Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Buscar en buscadores: la fiebre por los asistentes personales

49 views

Published on

Desde que surgió Google los usuarios buscamos en esta herramienta todo lo que necesitamos, y lo hacemos empleando términos o conceptos descriptivos que nos ayuden, con mayor o menor grado de acierto, a encontrar aquello que tenemos en mente. Antes buscábamos conceptos, más o menos genéricos, que pudieran ayudarnos a tomar una decisión. Ahora, muchos esperan que los motores de búsqueda sean quienes tomen la decisión por ellos.

Published in: Internet
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Buscar en buscadores: la fiebre por los asistentes personales

  1. 1. ARTÍCULO DE NEREA NUEVO, CONSULTORA SÉNIOR EN ESTUDIO DE COMUNICACIÓN Buscar en buscadores: la fiebre por los asistentes personales Mientras que la Unión Europea define leyes para restringir el uso de datos personales de los usuarios, en 2018 vimos cómo las búsquedas en Google que incluyen términos centrados en el usuario y sus necesidades aumentaban en una escalada sin precedente. ARTÍCULO PATROCINADA POR E-PRENSA POR NEREA NUEVO, CONSULTORA SÉNIOR EN ESTUDIO DE COMUNICACIÓN. lunes 22 de abril de 2019 NEREA NUEVO Desde que surgió Google los usuarios buscamos en esta herramienta todo lo que necesitamos, y lo hacemos empleando términos o conceptos descriptivos que nos ayuden, con mayor o menor grado de acierto, a encontrar aquello que tenemos en mente. Antes, si queríamos conocer las prestaciones del nuevo iPhone buscábamos “características nuevo iPhone”; para buscar el restaurante de moda en Madrid, las palabras más utilizadas eran probablemente “el mejor restaurante de Madrid”; el hotel más recomendado de París aparecía ante nuestros ojos cuando tecleábamos “hotel mejor valorado París”; y así en cada uno de los casos. Lo cierto es que hace 10 años, localizar aquello que teníamos en mente entre el maremágnum de resultados era una tarea bastante más sencilla que ahora, aunque eran necesarias algunas dosis de ingenio extra para afinar la búsqueda. Pero hoy, las tendencias de búsqueda han ido evolucionando para centrarse en el individuo y sus necesidades. Según datos de Google, las búsquedas del tipo “X para Y” (por ejemplo, cazadoras para ir a la montaña) se han incrementado en un 120 % en los últimos años, y la cosa va mucho más allá...
  2. 2. Las búsquedas móviles que contienen palabras como “de mí” o “para mí” han aumentado alrededor de un 60 %. En paralelo, la utilización de términos como “debería” o “necesito” en búsquedas, se ha incrementado en un 65 %, y otros como “puedo”, en más de un 85 %. Por ejemplo, buscamos cada vez más cuestiones como “cuál es el mejor seguro de coche para mí”, “qué tipo de champú necesito” o, incluso, si “debería comprarme una casa”, esperando encontrar en la red el mejor consejo posible. Como si realmente nos conociera. Antes buscábamos conceptos, más o menos genéricos, que pudieran ayudarnos a tomar una decisión. Ahora, muchos esperan que los motores de búsqueda sean quienes tomen la decisión por ellos. ¿Por qué está pasando esto? Se me ocurren varias opciones: 1) Nuestras expectativas han cambiado Inteligencias como Siri, Watson o Alexa han roto la barrera comunicativa que naturalmente existía entre tecnología y humanos. Esperamos que nos respondan, ayuden, aconsejen y que se conviertan exactamente en lo que nos han prometido las poderosas campañas de marketing de los últimos años: asistentes personales. Esto está en línea con datos que publicó el gigante tecnológico recientemente: casi el 44 % de los usuarios que tienen activado el asistente de voz de su dispositivo móvil lo utilizan para realizar compras en línea, como un asesor más. Por otra parte, el nuevo modelo de altavoces que controla Alexa de Amazon ha sido uno de los artículos más comprados a nivel mundial durante el último Black Friday. En palabras de Lisa Gevelber, Global VP Marketing de Google, “el tipo de consejo que la gente buscaba de sus amigos, lo espera ahora de sus teléfonos”. Pero, ¿sabemos de dónde salen estos datos que permiten a la tecnología predecir lo que es mejor para mí? ¿Les vamos a otorgar credibilidad? Y, lo que es más importante, ¿estamos dispuestos a continuar cediendo nuestra información como consumidores para tener una experiencia 100 % customizada? 2) Navegamos más desde el móvil, y eso influye en los contenidos que buscamos Mientras que en dispositivos de escritorio las búsquedas carecen de la inmediatez propia de la movilidad, en los terminales móviles predominan las destinadas a encontrar lo que se necesita en momentos y lugares determinados. Por eso, según Google Trends, algunos de los términos que más se emplean en búsquedas móviles son aquellos que combinan la palabra “cerca” con algún indicador temporal o del estado del servicio, como por ejemplo, “ahora”, “hoy”, “abierto”… Es decir, cada vez encontramos más búsquedas del tipo “cartelera de cine cerca de mí hoy” o “restaurantes cerca abiertos esta noche”.
  3. 3. Se asume, por tanto, que el terminal móvil debe conocer la ubicación del usuario y debe sugerirle los establecimientos o instituciones más adecuados para él, en el momento y lugar en que realice la búsqueda. 3) La conversación nunca finaliza Pocas son las personas que se permiten una desconexión temporal de sus terminales móviles. Los dispositivos rara vez se apagan, y los mensajes y notificaciones nunca dejan de llegar. ¿El resultado? Una conversación global, heterogénea, con multitud de actores y que nunca finaliza. En este contexto, es lógico interactuar con la tecnología como si se tratara de un actor más de esta gran conversación global, introduciendo elementos del lenguaje propios de la comunicación interpersonal, como los ya mencionados: qué debería hacer, qué es lo mejor para mí, etc. Se espera, así, recibir una respuesta más o menos alineada con las formas de comunicación más humanas. En síntesis, asumimos que la tecnología ya no solo debe resultar útil, sino que ha de estar siempre nuestro servicio y ofrecernos una experiencia totalmente personalizada, además del mejor consejo posible. Precisamos de asistentes personales que no descansen. Las empresas ya son conscientes de esta nueva tendencia, y están trabajando a marchas forzadas para lanzar aplicaciones que permitan gestionar sus servicios de forma integral, únicamente utilizando la voz. Por ejemplo,Alexa de Amazon -que salió a la venta en España el pasado mes de octubre- cuenta ya con cientos de aplicaciones en castellano que el usuario puede instalar en su dispositivo, para gestionar su hogar, servicios y dispositivos como nunca antes lo había hecho. Ahora es posible pedir hamburguesas a domicilio tras revisar el importe de la última factura de la luz, mientras se le indica al dispositivo que cree un ambiente más íntimo en la casa. Y todo ello en menos de 3 minutos. Sin embargo, existe una preocupación generalizada acerca del uso que se hace de los datos que genera cada una de nuestras interacciones en la red, y trabajamos para establecer mecanismos para gestionarlos. Ejemplo de ello es la Ley Orgánica de Protección de Datos Europea, que entró en vigor en 2018 para velar por el uso que empresas e instituciones hacen de la información que les autorizamos a almacenar. Nos preocupamos, sí, pero quizá perdemos el foco sobre lo que realmente importa. ¿De verdad somos conscientes de que estamos otorgando el control de nuestra vida a este tipo de tecnologías? ¿Qué sucederá cuando logren predecir nuestras acciones antes de que nosotros mismos seamos conscientes de que las vamos a realizar? Sea como fuere, una cosa está clara. Google tendrá que adaptarse a las tendencias derivadas del auge de losbots y asistentes personales, que serán, sin duda, la tecnología comunicativa que veremos florecer con más fuerza en 2019. http://www.topcomunicacion.com/noticia/11792/buscar-en-buscadores-la-fiebre-por-los- asistentes-personales

×