Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El despertar espiritual

299 views

Published on

Cada día es importante, recordar que lo más valioso de nuestra existencia es el aquí y el ahora.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El despertar espiritual

  1. 1. ¿Qué factores o elementos en la conducta y personalidad del ser humano y qué consecuencias trae consigo sus acciones diarias? Los problemas de la vida cotidiana no son sino formas mentales con dos polos: uno positivo y otro negativo. Por lo tanto, los problemas se sostienen debido a los procesos del pensamiento (mente humana), y son creados por aquellas mentes dormidas (pertenecen a la isla del Tonal). Por ello, solamente cuando aprendemos a dejar de pensar (no mente o detenemos la voz interior) en un problema, éste termina inevitablemente. El fundamento del “Yo” (Ego), es el dualismo de la mente (la lucha de los contrarios o el antagonismo). El Yo pluralizado (ego) se sostiene por las batallas emprendidas por los opuestos o los contrarios (ley de los opuestos o dualidad). Por lo tanto, alegría, tristeza, placer y dolor, el bien y el mal, triunfo y derrota, constituyen el batallar de los opuestos en el cual se fundamente el “yo” (Ego) pluralizado, sujeto constantemente a la ley del péndulo o la lucha de los contrarios. En todas las épocas desde que aparece hombre a través del tiempo en nuestra humanidad, se tiene conocimiento que el ser humano, ha vivido miserablemente toda la vida de un opuesto a otro y a otro (siempre sujeto a la ley del péndulo o dualismo): triunfo-derrota, gusto-disgusto, placer- dolor, fracaso-éxito, esto-aquello, etcétera.
  2. 2. ¿Cómo puede el ser humano liberarse de la tiranía (dolor y sufrimiento) de los opuestos o del dualismo (ego) o ley del péndulo? El ser humano, sólo puede liberarse del subjetivismo cuando aprenda a vivir de instante en instante (no mente o no hacer), es decir, sólo cuando ha aprendido a detener su diálogo interno (procesos del pensamiento). Cuando aprenda a vivir, sin abstracciones o procesos mentales de ninguna especie, sin fantasías, sin sueños, sin recuerdos (no existe inventario personal o experiencias pasadas), sin deseos o anhelos, etcétera. Lo anterior es posible, sólo cuando la persona ha logrado penetrar en el fondo de sí mismo, y ese batallar de la lucha de contrarios o ego ha cesado y logrado mantenerse en paz y en una inmensa tranquilidad. Aunque debemos de reconocer, que el mayor obstáculo o barrera para lograr la iluminación o el despertad de la conciencia, es el Yo Pluralizado (la lucha de los contrarios o la ley del péndulo o el tonal). Por lo tanto, es importante y necesario saber, que el yo Pluralizado es un nudo en el fluir de la existencia humana, un gran obstáculo fatal en el flujo de la existencia libre en su movimiento. Un lugar muy especial, que sirve como espejo de las relaciones personales y la convivencia donde el Ego se puede contemplar en forma total. Es decir, ahí en esos ámbitos es donde afloran nuestros defectos psicológicos, es ahí donde los opuestos (dualismo) se manifiestan a través de luchas y batallas continúas cada día de nuestra vida debido a nuestras falsas creencias y actitudes personales.
  3. 3. Es importante enfatizar, que no es suficiente comprender intelectualmente un defecto psicológico, por lo tanto, se hace necesario sumergirnos en una profunda meditación interior con el propósito de atrapar y comprender las características del defecto psicológico en los otros niveles de la mente humana. Reconozcamos que, la mente humana tiene muchos niveles y profundidades, y mientras no hayamos comprendido un defecto psicológico en todos los niveles de la mente, nada habremos hecho y éste continuará manifestándose y existiendo como un demonio tentador en el fondo de nuestro propio inconsciente. El trabajo de la comprensión del Yo (Ego), es algo muy serio. Necesitamos estudiarnos a sí mismos, profundamente, en todos los niveles de la mente. En virtud de que el Ego es un libro de muchos tomos y secciones que se han fortalecido desde nuestra primera infancia. La gente que vive soñando en el mundo de las formas (mundo físico y mundo de la vigilia), vive indudablemente también soñando en los mundos internos durante aquellas horas en que el cuerpo físico está descansando o durmiendo. Por lo tanto, es necesario e importante aprender a trabajar y descansar felizmente, es decir, abandonándonos al curso de la vida, agotemos el agua turbia y podrida del pensamiento habitual y en el vació fluirá lo eterno y la divinidad, lo inconmensurable, y con ello, la alegría de vivir.
  4. 4. Por lo tanto, no olvidemos que, el Ego (yo pluralizado) gata una gran cantidad de energía psíquica a cada instante de nuestra vida en explosiones absurdas de envidias, codicia, odios, celos, apegos, vanidades, fantasías, miedos, temores, recuerdos, etcétera. Uno de los procedimientos o técnicas que nos permiten acercarnos más a nuestro verdadero centro y nos aleja de la periferia en la que vivimos, es entregarnos a las actividades sin la ayuda de los procesos mentales, es decir, por ejemplo, si estamos comiendo y pensando en negocios, es claro que estamos fantaseando o soñando. Si estamos manejando un automóvil y estamos pensando en la novia o en la esposa, es lógico, que no estamos despiertos. Lo anterior significa, que en nuestra vida diaria estamos constantemente fantaseando, estamos deseando, estamos anhelando, estamos soñando, estamos dominados por el pasado y por los recuerdos, con los cuales nos identificamos. Por lo tanto, si estamos trabajando y estamos recordando al compadre o a la comadre, al amigo o al hermano, etcétera; es claro que nuestro pensamiento está divagando, y está tomando el control del aquí y del ahora, esto produce que nos perdamos del momento presento, y estemos constantemente soñando al estar recordando el pasado o pensando en el futuro, pero nunca estamos en el presente, es decir, en el aquí y en el ahora, recuerda que él ahora es todo lo que existe, el pasado es inmutable y el futuro aún no llega.
  5. 5. Por lo tanto, si estas comiendo come, y si estas vistiéndote vístete, y si estás caminando por la calle, camina, camina, y camina, pero no pienses en otra cosa sólo entrégate a esa actividad que realizas, intenta cada instante y cada día únicamente lo que estás haciendo, y por favor no huyas de los hechos y del presente, no los llenes de tantos significados, símbolos, sermones y advertencias. Intenta vivir la vida sin alegorías, disfruta la existencia con la mente receptiva y abierta (no mente). Pero para ello, es necesario detener o parar el diálogo interior (el yo pluralizado, el Ego o la lucha de los contrarios u opuestos), y sólo así vivirás el instante como si fuera una eternidad. En resumen, es importante mencionar, que desde la primera infancia sin que nos hayamos percatado cada uno de nosotros hemos sido condicionados por hábitos y costumbres por parte de la familia, la religión, la educación, y el ámbito social, y estos ámbitos, han llegado a formar lo que llamamos endoculturación. Por lo tanto, si queremos realmente liberarnos de la esclavitud del ego, es necesario trabajar de forma personal con disciplina, perseverancia y una gran voluntad para comprender los procesos mentales y los mecanismos de defensa, que utilizamos constantemente sin que nos demos cuenta de ello en nuestras relaciones tanto a nivel intrapersonal como interpersonal en los diferentes ámbitos que forman parte de una sociedad y en la vida diaria. EULER RUIZ, WINTER 2000

×