¿CÓMO PUEDE EL SER HUMANO CONSEGUIR LA PAZ, LAFELICIDAD Y EL AMOR, EN UNA SOCIEDAD SIN VALORES?Pues ahora el paraíso, ha s...
Ven Señor a abrir nuestras puertas selladas, haz que salten porlos aires nuestras certezas y denuncia nuestros hábitos. Co...
Jesús abrió el camino de salvación y nos ha conducido a laMorada de Dios. Pero es preciso escuchar su voz y obedecerla.Que...
También ahora hay quien prefiere la oscuridad o la media luz; yes que la luz siempre compromete, pone en evidencia lo que ...
decepción, producen en las personas sentimientos de rechazo yfrustración, y con estos sentimientos es difícil disfrutar de...
Si realmente queremos ser hijos de la Luz, debemos detransformar todas aquellas regiones y áreas en donde existaoscuridad ...
Sin embargo, para comprender y sentir su vida y su obra, esnecesario que escuchemos desde de lo más profundo de nuestrocor...
Solamente aquella persona que es capaz de abandonar todo ycomenzar de nuevo, sin ese lastre que no le permitía avanzar yde...
Por lo tanto, debemos clamar diariamente lo siguiente: Padrenuestro damos por favor, tu Espíritu de Verdad, para que nosin...
humano, desenganchándolo de la oración, de la adoración, de lainterioridad, de la acogida de la Palabra.Ni siquiera se hab...
Te pedimos por todas aquellas personas que aún no le conocen,que por favor a través de tu Gracia y misericordia de apiades...
Por los que trabajan en el mundo a tu servicio, para que sutestimonio se haga transparente mediante la fe y la verdad de s...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La paz y la felicidad en jehova

590 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
590
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La paz y la felicidad en jehova

  1. 1. ¿CÓMO PUEDE EL SER HUMANO CONSEGUIR LA PAZ, LAFELICIDAD Y EL AMOR, EN UNA SOCIEDAD SIN VALORES?Pues ahora el paraíso, ha sido recuperado por Cristo resucitado,él mismo es la puerta y el paso obligado para llegar a Dios.Por eso dijo: “yo he venido para que tengan vida y la tengan enabundancia” (Jn. 6:10).Y esta vida abundante, que Jesús resucitado nos ofrece significaderribar las murallas de nuestros miedos, de nuestrascomodidades defendidas a capa y espada, de nuestros egoísmosque prefieren ser servidos que servir; significa abrir la puerta,pasar por Jesús, es decir, entrar a participar con él de su vidadivina, que es amor, libertad, comunión, fraternidad y vida enespíritu.Todo es nuevo después de la resurrección de Cristo, por ello seproclama como puerta a la felicidad y a la libertad plena en laobediencia a la voluntad de Dios.
  2. 2. Ven Señor a abrir nuestras puertas selladas, haz que salten porlos aires nuestras certezas y denuncia nuestros hábitos. Con elsoplo de tu Espíritu escudriña nuestro corazón: sé la brecha quenos permita salir de nuestros atolladeros, la puerta que abresobre la libertad y la vida.Ahora, la persona que en la paciencia y en la oración trate deimitar los rasgos del divino Rostro, ése oirá cómo se le dice: Hacemucho que estoy contigo; desde siempre eres como Dios, eres suhijo para siempre.Este es el cambio, la novedad. Una nueva vida en una criaturadiferente, las cosas viejas pasaron y todas las cosas son hechasnuevas. El corazón de piedra se ha convertido en un corazón decarne y de verdad.Y ahora, nuestra forma moral, es decir nuestra forma de actuar,consiste en afirmar que pertenecemos a Cristo y que nada nosarrancará de su mano.
  3. 3. Jesús abrió el camino de salvación y nos ha conducido a laMorada de Dios. Pero es preciso escuchar su voz y obedecerla.Que te alaben todos los pueblos, Señor, todos los pueblos.Dijo Jesús: “yo he venido al mundo como luz, y así el que cree enmí no quedará en tinieblas” Juan 12:45.Jesús, que se había llamado a sí mismo agua, pan, puerta,camino, verdad, vida, ahora se proclama “luz”.Quien tiene fe en él, lo bebe, lo come, entra por él, lo sigue, etc.,exigiendo al que lo sigue una decisión: con él o contra él. Jesúsha venido a salvar a las ovejas perdidas, a los enfermos queocupan un médico. El que no lo acepta él mismo se excluye de lavida.Cristo como luz sigue dividiendo a la humanidad a través degrupos de personas que han elegido seguir su camino y susenseñanzas. Cristo predica y habla de un Dios de vivos,asimismo también un refugio y sustento para el necesitado.
  4. 4. También ahora hay quien prefiere la oscuridad o la media luz; yes que la luz siempre compromete, pone en evidencia lo que hay,su injusticia y mediocridad, tanto lo bueno como lo malo.Pero Jesús como la luz, nos invita a dejarnos iluminar por supalabra de gracia, para que su luz penetre a los más tenebrososrecovecos y acabe con aquella oscuridad que nos condenaba yera por eso, que por andar en las tinieblas no podíamos encontrarla paz, el amor y la felicidad.Cristo como luz nos ofrece su transparencia, nos ofrecetransfigurar nuestro corazón, pero antes nos manda a cambiartodo cuanto entorpece nuestra vida: el egoísmo, la soberbia, lasinseguridades, el miedo y las necesidades inútiles que cadadía inventamos, todos esos sentimientos negativos impidennuestra relación con él.¿Por qué debemos cambiar nuestra conducta y nuestroshábitos inapropiados y negativos? Esto es necesario ya quelos pensamientos negativos y los sentimientos de rencor, ira y
  5. 5. decepción, producen en las personas sentimientos de rechazo yfrustración, y con estos sentimientos es difícil disfrutar de lascosas hermosas que ofrece este planeta tierra.Pero reconozcamos, que no hay rincón en donde él no puedaentrar, ni pequeñez que no pueda hacer crecer, ni empañado quepueda hacer relucir; aun cuando nuestros pasos en la fe sigansiendo vacilantes, su luz nos permite avanzar en la claridad haciael camino de Dios.Ser hijos de la Luz, significa caminar en la verdad, sin trampas.Significa caminar en el amor, sin odios o rencores “quien ama asu hermano permanece en la luz (1 Juan 2).Las tinieblas es tanto dejarnos manipular por el error, comoencerrarnos en nuestro egoísmo y no amar. Querer continuarviviendo con los viejos patrones de conducta inapropiados, quesolo traen amargura, infelicidad, desgaste físico y psicológico.
  6. 6. Si realmente queremos ser hijos de la Luz, debemos detransformar todas aquellas regiones y áreas en donde existaoscuridad o tinieblas, ocasionada por los miedos y la cobardía, elúnico camino son las buenas nuevas, las que nos conducen a laLuz de Cristo Jesús, y él nos ayuda a cambiar todo sentimiento ypensamiento negativo por sentimientos de amor, paz, alegría yfelicidad.Dijo Jesús: Les aseguro, que el criado no es más que su amo niel enviado más que el que lo envía. Puesto que saben esto,dichosos ustedes si lo ponen en práctica (Juan 13:16-17).La gran mayoría de las personas, actualmente cuando escuchanhablar de Jesús, consideran sus relatos como una historia más,que las diferentes culturas se han encargado de construir y quese van pasando de generación en generación hasta nuestrosdías.
  7. 7. Sin embargo, para comprender y sentir su vida y su obra, esnecesario que escuchemos desde de lo más profundo de nuestrocorazón. Pero sobre todo abrir nuestro corazón.Para comprender, las buenas nuevas es necesario deponer elintelecto y la razón, ya que los misterios del Reino de Dios nofuncionan desde la lógica y el pensamiento analítico y reflexivo,que usa la ciencia en las investigaciones científicas.Porque el intelecto cuestiona y siempre pide hechos concretos ypruebas fehacientes sobre el tema de investigación. Por lo tanto,para entender y comprender el evangelio se requiere de lasensibilidad y un corazón libre de teorías y de filosofías. Perosobre todo del cultivo de la fe.Un factor muy importante, que nos permite la comprensión de losmisterios del reino de Dios, es el amor, pero no el amor que estálleno de condiciones, de deseos de ser correspondido einteresado, sino el amor genuino y desinteresado, el ágape.
  8. 8. Solamente aquella persona que es capaz de abandonar todo ycomenzar de nuevo, sin ese lastre que no le permitía avanzar ydesarrollarse espiritualmente. Sabe que la Gracia de Dios, estáen contacto directo con todos sus hijos. De modo que sabe ysiente que en todos estos intentos de amar, se alza la victoria delAmor.El amor todo lo puede, ya que va mas allá de la fe, es uncompromiso de vivir como Dios lo ha establecido en suspreceptos y leyes, sin otra seguridad que el Espíritu de Dios.Jesús dijo: Yo soy la vida, significa que confesamos que Jesús esSeñor y Dios de la vida, que asume nuestras muertes diariascuando luchamos por eliminar las violencias, las injusticias ybarbaridades que se cometen en el mundo.Y que junto con nosotros, va depositando la semilla de una vidaen una felicidad sin fin.
  9. 9. Por lo tanto, debemos clamar diariamente lo siguiente: Padrenuestro damos por favor, tu Espíritu de Verdad, para que nosinfunda el ánimo suficiente para seguir a tu Hijo amado: élnos hará acceder al mundo nuevo para siempre.Dijo Jesús: Yo soy la vid, ustedes los sarmientos, el quepermanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante (Juan 15:1-8).Pertenecer a esta Vid no nos asegura ganancias y ventajas aquienes participamos y formamos parte de ella, porque los frutosque hay que producir, son para otras personas.Es decir, cualquiera tiene derecho de exigir y pedir de nosotrosfrutos buenos. Pero además, nadie es libre para hacer lo que ledé la gana; es el Señor mismo quien establece rigurosamente lascondiciones para dar fruto: permanecer en él.Por lo tanto, se trata de una convivencia profunda, de unacomunión intima, de un intercambio vital. “Sin mí, no podéishacer nada”: expresión que denuncia el fracaso de todo esfuerzo
  10. 10. humano, desenganchándolo de la oración, de la adoración, de lainterioridad, de la acogida de la Palabra.Ni siquiera se habla de resultados modestos para quien se colocafuera del “Tronco” divino, no se concede nada.La otra condición es: aceptar la poda. También el bueno tiene queser podado, para que pueda dar más fruto; además esta poda nola decidimos nosotros, nos la realizan los demás: a través de laspruebas, las persecuciones, los obstáculos, todas estassituaciones nosotros no las elegimos.Ni llegan cuando las prevemos, ni la manera como nosotrosconsideramos más fácil para confrontar tales situaciones, ni dedonde las esperábamos.Te damos las gracias, Dios y padre nuestro, porque tu hijo Jesúsha puesto sus ojos en nosotros, que andábamos en la oscuridady en las tinieblas, y ahora gracias a la Luz, vemos la vida con uncolor más brillante y hermoso, y sabemos que has puesto ennuestras vidas las semillas de vida eterna.
  11. 11. Te pedimos por todas aquellas personas que aún no le conocen,que por favor a través de tu Gracia y misericordia de apiades deellos, dales una oportunidad, así como no las diste a nosotros.Por todas aquellas personas, que sufren y viven en la oscuridad,y que las circunstancias de la vida se han convertido en piedraspesadas y los días y las noches solo producen jugo amargo, queestán asfixiando cada día su alma y su espíritu.Permíteles Padre Santo, para que puedan descubrir y aceptar ensu corazón el camino que ofrece Jesús, el camino en donde haylugar y morada para todos.Por los que buscan la verdad, la fe y la esperanza, permítelesencontrar tu reino, para que a través del evangelio se den cuenta,que es como una llama que da vida y sostiene a todas laspersonas cansadas y abatidas por las desilusiones y los fracasosde sus proyectos y sueños que nunca han alcanzado.
  12. 12. Por los que trabajan en el mundo a tu servicio, para que sutestimonio se haga transparente mediante la fe y la verdad de susobras.Por nuestros hermanos que padecen persecución para quereconozcan la presencia de Jesús a su lado, en el dolor y en laspruebas.Para cada uno de nosotros, para que descubramos la ansiadanoticia de que el amor lo es todo, pero para ello se requiere de lafidelidad y de un compromiso profundo y desinteresado.Pero es necesario comprender y aceptar, que debemos de confiaren Jehová con todo nuestro corazón, y no debemos ponernuestra confianza en nuestra experiencia o sabiduría; debemosreconocerlo en todas nuestras actividades y caminos, ya queJehová enderezará nuestras sendas, y nos permitirá llegarsiempre a donde él sabe que es necesario llegar, ya que enciertos momentos él sabe, sobre que experiencias son necesariasque pasemos para aprender a vivir (proverbios 3:5-6)

×