Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El modelo FRACTAL-HOLOGRÁFICO - La dialéctica de la cultura -

2,362 views

Published on

Extracto del libro “El modelo Fractal-Holográfico” de Alejandro Troyán.
http://www.holofractico.com/

Published in: Education
  • Be the first to comment

El modelo FRACTAL-HOLOGRÁFICO - La dialéctica de la cultura -

  1. 1. La dialéctica de la cultura. La cultura de una sociedad parece seguir el mismo patrón dialéctico de lamente. Cada individuo influye a, y depende de, la cultura del grupo, resonando enel mismo campo cultural lingüístico y religioso. La cultura es un sistema relacional que está formada por el lenguaje, elconocimiento, la música, el arte, la educación, etc.; todos ellos sistemas auto-organizadores de significación que se diversifican o se unifican, compiten ocolaboran, se contrastan o se armonizan. Los distintos niveles del entorno cultural, desde los más simples a los máscomplejos, aparecen repletos de información implícita y explícita. Dentro de lacultura, el aspecto implícito es el instinto, la percepción, la empatía, laimaginación, el sentimiento, la voluntad, el razonamiento, etc., mientras que elexplícito es el lenguaje, los medios de comunicación, la información, elconocimiento, las normas morales, empíricas, etc. A través del sistema nervioso secapta la información, se conducen los impulsos y se elaboran órdenes para darrespuestas. En el proceso creativo, la experiencia interna (perceptiva y reflexiva)constituye un proceso cognitivo por medio del cual se organizan las sensacionesde la información implícita y explícita, reconociendo sus pautas y gestaltes.Cuando la mente está llena de sensaciones y datos se dan momentos repentinosde relaciones intuitivas, no verbales. Lo que normalmente llamamos idea, solución de problemas o innovaciónsería la capacidad de conectar esa información a lo largo del diálogo con larealidad estudiada. A medida que vamos haciendo más detalladas las relaciones,los datos intuidos se van reordenando hacia sistemas superiores de orden,complejidad y coherencia, de acuerdo a modelos, a métodos y a reglas. Dicha reorganización se realiza gracias al intelecto y a la experiencia diariaque tenemos con las cosas, a través de los cuales se forman los productoscreativos y el conocimiento. Los diversos conocimientos suponen modos distintosde interconectar las ideas y de darles coherencia, sobre todo, al implicar unarelación selectiva de datos entre el observador y lo observado. Del mismo modoque existen variaciones en el material genético, las diferencias individualessuponen que algunos sean más capaces que otros para librarse de las creenciaslimitantes y solventar los problemas planteados por el mundo. Los esquemasmentales de dichos individuos tienen más posibilidades de supervivencia dentrode la amalgama del conocimiento. De todos esos conocimientos, solo los nuevosmemes que pueden adaptarse a las condiciones exigidas por el conjunto deparadigmas sobreviven. En un principio, algunas buenas ideas permanecen en letargo antes depropagarse, pues no logran ser aceptadas por la sociedad. Pese a ello, con el pasodel tiempo pueden imponerse hasta sustituir a los antiguos memes. Si logranextenderse plenamente se produce la creación de una cultura más elevada, que alinteractuar con los componentes cerebrales del grupo, facilita la acumulación denuevos conocimientos, permitiéndole avanzar hacia un sistema más ordenado,más coherente, más complejo, más altamente evolucionado que antes, tal y comose manifiesta la propia naturaleza. Este evento proporciona una estructuracompleja formada por la repetición de patrones auto-semejantes a la selecciónnatural que obedece a ciertas leyes fractales. Dicha estructura es fruto de la auto-organización del sistema social de una cultura.
  2. 2. Con todo, un alto sistema de complejidad cultural -y subcultural- suponediseccionar la experiencia en ideas colapsadas, lo que implica nuevas definicionesy categorías que obstaculizan la creatividad. Por ejemplo, cuando los grupossociales inventaron la idea-meme de que la Tierra era el centro del universo, seformó una verdad incuestionable que bloqueó la iniciativa de los individuos paraseguir innovando, aunque muchos ratificaran la idea contraria. De ahí que en cadamomento tengan que superarse las limitaciones sensoriales y conceptuales pararestablecer el flujo del proceso. Cuando la cultura rebosa en categorías meméticas, se dice que es como unsistema cerrado, porque atiende a las separaciones e impide la apertura teórica enlas relaciones sujeto-objeto. Es lo que se denomina una fragmentación, la cualinfluye en lo que pensamos acerca de la realidad que vemos. Nuestra formaciónescolar y universitaria despliega un escenario de realidad común. Los problemashabitualmente planteados conducen a un resultado cerrado que no sabe integrarlas ideas. Pero, tal y como hasta ahora hemos observado, la vida es abierta,dinámica y siempre en movimiento. Cuando nos libramos de muchas de las fragmentaciones hechas por nuestracultura somos libres para crear otras posibilidades, que nos une inseparablementecon aquello que percibimos del mundo. Esas nuevas posibilidades son capaces deresolver los problemas a un nivel trascendido, ya que van más allá de los polosopuestos. La historia nos da ejemplos de visiones que han sido remplazadas porotras, aparentemente de la noche a la mañana. Y el cambio ideológico se hizocuando alguien demostró otra posibilidad en la libre conexión de las ideas.Desgraciadamente, las organizaciones sociales de la actualidad están controladaspor el Estado, que se resiste a que sus leyes divisorias e intereses establecidos sevean perjudicados. Romper con las costumbres habituales supone esforzarse porcambiar y correr riesgos imprevisibles que plantean incertidumbres. Debido a ello,los organismos renuncian a introducir cambios dirigidos a una libre interacciónque disuelva los límites impuestos oficialmente, ya que la libertad es altamentepeligrosa para enraizar la sumisión al sistema gubernamental. La oportunidad de que se produzca el cambio exige aunar muchas voluntadescapaces de trascender la antinomia de lo uno y lo múltiple. Por eso la importanciade una participación recíproca a través de los círculos colectivos de cada época dela que la cultura forma parte. En este marco teórico, el sociólogo Randall Collins(citado por Robinson, 2009) ha destacado que los grandes movimientos filosóficosse crearon merced a la interconexión de grupos creativos. Cuando se agrupa unaserie de inspiraciones colectivas se crea un movimiento filosófico que puedeconducir al cambio repentino de una cultura (al esfuerzo inicial que implica innovary salirse de lo rutinario para romper inercias). Lo mismo podríamos decir encuanto a la investigación científica. Pero para construir progresivamente esacultura, basada en el libre intercambio de ideas, debemos empezar por transformarnuestras actitudes personales. Esto es posible si empezamos a pensar en laparadoja de la unidad en la multiplicidad. El despliegue de las funciones cerebrales se manifiesta a través del procesocreativo y, por encima de él, a través de los contenidos de las diferentesconcepciones culturales, que incluyen aspectos de nuestros cerebros y de laenvoltura técnica en la que se desarrollan, de tal manera que la mente estáparcialmente tanto dentro del cuerpo como fuera de él.
  3. 3. Podemos considerar que los seres humanos están íntimamente conectadoscon la realidad cultural, pues la memoria acumulada de los grupos socialesproduce un efecto real sobre ellos, y viceversa. La dependencia es tan íntima quesintonizar con los distintos niveles mentales, desde los más primitivos a los másdesarrollados, es sincronizar con el conocimiento de los diferentes nivelesculturales, porque sus procesos aparecen sustentados por la misma basefisiológica. Precisamente, el conocimiento de la realidad de cada persona dependede su acto de participación dentro de la cultura, es decir, de poder tomarlibremente los elementos que más le interesan y desarrollar, dentro del surtido delas teorías existentes, sus propias ideas. Un apego excesivo, ya sea desde un conocimiento subjetivo u objetivo,intuitivo o racional, global o local, puede provocar bloqueos que impidendesarrollar la capacidad creativa en su plenitud. La fórmula para evitar la rigidez yconseguir la fluidez consiste en superar las categorías fijas y limitadasconservadas por la mente y la cultura, para guiar el pensamiento hacia laintegración de sus diferentes niveles. Ello confiere la ruptura de los sistemascerrados y posibilita un discurso no doctrinario en el cual se integran muchasteorías. Toda esa amplitud, en la que se tiende a diluir las dualidades, y muyespecialmente la dualidad sujeto/objeto, que es la que se opone al desarrollonatural de la creatividad, otorga el acceso a un campo de información mayor,multidimensional, que incorpora el conocimiento humano en un sistema global yunitario, convirtiendo las múltiples disciplinas en un holograma ilimitado. La causa profunda del error epistemológico de la cultura contemporánearadica en el dogmatismo del saber en un sistema de ideas fijas (teorías, hipótesis,ideologías, creencias...) que no valorizan, al mismo tiempo, la libertad en lasrelaciones entre el sujeto y el objeto, entre el investigador y el objeto de suconocimiento. La ciencia ortodoxa divide el conocimiento en distintas áreasespecializadas porque parte del juicio discriminatorio propio de los sistemascerrados, que están privados de la relación con su entorno (epigénesis). Mientrasnos aferremos a una epistemología fundada en la división del conocimiento yrechacemos la integridad del sujeto, no habrá un ámbito de acción para el diálogo,y mucho menos para la reconciliación. Desafortunadamente, la privación sustentada por el lenguaje racional inhibe laapertura teórica hacia lenguajes novedosos que buscan la emergencia de lacreatividad. Esta misma visión se hace más profunda cuando consideramos queno solo vale para la cultura, sino también para todos los sistemas complejosvivientes, lo que nos lleva a considerar la imagen del conocimiento como unholograma de relaciones dinámicas y fractales auto-semejantes. Dicha imagensería la clave del método holofráctico. Para trascender las posibilidades de la cultura, la creatividad debepermanecer abierta sobre el sujeto y el objeto. Por esta razón, la creación es unsistema experimental, interactivo y evolutivo. Un sistema que podría ser entendidoen términos holofractográficos, es decir, de auto-organización e interconexión deinformación, pues en él se produce un circuito que va, respectivamente, de la parteal todo y del todo a la parte. La dirección de la parte al todo divide toda unidad endos polos, porque el sentido de las cosas depende de dos términos, que surgen delos fenómenos fragmentados del espacio y del tiempo. Sería el caso de lospatrones del orden explícito creados por los sentidos externos y el pensamientoracional, que constituyen el sistema por el que separamos, organizamos y
  4. 4. estratificamos el mundo; solamente en la medida en que pueda adaptarse anuestras reglas de percepción y nuestros modelos lógicos. Por otro lado, ladirección que va del todo a la parte agrupa cada polaridad en una unidad. Sepresenta bajo el enfoque de los sentidos internos y del pensamiento intuitivo, queal concebir las situaciones de una forma holística, integra varios tipos deinformación de manera simultánea y crea una realidad perceptiva/imaginativanueva. Sería el caso de los patrones del orden implícito de las regionesholográficas del cerebro, que se encuentran más allá del dualismo del espacio ydel tiempo. En el ámbito holográfico nada se funda en su opuesto, ya que cadaparte contiene en sí todas las demás. Esto es lo mismo que decir que las ideascreativas tienen su origen en las regiones holográficas, y que se manifiestan en losdiversos dominios de lo real como sistemas fractales auto-organizados, tal y comose manifiesta la propia naturaleza. Esta idea revolucionaria permite unaextrapolación de los contenidos culturales como productos emergentes de unamisma cosmovisión. Hay, entonces, un despliegue de relaciones dialécticas en loprofundo de toda creación, ya hablemos de la materia, la vida o la mente.Extracto del libro “El modelo Fractal-Holográfico” de Alejandro Troyán.Más información en: http://www.holofractico.com/http://www.diegomarin.com/1300515-9788415668022-EL-MODELO-FRACTALHOLOGRAFICO-UN-MODELO-COHERENTE-DE-LA-CREACION-SEGUNDA-PARTE-CREACION-MISTICA-Y-CIENTIFICA.html

×