Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana

2,165 views

Published on

Published in: News & Politics
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana

  1. 1. PLAN DE CONVIVENCIA YSEGURIDAD CIUDADANA MUNICIPIO DE EL BAGRE BAJO CAUCA ANTIOQUEÑO 0
  2. 2. Instancias administrativas e instituciones locales participantes del proceso de elaboración del Plan Local de Convivencia y Seguridad Ciudadana del municipio de El Bagre Alcaldía Municipal Secretaría de Gobierno Casa de Justicia Inspección de Policía Secretaría de Desarrollo Social de la Comunidad Secretaría de Educación Oficina de Juventud Municipal Red Juvenil Consejo Municipal de Juventud -CMJ Escuela de Liderazgo de El Bagre Fundación Amigos por la Niñez Comité de Convivencia y Seguridad Ciudadana de El Bagre-CCSC 1
  3. 3. Equipo de trabajo Gobernación de Antioquia - Universidad de Antioquia Asesor de Paz – Gobernación de Antioquia Jorge Ignacio Castaño Asesor ONU HABITAT Luis Fernando Pineda Directora Departamento Trabajo Social U. de A. Martha Cecilia Arroyave Gómez Dirección Académica Martha Inés Valderrama Margarita Henao Mejía Coordinador General Luis Carlos Quintero Ortiz Profesional Área Social Wendy Sierra Rojas Profesional Área de Comunicaciones Fernando Doval Secretaria Leidy Rendón 2
  4. 4. Fundación Mineros S. A.Director de Responsabilidad Social Empresarial Director Fundación Mineros S. A. Jaime Jaramillo Arbeláez Jefe de Desarrollo Social Empresarial Luz Stella Grueso Jefe de Gestión Social Laura Granada Hincapié 3
  5. 5. CONTENIDOIntroducción ....................................................................................................................... 6Capítulo I ........................................................................................................................... 9Contexto histórico del valle del río Nechí ........................................................................... 9Capítulo II ........................................................................................................................ 13Características generales del municipio de El Bagre ....................................................... 132.1 Aspectos económicos ................................................................................................ 152.2 Aspectos socioculturales ........................................................................................... 172.2.1 Educación ............................................................................................................... 172.2.2 Movilidad de la población ........................................................................................ 182.2.3 Desarrollo institucional municipal ............................................................................ 20Capítulo III ....................................................................................................................... 25Proceso metodológico ..................................................................................................... 25Capítulo IV ....................................................................................................................... 32Condiciones generales de seguridad y convivencia del municipio de El Bagre ................ 324.1 Violencia intrafamiliar ................................................................................................ 324.2 El abandono familiar .................................................................................................. 344.3 Abuso sexual ............................................................................................................. 354.4 Riñas callejeras ......................................................................................................... 364.5 Homicidios ................................................................................................................. 384.6 Extorsión.................................................................................................................... 424.7 Hurto .......................................................................................................................... 434.8 Intoxicación por sustancias psicoactivas .................................................................... 434.9 Vinculación a actividades ilegales .............................................................................. 434.10 Los accidentes de tránsito ....................................................................................... 44Capítulo V ........................................................................................................................ 47Gestión del riesgo ............................................................................................................ 475.1 Análisis de las condiciones de seguridad del municipio de El Bagre .......................... 485.2 Correlación entre las variables de la función del riesgo ............................................. 525.3 Geo-referenciación de riesgos ................................................................................... 545.4 Análisis detallado del riesgo....................................................................................... 56Capítulo VI ....................................................................................................................... 61Líneas estratégicas.......................................................................................................... 616.1 Línea estratégica No. 1. La Familia, un escenario de armonía, solidaridad y respetopara la construcción de ciudadanos íntegros ................................................................... 616.1.1 Objetivo general ...................................................................................................... 626.1.2 Objetivos específicos .............................................................................................. 626.2 Línea estratégica No. 2. Fortalecer a nivel local la gobernabilidad y la gobernanza parael posicionamiento de un Estado legítimo y democrático ................................................. 706.2.1 Objetivo general ...................................................................................................... 706.2.2 Objetivos específicos .............................................................................................. 70 4
  6. 6. TablasTabla 1. Tasa de analfabetismo ....................................................................................... 17Tabla 2. Tasa bruta de escolaridad, año 2009 ................................................................. 17Tabla 3. Indicadores de desempeño fiscal por componentes en los municipios del BajoCauca 2009 ..................................................................................................................... 22Tabla 4. Indicador de desempeño fiscal en los municipios de la subregión del Bajo Cauca ........................................................................................................................................ 23Tabla 5. Proceso metodológico........................................................................................ 28Tabla 6. Homicidios, secuestros, desapariciones y otros registros de denunciasprocesadas por Acción Social 1990- 2010 ....................................................................... 38Tabla 7. Diez primeras causas de defunción 2009, municipio de El Bagre ...................... 41Tabla 8. Relación grupo poblacional con riesgo, vulnerabilidad y amenaza ..................... 50Tabla 9. Análisis de la capacidad local ............................................................................ 53Tabla 10. Análisis detallado del riesgo ............................................................................. 56Tabla 11. Línea estratégica Nº1. La Familia, un escenario de armonía, solidaridad yrespeto para la construcción de ciudadanos íntegros ...................................................... 63Tabla 12. Línea estratégica Nº 2. Fortalecer a nivel local la gobernabilidad y la gobernanzapara el posicionamiento de un Estado legítimo y democrático ......................................... 71 Mapas e IlustracionesIlustración 1. Panorámica del casco urbano de El Bagre. ................................................ 13Mapa 1.Categorización de los municipios del Departamento según nivel de conflictividad ........................................................................................................................................ 14Ilustración 2. Diagnóstico rápido participativo. ................................................................. 25Ilustración 3. Geo-referenciación de riesgos .................................................................... 26Ilustración 4. Alcalde participando en la elaboración del mural. ....................................... 26Mapa 2. Geo-referenciación de riesgos zona urbana del municipio de El Bagre .............. 55 5
  7. 7. IntroducciónEste Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la zona urbana del municipio de ElBagre, se propone como una herramienta para la creación de acuerdos de seguridadciudadana y convivencia, con iniciativas concertadas y con una amplia participación de losciudadanos comprometidos con el bienestar del municipio. Su implementación requerirádel apoyo de las organizaciones públicas y privadas presentes en el territorio y,principalmente, de la administración municipal para facilitar las actividades que permitan:reducir las posibilidades de que los ciudadanos resuelvan las diferencias haciendo uso dela violencia; así como recortar la opción de vinculación de poblaciones vulnerables aacciones delincuenciales y, disminuir la probabilidad de que los ciudadanos sufranafectaciones en su integridad física, en sus bienes y en su libertad.El Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana –PCSC- se ocupa, fundamentalmente, delos problemas producto de las relaciones sociales cotidianas que impiden un desarrollointegral del territorio; conflictos en los cuales la violencia está más vinculada a accionesespontáneas, que a un accionar sistemático e instrumentado, responsable en granmedida de los atrasos y limitaciones que hoy presenta la subregión del Bajo Caucaantioqueño.El desarrollo de un territorio depende de la capacidad de organización de la sociedad quealberga, de la existencia de un propósito común, que no es otra cosa que un proyectopolítico de desarrollo territorial y de la combinación virtuosa del conjunto de factores quelo harán posible. El desarrollo de un territorio se basa también en un conceptomultidimensional de conducción, que incluye competencia, diálogo y toma conjunta dedecisiones, en los cuales se entrelazan los principales grupos de actores. Es acá dondese centra la mayor dificultad de búsqueda de alternativas de construcción para el territoriodel que se ocupa el PCSC. El Bajo Cauca antioqueño es a consideración de algunosinvestigadores, una de las subregiones más débiles en materia de reglas sociales. Reglassociales (también llamadas instituciones en el ámbito de la ciencia política y la economíapolítica), que incluyen reglas legales, morales y culturales que facilitan relacionesestables y colectivamente beneficiosas entre los individuos y las organizaciones.1En el caso concreto de los municipios del Bajo Cauca, incluido el municipio de El Bagre,esta falta de reglas sociales equitativas y respetadas significa una frágil institucionalidad,que genera como principales consecuencias la carencia del monopolio de la fuerza, laviolencia y el miedo; lo que hace que su democracia sea aún más frágil y que no puedangarantizarse los derechos de las personas, ni la calidad de vida para todos suspobladores.1 Secretaría de Gobierno Departamental, CREA Colombia. USAID Colombia y otras. Problemascríticos del Bajo Cauca. Medellín, 2009. 6
  8. 8. Todas estas prácticas que apuntan a la deslegitimación del Estado local, incluyen unhecho generalizado en los municipios del Bajo Cauca: la falta de credibilidad en la fuerzapública por parte de los ciudadanos, lo que se traduce en una gran vulnerabilidad para ladefensa y el ejercicio de la democracia en el territorio, lo cual lleva a un entorno adversopara la armonía y la convivencia comunitaria.De otro lado, es necesario destacar que a pesar de todos los elementos identificados queafectan de manera negativa la seguridad y la convivencia ciudadana, existe en elmunicipio altos niveles de fortalezas para hacer frente a los riesgos y amenazas a las queestá sometida hoy la población.En este contexto, y conscientes de que la problemática local trasciende el territorio y lainstitucionalidad subregional, el PCSC, en un contexto más amplio departamental ynacional, le apuesta a la prevención de los elementos que favorecen hoy, en todo el país,estos comportamientos violentos.En este orden, se indica que el PCSC busca promover la inclusión de la comunidad en lagestión pública, con capacidad real (formación e información) y herramientas para incidiren los asuntos estratégicos de la administración municipal y en su propia gestión social.Sin embargo, con esto no se pretende que la responsabilidad de mejorar climas deconvivencia y seguridad ciudadana, que es un asunto estratégico del desarrollo, recaigaúnicamente en la comunidad ni en el Comité de Convivencia y Seguridad Ciudadana(CCSC), que fue conformado como receptor inicial del proyecto y garante futuro de lasostenibilidad del PCSC. Se entiende que ésta es una labor que necesariamente deberáestar acompañada de una firme voluntad política, de un desarrollo institucional y deinversión social por parte de la administración local, pero que requiere a futuro,compromiso y sostenibilidad de próximas administraciones.Los riesgos aquí identificados y priorizados por los miembros del CCSC propone tresniveles de intervención: una prevención social, que parte de la identificación de una grandebilidad organizacional de la comunidad; una prevención institucional en la que sereclama el fortalecimiento institucional de la administración municipal que puedaresponder a las necesidades básicas de los ciudadanos, y responder a los compromisosconstitucionales en materia de la promoción y consolidación de la participación ciudadana,como elemento fundamental del Estado social de derecho; y, una prevención situacional,en la que la administración se ocupe de la recuperación y/o construcción de aquellosespacios necesarios para el encuentro, el arte, las expresiones culturales, el deporte y elreconocimiento de los ciudadanos, lo que redundará en favor de un propósito prioritariodel Plan: la articulación de escenarios de intervención ciudadana, con un compromisopolítico expreso de la administración municipal y una amplia participación de los diferentesactores sociales locales y subregionales. 7
  9. 9. En síntesis, este PCSC pretende prevenir de manera anticipada o reducir la utilizacióntanto de violencia impulsiva como de la violencia racional individual, que atenta contra losbienes, la vida y la libertad de los ciudadanos, utilizada por éstos de manera cada vezmás frecuente en la solución de sus conflictos sociales. A la prevención de estos hechosle corresponde también medidas de atención, intervención, justicia formal y, de maneraprioritaria, la aplicación de políticas integrales que incluyan medidas de tipo social,institucional y situacional.Estas políticas integrales de seguridad consideran diferentes niveles de intervención quevan desde lo más universal, como adopción y aplicación de principios constitucionales,hasta lo más específico, como es la promoción de procesos participativos con todos losactores en torno a la prevención y construcción concertada de métodos de coordinación yadministración para las distintas iniciativas y, como resultado, la creación de acuerdosentre las organizaciones sociales y de éstas con el Estado local, departamental ynacional. “Se trata, en síntesis, de reducir las oportunidades de cometer delitos o deasumir conductas violentas, al tiempo que se construyen contextos incluyentes ysocialmente sostenibles”.2Con un acompañamiento inicial, por parte de la Universidad de Antioquia, y de un procesode capacitación a los integrantes del CCSC, se pretende promover esta tarea como uncompromiso permanente, de parte de la administración y con el auspicio de lasinstituciones y entidades públicas y privadas, que velan por el mejoramiento de lascondiciones de vida de los ciudadanos en la subregión del Bajo Cauca antioqueño. En elmediano plazo, se pretende que el CCSC se constituya en un grupo que interactúe, encalidad de consultores, con la administración a nivel local, cree redes de cooperación,gestione acuerdos y proyectos a nivel interinstitucional en el marco subregional, nacionale internacional.3Las iniciativas que se desprendan de este ejercicio deberán incluirse en el Plan deDesarrollo Municipal para garantizar tanto la asignación presupuestal, como elcompromiso del mandatario de turno, que además deberá impulsar la elaboración de unaPolítica Pública de seguridad y convivencia ciudadana, que resignifique la participaciónciudadana en el municipio de El Bagre y garantice la continuidad de las acciones ysostenibilidad del proyecto en el que se plasman las necesidades, intereses yexpectativas de la comunidad bagreña en esta materia.2 ONU HABITAT. Enfoque de Seguridad Ciudadana, 2010.3 Esta labor requiere de un acompañamiento y fortalecimiento por parte de entidades einstituciones públicas y privadas, presentes en el territorio, y del reconocimiento y valoración porparte de los Gobiernos Local y Departamental. 8
  10. 10. Capítulo I Contexto histórico del valle del río Nechí4Para comprender las dinámicas propias de la subregión del Bajo Cauca antioqueño esnecesario conocer que gran parte de esta región, particularmente los municipios de ElBagre, Zaragoza y Nechí, conformaron en 1580 la ciudad de Zaragoza, un territorio quese extendía a lo largo del río Nechí. Quienes habitaban los valles de este río constituyeronlo que el sociólogo Orlando Fals Borda denominó como cultura anfibia “aquella producidapor los versátiles habitantes de laderas, caseríos, playones, caños y bosques de ladepresión mompoxina (…) pobladores que combinan estacionalmente la explotaciónagrícola, pecuaria y selvática con la fluvial y pesquera en el mismo hábitat o territorio”.5El río Nechí fue un elemento articulador de la subregión con importantes zonas del país,entre ellas el Caribe colombiano y la región Andina. Hasta mediados del siglo XX este ríorepresentó la mejor opción vial para llegar al centro del país desde la costa Caribe y seconstituyó en un importante eje articulador de múltiples actividades económicas ycomerciales; paralelamente se convirtió en un escenario de conflictos sociales y culturalesvinculados con la apropiación del espacio y la explotación de recursos naturales (oro,madera, fauna, flora). La riqueza natural generó en los pobladores del valle del río Nechíelementos de identidad a partir de la ocultación y la “ilegalidad”, en la medida en que seapropiaban de territorios y recursos naturales al margen de controles sociales desde elcentro del Departamento. Esta particularidad en el crecimiento y constitución, lemarginaron de la participación de los diferentes procesos sociales y culturales de larepública del siglo XIX, periodo en el que se desencadenó el proyecto mercantil, el cualprivilegiaba sociedades más urbanas, generadas fundamentalmente, en el norte y orientedel departamento y cercanas a Medellín, su capital; razón por la cual, los recursos yesfuerzos se destinaron hacia estos territorios y excluyeron a la ciudad de Zaragoza delproyecto de sociedad antioqueña en 1871.Zaragoza lideró, durante el siglo XIX, el desarrollo económico de la subregión, en tantoera una zona de paso entre la costa Atlántica y el interior de Antioquia. Se generóalrededor del transporte a vapor, un flujo de capitales y se fortalecieron vínculos culturales4 La información histórica de esta primera parte es tomada, en su mayoría, del texto de John JairoPatiño Suárez en “Compañías Extranjeras y Fiebre del Oro en Zaragoza 1880-1950”.5 Op., cit., p. 53. 9
  11. 11. con el entorno; sin embargo, la región siguió al margen de los procesos socialesdesarrollados en el interior del Departamento.En la base de la cultura de los valles del río Nechí se encontraban negros libres, zambose indios llegados de otros lugares, quienes encontraron en el oro una forma casi exclusivade sobrevivencia, y generaron alrededor de esta actividad económica, una culturacaracterística: “En la cultura del minero la acumulación no es un fin. La disposición agastar lo que se obtiene en la mina pasa por un conjunto de creencias, asumen que paratener suerte en la mina, hay que ir a ella sin un sólo peso, después de gastarlo todo enplaceres. Lo que se obtiene en medio de las privaciones del trabajo en la mina es paraasegurar el goce”.6 La dependencia natural marcó también otro elemento cultural ycaracterístico del minero “lo fugaz y lo errante es componente esencial de su especialcosmovisión”.7En este orden, es entendible que la familia de esta cultura no se organizó en torno a lainstitución del matrimonio; como sí lo fue para la sociedad antioqueña de la época, pues lafamilia implicaba a su vez el domicilio y escenario privilegiado para inculcarcomportamientos morales, además de espacio reconocido como paradigma del controlsocial. De acuerdo a lo anterior, la sociedad del Bajo Cauca antioqueño, asume,comprende y vive de manera distinta la religiosidad, el trabajo, el amor, la familia, la fiesta,la diversión y el disfrute del cuerpo, impuestos por la élite antioqueña.El aislamiento físico y cultural de la sociedad bajocaucana, respecto al centro deAntioquia, le permitió construir un proyecto de sociedad caracterizada por ser unacomunidad de negros, ribereña y pueblo minero, en estrecha relación con el Caribecolombiano. Esta circunstancia hace que en la actualidad los pobladores de la subregióndel Bajo Cauca asuman que su idiosincrasia no está estrictamente determinada por lascostumbres del antioqueño, “nosotros somos alegres, tenemos prácticas culturalesdiversas y muchas se orientan más a las del costeño”.Otro elemento que aportó a la estructura cultural del Bajo Cauca se presentó a principiosdel siglo XX, con la presencia de la Compañía Pato: una empresa que llegó a explotar, demanera técnica, la riqueza aurífera; actividad que motivó la llegada de una poblaciónflotante y transitoria, y con ello, múltiples transformaciones sociales por la heterogeneidadde sus habitantes. La colonización agudizó la violencia, causada por las mismascondiciones de pobreza en que llegaban los nuevos pobladores, el carácter detranseúntes, la ilegalidad en la que inmediatamente se involucraban al ejercer el oficio del6 Op., cit.7 Op., cit., p. 76. 10
  12. 12. mazamorreo8, la compra venta clandestina del oro, el surgimiento paralelo de zonas deprostitución, cantinas, entre otros.De aquí en adelante, se presentaron reiteradas oleadas migratorias movidas por el alzainternacional del precio del oro. En 1972 se disparó la producción aurífera y llegaronnuevos pobladores y constituyeron los municipios de El Bagre en 1979 y Nechí en 1981.Los pobladores eran provenientes de diferentes lugares del país: sabanas de Bolívar,Sucre, Córdoba, y en menor medida, desde las regiones deprimidas de Antioquia. Sinembargo, cuando los precios del oro tuvieron otro incremento (1974) a Zaragoza, El Bagrey Nechí llegó población desde los departamentos del Chocó, Cauca, Risaralda, Caldas,Quindío y Tolima, aunque siempre en cantidad menor que la proveniente de la CostaAtlántica.9La llegada de compañías mineras contribuyó a la conformación de la subregión del BajoCauca antioqueño, como una entidad socio espacial diferenciable, con sus propiasdinámicas y referentes socio culturales, que le han permitido ser un territorio con su propiaidentidad.De otro lado, la conformación del territorio y la determinación cultural del Bajo Caucadeberá leerse también de la mano de las políticas de Estado, aplicadas durante los años1980 – 2000, a través del Plan Nacional de Rehabilitación (PNR). Según el informepresentado por el Observatorio de Derechos Humanos de la Presidencia, estas políticasse consideran un fracaso al igual que las del siguiente periodo denominado SeguridadDemocrática, en donde se generó un proceso contrario a la pacificación, con unrecrudecimiento de la violencia, aumento y fortalecimiento de bandas y grupos ilegales enla región.En resumen, “el conflicto en el Bajo Cauca antioqueño está estrechamente relacionadocon las rentas ilegales: cultivos ilícitos y minería ilegal. La primera generación de este tipode ingresos se fundó en los cultivos ilícitos. En 2008 la región llegó a tener el 92% de losexistentes en el Departamento. Cuando el Gobierno empezó a presionar con laerradicación, eliminando cerca del 60% de los cultivos, las personas que se habíanacostumbrado a esta forma de ingreso migraron hacia la minería ilegal y se engrosó la8 Expresión que indica un proceso artesanal de la minería que se realiza escarbando o raspandolas superficies de los ríos, calles y solares para lavar la tierra y extraer el oro.9 Ideas para la Paz. Plan de Consolidación en el Bajo Cauca, 2009, p. 4. 11
  13. 13. franja de individuos y familias que generan el sustento diario a partir de la extracción deloro sin licencias ni permisos otorgados por el Estado”.10La situación actual ha llevado a que líderes políticos, alcaldes y concejales electos,periodo 2011-2014, insistan en la necesidad de buscar la legalización de la mineríainformal, argumentando ante el Gobierno Nacional, que son más de 20 mil familias lasque se benefician de esta actividad y que esta región constituye una de las principalesfuentes de empleo a nivel departamental.10 Op., cit. 12
  14. 14. Capítulo II Características generales del municipio de El Bagre El Bagre es un municipio del departamento de Antioquia, ubicado en la subregión del Bajo Cauca. Limita por el norte con el municipio de Nechí, por el noroeste con Caucasia, por el suroeste con Zaragoza, por el sureste con Segovia y al este con la serranía de San Lucas y el departamento deIlustración 1. Panorámica del casco urbano de El Bagre. Bolívar.Fuente: Internet. Página institucional del Municipio. El Bagre11 tiene unaextensión aproximada de 1.563 km2 y su cabecera municipal está a 284 km de Medellín,capital del Departamento. Cuenta con una población estimada de 48.211 habitantes. Através del río Nechí, su principal vía fluvial, se establece una comunicación estratégica yun canal para intercambio de bienes y servicios con tres municipios cercanos: Zaragoza,Nechí y Caucasia.En el contexto subregional el Bajo Cauca tiene el 75.5% de sus habitantes en situacionesde miseria12, en el Bagre, el 97.1% de su población es pobre, comparable con la de Nechíque reporta una población pobre del 97.5%, y por debajo de Zaragoza, que llega a un99% de población pobre. Esta información se corrobora con los datos suministrados por elSISBEN y el Departamento Administrativo de Planeación –DAP-, quienes afirman que elmunicipio de El Bagre cuenta con una población estratificada en los niveles 1, 2 y 3. En elnivel uno se halla el 85.5% de la población, en el nivel dos se registra al 12.7% y en elnivel tres se clasifica sólo al 1.8% del total de la población. Esta categorización haceevidente la concentración de la pobreza en el Municipio.11 Plan de Desarrollo Municipal 2008-2012. “Ahora sí le toca al pueblo”.12 SISBEN y Departamento Administrativo de Planeación. 13
  15. 15. Esta situación se refleja en el índice de Necesidades Básicas Insatisfechas –NBI- donde el Bajo Cauca con un 61.4% lidera en el Departamento, frente a Urabá con el 36.7% y Magdalena Medio con el 36.6%. Otro indicador que evidencia la crítica situación del Municipio es el Indicador Coeficiente de Gini sobre la concentración de la tierra, que pasó del 0.615% en el 2005 al 0.791 en el 2008. Este panorama es desalentador, no muestra cifras favorables en relación con la subregión y el Departamento. Para un total aproximado de 5.774 viviendas en el casco urbano, ocupadas por 31.000 personas, los registros que aporta el último plan de desarrollo son los siguientes: el 16% de la población total no cuenta con conexión a acueducto, el 74% equivalente a 4.258 viviendas no tiene conexión al alcantarillado y el 49% de las viviendas aún no cuentan con servicio de recolección de basuras.13 Es evidente que los recursos aplicados a la solución de los problemas socioeconómicos en el Municipio han sido insuficientes, “(…) las deficientes condiciones en calidad de vida, generan una barrera que impide la construcción del tejido social y, por ende, del territorio. Las deficiencias en el bienestar poblacional inciden sobre el alcance de las políticas de desarrollo local y regional, pues éstas parten del stock o existencia de capital social o humano en cada uno de los territorios”.14 CATEGORIZACION DE MUNICIPIOSMUNICIPIOS 1: se describen tomando como base los indicadores de Seguridad Democrática[1], y percepción de la Seguridad Ciudadana[2]. Mapa Índice elaborado por Secretaría de Gobierno. municipios [1] 1. Categorización de los del Departamento según nivel de conflictividad [2] Índice elaborado por C&P para la Gobernación de Antioquia. De acuerdo a la clasificación15 que hace la Gobernación de Antioquia, según el nivel de conflictividad y el impacto a la seguridad pública y la seguridad ciudadana, El Bagre está dentro de los Municipios de categoría 4, determinado por un contexto altamente complejo con presencia de: narcotráfico, aumento del porte de armas, cultura asociada al narcotráfico, enfrentamiento de grupos rivales, bandas criminales y nuevos grupos armados, debilidad del sistema penal y policial, violencia armada, participación ciudadana coartada o limitada, cultivos ilícitos, desplazamiento y apropiación de tierras e insuficiencia de fuerza pública. 13 Plan de Desarrollo Municipal. 2008-2011. 14 Departamento Administrativo de Planeación, 2007. 15 Gobernación de Antioquia. Asesoría de Paz, 2011. 14
  16. 16. 2.1 Aspectos económicosLas principales actividades económicas son la minería, la agricultura, la pesca, laextracción de madera y, en una menor escala, la ganadería. El municipio de El Bagre esel primer productor de oro de todo el departamento de Antioquia, lo que ha afectado laactividad agrícola (basada básicamente en la producción de caña, arroz y plátano).Asimismo, la extracción de madera ha ido en detrimento por la explotación irracional delos bosques y la extracción minera. Sin embargo, sigue siendo una actividad desubsistencia, ilegal y depredadora, por lo poco tecnificada, como lo determinan variosinvestigadores en este campo.De acuerdo a lo anteriormente señalado, el desarrollo económico de El Bagre gira entorno a la actividad minera. Actividades económicas relacionadas con el sector agrícola ypecuario no resultan atractivas para las familias; el ingreso generado en un día de trabajoen estos últimos sectores no supera los $25.000, mientras que un día de trabajo enminería genera en promedio $40.000.Esta situación afecta también a los empresarios del campo, quienes no disponen desuficiente fuerza de trabajo para la actividad agrícola y, de tenerla, deben pagarla a altoscostos para hacer esta labor atractiva. El Bagre, un municipio tradicionalmente proveedorde productos agrícolas, propios de la canasta familiar (plátano, yuca, maíz, entre otros)pasó a ser un municipio eminentemente demandante e importador neto de dichosproductos.La economía en la subregión del Bajo Cauca ha tenido cambios visibles; en los últimos 10años ha existido un aumento vertiginoso de la actividad minera y una disminución en lasáreas dedicadas a cultivos ilícitos –coca-, debido a que en el periodo de 2000-2005coincidieron dos fenómenos: uno el aumento del precio internacional del oro, y el otro, laimplementación agresiva de políticas de erradicación de cultivos de uso ilícito por víamanual y fumigación área. En El Bagre es indiscutible la fuerza que ha tenido la actividadminera para pobladores tradicionales del municipio, como para personas que migran delresto del país.De otro lado, el desarrollo económico de El Bagre está asociado a actividades deprestación de servicios. El sector comercio está en función de la actividad minera, no sóloen este municipio sino en la subregión del Bajo Cauca; éste sector aporta al mercadolaboral el 27% de los empleos en la subregión, mientras que el sector servicios, sóloaporta el 16%. Sin embargo, esta situación se ve debilitada por los altos índices deempleo informal en las cabeceras municipales de la subregión, que representan el 30%del sector comercio, y no generan ingresos mínimos de subsistencia. 15
  17. 17. Pese al aumento del empleo informal, en El Bagre se presenta un índice de dependenciaeconómica del 0.6516, lo que significa que del total de la población económicamenteactiva, sólo el 65% trabaja de manera formal, permanente y estable, mientras que el resto,es decir, un 35% de la población, desempeña actividades casuales o temporales o nodesarrolla ninguna actividad productiva.En El Bagre, al igual que en el resto de los municipios del Bajo Cauca, el comercio esasumido, principalmente, por habitantes del interior de Antioquia y del departamento deCórdoba, quienes se sienten atraídos por las demandas de bienes y servicios de zonasmineras.En la prestación de servicios se destaca el moto-taxismo, actividad que se ha vueltoatractiva para los nuevos pobladores de la cabecera municipal provenientes de la zonarural, para satisfacer las necesidades básicas, soslayando los requisitos mínimos para laprestación del servicio: desconocimientos de normas de tránsito y transporte ycondiciones técnicas del vehículo. Esto genera graves afectaciones a la movilidad,ocasiona accidentes de tránsito y confrontaciones entre ciudadanos. Situación que seagudiza por la desorganización social para responder a las necesidades de transporteurbano.De acuerdo al reporte del inspector de policía del municipio de El Bagre, “los accidentesde tránsito se constituyen en el hecho reportado, que mayor afectación genera a laconvivencia y a la seguridad ciudadana, después de los homicidios y la violenciaintrafamiliar”. Durante el periodo comprendido entre enero de 2011 y septiembre de 2011,se reportaron 264 accidentes, es decir, un accidente por día.16 Departamento Administrativo de Planeación. Anuario Estadístico, 2010. 16
  18. 18. 2.2 Aspectos socioculturales2.2.1 Educación Tabla 1. Tasa de analfabetismo TASA DE ANALFABETISMO (Población >= de 15 años) (2005) ÁREA TASA % ANALFABETAS Urbana 13,2 2.039 Rural 20,1 1.768 Total 16,8 3.807 Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2010.A nivel educativo el Municipio presenta una tasa de analfabetismo cercana al 17%, de lacual el casco urbano es responsable del 13.2% y la zona rural cuenta con el 20.1%, esdecir, aún se registran 3.807 personas como analfabetas, según el Censo de 2005.17 Tabla 2. Tasa bruta de escolaridad, año 2009 EDUCACIÓN 2009 NIVEL EDUCATIVO ALUMNOS TASA BRUTA DE MATRICULADOS ESCOLARIDAD % URBANA RURAL TOTAL Preescolar 1.045 107,3 66,9 88,3 Primaria 6.939 153,1 97,7 127,0 Secundaria 3.438 123,5 28,8 79,0 Nivel Media 911 68,4 10,0 40,9 Superior (Censo 2005) 5,3 3,2 3,4 Ninguna TOTAL 12.333 125,0 57,5 93,2Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2010.La tasa bruta de escolaridad total es del 93.2% distribuida así: a nivel urbano 125% y anivel rural 57.5%, sin embargo, esta aparente inconsistencia se explica en razón a laasistencia de más jóvenes y niños de la zona rural y otros municipios aledaños a centros17 DANE. Censo Poblacional 2005. 17
  19. 19. educativos del área urbana; fenómeno que es más evidente en la básica primaria, dondela tasa bruta de escolaridad es cercana al 153%. Los más bajos índices de escolaridad sepresentan en los niveles medio y superior, que alcanzan respectivamente 68.4% y 5.3%para el casco urbano, lo que evidencia una insuficiente oferta educativa para estosniveles. Si a esto se le agrega la poca pertinencia en los programas ofrecidos, la situaciónse torna aún más compleja.De otro lado, llama la atención que la deserción escolar aumenta en la medida en queaumenta el rango de edad, mientras que la población entre los 7 y los 12 años, se registracomo asistente escolar en un 93.7%, las personas entre los 18 y los 24 años sólo reportanuna asistencia del 17.7% y, los de más de 25 años representan el 4.9% de asistencia.2.2.2 Movilidad de la poblaciónEl Bagre es un escenario atractivo para individuos y familias de la subregión del BajoCauca antioqueño, del resto del departamento y del país por la riqueza aurífera que lecaracteriza, la que a su vez potencia un factor determinante del Municipio: la granmovilidad e inestabilidad de su población, que se ha visto forzada a desplazarse por laintimidación de grupos armados al margen de la ley, que se disputan la hegemonía en elterritorio.Según registros de Acción Social y el Censo de 2005, El Bagre en el periodo comprendidoentre enero de 1997 y junio de 2009, se caracterizó por ser un municipio expulsor depoblación, 15.944 fueron las personas que aparecen como expulsadas y 6.281 personasrecibidas sobre un total de 47.514 habitantes en todo el municipio.Asimismo, durante el año 2005, El Bagre ocupó el segundo lugar como expulsor depoblación en relación con el departamento de Antioquia, después de Ituango. Reportó un34% de todos los desplazados del Departamento. Sin embargo, El Bagre fue uno de losmunicipios de mayor recepción de personas desplazadas para ese mismo periodo.Lo anterior evidencia una gran movilidad e inestabilidad de población, lo que limita laatención y cobertura de las políticas sociales y de bienestar; es una población que llega aocupar las zonas más deprimidas del casco urbano haciendo más precarias lascondiciones de vida en el territorio.Las oleadas migratorias hacia El Bagre obedecen, entre otros factores, a las alzas en elprecio internacional del oro, fenómeno que impacta a diferentes ámbitos del desarrollolocal; los nuevos pobladores vienen a habitar zonas aledañas a los centros poblados, enzonas periféricas o marginales, donde la prestación de servicios públicos es deficiente o 18
  20. 20. nula y las condiciones de infraestructura escasas. Situación que afecta de maneranegativa la seguridad y la convivencia de las nuevas familias y del municipio en general.La Administración Municipal cuenta con un tope de recursos para atender a undeterminado número de habitantes, pero la llegada de nuevas familias desborda sucapacidad de respuesta a las necesidades de la población. Es decir, “la fuerte presiónsobre la poca oferta de servicios, exceso de demanda (…) termina afectando la coberturay calidad de dicho servicio”.18 La población que queda marginada de los serviciospúblicos, se constituye en la más vulnerable a los hechos delictivos que hoy afectan laconvivencia y la seguridad ciudadana.El surgimiento y posicionamiento de grupos armados al margen de la ley es otro factorevidente de deterioro de las situaciones de convivencia; diferentes grupos poblacionalesse ven favorecidos con las lógicas económicas alrededor de los grupos, y éstos ven laposibilidad de perpetuarse aprovechando la existencia de familias que no tienen arraigo nipretensiones de establecerse en el territorio.Las nuevas familias se posicionan o se estructuran con altos niveles de disfuncionalidad,se crean familias frágiles, es decir, fácilmente disociables, por la debilidad de los lazosafectivos y el poco sentido de pertenencia al territorio, lo que dificulta la construcción deun tejido social sólido basado en la solidaridad y el respeto. Es frecuente la presencia deniños y niñas al amparo de vecinos, de otros niños y de abuelos, en el mejor de los casos,donde la autoridad y la corresponsabilidad con el otro es nula, “cuidadores o protectores”ajenos a requerimientos fundamentales de fincar valores, afecto, seguridad y autoridad.La multiculturalidad generada por la convergencia de grupos poblacionales provenientesde distintos lugares del país, básicamente de la costa Atlántica: Bolívar, Sucre, Córdoba,Chocó, Caldas y Valle del Cauca, hace que la riqueza cultural (el conjunto de costumbres,formas de comportarse, de relacionarse, de interpretar el mundo y expresiones artísticas),que podría ser un factor estimable de riqueza, se convierta en un factor generador detensiones y disfunciones sociales: el desarraigo, la ausencia de un proyecto de vidaestable ligado al territorio, el afán de poseer una fortuna proveniente del oro o la premurapor la supervivencia, lo cual resta importancia al establecimiento de acuerdos implícitosde convivencia y a la construcción de proyecto de vida en un territorio.En este Municipio, el desplazamiento pasa de lo intermunicipal a lo intramunicipal “sepresenta una gran movilidad interna, la cual se torna cada vez más compleja, debido aque se trasladan hacia el centro urbano (…) situación que, como se anotaraanteriormente, limita la prestación de servicios básicos, acrecentando los problemas de18 Geografía de las movilidades poblacionales en el departamento de Antioquia. Medellín. DAP-2007. 19
  21. 21. salud, hacinamiento, pobreza, demanda de empleo”,19 entre otros problemas de tiposocial en las cabeceras municipales.De acuerdo a los cálculos realizados, con base en los datos suministrados por el AnuarioEstadístico de Antioquia, del año 2009, se evidencia que existe una cobertura en régimensubsidiado y régimen contributivo del 82.2% para el total de los habitantes de la zonaurbana, lo que deja por fuera de afiliación a Seguridad Social en Salud al 17.8% de lapoblación.2.2.3 Desarrollo institucional municipalLos indicadores de desempeño fiscal son los que nos permiten conocer las principalesvariables del manejo de la administración, de sus posibilidades de desarrollo y delcumplimiento normativo. De acuerdo a este desempeño fiscal, se puede orientar losrecursos de manera más eficiente para el desarrollo de obras importantes, detrascendencia y de impacto, que estén contempladas en los Planes de Desarrollo de losmunicipios.Es necesario advertir que los indicadores de desempeño fiscal no necesariamente estánasociados a una buena o mala gestión de la administración, debido a que las condicionesde estabilidad o inestabilidad sociopolítica del territorio juegan un papel fundamental. Lasposibilidades de recaudo, como un elemento importante de la generación de recursospropios, están supeditadas tanto a la buena gestión de la administración como a lasposibilidades de los ciudadanos de hacer los pagos correspondientes de maneraoportuna. En un medio de alta complejidad, como el que caracteriza al Bajo Caucaantioqueño, la generación de recursos propios y hasta la propia autonomía de lasadministraciones municipales está en cuestión.El desempeño fiscal es el resultado de la combinación de seis indicadores básicos asaber: Ingresos corrientes destinados a funcionamiento: Este indicador es igual a la relación porcentual entre los gastos de funcionamiento y los ingresos corrientes de libre destinación, los cuales deben acogerse a lo señalado en la Ley 617 del año 2000: “los gastos de funcionamiento de las entidades territoriales deben financiarse con sus ingresos corrientes de libre destinación, de tal manera que éstos sean suficientes para atender sus obligaciones corrientes, aprovisionar el pasivo prestacional y pensional; y19 Op., cit. 20
  22. 22. financiar, al menos parcialmente, la inversión pública autónoma de las mismas”.20 Los gastos de funcionamiento no podrán superar como proporción de sus ingresos corrientes de libre destinación, el 80% para las categorías 4, 5 y 6, como son los municipios objeto de este trabajo. Para el año 2009 este indicador se cumplió en los municipios de El Bagre y Nechí. Zaragoza presentó para este mismo periodo un índice del 101.2%, contrastando con El Bagre que llegó al 54% y Nechí que alcanzó al 51%. Magnitud de la deuda: Este indicador está dado por la relación entre el saldo de la deuda y los ingresos totales. En el año 2009 la magnitud de la deuda no presentó datos significativos, lo que podría representar una oportunidad positiva de endeudamiento en los tres municipios: El Bagre, Zaragoza y Nechí. Ingresos por transferencias: Este índice relaciona las transferencias totales de la Nación con los ingresos totales del Municipio, es decir, en qué porcentaje depende el Municipio para su operatividad de las transferencias que le hace la Nación. Es clara la alta dependencia de municipios como Zaragoza, El Bagre y Nechí de las transferencias de la Nación; para el año 2009, Zaragoza dependió en un 82%, Nechí en un 71% y El Bagre en un 67%. Una alta dependencia de los recursos de la Nación atenta contra la autonomía municipal; a mayor generación de recursos propios mayor posibilidad del desarrollo de proyectos de manera autónoma. Ingresos propios: Este indicador está igualmente asociado a la gobernabilidad del Municipio. Es entendido como la capacidad que tiene la administración de recaudar ingresos propios vía tributación. Este indicador está compuesto por la relación porcentual de los ingresos tributarios sobre los ingresos totales. Para el año 2009 es clara la dificultad que muestran los tres municipios para hacer este recaudo, parece paradójico que municipios como el Bagre, que genera impuestos por la explotación de oro y plata, sólo alcance el 9%, es decir, de los ingresos totales solamente el 9% son ingresos tributarios. Nechí, por su parte, recibe ingresos tributarios del 8.5% y Zaragoza el 10.2%. Es lógico que a mayor generación de recursos propios más posibilidades de atender las demandas de la población. Inversión: Este indicador relaciona las inversiones con relación a los gastos totales del Municipio. En el año 2009 se aprecia un enorme contraste entre los municipios de El Bagre y Zaragoza con relación a Nechí; mientras que El Bagre de sus ingresos totales destina el 84% de los gastos a inversión y Zaragoza el 80%, Nechí para este mismo periodo, registra 0 inversiones. Situación que se explica en la siguiente tabla a través de su posición en el Departamento, ocupando el lugar 115.20 Ley 617 de 2000. Artículo 3º. 21
  23. 23. Tabla 3. Indicadores de desempeño fiscal por componentes en los municipios del Bajo Cauca 2009INDICADORES DE DESEMPEÑO FISCAL POR COMPONENTES EN LOS MUNICIPIOS DEL BAJO CAUCA-2009 Municipio Componentes Indicador de Desempeño Fiscal Porcentaje de Valor Posición en el funcionamiento (1) Recursos propios transferencias (3) corresponden a corresponden a de la Deuda (2) Departamento Capacidad de Ingresos que Ingresos que destinados a Inversión (5) destinado a Gasto Total Corrientes Ahorro (6) Magnitud Ingresos (4)Cáceres 77,19 9,03 73,4 11,22 87,28 19,64 57,54 76Caucasia 68,79 25,02 62,88 19,93 84,99 26,91 58,46 64El Bagre 53,81 5,94 67,23 8,98 84,49 40,76 61,54 37Nechí 51,03 4,04 71,05 8,53 0 46,77 47,97 115Tarazá 74,15 10,98 78,82 9,21 91,99 39,09 59,82 49Zaragoza 101,19 12,43 81,72 10,22 79,94 1,5 34,19 125Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2009, pp. 14 -115 Capacidad de ahorro: Esta se mide a través de la relación porcentual entre el ahorro corriente y los ingresos corrientes, es decir, qué parte de los ingresos corrientes están siendo ahorrados. Este indicador tiene que ser analizado cuidadosamente, debido a que no toda la capacidad de ahorro habla de la eficiencia o ineficacia de la administración. Por ejemplo, en el caso de Nechí, que con una inversión de 0 dispone de una capacidad de ahorro del 47% de sus ingresos. Esta situación puede ser explicada a partir de los escasos recursos propios generados, que sólo alcanza el 8.53% del total de ingresos de que dispone. Igual situación enfrenta El Bagre, que representa una capacidad de ahorro del 41% y Zaragoza del 1.5% de ingresos propios de que dispone. Mirados en su conjunto, El Bagre, Zaragoza y Nechí; Zaragoza es el que presenta el indicador de desempeño más bajo, ya que no supera el 35% y ocupa la posición 125 en el Departamento para el año 2009, mientras que Nechí, también con un indicador muy bajo, 48%, ocupó el puesto 115. El Bagre presentó el indicador de desempeño fiscal más alentador, aunque no deja de ser bajo, del 62% y se ubica en el puesto 37 en relación con los demás municipios del Departamento. 22
  24. 24. Tabla 4. Indicador de desempeño fiscal en los municipios de la subregión del Bajo Cauca INDICADOR DE DESEMPEÑO FISCAL (1) EN LOS MUNICIPIOS DE LA SUBREGION DEL BAJO CAUCA 2005 - 2009 Municipios 2005 2006 2007 2008 2009 nivel Nacional nivel Nacional nivel Nacional nivel Nacional nivel Nacional Desempeño Desempeño Desempeño Desempeño Desempeño Posición en Posición en Posición en Posición en Posición en Posición a Posición a Posición a Posición a Posición a el Dpto el Dpto el Dpto el Dpto el Dpto Índice Índice Índice Índice Índice Fiscal Fiscal Fiscal Fiscal FiscalCáceres 63,52 218 31 63,06 286 41 58,15 774 82 N.D 1.05 117 57,5 715 76 7Caucasia 61,54 332 42 69,43 73 13 72,54 135 19 57,68 749 66 58,5 629 64El Bagre 56,97 645 82 63,5 268 37 56,76 841 83 58,17 724 62 61,5 373 37Nechí 69,36 66 11 63,75 257 35 52,67 972 100 63 468 46 48 1.05 115 8Tarazá 63 240 34 55,83 795 91 61,94 562 58 N.D. 1.094 125 59,8 508 49Zaragoza 41,92 1.072 125 55,02 851 97 39,45 1.06 123 42,53 1.03 108 34,2 1.09 125 5 1 5 Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia 2009, pp. 14 – 110 23
  25. 25. Estos indicadores de desempeño fiscal para el periodo 2005-2009 evidencian queZaragoza es el municipio con calificaciones más bajas; ocupó en el año de 2005 y2009, el último lugar en relación con los municipios del Departamento y presentóuna leve recuperación en el 2006 y 2008, pero en general, el índice de desempeñofiscal fluctúa en el 35.5% y mantiene el puesto 96, en promedio. Nechí, por su parte,presentó un indicador más alentador, sin embargo, el desempeño fiscal oscila en el49.5% y ha ocupado, en promedio, el 51 puesto en relación con los municipios delDepartamento. El Bagre arroja en promedio un 49.5% de desempeño fiscal para elaño 2006 y 2009, ocupando el puesto 37, y mantiene en promedio, una ubicacióndel puesto 50 en relación con el Departamento. 24
  26. 26. Capítulo III Proceso metodológicoEl Plan Estratégico de Convivencia y Seguridad Ciudadana del municipio de El Bagre seejecutó en tres grandes momentos; el primero de ellos lo constituyó el acercamiento yestablecimiento de acuerdos con la Administración municipal, líderes sociales,comunitarios, y políticos: etapa fundamental en la que se logró, por un lado,acercamiento a las fuentes secundarias; se revisó y recogió información aportada por laadministración departamental (Asesoría de Paz), y la hallada en diferentes textos yescenarios institucionales locales. Asimismo, se identificaron las instituciones del sectorpúblico y privado con alguna afinidad con el proyecto por determinación legal, comoocurre con las instituciones del Estado, o por interés en los temas de convivencia yseguridad ciudadana.Por otro lado, se identificaron líderes comunitarios, políticos e institucionales estratégicospara la construcción y apropiación del plan, se aplicaron entrevistas individuales ygrupales, las cuales permitieron la definición de aspectos específicos a interrogar ensesiones plenarias; fueron estos actores los que orientaron el diseño de los instrumentosa aplicar en el diagnóstico participativo.Ilustración 2. Diagnóstico participativo. Fuente: Elaboración propia del Proyecto.Este primer momento se complementó con la Constitución del Comité de Convivencia ySeguridad Ciudadana y se desarrolló con éste un diagnóstico participativo, por medio delcual se validaron los principales riesgos a los que está sometido cada grupo poblacional, 25
  27. 27. así como las vulnerabilidades y amenazas asociadas al mismo; igualmente, se definió elestado de la capacidad institucional, familiar y personal para afrontar los riesgos. De igualmanera, se construyó con el CCSC la geo-referenciación de los riesgos y hechos que másafectan la convivencia y seguridad ciudadana en la zona urbana del municipio de ElBagre.La información obtenida con el diagnóstico participativo, la geo-referenciación y lasuministrada por Casas de Justicia y demás dependencias de la Administración Municipal, se trianguló y complementó con los resultados de investigaciones contratadas por la Gobernación de Antioquia, y puestas a disposición del proyecto. Ilustración 3. Geo-referenciación de riesgos. Fuente: Elaboracion propia del Proyecto.El segundo momento se caracterizópor la Promoción y difusión del planestratégico de convivencia yseguridad ciudadana, a través de larealización de programas radiales enlas emisoras de mayor audiencia en elMunicipio y de eventos masivos decarácter cultural y artístico, en loslugares de mayor riesgo u ocurrenciade hechos que afectan la convivenciay la seguridad ciudadana; cine alparque, asaltos culturales a través del Ilustración 4. Alcalde participando en la elaboraciónarte y el talento local (interpretaciones del mural. Fuente: Elaboración propia del Proyecto.musicales, grupos de danza, obras de títeres) y la construcción de dos murales creativos 26
  28. 28. con mensajes que invitaban a la convivencia ciudadana. En este momento se promovió elprotagonismo de los integrantes del Comité y el desarrollo de su capacidad de gestiónpara el desarrollo de las actividades propuestas.El tercer y último momento, se caracterizó por la generación de condiciones ycapacidad instalada en el Municipio: se priorizó una de las problemáticas en relacióncon la convivencia y la seguridad ciudadana y se materializó en un proyecto deintervención a nivel municipal. También se sostuvo encuentros estratégicos con líderespolíticos (Alcalde y Concejales electos para el periodo 2012-2014), para incluir el proyectode iniciativa ciudadana en el Plan de Desarrollo Municipal y elevar a la categoría deacuerdo municipal, el Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana, garantizando voluntadpolítica, corresponsabilidad interinstitucional y cofinanciación del Plan.A continuación, se presenta una tabla que sintetiza las actividades realizadas en los tresmomentos de construcción del Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana del municipiode El Bagre. 27
  29. 29. Tabla 5. Proceso metodológico MOMENTO I. ACERCAMIENTO Y ESTABLECIMIENTO DE ACUERDOS CON LÍDERES SOCIALES, COMUNITARIOS, POLÍTICOS Y FUNCIONARIOS PÚBLICOS Actividad Participantes Propósito ResultadosReunión con equipo de Representantes de la Ajustar propuesta técnica y elaborar cronograma de Plan Operativo yExpertos orientadores del Gobernación de Antioquia- trabajo detallado. Cronograma detalladoproyecto. Oficina de Asesor de Paz. de actividades. Gerencia de Responsabilidad Social de Mineros S.A. Jefe de Departamento de Trabajo Social-U. de. A. Coordinador del proyecto.Reunión con equipo técnico de Funcionarios de Mineros S.A. Presentación del proyecto al equipo de Plan de trabajo para lasla Fundación Mineros. profesionales que viven y trabajan en la zona. primeras semanas de acercamiento a la Momento para revisar y escuchar propuestas en población. relación con las condiciones de seguridad y conocimiento de mecanismos de acercamiento a la comunidad.Elaboración de base de datos Equipo gestor del proyecto. Identificación de actores locales claves e Mapa de actoresde las instituciones de orden instituciones afines con el proyecto de convivencia sociales, comunitarios elocal. y seguridad ciudadana. institucionales.Convocatoria y Presentación Actores políticos, institucionales, Socialización amplia del proyecto e identificación Taller de información enpública del proyecto. sociales y comunitarios del de personas claves para el desarrollo del proyecto. seguridad y convivencia Municipio. ciudadana y concertación de alcances del proyecto.Entrevistas individuales y Líderes, representantes de Recoger inquietudes y propuestas de personas Formulación degrupales con actores claves del organizaciones sociales, claves que han realizado acciones afines a los protocolos para laproceso. funcionarios públicos y objetivos del plan de convivencia y seguridad elaboración de los candidatos al Concejo y Alcaldía. ciudadana. talleres con el comité de convivencia y seguridad 28
  30. 30. Diseño participativo de la planeación de las ciudadana. actividades.Conformación de Comité de Actores políticos, institucionales, Generar compromiso verbal y escrito de los actores Acta de compromiso.Convivencia y Seguridad sociales y comunitarios del que demostraron interés en la consolidación delCiudadana para la validación y Municipio. plan.legitimación de informacióndisponible.Elaboración preliminar de mapa Miembros del Comité de Definir y priorizar los riesgos a los que está Matriz para la gestiónde riesgos con miembros del Convivencia y Seguridad sometida la población de la zona urbana y del riesgo.Comité en el marco del Ciudadana. validarlos a la luz de datos estadísticos disponiblesdesarrollo de un diagnóstico en la Administración Municipal. Relacionar riesgosparticipativo. con vulnerabilidades y amenazas.Validación y complementación Miembros del Comité y Triangulación de información entre información Información depurada yde información secundaria funcionarios públicos. secundaria suministrada por la Gobernación de ajustada en relación conentregada por Casas de Justicia Antioquia, las percepciones de los funcionarios y la riesgos, amenazas yy Administración Municipal. disponible en el municipio. vulnerabilidades.Geo-referenciación de riesgos y Miembros del Comité. Ubicar sitios específicos de hechos y riesgos en la Mapas casco urbanovalidación de estrategias. zona urbana del Municipio. con información geo- referenciada.Análisis de capacidad Miembros del Comité. Identificar instituciones y competencias Matriz de organizacionesinstitucional y comunitaria para institucionales. y competenciasla disminución del riesgo. institucionales. MOMENTO II PROMOCIÓN Y DIFUSIÓN DEL PLAN ESTRATÉGICO DE CONVIVENCIA Y SEGURIDAD CIUDADANARealización de actividades de promoción y Miembros del Comité de Generar acciones puntuales y de impacto amplio Un (1) eventosensibilización comunitaria, orientada a Convivencia y Seguridad tendientes a mejorar las relaciones de masivo depromover de solución pacífica de conflictos y Ciudadana. convivencia. carácter culturalla convivencia. de promoción de la convivencia ciudadana. 1 proyección “cine al parque”. 29
  31. 31. Realización de tres programas radiales para 9 programasdifusión y promoción del proyecto. radiales – emisión en vivo.Construcción de un mural. Dos (2) murales creativos. MOMENTO III GENERACIÓN DE CONDICIONES Y CAPACIDAD INSTALADAConstrucción concertada de objetivos y Miembros del Comité. Establecer prioridad para la formulación de Definición delíneas estratégicas. objetivos y líneas estratégicas, de acuerdo a los líneas riegos definidos de mayor impacto en la estratégicas. convivencia y la seguridad ciudadana.Diseño participativo de proyectos de Miembros del Comité de Formulación participativa de tres proyectos de Un (1) proyecto deintervención en convivencia y seguridad Convivencia y Seguridad intervención que apunten a la disminución de intervención.ciudadana. Ciudadana. vulnerabilidades y el fortalecimiento de capacidades. Fuente: Elaboración propia del Proyecto. 30
  32. 32. Capítulo IVCondiciones generales de seguridad y convivencia del municipio de El BagreLos hechos o riesgos aquí mencionados afectan a un grupo representativo de lapoblación, particularmente a los habitantes de zonas periféricas del Municipio y de mayorinestabilidad en el territorio. Es necesario destacar que existe un gran número de lapoblación que es resiliente a estas acciones violentas, especialmente la poblacióntradicional del Municipio, es decir, los de mayor arraigo y permanencia en el territorio.A continuación, se describirá la situación del municipio de El Bagre en relación con loshechos que más afectan la seguridad y la convivencia en el Municipio. Para este propósitose retoman cifras aportadas por el departamento de Antioquia, DAP, Acción Social,USAID, la Casa de Justicia del municipio de El Bagre21, estudios adelantados por otrasuniversidades y las percepciones de los integrantes del CCSC.4.1 Violencia intrafamiliarComo un hecho incuestionable está la información reportada por el Comité deConvivencia y Seguridad Ciudadana del municipio de El Bagre –CCSC- y de otros líderesconsultados, que coinciden en indicar que la violencia intrafamiliar (VIF) sí constituye elhecho más grave que se presenta en el Municipio, igualmente, se indica que la violenciafísica y el abuso sexual son hechos reales que afectan a la población.De acuerdo a las percepciones de los miembros del CCSC, la VIF es aquella que seexpresa en golpes y heridas, maltratos físicos y psicológicos, que afectan no sólo larelación con el propio cuerpo sino también el equilibrio psíquico de quien la padece.Desde el punto de vista psicológico, esta violencia se da en la forma de agresión verbal,insulto, discriminación y conlleva intimidación y disminución de las capacidades de quienla sufre. En este caso, la persona afectada adopta o internaliza una imagen negativa de símisma y experimenta inseguridad frente al que la ejerce. Es muy importante destacar queeste tipo de violencia va formando un tipo de personalidad temerosa y desconfiada en susrelaciones afectivas próximas.21 Los datos deberán analizarse teniendo en cuenta que existe disparidad entre la información quese reporta a nivel Municipal y Departamental. Lo reportado por las Casas de Justicias son datosdiscontinuos e imprecisos que no garantizan confiabilidad. 31
  33. 33. La VIF es ejercida en el contexto de la convivencia familiar y habitualmente se practicaprincipalmente con niños y niñas entre los 0 y 12 años de edad, mujeres de todas lasedades, y adultos de la tercera edad.Este grupo poblacional es más vulnerable debido a que “posee una débil formación enprincipios de convivencia ciudadana e imaginarios culturales violentos; disfuncionalidadfamiliar y falta de respeto y valoración del otro”; como lo expresaran algunos miembros delComité de CSC.No hay una tipología única que pueda dar lugar a un cuadro exacto y uniforme de estaforma de violencia. Las personas que participaron de las actividades identifican unavariedad de factores que ocasionan violencia intrafamiliar: “problemas de comunicación alinterior de los miembros de la familia, la pérdida de valores y principios morales y éticos,desconfianza entre padres e hijos, disfuncionalidad familiar, presencia de grupos armadosilegales, miedo a denunciar, desplazamiento forzado, falta de recursos económicos,intolerancia y desconocimiento de normas”.22Una característica nueva de esta violencia es que ya no es ejercida sólo por los padres oadultos sobre los niños, adolescentes y jóvenes, sino también de éstos hacia ellos.Los jóvenes son los que cada vez demandan mayor atención en la satisfacción de lasnecesidades económicas domésticas, que genera la sociedad de consumo, y cada vezson más exigentes en la satisfacción de sus necesidades y deseos, esto ha llevado a quela relación de fuerzas cambie y que ellos propicien altercados y demandas que setraducen en violencia, cuando no, en la descomposición y ruptura de los vínculos.Adolescentes y jóvenes a más temprana edad quieren proveerse recursos, aún a costa dela vinculación a actividades ilegales, y niños y ancianos viven perturbados por la violenciafamiliar.Se da también el fenómeno de las madres solteras, si bien el primer factor sigue siendo elabandono del hogar por parte del hombre, la decisión de la mujer de no querer “vivir conalguien que la maltrate”, empieza a tener cada vez más peso. Las madres solterasdescargan principalmente en los abuelos, los parientes cercanos y vecinos, laresponsabilidad del cuidado de los hijos, algunas veces por la necesidad de trabajar, otrasporque al ser mujeres jóvenes dedican parte del tiempo a actividades propias de la edad:rumbas, amigas, socialización callejera, etc.También es preciso destacar otro aspecto que representantes del CCSC expresaroncomo factor objetivo, que influye en la violencia intrafamiliar: el desempleo. El desempleopor cuanto implica luchar por la vida digna en medio de la precariedad de recursosbásicos. Una persona desempleada vive bajo la presión, la angustia y la frustración de no22 Comité de Convivencia y Seguridad Ciudadana de El Bagre. Diagnóstico participativo. 32
  34. 34. poder satisfacer sus demandas básicas de auto conservación y se ve impedida paraaportar a la economía familiar; al mismo tiempo, vive con la vergüenza de no poder ser útila la sociedad, lo cual es una causa para que sea discriminada, excluida y despreciada porotros. La sensación de inutilidad se traduce en vergüenza social y resentimiento. Laviolencia familiar es, en estos casos, una especie de válvula de escape ante laprecariedad y la frustración. La vinculación a grupos ilegales representa una alternativa enalgunos para mitigar la falta de empleo.Este conjunto de elementos que ayudan a comprender el incremento de la violenciaintrafamiliar se explican, asimismo, por las alteraciones en la composición de la vidafamiliar y los valores o significados culturales que ella tiene. Hay fragilidad o inestabilidadde los vínculos familiares que se expresan en que cada individuo, quizá por ser másreflexivo, se vuelve más intolerante, pero, al mismo tiempo, menos comprensivo respectode las causas que generan su disposición a la agresión. De este modo, el medio que losmiembros de una familia emplean para resolver sus conflictos, desacuerdos y diferenciases la violencia, el maltrato y la humillación.23Calificada como el tipo de violencia más grave y más frecuente y de mayor dificultad parasolucionarla, la violencia intrafamiliar representa el desafío y el principal problema aenfrentar, debido a la cantidad de violencias que de ella se desprenden, pasando inclusoa considerarse como un asunto que requiere del compromiso social para su intervención.Se ha explicado muchas veces por el “machismo”, la desintegración familiar, laignorancia, la falta de tiempo para la atención de niños, adolescentes y adultos mayores,la poca disposición para resolver los asuntos familiares, por las ocupaciones laborales delas mujeres. Las víctimas principales resultan ser los menores y las mujeres. Lasalternativas contempladas se resumen en lo siguiente: implementación de programasorientados al fortalecimiento del núcleo familiar, creación de espacios públicos para larecreación y la integración, la educación de la población para que denuncien y el diseñode programas de protección y salvaguarda de los derechos de las personas.No existe una cultura de la denuncia de la violencia intrafamiliar, en parte porque existeuna especie de pudor y vergüenza social a hacer públicas y visibles estas patologías.Quienes se enteran de la existencia de esta violencia (vecinos, familiares) permanecen ensituación de espectadores distantes, que no hacen nada por considerar que “es unproblema de esa familia, en el cual no hay que involucrarse”. Como ya se dijo, este tipo deviolencia se localiza en las zonas marginadas y periféricas del municipio de El Bagre, locual refuerza la creencia de que son las clases marginales las más afectadas.23 Seguridad, Justicia y Convivencia Ciudadana. Investigación – Intervención en cinco municipiosNorte y Suroeste de Antioquia. Gobernación de Antioquia. Asesoría de Paz – Universidad Nacionalde Colombia, sede Medellín. Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, 2008. 33
  35. 35. Es necesario resaltar que los integrantes del CCSC, en su condición de líderes yrepresentantes de diversas organizaciones sociales y comunitarias, advierten que sepresentan riesgos que ya afectan de manera importante a la convivencia ciudadana y a lapoblación más vulnerable, y temen que se conviertan en prácticas cada vez más“normales”, es decir, que se asuman como asuntos propios de las relaciones socialescotidianas y que cada vez se les preste menos atención. Este caso aplica para la violenciaintrafamiliar, el abandono, las riñas callejeras, entre otros hechos. Se pretende entonces,generar alertas con el propósito de que se generalicen las acciones de prevencióncontempladas en los proyectos, producto de este plan estratégico de convivencia yseguridad ciudadana. Se hace énfasis en promover que la comunidad en general potenciecapacidades de resiliencia a la violencia, como alternativa para resolución de conflictos ydisminuya así, las vulnerabilidades que la hace más débil frente a los riesgos; pues “unasrelaciones sociales que tienen como ingrediente la agresión, la intimidación, el ultraje y laofensa ocasionan lesiones y patologías, tanto individuales como sociales en los miembrosde una comunidad, sea esta la familia, la escuela, el trabajo, el vecindario o el municipio.Cuando esto ocurre, el individuo y los respectivos vínculos que establece, se vuelvenfrágiles, con la consecuente pérdida de confianza y capacidad de actuar. Asimismo, losmecanismos de solidaridad se deshacen y los sistemas de cooperación se tornan débilesy aptos para que individuos o grupos se beneficien inescrupulosamente de los entornossociales.24 La ausencia de vínculos sólidos expone a los individuos a situaciones deinseguridad y desprotección. A su vez, una sociedad de individuos que son indiferentes aldestino de sus conciudadanos, también se expone a los usos y a los abusos de quienesconvierten el miedo ajeno en su propio negocio”.254.2 El abandono familiarEste riesgo deberá leerse de tres formas: el ausentismo del padre o madre de la casa pormotivos de trabajo; las rupturas afectivas entre la pareja y la combinación de estos dosfactores, que se sucede posterior a que un miembro de la familia abandone el hogar y elresponsable de la familia se vea obligado a buscar trabajo por fuera de la casa. Encualquiera de estos casos, la ausencia de los padres obliga a la conformaciónimprovisada de familias con participación de vecinos y familiares de segundo y tercer24 Se ha identificado la violencia intrafamiliar como una de las principales causas de la vinculaciónde los jóvenes a los grupos armados ilegales, atribuible al maltrato recibido en el seno de loshogares.25 Seguridad, Justicia y Convivencia Ciudadana. Investigación – Intervención en cinco municipiosNorte y Suroeste de Antioquia. Gobernación de Antioquia. Asesoría de Paz – Universidad Nacionalde Colombia, sede Medellín. Facultad de Ciencias Humanas y Económicas, 2008 34
  36. 36. grado de consanguinidad, que no brindan al niño sus demandas básicas de afecto,seguridad y autoridad.Cualquiera de las formas de abandono que se presentan, afectan de manera directa ynegativa a los niños y niñas, debido a que éstos crecen con difusos referentes deautoridad, con poca claridad de las funciones que deben cumplir como miembros de unafamilia y como ciudadanos integrados socialmente, y se convierten por lo general, enindividuos insolidarios, apáticos y con baja autoestima.Los miembros del CCSC plantean que no existe una única causa para este hecho, indicanque son múltiples factores, entre ellos destacan: la destrucción del núcleo familiar,problemas de comunicación al interior de los miembros de la familia, falta de empleo yprovisión de recursos económicos, rupturas en la relación de pareja, no asumirresponsabilidad con el adulto mayor, presencia de grupos armados al margen de la ley(quienes expulsan “por ajuste de cuentas” a uno de sus integrantes del grupo familiar, porlo general los padres) desconocimiento de normas y pérdida de valores y principiosmorales y éticos al interior de la familia.Las vulnerabilidades que se presentan en este grupo poblacional están asociadas, en suorden, a la fragilidad de la estructura familiar, a la inestabilidad en la localización ypermanencia en el territorio y a la dependencia económica e incapacidad para generaringresos propios.4.3 Abuso sexualDe acuerdo con las percepciones manifestadas por los miembros CCSC y los funcionariosde la administración consultados, se indicó que: el abuso sexual constituye el tercer hechode mayor afectación a la convivencia y a la seguridad en la zona urbana. Aunque poco sedenuncia ante las instituciones competentes (Comisaría de Familia e Inspección dePolicía) este hecho cobra relevancia, no por el número o frecuencia, sino por loimpactante que es para la comunidad.El abuso sexual26 se conoce como el acto de obligar o forzar a una persona, con elpropósito de que lleve a cabo una conducta sexual. En ocasiones esta violencia se realizamediante el engaño o la seducción, como el caso de abuso a los niños. Un rasgoimportante de esta violencia es que, generalmente, se da en la vida doméstica de lafamilia.26 Op., cit. 35
  37. 37. Asimismo, representantes del CCSC expresaron que el abuso sexual en El Bagre tienecomo víctimas a niños, jóvenes y mujeres adultas. La no denuncia responde, entre otrascosas, a que son hechos donde víctimas y victimarios pertenecen a una misma familia;existe miedo a la reacción del victimario y a las consecuencias de su denuncia, máxime siéste está vinculado a grupos ilegales; y finalmente, se indicó que la pena y el temor asentir violación de la intimidad influyen en el silencio de las víctimas.El abuso sexual, si bien es considerado como un hecho violento, no necesariamente haceuso de la agresión para llevarlo a cabo y más si la víctima es un menor de edad, carentede capacidad para tomar decisiones de manera autónoma y responsable. Aquí juega unpapel fundamental los imaginarios de reconocimiento social por la capacidad de consumo,de adquisición de bienes y servicios superfluos.En el contexto del Bajo Cauca este hecho se asocia con la “cultura narco”, cultura queintrodujo una forma de comercio sexual que socialmente se aprueba. El fenómeno de lasadolescentes y jóvenes prepagos que hacen uso de su cuerpo como mecanismo deobtención de dinero, para satisfacer las demandas propias de la sociedad de consumo, hahecho que a más temprana edad se involucren en actividades sexuales y que en lascreencias colectivas no se incluyan como violaciones; y esto porque se parte del principiode que es una actividad libremente elegida y practicada. Las nuevas formas de la “rumba”no sólo incorporan como ingredientes naturales la droga y el alcohol, sino también uncomercio sexual que se exhibe como algo normal. No existe una moral social que valoreestas prácticas como patologías o vicios, sino como un modo natural de vivir la juventud.Finalmente, los miembros del CCSC indicaron que los nuevos referentes culturales, entrelos que se destacan los medios de comunicación y las redes sociales, deberán serrevaluados por educadores y padres de familia, asumiéndolos como herramientas deeducación y no como tabúes de los que hay que alejarse y prohibir, por ser consideradosla causa del aumento de violencia y abuso sexual entre niños y jóvenes.4.4 Riñas callejerasEstán asociadas a las lesiones personales, acciones violentas que atentan contra laintegridad física que incapacita, tanto para la vida productiva como para la interaccióncomunicativa. Una característica esencial de esta violencia es que es producto delintercambio social y se da entre personas que están compartiendo un mismo espacio deentretenimiento o diversión, especialmente durante los fines de semana en situaciones deembriaguez o de drogadicción. Surge de manera espontánea en espacios de sociabilidad,tanto en los barrios pobres como en la zona rosa; aunque no hay en ella motivaciones 36

×