Poyecto de investigación

6,867 views

Published on

Realidad

Published in: Education, Travel, Technology
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,867
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
121
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Poyecto de investigación

  1. 1. PRESENTACIÓN Hemos caminado por mucho tiempo, el camino, el cansancio es nuestro, laamargura y la vergüenza también, pero hasta ahora en idioma quechua y nuestra identidadcultural; aún esta descalza y sentenciada hacia el lecho del olvido. En efecto, hasta ahoranuestra ideología se encuentra acurrucada en una paupérrima camilla del siglo XXIllamada postergación. Los avatares de la llamada globalización que por cierto llegó a nuestro país con lareligión cristiana, en un carácter muy distinto a la de hoy, significó la imposición y eldominio sobre nuestra cultura, ya que cuando vinieron, ellos tenían la Biblia y nosotros latierra. Nos dijeron cierren los ojos y recen. Y cuando abrimos los ojos ellos tenían la tierray nosotros la Biblia. Es por eso que el presente trabajo de investigación titulado: “Influencia delidioma Quechua y la Identidad Cultural de los alumnos del nivel secundariode la Institución Educativa Nº 20070 “Andrés Avelino Cáceres” del CentroPoblado Menor San Cristóbal de Rapaz, 2008.” Constituye todo un conjuntosistemático de pasos y operaciones estratégicas para desarrollar el trabajo de investigacióncon eficacia. Nuestra principal motivación es la ausencia de verdadero compromiso por parte dela población, fenómeno que se refleja día a día en la falta de identificación con nuestroidioma quechua y con nuestra cultura principalmente. Sin duda los resultados de esta labor de investigación, constituirá una fuente deinformación, muy útil para resolver el problema que anquilosa a nuestra sociedad apátrida,pues hasta ahora la crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando la nuevono acaba de nacer. En la elaboración de este proyecto se han tomado en cuenta los pasosmetodológicos y procedimientos que comprende el proceso de la investigación científica. Desde luego que no es un trabajo bien acabado ni perfecto, pues hay mucho queinvestigar. En tal sentido, espero haber cumplido con las exigencias y técnicas de Ud. señorprofesor. El autor. 1
  2. 2. INTRODUCCIÓN El presente trabajo de investigación se refiere, básicamente a determinar laInfluencia del idioma Quechua y la Identidad Cultural de los alumnos del nivel secundariode la Institución Educativa Nº 20070 “Andrés Avelino Cáceres” del Centro PobladoMenor San Cristóbal de Rapaz, 2008.” La memoria es importante para la cultura de un pueblo, ya que permite conservarinformación y experiencias ocurridas anteriormente y el medio con el que podemos llegaral meollo de la beta de oro de nuestros ancestros es la palabra. Por ello el quechua o runasimi, es la lengua del corazón y del alma, tiene un valor incomparable. Así, podemos decirque es la más viva expresión de las fibras íntimas del alma humana. Se ha afirmado que existe la conciencia del ser peruano; sin embargo, hay queaprender a gerenciar, cabalmente, a nuestro país. El Perú, país de distintos rasgos,construye su identidad en la fragmentación. El Perú es producto de muchas identidades.¿Cómo entonces establecer una identidad? La educación debe profundizar en elconocimiento de lo que somos y no las ideologías que han sido creadas para la exclusión,en suma; caminamos con la más firme convicción y con el objetivo trascendental dedeterminar, conocer y evaluar la influencia del idioma quechua en la identidad cultural,como muestra de una ardua labor universitaria.El Proyecto de Tesis está organizado en cinco capítulos:  En el primer capítulo presentamos el planteamiento del problema, la delimitación y la definición del problema, mostrando al problema general y específico, a los objetivos, la importancia, la justificación y las limitaciones de la investigación.  En el segundo capítulo presentamos el marco teórico, con una revisión general y específica de los trabajos más importantes referidos a nuestra área de estudio, las bases legales, teóricas y la definición de los términos básicos.  En el tercer capítulo mostramos las hipótesis, las variables y los indicadores, la Operacionalización de las variables y la definición de términos.  En el cuarto capítulo exponemos la metodología y el diseño de investigación, los procedimientos para la recolección, el tratamiento y análisis de los datos.  En el quinto capítulo mostramos los aspectos administrativos, los recursos humanos, el cronograma de actividades y el presupuesto. Finalmente, presentamos las conclusiones y recomendaciones, pues nos permitimossugerir algunos temas específicos que pueden ser investigados teniendo como referencialos datos presentados. 2
  3. 3. INDICE TEMÁTICO CONTENIDOTÍTULOI PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 6 1.1. Área problemática: 1.1.1. Delimitación y definición del problema 1.1.2. Delimitación del problema 1.1.3. Definición del problema 1.2. Formulación del problema: 1.2.1. Problema General 1.2.2. Problemas Específicos 1.3. Objetivos: 1.3.1. Objetivo General 1.3.2. Objetivos Específicos 1.4. Importancia y Justificación de la Investigación 1.5. Limitaciones de la Investigación 12II MARCO TEÓRICO 2.1 Antecedentes de la Investigación 2.1.1 Antecedentes Generales 2.1.2 Antecedentes Específicos 2.2 Bases Legales 2.3 Bases Teóricas 2.4 Definición de términos básicos 82III HIPÓTESIS, VARIABLES E INDICADORES 3.1 Hipótesis 3.1.1 Hipótesis General 3.1.2 Hipótesis Específicas 3.2 Variables e Indicadores 3.2.1 Identificación de Variables 3.2.2 Operacionalización conceptual de Variables 3.3 Definición de términos 3
  4. 4. IV METODOLOGÍA 86 4.1 Método de Investigación 4.2 Diseño de Investigación 4.3 Población y Muestra 4.4 Procedimientos de la Investigación y contrastación de Hipótesis 4.4.1 Técnica de Muestreo 4.4.2 Técnica e instrumento de recolección de datos 4.4.3 Procedimientos para la recolección de datos 4.4.4 Tratamiento y análisis de los datos 11V ASPECTOS ADMINISTRATIVOS 5.1. Recursos Humanos 5.2. Recursos Materiales 5.3. Recursos Económinos 5.3. Cronograma de ActividadesBIBLIOGRAFÍA 4
  5. 5. TÍTULO INFLUENCIA DEL IDIOMA QUECHUA Y LA IDENTIDAD CULTURAL DE LOS ALUMNOS DEL NIVEL SECUNDARIO DE LA INSTITUCIÓNEDUCATIVA Nº 20070 “ANDRÉS AVELINO CÁCERES” DEL CENTRO POBLADO MENOR SAN CRISTÓBAL DE RAPAZ, 2008. 5
  6. 6. CAPITULO II PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 1.1.Área problemática El problema que se investiga corresponde al área de Educación y formación envalores; es decir, la influencia que ejerce la práctica del Idioma Quechua en la IdentidadCultural., ya que es un tema que preocupa a todos. Pues hablar y escribir de valores esmuy frecuente en estos días. Sin embargo al parecer ni lo uno ni lo otro, tienen efectosimportantes en la práctica de la gente ni tampoco en el esclarecimiento del problema. Los valores son todo lo que cada sociedad pondera como buenos y una sociedadconsidera bueno a todo aquello que le permita conservarse y desarrollarse. De esto resultaque; lo que para una sociedad puede ser malo para otra no y lo que en momento históricopuede favorecer a una formación social en otro puede desfavorecerla. Se dice que el Perúde hoy está progresando; no obstante, aún no se hace lo necesario para obtener un recursohumano de calidad y productivo. Se necesita invertir en educación para generar desarrollo.De lo contrario, seguiremos eligiendo malos gobernantes, siendo cómplices de sucorrupción y aceptando la subordinación. Nuestro país, rico en su diversidad cultural, con un lengua propia, expresiónsublima, nos brinda identidad y personalidad frente a otras naciones. Aprovechemos estaventaja y aprendamos a conocerla, amarla y defenderla. 1.1.1. Delimitación del problema A) Delimitación Espacial: El presente trabajo de Investigación se realiza en la Institución Educativa Nº 20070 “Andrés Avelino Cáceres” del centro poblado menor San Cristóbal de Rapaz en la provincia de Oyón departamento de lima - Perú. B) Delimitación Temporal: Para realizar la presente investigación se toma como referencia el año 2008. 6
  7. 7. 1.1.2. Definición del problema El problema de investigación está referido al uso del idioma Quechua y cómo esteinfluye en la identidad cultural en los alumnos. Pues, sin un imaginario cultural colectivoque comprometa a los alumnos, a la comunidad y al Perú, como una totalidad. Ya que enestos tiempos es pura utopía predicar una educaron orientada a nuestra identidad cultural.Es puro discurso, no va más allá de una frívola declaración de principios que se diluyen enla esfera gaseosa de la voluntad política, totalmente, de espaldas a la cruda realidad. Comonos habla el Amauta J.C. Mariátegui, en un contexto de multiculturalidad, se logrará, entérminos educativos, solamente cuando se reconozca y se valora lo nuestro. En buenromance, quiere decir que se debe partir previamente, de una sistematización de patronesde comportamiento de carácter Institucional, local y regional. Cambiar la manera depensar y tener bien en claro de que las identidades culturales no pueden ser jerarquizadaspor el sólo hecho de ser diferente. Una de las problemáticas más intensas y apasionantes del Perú es la cuestión de laidentidad. Más aún en nuestros días, cuando buena parte de la población no reside en elterritorio peruano. Las estrategias individuales frente a un mundo en permanentetransición aluden a los cambios ocurridos en los últimos años en la región andina. Nuestra diversidad ha generado la percepción errada de que un grupo es mejor queotro; y no podemos sentirnos parte de un todo. Los gobiernos han dejado grandes vacíos,lo cual se refleja en nuestra falta de compromiso con el estado y nuestra noción de políticaequivalente a corrupción. Es necesario percibir al Perú como el gran conglomerado de culturas que es; y,además, debemos entender que cada una de ellas es igual de importante. El Perú es un paísy, al mismo tiempo, es varios países, por sus costumbres, tradiciones, es decir todo lo quetiene. Solo cuando entendamos esta premisa podremos consolidar una identidad culturalsólida y que no permita excluyentes y teniendo como enlace comunicativo al runa simi. Existe un discurso no formalizado, una imagen de nación que se ha hecho sentidocomún pero que no se expresa como discurso político. Una imagen al espejo: los peruanossomos perdedores. Es esta una grave consecuencia intrínseca con la que cargamos todoslos peruanos debido a la falta de compromiso nacional que nos caracteriza. Ese espírituderrotista que se ha apoderado de nosotros; y no nos deja sentir orgulloso de lo que somosactualmente. Los peruanos hacemos al país, pero nuestras aspiraciones son pobres; portanto, el futuro que nos espera es bastante incierto. La poca identificación nacionaldificulta enormemente la realización de proyectos a largo plazo y, por ello, el éxito se vebastante lejano a nuestra realidad. Por otro lado, hasta el día de hoy, persisten las ideas arcaicas de las desigualdadespor causas raciales y del idioma quechua, ideas que nos condenan a un estado sinintegración y con una fuerte exclusión social. Estamos atados a nuestros prejuicios aunqueno lo queramos admitir muchas veces. “La reivindicación indígena carece de concreciónhistórica mientras se mantiene en un plano filosófico o cultural. Para adquirirla -esto es,para adquirir realidad, corporeidad- necesita convertirse en reivindicación económica y 7
  8. 8. política (…)” (José Carlos Mariátegui 1963). Aquella frase de Mariátegui debería seranacrónica para nuestra época; sin embargo, aun no pasamos aquella brecha y ladiscriminación es algo de todos los días. Un país que busca convertirse en nación debe comenzar por dar igualdad dederechos y oportunidades a todos sus habitantes. Y es aquella marcada desunión la que nosquita fuerza y nos aleja de la idea de nación. En conclusión, para llegar a obtener un cambio real es necesario modificar nuestromodo de pensar. Debemos dejar de vernos como perdedores y dejar de sentirnossuperiores o inferiores. Solo cuando dejemos de cargar con las consecuencias de nuestropasado podremos tener una próspera visión del futuro. Tenemos lo necesario paraconformar un mundo, un país, un pueblo, una familia; culturizado, pero nuestrosprejuicios y complejos nos lo impiden. 1.2.Formulación del problema El problema de investigación para el presente trabajo se formula con la siguientepregunta: 1.2.1. Problema General: ¿En qué medida la práctica del idioma Quechua influye en la identidad cultural delos alumnos del nivel secundario de la Institución Educativa Nº 20070 “Andrés AvelinoCáceres” del centro poblado menor San Cristóbal de Rapaz, 2008? 1.2.2. Problemas Específicos: ¿De qué manera la identificación con el idioma quechua influye en la IdentidadCultural de los alumnos? ¿Cómo el conocimiento de la gramática del idioma quechua influye en laIdentidad Cultural de los alumnos? ¿En qué medida la práctica del Idioma Quechua influye en la formación deactitudes, aptitudes y valores, de los alumnos? 8
  9. 9. 1.3.Objetivos 1.3.1. Objetivo General: Determinar la influencia del Idioma Quechua en la Identidad Cultural de los alumnos del nivel secundario de la Institución Educativa Nº 20070 “Andrés Avelino Cáceres” del centro poblado menor San Cristóbal de Rapaz, 2008. 1.3.2. Objetivos Específicos: Determinar de qué manera la identificación con el idioma quechua influye en la Identidad Cultural de los alumnos. 2. Conocer cómo el conocimiento de la gramática del idioma quechua influye en la Identidad Cultural de los alumnos. 3. Evaluar en qué medida la práctica del Idioma Quechua influye en la formación de actitudes, aptitudes y valores, de los alumnos. 1.4.Importancia y Justificación de la Investigación El presente trabajo de investigación se realiza, porque existe la necesidad derevalorar a algo que nos une y nos hace sentirnos más humanos con un idioma propio, queha sido heredado generacionalmente. El quechua es importante llevarlo a nuestro estudiominucioso porque representan una lengua que es oriunda del Perú, nacida en nuestrageografía, en nuestro medio; como fuente de maravillosas costumbres y experienciasencerrado bajo el vulgar agobio de la soledad y las desilusiones. Los estudiosos y conocedores de la lingüística opinan que el quechua es una de losidiomas más importantes del mundo, y que además representa como la lengua delcorazón y del alma, pues tiene un valor incomparable, tanto así que, el quechua o el runasimi es la expresión de las fibras íntimas del alma humana. 9
  10. 10. En tal sentido el presente trabajo “Influencia del idioma quechua y la identidadcultural de los alumnos del nivel secundario de la institución educativa nº 20070 “AndrésAvelino Cáceres” del centro poblado menor san Cristóbal de Rapaz, 2008.” Tiene comocampo de estudio al conjunto de patrones culturales que hemos heredadogeneracionalmente y compartidos como valores, con la misma intensidad que nuestrosantecesores lo hacía, es decir la Identidad Cultura. Por tanto, determinar, conocer yevaluar la influencia del idioma quecha en la identidad cultural, son los objetivos de estainvestigación, pero el más importante es especialmente conocer y practicar nuestra leguamaterna, porque sin ello no podemos ahondar más sobre nuestra tan majestuosa cultura.Pues para toda identidad cultural, la ideología es determinante para el cultivo de valores yllevar consigo el orgullo imperecedero que cambia nuestra manera de pensar. La función de la ideología es la de servir como posta a la memoria colectiva con elfin de que el valor inaugural de los acontecimientos fundadores se convierta en objeto de acreencia de todo un grupo. La estructura simbólica de la memoria social de encuentrarepresentada en la ideología, pues estas son las que difunden los acontecimientosconstitutivos de las comunidades. Hoy en día vemos el desencadenamiento en una y otra cultura está conduciendo ala perdida de identidad generando sociedad alienada a tal extremo que encontramos unasociedad en la que las palabras que son esenciales para pensar la problemática de losvalores, como el olvido de nuestro idioma que es el Quechua y de nuestra identidad que haperdido el sentido, tales como la justicia, solidaridad, virtud, razón, responsabilidad. Enconsecuencia se vive en una etapa de la humanidad sin referentes para una acción moralbien definida. Por tato este proyecto tiene la finalidad de comprometer no solo a los estudiantessino a todos, a reconocerse y aceptarse así mismo, valorando lo nuestro, practicando elidioma Quechua. Porque tenemos el desafío y compromiso como maestros que somos, aenseñar desde los frutos. Los niños tienen grandes capacidades que desarrollar que le son inherentes a suexistencia misma, a la par que grandes tendencias que encausar. Hay niños muy biendotados cuya educación es fácil y otros que exigen grandes esfuerzos, pero en todo caso, elniño no nace ni vicioso ni virtuoso. Adquiere en el transcurso de su infancia todo lo buenoy malo de sus modelos a seguir, padres, familia y sociedad. Sabemos que su corazón y sumente son campos fértiles para cualquier siembra, todo él viene a ser la expresión feliz openosa de dos factores importantes: La Herencia y el ambiente. Que le dan sus padres envalorar lo que por derecho le corresponde. Al niño hay que prepararlos también para la adquisición de bienes no visibles siqueremos tener hijos que valgan, no nos engañemos en creer que lo único que se debecultivar es aquello que se orienta a un fin utilitario e inmediato. Se debe cultivar el espíritua través de todos los valores que conocemos que nos va a permitir ser cada día másgrande, pero no olvidemos que toda siembra llene sus riesgos, la de los padres, confrecuencia se marchita con las influencias sociales modernas; cada ves más tormentosas, sipadres ya maestros se comprometen a cultivar valores en un niño que es un campo mucho 10
  11. 11. más fértil para el cultivo de sentimientos que producen tantas diferencias entre loshombres, dan fuerza y valor a la personalidad y forman la base de la comprensión humana.Educar al niño es cambiar a la sociedad. Por eso se dice que la personalidad nace; pero crece y se desarrolla de acuerdo alambiente donde nos desenvolveremos. Pues hay quienes tratan de preservar el «paraíso dela infancia», por otra parte hay quienes ofrecen a los niños y jóvenes una realidad queoculta púdicamente sus vergüenzas, que evita tratar los temas difíciles y los conflictospolíticos y sociales, una cultura como la nuestra con el idioma que es el Quechua, sobretodo, trata de agradar a padres y maestros conservadores, pienso que los niños no sontontos ni sordos, conocen los ecos y las imágenes televisivas de los conflictoscontemporáneos y tienen su opinión, casi siempre superficial y mixtificada, sobre losmismos. Ofrecerles a los alumnos, desde muy pequeños, lo que hemos heredado enrealidad, con auténtico estilos y mostrarles que la lucha contra la injusticia larga y antigua,sigue siendo necesaria, que les enseñen a conocer las causas de las mayores atrocidades ya interrogarse por las causas de la injusticia y la desigualdad, es una forma de educarles nosólo para evitar delirios del pasado, sino para construir desde el presente un futuro distinto. Da ganas de llorar cuando uno escucha: "Mi pueblo está progresando, ahora sólo sehabla castellano". "No quiero que mis hijos aprendan quechua". "No somos comunidadesindígenas, somos comunidades campesinas". "Los ayllus son indígenas, pero lascomunidades son españolas". Los propios defensores de esa institución agraria colectivistaque es la esencia cultural indígena, le atribuyen origen extranjero. ¿No recuerdan ya que lainstitución española feudal traída para aplastarnos fue la hacienda? ¿No se dan cuenta deque la supervivencia de la comunidad se debe a la resistencia indígena? ¿Han olvidado queesa institución agraria colectivista fue reivindicada, reforzada y en gran medidareconquistada, por una gran rebelión indígena contra los gamonales y sus gobiernosherederos de España? ¿No recuerdan que fueron los quechuas puneños quienes larescataron contra las SAIS de Velasco y las armas del gobierno de Alan García? ¿O es quelo importante es la etiqueta dada por los opresores y no el contenido impuesto por lafuerza de los oprimidos y su potente cultura? Es por eso que este proyecto tiene el sentidocomún de muchos que sí piensan objetivamente valorando lo nuestro. 1.5.Limitaciones de la Investigación Quizá algunos de nosotros hayamos oído que el quechua es una familia lingüísticay no una lengua. ¿Por qué se afirma ello? La respuesta probablemente tenga que ver con elhecho de que son muchas las maneras en que se habla y que estas maneras pueden seremparentadas en dos grandes grupos, cuyas diferencias hacen que casi no sean inteligiblesentre sí. Estos dos grandes grupos son el quechua central y el quechua sureño/norteño(curiosamente, en muchos sentidos, las hablas norteñas son más parecidas a las del sur quea las del centro). Así, el quechua central y el quechua sureño/norteño son uno más en laslenguas del mundo.Ante los expuesto, cabe recalcar que el idioma quechua es nuestro como buenos peruanosque somos, por tanto el presente trabajo titulado “Influencia del idioma quechua y laidentidad cultural de los alumnos del nivel secundario de la institución educativa nº20070 “Andrés Avelino Cáceres” del centro poblado menor san Cristóbal de Rapaz,2008.” Es una muestra de lo que tenemos y que debemos valorarlo y su ámbito de estudiose limita en las zonas norteñas, especificativamente en la provincia de Oyón, teniendocomo anexo a la comunidad campesina San Cristóbal de Rapaz y a la Institución 11
  12. 12. Educativa Nº 20070 “Andrés Avelino Cáceres,” ubicado en las inquebrantables cordillerasdel norte chico de nuestro Perú profundo. CAPÍTULO IIII MARCO TEÓRICO 2.1.Antecedentes de la Investigación 2.1.1 Antecedentes Generales: Caral ¿La cuna del quechua? Por: La arqueóloga Ruth Shady Según estudios, una de las lenguas más originales del mundo no es producto de los Andes. Recientemente se han hallado más pirámides en esta civilización, la más antigua de América. Cuando hace 12 años se descubrió Caral, la civilización más antigua de América, lahistoria del mundo nuevamente empezó a reescribirse. Hasta ese entonces se creía que el 12
  13. 13. mundo actual estaba cimentado sobre antiguas culturas como Egipto, Mesopotamia,China, India y Mesoamérica. Pero en abril de 1994 una arqueóloga de nombre Ruth Shady apareció en escenapara gritarle a la humanidad que en el Perú había surgido uno de esos focos civilizadoreshace aproximadamente 5 mil años (antes que los griegos, fenicios, etc). Es decir que casi cinco siglos antes de que gobernaran los Incas, en la costa centralperuana floreció una extraordinaria sociedad. Una "cultura madre" donde además se habríagestado un lenguaje integrador que permitió el comercio entre el hombre costeño y elserrano: el pre-protoquechua. Shady cita al fallecido lingüista Alfredo Torero, quien, tras una vida deinvestigación sobre las lenguas andinas, concluyó que el quechua (que actualmente sehabla además en Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil, Argentina y Chile) procede de lacosta central. "Más específicamente del valle de Supe, Caral", recalca la arqueólogamientras nos muestra sus nuevos descubrimientos. Se trata de nuevas pirámides-asentamientos que rodean la ciudadela de Caral: se llaman Miraya, Lurihuasi,Chupacigarro. Según esta hipótesis, la expansión del pre-protoquechua, conocido como elrunasimi, estuvo vinculada a la actividad económica de los caralinos asentados en unazona casi desértica, a 190 kilómetros al norte de Lima. Productores de algodón, calabazas y otros alimentos costeños necesitaban realizarintercambios comerciales con poblaciones de la sierra y la selva andina. Es así como se habría iniciado la difusión de esta lengua hacia la sierra central.Actualmente el quechua de los Andes centrales (Áncash, Lima, Huánuco, Cerro de Pascoy Junín) es considerado como el más antiguo, según los estudios. Posteriormente se expandiría al sur (Cusco, Apurímac, Ayacucho, Huancavelica,Arequipa, Puno, Bolivia, Argentina, Chile) y al norte (Lambayeque, Cajamarca,Amazonas, Ecuador, Colombia y Brasil). De esta manera se originarían las variantes regionales que actualmente caracterizanal quechua. "Este pre-protoquechua fue cambiando a un quechua dos y cuando los Incas lodifundieron ya era un quechua tres", explica Shady. Pero esta tesis no es nueva, pues en 1911 Manuel González de la Rosa ya lapostulaba en su libro Origen costeño del quechua: "Los costeños fueron primero a lasierra, donde extendieron su dominación y su lengua por el norte". Es decir que los Incasno habrían implantado el quechua tal como lo plantea la versión tradicional, pues –de sercierta esta hipótesis– el runa simi se hablaba desde mucho antes del Incanato. Es necesario que abandonemos la opinión de los cronistas, que suponían que lalengua se imponía con la dominación de los Incas. Donde quiera que se hablaba quechua,es porque siempre se había hablado, sea en la costa, en el Ecuador, en Bolivia o enSantiago del Estero", asegura González de la Rosa. 13
  14. 14. Datos Recolectados:Tesis sobre el estudio de una de las lenguas más originales del mundo y recientemente hallado el origen del quechua en la antigua América. Publicado: Noviembre de 2006 14
  15. 15. Las Lenguas Andinas Alfredo ToreroAportes centrales: En su Tesis "Lingüística e historia de la sociedad andina" Torero hace unacorrelación de la historia de ciertos lugares y pueblos prehispánicos, considerando ladifusión del quechua antiguo y de sus sucesivas variedades, en conexión con factoressociales examinados a través de evidencias arqueológicas y de los documentos escritosprincipalmente en los siglos XVI y XVII. Así, subraya el papel cumplido por la variedadquechua Chinchay, que desde los primeros siglos del milenio pasado se habría extendidopor los Andes como idioma de relación hasta convertirse en la "lengua verdadera general".Resalta su utilidad el ser empleado después por el Tahuantinsuyo y luego por el gobiernoespañol. En su libro El quechua y la historia social andina, Torero trata de apuntalar estahipótesis, de perfeccionar la comprensión de los distintos factores que actuaron en laextensión y extinción de los diferentes idiomas, en la generalización del Chinchay y otrasvariedades, y buscó poner en claro el cambio que significó la introducción del quechua enel mundo cultural andino. Resultado de sus investigaciones es un mapa que confeccionó sobre la distribuciónde las lenguas quechuas en el Perú (1974). A partir de ahí, bajo los auspicios de laUniversidad Nacional Mayor de San Marcos, el proyecto de investigación del Atlaslingüístico y etnográfico del Perú ALEP, publicó el mismo año una colección cartográficade materiales lingüísticos y etnográficos de las áreas de influencia castellana en el país. Setrataba de un conjunto de mapas del Perú o de sus departamentos y provincias quegráficamente muestran la distribución de una serie de fenómenos étnicos referidos a loselementos materiales y espirituales de la cultura peruana.Sobre las lenguas andinas: A pesar de las limitaciones que supone el estudio del riquísimo mosaico de lenguasandinas, que existían al tiempo de la llegada de los europeos, siglos XV y XVI, en lamayoría de los casos, reconstruir su distribución geográfica y sus sistemas lingüísticos hasido posible gracias al estudio científico de las evidencias y toponimias, de preferencia consoporte en la etnohistoria, la lingüística y la arqueología. Es una preocupación, que desdela colonia ha inquietado a especialistas, saber sobre las lenguas que se hablaban en elmundo andino previo a la conquista. 15
  16. 16. El carácter adaptativo de las toponimias a las lenguas importantes, como elquechua por los incas y prontamente el castellano por los ibéricos, debido a lasmigraciones (mitimaes) y las reducciones españolas, respectivamente, nos permiten lareconstrucción fonética del quechua, mediante algunos métodos como el léxico-estadístico. Método que desde un inicio fue empleado precisamente por Alfredo Torero,por los años 70 del pasado siglo, para la reconstrucción de las lenguas andinas. En lo que se refiere a estos estudios altamente especializados, además de losaportes de Torero, deben mencionarse los trabajos recientes de Cerrón Palomino, Adelaar,Taylor al lado de muchos otros investigadores que han hecho estudios de la situaciónetnolingüística en toda América Andina, estableciendo forzadas correlaciones entreevidencias, tanto culturales como lingüísticas, lo cual es comprensible en vista de lasituación idiomática tan escasamente documentada que se trata de investigar, siendorecomendable asumir algunas de sus hipótesis con mucho cuidado por su carácteraltamente especulativo.Lengua General de los Incas: Sobre la llamada lengua general de los incas, existen ciertas contradiccionesentre algunos cronistas. Se dice, por ejemplo, que entre las medidas unificadoras de losincas estuvo la introducción del quechua en sus territorios conquistados, donde todos losnaturales tenían que aprender la lengua del Cusco y a la vez seguir manteniendo las suyaspropias. Los mitimaes difundían la lengua general y los hijos de los señores de lasprovincias sojuzgadas eran educados en quechua, en el Cusco. Otros cronistas afirman que en Trujillo y otros lugares de la provincia de Quitoignoraban del todo la lengua general; o que los collas y los puquinas, contentos con suslenguas, despreciaban la del Cusco. Por tanto, la quechuización no llegó a ser tan profundacomo se supone habría sido la meta del Estado Inca. Frente a esta situación cabe preguntarse: ¿qué variedad de quechua realmentequerían difundir los incas? ¿Cuál fue esta variedad en la práctica? Alfredo Torero suponeque en el siglo XV los incas se servían de la variedad denominada por él Chinchay, paraquechuizar el creciente país. Dialecto que probablemente venía de Chincha, poderososeñorío costeño al sur del actual departamento de Ica. Lengua descrita por los sacerdotes gramáticos hispanos como lengua general incade los reinos y provincias del Perú; para Domingo de Santo Tomás (1560) como undialecto quechua costeño.Por su parte, los autores de la Doctrina Cristiana (1574) empleaban una variedad parecidaal quechua ayacuchano moderno; y González Holguín (1598) describe una variante delquechua cusqueño. 16
  17. 17. Como vemos, estamos frente a tres variedades distintas, todas con el nombrede lengua general, suponiendo que los incas querían difundir una variedad sureña (laChinchay), según Torero. Sin embargo, es probable que en la práctica ésta se haya idomodificando debido a la influencia de las lenguas independientes y/o dialectos quechuasexistentes en las zonas conquistadas por los incas. En todo caso, es muy cierto que nuestros pueblos tuvieron cierta conciencialingüista en los diferentes tipos de lengua, debido al amplio vocabulario relacionado con elhabla y el lenguaje, pues existían lenguas distintas y dialectos quechuas como lenguasmaternas, que no eran idénticas con la variedad del quechua propagada por los incas. Pero los incas intentaron difundir una variedad del quechua; si esta tenía o no lasparticularidades del tipo cusqueño, no es posible afirmarlo definitivamente.Así pues, se puede decir que la política incaica llevó a que el quechua –probablemente unavariedad de la quechua parecida al ayacuchano moderno, tal vez modificada en diferentesregiones-, fuera usado como medio de comunicación en gran parte del área andina. Sinembargo, hay que tener presente que la expansión del quechua no empezó con los incas,sino antes que ellos, y más bien los incas se sirvieron de una lengua que ya venía siendousada como lengua franca por varios siglos. Los españoles adoptaron la lengua general para emplearla en la cristianización.Aparte del Cusco, solamente en dos regiones de donde provienen materiales escritos enquechua a fines de la conquista se puede tener una idea del quechua allí hablado. Así lohan demostrado Cerrón Palomino (1990) para el quechua costeño, Taylor (1983) yAdelaar (1994) para el de Huarochirí, y Torero (1989) para el de Cajamarca del siglo XI.Por tanto, el quechua se hablaba en toda la sierra peruana en el siglo XVI y anteriormente.Hacia el sur se hablaba quechua, durante el incario, en el noroeste argentino y en el nortede Chile; Pero, al igual que en norte del Tahuantinsuyo, la estabilización del quechua –impuesto por lo mitimaes- debe haber estado poco avanzado debido a la corta duración dela dominación cusqueña. El quechua ya se usaba en Ecuador en el intercambio comercial antes de laexpansión inca, tal vez tratándose de una variedad del quechua Chinchay. Asimismo hayindicios de que, a fines del incario y principios de la colonia, se hablaba en el sur de laactual Colombia. Se puede decir que los incas, como parte de una política de unificaciónlingüística, difundieron una variedad sureña del quechua, pero no la del Cusco como sehabla hoy. Esta adopción del quechua por los incas como un medio de comunicación tuvo,tal vez, fines religiosos y fue puesta al servicio de una actividad moderna: el comercio. Así también, de modo concluyente, Torero (1994) afirma que la panaca realcusqueña empleaba la lengua particular aru, que no la entendía el pueblo, ni le era lícitoaprenderla; aunque al mismo tiempo se hablaba en toda el área de la sierra peruana,incluso en los alrededores del Cusco a la llegada de los españoles. Podemos suponer que 17
  18. 18. esta lengua "secreta", de élite, haya sido la del grupo étnico inca de cuya identidad originalsabemos muy poco.Otras lenguas generales de los andes: Cuando llegaron los españoles a los Andes en el siglo XVI, había –aparte delquechua-, otras lenguas generales con descripciones lingüísticas más conocidas en latemprana época colonial. Es el caso de la lengua aymara hablada desde Canas y Cancheshasta Charcas y todo el Condesuyo, difundida probablemente antes de la existencia de losincas, al igual que otras de la misma familia (aru o jaqi), que se hablaban aún en el Perúcentral, según Torero. Según nuestro autor, el aru aymará, a fines del siglo XVI, se hablaba desde lascuencas del río Pampas (provincias de Cangallo y Víctor Fajardo del departamento deAyacucho) y del río Soras (entre Ayacucho y Apurímac) hacia el este y oeste, cubriendofuera del Altiplano (peruano-boliviano) gran parte de Apurímac, Cusco y el noreste deArequipa. Inclusive las provincias de Umasuyo y Larecaja se hallaban aymarizadas. Otro idioma, también designada lengua general por el virrey Toledo, fue elpuquina, que se hablaba al noreste del Titicaca, entre los departamentos de Puno,Arequipa, Moquegua y Tacna, hasta la Paz y los departamentos de Potosí y Chuquisaca enBolivia. Pero –según Torero-, ya en el siglo XVII había caído en desuso debido a unadialectización avanzada, de ahí su afinidad con el machaj-juyai, que aún hoy es la lenguaprofesional de los curanderos callahuayas de Bolivia. En esta misma lógica, desde el principio de la colonia, en la zona altiplánica y surdel Perú se nota una fuerte inestabilidad y ciertos mecanismos de desplazamiento queafectaron al aymara y al puquina, a cuyo costo –según Torero- se fue extendiendo elquechua desde las parroquias citadinas y centros mineros activos (La Plata, Potosí, Porco,La Paz, Cochabamba) y desde las doctrinas yungas orientales (yanaconas, mitayos yesclavos), proceso que persiste hasta hoy. Otra lengua general, la muchic o yunga, se hablaba en la costa norte del Perú, enlos valles de Trujillo, Chicama, Jequetepeque, Lambayeque y Motupe, y algo en laserranía de Cajamarca y la costa sur de Ecuador. Esta lengua parece pertenecer a la mismafamilia del puruhá, cañari y manteño que se hablaba en la sierra, costa sur y centro delEcuador. Finalmente, otro grupo importante resulta el musca o mosca, de los muiscas, concentros en las ciudades de Santa Fe, Tunja y Vélez; lengua perteneciente a la familialingüística chibcha, hablada en varios territorios de Colombia y extinguida desde el sigloXVIII. En fin, entre los idiomas o familias lingüísticas quechua, aru, puquina y muchic,no hay rasgos genéricos comunes, salvo quizá entre el quechua y el aru. Pero el debatesigue pendiente, más aún cuando tampoco se tiene muy seguro lo denominado, por losespañoles, como lengua general; aunque se sabe que eran lenguas habladas y difundidaspor grupos étnicos asentados en cierta extensión territorial y con una organizaciónadministrativa compleja, según las fuentes coloniales. 18
  19. 19. “El mapa lingüístico quechua” Roberto ZariquieyAPORTES EN SU TESIS: Quizá algunos de nosotros hayamos oído que el quechua es una familia lingüísticay no una lengua. ¿Por qué se afirma ello? La respuesta probablemente tenga que ver con elhecho de que son muchas las maneras en que se habla y queestas maneras pueden ser emparentadas en dos grandes grupos, cuyas diferencias hacenque casi no sean inteligibles entre sí. Estos dos grandes grupos son el quechua central y el quechua sureño/norteño(curiosamente, en muchos sentidos, las hablas norteñas son más parecidas a las del sur quea las del centro). Así, el quechua central y el quechua sureño/norteño son, en el mundo delas lenguas romances, equivalentes a lenguas como, por ejemplo, el español y el francés;es decir que son lenguas distintas pero tienen un origen común. Además, tal como ocurre con el español o el francés, el quechua central y elquechua sureño/norteño son hablados de distintas maneras en distintos lugares; a cada unade estas maneras de hablar una de las variedades ya señaladas se les llama dialectos ypuede decirse que, tanto el quechua central como el quechua sureño/norteño, tienen suspropios dialectos. Así, tal como ocurre con el castellano de Lima, el de Buenos Aires, el de Cuzco, elde Iquitos o el de Madrid; el quechua sureño/norteño se habla distinto en Quito, Cuzco,Ayacucho, Oruro y Cajamarca. Pero lo importante acá es recordar que las hablas de Quito,Cuzco, Ayacucho, Oruro y Cajamarca son, cada una de ellas, dialectos del llamadoquechua sureño/norteño que, a su vez, es una rama de la familia lingüística quechua. Lomismo ocurre con el quechua central: las hablas de Junín, Ancash o la sierra de Lima son,cada una de ellas, dialectos de ese quechua que, a su vez, pertenece a la familia lingüísticaquechua. 19
  20. 20. Fuente: CERRÓN PALOMINO, Rodolfo. Lingüística Quechua.Cuzco: Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas.1987 20
  21. 21. Ahora bien, la diferencia clave (pero no la única) que ha permitido separar alquechua central del quechua sureño/norteño, diferencia que los lingüistas llaman isoglosa,tiene que ver con la manera como ambas variedades conjugan la primera persona singularde sus verbos. Así, por ejemplo (el signo /:/ significa que la vocal anterior se alarga):Veamos el siguiente cuadro: QUECHUA QUECHUA CENTRAL SUREÑO/NORTEÑO Todos los dialectos sin excepción puri-: puri-y puri-ni "yo camino" miku-y miku-: miku-ni "yo como" upya-: upya-y upya-ni "yo bebo" Como se ve, la diferencia básica entre el quechua central y el sureño/norteño esque el segundo emplea -ni para conjugar la primera persona singular en presente y elprimero no. Sin embargo, esto no significa que no haya más diferencias entre los distintosquechuas; por el contrario las diferencias entre unas formas de hablar y otras son muyamplias y alcanzan, inclusive, a los dialectos de una misma rama. Así, por ejemplo, vemosen el cuadro anterior que, a pesar de que todas pertenecen al quechua central, existendiferencias entre el quechua de Pacaraos y el de Junín/Ancash. 21
  22. 22. A continuación, ofrecemos un cuadro con las distintas formas de pronunciar que hay enalgunas regiones dialectales del quechua:ANCASH JUNÍN CAJAMARCA AMAZONAS ECUADOR AYACUCHO CUZCO GLOSA qam am qam kam kan xan qan tú qosa usa qosa kusa kusa xosa qosa marido waga wa?a waga waka waka waxa waqa llorar rima- lima- rima- rima- rima- rima- rima- hablar warmi walmi warmi warmi warmi warmi warmi mujer tsaki chaki chaki chaki chaki chaki chaki seco mutsa mucha mucha mucha mucha mucha mucha besar e:tsa aycha aycha aycha e:cha aycha aycha carne chaki ĉaki ĉaki ĉaki ĉaki chaki chaki pie saru- haru- halu- saru- saru- saru- saru- pisar hara hala sara sara sara sara sara maíz uchpa uĉpa uĉpa uĉpa ushpa uchpa uspha ceniza Fuente: Tesis sobre El mapa Lingüístico Por: Roberto Zariquiey Noviembre del 2007Tesis: 22
  23. 23. “Memoria de la cultura entre indígenas quechuas Comunes y corrientes.” Por: Rodrigo Montoya Hace referencia a las personas que vivimos en los países de intensa composiciónmulticultural en América Latina, menciona que nos dividimos en dos grupos claramentediferentes: los que hablan el castellano y poseen la cultura dominante a través decualquiera de sus subculturas (urbana dominante, urbana popular, rural) y los que hablanlenguas indígenas y pertenecen a culturas a medias, subalternas y dominadas. En el primercaso, la cultura es plena; en el segundo, son de sobrevivencia, porque carecen deautonomía para decidir sobre su propia suerte y su propio desarrollo. Entre ambos bloques diferentes, desiguales y con posibilidades claramentedistintas, hay un área sombreada de frontera cultural caracterizada por el bilingüismo yuna aparente biculturalidad, generalmente descrita con la categoría "cultura mestiza" quesólo es una metáfora y no un concepto teórico útil para entender la realidad. Se trata denúcleos demográficos importantes de personas que sólo excepcionalmente viven unasituación de biculturalidad aritméticamente equivalente; es decir, 50% de una y 50% otra. Lo que predomina es el fenómeno de una bi-culturalidad y un bilingüismodesiguales: en otras palabras, predominantemente indígenas o predominantementequechuas. En el mundo de la Educación bilingüe e intercultural, son muy pocos losmaestros que hablan las dos lenguas con igual dominio: una prima sobre la otra. El acceso individual a la memoria de una cultura cualquiera es posible sólo a travésde algunos de sus fragmentos por dos vías principales: la experiencia personal propia:intensa, de alegría o de dolor, que adquiere sentido sólo en el contexto de los valorespropios de la cultura; la segunda, es el encanto de los relatos que oímos (o leemos) dequienes guardan la memoria de nuestros pueblos: abuelos y abuelas, padres y madres,sabios e intelectuales. Los fragmentos de esos relatos quedan grabados en nosotros en lamedida en que tocan nuestras propias fibras individuales. De lo que acabo de decir se desprende una probable conclusión mayor: el acceso ala memoria colectiva sólo es posible a través de la experiencia individual. Una memoria de la totalidad social, compleja, completa, coherente, no existe;aparece y se expresa sólo a través de fragmentos, que son pocos, incoherentes y 23
  24. 24. contradictorios en las personas que simplemente viven sin plantearse grandes preguntassobre su historia y su memoria. Quienes tratan y tratamos de guardarla, o de buscarla paraservirse y servirnos de ella en los y en nuestros combates del presente, sólo tenemos laparticularidad de acceder a más fragmentos, al esfuerzo de ligarlos y de componer orecomponer lo que pudo haber sido la historia. El carácter parcial de la memoria, derivado de la estrechez de la experienciaindividual, se vuelve transparente si introducimos en el análisis el carácter selectivo denuestra memoria que nos conduce al olvido como contraparte inevitable de la memoria.Recordamos y olvidamos lo que nos interesa. No es neutro nuestro recuerdo, pasa por elfiltro de lo que queremos recordar y de lo que queremos olvidar. El inca Pachacútec, uno de los mayores constructores del Imperio de los Incas, sóloquería que se recuerde lo bueno del pasado. Mao Tse Tung eliminaba de las fotos de lalarga marcha a quienes dejaban de ser sus aliados; del mismo modo que en la versiónstaliniana de la revolución soviética, sus rivales sólo aparecen como cómplices de losenemigos del pueblo. En la dimensión cotidiana y simple de la vida el uso de las tijeraspara cortar los rostros de las personas a quienes no queremos recordar es una normafrecuente. Lo mismo ocurre en las sociedades ágrafas, sin fotos pero con recuerdos que seguardan o se esconden. Los intereses individuales y grupales son, en última instancia, universales,aparecen en todas las culturas, mientras que los intereses de clase surgen sólo endeterminadas sociedades. Las competencias rituales y cotidianas entre cazadores para serlos mejores, entre los jóvenes varones y mujeres para conquistar a las parejas másdeseables, o para ejercer cargos de dirección en formas embrionarias y aún pasajeras degobierno, muestran los intereses individuales y grupales en las sociedades en las que noexisten clases sociales. Con el surgimiento de éstas, el conflicto de intereses alcanza una dimensión mayoren la medida en que la lucha por el poder –para alcanzarlo, ejercerlo, no perderlo yreconquistarlo– se convierte en una constante política de todos los días. Los quechuas comunes y corrientes, no tienen acceso a las fuentes escritas de algoque llama a la memoria de la cultura quechua, aun si fueron a la escuela y aprendieron aescribir. En los textos de la educación oficial los pueblos indígenas aparecen a través de suausencia. Sólo tres de cien niños indígenas en el Perú recibían una educación bilingüe,cifra que ahora es seguramente menor. Sólo tienen su experiencia personal, con trozosdispersos de una cultura reducida, que se defiende para sobrevivir. Dos son los elementos que los quechuas guardan del pasado lejano: por un lado, nohubo hambre entre los incas; por otro, tuvieron la ética del trabajo, de la honradez y de laverdad, que se expresan en el saludo "ama qilla, ama suwa, ama llulla": no seas ocioso,ladrón ni mentiroso. Entre los quechuas del Cusco esa memoria tiene un tercer elemento: los incasfueron grandes constructores de caminos, de canales de riego, de fortalezas y templos. Ésees el universo de la piedra y la luz, que los quechuas de otros pueblos tanto del Perú comode los países vecinos, no conocen. 24
  25. 25. Su pobreza, condición estructural, no permite viaje alguno de turismo. En losúltimos años se pueden ver en Lima y en muchas provincias banderas del Tawantinsuyo –nombre quechua de la sociedad Inca, con los colores del arcoiris– que antes flameaba sóloen el Cusco. La memoria corta, del pasado inmediato que se confunde con el tiempo de lamemoria oral (cuatro generaciones) está marcada en los quechuas de hoy por la prácticadesigual, de algunos de los valores centrales de la matriz cultural quechua. A modo deilustración enumero alguno de los más importantes: a. El principio de reciprocidad en cada una de las esferas de la vida social: recibirpara comprometerse a devolver. b. La unidad de los runas –seres humanos– con la naturaleza, nosotros como partede la naturaleza y no por encima ni en conflicto con ella. c. El principio de bipartición: todo dividido en dos a partir de la verticalidad delterritorio: arriba y abajo. d. La pertenencia a un ayllu –familia o grupo de parientes– como el rasgo mayorde lo que puede llamarse una identidad colectiva. e. La ética del trabajo y la valoración de la faena colectiva como condición paraque la producción familiar e individual sea posible. f. El trabajo familiar como sinónimo de riqueza, y como factor de una aceptadadivisión social entre los que tienen más y los que tienen menos. g. El placer de la fiesta asociada siempre al trabajo. h. La familiaridad con los Dioses Montaña y la Madre Tierra, dioses directamenteligados a la producción, etc. Como la multiculturalidad del Perú es uno de sus rasgos estructurales desdetiempos prehispánicos y como entre las culturas que coexisten en un mismo suelo se abrenespacios de encuentro, además de los de confrontación, las memorias no aparecen por 25
  26. 26. separado18. Pertenecen, sin duda, a matrices diferentes; pero sus razgos se mezclan ysuperponen dando la apariencia de una sola. A partir de esta unidad exterior tienen sentido las nociones de cultura mestiza y desincretismo. Las palabras señor y madre (Apu y mama) pronunciadas así, de modo aislado,dan lugar a dos lecturas: en una corresponden al Dios montaña y a madre Tierra y, en otra,a Cristo y a la virgen María, por ejemplo. Casi quinientos años de dominio colonial han producido un hecho singular en elproceso de formación de la memoria: para una parte importante de la población quechua,no tiene sentido recordar y guardar la memoria de un pueblo sin prestigio, de una lenguaconsiderada sólo como un dialecto sin valor. Fuente: Memoria de la cultura entre indígenas quechuas Comunes y corrientes.” Por Rodrigo Montoya Tesis para construir 26
  27. 27. “Una América Latina Como civilización emergente” Por: Edmundo Vera Manzo Realizando una minuciosa investigación encontramos este trabajo en el que enfatiza a la cultura como identidad .1. Cultura es todo lo producido por el ser humano. Lo contrario a cultura es natura. Elrayar una piedra o poner un símbolo en un árbol deja de ser natura y se convierte encultura. Natura es lo que no ha sido modificado por el ser humano en su quehacer. "Todaslas culturas de la región poseen la misma dignidad".2. No todo lo producido por el ser humano hasta el presente ha sido positivo y tampoconegativo. Nunca existió ni existe un grupo étnico, nacionalidad o persona perfecta y quereúna todos los valores, potencialidades y talentos. Las personas, culturas, etnias ycivilizaciones tuvieron y tienen valores y aspectos deformantes y hay "que reconocer elpotencial determinante de las innovaciones tecnológicas, el poder condicionante de lasestructuras sociales y el estimulante o limitador de las ideologías".3. Toda persona y grupo cultural en su quehacer diario debe: conocer y reconocer susraíces; conservar lo mejor de la herencia histórica recibida; criticar y eliminar los vicios ydeformaciones culturales existentes que contribuyen a la dependencia, el atraso ydeforman su cosmovisión; incluir los mejores aportes que no son autóctonos y que handesarrollado otras personas y culturas, que ayudan al desarrollo de la propia cultura;detectar y rechazar las acciones y manipulaciones presentes provenientes de otraspersonas, culturas y países que atenten contra nuestro desarrollo; innovar y crear,aprovechando nuestros talentos y experiencias.4. Toda creación o producto cultural inicialmente en su conjunto no debe ser aceptado nirechazado, debe ser antes evaluado y valorado. Debemos preguntarnos: ¿En qué medidaafecta mi dignidad? ¿Denigra las raíces de mi identidad? ¿Atenta contra mis identidades?¿Atenta contra lo mejor de mi herencia histórica? ¿Afecta a los derechos humanos?¿Deteriora el medio ambiente? ¿Es eficiente y eficaz? ¿Atenta contra los valoresfundamentales del país? ¿Respeta la soberanía? ¿Atenta contra mi libertad?5. Toda persona, identidad cultural, país y civilización tiene valores, potencialidades,capacidades, aptitudes y un talento más desarrollado que otros. Lo que necesita es que sedescubran y capaciten los talentos que tiene cada persona; como decía Henry Wallon, "quelas personas estudien hasta el límite de sus aptitudes". 27
  28. 28. 6. No existe ni existió nunca una persona, etnia, identidad cultural, país o civilización queen su más alto nivel reúna todos los valores de la humanidad (filosóficos, religiosos,morales, estéticos, sociales, médicos, tecnológicos, etcétera).Sin embargo existen gruposindígenas y algunos países con fuerte identidad cultural que creyéndose puros dicen "nome siento ecuatoriano, soy de la nacionalidad quechua". "Soy guayaquileño, no me sientoecuatoriano". Soy aymara, no me considero boliviano. En el pasado y en el presenteexisten personas y grupos humanos que tienen el poder económico, social y político, quecreen que los otros son inferiores, que deben estar explotados, sometidos y excluidos, sinaceptar los derechos que como seres humanos tienen todos, como lo creen los racistas yxenófobos.7. No ha existido ninguna persona, grupo, identidad cultural, país o civilización que notenga ningún valor que merezca estar controlada, dominada o destruida como loconsideraron los conquistadores, colonialistas y ahora los neocolonialistas. "Ninguna razatiene el monopolio de la belleza, de la inteligencia, de la fuerza, y hay un sitio para todos ala hora de la victoria" (Aimé Cesaire).8. Es un error creer que con la cosmovisión que se tiene es suficiente y que de los otros nohay nada que aprender; que los mestizos, blancos y otras culturas son extraños o sinvalores, lo que produce un aislamiento y confrontación, sin que invite a un diálogo y unapredisposición para incorporar valores que no se tiene. En ese caso las personas y culturasse empobrecen por no nutrirse con los valores que tienen los demás.9. Es un error, un autoengaño o engaño inducido por modernos colonizadores que hacencreer que como persona, etnia o cultura, nacionalidad, país o civilización pueda serautosuficiente, se encierren en sí mismos para estar siempre viendo como contrarios a losotros pueblos, no permitiendo una nueva síntesis cultural. Los grupos indígenas y paísesracistas que no permiten las migraciones y el entrecruzamiento racial y cultural cada díaserán más decadentes; no tienen futuro y están condenados a su destrucción.10. En nuestras tierras americanas existen pueblos originarios indígenas y tambiénminorías mestizas que no quieren compartir las riquezas que se encuentran en su subsueloo lo producido por ellos. Impulsan una equivocada concepción de autonomía, que con unainterpretación absolutista pretenden asumir todos los poderes y patrimonio público del paísdel cual forman parte y pasan a convertirse de hecho en un pequeño reino absolutista, enuna autocracia. De acuerdo al diccionario "Autocracia (Gr. Autokratcía, de autokrates,dueño absoluto que obra según su voluntad). Política. poder o gobierno absoluto yarbitrariamente ejercido por un solo individuo que dispone de un aparato coercitivo paraimponer su voluntad; el despotismo, la dictadura, la tiranía y también la oligarquía sonformas de autocracia" (Louis Marie Morfaux). Una situación es la descentralización, laautonomía municipal, educativa, y otra es convertir cada espacio administrativo en unEstado absolutista con poderes omnímodos. Ser autónomo es ser libre, es una cualidad. El problema es ser autonomista o creer en la libertad absoluta, en ese caso se atenta contralos demás y la unidad nacional. Rafael Correa al respecto dice: "Lo que está ocurriendo en 28
  29. 29. Bolivia no es una acción aislada, tiene el soporte de países extranjeros que quierendesestabilizar la región; y de las élites separatistas de Guayaquil y de Zulia en Venezuela".11. Toda persona, etnia, nacionalidad indígena, pueblo y país para fortalecer supersonalidad cultural y espiritual, debe conocer y sentir orgullo de sus valores mássignificativos y no renegar de sus raíces culturales más profundas que nutren su ser.Mientras más profundas sean las raíces más fuerte es la identidad cultural. Si no se sabe dedónde se parte, no se sabe de dónde se viene, ni dónde se encuentra, peor dónde se debe ir.12. Sin raíces culturales profundas para sostener y resistir las presiones de los vientos delas deformaciones culturales no puede existir un árbol grande y fuerte. José CarlosMariátegui decía "Lo indígena es la raíz, pero no es un proyecto". La raíz requiere de otrosnutrientes culturales para no debilitarse. No tiene porvenir un proyecto indígena que seencierra en sí mismo, que no dialogue y se nutra con otras configuraciones socioculturales.13. El tronco cultural debe estar constituido por los aportes provenientes de los valores delas otras culturas cercanas a aquella de la cual procedemos. La memoria es de fundamentalimportancia para recordar y conocer nuestra identidad histórica y reconocer a quienes hanaportado en lo que somos. Los creadores y los luchadores de nuestros países, del conjuntode América, que han dado ejemplos en defensa de la dignidad y la libertad, son quienessiempre debemos rendir homenaje de reconocimiento a ello. José Martí decía: "Injérteseen nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser de nuestras repúblicas".14. Toda persona y comunidad, partiendo de un lugar y tiempo debe entregarse y unirseintensamente con lo que hace para trascender. En la medida que en lo que se hace seentrega todo nuestro ser, la creación podrá trascender. Lo importante es amar lo que sehace y hacer lo que se ama. En caso contrario solamente sobrevivimos y hacemos untrabajo descuidado. El reto es vivir intensamente en cada instante lo que se hace. En esemomento creamos. Simón Rodríguez decía "inventamos o erramos".15. Para llegar a ser realmente seres humanos integrales debemos nutrirnos con losmejores ingredientes de toda la humanidad. Debemos incorporar los aportes de losmayores valores, para que nuestras ramas, hojas y frutos culturales sean más grandes,fuertes y nutritivos y poder alimentar mejor nuestro espíritu. José Martí decía que laeducación, la cultura y la vida "debe ser una síntesis viviente de los valorestrascendentales de la humanidad".16. "En América se reflejarán los proyectos que en su afán de nueva libertad imagina eleuropeo. Los críticos de la Vieja Europa sitúan en América el tipo de vida que anhelanpara Europa Nueva. No basta evadirse, es menester, además, reconstruir ese mundo con elcual se sienten insatisfechos. Se debe establecer un nuevo orden; pero ya no el orden de laautoridad que se apoya en la tradición, el tiempo o la historia, sino un orden que tengacomo base la propia libertad del hombre. Una libertad que a sí misma ha de decirlimitarse, dando así origen a un nuevo tipo de sociedad." (Leopoldo Zea).17. "Las riquezas de los mejores producen como fruto el alivio de los sufrimientos de losinfortunados. Calidaza Maghaduta, siglo IV. Original sánscrito". José Artigas dice "quelos más infelices sean los más privilegiados". América Latina y el Caribe no es elcontinente más pobre, pero si el más injusto, donde existen mayores asimetrías einequidades. A diferencia de lo que piensa Alain Touraine de que América Latina va a la 29
  30. 30. derecha porque las fuerzas progresistas y de izquierda que desde hace tiempo gobiernan enalgunos países no han podido superar la pobreza existente en pocos años, merece señalarseque es la herencia sembrada y cosechada de 180 años de dominio de la derecha y mas detres siglos de saqueo de las riquezas de América por parte de los colonialistas europeos.Europa en la actualidad es una civilización en decadencia que como señala Humberto Ecovive su peor momento: tradicionalista, anacrónica, conservadora, absolutista, con marcadatendencia al fascismo, autoritarismo, racismo, xenofobia e irrespeto a los derechoshumanos. El reto mayor de Latinoamérica y el Caribe es hacer que los que tienen mayoresingresos económicos contribuyan en mayor proporción con quienes viven en la pobreza ymiseria.18. En la comunidad del futuro que entre todos debemos comenzar a construir hoy, entodos sus niveles (local, barrial, comunitario, rural, urbano, municipal, sectorial,departamental, provincial, subregional, en un país, nacional subregional en Latinoaméricay el Caribe, continental americano y planetario) todas las organizaciones e instituciones(sociales, educativas, económicas, artísticas y políticas) deben participar conjuntamente enla toma de decisiones considerando siempre que el bien común debe prevalecer sobre elinterés de cualquiera de las partes.19. Para construir una civilización emergente en nuestra América debemos responder lassiguientes preguntas: ¿Cuál es mi identidad personal?, ¿cuál es mi identidad profesional?,¿cuál es mi identidad organizacional?, ¿cuál es mi identidad deportiva?, ¿cuál es miidentidad étnica?, ¿cuál es mi identidad comunitaria? ¿cuál es mi identidad indígena?,¿cuál es mi identidad de mi barrio?, ¿cuál es la identidad de mi ciudad?, ¿cuál es miidentidad provincial o departamental?, ¿tengo identidad nacional?, ¿de cuales identidadesregionales formo parte?, ¿tengo conciencia como ser humano planetario? En base a lascontestaciones sabré ¿cuáles son los límites de la conciencia de mi identidad?20. "Plantear la emergencia civilizatoria de América es anclar la política en una identidad,lo que implica ahondar en la filosofía política, imbuirse de una concepción antropológicade la sociedad humana y la dialéctica de la cultura. Se trata por cierto de algo totalmentelícito y deseable, pues la identidad no conforma una sustancia fósil destinada a paliaraventuras discriminatorias, sino un conjunto de estrategias que despliegan tanto losindividuos como los pueblos para dar respuesta a la dialéctica de la historia. Se sabe hoyque la identidad es más una reconstrucción continuamente actualizada del pasado que unafiel restitución del mismo, como afirma Joel Candau." (Adolfo Colombres.)21. "El proceso civilizatorio que opera en nuestros días, movido ahora por una nuevarevolución tecnológica, tiende a reaglutinar a los pueblos latinoamericanos como uno delos rostros por el que se expresará la nueva civilización, y quizás engendre la entidadpolítica supranacional que en el futuro será el cuadro dentro del cual los latinoamericanosvivirán su destino" (Darcy Ribeiro) 30
  31. 31. Ensayo: “Libertad cultural en el Perú” Por: Rómulo Acurio En este ensayo nos dice que la noción de libertad cultural ha hecho un recienteingreso al vocabulario internacional suscitando entusiasmos o reservas en el nutridouniverso de agencias, organismos y centros que se ocupan del desarrollo. La idea esconcebir toda cultura como un proceso, no una esencia, y ver al sujeto como un agentelibre de elegir (o descubrir) su identidad cultural, es decir, libre de asumir la identidadheredada de sus padres o de sustituirla por otra, libre de tener varias identidades a la vez,libre de dar prioridad a una identidad sobre las otras en función de las circunstancias. Este modo de entender la identidad significa que la diversidad cultural no es buenaen sí misma sino solo en la medida en que contribuye a ampliar la libertad culturalindividual de los miembros de la sociedad. Significa también que incluso en los países condemocracia y relativa igualdad económica persistirá la exclusión social mientras todos lossujetos no dispongan de las necesarias opciones culturales para hacer y ser lo que quierenen la vida. La libertad cultural se propone así como un principio sensato de convivencia aequidistancia de los extremismos comunitarista y liberal. Entendida como un derecho y un deber, se presenta como una variable crucial ennada marginal o pintoresca de toda política de desarrollo y de lucha contra la pobreza. ¿Son pertinentes estas ideas en un país mestizo como el Perú? Creo que sí, que las derivaciones educativas, institucionales y políticas de la nociónde libertad cultural podrían dar una sacudida al patrioterismo escolar, la demagogiarepublicana, los indigenismos más estrechos, el atávico racismo y las modestas políticasculturales de nuestra sociedad. Sin embargo, quiero sugerir en este artículo que la realidadsocial peruana hace indispensable superar toda noción dogmática de la libertad cultural.Quiero proponer que esto significa, primero, tener debida cuenta de los problemas deautoritarismo cultural y de racismo mestizo. En segundo lugar, que el ejercicio de esa libertad corresponde, entre nosotros, a unaforma de “competencia de identidad”. En fin, que el desarrollo de esa competenciadepende de un esfuerzo de diálogo en la memoria que puede servir al propósito de crearrelaciones más cívicas y solidarias entre peruanos distintos. En toda sociedad existen jerarquías culturales. Siempre hayalgunas identidades que, por su prestigio, o gracias al apoyo de la educación pública o delos medios de comunicación, resulta más ventajoso poseer que otras. Esto ocurre tanto conlas identidades introspectivas, es decir aquéllas que los individuos descubren o creen 31
  32. 32. descubrir dentro de sí –como ser “arequipeño” o “andino” o “católico”–, como con lasidentidades expresivas, que las personas adoptan para manifestar lasingularidad que creen poseer –como definirse “anarquista” o “vegetariano” o “cazador”. En el Perú, las personas se categorizar mutuamente, desde la niñez, con identidadesjerarquizadas. Hay un archipiélago de culturas privadas, definidas según criterioscomunales, barriales, lingüísticos o religiosos, de mayor o menor prestigio, que los sujetosviven en la intimidad de sus familias y de otros grupos restringidos. Por encima de estasculturas privadas, algunas culturas más amplias buscan establecer identidades deencuentro. La preponderante es la cultura oficial-mestiza que inculca, desde hace variosdecenios, sostenida por la educación estatal, un sentido normativo de pertenencia nacionalfundado en la simbología republicana y en el discurso del mestizaje, dos versionesendebles de independencia y homogeneidad colectivas. La otra identidad de encuentro influyente proviene, me parece, de la culturallamada achorada, difundida desde los años 80 por los medios de comunicación, quebusca establecer reglas de comunicación igualitarias entre peruanos distintos, creandoentre ellos una conciliación individualista, irónica y pragmática, siempre provisoria, parasublimar las violencias de raza, de clase y de género persistentes. Mientras que la cultura oficial-mestiza plantea como identidad introspectiva unamemoria común simplificada, la cultura achorada hace abstracción de la memoria social ypropone una identidad expresiva que se limita al contacto momentáneo. Esto es notoriocon el ingreso de la cultura popular global, la cultura de consumo de las masas mediamundial, que arriba con su potente ideología publicitaria, proponiendo un ideal deautonomía personal que postula como alcanzable la cabal autodeterminación yracionalidad del ser humano. Este ideal, que las culturas elitariasoccidentales han criticado y reconstruido profusamente, sigue siendo, sin embargo, elnúcleo de la cultura popular exportada por las industrias culturales globales. En el Perú, como en otras sociedades, el ideal de autonomía contiene una promesade libertad que conquista la imaginación de muchas personas. Las invita a convertirse ensujetos modernos, invitación que acogen como la esperada vía de escape delas identidades pobres y desvalorizadas en que han crecido. Al asumir este ideal, losperuanos tienden a relegar toda sabiduría tradicional y cultivan su inteligenciainstrumental, atribuyéndose un derecho de control sobre el medio humano y natural quelos rodea, un comportamiento portador de autoritarismo. Al adoptar el ideal de autonomía personal que transmiteresueltamente la educación formal y la cultura popular local, muchos peruanos creenasumir una identidad universal, no una nueva identidad cultural, porque este ideal tiende aocultar su procedencia, tiende a esconder la tradición de la que es portador. Con él, lapersona cree superar toda pertenencia, cree adquirir una condición culturalmente neutral,tiene la sensación de cambiarse a sí misma, de auto determinarse sin intervención exterior. 32
  33. 33. En realidad, al buscar la identidad de un sujeto moderno, la persona manifiesta undeseo de pertenencia universal, anhela un reconocimiento de su dignidad como sujetoracional y autónomo, quiere ser aceptada por una comunidad de iguales en dignidad. Claroestá, la comunidad imaginada universal no otorga siempre el reconocimiento de laidentidad que promete y más bien tiende a clasificar a los individuos externos encomunidades de referencia territoriales, en identidades asignadas. El sujeto, al creer liberarse de las pertenencias pobres de su sociedad, no consiguesiempre ser incluido en una pertenencia que estima superior y queda así varado en un áreade tránsito comunitario, una zona de espera moral. Para la mayoría de peruanos, este predicamento se ve agravado por la cuestiónracial, porque la búsqueda del ideal de autonomía alienta las categorizaciones recíprocasen base al aspecto de las personas, no solo del color de la piel, sino todo lo que se apreciaen el primer contacto, es decir, la vestimenta, la higiene, los modales, el acento, etc. Hay un síndrome del mestizo moderno que consiste en que el peruano, cualquierasea su nivel educativo, se esmera en escapar a toda categorización racial pero,simultáneamente, categoriza sistemáticamente a quienes considera menos modernos. El desprecio del otro para eludir el desprecio de sí es una forma de racismo culturalque opone no a dos personas con identidades distintas sino a dos personas similares conesfuerzos de identificación excluyentes. Es lo que distingue al racismo introspectivo, defensivo y ambiguo del Perú delracismo clásico basado en la diferencia biológica o de color. Ensayo: 33
  34. 34. “Identidad Nacional” Por: Juan José Vega ¿Qué es el Perú y qué es ser peruano? La definición de peruano se torna aún más confusa si apuntamos al pasado. Si nopodemos esclarecer adecuadamente lo que es hoy un peruano, menos lo podemos respectoal pasado prehispánico. Por ejemplo ¿Fue peruano Huaina Cápac? ¿Lo Fue Usco Vilca elcaudillo chanca? Cualquier respuesta provoca discusiones. Por ello muchos preferimoshablar de «antiguos peruanos» en relación a los anteriores a 1532. Resulta algo así comolos egipcios: los de hoy, que son predominantemente árabes; y los del tiempo viejo, el delFaraón. Pero ni aún así existe mucha firmeza en las definiciones. Empezando por el hechoque el propio topónimo Perú o Pirú o Birú, no es oriundo del Perú. Pero creemos de todos modos que, al igual que ese otro país clásico, el Perú tienedos grandes fases. La Incaica equivalente al tiempo de los Faraones y una nueva que nacióde la invasión hispano-africana en 1532, que equivale a la árabe o musulmana en el paísdel Nilo. La consolidación de todo el proceso resulta aquí menor, porque los sucesos de lallegada de españoles, negros y moriscos son más recientes. Como la de los asiáticos. Nunca estuvimos de acuerdo con el concepto de «Madre Patria» (España) que seusó antes en la Historia Oficial y en el Calendario Cívico (Día de la Raza española; día delIdioma castellano, etc.). Pero si se utiliza el concepto, debemos atenernos al hecho que elPerú Moderno posee varias madres patrias, África y la China, para empezar. A nuestratierra llegaron más negros que españoles a lo largo de nuestra compleja historia. Ytambién más chinos. El asunto de la identidad es sumamente conflictivo. Manuel González Pradaafirmaba ácidamente que el Perú era apenas «un territorio habitado». Numerosas citasparecidas podrían obtenerse, entre ellas la de «nación en formación» de José CarlosMariátegui y de Ricardo Martínez de la Torre. De épocas más recientes podemos recordarla opinión de Luis Jaime Cisneros, «nos vamos acercando a ser una nación»,(«Dominical», 7 de julio de 1996), que, aunque difusa en el tiempo, contiene optimismorespecto al concepto. Este distinguido intelectual llegó a interrogarse: “¿cuánto puededurar este país?” («El Observador»,27, 1, 1983); afirmaciones todas que cabe tambiénmedirlas, a través del hecho que procedían de quien era hermano de uno de los másprominentes miembros de la Fuerza Armada. César Vallejo, mirando la heterogeneidad de las regiones, escribiría que «no seadvierte ningún rasgo común entre los tres lados del triángulo» (La Cultura Peruana, p. 34
  35. 35. 179); aunque cabe anotar que tan rotundo criterio fue suscrito en la década de 1930, conun Perú menos consolidado. En el otro extremo ideológico, Ventura García Calderón seinterrogaría algo después: «¿Qué es un peruano específicamente?». Desde puntos de vistadiametralmente opuestos a los de nosotros, este escritor se preguntaba también: “¿Qué esel Perú?”, para responderse que constituía «un laberinto y una síntesis, un ser in fieri,como dirían los teólogos; un crisol de razas, oro, plata, y cobre, donde nadie colige todavíael pergeño de la estatua final. Nos corresponde a todos nosotros la obra urgente deprefigurar el rostro futuro». Afirmaba, también, que «procedamos, pues, como Fichte en esta investigación,más difícil de llevar a cabo que en otros pueblos de menor enredo histórico. Nospreguntamos ¿Qué significa el Perú a través de cuatro siglos de historia verificable opresumible; qué es un peruano específicamente y cuáles rasgos esenciales hemos defomentar o mantener?». Luego señalaría que en el Perú existen complejos raciales y quetal es «el secreto íntimo del Perú, como visible y sangrando en esa oscura conjunción deatavismos». Estas aseveraciones, importantísimas por provenir de quien vienen, constan enel ensayo. Pero existen ideas mucho más optimistas sobre el destino de nuestra patria, enotros autores. Los García Calderón -son tres, todos valiosos- constituyen una versión delos problemas de la identidad vistos desde grupos sociales superiores; ajenos por completodel pueblo. Más firme ha sido el criterio de Alberto Tauro del Pino. Pero Luis AlbertoSánchez ha dicho que lo de la identidad «está sólo en el capítulo preliminar... pues no estádefinido... según parece se trata de que una población de raza viva de acuerdo con susprincipios originarios, pero, ¿cuál es ese país?» («Caretas», Diciembre, 16, 1993). En elpunto extremo Pablo Macera ha llegado a sostener ¿en un exabrupto? que el Perú es «paísinventado». Es extremadamente difícil definir lo que es un peruano. Inclusive la mismapalabra peruano es nueva, como gentilicio. Durante la colonia la sociedad del Perú contabacon a) colectividad de indios («república de indios» decían las leyes); b) colectividad deespañoles (entre los españoles se consideraba a todos los criollos y mestizos y mulatosmuy claros); y c) castas, vale decir los frutos de mezclas como mestizos, zambos, cholos,etc. Los negros cuando eran esclavos tenían un marco especial. Así fue hasta SanMartín, que por decreto democratizante impuso el término peruano para todos los nacidosen el suelo del Perú. Pero fracasó. Aún ahora se sigue hablando con significacionesraciales y hasta racistas en todas las clases sociales, aunque en algunas más que en otras.Incluso cada sector tiene palabras de su propio uso. Los llamados indios por ejemplo,poseen varias. misti, viracocha, pucacunga y chori son algunas de ellas. Salvo en espíritus progresistas, resulta dificilísimo escuchar la frase «nosotros losperuanos». Hablar así constituye una meta todavía. 35
  36. 36. Los peruanos somos, pues, de tipos étnicos que cubren todos los continentes delplaneta y de todas las mezclas de ellos derivadas (lo cual es importante a causa delracismo). Pero, además, participamos de distintas culturas y poseemos muchascaracterísticas propias y diferentes según sectores, como veremos. Pero esta variedad no esun mal, como muchos creen; es nuestra mayor riqueza. El Perú, encarando su realidad, debería procurar la unidad en la diversidad. País delegendarias riquezas culturales y étnicas, debería tener como misión asentar y fortalecer laperuanidad, suma de identidades. Como bien dijera Monseñor José Dammert Bellido,obispo progresista de Cajamarca e intelectual de nota, «nuestro Perú está compuesto porvarios Perúes». Por algo fue que este sacerdote llegó a Presidente de la Asamblea Episcopal denuestro país. Esa frase fue una respuesta a quienes pretenden un Perú parejo y homogéneo,con desdén de la creatividad múltiple de los peruanos de todos los tiempos. El Perú: Suma de identidades La peruanidad es concepto rico y múltiple, que abarca todos los milenios y todoslos colores, desde los rojiblancos de la actual enseña patria hasta los del arco iris delemblema de los Incas, así como la diversa cromática de nuestras pieles y ojos. Somos«todas las sangres», según la feliz frase de José María Arguedas. Todas las culturas: unpequeño planeta. En suma, la peruanidad es real y tangible. La identidad es un propósito. ¿Cuándo nacieron las Naciones? Los historiadores discuten el momento en que nacieron las naciones: en todo casoparece haber sido al fenecer la Edad Media o feudalismo, en perspectiva europea. El Perú es caso complejo por la heterogeneidad de sus componentes; por ello esque algunos autores señalan que el Perú es un Estado y un país, mas no una nación. Ésta,sin embargo, puede hallarse en proceso de formación, por la mezcla de sus elementosintegrantes. Algo similar sucede en varias partes de América, donde se enfrentan unavigorosa herencia indígena con raigambre prehispánica y una capa social, étnica y culturalque primordialmente deriva de la ocupación española de tres siglos. Estas tierras americanas son Guatemala, Nicaragua, El Salvador y en ciertamedida Méjico. En los Andes, Perú, Ecuador y Bolivia. 36
  37. 37. ¿Cuándo nace el Perú? Muchas naciones siguen todavía dialogando en torno a la época precisa en quesurgieron a la historia. En el Perú también se ha promovido debates absurdos inspiradospor un hispanismo ñoño (que nada tiene que ver con la España verdadera del Cid o deGoya). No hace tantos años Pareja y Paz Soldán sostenía que los peruanos éramos«españoles que habíamos perdido el boleto de retomo a España». Este afán de borrar la memoria india puede verse desde un inicio y por elloFrancisco Pizarro tuvo la desfachatez -es la palabra correcta- de «fundar el Cuzco» un 23de marzo de 1534; y aunque Manco Inca le enmendaría la plana poco después, el hechoestá allí, como en la Plaza de Armas de Lima, capital del Perú, donde hasta hace poco seerguía la estatua, no al fundador de Lima española sino al conquistador del Incario, pues sepresenta a caballo y espada en mano (así no se fundan ciudades); y decimos «de la LimaEspañola» porque hubo otra, antes, la Lima yunga, hermosa y policroma que aquél arrasópara dar sitio a sus compañeros de empresa. Esa Lima yunga de la cual nadie quiereacordarse en país tan alienado como el nuestro. En tema tan conflictivo como el nacimiento del Perú, bueno es oír a JorgeBasaadre: «Creemos casi siempre que historia del Perú quiere decir «historia de los hechosocurridos en relación con el Estado llamado Perú». Limitación de concepto, a la vez quevaguedad en la perspectiva del tiempo. Su origen hállase en el tradicional encajonamientode la historia dentro de los sucesos, los individuos y las instituciones. La historia de lasideas y de los sentimientos puede brindar sin embargo, sugerencias y virtualidadesinnumerables. «Así es como se llena de resonancia esta pregunta de aparente sencillez: ¿Cuándonace el Perú? La respuesta puede ser voceada desde distintos ángulos. El geólogo daránoticia del momento determinado en la vida de la tierra a la cual corresponden las distintascapas del suelo peruano. Para el historiador de la cultura occidental, el Perú entra enescena cuando Francisco Pizarro arriba a Tumbes. Un estudiante de Derecho Políticoresponderá con aquella estampa de la Plaza de Armas de Lima, en el instante en que SanMartín pronuncia sus palabras: «Desde este momento.......». En cambio, cuando se trata de averiguar acerca del nacimiento de la conciencianacional peruana, la respuesta sólo puede darse después de una pesquisa. Pasadomuchísimo tiempo después de la formación geológica del territorio, sólo algunos siglosdespués del desembarco de Pizarro, y algún tiempo después de la encendida escena de laconciencia nacional peruana, aún no lo suficientemente madurada. «El Perú, como nombre y como hecho social, donde coexisten lo hispano y loindígena, no aparece modesta o desapercibidamente. No proviene de que el Estado español 37
  38. 38. fija linderos y demarca provincias. Es una nueva sociedad la que nace entre sangre y llantoen un abismo de la historia con un estrépito que conmueve al mundo. El Estado españolllega más tarde, después de constatar el acontecimiento, con el fin de utilizar y administraresta realidad ya bullente. El mismo nombre «Perú» es fruto de ese impulso colectivo,lucha y connubio a la vez: surge de un bautismo anónimo, desplazando el nombre oficialde «Nueva Castilla». Entendámoslo bien; no es «Nueva Castilla, es el Perú». Antecedente histórico La confrontación entre la cultura de los conquistadores y la población indígena en1532 en Perú, bajo el reinado de la corona española, dio como resultado el desarrolloparalelo de las dos culturas. El idioma inca y un cosmos análogo, fueron elementosimportantes cuando los indígenas quechuas se definieron frente a los españoles, en esepaís que obtuvo el nombre de Perú. La estrategia de sobre vivencia de la cultura quechua frente a la dominaciónespañola implicó adaptación, resistencia, intercambio y con eso también el desarrollocultural. En este proceso se incorporaron a la cultura quechua, diferentes elementos euro–españoles. El desarrollo paralelo de la cultura y de la sociedad fue iniciado también por losmismos españoles. La administración española se ejerció desde la ciudad de Lima, ubicadacerca a la costa y no desde el Cuzco, al sur del Perú, que era en ese entonces la capital paralos Incas. Los habitantes de procedencia española se vieron como miembros de la naciónespañola, mientras que los de origen indígena –los indios quechuas, es decir, loscolonizados se vieron como pertenecientes a la nación indígena. Los miembros de esas"naciones separadas" tuvieron diferentes derechos y obligaciones jurídicas frente a lacorona española. En 1820 los peruanos lograron su independencia del poder colonial de España. Enla formación de los nuevos estados nacionales se integraron, teóricamente hablando, lasanteriores "naciones separadas" compuesta por indígenas y españoles. En la práctica, sinembargo, este no fue un proceso de integración nacional tan grande y en cambio se creóuna nación dividida por sus nuevos orígenes de población. Una población compuesta porindígenas, mestizos, descendientes de los esclavos africanos y la población blanca deEspaña. En aquel tiempo existió un gran potencial nacionalista por parte de los indígenasquechuas. Ellos consideraban entre otras cosas, que cumplían con su participación comociudadanos, tanto frente al Estado peruano como a nivel local, ante la sociedad indígena. Aesto los indígenas quechuas lo llamaron ser un buen republicano y este pudo haber sidouno de los encadenamientos comunes de la identidad, que se exigió para incorporar a losindígenas quechuas en la comprensión recíproca del marco político nacional. El siglo XIXfué en cambio, una época en donde la población indígena andina del Perú, fué cada vezmás y más excluida de la esfera nacional y del desarrollo socioeconómico. 38
  39. 39. El significado de los indios quechuas como una fuerza de trabajo mal remuneradaaún existe, pero el significado de ellos como "contribuyentes" disminuyó en la sociedadperuana durante la última mitad del siglo pasado. Durante el siglo XIX los mestizos pasaron a los indígenas en la escala social. Enparte, debido a que había una cantidad más grande de mestizos en relación a los indígenasen Perú, pero también dependió de que los oficios de los mestizos como: artesanos,agricultores, patrones etc. eran más importantes en la sociedad peruana de esa época. Losindígenas nunca se integraron en un sentido común de pertenencia con los mestizosperuanos. Los poseedores del poder local –dueños de propiedades, negociantes localesfueron intermediarios despóticos en el sistema de control del poder central, frente a losindígenas andinos. En el Perú nunca se creó algún mecanismo de control funcional, que seejerciera desde una estrategia de integración de la población indígena a la sociedadnacional. Los indígenas quechuas en el tiempo moderno Las dos definiciones de Friedman: La etnicidad tradicional es decir, calidad demiembro en el colectivo, basado en el parentesco e identidad étnica desde una escala deidentificación –de débil a fuerte y viceversa son útiles para aclarar posiblesidentificaciones étnicas de los indígenas quechuas. La primera definición en unaperspectiva regional y la segunda en una nacional. Los quechuas no son islas aisladas en lasociedad peruana; ellos, entre otras cosas, han participado activamente en el procesomoderno de urbanización a gran escala del Perú. Es importante subrayar también, que lacultura quechua no es homogénea desde una perspectiva nacional sino que está orientadaregionalmente, pero con posibilidades comunes de identificación étnica. En pocaspalabras, se vive con tradiciones y denominadores culturales comunes. La sola palabra indio en la sociedad peruana es asociada a menudo con un estigmanegativo. Esto hace que el indígena quechua prefiera enfatizar su identidad en otro registrosocial; por ejemplo como campesino –extracción campesina o como indígena –poblaciónoriginaria y con eso abandona la marca indígena. En otras palabras, los indígenasquechuas andinos se hallan dentro de un amplio espectro de denominaciones deidentidades alternativas, que además a menudo son situaciones exigentes. En mi opinión,no se es justo con los indígenas quechuas, mientras se haga cada vez mas estrecha ladefinición de indio, o dándole solamente un sentido limitado de pertenencia a una claseeconómica, como por ejemplo campesinos andinos. Las fronteras entre los indígenas quechuas y los mestizos se han visto teóricamenteabiertas. Un indígena tiene la posibilidad de quitarse el emblema externo, aprenderespañol y desde ahí poco a poco ascender a la población mestiza. Esto quiere decir, queser indígena o mestizo en el Perú, tiene mucho que ver con la participación en un estilo devida tanto occidental como indígena. La forma moderna de antagonismo entre indígenas y mestizos construyó unaintegración social que ejerce una jerarquía del modelo de clase, donde el indígena está 39

×