Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El lado oscuro del turismo

70 views

Published on

Artículos de portada de la edición de enero 2020 de la revista Hosteltur. En esta edición especial de FItur 2020, se reflexiona sobre las externalidades negativas del turismo, y cómo el sector está reflexionando y modificando pautas para reducir los impactos negativos.

Published in: Business
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El lado oscuro del turismo

  1. 1. 10 Enero 2020 11Enero 2020 del Ayuntamiento porque atraían grandes multitudes a un espacio ya de por sí limitado”, explica la oficina de turismo de la capital holandesa. Dicho y hecho, el cartel fue retirado de allí y trasladado a la terminal 1 del aeropuerto de Schiphol. Víctima de su propio éxito La historia de este cartel de quita y pon -convertido en un icono para las masas y que luego acaba siendo víc- tima de su propio éxito- dice mucho acerca de lo que está pasando en el sector turístico en los últimos años. Porque no sólo hablamos de carte- les, sino de barrios, ciudades, playas o islas enteras. Y ya no sólo es una cuestión de multitudes que se arre- molinan en determinados lugares, sino también de grandes transfor- maciones urbanísticas y paisajís- ticas, emisiones de dióxido de car- bono, consumos enormes de agua y energía, generación masiva de resi- duos… ¿Están los destinos y las empresas turísticas reaccionando de la manera adecuada o llegan tarde y mal? ¿Qué nuevas soluciones podrán contra- rrestar o mitigar las externalidades provocadas por el movimiento de personas más grande en la historia de la Humanidad? En el siglo XXI, el turismo ha alcanzado tal gigantis- mo, los nuevos desafíos son tantos y tan complejos y hay tantas pregun- tas por responder, que apenas sabe- mos por dónde comenzar a abordar todas estas cuestiones. Quizá podríamos comenzar tirando de la respuesta clásica que venimos oyendo desde hace años: el turismo sostenible es la solución. ¿Pero es realmente así? “No estoy a gusto con el concepto de turismo sostenible. Un turista gene- ra dos tipos de impactos: por un lado, lleva con él la mochila del transpor- te y por el otro -debido al consumo medio de agua, comida, etc., du- rante su viaje- genera una cantidad de residuos por encima de la media del residente. Es complicado ima- ginar un turismo sostenible. Pode- mos plantearnos más cómo reducir esos impactos que hablar de turis- mo sostenible”. Quien se manifiesta en estos términos tan escépticos es José Antonio Donaire, vicerrector de Relaciones Internacionales y pro- fesor de Turismo de la Universidad de Girona, quien participó en el foro Mediterranean Sustainable Tourism Convention 2019. “Es verdad que una parte impor- tante de la sociedad ha incorporado una visión crítica sobre los efectos del turismo. Y hay una conciencia colectiva sobre los impactos de esta actividad, que ha conducido a la res- puesta de tratar de limitar el turis- mo. Pero los viajes aumentan debido a las nuevas clases medias emergen- tes, a que la gente se desplaza más veces al año”, recuerda Donaire. En suma, estamos ante una tendencia global. Otra cuestión que se plantea es cómo diferenciar turismo y movilidad, si es que puede hacerse tal cosa. Ima- ginemos por ejemplo una gran ciu- dad que quiera poner límites al nú- mero de turistas pero que al mismo tiempo está recibiendo diariamente decenas de miles de personas que se desplazan allí para trabajar, estu- diar, ir al médico, de compras, etc. “En un contexto de aumento de la A la derecha, el día en que retiraron las letras “I amsterdam” en la plaza de los museos de la capital holandesa porque atraían numerosos turistas que querían hacerse fotos allí. A la derecha, una imagen anterior a la retirada de las letras gigantes. con la responsabilidad que conlleva El turismo toma conciencia de SU PODER Y SU LADO OSCURO La nueva agenda del sector turístico para la década de 2020 REPORTAJE Xavier Canalís @xaviercanalis Con el cambio de década, el sector turístico afronta un momento crucial. Se mantienen las previsiones de crecimiento a nivel global para los años 2020, pero al mismo tiempo el aumento del número de viajes crea nuevos retos relacionados con la sostenibilidad. Mientras, el sentimiento antiturismo y nuevos impuestos se ciernen sobre empresas y destinos. A msterdam, 3 de diciembre de 2018. Una gran grúa se ha plantado frente al Rijksmu- seum. Y comienza a hacer algo que deja desconcertados a los turistas que se amontonan allí diariamente. Los operarios atan cables en las gi- gantescas letras que forman el cartel “I amsterdam” -de dos metros de alto y 23 de largo-, las cargan en un tráiler y se las llevan. Adiós a las sel- fies y los retratos de grupo en uno de los sitios más icónicos de la ciudad. Pero eso es precisamente lo que pre- tendía el Ayuntamiento. El eslogan “I amsterdam” llevaba plantado 14 años en la esplanada de los museos Museumplein y desde entonces se había convertido en un lugar icónico de la ciudad. Millones de personas se habían hecho fotos allí. “Estas gigantescas letras eran muy populares entre los visitantes. Pero fueron sacadas de allí a petición REP TEMA DE PORTADA Hay una conciencia colectiva sobre los impactos de la actividad turística, que ha conducido a la respuesta de tratar de limitar el turismo” “
  2. 2. 12 Enero 2020 13Enero 2020 los 1.800 millones de llegadas de viajeros internacionales. “Sin embargo, en 2018 ya se alcan- zaron los 1.400 millones de llegadas, dos años antes de lo previsto”, re- cuerda Manuel Butler, director eje- cutivo de la OMT. “Este fuerte cre- cimiento nos obliga a asumir nuevas responsabilidades, especialmente garantizar su sostenibilidad a largo plazo. El avanzar en la agenda para desacoplar ese crecimiento del uso de recursos naturales es clave y lo será más en los próximos años. Tan- to los turistas como la población lo- cal de los destinos están impulsan- do esta agenda de sostenibilidad”, añade. De hecho, apunta Manuel Butler, las políticas relacionadas con el turismo ya se han integrado plenamente en las agendas públicas de ciudades como Barcelona, Vene- cia o Amsterdam “debido a que los residentes, votantes, no lo perciben siempre de forma positiva”. Por otra parte, destaca el director ejecutivo de la OMT, también los Es- tados están tomando cada vez más cartas en el asunto. “El creciente peso de la actividad turística en la economía y sobre todo su impacto social hace que el turismo se esté incorporando a la agenda política nacional de los países del primer mundo, donde apenas tenía presen- cia, tanto en la regulación como en la fiscalidad asociada a la movilidad. La economía circular y el cambio climático marcarán cada vez más la agenda turística de los destinos”. En otras palabras, “el sector turístico parece que ha dejado de ser la indus- tria blanca en la mente de muchos ciudadanos”, por lo que urge pasar de las palabras a los hechos. En cualquier caso, recuerda Manuel Butler, durante la 23ª Asamblea Ge- neral de la OMT se aprobó la Con- vención de Turismo y Ética. Y esto es algo que a la luz de los nuevos acon- movilidad, los sitios están presiona- dos por el constante flujo de perso- nas. Estamos en una nueva sociedad nómada”, indica este experto. Ahora bien ¿qué pasa si los gobier- nos comienzan a establecer nuevos impuestos al transporte aéreo, con la justificación de combatir el cam- bio climático? ¿Se reducirá el núme- ro de viajes a nivel global? Aquí podríamos visualizar dos hipo- téticos escenarios. En el primero de ellos, asistiríamos a una “estabiliza- ción o caída del turismo” debido al incremento de los costes del trans- porte o a una mayor conciencia so- bre los impactos medioambientales del viaje. Sin embargo, Donaire ve más probable un segundo escenario: “la movilidad continuará creciendo. Y en todo caso, debemos ser cons- cientes de que limitar el turismo en un sitio generará el desplazamiento de los turistas hacia otros lugares”. Impuestos al turismo En todo caso, la creación de nuevos impuestos que graven el transporte aéreo, las emisiones de cruceros o las pernoctaciones en hoteles es una tendencia que parece haber tomado impulso en la Unión Europea, se- gún advierte Michel de Blust, quien ejerció el cargo de secretario general de ECTAA (la asociación europea de agencias de viajes y turoperadores) desde 1989 hasta 2019. “La sostenibilidad va a ser algo fun- damental en los próximos 10-20 años, en la Unión Europea y entre los Estados. Sin embargo, la solución para la sostenibilidad no es poner más impuestos”, expone este ex- perto, conocedor de los entresijos de Bruselas. “¿Tenemos un problema? Pues le ponemos un impuesto. Esta suele ser a menudo la actitud de los políticos”, lamenta Michel de Blust. Sin embargo, esta manera de actuar “lastra la competitividad y hace que los destinos sean más caros, sin re- solver el desafío de la sostenibilidad, que sólo se puede atacar si todos los actores implicados colaboran jun- tos”, explica. Además, Michel de Blust recuerda que la masificación de sitios turís- ticos o las aglomeraciones son en el fondo “una cuestión sobre cómo gestionar las ciudades y el espacio público. En el caso de Venecia, por ejemplo, los visitantes de un día se concentran en unas pocas calles. El desafío para los destinos es por tanto cómo manejar esas multitudes en el espacio y en el tiempo”. Llegados a este punto, conviene co- menzar a tener algo claro. El turismo no se va a detener. Va a seguir cre- ciendo. Las previsiones de la OMT son claras en este sentido: para el año 2030, prevé que alcanzaremos Una estampa que se ha hecho habitual en Barcelona: un autobús turístico, viajeros llevando sus maletas y guías con paraguas en la plaza de Cataluña. Los impuestos al turismo lastran la competitividad y hacen que los destinos sean más caros pero no resuelven el desafío de la sostenibilidad” “ “Ahora nos ven como a los malos de la película” “Nos ven como a los malos de la película pero no lo somos. Ahora parece ser que también somos los culpables de la contaminación y de la masificación”, apuntó Gabriel Escarrer, durante un foro el pasado noviembre. El vicepresidente de Meliá también afirmó: “Nadie arremete contra otros sectores más contaminantes como el de las compras online, responsable, según cifras no oficiales, de hasta un 6% de las emisiones por el transporte de mercancías desde Asia y la inmediatez en la entrega. Sin embargo no se habla de aplicar un impuesto o una tasa ecológica a empresas como Amazon o Alibaba”. En cualquier caso, el sector debe “concienciarse, porque se está generando un movimiento de vergüenza de viajar”. El presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, cree que al sector turístico aún le falta mucho camino para dar a conocer las iniciativas que está adoptando en pro de la sostenibilidad CRECEMOS CON VALORES, CRECEMOS JUNTOS. CRECERJUNTOS.COM 900 227 227 Banca Privada Planificación Patrimonial Asesoramiento a Empresas Gestión de Activos AMBICIÓN En Banca March superarnos día a día nos ha llevado a ser el ÚNICO BANCO de propiedad 100% FAMILIAR en España. Entendemos mejor que nadie las ambiciones de las empresas familiares. Cuatro generaciones creciendo de forma responsable junto a nuestros clientes.
  3. 3. 14 Enero 2020 tecimientos “cobra un significado especial” dado que esa declaración reconoce como universal el Dere- cho al turismo. Es decir, la gente va a querer seguir viajando, sobre todo las nuevas clases medias de los mer- cados emergentes. ¿Cómo hacer compatible entonces el crecimiento de los viajes previsto para los próximos años con la re- ducción de esos impactos sociales y medioambientales que se achacan a la actividad turística? Frente a estos nuevos retos, la OMT ha establecido una serie de priorida- des que se centran en la sostenibili- dad, la innovación y transformación digital, así como la formación y la educación. “Están estrechamen- te interrelacionados. La transición a una economía baja en carbono y eficiente en consumo de recursos naturales presenta muchas opor- tunidades para el sector, siendo más necesario que nunca el rol de la OMT”, dice Manuel Butler. “Frente al reto de la sostenibilidad nos centramos en el conocimiento riguroso y la búsqueda de soluciones concretas. Por eso estamos expan- diendo nuestra red de Observatorios de Sostenibilidad INSTO, con las re- cientes incorporaciones de Canadá y Australia, así como avanzando en la aprobación por Naciones Unidas del marco de medición de la sostenibili- dad en Turismo (SF-MST), o el infor- me sobre la huella de CO2 del trans- porte turístico que presentamos en el COP25 en Madrid”. Manuel Butler apunta otro ejemplo: “El programa de Naciones Unidas One Planet-Turismo, liderado por la OMT y los Gobiernos de Francia y Es- paña, en pro de un consumo y pro- ducción sostenible (Objetivo de De- sarrollo Sostenible nº12), se centra en dar soluciones concretas, como es el caso de la economía circular en las compras de suministros del sec- tor hotelero”. Más ejemplos: en el campo de la di- gitalización, se impulsa la creación de hubs de innovación, competicio- nes de startups turísticas, rondas de financiación, etc. Además, “estas políticas de acción no son efectivas si no van acompa- ñadas con un impulso en la forma- ción, algo que demandan nuestros Estados Miembros, que se plasma en la UNWTO Academy, presencial y online”, expone Manuel Butler. Además, el director ejecutivo de la OMT resalta “nuestra política de po- ner en valor el turismo en la agen- da urbana, tanto en la gobernanza como en el desarrollo urbanístico. Así, en el Primer Foro de Alcaldes, de 2019, fue adoptada la Declaración de Lisboa que considera al turista como residente no permanente y busca que el turismo beneficie a todos”. Igualmente, Manuel Butler recuer- da “la adopción de la Agenda África para que ese continente se beneficie plenamente de la prosperidad que conlleva el turismo”. Menos turismo ¿la solución? Sin embargo, el relato antiturístico no se detiene. De hecho, va a más. En algunas ciudades europeas, por ejemplo, existen plataformas veci- nales que se están movilizando en contra del turismo. En Barcelona la Asamblea de Barrios por el Turis- mo Sostenible, que se constituyó en 2015, ha endurecido su posición ini- cial y en 2019 ha pasado a llamarse directamente Asamblea de Barrios para el Decrecimiento Turístico. “Hay que decir que el nombre de turismo sostenible fue cuestionado desde un principio”, explica dicha asociación vecinal. “Ya teníamos la convicción de que el turismo soste- La Fontana di Trevi, en Roma, puede atraer a miles de turistas al día, lo que contribuye a generar problemas de movilidad en los alrededores del monumento. La gente va a querer seguir viajando por el mundo, sobre todo las nuevas clases medias de los mercados emergentes “ UN PORTFOLIO DE PRODUCTOS PARA TUS CLIENTES diseñado ACUERDOS EXCLUSIVOS CON MÁS DE 90.000 PROPIEDADES TARIFAS EXCLUSIVAS PARA AGENTES DE VIAJES Los mejores hoteles al mejor precio, en los destinos más deseados w w w . b e d s o n l i n e . c o m
  4. 4. 16 Enero 2020 nible no era factible en Barcelona. Esta etiqueta se ha convertido en un concepto vacío, pervertido por lo- bbies y poderes públicos que lo uti- lizan para sus habituales lavados de cara. Ahora abandonamos formal- mente el término turismo sosteni- ble, hablamos en todo caso de sos- tenibilidad social y urbana, y damos aún más visibilidad al concepto de decrecimiento turístico”, indica esta plataforma vecinal. “Son necesarias políticas de regulación, fiscalidad y reducción de estancias, actividades y desplazamientos turísticos a la ciu- dad”, insiste la asociación. “Además de los impactos sociales -vivienda, movilidad, transporte público, desaparición de comercio, salud pública, masificación del es- pacio urbano, etc.-, laborales y am- bientales, la huella de carbono del turismo en Barcelona pone de mani- fiesto que la reducción de emisiones de CO2 en la ciudad pasa necesaria- mente por el decrecimiento turísti- co”, dice la asamblea, que reclama una reducción de vuelos y cruceros. Separados por un abismo De este modo, nos encontramos ante dos posturas aparantemente irren- conciliables, separadas por un abis- mo. Por un lado, vemos cómo surgen movimientos ciudadanos que exigen el decrecimiento turístico. Y por otra parte, gobiernos y entidades siguen viendo el turismo como una fuente de creación de puestos de trabajo y generación de actividad económica. Además, aunque esos movimientos antiturismo puedan parecer tenden- cias minoritarias, de repente puede llegar alguien como Greta Thunberg y disparar las alarmas de la industria [ver reportaje sobre la “Vergüenza a volar”, publicado en este mismo tema de portada]. “Es cierto que el turismo recibe mala prensa y cierta atención sensacio- nalista de los medios, y que no se Surgen movimientos que cuestionan el concepto “turismo sostenible” y reclaman directamente el “decrecimiento turístico” “ 20 años de compromiso con la industria turística, evolucionando nuestras soluciones y servicios en los distintos ámbitos de su gestión y comercialización. 20 años de revolución tecnológica. de nuestros clientes el Nuestra meta: ALEMANIA · ARUBA · BAHAMAS · BULGARIA · CABO VERDE · COSTA RICA · EAU · EEUU · ESPAÑA IRLANDA · JAMAICA · MALDIVAS · MARRUECOS · MAURICIO · MÉXICO · PANAMÁ · PORTUGAL REPÚBLICA DOMINICANA · SRI LANKA · TANZANIA As you like it H A Y V I D A D E S P U É S D E L A P L A Y A P I N K P A R T YW H I T E P A R T Y C O C O B O N G O R I U P A R T Y N E O N P A R T Y
  5. 5. 18 Enero 2020 necesitan muchas fotos de cruceros con Venecia como telón de fondo para entender la gravedad del asun- to, pero también lo es que todos los destinos buscan el crecimiento y, como consecuencia, la mejora de las economías locales, por lo que tam- bién aprecian la vertiente buena del turismo”. La reflexión proviene de Jorge Traver, representante para España de la organización empresa- rial European Tourism Association (ETOA) Por ello, dice Jorge Traver, “tene- mos que ser muy cuidadosos y no dar por buena una visión desequili- brada de lo que supone el turismo. No olvidemos que, llevando a cabo buenas prácticas en la gestión de destinos, diversificando la oferta y equilibrando la demanda, creando conciencia sobre el impacto positivo del turismo y siendo honestos acerca del negativo, favorecemos un creci- miento más sostenible y respetuoso con el medio ambiente y las comu- nidades locales. Y en ese esfuerzo pueden y deben participar todas las partes: alargar las horas de visita a los monumentos con más demanda supondría, posiblemente, además de facilitar esa gestión del producto, la creación de puestos de trabajo, por ejemplo”. Jorge Traver echa mano de las cifras para contextualizar el momento en que nos encontramos: “Desde que se fundó ETOA en 1989, la llegada de visitantes internacionales a Europa ha crecido un 3,65% anual, pasando de 261 millones hace tres décadas a 713 millones en 2018. Es el doble de la tasa de crecimiento del PIB de la UE”. Por un mejor turismo ¿Qué hacer entonces ante el creci- miento? “Tener un mejor turismo en Europa. Puede parecer simplista, pero refleja una verdad importante, que es que no hay una receta única para responder a los desafíos y las oportunidades que surgen a cada paso. Y, para ello, es fundamental que toda la industria trabaje de una forma más o menos coordinada en el desarrollo de un turismo cada vez más sostenible, implicando en ese reto también al sector público”, dice Jorge Traver. “Es decir, que el turismo funcione para todos, visitantes, comunidades locales e industria; que sea financie- ramente viable a medio y largo plazo y, por lo tanto, generador de empleo, y que se trabaje de manera conjunta para paliar los impactos negativos”, remarca. De hecho, ETOA ya trabaja de manera estrecha con administra- ciones y sector privado, “explorando y compartiendo buenas prácticas”. En suma, todos deberemos hacer un esfuerzo para apartarnos de la cómoda zona donde todo es blanco o negro (“El turismo crea riqueza y empleo” versus “El turismo des- truye las ciudades”) y aprender a navegar por la complejidad de los grises. Visitantes del Mobile World Congress Barcelona hacen cola en el aeropuerto de El Prat para recoger sus acreditaciones. Casi 100.000 personas pasan por este evento. “El overtourism es una simplificación excesiva” El fenómeno de la alta concentración de visitantes en los destinos turísticos (overtourism) ha generado acalorados debates pero, según apunta este experto, lo fundamental es indagar en las causas reales de ese sentimiento antiturismo al alza. “Necesitamos examinar qué está impulsándolo, qué significa y qué debemos hacer al respecto, cómo afrontarlo y gestionarlo”, dice. “Muchos de los destinos que tienen una demanda muy alta tendrán que centrarse cada vez más en el valor añadido y dejar el volumen en un segundo plano, y esto va a reflejarse tanto en campañas y planes de promoción como en una reorientación estratégica de la manera de vender el producto”, añade. “Pero es una realidad que el sentimiento en contra del turismo sigue creciendo y necesitamos examinar qué está impulsándolo”, dice Jorge Traver (ETOA)
  6. 6. naturales y una zona de embutidos. La zona caliente está pensada para quienes quieran desayunar con un poquito más de consistencia. Design Plus Hotels La marca Design Plus Hotels, de MP Hotels, comenzó su andadura en Las Palmas de Gran Canaria de la mano de este hotel perfecto para el blei- sure o una escapada vacacional cien por cien urbana, y que cuenta con 97 habitaciones. Al hotel de Las Palmas de Gran Canaria se suman en la ac- tualidad otros establecimientos de la marca Design Plus Hotels como el Seya Beach y The S Hotel de Alaça- ti en Turquía, con impresionantes vistas al Egeo. No hay dos hoteles Design Plus iguales, de manera que la diferenciación y la unicidad cons- tituyen su seña de identidad. La marca tiene la mirada puesta en el uso de prácticas sostenibles, en el cuidado servicio al cliente y en una sensibilidad especial por el diseño único y moderno. P or su carácter personal, su es- tilo arquitectónico y la exce- lencia de su gastronomía, el Design Plus BEX Hotel ubicado en Las Palmas de Gran Canaria no deja de atesorar reconocimientos y piro- pos que van desde el premio al mejor establecimiento hotelero del III Pre- mio CaixaBank de Innovación y Mo- dernización de Empresas Turísticas en Canarias, a los elogios del diario londinense “The Telegraph”. El Design Plus BEX Hotel, inaugura- do en febrero de 2018 en la antigua sede del Banco Exterior de España, muy cerca de la playa de Las Can- teras, en plena zona comercial y fi- nanciera de la ciudad, está listo para celebrar su segundo cumpleaños. Su extraordinario diseño interior, que juega con la idea de seguir sien- do un banco, no deja indiferente. Desayunos 2.0 Más allá de la decoración única y los retratos de famosos ladrones de bancos en los pasillos, destaca el Ibex Rooftop Bar y Solárium, situa- dos en la planta 12 del edificio, don- de degustar por ejemplo el Capucci- no con oro de 24K. El restaurante Trésor, en la plan- ta -1, sigue manteniendo la cámara acorazada original del banco y acaba de estrenar su Desayuno 2.0, bajo la supervisión del Chef Corporati- vo de MP Hotels Spain, José Marín, que constituye uno de los mejores desayunos buffet de Las Palmas de Gran Canaria. Dedicado a todo el que quiera probarlo y excepcional para cualquier evento o reunión de ne- gocios, destaca tanto por su calidad como por su exclusividad. Cada día de la semana, el desayuno cambia de protagonista, desde un cortador de jamón con un producto ibérico de primera línea hasta un especialista en crepes y gofres. Además, cada esquina del restau- rante está destinado a un grupo de productos, ya sean de panadería, a la zona de zumos naturales, o la de bollería, pasando por las semillas naturales, un auténtico panal de miel, un pequeño jardín de hierbas Design Plus BEX Hotel celebra su segundo cumpleaños www.designplushotels.com +34 928 97 10 71 reservations.bex@designplushotels.com Instagram: @hoteldplusbex Facebook: @designplusbex INFORMACIÓN: se, con múltiples cabinas de masa- jes, piscinas de vitalidad y saladas, supondrá un complemento ideal con el “Digital Detox Space”, donde el uso del teléfono no estará permitido, y donde tampoco se podrá acceder a conexión wifi. Se invita así, a cono- cer el nuevo lujo, el del encontrarse a sí mismo por el espacio de tiempo que se desee, en una relajada atmós- fera donde desconectar de la rutina habitual de la vida diaria. Además Club Sei Lanzarote ofrece amplias y luminosas zonas comunes de descanso, con un ambiente dis- tendido favorecido por la decoración en tonos claros, combinada armo- niosamente con el verde natural de una vegetación cuidadosamente se- leccionada y en contraste con la pie- dra volcánica de esta isla singular. C lub Sei Lanzarote, que abrirá sus puertas a lo largo del se- gundo semestre de 2020, está llamado a ser un “all experience hotel”. Único en su categoría y di- señado cuidando el más mínimo de- talle, contará con 315 habitaciones, todas ellas creadas para ofrecer una estancia muy experiencial desde el primer minuto. Las instalaciones, pensadas para un cliente muy exigente, están dedi- cadas tanto a la consecución de la diversión y el entretenimiento, en la zona “family”; como al logro del bienestar y el relax para quienes buscan quietud y tranquilidad en sus vacaciones, en la zona de “solo adul- tos”. El establecimiento permitirá gozar de una amplia y variada experiencia gastronómica desde las 7 de la ma- ñana hasta las 23 horas, que con- quistará los paladares más exquisi- tos. Destaca el mercado, con una rica variedad de puestos y con una oferta de productos frescos y especialida- des locales, que permitirá al turista imbuirse de la cultura del destino y experimentarlo en sus sabores. Club Sei Lanzarote da respuesta a la la búsqueda de sabores y experien- cias puras e invita a adentrarse en la naturaleza y a disfrutar la inmersión en el destino desde la autenticidad. Digital Detox Space En Club Sei Lanzarote, el Spa La bri- Club Sei Lanzarote invita a disfrutar la experiencia de unas vacaciones únicas CC mphotels.com clubseiworld.com reservations@mphotels.com commercial@mphotels.com INFORMACIÓN: 20 Enero 2020 21Enero 2020
  7. 7. 22 Enero 2020 23Enero 2020 REP U n 43% de los viajeros españoles ha renunciado a viajar a algún destino turístico debido a la afluen- cia masiva de visitantes; el 30% dice que la calidad de sus viajes ha empeorado debido a una mayor presencia de turistas; y un 28% se ha planteado reducir sus viajes en avión por las emisiones de CO2 que generan, según reve- la una encuesta realizada por YouGov Spain para HOS- TELTUR. Son datos que revelan que algo ha comenzado a cambiar entre los consumidores en relación al turismo. “Queda claro en los resultados que estamos ante un pro- blema notable. No sabemos si creciente, pero sí visible y que debería ser un punto de atención para el sector: tres de cada 10 españoles de los que viajan por ocio consideran que sus viajes se han visto perjudicados por la masifica- ción”, explica Pau Pinós, director general de YouGov para el mercado español. “Estamos hablando de un sector en crecimiento, con lo que es bastante probable que esa percepción pueda em- peorar. Más aún si se tiene en cuenta el ruido mediático que tenemos sobre ese tema en ciudades como Barcelona o Madrid”, añade. Por dicho motivo, indica este experto en demoscopia, “el sector turístico debe estar atento y monitorizar esta tendencia de forma regular. Como en cualquier cambio, es importante verlo como una fuente de nuevas oportu- nidades y no sólo como un problema”. Por ejemplo, “si un 38% de turistas españoles considera renunciar a cier- tos destinos por motivo de masificación, es el momento de explotar el potencial de destinos menos típicos como alternativa”. Pau Pinós también llama la atención sobre la intención de LOS VIAJEROS CAMBIAN DE CHIP Masificación y cambio climático afectan a las decisiones de viaje los consumidores de volar menos. “Deberíamos analizar en profundidad hasta qué punto están realmente deter- minados a renunciar al avión. Al final la comodidad de viajar en avión cuando tienes un tiempo finito de vaca- ciones es imbatible”, apunta. “Ahora bien, los datos de la encuesta YouGov muestran que hasta el 42% de los me- nores de 25 años se plantea volar menos para reducir su huella de carbono, siendo el grupo de edad más concien- ciado al respecto. Esto refuerza la idea de que el turismo respetuoso con el planeta es una tendencia que ha llegado para quedarse y cogerá fuerza en los próximos años. Sólo con que la mitad de ellos sean consecuentes, eso ya es un 20% de jóvenes que dejarían de volar o volarían menos”. En las siguientes seis páginas podemos ver detallados los resultados de la encuesta en varias infografías. El 42% de los jóvenes quiere volar menos El 42% de las personas residentes en España que tienen entre 18 y 24 años de edad y que realizan al menos un viaje de ocio al año se ha planteado reducir sus desplazamientos en avión para reducir su huella de carbono, según refleja la encuesta de YouGov Spain para HOSTELTUR. En cambio, el 62% de las personas con estudios superiores no se ha planteado tal medida. Los datos también aparecen desglosados por ingresos mensuales y región geográfica. Podemos verlos al final de este reportaje, en una infografía a doble plágina. Objetivo: reducir la huella de carbono en la atmósfera Xavier Canalís @xaviercanalis ¿Has renunciado a visitar algún destino turístico debido a la masificación? Encuesta YouGov para HOSTELTUR Base: personas que realizan por lo menos un viaje de ocio al año FICHA TÉCNICA Empresa de investigación: YouGov Spain Muestra: 1.004 Adultos 18+ representativos de la población española por sexo, edad y región Metodología: Entrevistas Online. Datos ponderados por sexo, edad y región. Error: +/- 3,1% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5 . Campo: España. Fechas de la encuesta: Del 19 al 21 de noviembre de 2019 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 1 18-24 25-34 35-44 45-54 55+ 46% 47% 7% 42% 54% 48% 48% 47% 52% 38% 61% Sí No No lo sé Respuestas por grupos de edad Respuestas por nivel de ingresos 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 1 Ingresos bajos Ingresos medios Ingresos altos 46% 45% 9% 41% 58% 43% 57% Sí No No lo sé Ingresos mensuales netos sumados de todos los miembros de un hogar Bajos: entre 0€ y 900€ / Medios: entre 901€ y 3.000€ / Altos: 3.001€ o más No 54% Sí 43% No lo sé 3% TEMA DE PORTADA
  8. 8. 24 Enero 2020 25Enero 2020 ¿Cuáles de los siguientes trucos usas o has usado en tus viajes para visitar con mayor tranquilidad los destinos a los que viajas, si es que usas alguno? Encuesta YouGov para HOSTELTUR Viajero medio: 1-5 viajes de ocio al año / Viajero frecuente: más de 5 viajes de ocio al año Base: personas que realizan por lo menos un viaje de ocio al año Viajero medio Intento siempre ir de vacaciones fuera de temporada alta o épocas de gran a uencia de gente 59% Realizo las visitas que más me interesan muy temprano, o a última hora del día 39% Dedico menos tiempo a los sitios famosos y más tiempo a visitar lugares alternativos, donde suele ir menos gente 30% Consulto apps en mi smartphone para saber las "horas valle" y las "horas punta" del día en monumentos, museos, bares, restaurantes, etc. 20% Ninguno 8% Consulto apps Hago las visitas muy temprano o a última… Busco lugares alternativos Intento viajar fuera de temporada alta Ninguno 19% 37% 30% 60% 8% 26% 47% 30% 55% 5% Viajero frecuente No, la calidad de mis viajes no ha empeorado por la mayor presencia de turistas 63% Sí, la calidad de mis viajes ha empeorado debido a la mayor presencia de turistas 30% No lo sé 7% ¿Ha empeorado la calidad de tus viajes debido a la presencia de más turistas en playas, ciudades, museos, monumentos, parques naturales, etc? Encuesta YouGov para HOSTELTUR Base: personas que realizan por lo menos un viaje de ocio al año 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 1 18-24 25-34 35-44 45-54 55+ 61% 32% 7% 55% 37% 8% 61% 27% 12% 62% 31% 7% 69% 28% No Sí No lo sé Respuestas por grupos de edad Respuestas por nivel educativo Sin título/primaria ESO/Bachillerato Estudios superiores Formación profesional Otro 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 53% 43% 68% 25% 7% 60% 34% 70% 24% 7% 43% 28% 29% No Sí No lo sé
  9. 9. 26 Enero 2020 En tus próximos viajes, ¿te planteas renunciar a visitar algún destino turístico debido a la masificación? Encuesta YouGov para HOSTELTUR Base: personas que realizan por lo menos un viaje de ocio al año No Sí No lo sé 46% 38% 16% Resultados por edades 18-2425-3435-4445-5455+ 1 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 43% 40% 17% 46% 40% 14% 46% 38% 16% 35% 45% 20% 51% 32% 17% No Sí No lo sé Resultados por ingresos mensuales 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 Ingresos bajos Ingresos medios Ingresos altos 42% 40% 18% 48% 37% 15% 45% 39% 16% No Sí No lo sé
  10. 10. 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 1 Ingresos bajos Ingresos medios Ingresos altos 45% 39% 16% 61% 28% 11% 68% 25% 7% No Sí No lo sé ¿Te has planteado viajar menos en avión para reducir tu huella de carbono? Encuesta YouGov para HOSTELTUR Base: personas que realizan por lo menos un viaje de ocio al año Resultados por edades 18-2425-3435-4445-5455+ 1 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 43% 42% 15% 60% 22% 18% 64% 26% 10% 65% 26% 9% 58% 30% 11% No Sí No lo sé En esta pregunta de la encuesta se indicó: "Por huella de carbono nos referimos a la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos de forma directa o indirecta por un individuo, en este caso al viajar)" No 60% Sí 28% No lo sé 12% Resultados por ingresos nensuales Resultados por nivel educativo 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 Sin título/primaria ESO/Bachillerato Estudios superiores Formación profesional Otro 47% 53% 58% 26% 16% 62% 29% 9% 58% 27% 15% 57% 14% 29% Porcentaje de personas dispuestas a viajar menos en avión para reducir su huella de carbono, según zona de residencia 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 17% 32% 32% 26% 34% 34% 28% 28 Enero 2020 29Enero 2020
  11. 11. Clubyunampliocatálogodeservicios que incluye una espectacular piscina al aire libre, un gimnasio, numerosos salones y salas para reuniones y eventos de negocios, así como un Junior Club y zona de juegos pensados para los más pequeños. La oferta la completan Las Lomas Village, 171 apartamentos de cuatro estrellas especialmente diseñados para disfrutar de unas perfectas vacaciones en familia, con áreas comunes que incluyen 2 piscinas y zonas de recreo y restauración. Sin duda una propuesta espectacular y completa para garantizar las mejores vacaciones de relax, en pareja o en familia, o una experiencia única para los eventos sociales y reuniones de empresa. La Manga Club permite además disfrutar de toda la magia del mar Mediterráneo en su pequeña playa privada, La Cala, una joya más de este resort único, el mejor del sur de Europa. S ituado en un enclave idílico, frente al Mar Menor y junto al Parque Natural de Calblanque, La Manga Club es uno de los resorts más emblemáticos de Europa. Sus 560 hectáreas de superficie lo convierten en un espacio único, un destino vacacional completo que combina una espectacular oferta deportiva y de ocio, y que lo sitúan también como un destino preferente para eventos sociales y de negocios. Una de las características más emblemáticas de La Manga Club son sus excepcionales instalaciones deportivas. Destacan sin duda los 3 campos de golf de 18 hoyos, diseñados por leyendas de este deporte de la talla de Robert Dean Putman, Arnold Palmer y Dave Thomas, además del Par47, un Pitch & Putt diseñado por Severiano Ballesteros, y una academia de golf liderada por Anthony McCarthy. La Manga Club cuenta también con un prestigioso centro internacional de tenis, que incluye 28 pistas de tierra batida, hierba artificial y Greenset, que acogerán la próxima eliminatoria de Fed Cup entre España y Japón en el mes de febrero. La espectacular oferta deportiva se completa con un centro de fútbol con ocho campos tamaño FIFA, que acogen habitualmente sesiones de entrenamiento y amistosos de numerosos clubs y selecciones internacionales. Además La Manga Club cuenta con instalaciones específicas para la práctica de otros deportes como el ciclismo, el críquet, el rugby o el triatlón. El clima privilegiado del que disfruta La Manga Club, con más de 300 días de sol al año y una temperatura media de 20 grados, convierten a este resort en un enclave perfecto para la práctica del deporte y la organización de todo tipo de actividades al aire libre. Por eso, La Manga Club es uno de los destinos preferidos por el sector MICE para la celebración de eventos corporativos únicos, en los que se combina un paisaje único con la organización de actividades en grupo con múltiples opciones de experiencias acuáticas y al aire libre. El ocio es también uno de los platos fuertes. El resort cuenta con más de 15 restaurantes y bares que permiten degustar lo mejor de la cocina local e internacional. Además, el recinto cuenta con un espectacular espacio wellness de 2.000 metros cuadrados, que con su variada oferta de tratamientos y cuidados, consigue hacer la estancia aún más agradable. En el centro neurálgico de La Manga Club se sitúa el hotel Príncipe Felipe, un cinco estrellas con cerca de Junior La Manga Club Una joya única para vivir el Mediterráneo CC 30 Enero 2020 lamangaclub.com +34 968 11 5651 / reserve@lamangaclub.com Más información y reservas: 2200 m2 de instalaciones para reuniones y eventos sociales Junior Club y academias deportivas para niños Hotel Príncipe Felipe 5* o Apartamentos Las Lomas Village 4* 28 pistas de tenis de diferentes superficies. Sede Fed Cup & Davis Cup Wellness Centre y Spa de 2000 m2 Amplia oferta gastronómica. Más de 15 bares y restaurantes Triatlón, ciclismo, rugby y deportes acuáticos Real Golf con 3 campos de 18 hoyos, academia, centro de prácticas y Par47 pitch & putt Centro de Fútbol y Críquet profesional Mejora tu juego, entrena como un profesional o simplemente disfruta de unas vacaciones inolvidables en La Manga Club, el resort de ocio y deportes de referencia en Europa con infinitas posibilidades.
  12. 12. 32 Enero 2020 33Enero 2020 REP TEMA DE PORTADA entre depredador y responsable UN TURISTA POLÉMICO La fuerte expansión del turismo ha multiplicado los intereses del viajero Carmen Porras @carmenhosteltur El gran crecimiento del sector turístico en los últimos años y la llamada democratización de los viajes, gracias en gran medida a la reducción de tarifas impulsada por las aerolíneas de bajo coste, ha llenado de visitantes los más alejados rincones del mundo, con comportamientos y motivaciones dispares. L os viajeros se han multiplicado y también sus motivaciones a la hora de elegir un destino. Su forma de comportarse ante los mis- mos ha generado también una gran controversia. En los últimos años se viene hablando de una mayor con- cienciación social y medioambien- tal. Parece que empiezan a mostrar mayor interés por viajar de un modo más sostenible e interesarse de ver- dad por las comunidades que residen en los destinos que visitan. Pero al mismo tiempo existe un tu- rista más preocupado por contar a amigos y familiares “yo estuve allí” que por conocer de verdad el enclave que visita. Además, el problema de la masifica- ción, una de las principales conse- cuencias del incremento de viajeros, se ha extendido a muchos lugares, más allá de la zonas costeras y de las ciudades más populares. Un buen ejemplo es el aumento del número de personas interesadas en ascender al Everest, donde tienen que esperar interminables colas, a más de 8.000 metros de altura, ata- das con una cuerda, en condiciones climatológicas extremas, que ha cos- tado la vida a varios turistas en los últimos años como consecuencia del excesivo flujo de montañeros. Además de las pérdidas humanas, se han perpetrado grandes agravios contra el medio ambiente, con la acumulación de toneladas de basura. En los últimos años el Everest ha ido ganando el reconocimiento del “ba- surero más alto del mundo”. En otros lugares, el mal comporta- miento del viajero ha dado lugar al denominado turismo de borrachera, que ha afeado la imagen de munici- pios como Magaluf (Mallorca), Salou (Tarragona) y Gandía (Valencia). Motivaciones Según Arturo Crosby, CEO de Forum Natura International -organización destinada a fomentar el turismo sos- tenible-, definir la motivación de un turista es muy complicado. “Hace 20 años, el que iba a la naturaleza o al medio rural, quería eso. Ahora quiere ir a un parque nacional o a un pueblo perdido por ahí, pero también quiere ir a París, a Madrid o a Benidorm”. Rechaza así la segmentación turís- tica. “Cada persona es un mercado en sí misma”, asevera. En cualquier caso, reconoce que casi nadie escapa a “la capacidad de influencia de las redes sociales” y añade que muchos viajeros valoran más comunicar su lugar de viaje que sentir las emocio- nes de estar en ese lugar. “Para mí, lamentablemente, la ma- yoría de los turistas son depredado- res e incluso insolentes porque ‘des- precian’ todo”, señala Crosby. Están más interesados por su selfie en el Taj Mahal o en la Sagrada Familia que por conocer estos lugares, indica. Masificación Respecto a la masificación afirma que este fenómeno “no es de ahora, Las aerolíneas de bajo coste han impulsado una reducción de las tarifas aéreas, lo que a su vez ha multiplicado el número y la frecuencia de los viajes en el mundo.
  13. 13. 34 Enero 2020 lo que pasa es que no se ha hablado de él hasta hace unos pocos años”. Ahora ha llamado la atención porque ha llegado a destinos muy conocidos como Barcelona o Venecia. “El low cost ha condicionado todo y la demanda se ha duplicado”, indi- ca. “El coste del viaje ha bajado mu- cho, con lo cual, estamos hablando de millones de turistas que antes no viajaban porque no tenían capacidad económica”. En cualquier caso, señala que “el impacto no hay que mirarlo solo por el número sino por el entorno donde se desarrolla”. A modo de ejemplo, explica que en Barcelona y Vene- cia se habla de millones de turistas, pero en enclaves como el Mont Blanc o el Everest el impacto de 1.000 tu- ristas puede ser mucho mayor que los millones de viajeros en dichas ciudades. Masificación planificada y no planificada Crosby distingue entre la masifica- ción planificada y la no planificada. En el primer caso incluye a Barcelo- na y Venecia, “ciudades que se han convertido por obligación en des- tinos turísticos, pero no al revés”, indica. Explica que ninguna de ellas se ha construido con el fin de ser un desti- no turístico, pero de repente se han hecho populares y han empezado a recibir miles de turistas. Una situación que, según explica, provoca una reacción negativa de la población local, que solo recibe los costes y no los beneficios y “si eso no se sabe manejar, se transforma en lo que yo llamo turistofobia. Es decir, la fobia al turista, no al modelo en sí”. “Son destinos inducidos porque la demanda ha ido hacia ellos y los está transformando en destinos quieran o no. Ése es el problema. Por eso, la población se encuentra con una pre- sión tremenda”. Por el contrario, destaca a Benidorm como ejemplo de destino planifica- do para recibir un turismo de masas. “No hay ni turismofobia, ni turisto- fobia, porque están planeados para eso y la población recibe beneficios directos también de ese turista al que en otros sitios no querrían”. El volumen controlado Muchos de los visitantes que llegan a un destino a través de plataformas como Airbnb van a zonas de la ciu- dad menos preparadas para acoger- los que las áreas turísticas. Pero es precisamente lo que buscan muchos de estos viajeros, que con frecuencia defienden que no son tu- ristas y, por tanto, evitan instalarse en los barrios más frecuentados por éstos. El resultado, según detalla Crosby, es que al final esos espa- cios concentran a miles de nuevos visitantes y se están transformando en turísticos barrios que no quieren serlo, “con un tipo de turista que no es precisamente el más adecuado en ocasiones”, agrega. Cabe destacar en este sentido, cómo el barrio de La Barceloneta, en la ca- pital catalana, se ha ido poblando de este tipo de viajeros, con compor- tamientos incívicos con frecuencia, según han denunciado los propios vecinos. En conclusión, a juicio de Arturo Crosby, es peor este tipo de visitante que la concentración de turistas en el litoral. “Destinos como Benidorm son la salvaguardia ecológica del resto porque concentran en un pun- to a millones de personas que si no estuviesen allí estarían diseminadas por un espacio mayor, consumiendo una gran cantidad de recursos”. ¿Qué significa ser un turista responsable? En el otro lado está la figura del de- nominado turista responsable, más implicado y preocupado por el im- pacto sobre el medio ambiente y la ciudadanía que habita en un destino. Los turistas responsables son, según Tomás Azcárate, presidente del Instituto de Turismo Responsable (ITR), quienes “respetan y ponen en Las redes sociales se han convertido en un destacado preceptor de viajes y condicionan en gran medida los destinos elegidos por los turistas. C M Y CM MY CY CMY K
  14. 14. 36 Enero 2020 valor no solo el patrimonio natural del destino, sino también las cultu- ras, las tradiciones y el conocimien- to local en todas sus formas”. Dicha entidad y la Fundación Intermun- dial editaron en 2017 el Manifiesto del Viajero Responsable. Copromiso de la sociedad Ése fue el Año Internacional del Tu- rismo Sostenible para el Desarrollo, y en ese marco, la Organización Mundial del Turismo (OMT) lanzó la campaña ‘Travel.Enjoy.Respect’ con el fin de concienciar a los con- sumidores. El documento proporcionaba a los viajeros un conjunto de recomen- daciones para ayudarles a tomar decisiones responsables al viajar y a tener un impacto positivo en los destinos que visitan. Más recientemente, la organización Biosphere Turismo ha publicado un decálogo, a partir de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) mar- cados por la ONU en la Agenda 2030, para hacer que los viajeros intenten que sus vacaciones sean lo más sos- tenibles posible. Con el fin de que la actividad turís- tica contribuya a mejorar el desti- no, entre sus propuestas, aconseja el consumo de productos y servicios locales; respetar sus valores y tra- diciones; el fomento de unas condi- ciones laborales dignas que respeten los derechos de los trabajadores o la contribución a la conservación. Por otro lado, algunos destinos han puesto en marcha iniciativas para atraer a un turismo más comprome- tido. “Ibiza sostenible” es la cam- paña lanzada por esta isla hace unos meses con el fin de captar a un turis- ta que contribuya con sus acciones a preservar el entorno. Su objetivo es implicar a instituciones, empresas y a la ciudadanía con valores de natu- raleza y proximidad. El turista responsable se implica con la comunidad que visita y trata de reducir el impacto ambiental “ w w w . s i d e t o u r s . c o m C/ Fray Junípero Serra, 5 07014 Palma de Mallorca, España Tel. (+34) 902 28 39 00 info@sidetours.com 22 - 26 Enero Encuéntranos en el Pabellón 8, Stand 8B13 DETRÁS DE UNA GRAN EXPERIENCIA Hay un gran equipo que la hace posible SOMOS TU AGENCIA RECEPTIVA EN ESPAÑA Y PORTUGAL Vive el mejor Eco Resort del Mundo, en Cerdeña. Tel: (+34) 971 929 026BLAUHOTELS.COM APROVECHA NUESTRAS OFERTAS EN NUESTRA WEB 2 01 9 World's Leading Eco Resort MONTE TURRI AT ARBATAX PARK RESORT BORGO AT ARBATAX PARK RESORT
  15. 15. 38 Enero 2020 39Enero 2020 tán democratizando un tipo de consumo, exactamente igual que sucede con la ropa o las cadenas de comida rápida”. Concienciar al turista Para Raquel Huete es esencial concienciar al turista. De hecho, explica que desde la acción política -fue directora general de Turismo de la Comunidad Valenciana entre 2016 y 2018- siempre apoyó que se tomaran medidas con ese objetivo. La campaña de legalización de la vivienda turística en dicha autonomía ha abordado este problema no solo poniendo multas a las plataformas que no cumplen o a las personas que tienen pisos ilegales, detalla Huete, sino también animando al consu- midor a que sepa qué diferencia hay entre un apartamento legal y uno que no lo es. Además de las garantías que implica para el propio consumidor, el fin es que éste sea consciente de las implicaciones legales que tiene pagar impuestos, que el piso esté preparado para no molestar a los vecinos o que se cumplan las normas de seguridad. La sociedad de acogida Destaca también la figura del turista res- ponsable, pero cree que para avanzar por este camino y fomentar un turismo sos- tenible es muy importante el papel de la sociedad de acogida. “Lo que no es bueno para la población local no es bueno para el turismo”, como se recoge en la ‘Decla- ración de Barcelona, de mejores lugares para vivir, mejores lugares para visitar’, explica Huete. Este documento, que se presentó en 2018, “básicamente concluye que no puede ha- ber una buena ciudad para visitar si no es una buena ciudad para vivir. Y creo que hay que repetir esta idea una y mil veces”. Para ella, “la idea es absolutamente irre- nunciable. No se puede ser un buen des- tino turístico si los habitantes no están bien. Hay que poner por delante los inte- reses de los vecinos”, agrega. Modelo turístico Cree que para atraer a los visitantes que un destino desea “el turismo cultural es una gran respuesta. Cuando se hace pro- moción poniendo el recurso cultural en el centro, sabes que quien va a ir a una expo- sición es el tipo de turista que te gustaría tener”. Asimismo, la apuesta por los re- cursos naturales constituye también una estrategia adecuada, añade. La Declaración de Barcelona La red de regiones europeas para el turismo competitivo y sostenible (NecsTour) celebró un encuentro internacional en Barcelona en abril de 2018, que concluyó con “La Declaración de Barcelona. Mejores lugares para vivir, mejores lugares para visitar”. El texto recoge cinco principios, que entre otro fines, pretenden generar beneficios para la sociedad receptora y el turista. Propone un enfoque participativo de los residentes para gestionar la situación ciudadano-turística; involucrar a la sociedad en las iniciativas e intercambios culturales, involucrar a los habitantes en la experiencia del visitante. Además de promover iniciativas que tengan el potencial de generar un impacto positivo en el destino y mejorar su autenticidad. Documento a favor del turismo y el patrimonio cultural, aprobado en 2018, en un encuentro de NecsTour celebrado en la capital catalana E n los últimos años ha aparecido la figura del denominado turista de última oportunidad, en referencia a aquéllos que optan por viajar a lugares como la barrera de coral, en Australia, o a ver los osos polares en el Ártico, por considerar que estos destinos podrían no existir en el futuro como consecuencia del cambio climático. “Lo que buscan es lo que los sociólogos llamamos distinción social. La idea de ser diferente, de poder permitirse un lujo sin importar ni siquiera cuál. Lo comparo muchas veces con la moda”, afirma Ra- quel Huete, profesora del departamento de Sociología e investigadora del Instituto Universitario de Investigaciones Turísti- cas de la Universidad de Alicante. En el lado contrario, frente a la exclusivi- dad, están los que apuestan por un consu- mo de bajo coste. “Al igual que en la moda, donde están los que quieren tener muchas camisetas y pantalones, sin importar las consecuen- cias que su consumo puede tener sobre el medio ambiente, a la hora de viajar mu- chas veces no nos cuestionamos la opción de un menú a ocho euros porque no nos importa cuánto cobra el camarero. No nos importa hacer un free tour porque no nos planteamos si el guía turístico está pagando los impuestos. O alquilamos un apartamento sin importarnos si molesta- mos al vecindario”. A su juicio, “el turismo no es diferente a otras expresiones del capitalismo global. En realidad, lo que está ocurriendo con las plataformas de alojamiento es que es- DISTINGUIRSE como gran objetivo Las motivaciones que impulsan las decisiones de viaje son muy variadas y están fomentadas por razones muy dispares No se puede ser un buen destino turístico si los habitantes no están bien. Lo que no es bueno para la población local no es bueno para el turismo” “ REP Carmen Porras @carmenhosteltur El consumo de bajo coste es una tendencia que se ha instalado en todas las facetas de la vida del ciudadano, desde la alimentación y la ropa hasta los viajes. Como indica Raquel Huete, profesora de la Universidad de Alicante, “las plataformas de alojamiento están democratizando un tipo de consumo, al igual que sucede con las cadenas de ropa y de comida rápida”. En el otro extremo, existe un tipo de turista que opta por lugares a los que solo pueden llegar unos cuantos, como señal de distinción. Raquel Huete fue directora general de Turismo de la Comunidad Valenciana durante dos años, entre 2016 y 2018.
  16. 16. sostenibles y una estrategia que tiene como objetivo extender la sostenibili- dad a los establecimientos, operadores, servicios y productos de la ciudad que pasa por adecuarse a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Más de 200 empresas ya se han inscrito al “Compromís per a la Sostenibilitat Turística Barcelona Biosphere”, me- diante la cual pueden obtener el dis- tintivo Biosphere del que dispone la ciudad. Cultura y gastronomía Su estilo de vida, junto a múltiples pro- puestas artísticas y culturales, su ex- tensa red de museos y su programación de festivales internaciones de música, constituyen un incentivo para disfrutar de Barcelona, que además cuenta con un tejido comercial único y singular, y una idiosincrasia muy particular. En el ámbito de la cultura gastronó- mica, Barcelona promueve y practica el “Slow Food” y el KM0, por respon- sabilidad con los valores vinculados a la salud, la productividad local y el cul- tivo verde, donde el enoturismo per- mite descubrir el área vitivinícola más próxima al Penedés, degustar el “Vino de Barcelona”, visitar las mejores bo- degas y pasear por las viñas de un pai- saje y una tierra acogedora. B arcelona, capital y puerta de entrada de Cataluña y territo- rio con un sinfín de atractivos y experiencias, se erige como un destino consolidado en turismo de reuniones y también vacacional, con una gestión apoyada sobre firmes criterios de sos- tenibilidad y valores culturales, am- bientales y socioeconómicos respon- sables. La ciudad, hoy, es una mezcla de negocios, cultura y ocio, que forman parte de su riqueza, con una multipli- cidad de festivales internacionales de música clásica y contemporánea de re- ferencia como el Sónar o el Primavera Sound, y con excelentes exposiciones de arte y cultura. Convivencia Ciudad amigable y hospitalaria, acos- tumbrada a recibir a gente de todo el mundo, Barcelona está abierta a otras culturas y a sus visitantes para que dis- fruten y compartan su cultura y gas- tronomía. Además es pionera en la acogida de vi- sitantes con necesidades especiales y diversidad funcional, con un alto nivel de adaptación tanto en la red de trans- portes urbanos como en los espacios, que ha merecido el reciente reconoci- miento de las Naciones Unidas. Sostenibilidad Biosphere Comprometida con el medioambiente, Barcelona promueve un turismo ba- sado en la sostenibilidad económica, social, ambiental y cultural, y quiere consolidarse como un destino de turis- mo responsable. Es la primera ciudad del mundo que ha obtenido la certi- ficación Biosphere por sus prácticas Barcelona sostenible, diversa y acogedora CC @visitbarcelona #viistbarcelona info@barcelonaturisme.com INFORMACIÓN: Vista aérea del Parque de la Ciutadella. Viñedos del Penedès. Museo Marés. 40 Enero 2020 Hotels | Barcelona
  17. 17. 42 Enero 2020 43Enero 2020 que cualquier otro ayuntamiento, pero su gasto es superior. Solo los ocho municipios que inte- gran la Alianza de Municipios Tu- rísticos de Sol y Playa (ATM) -Aro- na, Adeje, Benidorm, Calvià, Lloret de Mar, San Bartolomé de Tirajana, Salou y Torremolinos- concentran 276.000 plazas hoteleras que supo- nen el 20% del total de las pernocta- ciones de España y generan más de 90.000 empleos en el sector –datos de 2018-. En conjunto, reciben más de 11 millones de turistas interna- cionales, mientras que su número de habitantes no llega al 1% la pobla- ción española. En verano, se dispara el consumo del agua o la electricidad, por lo que es- tos municipios se enfrentan al reto de gestionar sus recursos de una manera eficiente. De hecho, según Leire Bilbao, ge- rente de la Fundación Turismo Be- nidorm, una entidad de carácter público-privado, en esta ciudad ali- cantina se han impulsado importan- tes iniciativas para aprovechar bien sus recursos, como la gestión que se ha llevado a cabo en el ámbito de los servicios hídricos, un aspecto esen- cial en este municipio. “Hoy se gasta menos agua en Beni- dorm, con un 30% más de turistas, que hace 30 años”, gracias a la ges- tión llevada a cabo en el municipio, indica. Apuesta por la diversificación La saturación en temporada alta se transforma en destinos casi desier- tos en los meses de menor ocupa- ción, con el consecuente cierre tem- poral de los negocios vinculados a El aumento de viajeros afecta a todos los ámbitos del sector, tanto al turismo urbano como de playa.de los destinos turísticos GESTIONAR LA SATURACIÓN La anhelada desestacionalización se resiste en los enclaves de costa Buscando un equilibrio entre la temporada alta y los meses de baja ocupación Carmen Porras @carmenhostetlur A pesar de la progresiva fragmentación de las vacaciones, la gran mayoría de los turistas sigue concentrando sus viajes en verano, lo que da lugar a una elevada ocupación de los destinos en temporada estival, que contrasta con espacios vacíos y casi desérticos en meses de baja ocupación. Un desafío para los municipios que tienen que multiplicar sus recursos en verano. E n los últimos años se han pro- ducido pequeños avances en la fragmentación de las vacacio- nes. Se ha incrementado el número de personas que opta por dividir sus periodos de ocio a lo largo del año en lugar de concentrar sus 30 días de vacaciones en verano. No obstante, la temporada estival y los destinos de costa siguen concentrando la ma- yor parte de las salidas y, en conse- cuencia, son muchos los enclaves del litoral que multiplican su población durante este tiempo. Una situación que aporta impor- tantes beneficios a estos munici- pios, pero que también les obliga a afrontar un sobrecoste por el fuerte incremento del uso de sus recursos, servicios e infraestructuras. En de- terminadas épocas del año, en es- pecial en temporada estival, la cifra de visitantes supera hasta en tres y cuatro veces a la población de dere- cho. A modo de ejemplo, Lloret de Mar, en la Costa Brava, cuenta con un censo de 39.000 habitantes, pero en un día cualquiera de verano registra unos 100.000 turistas. En su mayoría, estos municipios dis- ponen de recursos acordes a su cifra de habitantes habitual, pero en ve- rano tienen que asumir un sobrecos- te para dar servicio a los visitantes. Recursos insuficientes Casi todos consideran que la riqueza que generan no se ve compensada con la distribución tributaria, por lo que vienen reclamando desde hace varios años una mejora de su finan- ciación, ya que la cuantía que reciben tiene en cuenta solo la población real censada, pero no la flotante, al igual REP TEMA DE PORTADA Todo el mundo dice que es diferente. Nosotros lo somos Top 3 mundial en empleabilidad (QS Ranking 2019) Centro Universitario especializado en Dirección Hotelera Internacional y Turismo lesroches.edu
  18. 18. 44 Enero 2020 45Enero 2020 De este modo, “esto hace que las ciudades se llenen de turistas, de establecimientos orientados a los mismos y se conviertan en espacios casi monofuncionales, en parques temáticos de turistas, donde no hay residentes, sólo personas que ofre- cen servicios a los turistas, que luego abandonan esa parte de la ciudad”, agrega. Problemas de orden público Por otro lado, la aglomeración de visitantes plantea problemas de or- den público y de seguridad en deter- minados lugares. Además de otros relacionados con la saturación de algunas infraestructuras o de ciertos servicios, como puede ser el trans- porte público. “Surgen así problemas sociales que tienen que ver con la aparición de movimientos de rechazo al turismo, movimientos vecinales que se opo- nen a la proliferación de estableci- mientos turísticos y de viviendas de alquiler turístico en determinadas partes de la ciudad, detalla la profe- sora de la Universidad Complutense. El turismo de ciudad se caracteriza por una menor estacionalidad que el de sol y playa, pero “ahora la esta- cionalidad se rompe casi por com- pleto. La temporada baja queda muy reducida y hay turismo durante casi todo el año. Esto tiene que ver con los calendarios laborales y con la na- turaleza del propio turismo urbano”, señala María García. El auge de la sociedad de bajo consumo Tiene que ver también con “el aba- ratamiento de los transportes. Las líneas de bajo coste han creado un mapa de conexión aérea entre gran- des ciudades, entre destinos que están muy bien comunicados, bá- sicamente por vía aérea, y con un aumento de la oferta de vuelos que hace que hayan bajado los precios y este sector. Con el fin de paliar esta situación, los destinos buscan al- ternativas para la temporada baja. Benidorm es uno de los que ha con- seguido mantener una buena ocu- pación durante todo el año, gracias también a la diversificación de su oferta. De este modo, un destino tradicio- nalmente vinculado al producto de sol y playa, trabaja desde hace más de cinco años en la promoción del mercado MICE. Según explican des- de Visit Benidorm, “continuaremos apostando por este producto con el fin de seguir desestacionalizando la llegada de turistas a la ciudad y au- mentar la cuota de ingresos, ya que el turista MICE se caracteriza tanto por viajar en temporada baja como por su alta capacidad de gasto”. Un producto por el que apuestan también otros municipios de costa, así como por otras alternativas como el turismo deportivo, tanto para afi- cionados como sede de equipos que buscan destinos con buenas tempe- raturas para realizar sus entrena- mientos. “Es un problema antiguo”, señala María García Hernández, vicede- cana de Doctorado, Investigación y Formación permanente de la Facul- tad de Comercio y Turismo de la Uni- versidad Complutense, en relación a los municipios que tienen que dar servicio a una población que se cua- driplica durante tres meses. Incremento del consumo en todos los ámbitos A su juicio, “se debería poner un lí- mite que viniera marcado por la dis- ponibilidad de recursos. Por ejem- plo, con cuánto agua contamos. Si no tenemos mucho, si tenemos un límite de recursos tan básicos como puede ser el agua, no podemos se- guir construyendo casas con pis- cina, no se puede ofrecer segunda residencia, más urbanizaciones… Es algo que tiene que plantearse cada municipio”. El fuerte empuje del turismo urbano No obstante, a pesar del tirón del producto de sol y playa, las ciuda- des se han convertido en enclaves de gran tirón para los viajeros, un pro- ducto que no se limita a las vacacio- nes de verano. “Hay crecimiento turístico en casi todas las tipologías de destino por- que, a nivel global, han aumentado mucho los movimientos de turismo internacional, pero el diagnóstico es diferente según los destinos”, afir- ma María García Hernández. A su juicio, “es mucho más grave para los destinos urbanos que para los litorales clásicos. No es lo mismo la capacidad que tiene un destino de turismo de sol y playa maduro para absorber visitantes que el que tiene una ciudad. No es lo mismo Beni- dorm que Barcelona, por poner dos ejemplos”. Consecuencias de la saturación turística Señala que la saturación turística produce problemas a nivel funcio- nal y a nivel social. “A nivel funcio- nal porque introduce determinados mecanismos de cambio de usos en el centro de las ciudades y el más claro es el del crecimiento de la planta de alojamiento, tanto reglada como no reglada”, añade María García, que también codirige un grupo de inves- tigación denominado Turismo, Pa- trimonio y Desarrollo y es miembro de la Asociación Española de Exper- tos Científicos en Turismo (AECID). A su vez, esta circunstancia va en detrimento de la función residen- cial, ya que, según explica, hay una competencia de usos y el diferencial de renta está mucho más a favor de la renta turística que de la renta de un alquiler convencional. “Esto produce la turistificación de determinados espacios centrales. La función turística se convierte en la principal y desplaza a otras fun- ciones, fundamentalmente desde el comercio tradicional o el comercio de barrio a la función residencial”, indica. Se debería poner un límite que viniera marcado por la disponibilidad de los recursos. Por ejemplo, la cantidad de agua” “ Durante los meses de verano, algunos municipios de la costa acogen un volumen de visitantes que multiplica hasta en tres y cuatro veces su población habitual.
  19. 19. 46 Enero 2020 que llegue más gente y en todos los momentos del año”, afirma. Los visitantes se dirigen casi siem- pre a las mismas zonas, al centro de las ciudades, “espacios de ocio y re- creo muy atractivos también para los propios residentes, con lo cual el tu- rismo viene a agudizar problemas de hipercentralización de los espacios centrales”, agrega Se mezcla el turismo con el ocio ur- bano de los residentes y, a veces, di- chos lugares “se convierten en pro- blemáticos desde el punto de vista del orden público, de la gestión de la grandes aglomeraciones humanas. Es decir, cómo gestionamos el ac- ceso al metro, a Renfe, que no haya avalanchas...”, indica la profesora. En la gestión de un destino turístico se han de tener en cuenta todo tipo de detalles que afectan a la vida de la ciudad, desde dónde se colocan las paradas del transporte público tu- rístico, cómo se regula el uso de los seaways o de los trenes turísticos. Un diagnóstico claro, soluciones más complejas “El diagnóstico está muy perfilado, todos sabemos cuáles son los pro- blemas, sabemos identificar los es- pacios de conflicto, los vectores de cambio, pero las soluciones son más complejas. No toda la sociedad lo- cal tiene la misma opinión sobre el desarrollo económico del turismo”, destaca María García. Hay sectores de población que de- penden económicamente del turis- mo, con lo cual tienen una visión muy diferente a la que puedan tener las asociaciones de vecinos o de re- sidentes. En los últimos meses algunas ciuda- des están apostando por estrategias destinadas a redistribuir los flujos, creando atractivos alternativos que descongestionen los sitios más po- pulares. Surge así otro debate, según indica la profesora sobre si es mejor concentrar la presión turística o ex- tenderla a más zonas. “Aparte de que tiene que pasar mu- cho tiempo hasta que se consolidan las rutas alternativas, se puede des- encadenar el efecto contrario, llenar de gente sitios que antes no la tenían y los residentes vivían tranquila- mente. El problema es que hay que manejar a mucha gente y eso es un reto para las ciudades”, concluye. Ámsterdam ha limitado la creación de más hoteles en el centro de la ciudad, además de las estancias turísticas del alquiler vacacional. Una estrategia para no perder la identidad Ámsterdam recibe turistas durante todo el año, pero la llegada masiva de viajeros está generando problemas de alteración del orden público así como un cambio de personalidad de sus barrios por el exceso de visitantes. Con el fin corregir esta situación, el Consejo de Promoción de Holanda ha paralizado la promoción del turismo para trabajar en la gestión de los flujos. El objetivo es llevar a los turistas a lugares menos visitados y repartirlos en épocas de año de menor afluencia. En 2018 recibió 18 millones de turistas, en un país de 17 millones de habitantes, y espera alcanzar los 42 millones de visitantes en 2030. Ámsterdam es una de las ciudades que más sufre el problema del turismo masivo, junto a las regiones más conocidas por sus plantaciones de tulipanes. Además del consumo de servicios e infraestructuras, otra consecuencia de la concentración de turistas puede ser la pérdida de la personalidad de un destino Reinventamos el mañana Renovamos nuestra flota con aviones más sostenibles.
  20. 20. 48 Enero 2020 49Enero 2020 El Parque Güell ha recibido el premio World Responsible Tourism Awards por haber logrado gestionar la afluencia de turistas. Será gestionado y sostenible o tendremos TURISMO BLINDADO ¿Es la solución prohibir, cerrar y limitar accesos en destinos hiper masificados? Taiana González @Taianahosteltur Ecosistemas y entornos urbanos degradados y el turismo como amenaza y mala palabra, han puesto en evidencia los riesgos de la mala experiencia turística y la importancia de la conservación. Convertir las externalidades negativas en oportunidades es el reto de gestores y empresas del sector. I nternet nos ha puesto el mundo en la palma de la mano, lo ha achicado y las compañías low cost nos ha hecho ver que viajar es más sencillo y accesible, por eso se espera que en una década los turis- tas internacionales lleguen a 1.800 millo- nes. La cifra rondará los 10.000 millones si se suma a quienes hacen turismo do- méstico. Esto supone oportunidades pero también riesgos en los destinos y atrac- ciones que ya están saturados o se enca- minan a ello. La conservación de los espacios se pre- senta como el gran desafío para los próxi- mos 10 años. ¿Es con prohibiciones, cie- rres temporales y numerus clausus que se conseguirá no morir de éxito? Éstas son alternativas efectivas a corto y medio pla- zo, pero la mayoría de las voces hablan de descomprimir con una gestión eficiente que redistribuya flujos y ponga el foco en el excursionista y en el residente, sin dejar de plantearse hasta qué punto el turista está legitimado para hacer lo que le plazca en sus viajes. Turismo de cantidad vs turismo de calidad Cuando se alcanza la carga crítica, el im- pacto lo sufren todos los actores. Reper- cute en la oferta, que está “muy estresada a nivel de competencia de precios” y “la propia clientela no disfruta de ese desti- no, porque la masificación no lo permite, porque lleva implícito hacer largas colas, no poder pasear tranquilo y los riesgos asociados, como la inseguridad”, explica a HOSTELTUR Pili Malagarriga, cofunda- dora directora de Segundo Mundo Turis- mo Sostenible. Todo esto hace que al fi- nal la calidad, “que hoy está directamente asociada a la sostenibilidad”, se resienta. ¿Cómo evitar el ahogo del destino? David Mora, consultor, profesor de Tu- rismo y fundador de Emoturismo, apunta que en muchos destinos, especialmente los urbanos, “la clave no está en los turis- tas, sino en los excursionistas”, que “son los que pareciera que generan más satura- ción y molestias para los residentes”. Esto se confirma con los cruceristas -como se verá en otro reportaje de esta revista- y el punto es optimizar los horarios, los luga- res por los que se mueven y el tiempo que están, “porque ayuda a transformar los comportamientos de tu clientela”, afirma Malagarriga. Según la experta, la mala experiencia tu- rística puede evitarse con educación, in- formación y concienciación, tanto de la oferta como de la demanda, desde el sec- tor público hasta el privado. “El turismo es muy bueno pero hay que gestionarlo y tratar de neutralizar lo ne- gativo”. A su entender “involucrar a los actores sociales del territorio es la única viabilidad a largo plazo, si no, pasa lo que nos tememos: protestas que provocan un efecto malo”. Parque Güell: premio a la buena gestión Barcelona, que ha sufrido brotes de tu- rismofobia y ha sido escenario de ataques contra turistas, está ejecutando acciones para revertir ese rechazo y oxigenar si- tios de gran afluencia turística. El Par- que Güell, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, ha obtenido, en la última World Travel Market de Londres el premio Responsible Tourism Awards por lograr una gestión efectiva, regulando las visitas de la mano de las tecnologías. En el 2012 el recinto creado por el arqui- tecto Antoni Gaudí recibió 9 millones de visitantes. Para suavizar el impacto se creó un plan estratégico y ahora se re- ciben 3 millones, “que disfrutan de una mejor experiencia, al mismo tiempo que el sitio está protegido”, ha explicado Jordi Raboso, técnico del Ayuntamiento. Formación, información y concienciación, tres palabras claves para gestionar y neutralizar el impacto negativo del turismo” “ REP TEMA DE PORTADA
  21. 21. 50 Enero 2020 51Enero 2020 Como las aglomeraciones generan males- tar en los vecinos, se creó un servicio de bus directo desde la parada más cercana del metro hasta el parque, para descon- gestionar el transporte urbano y se abrió un sistema online de venta de entradas, que además informa de horarios y puntos de acceso para evitar tumultos. El dinero recaudado se reinvierte en los barrios del entorno, se mejora su uso social y se preserva el patrimonio arqui- tectónico y natural. Haber escuchado a vecinos y operadores turísticos fue deter- minante en el éxito del programa. Machu Picchu y la conservación La ciudadela inca, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1983, estuvo a punto de perder la declaración por su estado de conservación. Para revertirlo, en 2017, el gobierno de Perú puso en marcha un plan de uso sos- tenible del sitio arqueológico: se estable- cieron turnos y una carga diaria máxi- ma de 5.940 personas. Hoy el cupo es de 2.500, se mantienen dos horarios y la permanencia no puede superar las cuatro horas. “La capacidad de Machu Picchu ha pasado por diferentes fases y es una medida que permite que el flujo sea dinámico y orde- nado”, señala a HOSTELTUR Liz Chue- cas, coordinadora del Departamento de Mercado Latinoamérica de PromPerú. “La intención es ver a la ciudadela no de aquí a cinco años, sino que es una visión de largo plazo”. Es que, como remarca, “se está haciendo uso de zonas que no están preparadas para recibir viajeros de mane- ra masiva, porque son espacios en un eco- sistema natural”. La venta online también ha sido positiva, porque al comprar el ticket el viajero vi- sualiza la carga de la ciudadela, recibe un horario concreto de ingreso y para evitar falsificaciones y superposiciones, se les exige copia del documento de identidad. Para desahogar el sitio arqueológico ha habido un trabajo articulado del gobierno con los operadores: “hay comunicación para no defraudar las expectativas del pa- sajero, hay apoyo del sector privado para que el turista no se sienta incomodo por estar un número limitado de horas”. A su vez, el uso sostenible implicó ponerle límites al comportamiento de los turistas: ingresar con un guía, no llevar alimentos, tacones, ni coches de bebé. Lo llamativo es que fueron necesarias otras prohibicio- nes que el sentido común debería repri- mir: no entrar con aerosoles ni hacer gra- fitis, no subirse en los muros ni prender fuego, no desnudarse, ni recolectar flora. Y allí surge otro interrogante: ¿es culpa del mal turista el blindaje de los destinos? Eso no, aquello tampoco En muchos casos la búsqueda por regular al turismo ha derivado en una sucesión de prohibiciones, que despiertan la atención de los turistas. En Roma ya no pueden sentarse en las escalinatas de Plaza España; en Floren- cia hay multas para quienes coman en las calles del casco histórico. Para visitar la Alhambra de Granada hay que saber que está vedado tocar muros, columnas, ce- losías y hasta plantas. Pasear en traje de baño fuera de la playa tampoco está per- mitido en algunas ciudades de España.Y en Kioto ya no se puede fotografiar a gei- shas, por el acoso en busca de una selfie. “No vale todo. Hay que ponerle reglas a la gente que no tiene educación. El respeto a uno mismo y al destino es el turismo de calidad”, asegura Pili Malagarriga. Al final, el objetivo no es sólo la conserva- ción del patrimonio, sino también evitar la ira de los residentes que sufren el ahogo de quienes “hacen cosas que en su casa no”. Los expertos coinciden en que mejor que prohibir es concienciar y anticiparse con estrategias que redistribuyan el turis- mo. Pero a veces no alcanza. Playas cerradas desde Tailandia a México La responsabilidad medioambiental de la actividad turística está en boca de todos, sobre todo a partir del movimiento flygs- kam, pero no es nuevo que se apliquen ac- ciones de rescate para oxigenar destinos. Las más extremas tienen que ver con los cierres temporales. En el año 2000 una película protagoniza- da por Leonardo Di Caprio puso a la Playa Maya Bay de la isla de Phi Phi Leh ante los ojos del mundo y 16 años después la costa de 300 metros ya recibía más 5.000 visi- tantes diarios, dañando los arrecifes de coral y parte de la vida marina. En 2018, por el overtourism este destino al sur de Tailandia cerró la playa más famosa del mundo hasta junio de 2021. En mayo de 2016 la Playa del Amor, que forma parte del Parque Nacional Islas Ma- rietas (México), permaneció cerrada por el mismo motivo. Las embarcaciones, el buceo masivo y la concentración de visi- tantes generaron contaminación por los residuos de combustibles y desperdicios, y los daños se agravaron por la extracción de coral, crustáceos y moluscos por parte de visitantes y pescadores ilegales. “Las personas no sabemos observar sin tocar, ni nos preocupamos en preservar para el disfrute de las futuras generacio- nes. El turismo masivo tiende a no cui- dar, el hecho de limitar el acceso ayuda a proteger los sitios arqueológicos, playas o atracciones”, ha señalado a HOSTELTUR Richard Zarkin, Gerente de Relaciones Públicas de Riviera Nayarit. Primero el cierre y luego la restricción. Así, la llamada Playa del Amor, que en Semana Santa recibía 3.000 visitantes diarios, bajó a 116 personas, no más de 15 simultáneamente y un máximo de 30 mi- nutos. Un dato: llegan nadando. “Lo sucedido en las Islas Marietas es El turismo masivo tiende a no cuidar; las personas no nos preocupamos en preservar para el disfrute de futuras generaciones” “ La Playa del Amor en México permaneció cerrada un par de meses para recuperar los arrecifes de coral. Machu Picchu en dos años pasó de un límite de 5.900 visitantes diarios a 2.500, en dos turnos y por no más de 4 horas.
  22. 22. 52 Enero 2020 nuestra culpa y de los turistas, por no in- vestigar qué se debe y no se debe hacer en una Reserva Natural Protegida”, reconoce Zarkin y aclara que esta restricción “tuvo un impacto positivo: ha creado concien- cia del medioambiente y de la marca que queremos”. Creatividad en la gestión Desde hace una década se habla de des- tinos condenados y, en el mejor de los casos, obligados a detener los efectos ad- versos del turismo con alternativas que equilibren la actividad. Un cambio pro- fundo podría darse de la mano del turis- mo creativo, que atrae a viajeros que no se desplazan por motivos vacacionales, sino vocacionales y de hobbies. En palabras de Caroline Couret, fun- dadora y directora del Creative Tourism Network, se trata de un modelo “aliado”, que permite “convertir retos y externa- lidades negativas en oportunidades”. Es que estos nuevos viajeros “priorizan tem- poradas bajas y zonas periféricas por su contenido local, permitiendo que las in- fraestructuras y el empleo se mantengan todo el año”. Florencia y Dubrovnik son ciudades que han sabido “guiar” a sus turistas hacia las zonas interiores, “pro- poniéndo experiencias auténticas” fuera de los spots turísticos. El modelo, dice Couret, permite “re-crear los vínculos” entre turistas y residentes, e incluso mejorar la imagen de la actividad, ya que “genera ingresos para mantener el patrimonio tangible e intangible y dina- miza económicamente todo el destino”. Hay soluciones usando la creatividad como herramienta de gestión; desafián- dose a innovar en la oferta y escuchan- do a las comunidades locales. El turismo es transversalidad y desarrollo, por eso blindarse debería ser la última opción. El turismo creativo equilibra geográfica y estacionalmente la actividad, garantizando ocupación y empleo en zonas periféricas “ Loyalty La solución global para incrementar tu venta directa CRM Marketing Concierge Connect Centraliza la información desde PMS, Web, WIFI's y otras API's Ahorra tiempo y recursos automatizando tus campañas Rentabiliza tu Wifi con nuestro conserje virtual Tu club de fidelización wallet basado en puntos y/o estancias Autosegmenta tu base de datos con más de 1.250 gustos e intereses Reviews Mejora tu reputación online mediante encuestas y cuestionarios Hoteles | Minoristas | Receptivos | Touroperadores Palma de Mallorca | Madrid | www.fideltour.com | +34 910 059 469 Conecta, conoce y fideliza El Hotel Mac Puerto Marina está situado en plena Costa del Sol, en Benalmádena, y a pocos metros del puerto deportivo y el complejo lúdico comercial Puerto Marina. El hotel es ideal para disfrutar del sol y la playa de Benalmádena en un entorno lleno de vida, con gran oferta turística y de ocio. www.mac-hotels.com “Encanto andaluz junto al Mediterráneo”
  23. 23. 54 Enero 2020 55Enero 2020 Cada persona que visita República Dominicana debe pagar una Tarjeta Turística y una tasa de salida del país. REP E l 10,4% de la actividad econó- mica mundial proviene del tu- rismo: en 2018 contribuyó con 8,8 billones de dólares y empleó a 319 millones de personas. Es innegable el impacto positivo, como también lo es que la presencia de turistas tie- ne un coste para los destinos. Costes invisibles ligados al uso de recursos e infraestructuras y a su consecuen- te deterioro. Por eso, compensar las huellas del turista suele ser la prin- cipal motivación de los gobiernos que recurren a ecotasas o impuestos por pernoctaciones. No son pocos los cuestionamien- tos: hay quienes ven en ellos sólo fines recaudatorios y creen que con su cobro los destinos pierden com- petitividad, dado que los viajeros ya están pagando IVA en los servicios turísticos que consumen. Los defen- sores afirman que estos ingresos son necesarios para reinvertir en sanea- miento, conservación y cambiar la percepción que tienen las comuni- dades locales sobre la actividad. En otras palabras para “arreglar” lo que se va rompiendo mientras los turis- tas disfrutan de los territorios. “Cada territorio debe analizar la conveniencia de establecer o no un impuesto sobre la actividad turís- tica, con qué finalidad y cuál será el destino. Lo más fácil es pensar en reforzar la gestión, defensa y man- tenimiento de los recursos naturales y patrimoniales, pero también po- dría destinarse a proyectos de recu- peración de elementos intangibles o a mejorar la calidad de vida de los residentes”, explica David Mora, fundador de Emoturismo. Lo cierto es que también hay ciuda- des que deciden fijar “peajes” para disminuir la presión turística sobre determinadas zonas y en el otro ex- tremo países que con ese dinero en- gordan fondos para promocionase e ir ganando mercado internacional. Es entonces cuando los gravámenes se vuelven contradictorios: ¿sirven para frenar la huella o para poten- ciarla? Cobrar por más ganar turistas Los viajeros se enfrentan a pagos que, directa o indirectamente, pue- den considerarse tasas turísticas. En Estados Unidos, desde el 2009 cual- quier individuo que entre en el país por barco o avión, bajo el Programa Visa Waiver debe recurrir al Siste- ma Electrónico para la Autorización de Viaje (ESTA, por sus siglas en in- glés), cuyo valor es de 14 dólares. El dinero que se recauda es una fuente de cofinanciación de la entidad mix- ta Brand USA, para ganar mercado internacional. En República Dominicana la Ley Nº 199-67 establece que para entar en el país es requisito contar con una tarjeta turística. El cobro de 10 euros se incluye en el ticket aéreo, como así también la tasa de Contribución de Salida de Pasajeros, de 20 euros. La mitad es para promoción, pero hay quienes lo consideran insuficiente. Recientemente Frank Raineri, hom- bre de peso en el sector privado por ser el creador del destino Punta Cana y director ejecutivo de Grupo Pun- tacana, ha planteado la necesidad de constituir un fideicomiso públi- co-privado, con el 100% de lo que se ingresa por concepto de tarjeta turística. ¿El objetivo? garantizar una correcta inversión en promo- ción y trabajar estrategias de gestión de crisis ante situaciones que afec- ten negativamente a la isla, como ha ocurrido en 2019 con la campaña mediática que se desató en EEUU por la muerte de turistas y que provocó un caída superior al 22%. Impuestos verdes Hay municipios turísticos que asu- men una serie de gastos elevados por dar cobertura y servicio a cifras de visitantes que multiplican varias veces su población censada. Ese es un problema todavía por resolver y en esos casos, como señala David Mora, las tasas no funcionan “como un mecanismo meramente recauda- torio, sino como una forma de que el visitante ayude al destino” a conser- Recuperar y rehabilitar patrimonio histórico y cultural es uno de los destinos de la ecotasa en Mallorca. Tasas para amortizar la huella en el destino: SI EL TURISTA ROMPE, PAGA Impuestos por pernoctar, aterrizar o transitar por espacios colapsados Alternativas para replantear la relación entre las ciudades y los visitantes Encontrar una solución a la masificación de los destinos aparece como una necesidad cada vez más urgente y el cobro de tasas se presenta como una alternativa, más que para disuadir a los turistas, para compensar la lesión medioambiental que genera su presencia y actividad masivas. Taiana González @Taianahosteltur TEMA DE PORTADA
  24. 24. 56 Enero 2020 var los recursos turísticos, infraes- tructuras y servicios. “La ecotasa es la forma de intro- ducir más dinero a la economía sin sacrificar belleza”, ha explicado Paul Ekins, profesor de política de recursos y medio ambiente de UCL Institute for Sustainable Resources durante el Seminario INTO 2019 de Palma, planteando que es un meca- nismo de recaudación válido “si hay más turistas de los que se pueden soportar”. Se trata de fórmulas conocidas como visitors payback, que están orientadas a generar un retorno para la gestión y el mantenimiento de los recursos. La modalidad de cobro varía depen- diendo el destino. En algunos casos el agente de retención es el aloja- miento o la tasa se incluye en bille- tes aéreos. En Europa hay 150 ciudades de 21 países en las que los turistas deben pagar por alojarse en un hotel o en un piso turístico, según el ultimo informe del buscador de viajes Li- ligo.com. Suelen ser tasas fijas por noche y por persona, aunque hay ciudades como Berlín, Viena o Ám- sterdam que cobran un porcentaje de la facturación total. Italia tiene los impuestos más altos y 50 de los des- tinos europeos que los aplican están en Francia. En el caso de España sólo hay dos Comunidades que imponen el gra- vamen por pernoctar: Islas Baleares y Cataluña. En Islas Baleares desde julio del 2016 se cobra el Impuesto del Turismo Sostenible (ITS) con el que se finan- cian obras para compensar el im- pacto de la actividad sobre el medio ambiente. Así, en 2019 se aprobaron 68 proyectos con una financiación de 104,9 millones de euros de la ecota- sa, para protección y recuperación del medio natural, rural, agrario y marino; rehabilitación del patrimo- nio histórico y cultural y fomento de la desestacionalización. Mallorca, Ibiza, Formentera y Me- norca cobran 4 euros por persona y noche en los hoteles de 5 estrellas, 3 euros para los de 4 y 2 euros para los de 2 y 3 estrellas. Hostales, residen- cias y casas rurales están gravados con 2 euros y 1 euro los campings y pensiones. Francia este año comenzará a apli- car una ecotasa de salida, que será incluida en cada billete de avión de todas las aerolíneas que vuelan des- de el país, independientemente de su nacionalidad. Sólo habrá excep- ciones en vuelos de conexión, a Cór- cega y a departamentos franceses de ultramar. Esta medida, que entrará en vigor gradualmente, consistirá en un cargo de 1,50 euros por pasaje de clase económica en vuelos domés- ticos e intraeuropeos, y de 18 euros fuera de la Unión Europea y en clase ejecutiva, según explicaba al hacer el anuncio la Ministra de Transporte, Elisabeth Borne. De la mano de este impuesto ecoló- gico se espera aumentar en 180 mi- llones de euros la recaudación, que se invertirá en “formas más lim- pias” de transporte público. Cataluña y un nuevo impuesto Cataluña es la otra comunidad de España que aplica tasas por per- noctar. Este cobro empezó en 2012 y la reforma fiscal de la Generalitat pretende incrementar las cifras des- de este 2020 para sumar otros 20,9 millones de euros a la recaudación anual. Pero no es lo único, además de este aumento pactado entre el gobier- no catalán y el grupo político Co- muns-Podemos, como paso previo a la aprobación de presupuestos 2020, Francia cobrará una ecotasa de salida, incluida en cada billete de avión, y con el dinero financiará “formas más limpias” de transporte público. La ecotasa es la forma de introducir más dinero a la economía sin sacrificar la belleza del destino”, dice Paul Ekins “ 911 298 006 franquiciasyasociadas@nautaliaviajes.es Abre una franquicia y únete a Nautalia en su misión: LLENAR EL MUNDO DE VIAJEROS MISIÓN LA TIERRA C M Y CM MY CY CMY K
  25. 25. 58 Enero 2020 está “en fase de estudio previo” la creación de un impuesto dirigido a los cruceros, por las emisiones de CO2 que generan los grandes barcos. Tanto la Confederación Empresa- rial de Hostelería y Restauración de Cataluña (Confecat) como CLIA Es- paña objetan estos aumentos. Los primeros porque consideran que “es una medida que no ayudará a mejo- rar la calidad turística” y que “falta una correcta definición y transpa- rencia en la utilización del Fondo del Turismo”. Mientras que los segun- dos dicen que “este tipo de inicia- tivas al final perjudican al destino, haciéndolo menos competitivo”. El cuestionamiento llega porque en muchos casos los privados compiten sin las mismas condiciones con los alojamientos que están regulados y por tanto no actúan como recauda- dores. Y otro tema que se pone so- bre la mesa es la gestión de los fon- dos. Como señala Pili Malagarriga, cofundadora directora de Segundo Mundo Turismo Sostenible, en ge- neral estas tasas “son una buena medida, pero el sector público tiene que rendir cuentas con su transpa- rencia y que realmente se note en el destino”. Bután fija gasto mínimo El caso de Bután merece atención. Para evitar el turismo de masas el gobierno establece un presupuesto mínimo diario de unos 220 euros en temporada alta y 180 en baja, in- cluyendo visado, guía, alojamiento y visitas. Más del 30% correspon- de al impuesto al desarrollo que va para el gobierno y el resto es para la agencia autorizada a organizar el viaje, ya que tampoco está permiti- do llegar por libre. Los grupos me- nores de tres personas pagan una sobretasa. Es turismo de alto valor y bajo im- pacto porque se preserva la identi- dad del país y el dinero se queda allí porque las agencias son locales. El impacto del excursionista En el reportaje anterior se mencio- naba que en muchos destinos el pro- blema está en los excursionistas, que son quienes más incomodan al resi- dente y su aportación a la economía no llega a compensar. A raíz de esto, algunas ciudades han establecido tasas para regular el uso del espacio público: pagan quienes no duermen en la ciudad, gastan menos y sin em- bargo consumen recursos, aprove- chan los servicios locales y generan residuos igual que un turista. “Los grandes grupos que realizan vi- sitas guiadas por los cascos urbanos y que permanecen tan sólo algunas horas hacen un uso intensivo del es- pacio público que se ha de revisar”, plantea el experto de Emoturismo, y abre el debate respecto a los free- tours, “que han encontrado su mo- delo de negocio: me aprovecho de un espacio por el cual no pago y genero un beneficio privado de ello”. En Filipinas existe la Cuota de Desa- rrollo de EcoTurismo (ETDF, por sus siglas en inglés) que se suma al pre- cio de los tours, se paga una sola vez y En Venecia los excursionistas pagarán por entrar al casco antiguo. El precio subirá en fechas de afluencia crítica. tiene una duración de 10 días aunque se haga más de una excursión. Con este impuesto se financia un Fondo de Desarrollo que lleva a cabo pro- yectos de sostenibilidad y gestión de áreas protegidas. Venecia cobrará a los excursionistas una cuota de acceso al casco antiguo y a otras islas menores de la Lagu- na: 3 euros la gran parte del año y se incrementará a 6 y 8 en fechas de afluencia crítica. El Ayuntamien- to pretende, por un lado regular las llegadas y así mantener un equilibrio entre visitantes y residentes, y por otro recaudar dinero para revertir el impacto de recibir 30 millones de personas al año, de los que sólo per- nota un tercio, según cálculos de la Asociación de Hoteleros de Venecia. Buscar equilibrio “Los autores no llegan a un acuerdo sobre si la imposición de tasas tu- rísticas tiene un impacto relevante en la llegada de visitantes”, explica David Mora, remarcando que “de- penderá de la elasticidad de la de- manda de cada destino a un ligero incremento en el coste, de la coyun- tura económica, del valor percibido por ese destino, si bien parece que a largo plazo el impacto de establecer una tasa turística es mínimo”. Puesto en la balanza, las tasas pare- cen positivas porque no desestimu- lan los viajes ya que representan una minúscula proporción del presu- puesto y sin embargo la recaudación, bien gestionada, vuelve en acciones para subsistencia del destino. Se trata de sostenibilidad, porque como turistas hacemos uso de espa- cios que no nos pertenecen y en los que nuestra presencia no repercute de forma especialmente positiva, más allá del dinero que se deja. Es pagar por el daño que generemos y es reconocer que la belleza no es eterna, mucho menos si a nuestro paso arrasamos con ella, aunque sea inconscientemente.

×