Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Descripcion Biblica

2,992 views

Published on

Hoy en dia es importante que el ser humano reflexione sobre si mismo, sobre el "Dialogo interno", sobre la Conciencia de si mismo u objetiva, es importante que trata de buscar dentro de si mismo esas grandes virtudes que todo ser humano trae consigo desde el momento de nacer. Pero para ello se requiere Humildad y condescendencia por parte de cada uno de nosotros.

  • Be the first to comment

Descripcion Biblica

  1. 1. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Versículos de la Biblia En el principio “era ya el Verbo”, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios. El estaba en el principio en Dios. Por él fueron hechas todas las cosas; y sin él no se ha hecho cosa alguna de cuantas han sido hechas. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres; y esta luz resplandece en medio de las tinieblas, y las tinieblas no la han recibido. Hubo un hombre enviado de Dios, que se Llamaba Juan. Este vino como testigo, para dar testimonio de la luz, a fin de que por medio de él todos creyesen. No era él la luz, sino enviado, para dar testimonio de aquel que era la luz. El Verbo era la luz verdadera, que cuanto es de si alumbra a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo no lo conoció. Vino a su propia casa, y los suyos no lo recibieron. Pero a todos los que lo recibieron, que son los que creen en su nombre, les dio poder de llegar a ser hijos de Dios. Los cuales no nacen de la sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de querer de hombre, sino que nacen de Dios por la gracia. Y para eso el Verbo se hizo carne, y habitó en medio de nosotros; y nosotros hemos visto su gloria, gloria cual el Unigénito debía recibir del Padre, lleno de gracia y de verdad. 1
  2. 2. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. De él da testimonio Juan, y clama, diciendo: He aquí aquel de quien yo os decía: El que ha de venir después de mí, ha sido preferido a mí: por cuanto era antes que yo. De la plenitud de éste hemos participado todos nosotros, y recibido una gracia por otra gracia. Porque la Ley fue dada por Moisés, mas la gracia, y la verdad fue traída por Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: El hijo Unigénito, existente ab aeterno en el seno del Padre, él mismo en persona es quien lo ha hecho conocer a los hombres. Y he aquí el testimonio que dio Juan a favor de Jesús, cuando los judíos le enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas, para preguntarle: ¿Tú quien eres? El confesó la verdad, y no la negó; antes protestó claramente: Yo no soy el Cristo. ¿Pues quien eres?, le dijeron: ¿Eres tú Elías? Y dijo: No lo soy? Eres tú el profeta? Respondió: No. Yo soy, dijo entonces, la voz que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como lo tiene dicho el Profeta Isaías. Es de saber que los enviados eran de la secta de los fariseos. Y le preguntaron de nuevo, diciendo: ¿Pues cómo bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el Profeta? Les respondió Juan, diciendo: Yo bautizo con agua; pero en medio de vosotros está uno, a quien no conocéis. El es el que ha de venir 2
  3. 3. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. después de mí, y a quien yo no soy digno de desatar la correa de su zapato. (Juan 1: 1-27) Pues a la manera que por la desobediencia de un solo hombre fueron muchos constituidos pecadores; así también por la obediencia de uno solo serán muchos constituidos justos. (Romanos 5: 21) Asimismo dice Isaías: De la estirpe de Jessé nacerá aquel que ha de gobernar las naciones, y las naciones esperaran en él (Romanos 15: 11) Sabed que un Rey de Judá reinará con Justicia, y sus magistrados gobernaran con rectitud. Y este varón será como un lugar de refugio para guardarse del viento y guarecerse de las tempestades, como arroyos de frescas aguas en tiempo de sequía, y como la sombra de una alta peña en medio de un ardiente páramo. No se ofuscarán ya los ojos de los videntes o profetas, y escucharán con atención los oídos de los que oirán a los profetas. Entonces el corazón de los necios entenderá la ciencia; y hablará clara y expeditamente la lengua de los balbucientes. El insensato no será más llamado príncipe, ni tendrá el tramposo el título de magnate; porque el necio hablará necedades, y su corazón maquinará maldades usando la hipocresía, y hablando de Dios con doblez, y consumiendo el alma del Hambriento, y quitando el agua al que muere de Sed. Las armas de que se vale el impostor son malignas; pues está siempre maquinando tramas 3
  4. 4. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. para perder con mentirosas palabras a los mansos o pobres afligidos, mientras el pobre habla y pide lo que es justo. Pero el Príncipe que yo os Vaticino, pensará cosas dignas de un príncipe, y velará sobre los caudillos de su pueblo. Mujeres opulentas, levantaos y escuchad mi voz; hijas que confías en las riquezas, prestad oídos a mis palabras; porque después de días y de año o años, vosotras que vivís tan confiadas os hallaréis en gran turbación; pues ya no habrá más vendimias en el país de Judá, ni más recolección de frutos. Pasmaos, mujeres opulentas; temblad vosotras que estabais tan confiadas; desnudaos de vuestras galas, confundíos, poneos haldas en cinta. (Isaías 32: 1-11) Atiende a lo que te digo, oh pueblo mío, y escúchame, nación mía; porque de mí ha de salir la nueva Ley, y mi justicia se establecerá entre los pueblos a fin de iluminarlos. Está por venir mi justo. El Salvador que yo envió está en camino; y mi brazo regirá los pueblos, las islas o naciones de la tierra me estarán aguardando, y esperando en el poder de mi brazo. Alzad al cielo vuestros ojos, y bajadlos después a mirar la tierra; porque los cielos como humo se desharán y mudarán, la tierra se consumirá como un vestido, y perecerán como estas cosas sus moradores. Pero la salud o el Salvador que yo envió, durará para siempre, y nunca faltará mi justicia. Escuchad los que conocéis lo que es justo, vosotros del pueblo mío, en cuyos corazones está grabada mi ley; no 4
  5. 5. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. temáis los oprobios de los hombres, no os arredren sus blasfemias (Isaías 51: 4-7) Yo, yo mismo os consolaré: ¿Quién eres tú que tanto temes a un hombre mortal, y al hijo del hombre que como el heno ha de secarse? Porque te has olvidado del Señor tu creador, que extendió los cielos y fundó la tierra, por eso temblaste continuamente todo el día a vista del furor de aquel enemigo que te afligía y tiraba a exterminarte; ¿Dónde está ahora el furor de aquel tirano? Presto llegará aquel que viene a dar la libertad; que no permitirá el Señor el total exterminio, y no faltará nunca del todo su alimento. En fin yo soy el Señor Dios tuyo que embravezco el mar, y encrespo sus olas; Señor de los Ejércitos es mi nombre. En tu boca he puesto mis palabras, y te he amparado con la sombra de mi poderosa mano, para que plantes los cielos y fundes la tierra, y digas a Sión: Tú eres mi pueblo (Isaías 51: 12-16) Sabed que mi siervo estará lleno de inteligencia y sabiduría; será ensalzado y engrandecido, y llegará a la cumbre misma de la gloria. El rociará o purificará a muchas naciones; en su presencia estarán los reyes escuchando con silencio; porque aquellos a quienes nada se había anunciado de él por sus 5
  6. 6. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. profetas, lo verán, y los que no habían oído hablar de él lo contemplaran (Isaías 52: 13 y 15) Más ¡ay! ¿Quién ha creído, o creerá a nuestro anuncio? ¿Y a quién ha sido revelado ese Mesías, brazo o virtud del Señor? Porque él crecerá a los ojos del pueblo como una humilde planta, y brotará como una raíz en tierra árida; no es de aspecto bello, ni es esplendoroso; nosotros lo hemos visto, dicen, y nada hay que atraiga a nuestros ojos, ni llame nuestra atención hacia él. Lo vimos después despreciado, y el desecho de los hombres, varón de dolores, y que sabe lo que es padecer; y su rostro como cubierto de vergüenza y afrentado; por lo que no hicimos ningún caso de él. Es verdad que él mismo tomó sobre sí nuestras dolencias y pecados, y cargo con nuestras penalidades; pero nosotros lo reputamos entonces como un leproso, y como un hombre herido de la mano de Dios y humillado. Siendo así que por causa de nuestras iniquidades fue el llagado, y despedazado por nuestras maldades; el castigo de que debía nacer nuestra paz con Dios, descargó sobre él, y con sus cardenales fuimos nosotros curados. Como ovejas descarriadas hemos sido todos nosotros; cada cual se desvió de la senda del Señor para seguir su propio camino, y a él solo le ha cargado el Señor sobre las espaldas la iniquidad de todos nosotros. Fue ofrecido en sacrificio porque él mismo quiso; y no abrió su boca para quejarse; conducido será a la muerte sin resistencia suya, como va la oveja al matadero; y guardará silencio sin abrir siquiera su boca delante de sus verdugos, 6
  7. 7. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. como el corderito que está mudo delante del que lo esquila. Después de sufrida la opresión e inicua condena, fue levantado en alto. Pero la generación suya ¿Quién podrá explicarla? Arrancado ha sido de la tierra de los vivientes; para expiación de las maldades de mi pueblo lo he yo herido, dice el Señor. Y en recompensa de bajar al sepulcro le concederá Dios la conversión de los impíos; tendrá por precio de su muerte al hombre rico; porque él no cometió pecado, ni hubo dolo en sus palabras. Y quiso el Señor consumirlo con trabajos mas luego que él ofrezca su vida como hostia por el pecado, verá una descendencia larga y duradera, y cumplida será por medio de él la voluntad del Señor. Verá el fruto de los afanes de su alma, y quedará saciado. Este mismo Justo, mi siervo, dice el Señor, justificará a muchos con su doctrina o predicación; y castigará sobre sí los pecados de ellos. Por tanto le daré como porción, o en herencia suya, una gran muchedumbre de naciones; y repartirá los despojos de los fuertes; pues que ha entregado su vida a la muerte, y ha sido confundido con los facinerosos, y ha tomado sobre sí los pecados de todos, y ha rogado por los transgresores. (Isaías 53: 1-12) Sedientos, venid todos a las aguas; y vosotros que no tenéis dinero, apresuraos, comprad y comed; venid, comprad sin dinero, y sin ninguna otra premura vino y leche. ¿Por qué expendéis vuestro dinero en cosas que no son buen alimento, y empleáis vuestras fatigas en lo que no puede saciaros? 7
  8. 8. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Escuchadme con atención; y alimentaos del buen manjar, y vuestra alma se recreará en lo más sustancioso de las viandas. Prestad oídos a mis palabras, y venid a mí; escuchad, y vuestra alma hallará vida, y asentaré con vosotros alianza sempiterna, en cumplimiento de las misericordias prometidas a David. He aquí que voy a presentarlo por testigo de mi verdad a los pueblos, y por caudillo, y por maestro o legislador a las naciones. He aquí que entonces, tú, oh Jerusalén, llamarás al pueblo gentil que tú no reconocías; y las naciones que no te conocían, correrán a ti por amor del Señor Dios tuyo, y del Santo de Israel que te habrá llenado de gloria. Buscad al Señor, mientras pueda ser hallado; invocadle, mientras está cercano. (Isaías 55: 1-6) Saldrá preparado para vengarse, y para descargar el merecido enojo sobre sus enemigos, y dar el justo pago a sus adversarios; él tratará a las islas o naciones según su merecido. Con esto temerán el Nombre santo del Señor los pueblos que están al Occidente, y los del Oriente venerarán su gloria y majestad, cuando venga como un río impetuoso, impelido del espíritu del señor. Y éste es mi nuevo pacto con ellos, dice el Señor: el espíritu mío que está en ti, y las palabras mías que puse yo en tu boca, no se apartarán de tus labios, dice el Señor, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de tus nietos desde ahora para siempre. (Isaías 59: 18-21) 8
  9. 9. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. ¿No sabéis que cuantos hemos sido bautizados en Jesucristo, lo hemos sido con la representación y en virtud de su muerte? (Romanos 6: 3) En efecto, en el bautismo hemos quedado sepultados con él muriendo al pecado; a fin de que así como Cristo resucito de muerte a vida para gloria del Padre, así también procedamos nosotros con nuevo tenor de vida. (Romanos 6:4) Haced penitencia, y sea bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa de este don es para vosotros, y para vuestros hijos, y para todos los que ahora están lejos de la salud, para cuantos llamare a sí el Señor Dios nuestro. (Hechos de los apóstoles 2: 38-39) Que si hemos sido injertados con él por medio de la representación de su muerte; igualmente hemos de ser representado su resurrección, haciéndonos cargo, que nuestro hombre viejo fue crucificado juntamente con él, para que sea destruido en nosotros el cuerpo del pecado, y ya no sirvamos más al pecado. (Romanos 6: 5-6) Pues quien ha muerto de esta manera, queda ya justificado del pecado. Y si nosotros hemos muerto con Jesucristo; creemos firmemente que viviremos también juntamente con Cristo; sabiendo que Cristo resucitado de entre los muertos no 9
  10. 10. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. muere ya otra vez; y que la muerte no tendrá ya dominio sobre él. Porque en cuanto al haber muerto, como fue por destruir el pecado, murió una sola vez; más en cuanto al vivir, vive para Dios y es inmortal. Así ni mas ni menos vosotros considerad también que realmente estáis muertos al pecado por el bautismo, y que vivís ya para Dios en Jesús Cristo Señor nuestro. No reine pues el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que obedezcáis a sus concupiscencias. Ni tampoco abandonéis más vuestros miembros al pecado para servir de instrumentos a la iniquidad; sino antes bien entregaos todos a Dios, como resucitados de muerte a la vida; y ofreced a Dios vuestros miembros para servid de instrumentos a la justicia o virtud (Romanos 6: 7-13) Porque la ley del espíritu de vida que está en Cristo Jesús me ha libertado de la ley del pecado de la muerte. Pues lo que era imposible que la ley hiciera, estando como estaba debilitada por la carne; hízolo Dios cuando, habiendo enviado a su Hijo revestido de una carne semejante a la del pecado, y hécholo victima por el pecado, mató así al pecado en la carne, a fin de que la justificación de la ley tuviese su cumplimiento en nosotros, que no vivimos conforme a la carne, sino conforme al espíritu. 10
  11. 11. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Porque los que viven según la carne, se saborean con las cosas que son de la carne; cuando los que viven según el espíritu, gustan de las que son del espíritu. (Romanos 8: 2-5) Porque si viviereis según la carne, moriréis; más si con el espíritu hacéis morir las obras o pasiones de la carne, viviréis. Siendo cierto que los que se rigen por el Espíritu de Dios, ésos son hijos de Dios. Porque no habéis recibido ahora el espíritu de servidumbre para obrar todavía solamente por temor como esclavos, sino que habéis recibido el espíritu de adopción de hijos, en virtud del cual clamamos con toda confianza; Abba, esto es, ¡Oh Padre mío! (Romanos 8: 13-15) Por donde los que viven según la carne, no pueden agradar a Dios. Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el espíritu; si es que el Espíritu de Dios habita en vosotros. Que si alguno no tiene el espíritu de Cristo, éste tal no es de Jesucristo. Más si Cristo está en vosotros; aunque el cuerpo esté muerto o sujeto a muerte por razón del pecado de Adán, el espíritu vive en virtud de la justificación. Y si el espíritu de aquel Dios, que resucitó a Jesús de la muerte, habita en vosotros, el mismo que ha resucitado a Jesucristo de la muerte dará vida también a vuestros cuerpos mortales, en virtud de su Espíritu que habita en vosotros. (Romanos 8: 8-11) 11
  12. 12. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Y además el Espíritu divino ayuda a nuestra flaqueza; pues no sabiendo siquiera qué hemos de pedir en nuestras oraciones, si cómo conviene hacerlo; el mismo Espíritu hace o produce en nuestro interior, nuestras peticiones a Dios con gemidos que son inexplicables. Pero aquel que penetra a fondo los corazones, conoce bien qué es lo que desea el Espíritu, el cual no pide nada por los santos, que no sea según Dios. (Romanos 8: 26- 27) Ya no habrás menester sol que te dé luz durante el día, ni te alumbrará el esplendor de la luna; sino que el Señor mismo será la sempiterna luz tuya, y tu gloria o claridad el mismo Dios tuyo. Nunca jamás se pondrá tu sol, ni padecerá menguante tu luna; porque el Señor será para ti sempiterna luz tuya, y se habrán acabado ya los días de llanto. El pueblo tuyo se compondrá de todos los justos; ellos poseerán eternamente la tierra, siendo unos pimpollos plantados por mí, obra de mis manos, para que yo sea glorificado. El menor de ellos valdrá por mil, y el parvulillo por una nación poderosísima. Yo el Señor haré súbitamente todo esto, cuando llegare el tiempo (Isaías 60: 19-22) Vosotros empero seréis llamados Sacerdotes del Señor; a vosotros se os dará el nombre de Ministros de Dios; seréis alimentados con la sustancia de las naciones, y os honrareis con la gloria de ellas. (Isaías 60: 6) 12
  13. 13. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Porque he aquí que voy a crear nuevos cielos y nueva tierra, y de las cosas o tribulaciones primeras no se hará más memoria, ni recuerdo alguno, sino que os alegrareis, y regocijareis eternamente en aquellas cosas que voy a crear; pues he aquí que yo formaré a Jerusalén, ciudad de júbilo, y a su pueblo, pueblo de alegría. Y colocaré yo mis delicias en Jerusalén, y hallaré mi gozo en mi pueblo; nunca jamás se oirá en él la voz de llanto, ni de lamento. No se verá más allí un niño que viva pocos días, ni anciano que no cumpla el tiempo de su vida; pues el que morirá más niño, tendrá cien años, y el pecador, o el que no viva cien años, será reputado como maldito. Y edificaré casas, y las habitarán, y plantarán viñas, y comerán de su fruto. No acontecerá que ellos edifiquen, y sea otro el que habite; ni plantarán para que otro sea el que coma; pues los días de mi pueblo serán duraderos como los días del árbol de la vida, y permanecerán largo tiempo las obras de sus manos, no se fatigarán en vano mis escogidos, ni tendrán hijos que los conturben; porque estirpe de benditos del Señor son así ello, como sus nietos. Y antes que clamen, yo los oiré; cuando estén aún con la palabra en la boca, otorgaré su petición. El lobo y el cordero pacerán juntos; el león, como el buey, comerán heno; el alimento de la serpiente será el polvo, no habrá quien haga daño, ni cause muerte en todo mi santo monte dice el Señor. (Isaías 65: 17-25) 13
  14. 14. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Esto es lo que dice el Señor: El cielo es mi solio, y la tierra peana de mis pies; ¿Qué casa pues es esa que vosotros edificareis para mí, y cuál es aquel lugar donde he de fijar mi asiento? Estas cosas todas las hizo mi mano, y todas ellas son obra mía, dice el Señor. ¿Y en quién pondré yo mis ojos, sino en el pobrecito y contrito de corazón, y que oye con respetuoso temor mis palabras? (Isaías 66: 1-2) Mas yo vendré a recoger sus obras, y sus pensamientos, y para reunirlos con todas las naciones de cualquier país y lengua, y comparecerán delante de mí, y verán mi gloria, y traerán a todos vuestros hermanos de todas las naciones, y los ofrecerán como un presente al Señor, conduciéndolos en caballos, y en mi monte santo de Jerusalén, dice el Señor, como cuando los hijos de Israel llevan en un vaso puro la ofrenda a la Casa del Señor. (Isaías 66: 18 y 20) Convertíos a mi, oh hijos rebeldes, dice el Señor; porque yo soy vuestro esposo, y escogeré de vosotros uno de cada ciudad, y de dos cada familia, y os introduciré en Sión. Y os daré pastores según mi corazón, que os apacentará con la ciencia y con la doctrina, y cuando os habréis multiplicado y crecido sobre la tierra, en aquellos días, dice el Señor, no se hablará ya de la Arca del Testamento del Señor; ni se pensará en ella, ni habrá de ella memoria, ni será visitada, ni se hará ya nada de esto. En aquel tiempo Jerusalén será llamada Trono del Señor; y se agregarán a ella las naciones todas, en 14
  15. 15. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. el Nombre del Señor, en Jerusalén, y no seguirán la perversidad de su pésimo corazón. En aquel tiempo la familia o reino de Judá se reunirá con la familia de Israel, y vendrán juntas de la tierra del Septentrión a la tierra que di a vuestros padres. Entonces dije yo: ¡oh cuantos hijos te daré a ti! Yo te daré la tierra deliciosa; una herencia esclarecida de ejércitos de gentes. Y añadí: tú me llamaras padre, y no cesaras de caminar en pos de mí. Pero como una mujer que desprecia al que ama, así me ha desdeñado a mí la familia de Israel, dice el Señor. Clamores se han oído en los caminos, llantos, alaridos, de los hijos de Israel, por haber procedido infielmente, olvidados del Señor su Dios. Convertíos a mi, hijos rebeldes, que yo os perdonaré vuestras apostasías. He aquí, oh Señor que ya volveremos a ti; porque tú eres el Señor Dios nuestro. (Jeremías 3: 15-22) Escuchad: Haced cuenta que salió un Sembrador a Sembrar. Y al esparcir el Grano, parte cayó junto al camino, y vinieron las Aves del Cielo, y lo Comieron. Parte cayó sobre PEDREGALES, donde había poca tierra; y luego nació, por no poder profundizar en ella; mas calentando el Sol, se Agostó; y como no tenia raíces, se secó. Otra parte cayó entre espinas; y las Espinas crecieron, y lo ahogaron, y así no dio Fruto. Finalmente, parte cayó en buena tierra; y dio fruto erguido y abultado; cuál a treinta por uno, cuál a sesenta, y cuál a ciento. (San Marcos 4: 3-8) 15
  16. 16. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Escuchad: El Sembrador, es el que SIEMBRA LA PALABRA DE DIOS. 1. Los SEMBRADOS junto al camino son aquellos Hombres en que se Siembra La Palabra, y luego que la han oído, viene Satanás, y se lleva la Palabra Sembrada en su Corazones. 2. A ese modo los Sembrados en Pedregales, son aquellos que oída la Palabra Evangélica, desde luego la reciben con gozo; más no hecha raíces en ellos, y así dura muy poco; y luego que viene alguna tribulación o persecución por causa de la palabra de Dios, al instante se rinden. 3. Los otros Sembrados entre Espinas son los que oyen la palabra; pero los Afanes del Siglo y la ilusión de las Riquezas, y los demás apetitos desordenados a que dan entrada, ahogan la Palabra Divina, y viene a quedar infructuosa. 4. Los Sembrados, en fin, en buena Tierra son los que oyen la Palabra, y la Reciben y Conservan en su Seno, y dan Fruto, quién a treinta por uno, quién a sesenta, y quién a ciento. (San Marcos 4: 14-20) 16
  17. 17. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Así que, después de leer la Parábola del SEMBRADOR, trata de identificarte en donde o que tipo de Sembrado eres tu, y a partir de hoy. Pide al Señor desde el fondo de tu corazón, que sea él quien guié tu Vida, que sea él Quien te utilice en los Proyectos de él, y no sean nuestros Anhelos y Deseos quienes establezcan y dirijan las directrices de nuestra vida cotidiana. Sino que al contrario, sea El Señor en el Nombre de Jesucristo quien dirija nuestra vida, para honra y gloria del Padre. Bienaventurados los pobres de Espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los Mansos y Humildes, porque ellos poseerán la Tierra. Bienaventurados los que Lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen Hambre y Sed de Justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los Misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia. Bienaventurados los que Tienen Puro su Corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los Pacíficos, porque ellos, serán llamados Hijos De Dios. Bienaventurados los que Padecen Persecución por la Justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Dichosos seréis cuando los hombres por mi causa os maldijeren, y os persiguieren, y dijeren con mentira toda suerte de mal contra vosotros. Alegraos entonces y regocijaos, porque es muy grande la Recompensa que os aguarda en los Cielos; del mismo modo persiguieron a los Profetas que ha habido antes de Vosotros. (San Mateo 5: 3-12) 17
  18. 18. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Por aquel tiempo exclamó Jesús diciendo: Yo te glorifico, Padre mío, Señor de cielo y tierra, porque has tenido encubiertas estas cosas a los Sabios y Prudentes del siglo, y las Has Revelado a los Pequeñuelos. Todas las Cosas las ha puesto mi Padre en mis Manos. Pero nadie conoce al Hijo, sino el Padre: ni conoce ninguno al Padre, sino el Hijo, y Aquel a quien el Hijo habrá querido revelarlo. Venid a mí todos los que andáis agobiados con trabajos y cargas, que yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy Manso y Humilde de Corazón; y hallaréis el Reposo para Vuestras Almas. Porque suave es mi yugo y ligero el peso mío. (San Mateo 11: 25-30) Sedientos, venid todos a las aguas; y vosotros que no tenéis dinero, apresuraos, comprad y comed; venid, comprad sin dinero, y sin ninguna otra prematura vino y leche. ¿Por qué expendéis vuestro dinero en Cosas que no son buen alimento, y empleáis vuestras Fatigas en lo que no puede Saciaros? Escuchadme con atención; y alimentos del Buen Manjar Vuestra alma se Recreará en lo más sustancioso de las Viandas. Prestad oídos a mis palabras, y venid a mí: escuchad, y vuestra Alma hallará Vida, y asentaré con vosotros Alianza Sempiterna, en cumplimiento de las misericordias prometidas por David. He aquí que voy a presentarlo por testigo de mi verdad a los pueblos, y por Caudillo, y por Maestro o Legislador a las Naciones. He aquí que entonces, tú, oh Jerusalén, llamarás al pueblo gentil que 18
  19. 19. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. tú no reconocías; y las naciones que no te conocían, correrán a ti por Amor del Señor tuyo, y del Santo de Israel que te habrá llenado de gloria. Buscad al Señor, mientras pueda ser Hallado; invocadle, mientras Está Cercano. Abandone el impío su camino, y el inicuo sus designios, y conviértase al Señor, el cual se apiadará de él, y a nuestro Dios, que es generosísimo en Perdonar. Que los pensamientos míos no son Vuestros Pensamientos, ni Vuestros Caminos son los Caminos Míos, dice el Señor; sino que cuanto se eleva el cielo sobre la tierra, así se elevan Mis Caminos sobre los Caminos Vuestros, y mis Pensamientos sobre los Pensamientos Vuestros. (Isaías 55: 1-9) Creedlo a lo menos por las obras que yo hago. En verdad, en verdad os digo, que quien cree en mi, ese hará también las obras que yo hago, y las hará todavía mayores, por cuanto yo me voy al Padre. Y cuando pidiereis al Padre en mi nombre, yo lo hará: a fin de que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. Si me amáis, observad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador y Abogado, para que esté con vosotros eternamente, a saber, al Espíritu de Verdad, a quien el mundo o el hombre mundano no puede recibir, por que no lo ve, ni lo conoce; pero vosotros lo conoceréis; porque morará con vosotros, y estará dentro de vosotros. No os dejaré huérfanos: yo volveré a vosotros. Aun resta un poco de tiempo; depuse del cual el Mundo ya no me verá. Pero vosotros me veis, 19
  20. 20. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. porque yo vivo, y vosotros viviréis. Entonces conoceréis vosotros que yo estoy en mi Padre, y que vosotros estáis en mi, y yo en vosotros. Quien ha recibido mis mandamientos y los Observa, ése es el que me Ama. Y el que Ama, será amado de mi Padre; y yo lo amaré, y yo mismo me Manifestaré a él. Pero el que no me Ama, no Practica mi Doctrina. Y la Doctrina que habéis oído, no es solamente mía: sino del Padre, que me ha enviado. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, que mi Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo, y os recordará cuantas cosas os tengo dichas. La Paz os dejo, la Paz mía os doy: no os la doy yo, como la da el Mundo. No se turbe vuestro Corazón, ni se acobarde. Oído habéis que os he dicho: Me voy, y vuelvo a vosotros. Si me amaseis, os alegraríais sin duda de que voy al Padre; porque el Padre es mayor que yo. Yo os lo digo ahora antes que suceda; a fin de que cuando sucediere, os confirméis en la fe. Ya no hablaré mucho con vosotros, porque viene el Príncipe de este Mundo, aunque no hay en mí cosa que le Pertenezca. Más para que conozca el Mundo que yo Amo al Padre, y que cumplo con lo que me ha mandado: Levantaos, y vamos de aquí. (San Juan 14: 12-31) 20
  21. 21. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. ¿Acaso no sabéis lo que es Dios? ¿No habéis oído hablar de él?, ¿acaso no se os anunció desde el principio del mundo? ¿No ha llegado a nuestra noticia que él Hizo los fundamentos de la Tierra?. Sabed que él es el que esta sentado sobre el Orbe Terráqueo; y los moradores de éste son en su presencia como pequeñas langostas: él es el que extendió los Cielos como un velo o cosa muy leve, y los desplegó como una tienda de campaña en que se ha de habitar. Es él quien confunde y anonada a los escudriñadores de los Arcanos de la Naturaleza, y reduce a nulidad a los Jueces o Gobernadores de la Tierra. (Isaías 40: 21-23) Mirad que va a llegar el día del Señor, día horroroso y lleno de indignación, y de ira, y de furor, para convertir en un desierto la TIERRA, y borrar de ella a los PECADORES. Porque las más resplandecientes Estrellas del Cielo no despedirán la luz acostumbrada; se oscurecerá el Sol al Nacer, y la Luna no alumbrará con su Luz. Y castigaré la Tierra por sus maldades, y a los impíos por su iniquidad; y pondré fin a la Soberbia de los Infieles, y abatiré la Arrogancia de los Fuertes. El hombre será más Apreciado que el Oro, y más que el Oro Acendrado. Desconcertaré a más de esto el Cielo, y se moverá de sus quicios la Tierra; por cuanto está airado el Señor de los Ejércitos, y porque es el día de su Ira y de Su Furor. Y Echarán a huir como Gamos; y serán como ovejas que no hay quién las recoja; se volverán cada uno a su pueblo, y cada uno huirá a su Tierra. (Isaías 13: 9-14) 21
  22. 22. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Sucederá en los postreros días, dice el Señor, que yo derramaré mi espíritu sobre todos los hombres; y profetizarán vuestros hijos, y vuestras hijas; y vuestros jóvenes tendrán visiones, y vuestros ancianos revelaciones en sueños. Sí por cierto: yo derramaré mi Espíritu sobre mis siervos, y sobre mis siervas en aquellos días, y profetizaran. Yo haré que se vean prodigios arriba en el cielo, y portentos abajo en la tierra, sangre, y fuego, y torbellinos de humo. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes que llegue el día grande y patente del Señor. Entonces todos los que hayan invocado el nombre del Señor serán salvos. ¡Oh hijos de Israel! Escuchadme ahora: A Jesús de Nazaret, hombre autorizado por Dios a vuestros ojos, con los milagros, maravillas y prodigios que por medio de él ha hecho entre vosotros, como todos sabéis, a este Jesús dejado a vuestro arbitrio por una orden expresa de la voluntad de Dios, y decreto de su presencia, vosotros lo haréis hecho morir, clavándolo en la cruz por la mano de los impíos. Pero Dios lo ha resucitado, librándolo de los dolores o ataduras de la muerte, siendo como era, imposible quedar él preso o detenido por ella en tal lugar. (Hechos de los apóstoles 2: 16- 24) 22
  23. 23. Versículos de la Biblia ***RAMON RUIZ***, México 2007. Haced pues penitencia y convertíos, a fin de que se borren vuestros, a fin de que se borren vuestros pecados. Para cuando vengan por disposición del Señor los tiempos de consolación, y envié al mismo Jesucristo que os ha sido anunciado, el cual es debido por cierto que se mantenga en el cielo, hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que antiguamente Dios habló por boca de sus santos profetas. Porque Moisés dijo a nuestros padres: El señor Dios vuestro os suscitan de entre vuestros hermanos un Profeta, como me ha suscitado a mí: a él habéis de obedecer en todo cuanto os diga. De lo contrario, cualquiera que desobedeciere a aquel Profeta será exterminado o borrado del pueblo de Dios. Y todos los profetas que desde Samuel en adelante han vaticinado, anunciaron lo que pasa en estos días. (Hechos de los apóstoles 3: 19-24) Este Jesús es aquella piedra que vosotros desechasteis al edificar, la cual ha venido a ser la principal piedra del ángulo. Fuera de él, no hay que buscar la salvación a ser la principal piedra del ángulo. Fuera de él, no hay que buscar la salvación en ningún otro. Pues no se ha dado a los hombres otro nombre debajo del cielo, por el cual debamos salvarnos. (Hechos de los apóstales 4: 11-12) Bibliografía 1. La sagrada Biblia (2003): Traducción de la Vulgata Latina por el Hermano Don Félix Torres Amat, San Martín y Domínguez Editores, Colombia, ISBN: 968-5161-46-1. 23

×