroreemplazando el anterior. Deberíapreocuparse por aquello que realmente esimportante y no en cosas inoficiosas que solorepresentan gasto de insumos para laAdministración.Timbra el teléfono nuevamente.Daniel.- ¿Ahora qué quieres flaca?.(Refiriéndose a Camila). Si me llamas no espara nada bueno.Camila.- Tampoco, tampoco. No seas tantrágico. La doctora está solicitando losinventarios.Daniel.- ¿Cómo quiere que haga todo almismo tiempo?, que los informes, losinventarios. Además la semana pasada se loshabía enviado.Camila.-, Si, pero tu sabes lo “despalomada”que es, todo lo refunde.Daniel.- Menos mal que los tengoactualizados en mi computadora. Ya te losenvió.Camila.- Daniel dile a Carlos que venga porunos oficios para llevar a otras dependencias.(Cuelga).Ana.- (Que estaba frente al escritorio deDaniel). Mejor me voy, no te quito mástiempo, estás muy atareado.
  44. 44. Daniel.- Si, después hablamos.Suena el teléfono del despacho de FloraEulalia.Camila.- Sí, buenos días.Aurora.- Camilita pásame a la doctora FloraEulalia.Camila.- Enseguida.Flora Eulalia.- ¿Si?Aurora.- Doctora Flora Eulalia, el doctorFiladelfo manda decir que hay comité eneste momento.Flora Eulalia.- Aurorita dile que voy enseguida .Aurora.- Bien doctora (Cuelga).Flora Eulalia sale de su despacho y dialogacon Camila.Flora Eulalia.- (Hablando con Camila). ¿Quépasó con los informes?.Camila.- Aquí están doctora.Una vez en el despacho del administrador,Flora Eulalia llama a Camila para que diga aDaniel que le envíe otras copias de losinformes.Camila.- (Por teléfono). Daniel la doctoradice que le envíes varias copias de losinformes al despacho del administrador. Ellaestá en ese lugar.
  45. 45. Daniel. (Con cara de desagrado). ¿Otra vezesa señora?.Camila.- Yo no tengo la culpa.(Cuelga).Daniel.- (Platicando con Tulio su compañerode trabajo). Sabes Tulio, me estoy cansandode esa señora, pide cosas innecesarias,ahora le dio por solicitar más copias de losinformes pudiendo utilizar los sistemasinformáticos para mostrar resultados. Lasemana pasada estuvo corrigiendo los oficiosque le envié, y si fueran cuestiones de fondo,pero lo que hace es cambiar palabras.Puedes creer que me devolvió un oficio por elsimple hecho que el tipo de letra utilizado enla computadora no era de su agrado. Otrodía me rechazó uno en el que decía:respetados señores, y lo cambio por:estimados señores. En realidad no me explicopara qué me nombró asistente si nada de loque hago le parece bien.Tulio.- No ves que es una solteronaamargada.Daniel- ¿Esa señora es soltera?.Tulio.- ¿No lo sabías?.Daniel.- Con razón su mal carácter.
  46. 46. Tulio.- Lo más grave es que no ha podidolevantar marido.Daniel.- La vieja no es tan fea, pero con esaforma de ser quien se le arrima.Tulio.- Parece carro desalineado.Daniel.- (Con curiosidad). ¿Por qué?.Tulio.- Porque camina de medio lado.Daniel.- No te burles, no te burles. Estoy seguroque si se consiguiera un novio, no molestaríatanto a los funcionarios.Tulio.- Algún día se le acabará el reinado.Daniel.- A mi me está provocando pedir eltraslado, me aburren las personas con falta deobjetividad, así no se trabaja bien.Tulio. No creo que te deje ir. ¿Si sabes como ledicen a esta División?.Daniel.- ¿Cómo?.Tulio.- Alcatraz..Daniel.- ¿Por qué?.Tulio.- Porque el que entra no sale.
  47. 47. Daniel.- Ja, ja, ja, que buen chiste. Yo tengouno mejor.Tulio.- ¿Cuál?.Daniel.- ¿Sabes como deberían decirle a laoficina de Flora Eulalia?Tulio.- ¿Cómo?.Daniel.- El triangulo de las Bermudas.Tulio.- ¿Por qué?Daniel.- Porque todo lo que pasa por ahídesaparece.Tulio.- Ja, ja, ja..., ya estuvo bien de bromas,apúrate con las copias o vas a tenerproblemas.
  48. 48. ACTO III Escena I: El cumpleaños.Sube el telón, se encuentra Armando reunidocon el grupo, planeando reunir fondos paracelebrar el cumpleaños de Flora Eulalia.Armando.- (Al grupo). Compañeros los hereunido porque la doctora Flora Eulaliacumple años y estamos pensando brindarleuna velada musical con banqueteros.Renata.- (En voz baja). A ella si la agasajan lomismo que a los otros jefes y de nosotros¿quién se acuerda?. Por mi parte no voy adar ni un peso.Blanca.- Doctor Armando yo me encargo derecoger el dinero. ¿Cuánto sería?.Armando.- Diez mil pesos por persona.Unos están de acuerdo otros no, por fin almedio día reúnen el dinero para comprar la
  49. 49. torta y pagar los músicos. María Galindo yArmando hacen un aporte mayor y se van acomprar el regalo no sin antes involucrar aDaniel con la intención de que contribuyapara el obsequio a Flora Eulalia.Camila.- Daniel usted se está dejando utilizarpor esos dos, ahí si se acordaron que era jefe.Daniel.- No lo creas así, simplemente hice unaporte y nada más.Llega el día de la reunión, los meseros ofrecenlicor.Laurentino.- (Habla con Daniel). ¿Si ves?,Rodolfo ya está tras el señor que reparte labebida.Daniel.- No va a descansar hasta consumir sucuota en licor. Camina, vamos a molestarloun rato.Laurentino.- Rodolfo, ¿ya estás borracho?.Rodolfo.- Hay que aprovechar la ocasión. Deaquí no salgo hasta que no me tome misbuenos tragos.Daniel.- Hasta que no consumas como
  50. 50. mínimo la cuota que diste ¿querrás decir?. (Con una sonrisita mal intencionada).Rodolfo.- Y entonces ¿qué quieres que haga?.Que aporte dinero y ¿no consuma?.Laurentino. (A un lado ). Con lo tacaño quees.Daniel.- ¿Qué hubo de tu hijo?. ¿Si lo pusiste aestudiar?.Rodolfo.- Le pagué el primer semestre y comolo perdió que se friegue.Laurentino.- Pero Rodolfo, es tu hijo.Cualquiera se puede equivocar. Ademáshasta donde nos has contado el chico estáarrepentido por no haber mostrado interés yquiere reivindicarse.Rodolfo.- Si, pero no estoy dispuesto a gastarmás dinero en él. Que trabaje y se costee losestudios.Daniel.- Yo también tengo un hijo de la edaddel suyo. El perdió un semestre y sin embargolo seguí apoyando, ya va a terminar carrera.Rodolfo.- Por mi parte, no vuelve a ver uncentavo. Que trabaje.
  51. 51. Laurentino.- No seas tan drástico. La disciplinaes para los militares.Rodolfo.- A mi me hubiera gustado que seenrolara en el ejército.Daniel.- ¿Y para que se va a regalar?. No valela pena, los muchachos en este país soncarne de cañón.Rodolfo.- A mi si me hubiera agradado.Laurentino.- ¿Para qué?. ¿Qué dejan lasguerras?. ¿Ahí no está la prueba de lasegunda guerra mundial?. Crímenes atrocescontra la humanidad.Rodolfo.- Yo si estoy de acuerdo con Hitler.Laurentino.- ¿Con Hitler?.Rodolfo.- Admiro a ese hombre y si volviera anacer le besaría los pies.Daniel.- (Sorprendido). ¿Por qué?.Rodolfo.- ¿Como que por qué?. Los judíos sonuna plaga que está por todo el mundo.Donde no hubiera sido por su exterminio yahabrían dominado el mundo. ¿Quiénes son losdueños de las empresas textileras?. LosJudíos. ¿Quienes crucificaron a Cristo?. Losmismos judíos. Además considero que todos
  52. 52. aquellos que tengan deformidades deberíanser aniquilados.Daniel.- (Impresionado). ¿Por qué?.Rodolfo.- Son un estorbo para la sociedad.Daniel.- No hablemos más de ese tema, a míme deprime. Yo pienso que todos somosiguales y ojalá no te llegue una enfermedadporque ahí si que vas a lamentar haber dichoesas palabras.Rodolfo.- Pues si llega a suceder, que memuera.Laurentino.- ¿ y si queda padeciendo?.Daniel.-. Mejor vamos, ya están reunidos parapartir la torta. Me da lástima este hombre.(Piensa).Entre tanto Rodolfo se va a conversar con FlorEsther, una compañera del grupo.Flor Esther.- Hola Rodolfito. ¿Cómo la estáspasando?.Rodolfo.- Bien Florecita, tú siempre tan bonita.Flor Esther.- ¿Ya está borracho mijito?
  53. 53. Rodolfo.- No, apenas con unos traguitos en lacabeza.Flor Esther.- Rodolfito, ¿me podrías hacer unfavor?.Rodolfo.- Para ti lo que sea. Pídeme lo quequieras.Flor Esther.- ¿Me podrías prestar cien milpesos?.Rodolfo.- Claro que sí, al cinco por ciento.Flor Esther.- No seas tan usurero. Al cuatro porciento.Rodolfo (Con tono seguro). Al cinco.Flor Esther.-(Resignada). Esta bien, lo hagoporque no tengo ni un centavo y necesitocomprar flores para llevarlas a la tumba de mimuchachito.Rodolfo.- Todavía sigues con eso. Que te dijela vez pasada. Es mejor que te olvides delasunto y vivas tu vida. Esas son cosas deldestino.Flor Esther.- ¿Tu crees?. ¿Sería que eso teníaque suceder? (se pone a llorar).
  54. 54. Rodolfo.- Lo que tú tienes que hacer estranquilizarte y gozar el momento, más bienvamos por ahí y nos tomamos algo.Flor Esther.- Yo se lo que quieres. Todos dicenlo mismo pero conmigo echaste malo. Yorespeto mi cuerpo. (Se incorpora de la silla dedonde se encuentra, hace un ademánexhibiendo sus piernas huesudas, luego sevuelve a sentar. Rodolfo intenta sujetárselas).Flor Esther.- (Le da una palmada en la mano).¡Quieto!, más bien vamos a recibir la torta ytan pronto como termine la reunión teacompaño al cajero para que me prestes eldinero.Rodolfo.- Está bien, está bien. Pero que consteque te estás perdiendo de algo bueno.Flor Esther.- ¿Y que cosa buena me puedesdar?.Rodolfo.- Te propongo que nos vayamos parala costa, imagínate la playa, el contacto conla naturaleza, la brisa del mar, la arena, queplacer, y todos los gastos corren por micuenta.
  55. 55. Flor Esther.- Con lo tacaño que eres, no tecreo nada.Rodolfo.- Es en serio, pero primero vamos a…Flor Esther.- ¡Cállate!, no deseo oír mástonterías. Lo que quieres es eso y nada más.Rodolfo.- Piénsalo. Tengo varios depósitos atérmino y cuentas bancarias.Flor Esther.- ¿A mí qué? Si te chillas cuando tepido que me cobres menos intereses.Rodolfo.- Eso es diferente.Flor Esther.- Mejor no hablemos más delasunto. Si mi hijo estuviera vivo lo hubieratraído para que se divirtiera, tendría diez yocho años. (Con lágrimas en los ojos).Rodolfo.- Cálmate mujer, no puedes estar conese pesar todo el tiempo.Aparte.Clemencia.- (Mira a Flor Esther). ¿Otra vez estállorando?. Eso es de remordimiento.
  56. 56. Daniel. - ¿Por qué lo dices?.Clemencia.- ¿No sabes su historia?.Daniel.- La verdad, no.Clemencia.- Al hijo de Flor Esther lo mataronunos delincuentes comunes por hurtarle elvehículo que conducía.Daniel.-¿Cómo fue?.Clemencia.– Sucedió una noche queregresaba de una fiesta a las afueras de laciudad.Daniel.- ¿Y que tiene que ver con elremordimiento?.Clemencia.- Lo que pasa es que ella vivía conJuan Carlos así se llamaba su hijo. Estabaseparada de su esposo. Sostenía un romancecon un vigilante con quien salíafrecuentemente y al enterarse el hijo decidió ira vivir con su padre. Un día que vino a laoficina a solicitarle dinero, Flor Esther lo tratomuy mal y lo despidió con cajasdestempladas, antes de salir me saludó,conversamos y me acuerdo que le obsequiéuna manzana que comió con agrado, alparecer tenía mucha hambre. La relación de
  57. 57. Juan Carlos con Flor Esther estaba muydeteriorada, en más de una oportunidad loechó de su casa. Al morir despertó en FlorEsther un sentimiento de culpa que la haperseguido desde entonces y piensa que conflores lo va a remediar. De eso ya hace tresaños y cada vez que habla con alguien, salea relucir el tema de su “nene” así es comoella se expresa del difunto.Daniel.- Pobre mujer, con razón una vez mehabló de su hijo y de las flores que lleva a sutumba cada semana.A otro costado del salón Armando seencuentra dialogando con el grupo.Armando.- Doctora Florita, como prueba denuestro afecto y en nombre de la Divisiónqueremos hacerle entrega de este detallito.(Hace entrega a Flora Eulalia de un paqueteforrado en papel regalo).Flora Eulalia. – Agradezco el gesto de apreciopara conmigo.Renata.- (En voz baja). ¿Aprecio?. (Algunos
  58. 58. ríen).Flora Eulalia.- (Observa a quienes sonríen).Cuenten el chiste para que todos nospodamos reír. Como les venía diciendo es ungesto muy lindo y lo deseo compartir contodos ustedes.Uno a uno van pasando a felicitar a FloraEulalia. Ana es la única que no se acerca adar las felicitaciones, se hace la disimulada.Blanca destapa la champaña y la reparte envasos desechables acompañándola con unpedazo de ponqué. Se arman los corrillos. Losjefes a un lado y los demás funcionarios enotro. Bailan al ritmo de la música, algunos seencuentran ebrios. Al rato comienzan adespedirse, la primera en salir es Ana.Camila.- (Dirigiéndose a Ana). ¿No dirás queya te vas?.Ana.- ¿Y entonces?. Como yo si tengo hijosme voy a verlos. (Con tono de reproche).Camila.- Esta ave del pantano.Ana.- ¿Cómo dijiste?.
  59. 59. Camila.- Ave del pantano.Ana.- ¿Por qué me dices así?.Camila. Así te apodó Tulio. Porque tu erescomo las aves del pantano que al menorruido pegan el vuelo y como te la pasasvolada del puesto todo el tiempo.Ana.- Ja, ja, ja, mucho miserable, me las va apagar un día de estos.Se apagan las luces del teatro se alcanza aver a los utileros cambiando la escenografía. Escena II: El soponcio.En los pasillos aparecen los funcionarios.Camila y Renata dialogan sentadas frente asus escritorios, hacen conjeturas sobre laposible salida del administrador y con él todoslos jefes de División.Camila.- Parece que van a presentarsecambios.Renata.- Cómo me gustaría ver a esa vieja
  60. 60. trabajando en un escritorio como soldadoraso.Camila.- No me la imagino en esas, capazque se muere.En la oficina de Flora Eulalia.Armando.- Doctora Florita ¿qué opina de losrumores que hay?.María.- Eso siempre se ha dicho y al final todoqueda en veremos.Flora Eulalia.- Ya estuve hablando con mi jefey asegura que nada es cierto, sin embargovoy a comunicarme con el doctor Leonidas(mi padrino político), él nos puede sacar dela duda. Aguarden un momento (toma elteléfono y lo llama).Flora Eulalia.- Buenos días doctor Leonidas.Leonidas.- Ese milagro de oírte Flora Eulalia,¿cómo estás?.Flora Eulalia.- Bien doctor, perdone que lepregunte ¿es verdad aquello de los
  61. 61. cambios?.Leonidas.- Flora, para serte franco, no puedoasegurar nada. Eso lo maneja el director.Dialogan un poco más y luego se despiden.Armando.- Doctora Florita ¿buenas noticias?.Flora Eulalia.- (Visiblemente nerviosa). Eldoctor no me aseguró nada.María.- Lo mejor es esperar.Flora Eulalia.- Creo lo mismo.Terminan la reunión y Flora Eulalia baja alparqueadero toma su auto dirigiéndose a lacasa a almorzar. Por la tarde no regresa. Alotro día Armando recibe la noticia que seencuentra hospitalizada.Leonor.- Don Armando, habla con la mamáde Flora Eulalia, ella está muy enferma tuvouna subida de azúcar y tuvimos quehospitalizarla, le manda decir que se hagacargo de la División.
  62. 62. Armando.- ¿Cómo sucedió doña Leonor?.Leonor.- Estaba buenamente cuando sintióun dolor de cabeza y cayó al sueloinconsciente.Armando.- Dígale que no se preocupe, yoasumo la responsabilidad. ¿En qué clínica seencuentra?.Leonor.- En la clínica Central. (Se despide ycuelga).Armando.- Clemencia venga un momentoque la necesito.Clemencia.- Si señor.Armando.- Dígale a María que firme todos losdocumentos que salgan de la División, me voya visitar a la jefe que está hospitalizada.Clemencia.- ¿Se puede saber que ocurrió?.Armando.- Al parecer fue una subida deazúcar. Clemencia no quiero que por ningúnmotivo se enteren los demás funcionarios. Mey la llamo más tarde para saber como estátodo por aquí (sale de la oficina).Renata.- ¿Qué es todo este rebullicio que hayen la oficina?.
  63. 63. Clemencia.- Te lo voy a decir pero meprometes que vas a guardar el secreto.Renata.- Te lo prometo. ¿Qué sucedió?.Clemencia.- Que la señora tuvo una subidade azúcar y está hospitalizada.Renata.- Pobre señora, ojalá se recupere.¿Qué la pondría así?.Clemencia.- Yo creo que fue de pensar quela sacaran de la jefatura.Renata.- Eso es lo más probable, tal vez sepuso a pensar que la despojarían del cargo yal verse disminuidos sus ingresos tuvo quehaberla enfermado.Clemencia.– Y con lo acostumbrada que estáa dar órdenes, ese rumor tuvo que haberlaimpresionado. Me da pesar con ella, deberíaentender que el puesto no lo tieneescriturado.A pesar de la recomendación de Armando, la
  64. 64. noticia se riega como pólvora entre todos losfuncionarios y aunque la gran mayoría no laaprecia le desean pronta mejoría enviandoflores. En escena aparecen algunosfuncionarios llevando ramos de rosas yclaveles a la casa de Flora Eulalia. Escena III: De regreso a la oficina.Aparece en el escenario un calendario degran tamaño, donde alguien pasa las hojaspara que el espectador comprenda que hantranscurrido varias semanas. Flora Eulalia sedirige radiante de regreso a su oficina y reúnea los funcionaros.Flora Eulalia.- Agradezco a todos el haberestado pendiente de mi y quiero decirles queya me encuentro mejor y con ánimo paratrabajar.Algunos aplauden y luego se retiran a sus
  65. 65. puestos.Camila.- Por lo menos la señora estácalmada y no la ha emprendido contranadie.Flor Esther.- Ella sabe que si se altera saleperjudicada.Camila.- Pueda ser que ese campanazo dealerta le sirva para cambiar su actitudarrogante para con nosotros.Flor Esther.- Se ve que no la conoces, encualquier momento se olvida de lo sucedido yvuelve a ser la misma de siempre.Camila.- Ojalá nos deje trabajar en paz.El comportamiento de Flora Eulalia en los díassiguientes es muy apacible, saludaalegremente a los funcionarios hasta que undía...Flora Eulalia.- ¡Camila!, ¡Camila!, venga que lanecesito. (Grita desde su oficina).Camila.- (Temblando). ¿Sí doctora?.
  66. 66. Flora Eulalia.- ¿Dónde está la carpeta con losacetatos?.Camila.- Doctora esa carpeta la tiene ladoctora Galindo.Flora Eulalia.- Dígale que la envíeinmediatamente y de paso llame a Danielque lo necesito.Camila.- Si señora.Flora Eulalia. (Enfatiza) . ¡Doctora!.Camila.- (Corrige). Si doctora.Por teléfono:Camila.- Daniel lo necesita la jefe.Daniel.- ¿Qué querrá ahora?. Se acabó ladicha.Camila.- No se.Daniel se dirige rumbo a la oficina de FloraEulalia y toca suavemente en la puerta.
  67. 67. Flora Eulalia.- Siga.Daniel.- Buenos días.Flora Eulalia.- (Frunce el seño). Siéntese. Danielestoy muy preocupada por su desempeño, enel tiempo que lleva en la División no he vistomayores resultados en su labor.Daniel.- Le parece poco que lleve lasestadísticas, efectué auditorias, proyecteoficios, dé respuestas...Flora Eulalia.- Si, pero veo que le falta máscompromiso. Los informes no los entrega atiempo.Daniel.- Los jefes de grupo no los entregancuando corresponde, para consolidarlos.¿Qué puedo hacer?.Flora Eulalia.- Presionar para que se los envíen.Daniel. (Con tono de reproche). Pero si austed no le hacen caso...Flora Eulalia.- ¿Cómo que no me hacencaso?. ¿Pone en duda mi autoridad?. Deahora en adelante me voy a encargar deque se los entreguen a tiempo. (Dialogansobre otros temas de la oficina y luego Danielse retira contrariado).
  68. 68. Camila.- ¿Qué te dijo?.Daniel.- Las mismas cosas de siempre. Esaseñora no cambia. Otra vez estáinsoportable, se altera con nada.Cae el telón. ACTO IV Escena I: Empleados temporales.Filadelfo envía varios funcionarios temporalesa la División de Flora Eulalia para que sirvande soporte. Sube el telón y en un costado delescenario aparece Flora Eulalia en su oficina,al otro extremo aparece Camila dialogandocon algunas personas.
  69. 69. Hernando.- (Tomando la palabra).- Por favor¿la doctora Flora Eulalia?Camila. -¿Quién la necesita?.Hernando. -Dígale que de parte de losempleados temporales enviados por el doctorFiladelfo.Camila. Siéntense por favor.Al poco tiempo.Flora Eulalia.- Que sigan.Todos.- Doctora buenas tardes.Flora Eulalia.- Buenas tardes.Hernando.- El doctor Filadelfo nos envío paraque apoyemos en las labores de la División.Flora Eulalia.– A buena hora llegan porquetenemos trabajo represado. Camila llame aldoctor Botero y dígale que venga enseguida.A los cinco minutos llega Armando.
  70. 70. Armando.- Buenas tardes (saluda a FloraEulalia con beso en la mejilla).Flora Eulalia.– Armando, te presento a losnuevos funcionarios.Armando.- ¿Cómo están?.Flora Eulalia.- Necesito que los entrenes muybien.Armando.- Ya mismo los pongo a practicar.Armando sale de la oficina acompañado porlos nuevos funcionarios.Armando.- Hernando ¿así te llamas verdad?.Hernando. Si doctor.Armando.- ¿Y, tú?Perla.- Mi nombre es Perla.Armando.- ¿Quién conoce mejor los sistemasinformáticos?.Perla.- Hernando doctor.Armando. ¿ Y cómo lo sabes?.
  71. 71. Perla.- (Poniéndose colorada de lavergüenza). Porque en las pruebas queefectuamos para ingresar a la institución sedestacó en el manejo de computadoras.Armando.- Bien, entonces Hernando te vas aocupar de incluir información en la base dedatos y tú Perla te encargarás de colocarsellos a la correspondencia que ingresa a laentidad.A las pocas semanas Perla y Armando llegana simpatizar.Perla.- Jefecito le provoca una empanada delas que traje?.Armando.- Gracias.Perla.- (Comiendo). Jefecito le voy a contarun chisme.Armando escucha atentamente.Perla.- Me he dado cuenta que Daniel se la
  72. 72. pasa haciendo diligencias personales, enestos momentos esta fuera de la oficina.Armando.- ¿De verdad? Me parece muy bienque me lo hayas comentado y cualquier otracosa que veas me mantienes al tanto.Perla.- Si jefecito.Armando se va de inmediato rumbo a laoficina de Flora Eulalia.Armando.- Doctora Florita, me acabo deenterar por Perla que Daniel no está en laoficina, se fue a realizar diligenciaspersonales.Flora Eulalia.- Ya me encargo de ese asunto.(Llama por teléfono).Tulio.- ¿Sí?, ¿dígame?.Flora Eulalia.- Tulio, páseme a Daniel.Tulio.- Doctora el salió un momento.Flora Eulalia.- Cuando regrese dígale quevenga a mi oficina que lo necesito.Tulio.- Yo le aviso tan pronto como lo vea.
  73. 73. Armando se retira de la oficina de FloraEulalia, al rato...Daniel.- ¿Me mandó llamar?.Flora Eulalia.- (Con aire imponente). Sí. Daniel,cómo es eso que usted está saliendo a hacerdiligencias personales en horas de trabajo.¿Quién lo autorizó?.Daniel.- ¿Quién le dijo eso?.Flora Eulalia.- Yo me entero de todo lo queocurre en la oficina.Daniel.- Salí por un momento a comprar unbolígrafo, porque no ha llegado el pedido.Flora Eulalia.- Cuando se vaya a ausentarcoménteme. Usted sabe muy bien que debedar ejemplo y permanecer en su puesto.Daniel.- Si, señora.Flora Eulalia.- Espero que no se repita esasituación.Cuando Daniel sale del despacho de FloraEulalia, lo aborda Clemencia.
  74. 74. Clemencia.- Daniel, Ven que quiero decirtealgo.Daniel.- ¿Sí?.Clemencia.- Cuídate de Perla. Ella fue quienle llevó el chisme a Armando. Es una farsante.Daniel. Te agradezco la información.En los días siguientes...Flora Eulalia.- Armando ¿cómo es posible quea estas alturas no me hayas entregado losinformes?.Armando.- (Con una sonrisa). Doctora Florita,esos informes debe presentarlos Perla, voyenseguida a ver que sucedió.Sale de la oficina.Armando.- Perla venga enseguida.Perla.- Ya voy jefecito.
  75. 75. Armando.- (Con tono autoritario). Perla ¿porqué no me ha pasado los informes?.Perla.- (Asustada). Usted no me había dichonada.Armando.- ¿Como así que no?, usted debesaber que todos los funcionarios tienen quepresentar informes. Vaya a hacerlosinmediatamente y no tarde, que la doctoralos solicita con urgencia. No olvide que supermanencia en la entidad depende de sudesempeño.Perla.- Ya voy jefe. El muy miserable seaprovecha que soy empleada temporal ydizque amiga suya. (Piensa).A los pocos días.Armando.- Perla necesito que apoye aDaniel. A partir de mañana se pone a susórdenes.Perla (seria). Si señor.
  76. 76. Al otro día.Perla.- Danielito vengo a trabajar contigo.Daniel.- Bienvenida.Clemencia.- (Aparte). Daniel, ahora si llegó tudesquite.Daniel.- (En voz baja). No me interesaperjudicarla, ya se dará cuenta de suequivocación.Clemencia. Lo dudo...Daniel.- En mi corazón no hay espacio para elodio. Yo separo los problemas de laspersonas, así no pierdo la objetividad.A los pocos meses llega un comunicado aldespacho de Flora Eulalia en el que Filadelfopide la “cabeza” de un funcionario temporalporque se precisa reducir el personal.Flora Eulalia.- Armando ¿a quiéncandidatizamos?.Armando.- Yo creo que a Perla, me pareceque no rinde lo suficiente en el trabajo.
  77. 77. Flora Eulalia.- (Cavilando). Yo me inclino porFelipe. Claro que habría que pensar cual deellos tiene menos influencias en la entidad.Armando.- A Perla la ayudó a entrar su primaque es jefe de División y no pesa mucho, encambio Felipe está recomendado por un altodirectivo.Flora Eulalia.- De todos modos voy a enviar eloficio al doctor Filadelfo con ambos nombrespara que él decida.Armando.- Me parece bien.Flora Eulalia.- (Proyecta un oficio). Camilapase éste borrador a limpio y mucho cuidadocon comentar su contenido. (Se lo entrega).Camila.- No se preocupe doctora.Al rato.Felipe.- Si, ¿dígame?.Camila.- Viejito póngase “las pilas” porqueFlora Eulalia lo incluyó en una lista de posiblescandidatos a salir de la entidad.
  78. 78. Felipe.- Gracias por ponerme enconocimiento, Camilita.El rumor de la salida de personal llega a oídosde todos los empleados temporales quienesse encuentran preocupados por su futuro, yaque más de uno costea los estudios con sutrabajo. Los chismes van y vienen por lospasillos y en vista de eso Flora Eulalia decidereunirlos.Flora Eulalia.- Los he llamado porque, comoustedes comprenderán, la entidad estáinteresada en reducir el personal temporal, sinembargo para su tranquilidad y de nuestraDivisión nadie va a salir. (Se escuchanaplausos y caras sonrientes). Espero que todossigan colaborando de la mejor maneraposible para beneficio de la entidad.Camila, Perla y Felipe se mirandesconcertados.Camila.- (En voz baja). Que vieja tan
  79. 79. mentirosa, acaba de pasar el oficio a Filadelfo con los posibles candidatos a desvincular. ¡Qué cinismo!. Flora Eulalia.- (Sonriendo). Muchas gracias ya pueden volver a sus labores. Armando hablando al oído a Flora Eulalia. Armando.- Me pareció bien lo que les dijo doctora Florita, así dejan las prevenciones.Pasan los días y por presiones políticas no se presenta el tan anunciado recorte de personal. Cambia la escenografía. Escena II: Medidas irrelevantes. Aparece Flora Eulalia con Armando, Daniel y María reunidos en la sala de juntas de la División. Flora Eulalia.– En vista del exceso de trabajo
  80. 80. que se viene presentando, Daniel va a apoyaral grupo de Armando, para eso he tomado ladecisión de crear un grupo informal conpersonal a su cargo que dependa de laDivisión. ¿Alguna pregunta?.Nadie objeta, charlan sobre algunosproblemas que se han venido presentando yal rato todos vuelven a sus actividades.Perla.- (Habla con Daniel). Armando si que lasupo hacer, si antes no trabajaba ahora sí quemenos.Daniel.- ¿Qué pasó entre ustedes dos?.¿Acaso no eran tan buenos amigos?.Perla.- Ese tipo es un falso no hace sino culpara sus subalternos por lo malo que sucede enel grupo, se aprovecha de su posición. Apropósito Daniel, ¿si sabes que tu jefatura notiene incentivos económicos.Daniel.- A mi no me preocupa eso, lo únicoque me interesa es cumplir con mi deber.Además tengo en mente otras cosas másimportantes.En eso llama Flora Eulalia.
  81. 81. Flora Eulalia.- (Por teléfono). Daniel no seolvide imprimir los listados con la informacióndel aplicativo.Daniel.- Eso requiere de mucho papel.Flora Eulalia.- No importa, necesito esainformación. (Cuelga).Perla.- (En voz baja). Me imagino que es esaseñora otra vez.Daniel.- No te equivocas, definitivamente nosabe que ordenar, ahora se le ocurrió la“brillante idea” que imprima todos los listadosdel aplicativo. Ponte a pensar el despilfarrode insumos sabiendo que la División deinformática podría generar copias ymantenerlas guardadas en mediosmagnéticos para consulta, ademásconociéndola como la conozco se que no seva a tomar el trabajo de leerlos, lo másseguro es que los deje por ahí tirados. En fin,mejor me pongo a hacer lo que pide paraevitar complicaciones.Perla.- Ya entendí, me estas echando, ya mevoy. (Se dirige a su puesto).
  82. 82. Perla se va para su escritorio. Al otro día, bientemprano...Flora Eulalia.- (Por teléfono). Daniel necesitoque proyecte un informe cualitativo de lospuestos de trabajo.Daniel.- Eso ya se está haciendo.Flora Eulalia.- Sí, pero necesito que sea másamplia la información.Daniel.- No se me ocurre que más puedaagregarle.Flora Eulalia.- En el informe incluya cuantosdocumentos fueron recibidos a diario, porqué funciona....Daniel.- Jefe ese no es un informe cualitativo,es cuantitativo.Flora Eulalia.- Bueno, bueno, en todo caso lonecesito. (Cuelga).En la oficina de Flora Eulalia.Flora Eulalia.- ¿María me puedes acompañaral medio día a hacer unas compras?.
  83. 83. María.- Por supuesto que sí doctora, de paso vamos a un restaurante donde preparan unas comidas deliciosas. Yo invito. Flora Eulalia.- Gracias. Al rato salen las dos muy campantes y entra en escena Javier haciendo ademanes burlescos.Javier.- Allá van las dos alegres comadres.Se observa en el escenario un grupo de funcionarios que se hallan reunidos haciendo comentarios. Diana.- Se siente un fresco cuando no están esas brujas. Javier.- Donde va la una, va la otra. Laurentino.- Son inseparables. Blanca.- Milagro que se quedó Armando. Manuela.- (Mofándose) . Y ¿a qué será?, ¡pues a vigilarnos!. Carlos.- Armando es pasable, no sale de su oficina por estar hablando por teléfono. Todos ríen. Cae el telón.
  84. 84. ACTO V Escena I: Discusión.Al subir el telón, Flor Esther irrumpe en la oficina de Armando, en su rostro se ve la contrariedad. Flor Esther.- Está llegando mucho trabajo y nadie me colabora. Armando.- Usted siempre quejándose por todo. Flor Esther.- Como no me voy a quejar si no doy abasto con tanto trabajo, mientras que otros no hacen nada. (Lo observa de reojo). Armando.- Tómelo con calma. Flor Esther.- ¡Tómelo con calma!, ¡tómelo con calma!. Como si esa fuera la solución. Armando. ¿Qué puedo hacer si no hay personal disponible?.
  85. 85. Flor Ester.- Yo no sé, pero si no me brindaapoyo voy donde la jefe Flora Eulalia para vercomo soluciona el problema.Armando.- Esta bien, esta bien, ya envío aalguien para que la ayude. (Se incorpora dela silla y va en busca de un funcionario).Renata.- Bien hecho, esa es la única manerapara que nos ponga atención.Flor Esther.- Eso si mijita, como no tengo pelosen la lengua, no me da miedo decir laverdad.Al rato llega apoyo y..., días después.Flora Eulalia.- Camila dígale a Flor Esther quevenga.Camila.- Enseguida doctora.Al momento.Flor Esther.- ¿Me mandó llamar doctora?.
  86. 86. Flora Eulalia.- (Con actitud arrogante). Si FlorEsther, he recibido quejas de usted.Flor Esther.- (Desafiante). Yo se de quien, perosi mi trabajo no la satisface pida mi cambio.Flora Eulalia.- No me conteste de esa manera.Flor Esther.- Como no soy el santo dedevoción de Armando...Flora Eulalia.- Su actitud no me gusta.Flor Esther.- ¡No me levante la voz!Flora Eulalia.- ¡No me grite!Flor Esther.- Usted es quien está gritando.Los funcionarios se acercan a escuchar lo quesucede en la oficina de Flora Eulalia.Renata.- (En voz baja). Me parece bien quecoloque a esa señora en su sitio.Clemencia.- Si, pero ahora no sabe el lío enque se está metiendo.Diana. - Esa es la única forma para que dejesalir al personal de la División, porque por lasbuenas no se consigue nada.
  87. 87. Manuela.- Dímelo a mí que he hecho variosintentos por salir de esta oficina y no hepodido lograrlo.Flor Esther, sale del despacho de Flora Eulaliavisiblemente alterada. A la semana siguiente...Magda.- Buenos días Camila, ¿dóndeencuentro a Flor Esther?.Camila.- En aquel cubículo (señala).Magda.- Buenos días Flor Esther .Flor Esther.- Buenos días doctora Magda, ¿mebuscaba?.Magda.- Si, vengo a notificarla de su trasladoa otra División.Flor Esther.- Que buena noticia por fin voy asalir de aquí.Firma la resolución, en su rostro hay alegríaMagda.- Tiene diez días para posesionarse ensu nuevo cargo.
  88. 88. En ese mismo momento en la oficina de FloraEulalia.Teobaldo.- ¿Si, con quién?.Flora Eulalia.- Con Flora Eulalia.Teobaldo.- ¿Como está doctora?.Flora Eulalia.- Bien Doctor Teobaldo. Lo llamopara comentarle que la funcionaria Flor Estherva a ser trasladada para su oficina, se tratade una persona conflictiva, sugiero que latenga en constante supervisión.Teobaldo.– Voy a tener en cuenta surecomendación y le agradezco lainformación. (Cuelga).Al rato.Flora Eulalia.- Siga y siéntese Flor Esther, la hellamado porque tengo copia de su traslado ynecesito que entregue todos los elementos asu cargo.Flor Esther. Si señora, estoy en eso.
  89. 89. Flora Eulalia.- En todo caso le deseo éxitos en su nueva labor. Flor Esther. Gracias. Vieja hipócrita (pensó). Escena II: La queja.A la entidad comienzan a ingresar estudiantes de varias universidades que vienen a realizar sus prácticas. En el escenario aparece uno de ellos dialogando con Flora Eulalia. Arturo.– Doctora Flora Eulalia, vengo de la universidad “Z” a efectuar prácticas. Flora Eulalia.- Muy bien, preséntese a la oficina del doctor Armando para que le asigne tareas. Arturo.– Muy bien, doctora. Arturo se retira mientras Flora Eulalia se comunica con Armando.
  90. 90. Flora Eulalia.- (Por teléfono). Armando paraallá va Arturo un practicante enviado por eldoctor Filadelfo, colócalo a empacar lacorrespondencia.Armando.- Como diga doctora Florita.En ese momento Clemencia ingresa a laoficina de Armando para anunciar a elpracticante.Clemencia.– Don Armando lo necesita elseñor Arturo.Armando.– Dígale que siga.Arturo.- Buenos días doctor Armando, minombre es Arturo, vengo de la universidad “Z”a realizar prácticas. Soy estudiante de décimosemestre de derecho.Armando.– Arturo, en este grupo tenemosbastante trabajo y quiero que apoye la laborde empaque y envío de correspondencia.Arturo.- Si señor.
  91. 91. A los pocos días llega a la oficina de FloraEulalia un correo devuelto.Flora Eulalia.- ¿Quién envió estacorrespondencia?.Armando.- Fue Arturo.Flora Eulalia.- Que venga enseguida.Armando.- Ya te lo mando.A los pocos minutos.Flora Eulalia.- ¿Usted envió estos sobres?Arturo.- (Un tanto asustado) . Si doctora.Flora Eulalia.- (Con tono acusador). ¿Cómo sele ocurrió enviarlos sin mi firma?. No sea tanirresponsable.Arturo.- A mi nadie me indicó nada. Ademáscreo que merezco respeto.Flora Eulalia.– (Enojada). Ponga más cuidadoen lo que hace y retírese de mi presencia.
  92. 92. Arturo.– Pero...Flora Eulalia.–(Enseñándole la salida). No mediga nada más y salga.Una vez sale de la oficina de Flora Eulalia,Arturo se dirige al despacho de Filadelfo.Aurora ¿En que puedo servirle?.Arturo.- Deseo hablar con el doctor Filadelfo.Aurora.– Un momento.Al rato…Filadelfo.- Dígale que siga.Arturo.- Doctor Filadelfo, le agradecería si mecambia de ubicación, no deseo seguirlaborando en la División la doctora FloraEulalia. Esa señora es muy altanera, noescucha razones, además me puso aempacar correspondencia. Yo creo que enesa labor no se aprende nada.
  93. 93. Filadelfo.- No se preocupe, yo me encargo dereubicarlo.Una vez sale Arturo del despacho de Filadelfo,llama por el teléfono interno a Flora Eulalia y lehace una llamado de atención por su falta detacto con el practicante. Se apagan las lucesdel escenario. Escena III: Cuestión moral.Se ilumina nuevamente el escenario yaparece Tulio conversando animadamentecon Daniel sobre dos nuevas practicantes queacaban de llegar al grupo.Tulio.- Daniel ¿no te parece que las dospracticantes que llegaron al grupo están muyqueridas?Daniel. Si, están bien atractivas.Tulio.- ¿Qué tal si las invitamos a almorzar?.
  94. 94. Daniel.- Me parece bien, así las conocemosmejor.En el almuerzo.Laura.- Mi nombre es Laura y estudiosecretariado contable.Lina.- El mío es Lina, estudio auxiliar de oficina.Tulio.- Son unas chicas muy simpáticas.Daniel. Tu lo has dicho.Conversan de varios temas llegando acongeniar rápidamente. Una vez terminan dealmorzar, salen del restaurante rumbo a laoficina. Daniel coloca su mano sobre elhombro de Lina en muestra de confianza. Asíllegan hasta la oficina. A Flora Eulalia laentera Pablo un funcionario del grupo deMaría, que Daniel y Tulio están saliendo conlas practicantes.Pablo.- Doctora Flora Eulalia, vi a Daniel
  95. 95. abrazando a Lina la practicante.Flora Eulalia.- (Indignada) . ¿Cómo así? .Pablo.- Así como lo oye doctora.Flora Eulalia.- Pablo gracias por lainformación, me mantienes al tanto decualquier otra cosa que suceda.Pablo.- Como usted diga doctora.Al rato.Flora Eulalia.- Daniel, venga enseguida quenecesito hablar con usted sobre un asunto desuma importancia.Daniel.- Enseguida voy.A los pocos minutos.Flora Eulalia.- Me he enterado que estásaliendo con Lina, y no me parece bien que laesté abrazando y menos en la oficina.Daniel.- Yo no la estaba abrazando, solocoloqué mi mano en su hombro, cuandoveníamos de almorzar.Flora Eulalia.- No me parecen bien esas
  96. 96. confiancitas, acuérdese que una vez sepresentó la queja de una funcionaria queusted estuvo molestando.Daniel.- El de esas fue Rodolfo que no saberespetar.Flora Eulalia.- En todo caso no quiero queacose al personal.Daniel.- (Molesto). ¿Cuál acoso?.Flora Eulalia.- (Amenazante). En todo casoespero que no se vuelva a repetir esasituación, o con toda la pena me veréprecisada a sacarlo de la División.Daniel se retira indignado.Tulio.- ¿Que pasó?.Daniel.- Alguien le fue con el cuento a la viejaque estábamos almorzando con laspracticantes.Tulio.- ¿Y eso que tiene de malo?.Daniel- Con lo mojigata que es esa señora.Tulio.- Tuvo que haber sido Pablo, que está
  97. 97. metiendo las narices donde no le importa.En eso se acercan Lina y Laura.Lina. ¿Qué sucede Daniel?.Daniel.- La vieja me reconvino porque segúnella te estaba asediando.Lina.- Y si así fuera, ¿a ella que le interesa?.Tulio.- Le prohibió tener confianza conustedes, pero eso si, no se acuerda quecuando llegó Daniel a la División, no sabíadonde colocarlo.Lina.- Vieja amargada, está envidiosa porquea ella no la invitan.Laura.- Así son esas solteronas.Tulio.- Daniel, viéndolo bien deberías invitarlaa almorzar con eso así deja de presionartanto, ja,ja,ja.Daniel.- ¿Cómo se te ocurre?. Tengo malosratos pero no malos gustos. Mejor vamos atrabajar.
  98. 98. Se baja la intensidad de las luces en elescenario y cae el telón. ACTO VI Escena I: La auditoria.Al iluminarse completamente el recintoaparece Dionisio, un funcionario de laContraloría, explicando a Flora Eulalia elmotivo de su visita.Dionisio.- Doctora Flora Eulalia, permítamepresentarme, mi nombre es Dionisio y acabode conversar con el doctor Filadelfo, quienme autorizó para efectuar una revisión de losdocumentos que reposan en la División a sucargo.Flora Eulalia.- Por supuesto que sí, no hayningún inconveniente y bienvenido. Cualquier
  99. 99. cosa que necesite no dude en solicitármela.Voy a acondicionarle una oficina.Dionisio.- Gracias. Doctora.Dionisio comienza el proceso de auditaje y ala semana de estar laborando...Dionisio.- Doctora he encontrado algunasinconsistencias que deseo verificar con usted.Flora Eulalia.- ¿De qué se trata?.Dionisio.- (Leyendo el informe). He encontradocorrespondencia represada, los informes noconcuerdan. Documentos de usuarios enescritorios y nadie se responsabiliza de ellos.Flora Eulalia.- No puede ser. (Se ponehistérica). Doctor permítame una copia delinforme, yo me encargo personalmente dehacer los correctivos.Dionisio.- El problema es que debo rendir uninforme el próximo viernes.Flora Eulalia.- No se preocupe doctor, demeplazo hasta el jueves para hacer los ajustes
  100. 100. del caso.Una vez sale Dionisio del despacho, FloraEulalia la emprende contra los funcionarios, sereúne primero con los grupos de Armando yMaría y los recrimina por las anomalíasseñaladas en el informe de la Contraloría.Flora Eulalia.- (En la oficina de Armando).Armando, (enseñándole el informe) ¿cómo esposible que se presente este tipo desituaciones en mi División?.Armando.- (Con una risita socarrona). DoctoraFlorita, permítame el informe, María y yovamos a averiguar que pudo suceder.Flora Eulalia.– (Amenazante). Primero, voy amostrarlo a los otros funcionarios y espero queme tengas soluciones para el jueves porquedebo rendir un nuevo informe.Armando.- (Un tanto inquieto). No sepreocupe doctora Florita.Flora Eulalia se reúne con el grupo que dirige
  101. 101. Daniel.Flora Eulalia.- Se están presentando gravesirregularidades en la División y necesito quetodos, absolutamente todos se pongan en latarea de depurar y archivar lo que tenganpendiente, no quiero ver documentos por ahítirados.Perla.- (En voz baja). Qué nos viene a decir sitodo está en orden. Más bien que vaya a suoficina a organizar ese relajo de documentosque tiene sobre el escritorio pendientes porgestionar.Daniel.- ¿De que irregularidades habla?.Flora Eulalia enseña el informe.Daniel.- (Con voz firme). Siento decirle quenada de eso atañe a mi grupo.Flora Eulalia.- De todas formas hay que revisar.Perla.- Doctora ¿qué revisamos?, si todo estáal día.Flora Eulalia.- (Mirándolo con disgusto).
  102. 102. Entonces apoyen a los otros grupos.Daniel.- Nosotros siempre hemos colaborado ynunca solicitamos ayuda.Flora Eulalia.- En todo caso no quiero ver anadie fuera de su puesto de trabajo (se retira).Tulio.- Vieja loca, los funcionarios a cargo deArmando y María cometen lasequivocaciones y viene a emprenderlacontra nosotros.Perla.- Como Armando se la pasa todo el díahablando por celular, no tiene tiempo paraver lo que hacen sus subalternos.Daniel.- Ese grupo si que está en un completodesorden.Tulio.- Pero a él, si no le dice nada.Perla.- (Con tono de reproche). Que le va adecir, si cada rato le extiende invitaciones aalmorzar o le trae regalitos.En el despacho.Flora Eulalia.- Camila no quiero que nadie me
  103. 103. interrumpa, voy a estar trabajando.Camila.- ¿Si llega algún usuario?.Flora Eulalia.- Que lo atienda Armando oMaría.Al instante.Flora Eulalia.- (Buscando en su papelera).¿Qué haría el informe que me entregó eldoctor Dionisio?. Será que lo tiene Armando oDaniel?. Camila llame a Armando ypregúntele si él tiene el informe de laContraloría.Al momento.Camila.- Armando dice que no lo tiene.Flora Eulalia.- Entonces pregúntele a Daniel.Al rato.
  104. 104. Camila.- Tampoco lo tiene.Flora Eulalia.- ¿Dónde lo dejaría?. Camilacomuníqueme con el doctor Dionisio.Al momento...Dionisio.– Dígame.Flora Eulalia.- (Sonriente). Doctor que penamolestarlo, me podría regalar otra copia delinforme, no se que se hizo el que me dio. ¿Lopuede enviar por la red?.Dionisio.- No se preocupe doctora, ya se loenvío.Flora Eulalia.- Gracias doctor.Una vez lo recibe Flora Eulalia procede aenviarlo a Armando y María respectivamentepara que efectúen el nuevo informe. Llega eljueves y...Flora Eulalia.- (Observa las cifras). Pero no
  105. 105. concuerdan.Armando.- No se ¿qué pudo suceder?.María.- Tiene que haber sido error de laoficina de Planeación.Flora Eulalia (Alterada). ¿Ahora que le voy adecir al doctor Dionisio?. Camila llame aldoctor Dionisio y dígale que si por favorpuede venir un momento.Camila.- Enseguida doctora.Al poco tiempo.Dionisio.- ¿Cómo están todos?. Bien(contestan con tono vacilante).Flora Eulalia.- Doctor Dionisio, lasinconsistencias tienen que ser de la Oficina dePlaneación. (Los demás presentes asintieroncon la cabeza).Dionisio.- Ellos afirman que la información es lamisma que ustedes les suministran. De todasformas voy a rendir el informe así como estáporque ya no hay tiempo para másmodificaciones.
  106. 106. Flora Eulalia.- (Preocupada). Voy a proyectarun memorando para que en lo sucesivo no sevuelvan a repetir estos inconvenientes.A los pocos días Filadelfo se entera delinforme de la Contraloría y llama la atencióna Flora Eulalia en tono enérgico, por no darleun manejo apropiado a los asuntos de laDivisión. Escena II : Actitud disociadora.Aparece en escena Camila frente al escritoriode Flora Eulalia presentándole una solicitud.Camila.- (Con determinación). Doctoradeseo irme para otra División.Flora Eulalia.- (Irritada). Camila usted sabeque para solicitar cambio debe traerreemplazo. No entiendo ¿por qué se quiereir?.
  107. 107. Camila.- Porque aquí no hay nada más queaprender.Flora Eulalia.- ¿Cómo que no hay nada queaprender?. Aquí hay mucho que hacer.Camila.- Esa es la verdad.Flora Eulalia. Lo siento pero no la puedo dejarir porque me quedo sin secretaria, además nohay personal disponible.Camila.- Si usted no me facilita el traslado,hablo con el administrador.Flora Eulalia.- (Haciendo cara de desagrado).Como guste.Una vez sale Camila de su oficina...Flora Eulalia.- Doctor Filadelfo, lo llamo porquehay una funcionaria que en este momento vapara su despacho a solicitar su traslado yusted sabe que no cuento con suficientepersonal para dejarla ir. Además si se loconcede, más de uno va a querer hacer lomismo.Filadelfo.- No te preocupes, yo me encargo
  108. 108. de manejar este asunto.Al rato ingresa Camila a la oficina deFiladelfo.Aurora.- Doctor, Camila desea hablar conusted.Filadelfo.- Dígale que espere un momento(después de transcurrido un tiempo la recibe).Camila.- ¿Como está doctor Filadelfo?, vengoa solicitarle un favor.Filadelfo.- ¿De qué se trata Camila?.Camila.- Deseo pedir mi traslado.Filadelfo.- ¿Por qué te quieres ir?Camila.- Estoy cansada de trabajar con ladoctora Flora Eulalia, ella por todo meregaña, además quiero aprender otras cosas.Filadelfo.- Entiendo tu situación, pero en estemomento no puedo prometerte nada,déjame ver si más adelante puedo haceralgo por ti.
  109. 109. Camila.- Doctor agradezco lo que puedahacer al respecto. (Se despide y sale de laoficina de Filadelfo).Entre tanto en la oficina de Flora Eulalia:Pablo.-¿Doctora puedo entrar? (toca en lapuerta que estaba entreabierta).Flora Eulalia.- Sigue Pablo.Pablo.- Doctora me enteré que hay un grupode funcionarios que va a enviar una carta aladministrador solicitando que la cambien.Flora Eulalia.- (Asustada). ¿Cómo?,¿quiénes?.Pablo.- No se exactamente quienes, pero...Flora Eulalia.- Voy a reunirlos inmediatamente.Sale Pablo de la oficina y Flora Eulalia porintermedio de Armando procede a llamar alpersonal.Flora Eulalia.- Los he reunido porque me
  110. 110. acabo de enterar que hay una carta queestá circulando por la oficina pidiendo mitraslado.Se escucha un murmullo.Armando.- Silencio por favor.Flora Eulalia.- Me causa extrañeza queasuman tal posición, máxime cuando los hetratado consideradamente.Renata.- (En voz baja). ¿Consideradamente?.Es una arpía.Flora Eulalia.- Díganme quien está inconformecon el trato que se le está dando.Todos guardan silencio por miedo a lasrepresalias.Flora Eulalia.- (Sonriente). No se comporten deesa manera, lo mejor es que trabajemos enarmonía. Si tienen algún inconveniente, entretodos lo podemos solucionar.Renata.- (Inclinándose y con tono irónico). Lo
  111. 111. único que sabe es gritar y maltratar a lagente.Diana.- (En voz baja). Ahora si esta dando subrazo a torcer.Daniel.- (En voz baja). Mientras calma losánimos y evita que la acusen con eladministrador. Ella es de las que practicaaquello de "divide y reinarás". Además sabeque no le conviene otra queja con eladministrador.Termina la reunión y los que habían fraguadoel plan para deponerla decidieron destruir lacarta en la cual acusaban a Flora Eulalia desus continuos abusos, lo hicieron por miedo aldarse cuenta que ella estaba enterada de susintenciones.Por algunas semanas Flora Eulalia estuvocalmada, incluso saludaba a diario alpersonal, luego arremete contra Camilacolocándola a hacer oficios que luegocorrige con estilógrafo para que los vuelva arepetir una y otra vez, recriminándolaconstantemente. Al final opta por enviarla algrupo que dirige María para no darle gustode salir de la División.
  112. 112. Flora Eulalia.- (Por teléfono). Pongo a tudisposición a Camila.María.- (Con tono mal intencionado). No sepreocupe doctora, aquí le tengo un trabajitoque la va a tener bien ocupada.Flora Eulalia.- En su reemplazo mándame aRenata para que me sirva como secretaria.(Cuelga).Cuando Renata se entera del cambio lloraamargamente, lo propio hace Camila. Seretiran abrazadas del escenario. Escena III: La AversiónFlora Eulalia hace su arribo a la oficina con unsemblante radiante y pasa por cada escritoriosaludando al personal.Flora Eulalia.- Buenos días tengan todos (vapor las oficinas).
  113. 113. Diana no contesta y al contrario hace malacara.Flora Eulalia.- (En la oficina de Armando).Armando, esa muchachita Diana no meagrada.Armando.- A mi tampoco.Flora Eulalia.- Pongámosla a atender público.Armando.- A ella no le agrada esa labor.Flora Eulalia.- Un tanto mejor, así se tendráque acostumbrar.Armando.- Ya que la doctora está haciendocambios, ¿por qué no ponemos también aAna?.Flora Eulalia.- Me parece buena idea, asípermanece más tiempo en su puesto detrabajo. Diles que vengan.Armando.- Enseguida doctora.Al rato.
  114. 114. Flora Eulalia.- Diana y Ana, necesito que apartir de mañana pasen a ventanilla, allí serequiere personal de apoyo.Diana no hace ningún comentario, su rostrode contrariedad lo dice todo.Ana.- (Enfadada). Me da pena con usteddoctora pero yo no puedo, en la ventanilla sesale tarde y yo tengo que recoger todos losdías a mis hijos que salen del colegio.Flora Eulalia.- Podemos cambiar su horario deentrada.Ana.- (Con tono altanero). Lo siento doctorapero no acepto otro horario al establecido.Flora Eulalia.- (Sonriente). Bueno, bueno, yabuscaremos a alguien.Diana y Ana salen de la oficina.Diana.- No dejaste que te cambiara depuesto.Ana.- ¿Que tal?, a mi no me gusta atender
  115. 115. público.Diana.- No entiendo como la convenciste. Esaseñora con lo difícil que es.Ana.- Yo fui su secretaria y aprendí quehablándole fuerte se ablanda, así mismosucede con Armando. Ellos saben a quiensometer.Diana.- A mi no me quedó más remedio, lavieja me tiene entre ojos.Ana.- Eso te pasa por no pelear por tusintereses. (Se retira).Diana.- (Cavilando). Prefiero ser como soy yno abusar del trabajo como hace Ana, quecree que la entidad tiene la obligación dedarle permisos cada vez que se enferman sushijos. Si estuviera en la empresa privada otro"gallo cantaría".A los pocos días Flora Eulalia lee las quejasque había en el buzón de los usuarios yproyecta un memorando.Flora Eulalia.- Renata pase en limpio estememorando dirigido a Diana y no olvidedejar copia en su hoja de vida.
  116. 116. Renata. (Leyendo el memorando). Esta viejaquiere perjudicar a Diana, mejor voy aenterarla para que sepa a que atenerse.Diana.- Hola Renata ¿qué te trae por acá?.Renata.- Un memorando que te envía laseñora.Diana.- (Lo lee). Vieja miserable, lo que másme duele es que me acuse cuando la culpano ha sido mía. La queja la colocó un usuariomolesto porque no lo atendí con prontitud ycon la cantidad de gente que había en esemomento me fue imposible, además habíaque respetar el turno y él no lo hizo.Renata.- Yo de ti buscaría la forma de irmede aquí, de lo contrario te perjudica. Ycuando alguien le cae mal busca la formade atormentarlo.Diana.- Voy a hacer caso a tu consejo,hablaré con Orlando para que me pida.Se retiran del escenario echando pestescontra Flora Eulalia.Cae el telón.
  117. 117. ACTO VII Escena I: La enfermedadSube el telón y aparece Renata enterando aFlora Eulalia de la calamidad presentada conla hermana de Tulio.Renata.- Doctora llamó la mamá de Tuliopara informar que él no pudo venir porque seaccidentó su hermana y al enterarse tuvo queir al hospital.Flora Eulalia.- ¿Qué le pasó a la hermana?.Renata.- Al parecer sufrió un accidenteautomovilístico.Flora Eulalia.- ¿Fue grave?.Renata.- No se sabe.Flora Eulalia.- ¿Ella cómo se llama?.Renata.- Julieta.
  118. 118. Flora Eulalia- ¿Dónde la tienen? .Renata.- En la clínica de Occidente.Flora Eulalia.- Permítame el teléfono de Tulio.Renata.- Enseguida doctora.Procede a llamar a la clínica y se entera delestado de Julieta, posteriormente llama a Tulioa la casa.Flora Eulalia.- Tulio por favor.Al otro lado de la línea.- Un momento.Tulio.- Si, ¿diga?.Flora Eulalia.- Tulio, lo hallaba en la clínica,¿Qué hace en su casa?.Tulio.- (Sorprendido). Yo estuve allí.Flora Eulalia.- Yo llamé a la clínica y me dijeronque su hermana estaba fuera de peligro yque no había recibido visitas.Tulio.- Lo que sucede es que no me dejaronentrar por lo delicada que se encuentra.Flora Eulalia.- Entonces debió venirse para la
  119. 119. oficina.Tulio.- Ya era muy tarde.Flora Eulalia.- Ojalá se recupere pronto,mañana lo espero temprano.Tulio.- Gracias doctora. (Cuelga).La mamá de Tulio.- ¿Quién era?.Tulio.- La vieja Flora Eulalia, tuvo ladesfachatez de llamar y reprocharme por novolver a la oficina después que salí de laclínica. Por más que hubiera querido hacerloya no alcanzaba.La mamá de Tulio.- Se ve que esa señora escomplicada.Tulio.- Que si complicada. Negrera querrásdecir.A los pocos días y después de que lahermana de Tulio se encuentra bien. FloraEulalia llama a Tulio para solicitarle un favor.Flora Eulalia.- Tulio voy a pedirle el favor deque me colabore quedándose más tiempopara apoyar algunas labores que hay
  120. 120. pendientes por gestionar.Tulio.- No hay ningún problema. Ya me estácobrando el permiso. ( Piensa). Renata quien había hecho gestiones paracambiar de División, logra ser trasladadagracias a sus influencias, pasando por encimade la autoridad de Flora Eulalia quien se veobligada a colocar a Yolima en su lugar.Finaliza la escena con Tulio trabajando a altashoras de la noche, se observa un reloj depared al fondo del escenario. Al poco rato seapagan las luces. Escena II: Adulación.Al iluminarse nuevamente el teatro apareceYolima ocupando el puesto de secretaria. Nose cambia por nadie.Yolima.- (Con expresión alegre). Jefecita,buenos días.Flora Eulalia.- ¿Como está Yolima?.
  121. 121. Yolima.- Jefecita linda, ¿quiere que le pida untinto?.Flora Eulalia.– Gracias.Al rato:Yolima.- Me tomé la molestia de compraréstas galletitas para con el tinto. ¿Leprovoca?.Flora Eulalia.- (Seria). No, gracias.Yolima.- Permiso jefecita.Flora Eulalia.- Yolima tráigame la carpeta depublicaciones.Yolima.- Enseguida jefecita.Al momento:Yolima.- Jefecita aquí la tiene.Flora Eulalia.- ¿Dónde están las últimaspublicaciones?.
  122. 122. Yolima.– Todavía no han traído las copias.Flora Eulalia.- (Secamente). Pídalas.Yolima.- Enseguida jefecita.Llega el medio día.Yolima.- Jefecita linda, ¿le encargo elalmuerzo?.Flora Eulalia.- Hágame el favor.Yolima.- ¿Qué le provoca jefecita?.Flora Eulalia.- Un almuerzo vegetariano, meencuentro a dieta.Yolima.- Yo conozco un restaurante muybueno, se que le va a encantar.Transcurren los días.Yolima.- Jefecita, le presento a mi hija Tola,hoy no tuvo que ir al colegio y me insistiópara que la trajera.
  123. 123. Tola.- ¿Cómo está doctora?.Flora Eulalia.- ¿Ella es su hija?. Está bastantecrecidita.Yolima.- Así es jefecita.Flor Eulalia se retira a su despacho, Yolima sesienta y se pone a trabajar en lacomputadora, junto a ella se hace Tola. Eneso llega Rodolfo que va para la oficina deFlora Eulalia.Rodolfo.- ¿Tu hija, Yolima?Yolima.- Si.Rodolfo.- Está muy querida, ya está en edadde tener novio. (Pareciera que los ojos se lefueran a salir por entre los lentes de aumentoproducto de la ansiedad cuando tomó lamano de Tola para saludarla, ésta lo miró conrepugnancia).Yolima.- No sea asalta cunas.Rodolfo.- (En voz baja). Así es como megustan.
  124. 124. Yolima.- ¿Cómo?, ¿qué dice?.Rodolfo.- Nada, nada.Yolima.- Si, hágase el tonto y no vaya arespetar a mi hija.Rodolfo se pone colorado e ingresa rápido ala oficina de Flora Eulalia. Una vez sale, Yolimaentra a dialogar con ella.Yolima.- Jefecita linda, imagínese que Rodolfose puso a decirle morbosidades a mi hija.Flora Eulalia.- ¿Cómo así?, esas cosas no laspermito aquí, voy a hablar con él.Yolima.- (Seria). No sabe cuanto se loagradezco jefecita.Flora Eulalia.- (Por teléfono). Rodolfo, ¿qué eseso de estarle diciendo obscenidades a lahija de Yolima?.Rodolfo. (Atemorizado). Eso no es ciertodoctora, solamente estaba bromeando conella.Flora Eulalia.- Esas bromas son de mal gusto,
  125. 125. hay que aprender a respetar. Le prohíbo quevuelva a hacerlo.Rodolfo.- Si señora (cuelga).Daniel.- ¿Por qué esa cara?.Rodolfo.- La asolapada de la Yolima me echóa la guerra con la doctora Flora Eulalia, le dijoque yo estaba molestando a su hija.Daniel.- Es mejor que se cuide o terminasiendo señalado como sádico, ja, ja, ja. Yaconoces lo escandalosa que es esa señora,así es que mejor, no des motivos para que tesancione.Rodolfo.- En todo caso, la jovencita está muybuena.Daniel.- Yo la conozco y es bonita, pero ¿aqué padre le agrada que molesten a sushijos?.Rodolfo.- Se ve que es más coqueta.Daniel.- Está en la edad de la vanidad.Entre tanto en la oficina de Flora Eulalia.
  126. 126. Yolima.- Voy a almorzar, ¿se le ofrece algomás jefecita?.Flora Eulalia.- Por el momento no.Yolima.- Permiso jefecita.Flora Eulalia.- Vaya y no tarde, necesito quecuando llegue elabore unos oficios urgentes.Yolima.- (Sonriendo) . Como usted ordenejefecita.En ese mismo instante en la oficina deArmando.Armando.- (Pega un grito que se escucha entoda la oficina). Hernando ¿qué pasó con lainclusión de la correspondencia en elsistema?. ¡Está atrasada!.Hernando.- Doctor, yo he venido incluyendola información pero...Armando.- Pero nada, necesito que el trabajoesté al día.Hernando.- El sistema está caído. No tengo laculpa.
  127. 127. Armando.- Voy a verificar con informática.(Coge el auricular y llama).Ferney.- ¿Diga?.Armando.- Llamo para saber si en verdad hayfallas en el aplicativo.Ferney.– Así es. Estamos haciendo unos ajustesdesde hace varios días y por el momento nose puede consultar. Si estamos con suerte esposible que para mañana puedan hacerlo.Armando.- Le agradezco. (Cuelga).Armando.- (Ya más calmado). Hernando estépendiente.Hernando.- Si señor.En eso suena el teléfono celular de Armando.Armando.- Si, ¿diga?.Al otro lado.- ¿Qué más mi gordo?.Armando.- (Transformando su semblante).Espera un momento Pachito. Hernandopuede retirarse.Hernando.- Permiso doctor.
  128. 128. Armando no contesta y sigue hablando por teléfono, se escuchan sus risotadas.Clemencia.- (Dialoga con Blanca). Pobre Hernando.Blanca.- A toda hora lo grita.Clemencia.- Lo tiene como “ trompo de poner”.Blanca.- El si sabe para que se hizo la jefatura.Clemencia.- ¿Hasta cuando tendremos que soportarlo?.Blanca.- Hasta que San Juan agache el dedo.Clemencia.- (Sentenciando). El día que se vaya la vieja Flora Eulalia, sale a “volar”.Blanca.– No estés tan segura, porque a pesar de su ineptitud sabe intrigar y puede salir beneficiado. A la oficina de María, ingresa un funcionario, ésta se encuentra almorzando. Funcionario de otra División.- Doctora María, usted me podría colaborar. María.- (Con la boca llena ) ¿Qué quiere?. Funcionario.- Vengo a ver si me facilita un documento del usuario... María.- (Con aspereza). Pídalo mediante oficio. Funcionario.- Precisamente vengo para que me faciliten una fotocopia y así agilizar el trámite.
  129. 129. María.- (Con tono arrogante). Ustedes sabenque si no es con oficio no se puede.Funcionario.- ¿Cuánto demora?.María.- Tiene que esperar el turno que lecorresponda.Funcionario.- (Molesto). Pero somoscompañeros deberíamos colaborarnos. ¿Nocree?.María.- (Enojada) . No insista.El funcionario se retira perturbado rumbo a laoficina de Filadelfo a quien comenta losucedido.Filadelfo.- (Enfurecido). Aurora, llamainmediatamente a María y dígale que ¡leordeno que entregue las fotocopiasinmediatamente!.Aurora.- (Por teléfono). María el doctor lemanda decir que entregue las fotocopias alfuncionario que fue a solicitarlas.María.- (Asustada). Si señora. Enseguida se lasdoy.

×