La Restauración (1875-1902): el sistema canovista

425 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
425
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
289
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Restauración (1875-1902): el sistema canovista

  1. 1. LA RESTAURACIÓN 1ª ETAPA - 1875-1901
  2. 2. ¿Por qué han destacado los siguientes personajes?
  3. 3. María Cristina de Habsburgo jura la Constitución de 1876, Jover y Sorolla (1890-1897) Palacio del Senado. Madrid
  4. 4. LOS PARTIDOS POLÍTICOS
  5. 5. Cánovas del Castillo enseña a Sagasta a leer
  6. 6. REALIDAD ELECTORAL DEL SISTEMA POLÍTICO DE LA LA RESTAURACIÓN REY PRESIDENTE DEL GOBIERNO CONVOCA ELECCIONES MINISTRO DE GOBERNACIÓN. ENCASILLADO GOBERNADOR CIVIL CACIQUES PROVINCIALES Y LOCALES SECTORES SOCIALES SOBRE LOS QUE EL CACIQUE EJERCE SU INFLUENCIA
  7. 7. El Sistema Político Canovista consigue la estabilidad, pero deja fuera a Carlistas Republicanos Obrerismo Nacionalismo
  8. 8. "La fisonomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español, inexpresiva y adusta. El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español, o no sabe andar (ejemplo, los quintos) o si es apuesto es tipo femenil (ejemplo, el torero). El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras y sabréis que un bizcaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos. El bizkaino es laborioso (ved labradas sus montañas hasta la cumbre); el español, perezoso y vago (contemplad sus inmensas llanuras desprovistas en absoluto de vegetación). El bizkaino es emprendedor (leed la historia y miradlo hoy ocupando elevados y considerados puestos en todas partes... menos en su patria); el español nada emprende, a nada se atreve, para nada vale (examinad el estado de las colonias). El bizkaino no vale para servir, ha nacido para ser señor ("etxejaun"); el español no ha nacido más que para ser vasallo y siervo. (…) Por último según la estadística, el noventa y cinco por ciento de los crímenes que se perpetran en Bizkaya se deben a mano española, y de cuatro de los cinco restantes son bizkainos españolizados. Decid, pues, ahora si el bizkaino es español por su tipo, carácter y costumbres". Sabino Arana, "¿Qué somos?". Obras completas. Editorial Sabindiar-Batza. Buenos Aires. 1.965.

×