Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El protocolo en la gestión de la reputación

480 views

Published on

Carlos Bonilla nos explica la importancia de hacer un buen uso del protocolo, comportamiento empresarial que se adopta ante los diferentes stakeholders y que afecta a la reputación corporativa; y así, convertirlo en una gran ventaja competitiva para las empresas.

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

El protocolo en la gestión de la reputación

  1. 1. consultoría relaciones públicas Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer : Sócrates. El protocolo en la gestión de la reputación Carlos Bonilla L El autor es socio y vicepresidente ejecutivo de AB Estudio de Comunicación, firma de Consultoría en Relaciones Públicas, y miembro del Consejo Asesor de Merco México, medidor de Reputación Corporativa. 60  a relación empresa-sociedad experimenta un cambio trascendental que da origen a un nuevo comportamiento organizacional. La maximización del beneficio económico y el retorno del capital, como misión central de la compañía, dan paso a un nuevo rol de las empresas en la sociedad con dos exigencias básicas: ética y sostenibilidad. Lo que Justo Villafañe, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid denomina “la nueva racionalidad” se radicaliza en los últimos años, tras las crisis financieras, y exige a las empresas demostrar un comportamiento ético y verificable para construir una buena reputación; ésta se gestiona día con día, es tarea permanente. Se basa, principalmente, en un comportamiento organizacional acorde con las expectativas de sus stakeholders. Esto es que la ética esté omnipresente en todos los actos de cada uno de los colaboradores de una compañía o institución, con todos los interlocutores de la misma: accionistas, clientes, proveedores, autoridades gubernamentales, vecinos, etc. El comportamiento organizacional no se limita a las acciones de los directivos de la empresa, sino abarca el de cada uno de los colaboradores, y constituye un poderoso portador de percepciones, fuente de buena o de mala imagen. Es por ello que debe estar normado, seguir un protocolo preestablecido, con el propósito de que durante la interlocución de cada colaborador con sus públicos se erija en un embajador de buena voluntad hacia la empresa o institución. febrero 20 14 mundoejecutivo.mx El protocolo es un conjunto de normas de comportamiento ante los diferentes públicos para homologar la conducta organizacional y transmitir una imagen homogénea y congruente ante los distintos interlocutores de la empresa. Más que un medidor de desempeño, la buena reputación corporativa debe considerarse como una ventaja competitiva, la cual, utilizada en forma estratégica, contribuye para el mejoramiento de cada uno de los indicadores de éxito de las compañías o instituciones. Para apoyar la gestión de la reputación deben normarse todos los elementos portadores de percepción. El comportamiento organizacional como el más importante de ellos, y es la razón por la que sigue teniendo una especial importancia ser cuidadoso con aspectos como la ética en los negocios, la atención a visitantes, la puntualidad, etc. El comportamiento organizacional debe normarse con políticas y protocolos, mismos que deben llevarse a cabo eficientemente, o no cumplirán con su cometido.

×