Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Guías NICE evaluación y manejo del trauma espinal (español)

5,779 views

Published on

Traducción (no oficial) de las Guías NICE de evaluación y manejo del trauma espinal publicadas en Febrero de 2016.

Published in: Health & Medicine

Guías NICE evaluación y manejo del trauma espinal (español)

  1. 1. 1 Trauma espinal: Valoración y manejo inicial Guía NICE Publicación 17 de Febrero de 2016 Traducción no oficial Mª Esther Gorjón Peramato Enfermera de emergencias www.signosvitales20.com
  2. 2. 2 1.1. EVALUACIÓN Y MANEJO EN AMBIENTE PREHOSPITALARIO Evaluación del trauma espinal 1.1.1. A su llegada al lugar de los hechos, utilice una secuencia de actuación por prioridades para evaluar a las personas con sospecha de trauma, por ejemplo C-ABCDE: ● Hemorragia catastrófica ● Vía aérea con inmovilización (control) espinal ● Respiración ● Circulación ● Discapacidad ● Exposición y control ambiental 1.1.2. En todas las etapas de la evaluación: ● Proteger la columna de la persona mediante la inmovilización y alineación manual, particularmente durante cualquier intervención en las vías respiratorias, y ● evitar mover el resto de la columna vertebral. 1.1.3. Evaluar a la persona para la lesión espinal, teniendo en cuenta inicialmente los siguientes factores. Compruebe si la persona: ● Tiene lesiones importantes distrayentes ● Está bajo la influencia de drogas u alcohol ● Está confuso o no coopera ● Tiene un nivel de consciencia disminuido ● Tiene cualquier dolor a nivel espinal ● Tiene alguna debilidad en manos o pies (evaluación motora) ● Tiene alterada o presenta ausencia de sensibilidad en manos o pies (evaluación sensitiva) ● Tiene priapismo ● Refiere problemas de columna vertebral previos o condiciones que predisponen a la inestabilidad de la columna vertebral. 1.1.4. Llevar a cabo inmovilización espinal completa en línea si alguno de los factores anteriores está presente o si la evaluación no se puede realizar. Evaluación de lesiones de la columna cervical 1.1.5. Evaluar si la persona tiene un alto/bajo o ningún riesgo de lesión cervical utilizando la Regla Canadiense de valoración espinal de la siguiente manera: La persona tiene un alto riesgo si tiene al menos uno de los siguientes factores: ● Tiene 65 años o más ● Mecanismo lesional peligroso (caída de más de un metro o 5 pasos, carga axial en la cabeza, colisión de vehículos a alta velocidad, vuelco, expulsión de un vehículo a motor, accidente con vehículos recreativos motorizados, colisión de bicicleta, accidentes de equitación).
  3. 3. 3 ● Presenta parestesias en EESS o EEII. La persona tiene un bajo riesgo si presenta al menos uno de los siguientes factores: ● Está involucrado en un accidente por alcance de menor importancia ● Está cómodo en posición sentada ● Ha deambulado en algún momento desde el accidente ● No presenta dolor/ aumento de la sensibilidad en la línea media de la columna cervical ● Retraso en la aparición de dolor en el cuello La persona se mantiene en bajo riesgo si: ● No puede girar activamente su cuello 45º a la izquierda y la derecha (el rango de rotación del cuello sólo puede evaluarse con seguridad si la persona tiene un riesgo bajo y no existen factores de alto riesgo). La persona no tiene ningún riesgo si: ● Presenta algún factor de bajo riesgo anteriormente citados ● Es capaz de realizar una rotación activa de 45º de su cuello a derecha e izquierda. 1.1.6. Tenga en cuenta que la aplicación a los niños de la Regla Canadiense de valoración espinal es difícil y su etapa de desarrollo debe ser tenida en cuenta. Evaluación de lesiones vertebrales torácicas y lumbosacras 1.1.7. Valore a la persona con sospecha de lesión en columna torácica o lumbosacra teniendo en cuenta los siguientes factores: ● Edad de 65 años o más y refiere dolor en la región vertebral torácica o lumbosacra ● Mecanismo de lesión peligroso (caer desde una altura de más de 3 metros, carga axial en la cabeza o base de la columna (por ejemplo caídas de aterrizaje en los pies o las nalgas), accidente de tráfico a alta velocidad, vuelco, sujeción con cinturones de cintura solamente, expulsión de un vehículo de motor, accidente que implica vehículos motorizados de recreo, colisión de bicicleta, accidentes de equitación) ● Patología vertebral preexistente, osteoporosis conocida o en riesgo (por ejemplo si toma corticoides) ● Sospecha de fractura vertebral en otra región de la columna vertebral ● Síntomas neurológicos anormales (parestesia, debilidad o entumecimiento) ● En el examen: ○ signos neurológicos anormales (déficit sensorial o motor) ○ nueva deformidad ósea o sensibilidad en la línea media (a la palpación) ○ sensibilidad ósea en la línea media (en la percusión) ○ dolor de columna o en la línea media (al toser) ● En la movilización (sentado, de pie, paso, caminando): dolor o síntomas neurológicos anormales (parar si esto ocurre).
  4. 4. 4 1.1.8. Tenga en cuenta que la evaluación de niños con sospecha o lesión de la columna torácica o lumbosacra es difícil y debe tenerse en cuenta la etapa de desarrollo del niño. Cuando realizar o mantener la inmovilización espinal completa en línea 1.1.9. Llevar a cabo o mantener la inmovilización espinal completa en línea si: ● Se identifica un factor de alto riesgo para la lesión de la columna cervical según la Regla Canadiense de Valoración Espinal. ● Se identifica un bajo factor de riesgo para lesiones de la columna cervical según la Regla Canadiense de Valoración Espinal y la persona es incapaz de girar de forma activa su cuello 45 grados a izquierda y derecha ● Está indicado por uno o más de los factores enumerados en la recomendación de la valoración de la columna torácica y lumbosacra. 1.1.10. No realizar o mantener la inmovilización espinal completa en línea en las personas si: ● Tienen factores de bajo riesgo para la lesión de la columna cervical según lo identificado e indicado por la Regla Canadiense, están libres de dolor y son capaces de girar activamente su cuello 45 grados a izquierda y derecha ● No tienen ninguno de los factores enumerados en la recomendación de la valoración de la columna torácica y lumbosacra. Cómo llevar a cabo la inmovilización espinal completa en línea 1.1.11. Cuando se realiza la inmovilización de la columna vertebral hay que adaptar el abordaje a las circunstancias específicas de la persona (véanse las recomendaciones 1.1.12 y 1.1.16 a 1.1.18). 1.1.12. El uso de dispositivos de inmovilización espinal puede ser difícil (por ejemplo, en personas con cuellos cortos o anchos, o personas con una deformidad preexistente) y podría ser contraproducente (por ejemplo, aumento del dolor, el empeoramiento de los signos y síntomas neurológicos). En las personas que no cooperan, agitados o angustiados, entre ellas los niños, valore dejarla en una posición en la que se sientan cómodos, con inmovilización manual en línea. 1.1.13. Cuando se lleva a cabo la inmovilización espinal completa en línea en adultos, estabilizar manualmente la cabeza con la columna vertebral alineada utilizando la siguiente estrategia por etapas: ● Se debe colocar un collarín semirrígido de tamaño apropiado a menos que esté contraindicado por: ○ compromiso de las vías respiratorias ○ deformidades espinales conocidas, tales como la espondilitis anquilosante (en estos casos mantener la columna vertebral en la posición actual de la persona). ● Vuelva a evaluar la vía respiratoria después de aplicar el collarín ● Coloque y asegure la persona en una camilla cuchara. ● Asegure la persona con bloques de cabeza (inmovilizador de cabeza) y cinta, idealmente en un colchón de vacío.
  5. 5. 5 1.1.14. Cuando se lleva a cabo la inmovilización espinal completa en línea en los niños, estabilizar manualmente la cabeza, alineada con la columna vertebral, utilizando el método progresivo de la recomendación anterior y considerar: ● la participación de los familiares y cuidadores si es adecuado ● mantener a los bebés en su silla de coche si es posible, utilizando una camilla cuchara con mantas enrolladas, colchón de vacío, férulas de vacío de las extremidades o el dispositivo de liberación Kendrick. Liberación 1.1.15. Cuando hay amenaza inmediata para la vida y es necesaria una rápida liberación de una persona, se deben realizar todos los esfuerzos para limitar el movimiento espinal sin retrasar el tratamiento. 1.1.16. Considere pedir a la persona que se autolibere si no están atrapados físicamente y no presentan ninguno de los siguientes condiciones: ● lesiones distrayentes significativas ● síntomas neurológicos anormales (parestesia, debilidad o entumecimiento) ● dolor espinal ● factores de alto riesgo para la lesión de la columna cervical como las evaluadas por la Regla canadiense de valoración espinal. 1.1.17. Explicar a la persona que se autolibera, que ante la aparición de cualquier dolor de columna, entumecimiento, hormigueo o debilidad, deben dejar de moverse y esperar a ser movido. 1.1.18. Cuando una persona se haya autoliberado: ● pedirles que se tumben en decúbito supino sobre una camilla colocada adyacente al vehículo o incidente ● en la ambulancia, siga recomendaciones 1.1.1 a 1.1.13 para evaluar la posibilidad de lesión medular y maneje su situación. 1.1.19. No transporte personas con sospecha de lesión de la médula en un tablero largo o cualquier otro dispositivo de liberación. El tablero sólo debe utilizarse para la extricación dispositivo. 1.2. MANEJO DEL DOLOR EN AMBIENTE PREHOSPITALARIO Y HOSPITALARIO Evaluación del dolor 1.2.1. Consulte la guía NICE sobre la experiencia del paciente en los servicios de adultos del NHS para ver los consejos en la evaluación del dolor en adultos.
  6. 6. 6 1.2.2. Evaluar el dolor regularmente en personas con lesión de la médula mediante una escala de valoración del dolor adecuada para la edad del paciente, el grado de desarrollo y la función cognitiva. 1.2.3. Continuar en el hospital con la misma escala de evaluación del dolor que fue utilizada en el ámbito prehospitalario. Alivio del dolor 1.2.4. Ofrecer medicamentos para controlar el dolor en la fase aguda tras la lesión de la médula. 1.2.5. Para las personas con lesión de la médula, usar mórficos por vía intravenosa como analgésicos de primera línea y ajustar la dosis según sea necesario para lograr el alivio adecuado del dolor. 1.2.6. Si no se ha establecido acceso IV, considere la vía intranasal para atomizar diamorfina o ketamina. 1.2.7. Considere la Ketamina a dosis analgésicas como el analgésico de segunda línea. 1.3. DESTINO INMEDIATO TRAS LA LESIÓN 1.3.1. Tenga en cuenta que el destino óptimo para un paciente que ha sufrido un trauma grave es un Centro de Trauma (Major Trauma Centre). En algunos lugares o circunstancias podrían ser necesarios unos cuidados intermedios de urgencia en una unidad de trauma urgencia, conforme a la práctica acordada dentro de la red regional de trauma. Sospecha de lesión medular 1.3.2. Transporte a las personas con sospecha de lesión de la médula espinal traumática aguda (con o sin lesión de la columna), con inmovilización espinal completa en línea, a un Centro de trauma, independientemente del tiempo de transferencia, a menos que la persona necesite una intervención inmediata para salvarle la vida. 1.3.3. Asegúrese de que el tiempo en la escena se limita a realizar aquellas intervenciones que pueden salvar vidas. 1.3.4. Desviar a la Unidad de trauma más cercana si un paciente con sospecha de lesión medular traumática aguda (con o sin lesión de la columna), con inmovilización espinal completa en línea, necesita una intervención inmediata para salvar su vida, como una secuencia rápida de inducción a la anestesia y la intubación, que no puede ser realizada por los equipos pre-hospitalarios.
  7. 7. 7 1.3.5. No transporte de personas con sospecha de lesión medular traumática aguda (con o sin lesión de la columna), con inmovilización espinal completa en línea, directamente a un Centro específico de tratamiento de la lesión medular desde el lugar de los hechos. Sospecha de lesión de columna vertebral 1.3.6. Transporte a los adultos con sospecha de lesión de columna vertebral sin sospecha aguda de lesión traumática de la médula espinal, con inmovilización espinal completa en línea, a la Unidad de trauma más cercana, a menos que haya indicaciones según triaje prehospitalario para transportarlos directamente a un Centro de Trauma. 1.3.7. Transporte a los niños con sospecha de lesión de columna vertebral (con o sin lesión de la médula) a un Centro de Trauma. 1.4. EVALUACIÓN Y MANEJO EN EL SERVICIO DE URGENCIAS 1.4.1. A la llegada al servicio de urgencias utilizar una secuencia de prioridades para la evaluación de las personas con sospecha de traumatismo (véase la recomendación 1.1.1). 1.4.2. Proteger la columna cervical de la persona como en la recomendación 1.1.2 o mantener la inmovilización espinal completa en línea. 1.4.3. Evaluar la persona para la lesión de la médula como en la recomendación 1.1.3. 1.4.4. Llevar a cabo o mantener la inmovilización espinal completa en línea en el servicio de urgencias si presenta alguno de los factores de la recomendación 1.1.3 o si esta evaluación no se puede hacer. Sospecha de lesión de la columna cervical 1.4.5. Evaluar la persona con sospecha de lesión de la columna cervical mediante la Regla Canadiense de valoración espinal (véanse las recomendaciones 1.1.5 y 1.1.6). Sospecha de lesión torácica o columna lumbosacra 1.4.6. Evaluar la persona con sospecha de lesión torácica o de columna lumbosacra utilizando los factores enumerados en las recomendaciones 1.1.7 y 1.1.8. Cuándo realizar o mantener la inmovilización completa en línea y solicitud de imágenes 1.4.7. Realizar o mantener la inmovilización espinal completa en línea y solicitar pruebas de imágenes si:
  8. 8. 8 ● Se identifica un factor de alto riesgo para la lesión de la columna cervical según la norma canadiense de valoración espinal ● Se identifica un factor de bajo riesgo para lesiones de la columna cervical y se indica según la regla canadiense de valoración espinal y la persona es incapaz de girar de forma activa su cuello 45 grados a la izquierda y la derecha, o ● Está indicado por uno o más de los factores enumerados en la recomendación 1.1.7. 1.4.8. No realizar o mantener la inmovilización espinal completa o solicitar pruebas de imagen si: ● tiene factores de bajo riesgo para la lesión de la columna cervical identificados y señalados por la norma canadiense de valoración espinal, no tienen dolor y son capaces de girar activamente su cuello 45 grados a la izquierda y la derecha ● no tienen ninguno de los factores enumerados en la recomendación 1.1.7. Cómo realizar la inmovilización espinal completa 1.4.9. Cuando se realiza o se mantiene la completa inmovilización en línea se refieren a recomendaciones 1.1.11 a 1.1.14. 1.5. DIAGNÓSTICO POR IMAGEN 1.5.1. Las pruebas de imagen para lesiones espinales deben realizarse con urgencia, y los resultados deben interpretarse de inmediato por un profesional sanitario con formación y habilidades en esta área. Sospecha de lesión medular o lesiones de columna cervical Niños 1.5.2. Realizar RM en los niños menores de 16 años si hay una fuerte sospecha de:  lesión de la médula espinal cervical, según la regla C-espina dorsal de Canadá y por evaluación clínica, o  lesión de columna vertebral cervical según la evaluación clínica, o signos neurológicos anormales, o ambos. 1.5.3. Considerar la radiografía simple en niños menores de 16 años que no cumplen los criterios para RM de la recomendación 1.5.2., pero en los que la sospecha clínica permanece después de repetidas evaluaciones clínicas. 1.5.4. Discutir los resultados de las radiografías simples con un radiólogo consultor y realizar más pruebas de imagen si es necesario. 1.5.5. Para realizar las pruebas de imagen en niños (menores de 16 años) con traumatismo craneal y sospecha de lesión en columna cervical, siga las recomendaciones de la sección 1.5. de la guía NICE sobre lesión craneal.
  9. 9. 9 Adultos 1.5.6. Realizar la TC en adultos (mayores de 16 años) si:  las pruebas de imagen para la lesión de la columna cervical están indicadas según la Regla Canadiense de valoración espinal (ver recomendación 1.4.7.) o  existe una fuerte sospecha de lesión de la columna torácica o lumbosacra asociada a signos o síntomas neurológicos anormales. 1.5.7. Si, después de la TC, hay una anormalidad neurológica que podría ser atribuible a lesión de la médula espinal, lleve a cabo la RM. 1.5.8. Para las pruebas de imagen en los adultos (por encima de 16 años) con traumatismo craneal y sospecha de lesión de la columna cervical, siga las recomendaciones en la sección 1.5. de la guía NICE sobre la lesión craneal. Sospecha de lesión torácica o lumbosacra única (niños y adultos) 1.5.9. Realizar un examen de rayos X como prueba diagnóstica de primera línea para las personas con sospecha de lesión vertebral sin signos o síntomas neurológicos anormales en el tórax o región lumbosacra (T1-L3). 1.5.10. Realizar TC si la radiografía es anormal o hay signos o síntomas clínicos de una lesión columna vertebral. 1.5.11. Si se confirma una nueva fractura de columna vertebral, realice pruebas de imagen del resto de la columna vertebral. BodyTC 1.5.12. Use TC de cuerpo entero en adultos (por encima de 16 años) con un traumatismo importante contundente y con sospecha de múltiples lesiones. Los pacientes no deben ser reposicionados durante todo el procedimiento. 1.5.13. Utilizar los resultados clínicos y el escanograma para dirigir la TC de las extremidades en los adultos (16años o más) con trauma en las extremidades. 1.5.14. Si una persona con sospecha de lesión de columna vertebral tiene TC de cuerpo, entero llevar a cabo reformateo multiplanar para mostrar todas las regiones torácica y lumbosacra con reformateos coronal y sagital. 1.5.15. No utilice rutinariamente TC de cuerpo entero para obtener imágenes de los niños (menores de 16 años). Use el clínico juicio para limitar la TC a las áreas del cuerpo donde es necesaria una evaluación.
  10. 10. 10 1.6. LA COMUNICACIÓN CON LOS SERVICIOS TERCIARIOS 1.6.1. Cuando un paciente presente una lesión de la médula espinal en una unidad de trauma, el líder del equipo de trauma debe comunicarse inmediatamente con el especialista en neurocirugía de guardia en la unidad de trauma o centro de trauma más cercano. 1.6.2. Cuando un paciente en un centro de referencia de trauma tiene una lesión de la médula espinal, el líder del equipo de trauma debe comunicarse inmediatamente con el especialista en neurocirugía de guardia. 1.6.3. Para las personas que tienen una lesión de la médula espinal, el especialista en neurocirugía en el centro de trauma o unidad de trauma debe comunicarse con el consultor asociado del centro de lesionados medulares dentro de las 4 horas tras el diagnóstico para establecer una atención continuada. 1.6.4. Todas las personas que tienen una lesión de la médula espinal deben tener un cuidado personalizado toda la vida, que es guiado por un centro de lesión medular. 1.7. TRATAMIENTO PRECOZ EN EL SERVICIO DE URGENCIAS TRAS LESIÓN MEDULAR TRAUMÁTICA 1.7.1. Todas las red de atención al trauma debe tener directrices escritas para el tratamiento inmediato de una persona con lesión de la médula espinal y deben ser consensuadas con el centro de de referencia de lesión medular. 1.7.2. El manejo de una lesión de la médula espinal debe ser acordada entre neurocirujanos y especialistas en lesiones de la médula espinal para cada persona. 1.7.3. No utilice los siguientes medicamentos, destinados a proporcionar neuroprotección y prevención del deterioro secundario, en la fase aguda tras la lesión de la médula espinal traumática aguda: ● metilprednisolona ● naloxona ● nimodipino 1.7.4. No utilizar medicamentos en la fase aguda de una lesión traumática de la médula espinal para prevenir el dolor neuropático que se desarrolla en la fase crónica. 1.8 INFORMACIÓN Y APOYO A PACIENTES, FAMILIARES Y CUIDADORES La guía NICE sobre trauma grave: la prestación de servicios, contiene recomendaciones en materia de información y apoyo a las pacientes, familiares y cuidadores. Proporcionando ayuda
  11. 11. 11 1.8.1. En la comunicación con los pacientes, familiares y cuidadores:  manejar las expectativas y evitar la desinformación  responder preguntas y proporcionar información honestamente, dentro de los límites de su conocimiento  no especular y evitar ser demasiado optimista o pesimista cuando se habla sobre las investigaciones, diagnóstico o pronóstico  preguntar si hay alguna otra duda. 1.8.2. La estructura del equipo de trauma debe incluir un claro punto de contacto para proporcionar información a los pacientes, familiares y cuidadores. 1.8.3. Mantener contacto visual y ponerse a la altura de los ojos del paciente para asegurarse de que es visible durante la comunicación con esta persona, para evitar que mueva su cabeza. 1.8.4. Si es posible, preguntar al paciente si quiere que esté alguien (un miembro de la familia, cuidador o amigo) con ellos. 1.8.5. Si el paciente está de acuerdo, invitar a su familiar, cuidador o amigo para que esté en sala de reanimación. Asegúrese de que vayan acompañados por un miembro del personal y que su presencia no afecta a la evaluación, el diagnóstico o el tratamiento. Apoyo a los niños y adultos vulnerables 1.8.6. Asignar un miembro del personal que se encargue de ponerse en contacto con los familiares y de proporcionar apoyo a los niños no acompañados y adultos vulnerables. 1.8.7. Contacto con el equipo de salud mental tan pronto como sea posible para aquellos pacientes que tienen una patología psicológica o psiquiátrica pre-existente que pueda haber contribuido a su lesión o un problema de salud mental que pueda afectar a su bienestar o cuidado en el hospital. 1.8.8. En caso de atención a un niño o un adulto vulnerable con un traumatismo espinal, permitir a los familiares o cuidadores que se mantengan al alcance de su vista si es apropiado. 1.8.9. Enseñar a los miembros de la familia y cuidadores de niños y adultos vulnerables a proporcionarles información y apoyo. Tener en cuenta la edad, la etapa de desarrollo y la función cognitiva del niño o adulto vulnerable. 1.8.10. Incluir a los hermanos del niño lesionado cuando se ofrece apoyo a los miembros de la familia y cuidadores. Proporcionar información 1.8.11. Explicar a los pacientes, familiares y cuidadores lo que está sucediendo y por qué está sucediendo. Proporcionar:  información sobre las lesiones conocidas
  12. 12. 12  detalles de las investigaciones y el tratamiento inmediato, y si es posible incluir el tiempo de realización y horarios  información sobre los resultados esperados de tratamiento, incluyendo el tiempo derecuperación y la probabilidad de efectos permanentes sobre la calidad de vida, como el dolor, pérdida de la función o los efectos psicológicos. 1.8.12. Proporcionar información en cada etapa del manejo (incluyendo los resultados de pruebas de imagen) en las consultas cara a cara. 1.8.13. Documentar todas las comunicaciones clave con pacientes, familiares y cuidadores sobre el plan de manejo del paciente. Proporcionar información acerca de la transferencia a otro servicio de urgencias 1.8.14. Para los pacientes que van a ser transferidos a un servicio de urgencias de otro centro, proporcionar información verbal y por escrito que incluya:  la razón de la transferencia  la ubicación del centro receptor y destino del paciente dentro del centro  el nombre y los datos de la persona responsable del cuidado del paciente en el centro receptor  el nombre y los datos de la persona que fue responsable de la atención del paciente en el 1.9. DOCUMENTACIÓN EN ENTORNOS PREHOSPITALARIOS Y HOSPITALARIOS Registro de la información en entornos prehospitalarios 1.9.1. Registre la siguiente información en pacientes con sospecha de trauma espinal en el ámbito prehospitalario:  C-ABCD (hemorragia catastrófica, vía aérea con inmovilización espinal, respiración, circulación, discapacidad (neurológico), exposición y medio ambiente)  Dolor espinal  Tiene alguna debilidad en manos o pies (evaluación motora)  Tiene alterada o presenta ausencia de sensibilidad en manos o pies (evaluación sensitiva)  Tiene priapismo 1.9.2. Si es posible, registre la información de si las evaluaciones muestran que la condición del paciente está mejorando o empeorando. 1.9.3. Registrar la información de pre-alerta mediante un sistema estructurado e incluir todo la siguiendo:  la edad del paciente y el sexo  momento del incidente  mecanismo de la lesión  sospecha de lesiones
  13. 13. 13  signos vitales y Escala de Coma de Glasgow  tratamiento hasta el momento  hora estimada de llegada al servicio de urgencias  requisitos especiales  el distintivo de llamada de la ambulancia, el nombre de la persona que coge la llamada y la hora de la llamada. Recogida de información en el ámbito hospitalario 1.9.4. La enfermera responsable o el líder del equipo de trauma (team leader) en el servicio de urgencias debe recibir la información de pre-alerta y determinar el nivel de respuesta del equipo de trauma de acuerdo con las guías locales consensuadas y publicadas. 1.9.5. El líder del equipo de trauma debe ser fácilmente identificable y el equipo de trauma debe estar listo para recibir la información. 1.9.6. La documentación prehospitalaria, incluyendo la información de prealerta registrada, debe ser rápidamente puesta a disposición del equipo de trauma e integrada en la historia clínica del paciente en el hospital. Registro de información en el ámbito hospitalario 1.9.7. Registro de los elementos recogidos en la recomendación 1.9.1., como mínimo, para la evaluación primaria. 1.9.8. Registrar los resultados de la valoración secundaria, incluyendo una evaluación neurológica detallada y examine cualquier dolor o sensibilidad de la médula espinal. 1.9.9. Si se sospecha una lesión de la médula espinal en personas mayores de 4 años, realice una Clasificación según Escala ASIA (American Spinal Injury Association) tan pronto como sea posible en urgencias, y registrar:  capacidad vital para las personas mayores de 7 años  capacidad de toser 1.9.10. Un miembro del equipo de trauma debe ser designada para registrar todos los hallazgos traumáticos y las intervenciones que se producen ('toman notas contemporáneas'). 1.9.11. El líder del equipo de trauma debe ser responsable de verificar la información registrada para asegurarse de que está completa. Transferencia de información en el ámbito hospitalario 1.9.12. Seguir un proceso estructurado en la transferencia dentro del propio departamento de urgencias (incluyendo los cambios de turno) y con otros servicios. Asegúrese de que la transferencia está documentada.
  14. 14. 14 1.9.13. Asegurar que toda la documentación del paciente, incluyendo las imágenes y los informes, va con los pacientes cuando son transferidos a otros departamentos o centros. 1.9.14. Elaborar un resumen por escrito, que incluya el diagnóstico, plan de actuación y resultados esperados, y:  se dirige y envía al médico de cabecera del paciente dentro de las primeras 24 horas de ingreso  incluye un resumen escrito en términos sencillos que sea comprensible para los pacientes, familiares y cuidadores  esté fácilmente disponible en los registros del paciente 1.10. FORMACIÓN Y HABILIDADES 1.10.1. Asegúrese de que cada profesional de la salud dentro del servicio de atención al trauma grave tienen la formación y habilidades para llevar a cabo, con seguridad y eficacia, las intervenciones que están obligados a dar, en línea con esta guía y las guías NICE sobre fracturas simples, fracturas complejas y trauma grave. 1.10.2. Permitir que cada profesional de la salud que brinda atención a los pacientes con traumatismo tenga una formación actualizada en las intervenciones que están obligados a realizar. 1.10.3. Proporcionar formación y entrenamiento para profesionales de la salud que tiene que atender a los niños con un traumatismo importante que incluya los siguientes componentes:  protección  tener en cuenta el riesgo de radiación de la TC a los niños cuando se discutan las pruebas de imagen para ellos  la importancia del equipo de trauma grave, las funciones de los miembros del equipo y del líder, y trabajar con eficacia en un equipo de trauma grave  la gestión de la angustia que las familias y los cuidadores pueden experimentar y la comunicación de malas noticias  la importancia de la auditoría clínica y la revisión del caso.

×