Julio Cortázar(Bruselas, 1914 - París, 1984) Escritor argentino. Hijo de padresargentinos, a los cuatro años Julio Cortáza...
(Juana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México, 1651 - Ciudad deMéxico, id., 1695) Escritora mexic...
La Habana, 1853 - Dos Ríos, Cuba, 1895) Político y escritor cubano. Nacido en el seno de unafamilia española con pocos rec...
Amado Nervo(José Amado Ruiz de Nervo; Tepic, Nayarit, 1870 - Montevideo, 1919)Poeta mexicano. Hizo sus primeros estudios e...
Gabriel García Márquez(Aracataca, Colombia, 1928) Novelista colombiano. Afincado desde muyjoven en la capital de Colombia,...
EL BREVE AMORCon qué tersa dulzurame levanta del lecho en que soñabaprofundas plantaciones perfumadas,me pasea los dedos p...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Julio cortázar

554 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
554
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Julio cortázar

  1. 1. Julio Cortázar(Bruselas, 1914 - París, 1984) Escritor argentino. Hijo de padresargentinos, a los cuatro años Julio Cortázar se desplazó con ellos aArgentina, para radicarse en la provincia andina de Mendoza. Trascompletar sus estudios primarios, siguió los de magisterio y letras ydurante cinco años fue maestro rural. Pasó más tarde a Buenos Aires, yen 1951 viajó a París con una beca. Concluida ésta, su trabajo comotraductor de la Unesco le permitió afincarse definitivamente en lacapital francesa. Por entonces Julio Cortázar ya había publicado enBuenos Aires el poemario Presencia con el seudónimo de «Julio Denis»,el poema dramático Los reyes y la primera de sus series de relatosbreves, Bestiario, en la que se advierte la profunda influencia de JorgeLuis Borges. La literatura de Cortázar parte del cuestionamiento vital,cercano a los planteamientos existencialistas, en obras de marcadocarácter experimental, que lo convierten en uno de los mayoresinnovadores de la lengua y la narrativa en lengua castellana. Como enBorges, sus relatos ahondan en lo fantástico, aunque sin abandonar por ello el referente de larealidad cotidiana, por lo que sus obras tienen siempre una deuda abierta con el surrealismo.Para Cortázar, la realidad inmediata significa una vía de acceso a otros registros de lo real,donde la plenitud de la vida alcanza múltiples formulaciones. De ahí que su narrativa constituyaun permanente cuestionamiento de la razón y de los esquemas convencionales de pensamiento.El instinto, el azar, el goce de los sentidos, el humor y el juego terminan por identificarse con laescritura, que es a su vez la formulación del existir en el mundo. Las rupturas de los órdenescronológico y espacial sacan al lector de su punto de vista convencional, proponiéndolediferentes posibilidades de participación, de modo que el acto de la lectura es llamado acompletar el universo narrativo.Tales propuestas alcanzaron sus más acabadas expresiones en las novelas, especialmente enRayuela, considerada una de las obras fundamentales de la literatura de lengua castellana, y ensus cuentos, entre ellos Casa tomada o Las babas del diablo, ambos llevados al cine, y Elperseguidor, cuyo protagonista evoca la figura del saxofonista negro Charlie Parker.Muy pronto, Julio Cortázar se convirtió en una de las principales figuras del llamado «boom» dela literatura hispanoamericana, y disfrutó del reconocimiento internacional. A su sensibilidadartística sumó su preocupación social: se identificó con los pueblos marginados y estuvo muycerca de los movimientos de izquierdas.En este sentido, su viaje a Cuba en 1962 constituyó una experiencia decisiva en su vida. Merceda su concienciación social y política, en 1970 se desplazó a Chile para asistir a la ceremonia detoma de posesión como presidente de Salvador Allende y, más tarde, a Nicaragua para apoyar almovimiento sandinista. Como personaje público, intervino con firmeza en la defensa de losderechos humanos, y fue uno de los promotores y miembros más activos del Tribunal Russell.Como parte de este compromiso escribió numerosos artículos y libros, entre ellos Dossier Chile:el libro negro, sobre los excesos del régimen del general Pinochet, y Nicaragua, tanviolentamente dulce, testimonio de la lucha sandinista contra la dictadura de Somoza, en el queincluye el cuento Apocalipsis en Solentiname y el poema Noticias para viajeros. Tres años antesde morir adoptó la nacionalidad francesa, aunque sin renunciar a la argentina.
  2. 2. (Juana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México, 1651 - Ciudad deMéxico, id., 1695) Escritora mexicana. Fue la mayor figura de las letras hispanoamericanas delsiglo XVII. Niña prodigio, aprendió a leer y escribir a los tres años, y a los ocho escribió suprimera loa. Admirada por su talento y precocidad, a los catorce fue dama de honor de LeonorCarreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo. Apadrinada por los marqueses deMancera, brilló en la corte virreinal de Nueva España por su erudición y habilidad versificadora.Pese a la fama de que gozaba, en 1667 ingresó en un convento de las carmelitas descalzas deMéxico y permaneció en él cuatro meses, al cabo de los cuales lo abandonó por problemas desalud. Dos años más tarde entró en un convento de la Orden de San Jerónimo, esta vezdefinitivamente. Dada su escasa vocación religiosa, parece que sor Juana Inés de la Cruz prefirióel convento al matrimonio para seguir gozando de sus aficiones intelectuales: «Vivir sola... notener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor decomunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros», escribió.Su celda se convirtió enpunto de reunión de poetas e intelectuales, como Carlos de Sigüenza y Góngora, pariente yadmirador del poeta cordobés, cuya obra introdujo en el virreinato, y también del nuevo virrey,Tomás Antonio de la Cerda, marqués de la Laguna, y de su esposa, Luisa Manrique de Lara,condesa de Paredes, con quien le unió una profunda amistad. En su celda también llevó a caboexperimentos científicos, reunió una nutrida biblioteca, compuso obras musicales y escribió unaextensa obra que abarcó diferentes géneros, desde la poesía y el teatro, en los que se aprecia lainfluencia de Góngora y Calderón, hasta opúsculos filosóficos y estudios musicales. Perdida granparte de esta obra, entre los escritos en prosa que se han conservado cabe señalar la cartaRespuesta a sor Filotea de la Cruz, seudónimo de Manuel Fernández de la Cruz, obispo de Puebla.En 1690, éste había hecho publicar la Carta atenagórica, en la que sor Juana hacía una dura críticaal «sermón del Mandato» del jesuita portugués António Vieira sobre las «finezas de Cristo»,acompañada de una «Carta de sor Filotea de la Cruz», en la que, aun reconociendo el talento de laautora, le recomendaba que se dedicara a la vida monástica, más acorde con su condición demonja y mujer, que a la reflexión teológica, ejercicio reservado a los hombres.A pesar de lacontundencia de su respuesta, en la que daba cuenta de su vida y reivindicaba el derecho de lasmujeres al aprendizaje, pues el conocimiento «no sólo les es lícito, sino muy provechoso», lacrítica del obispo la afectó profundamente, tanto, que poco después sor Juana Inés de la Cruzvendió su biblioteca y todo cuanto poseía, destinó lo obtenido a beneficencia y se consagró porcompleto a la vida religiosa. Murió mientras ayudaba a sus compañeras enfermas durante laepidemia de cólera que asoló México en el año 1695. La poesía del Barroco alcanzó con ella sumomento culminante, y al mismo tiempo introdujo elementos analíticos y reflexivos queanticipaban a los poetas de la Ilustración del siglo XVIII. Sus obras completas se publicaron enEspaña en tres volúmenes: Inundación castálida de la única poetisa, musa décima, sor Juana Inésde la Cruz (1689), Segundo volumen de las obras de sor Juana Inés de la Cruz (1692) y Fama y obraspóstumas del Fénix de México (1700).La obra de Sor Juana Inés de la CruzAunque su obra pareceinscribirse dentro del culteranismo de inspiración gongorina y del conceptismo, tendenciascaracterísticas del barroco, el ingenio y originalidad de Sor Juana Inés de la Cruz la han colocadopor encima de cualquier escuela o corriente particular. Ya desde la infancia demostró gransensibilidad artística y una infatigable sed de conocimientos que, con el tiempo, la llevaron aemprender una aventura intelectual y artística a través de disciplinas tales como la teología, lafilosofía, la astronomía, la pintura, las humanidades y, por supuesto, la literatura, que laconvertirían en una de las personalidades más complejas y singulares de las letrashispanoamericanas.En la poesía de sor Juana hay numerosas y elocuentes composiciones profanas(redondillas, endechas, liras y sonetos), entre las que destacan las de tema amoroso, como lossonetos que comienzan con "Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba..." y "Detente, sombra de mibien esquivo...". También abunda en ella la temática mística, en la que una fervorosaespiritualidad se combina con la hondura de su pensamiento, tal como sucede en el caso de "A laasunción", delicada pieza lírica en honor a la Virgen María.
  3. 3. La Habana, 1853 - Dos Ríos, Cuba, 1895) Político y escritor cubano. Nacido en el seno de unafamilia española con pocos recursos económicos, a la edad de doce años José Martí empezó aestudiar en el colegio municipal que dirigía el poeta Rafael María de Mendive, quien se fijó en lascualidades intelectuales del muchacho y decidió dedicarse personalmente a su educación. Eljoven Martí pronto se sintió atraído por las ideas revolucionarias de muchos cubanos, y tras elinicio de la guerra de los Diez Años y el encarcelamiento de su mentor, inició su actividadrevolucionaria: publicó una gacetilla El Diablo Cojuelo, y poco después una revista, La PatriaLibre, que contenía su poema «Abdalá». A los diecisiete años José Martí fue condenado a seis decárcel por su pertenencia a grupos independentistas. Realizó trabajos forzados en el penal hastaque su mal estado de salud le valió el indulto. Deportado a España, en este país publicó suprimera obra de importancia, el drama Adúltera. Inició en Madrid estudios de derecho y selicenció en derecho y filosofía y letras por la Universidad de Zaragoza.Durante sus años en España surgió en él un profundo afecto por el país, aunque nunca perdonósu política colonial. En su obra La República Española ante la Revolución Cubana reclamaba a lametrópoli que hiciera un acto de contrición y reconociese los errores cometidos en Cuba. Trasviajar durante tres años por Europa y América, José Martí acabó por instalarse en México. Allí secasó con la cubana Carmen Sayes Bazán y, poco después, gracias a la paz de Zanjón, que dabapor concluida la guerra de los Diez Años, se trasladó a Cuba. Deportado de nuevo por lasautoridades cubanas, temerosas ante su pasado revolucionario, se afincó en Nueva York y sededicó por completo a la actividad política y literaria.Desde su residencia en el exilio, José Martí se afanó en la organización de un nuevo procesorevolucionario en Cuba, y en 1892 fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria. Seconvirtió entonces en el máximo adalid de la lucha por la independencia de su país. Dos añosmás tarde, tras entrevistarse con el generalísimo Máximo Gómez, logró poner en marcha unproceso de independencia. Pese al embargo de sus barcos por parte de las autoridadesestadounidenses, pudo partir al frente de un pequeño contingente hacia Cuba. Fue abatido porlas tropas realistas cuando contaba cuarenta y dos años. Martí es, junto a Bolívar y San Martín,uno de los principales protagonistas del proceso de emancipación de Hispanoamérica.Además de destacado ideólogo y político, José Martí fue uno de los más grandes poetashispanoamericanos y la figura más destacada de la etapa de transición al modernismo, que enAmérica supuso la llegada de nuevos ideales artísticos. Como poeta se le conoce por Ismaelillo(1882), obra que puede considerarse un adelanto de los presupuestos modernistas por eldominio de la forma sobre el contenido; Versos libres (1878-1882), La edad de oro (1889) yVersos sencillos (1891), esta última decididamente modernista y en la que predominan losapuntes autobiográficos y el carácter popular.Además de destacado ideólogo y político, José Martí fue uno de los más grandes poetashispanoamericanos y la figura más destacada de la etapa de transición al modernismo, que enAmérica supuso la llegada de nuevos ideales artísticos.Como poeta se le conoce por Ismaelillo (1882), obra que puede considerarse un adelanto de lospresupuestos modernistas por el dominio de la forma sobre el contenido; Versos libres (1878-1882), La edad de oro (1889) y Versos sencillos (1891), esta última decididamente modernista yen la que predominan los apuntes autobiográficos y el carácter popular.
  4. 4. Amado Nervo(José Amado Ruiz de Nervo; Tepic, Nayarit, 1870 - Montevideo, 1919)Poeta mexicano. Hizo sus primeros estudios en el Colegio de Jacona, pasando despuésal Seminario de Zamora, en el Estado de Michoacán, donde permaneció desde 1886hasta 1891.Los problemas económicos que atenazaron a su familia, un hogar de clasemedia venido a menos, le forzaron a dejar inconclusos sus estudios eclesiásticos, sinque pueda descartarse por completo la idea de que su decisión fuera también influidapor sus propias inclinaciones. En cualquier caso, siguió alentando en su interior unaespiritualidad mística, nacida sin duda en estos primeros años y que empapó suproducción lírica en una primera etapa; en ella meditó fundamentalmente sobre laexistencia humana, sus problemas, sus conflictos y sus misterios, y sobre el eternodilema de la vida y la muerte.Abandonados los estudios, empezó a ejercer el periodismo, profesión que desarrolló primero enMazatlán, en el Estado de Sinaloa, y más tarde en la propia Ciudad de México, adonde setrasladó temporalmente en 1894. Sus colaboraciones aparecieron en la Revista Azul. Junto a suamigo Jesús E. Valenzuela, fundó la Revista Moderna. Estas dos publicaciones fueron elresultado de las ansias e impulsos modernistas que aparecieron, en aquella época, en todos losrincones de la Latinoamérica literaria y artística.En 1900, el diario El Imparcial lo envió comocorresponsal a la Exposición Universal de París, donde residiría durante dos años. Entabló allíconocimiento y amistad con el gran poeta nicaragüense Rubén Darío, quien más tarde diría deNervo: "se relacionó también con el grupo de literatos y artistas parnasianos y modernistas,completando de ese modo su formación literaria." Todos los estudiosos parecen estar de acuerdoen afirmar que adoptó los principios y la filosofía del Parnaso, grupo de creadores franceses queintentaba reaccionar contra la poesía utilitaria y declamatoria tan en boga por aquel entonces,rechazando también un romanticismo lírico en el que los sentimientos, las encendidas pasiones ylas convicciones íntimas de los autores, interfiriendo en su producción literaria, impedían, a suentender, el florecimiento de la belleza artística pura.En París conoció a la que iba a ser la mujer de su vida, Ana Cecilia Luisa Dailliez, con la quecompartió su vida más de diez años, entre 1901 y 1912, y cuyo prematuro fallecimiento fue eldoloroso manantial del que emanan los versos de La amada inmóvil, que no vio la luz públicahasta después de la muerte del poeta, prueba de que éste consideraba su obra como parteimprescindible de su más dolorosa intimidad. Su Ofertorio supone, sin ningún género de duda,uno de los momentos líricos de mayor emoción, una de las joyas líricas más importantes de todasu producción poética. Cuando regresó a México, tras aquellos años decisivos para su vida y suformación literaria y artística, ejerció como profesor en la Escuela Nacional Preparatoria, hastaque fue nombrado inspector de enseñanza de la literatura. En 1906, por fin, ingresó en elservicio diplomático mexicano y se le confiaron distintas tareas en Argentina y Uruguay, para serfinalmente designado secretario segundo de la Legación de México en España. En 1918 recibió elnombramiento de ministro plenipotenciario en Argentina y Uruguay, el que iba a ser su últimocargo, pues, un año después, en 1919, Amado Nervo moría en Montevideo, la capital uruguaya,donde había conocido a Zorrilla San Martín, notable orador y ensayista con el que trabó estrechaamistad y que, a decir de los estudiosos, influyó decisivamente en el acercamiento a la IglesiaCatólica que realizó el poeta en sus últimos momentos, un acercamiento que tiene todos losvisos de una verdadera reconciliación.
  5. 5. Gabriel García Márquez(Aracataca, Colombia, 1928) Novelista colombiano. Afincado desde muyjoven en la capital de Colombia, Gabriel García Márquez estudió derechoy periodismo en la universidad Nacional e inició sus primerascolaboraciones periodísticas en el diario El Espectador.A los veintisieteaños publicó su primera novela, La hojarasca, en la que ya apuntaba losrasgos más característicos de su obra de ficción, llena de desbordantefantasía. A partir de esta primera obra, su narrativa entroncó con latradición literaria hispanoamericana, al tiempo que hallaba en algunoscreadores estadounidenses, sobre todo en William Faulkner, nuevasfórmulas expresivas.Comprometido con los movimientos de izquierda,Gabriel García Márquez siguió de cerca la insurrección guerrillera cubanahasta su triunfo en 1959. Amigo de Fidel Castro, participó por entonces en la fundación dePrensa Latina, la agencia de noticias de Cuba. Tras la publicación de dos nuevos libros de ficción,en 1965 fue galardonado en su país con el Premio Nacional.Sólo dos años después, y al cabo de no pocas vicisitudes con diversos editores, García Márquezlogró que una editorial argentina le publicase la que constituye su obra maestra y una de lasnovelas más importantes de la literatura universal del siglo XX, Cien años de soledad. La obra,en la que trabajó más de veinte años, recrea a través de la saga familiar de los Buendía laperipecia histórica de Macondo, pueblo imaginario que es el trasunto de su propio pueblo natal yal tiempo, de su país y su continente. De perfecta estructura circular, el relato alza un mundopropio, recreación mítica del mundo real de Latinoamérica que ha venido en llamarse «realismomágico», por el encuentro constante de elementos realistas con apariciones y circunstanciasfantasiosas. Esta fórmula narrativa entronca con la tradición literaria latinoamericana, iniciadacon las crónicas de los conquistadores, plagadas también de leyendas y elementossobrenaturales originados por el profundo choque entre el mundo conocido y la cultura de losespañoles que emigraban y la exuberante y extraña presencia del continente latinoamericano.Tras una temporada en París, en 1969 se instaló en Barcelona, donde entabló amistad conintelectuales españoles, como Carlos Barral, y sudamericanos, como Vargas Llosa. Su estanciaallí fue decisiva para la concreción de lo que se conoció como boom de la literaturahispanoamericana, del que fue uno de sus mayores representantes.En 1972 Gabriel García Márquez obtuvo el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, ypocos años más tarde regresó a América Latina, para residir alternativamente en Cartagena deIndias y Ciudad de México, debido sobre todo a la inestabilidad política de su país.Su prestigio literario, que en 1982 le valió el Premio Nobel de Literatura, le confirió autoridadpara hacer oír su voz sobre la vida política y social colombiana. Su actividad como periodistaqueda reflejada en Textos costeños, de 1981, Entre cachacos, de 1983, compendios de artículospublicados en la prensa escrita, o Noticias para un secuestro, amplio reportaje novelado editadoen 1996 que trata de la dramática peripecia de nueve periodistas secuestrados por orden delnarcotraficante Pablo Escobar. Relato de un náufrago, reportaje sobre un caso real publicado enforma de novela en 1968, constituye un brillante ejemplo de «nuevo realismo» y refleja sucapacidad para cambiar de registro.En cine ha intervenido en la redacción de numerosos guiones, a veces adaptaciones de suspropias obras, y desde 1985 comparte, con el cineasta argentino Fernando Birri, la dirección dela Escuela Internacional de Cine de La Habana.
  6. 6. EL BREVE AMORCon qué tersa dulzurame levanta del lecho en que soñabaprofundas plantaciones perfumadas,me pasea los dedos por la piel y me dibujaen le espacio, en vilo, hasta que el besose posa curvo y recurrentepara que a fuego lento empiecela danza cadenciosa de la hogueratejiédose en ráfagas, en hélices,ir y venir de un huracán de humo-(¿Por qué, después,lo que queda de míes sólo un anegarse entre las cenizassin un adiós, sin nada más que el gestode liberar las manos ?)

×