Las Maras Al Descubierto

20,259 views

Published on

ESTUDIO SOBRE LAS MARAS EN EL SALVADOR

¿QUIERES CONOCER MAS SOBRE ESTE TEMA?

ETNILUMIDAD INTERNACIONAL S.A.
www.redetnilumidad.com

Published in: News & Politics, Technology
0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
20,259
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
51
Actions
Shares
0
Downloads
265
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las Maras Al Descubierto

  1. 1. LA MARA AL DESNUDO Pedro Gallego Martínez Pgallego4@yahoo.com APUNTES PARA LOS ALUMNOS DE LOS CURSOS DE FORMACIÓN. 1
  2. 2. CAPÍTULO I FACTORES HISTÓRICOS QUE INCIDIERON EN EL ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LAS PANDILLAS CALIFORNIANAS EN EE.UU Y MEXICO Y SU VINCULACIÓN CON LAS PANDILLAS CENTROAMERICANAS CONOCIDAS MAS CONOCIDAS COMO “ MARAS “. Nadie puede defender hoy en día la tesis de que la migración en si misma produce como efecto colateral la existencia de pandillas juveniles de carácter violento, pero es totalmente evidente que la migración unida a la interacción y concurrencia de unos determinados factores si que ha venido influyendo históricamente en el fenómeno del pandillerismo, especialmente los que muy acertadamente viene expresando el antropólogo Mauro Cerbino1 de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO): los procesos de exclusión social, el crecimiento urbano rápido, sin planificación (colonias o barrios con escasez de servicios sociales que motivan que los niños crezcan en las calles al no encontrar en sus casas unas condiciones mínimas que les permitan permanecer en ellas) y la migración desordenada; pudiéndose añadir dos más: la xenofobia y el racismo. Todos estos factores, unidos a la extrema pobreza y la falta de oportunidades, fueron los principales ingredientes que propiciaron el caldo de cultivo que incidió de forma determinante en el origen de las primeras pandillas californianas en EE.UU., y que con el devenir de los años fueron influyendo en su progresiva implantación, alarmante crecimiento y evolución a una configuración transnacional que se mantiene en la actualidad y que ha supuesto y supondrá en el futuro la implantación, en alguno de los casos, de este tipo de agrupaciones juveniles a otros países como efecto colateral sobrevenido a los constantes flujos migratorios, especialmente al área comunitaria europea. Podría decirse que la implantación de lo que se conoce en España como “Bandas Latinas” es la avanzada y que lo preocupante es la posibilidad de que se les unan las dos agrupaciones juveniles de carácter violento más importantes en la actualidad: La Mara Salvatrucha o MS-13 y la Eigtheen Street Gang o pandilla de la Calle 18. Por ello, el origen y la evolución histórica de las pandillas californianas en EE.UU es un tema de obligado estudio al ser un referente valiosísimo para entender como se produce el fenómeno, al posibilitar la captación de elementos de juicio que sin duda alguna pueden ayudar a comprender la verdadera magnitud del problema y consiguientemente posibilitar, mediante ese conocimiento, la adopción de estrategias que aborden el problema y nos ayude a prevenirlo, especialmente en aquellos países que, por diversas circunstancias, puedan ser susceptibles de la implantación de este tipo de grupos u otros que imitan sus modelos de organización y comportamiento, caso del que es referente España, pues a nadie se le escapa que hasta el año 2003, nadie, incluso entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, podía llegarse a imaginar que la implantación y expansión de este tipo de 1 Conferencia magistral impartida en las jornadas sobre “periodismo, violencia y pandillas en Centroamérica “ organizadas por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), desarrolladas en Tegucigalpa (Honduras) los días 9 y 10 de febrero de 2006 2
  3. 3. agrupaciones juveniles era un hecho, empezándose a adoptar las primeras medidas por las Instituciones a raíz de la detención de Eric Velastegui Jara 2 y especialmente tras el asesinato por parte de dos menores de nacionalidad dominicana, integrantes de la agrupación juvenil conocida como “ Ñetas”, del joven de 17 años, de nacionalidad colombiana, Ronny Tapias. Así pues y con estos referentes, vamos a repasar la historia y conocer como se fueron interrelacionando los hechos que dieron lugar al origen de las primeras pandillas californianas y su vinculación con el origen y evolución de las pandillas conocidas por Mara Salvatrucha o MS-13 y Eigtheen Street Gang o pandilla de la Calle 18. En el año 1848, tras la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo se dio por finalizado el conflicto armado que mantenían los Estados Unidos con México desde 1846, produciéndose la anexión por parte de de los estadounidenses de la zona conocida como Alta California. En el citado Tratado se acordó que Estados Unidos respetaría los derechos civiles y de propiedad de las tierras de los mexicanos que se mantuvieran en los territorios anexionados, si bien la realidad fue muy distinta, ya que además de perder algunos derechos civiles (restricción del voto en Texas), la mayoría de los terratenientes mexicanos que permanecieron en las zonas anexionadas con la creencia de que se respetaría lo acordado por ambas partes fueron perdiendo, en el transcurso de los siguientes cuarenta años, la mayoría de las tierras que las que habían sido propietarios por generaciones, motivando que unos regresaran a su país de origen y otros se naturalizaran como estadounidenses, siendo éstos últimos objeto de una fuerte segregación por parte de los ciudadanos anglosajones, los cuales los consideraban una raza inferior. El descubrimiento de yacimientos de oro en ese mismo año en Sutter's Mill, área del Valle de Sacramento en California, produjo la llegada a la zona de colonos provinentes de otros territorios de EE.UU, así como de emigrantes mexicanos, agregándoseles entre 1849-1853 un elevado número de nuevos inmigrantes procedentes de todas partes del mundo, especialmente europeos, lo que aumentó considerablemente la población de las ciudades cercanas a los territorios en que se establecieron, principalmente en el área de Los Ángeles, siendo la comunidad hispana la que empezó a denotar un mayor crecimiento. Con motivo de la construcción de una línea de ferrocarril entre EE.UU y Méjico entre 1880–1890 una nueva oleada de inmigrantes mexicanos se trasladaron a las nuevas zonas de trabajo ante la posibilidad de ser contratados 2 Fundador de los Latin King en España. Apodado “ El Padrino “, nacido en Guayaquil (Ecuador) en 1.977, con residencia en España desde julio de 1999. El 3 de mayo de 2003, en unión de otro joven y armado de una pistola atracó a una pareja de novios que se encontraba en el interior de un vehículo estacionado en la Casa de Campo de la localidad de Madrid, procediendo seguidamente a violar a la mujer, siendo detenido por la policía el día 14 del mismo mes. Realizado un registro en la vivienda en que residía se halló el manifiesto de fundación (14 de marzo de 2000) del capítulo de los Latin King en España: La Sagrada Tribu America Spain (STAS). Actualmente presta condena en la prisión de Alcala Meco –Madrid-. 3
  4. 4. para la construcción de la red ferroviaria, llegando a conformar más del 50% de la mano de obra que se utilizó para el tendido de la vía. Esta corriente migratoria de mexicanos a EE.UU se estabilizó en el transcurso de los siguientes años pero sobre 1910 volvió a incrementarse con la salida de mexicanos que abandonaban su país para escapar de los efectos de la Revolución Mexicana. Pocos años después, con la entrada de EE.UU en la Primera Guerra Mundial, se generaron grandes expectativas de empleo al necesitarse trabajadores para atender los campos agrícolas, la industria y servicios, circunstancias que originaron que entre 1910 y 1920 más de 800.000 mexicanos se encontrasen ya establecidos en territorio estadounidense, empezándose a configurar las primeras pandillas californianas en el corredor del valle de la ciudad de Los Ángeles. En su inicio estas pandillas son bien vistas por sus vecinos, pues persiguen un beneficio colectivo de “defensa del barrio “, al extremo de que los padres de los miembros que las integran se sienten orgullosos de que sus hijos sean pandilleros 3. Esta aceptación de la comunidad impulsa la motivación de otros jóvenes a integrarse en las pandillas ya existentes o a la formación de otras nuevas en otros sectores, lo que da como resultado un incremento del número pandillas y la rivalidad de figurar entre las de mayor fuerza y prestigio, dando lugar a disputas y conflictos que suelen resolver sin que trasciendan fuera de la comunidad. Hay algunos investigadores que consideran que estas primeras pandillas californianas mantienen una fuerte vinculación y paralelismo con las cuadrillas existentes para esa época en la ciudad del Paso, Texas, pero lo cierto es que las cuadrillas establecidas en dicho sector se dedicaban al contrabando y a la defensa de sus propios intereses, no teniendo para nada en cuenta “la defensa del barrio“ que es lo que realmente identificó a las pandillas californianas a las que nos referimos. Como ha podido apreciarse, la emigración de ciudadanos mexicanos a EE.UU se mantiene constante, salvo pequeños intervalos. Este flujo migratorio se produce como se ha reseñado anteriormente por diversas causas, primando entre todas ellas la económica, es decir la posibilidad de un mejoramiento de las condiciones de vida, circunstancia que alienta y facilita EE.UU ante su necesidad de obtener mano de obra barata para utilizarla en beneficio de su economía, viéndose favorecida por la facilidad que tienen los inmigrantes para vulnerar su frontera ante la escasa vigilancia que se ejercía por parte de los dos países4, pero con la creación por el Congreso de EE.UU en 1924 de la 3 Los niños de ascendencia mexicana que iban al colegio eran frecuentemente molestados por sus compañeros de nacionalidad anglosajona, algunas veces incluso golpeados, Algunos jóvenes de mayor edad que configuraban las primeras pandillas decidieron agruparlos y acompañarlos tanto a la ida como al regreso con el objetivo de defenderlos, siendo el inicio de lo que llegó a conocerse como “defensa del barrio”. 4 Hasta 1910 la frontera entre Estados Unidos y México era vulnerable en todo su recorrido ya que ninguno de los dos países realizaba el control de la misma. Fue a partir de ese año cuando los revolucionarios mexicanos empezaron a patrullarla con la intención de controlarla. Estados 4
  5. 5. patrulla de fronteras (Border Patrol) la emigración mexicana experimentó un brusco cambio. El paso de la frontera se volvió difícil y el emigrante empezó a ser aprehendido y deportado, siendo en este tiempo cuando empezó a utilizarse la palabra “ilegales“ y “espaldas mojadas o mojados“ para identificar a los mexicanos que vulneraban la frontera para pasar a trabajar en EE.UU careciendo de la preceptiva autorización legal. En 1929 con ocasión del desplome de la bolsa de New York, EE.UU entró de lleno en una depresión económica que originó un elevado índice de desempleo que afectó mayoritariamente a los sectores más pobres de la población dejando muchos jóvenes sin posibilidades de escolarización y muchas familias en condiciones de extrema pobreza, con el agravante añadido de la opresión y marginación a que eran sometidos los miembros de razas no blancas y que se dirigió con mayor fuerza contra los mexico-americanos5 motivando que en las ciudades en donde este tipo de población era más numerosa se produjera un incremento notable de jóvenes en pandillas que empezaron a configurarse en los barrios, principalmente en los complejos de viviendas conocidos por la “cerca o valla blanca“6 de Boyle y los barrios de “La Maravilla” de la ciudad de Los Ángeles, California. Estas pandillas californianas se suelen conformar por calles, siendo común la disputa y rivalidad por el control de su respectivo territorio que suelen delimitar por esquinas. Poco a poco en su “defensa del barrio “ empiezan a marcar con pintura algunos puntos de las zonas del perímetro en que ejercen o quieren ejercer su influencia y control, generalmente con las iniciales del nombre de la pandilla, siendo este el primer referente de lo que posteriormente constituyó la cultura del graffito pandilleril. En los primeros años de 1940 empezó a utilizarse por algunos jóvenes pandilleros de California y Texas el traje del Zoot 7, un forma o estilo de vestir Unidos por su parte inició el control a partir de la creación en 1924 de la patrulla de fronteras (Border Patrol). 5 A los mexicanos se les denegaba la visa si no podían probar que tenían un empleo fijo en EE.UU. con el argumento de que eran una carga para el Estado. Asimismo se les indicaba a los que habían sido deportados por carecer de documentos que se les consideraría como delincuentes si intentaban volver a introducirse de nuevo en el país. 6 Las casas de los complejos de viviendas de estos barrios solían tener una cerca pintada de blanco, de ahí el nombre “la cerca o la valla blanca” en clara referencia a lo anterior. 7 El “zoot zuiters” fue una moda creada por jóvenes afroamericanos que solían reservarla para utilizarla en días de fiestas especiales, generalmente para bailar. En esa época la ropa era extremadamente costosa para la gente humilde, siendo considerada como un artículo de lujo. Entre los años 1940 – 1950 se convirtió en la moda típica y más popular de los pandilleros hispanos, ya que rompía las reglas establecidas de la vestimenta tradicional y era utilizada como una declaración de desafío al poder establecido. Esta moda en el vestir pandilleril fue decreciendo en popularidad y cambió en la década de los 60; los pandilleros empezaron a vestir pantalones holgados (normalmente jeans cortados debajo de las rodillas), camisetas sin mangas de color blanco, camisa abotonada con un solo botón (el del cuello), medias o calcetines blancos y zapatillas de deportes; rosario o cruz en el cuello, red para la cabeza, pelo muy corto o rapado, dando lugar a una nueva moda conocida como la del “cholo”. 5
  6. 6. que se componía de un sombrero de fieltro tipo italiano con una pluma larga colocada detrás, generalmente en el lado izquierdo y muy frecuentemente de avestruz, chaqueta larga o capa, pantalones muy holgados, ceñidos en la cintura y en los tobillos, camisa de colores, rosa o negro y zapatos de suela muy ancha y bicolores y extremadamente limpios y brillantes, conjunto que se adornaba con una larga cadena que se unía a una de las trabillas por donde pasaba el cinturón y colgando por debajo de las rodillas terminaba en el bolsillo lateral del pantalón. Esta novedosa forma de vestir a lo que se añadía una nueva manera de caminar, saludarse y hablar 8, se hizo extremadamente popular entre los pandilleros, siendo conocidos los que la utilizaban por el sobrenombre de “pachucos “9, palabra de la que existen varias versiones sobre su origen etimológico. La versión más extendida entre los estudiosos del tema es la aportada por el investigador de la policía estadounidense Joe Guzmán. Este aduce que el pandillero hispano que popularizó la utilización del traje de zoot entre los integrantes de las pandillas californianas pudo ser un joven mexicano nacido en Pachuca llamado Mickey Garcia. El joven fundó una pandilla en Texas conocida por Barrio de Secundo y como utilizaba para vestir el traje de zoot el resto de sus integrantes lo imitaron, siendo posteriormente adoptada por la mayoría de las otras pandillas californianas como símbolo del estilo propio de su generación, empezando a denominarse “pachucos “a los pandilleros que utilizaban el traje de zoot en clara referencia a la localidad de nacimiento de Mickey Garcia. Otras versiones indican que procede del náhuatl “ pachoacan “ que viene a indicar algo así como “el que gobierna una cosa”; o que esta palabra es originaria de Ciudad Juárez en donde a los muchachos que vivían en El Paso, Texas, les denominaban “passuco“ que era tanto como decir “tijuano” o “chicali”, coincidiendo con los pachucos de esa ciudad fronteriza (Juárez) y sus modos de vestir. Según el intelectual y escritor mexicano José Revuelta, la propia palabra pachuco se deriva de El Paso ya que en el argot mexicano de Estados Unidos, se usa como gentilicio de El Paso la palabra “paciente” que, corrompida, llegó a convertirse en pachuco. Por último la que plantea que se originó en El Paso, Texas, al ser éste conocido en caló como El Chuco, y como consecuencia de que los ciudadanos que emigraban a los Ángeles se les identificaba como “los del chuco”, lo que pudo llegar a transformarse, según dicho planteamiento, en “los del pachuco o pachucho”. No obstante, sea cual sea realmente el origen del término, lo cierto es que es un hecho que constituye un fenómeno iniciado en la Ciudad de los Angeles que posteriormente se extendió al ser imitado en otras ciudades. 8 Hablaban el lenguaje spanglish y argot mexicano conocido como “ caló”. 9 Germán Valdés, más conocido por Tin Tan, famoso cómico de los años 50, coadyuvo a la popularidad del estilo pachuco al vestirlo habitualmente y utilizarlo asimismo en sus películas. 6
  7. 7. A principios de 1940 Estados Unidos inició una recuperación económica basada en la industria, principalmente la aeronáutica, originando un nuevo “efecto llamada“ que trajo consigo el establecimiento de nuevos flujos migratorios de extranjeros de diversos países, entre ellos de más ciudadanos mexicanos, que se establecieron generalmente en barrios bajo la influencia de pandillas10 y potenciaron las rivalidades entre las mismas, especialmente en Los Ángeles, California, dando lugar a multitud de reyertas y comisión de delitos menores que causaron alerta en las autoridades las cuales respondieron realizando detenciones y procesando a los supuestos autores, lo que motivó que algunos de éstos fueran enviados a presidio para cumplir las penas que les habían sido impuestas. Entre estas detenciones de pandilleros destacó la realizada por la policía de Los Ángeles a 24 miembros de la pandilla de la calle 38 en los últimos meses de 1942 como sospechosos de estar implicados en la muerte de un joven en una pelea callejera11. A principios de 1943 los pandilleros fueron juzgados y diecisiete de ellos recluidos en la prisión de San Quintín para el cumplimiento de la pena que les había sido impuesta. Una vez ingresados en el centro penitenciario los pandilleros se mantuvieron extremadamente unidos y orgullosos de su raza, granjeándose el “respeto” de los restantes internos: se defendían como uno solo, vestían todos de la forma más impecable que podían, llevaban siempre lustrosos los zapatos, etc. Este modo de comportamiento empezó a conocerse en el exterior granjeándose la simpatía y solidaridad de la comunidad hispana la cual los consideró “héroes” al entender que acrecentaban el orgullo mexicano, sirviendo de estímulo para los integrantes de otras pandillas que imitaron el mismo proceder cuando fueron recluidos en centros penitenciarios. Mientras los pandilleros de la Calle 38 cumplían condena, varios de sus abogados presentaron un recurso de apelación bajo los argumentos de que el juez que había entendido del caso no había sido imparcial, siendo estimada por el Tribunal de Apelación del Segundo Distrito que en su sentencia revocó los veredictos al considerar que los acusados no habían tenido un juicio justo12 sobre la base de que varias de las evidencias presentadas por la policía habían sido falsificadas o adulteradas, quedando todos los jóvenes en libertad. El 7 de diciembre de 1941 Estados Unidos declaró la guerra a Japón y entró de lleno en la II Guerra Mundial. Con el objeto de favorecer la economía de guerra los diseñadores de ropa adoptaron la postura de realizar sus diseños utilizando la menor cantidad posible de tejido, circunstancia que originó que los jóvenes que continuaban vistiendo el traje de Zoot (era la moda juvenil por 10 En los complejos de viviendas conocidas como “ la cerca blanca “ y “Maravilla” las pandillas experimentan un importante crecimiento, sirviendo como modelo a las que seguidamente y de forma progresiva se seguirán implantando en la ciudad . 11 El suceso se conoció como el asesinato del "Sleepy Lagoon". 12 A los abogados defensores no se les permitió sentarse junto a sus clientes y sólo podían aconsejarles durante los recesos del juicio. 7
  8. 8. excelencia en esa época, especialmente utilizada por los jóvenes de ascendencia mexicana) fueran mal vistos por la comunidad anglosajona, añadiéndose el hecho de que se publicitó de forma malintencionada que muchos emigrantes mexicanos no podían ser alistados por encontrarse indocumentados, incrementando aún más el sentimiento anti-hispano a pesar de que, en realidad, el ejército norteamericano mantenía entre sus filas a millares de hispanos nacidos en EE.UU, muchos de los cuales se habían alistado como voluntarios, añadiéndose la ayuda que para la economía y logística de guerra suponía la utilización de mano de obra mexicana13. Bajo las reseñadas circunstancias, en junio de 1943 se produjo en la localidad de Los Ángeles lo que se conoce como “disturbios del traje de Zoot” y que supuso un cambio sustancial en el comportamiento de las pandillas californianas al volverlas más violentas y cambiar su modo de actuación y actividad. Así pues, el 30 de mayo de 1943, un grupo de jóvenes vistiendo traje de zoot entablaron una pelea con miembros de la marina naval de EE.UU que transitaban por el barrio Alpine de la ciudad de Los Angeles resultando uno de los marineros heridos. Terminada la pelea los marineros comentaron en su acuartelamiento lo sucedido y sus compañeros, solidarizándose con ellos, se lanzaron a la calle en busca de personas que vestían el traje de zoot y que eran conocidos como los Pachucos, golpeando a todos los que encontraban y generando unos disturbios de extremada violencia e intensidad. Durante el desarrollo de los disturbios la policía tomó un claro partido por los militares y civiles que intervenían en las reyertas14, a la vez que varios periódicos locales, entre ellos “ Los Angeles Examiner “ y “ Los Angeles Daily News”, publicaron varios artículos que criminalizaban a los jóvenes que vestían la ropa zoot y utilizaban el peinado conocido como “cola de pato“, llegándolos a calificar como delincuentes con los que era preciso terminar, lo que incita aún más a la violencia, alcanzando los disturbios tal virulencia que el día 8 de junio de 1943 miles de militares y civiles se reunieron en el centro de la ciudad para emprender acciones contra los “pachucos”, motivando que el Consejo de la Ciudad de Los Ángeles redactase una resolución prohibiendo a los ciudadanos vestirse con trajes Zoot en público bajo condena de hasta 50 días de ingreso en centro penitenciario. Estos hechos empezaron a desencadenar una mayor concepción de la violencia en las actuaciones de las pandillas californianas, las cuales se defendían de los ataques a que eran sometidas por los militares y civiles, 13 El 4 de agosto de 1942, los gobiernos de México y Estados Unidos firmaron un convenio que regulaba el reclutamiento y empleo de ciudadanos mexicanos con la finalidad de atender las necesidades de mano de obra necesarias para los campos agrícolas y el mantenimiento de los ferrocarriles estadounidenses. 14 La policía realizó varias detenciones de militares y civiles pero posteriormente los liberaba “sin cargos”. 8
  9. 9. incluso en sus propios barrios, acrecentándose la creencia de que las detenciones y procesamientos que sufrían se producían más por el hecho de ser hispanos que por los delitos que en sí habían podido cometerse, originándose una mayor unión entre sus integrantes y generando un fuerte grado de desconfianza ante los miembros de otras razas, lo que incentivó el ingreso de más muchachos en las pandillas y la reorientación de las actividades de muchas de estas al endurecimiento gradual de las confrontaciones que mantenía, muy esporádicamente, con las autoridades locales de policía. En este orden de cosas el número de pandillas aumentó y la existencia de varias pandillas incitó a la competencia por destacar entre las otras, incidiendo en los diferentes cambios y transformaciones que a raíz de muchos factores y a través de los siguientes años desembocaron en lo actualmente se define como “la cultura de la violencia “que es la que está marcando en nuestros días las actividades de algunos de estos grupos juveniles. Así pues, el estallido de las guerras territoriales entre pandillas juveniles surgió cuando estas nuevas empezaban a luchar con las ya establecidas para ganarse el respeto del barrio. La frecuencia de estos enfrentamientos impulsó el crecimiento de la violencia y el desplazamiento de muchas familias a otros Estados, familias cuyos hijos, en muchos casos, trajeron consigo la subcultura, mentalidad y conducta pandillera, propiciando la formación de una nueva pandilla en el nuevo vecindario.15 Como se ha comentado las primeras pandillas californianas de tipo tradicional se originaron en los barrios habitados por mexicanos o mexico- americanos. No obstante, con el transcurso del tiempo y con motivo de las encarcelaciones de algunos de los jóvenes que integraban las mismas empezó a producirse un nuevo fenómeno en los centros penitenciarios en donde se les recluía para el cumplimiento de la condena, lo que cambió sustancialmente el modo de comportamiento de las pandillas y las dirigió a la delincuencia. Desde siempre, los reclusos de los centros penitenciarios se han aliado en grupos para defenderse y controlar el ambiente en el interior de la prisión. Esta alianza, generalmente conformada por delincuentes de la misma ciudad o raza, se mantiene mientras los mismos cumplen condena, pero la lealtad al grupo suele desaparecer al alcanzar el recluso la libertad. Con la llegada de miembros de pandillas californianas a las cárceles esta situación empezó a variar. Los nuevos reclusos, con el objeto de defenderse de las demás pandillas carcelarias, se cohesionaron y juramentaron para toda la vida, es decir, comprometieron su lealtad al grupo mientras estuvieran en la prisión y salieran de ella. Este juramento empezó a interrelacionar directamente las pandillas que fueron conformándose en las prisiones con las pandillas de los barrios, ya que los reclusos que eran excarcelados seguían manteniendo los vínculos de unión 15 Esa ha sido y sigue siendo una consigna permanente de los pandilleros o mareros que cambian de domicilio o país. 9
  10. 10. y lealtad con el grupo de la prisión y consiguientemente originó una mutación de la pandilla a la que pertenecía al hacerla copartícipe de las actividades que debían desarrollarse para atender las demandas de sus compañeros en prisión y las necesidades de incrementar el número de miembros para autodefenderse de los grupos rivales que empezaron a operar de forma similar. Dentro de todas estas pandillas que fueron surgiendo hay una que influyó de manera determinante en todas las demás, así como en las que posteriormente se formaron, la Mexican Mafia o EME, que es actualmente una de las pandillas más temidas – dentro y fuera de las prisiones – en Estados Unidos. A finales del año 1957, en un establecimiento correccional de la localidad de Tracy, California, un joven mexicano integrante de la pandilla “jardines hawaianos” del barrio de Maravilla llamado Luis “ Huero “ Flores fundó junto a Rudy Cheyene Cadena, Abe Hernández de Sacra, Guillermo “Tuffy” Castillo y varios jóvenes más la pandilla Mexican Mafia o EME, la cual surgió para protegerse de las pandillas de blancos y negros que existían en el centro correccional, copiando como modelo a la “Mafia Italiana”, utilizando como uno de sus símbolos “La Mano Negra “, en clara alusión a la “ Cosa Nostra “; utilizando el número 13 (La M es la decimotercera letra del alfabeto – “EME“) y el color azul como elementos identificadores de la pandilla. Su lema: Sangre dentro, sangre fuera (hay que sangrar para entrar y sangrar para salir). Luis “Huero“ Flores y Rudy “Cheyene” Cadena fueron enviados a cumplir condena en el penal de San Quintín y allí conocieron a otro interno que procedía de una pandilla de La Maravilla conocido como Joe “Pegleg” Morgan que en un primer momento les orienta de las peculiaridades en que se vive en la prisión, aconsejándoles que tengan cuidado con los internos de raza blanca, especialmente con los integrantes de una pandilla conocida como “Blue Bird “ (pájaro azul) que es la que está llevando “la palabra” en la prisión. Estos consejos fueron tomados muy en cuenta por “Huero” y “Cheyene” los cuales viendo los abusos y racismo de que eran objeto los mexicanos y mexico-americanos por parte de la citada pandilla encontraron un excelente caldo de cultivo donde propagar la misma idea que habían mantenido en el centro correccional de Tracy y de ese modo atrajeron a muchos mexicanos y mexico-americanos a integrarse en la Mexican Mafia o EME, la mayoría de California Meridional (Sureños) y unos pocos de la California Norteña. Rápidamente, debido a la numerosa captación de nuevos adeptos y la violencia con que defendía a sus miembros, la EME se expansiona y adquiere tanta fuerza que en poco tiempo la totalidad de las actividades de tipo ilícito que se producen en el interior de los centros penitenciarios, incluyendo la venta de drogas, están prácticamente controladas por la pandilla, granjeándose el miedo y el “respeto” del resto de las cuadrillas de la prisión. Aunque en su inicio la EME mantuvo que su función era la defensa de los mexicanos y mexico-americanos ante los otros reclusos y que su objetivo 10
  11. 11. era servir como un factor de cohesión entre los mismos16, a lo largo de los siguientes años fueron produciéndose rivalidades y enfrentamientos entre sus propios integrantes lo que dio como resultado la salida del grupo de algunos de ellos que se configuraron en otra pandilla hispana que adoptó el nombre de “Nuestra Familia”. Como se ha dicho anteriormente la mayoría de miembros de la EME procedían de California Meridional (Sureños) y el resto de la California Norteña y aunque su calidad como miembro era en teoría la misma lo cierto es que en la práctica no sucedía así. Los miembros de la EME de la California Meridional trataban con evidente desprecio a sus “hommies” de California Norteña a los que se referían como “farmeros “ (granjeros) o Nortontos en clara alusión a que la mayoría procedían del campesinado de las zonas rurales y que eran ignorantes. Este comportamiento de desprecio y la sensación de minoría que experimentaban los miembros de la EME de la California Norteña fue minando el grupo y poco a poco aumentó la desunión que fue haciéndose más patente cuando los líderes de la pandilla ordenaban el asesinato de mexicanos o México-americanos que no habían podido o se negaban a pagar los impuestos o “alquileres” con que se les gravaba por estar bajo su protección en el interior de los centros penitenciarios. Así pues, los miembros de la EME que procedían de la California Norteña abandonaron la EME y fundaron en 1965 una nueva pandilla carcelaria17 a la que denominaron Nuestra Familia y que desde su inicio dio muestra de gran valentía y coraje mediante el cumplimiento de un juramento que se ha hecho famoso y que le granjeó rápidamente el “respeto”: Si yo voy delante me sigue, si vacilo empújenme, si me matan vénguenme y si soy un traidor mátenme. Para diferenciarse en lo posible a la EME utilizó posteriormente el número 14 (La N es la decimocuarta letra del alfabeto) y el color rojo como elementos identificadores de la pandilla. Las rivalidades entre las dos pandillas se sucedieron en los centros penitenciarios y aunque la supremacía de la EME sobre Nuestra Familia era aplastante en relación al número de miembros que las integraban, Nuestra Familia consiguió mantenerse y progresivamente fue incorporando nuevos adeptos. En 1968 se produjo un incidente en la cárcel de San Quintín, conocido como “guerra del zapato” que repercutió profundamente en la actividad de las dos pandillas. Un miembro de la EME, Carlos "Pieface" Ortega, sustrajo unos zapatos a un recluso de Nuestra Familia conocido como “ Padilla” y tras observar que no eran de su talla se los dio a un miembro de la base dura de su cuadrilla conocido como Roberto “Robusteza” Salas. El propietario de los 16 Era común en muchos de los reclusos mexicanos pertenecientes a la EME el estudio de la lengua náhuatl como símbolo de afirmar la identidad de su raza. 17 Se considera que los fundadores de Nuestra Familia fueron Roberto “Babo” Sosa, Cañada “Hobo” Holden, Fila Joe” De Joe “Death; Gonzalez y Rudolph “Old Folks” Patino. 11
  12. 12. zapatos observó que “Robusteza” los llevaba puestos y le insultó diciéndole que era un ladrón originándose una pelea en la que “Padilla” resultó muerto de una puñalada. Lo anterior dio origen a múltiples enfrentamientos entre los miembros de las dos pandillas, tanto en el interior de las prisiones como en las calles, enfrentamientos que finalizaron con una tregua en 1972 auspiciada por el líder de la EME Rudy Cheyene Cadena y un primo suyo llamado Gonzalo Hernández, alias “ Chato” que era integrante de Nuestra Familia. Como era previsible, la tregua no duró mucho. Miembros de la EME acuchillaron a varios integrantes de Nuestra Familia bajo el convencimiento de que éstos estaban planeando asesinar a un miembro de la pandilla. Lo anterior produjo un fuerte resentimiento en Nuestra Familia que empezó a planificar la forma de vengarse de la forma más sanguinaria posible al efecto de dar un escarmiento y una llamada de atención para futuros navegantes. Para ello Nuestra Familia decidió asesinar a los principales líderes de la EME aprovechando que tenían conocimiento de que éstos iban a realizar una reunión. En vista que los miembros de la EME llevaban un pañuelo azul como señal de pertenencia al grupo los reclusos de Nuestra Familia optaron por llevar todos un pañuelo de color rojo al efecto de poder identificarse entre ellos en el transcurso de la pelea que iban a provocar y el día 16 de septiembre de 1972 varios integrantes de Nuestra Familia, liderados por los reclusos conocidos por “Joker”, “Crackers” y “Mansanas interrumpieron en la reunión que estaban manteniendo miembros de la base dura de la EME y los apuñalaron, asesinando entre los mismos a Rudy Cheyene Cadena al que le llegaron a infringir más de 60 puñaladas 18. El hecho tuvo una repercusión sin precedentes pues produjo una declaración de guerra a muerte entre las dos pandillas originando la división de todas las pandillas californianas (tanto en el interior de la prisión como en las calles) en “Sureñas”, por la zona sur de California y “Norteñas” por la zona norte de California, términos que también empezaron a aceptarse por el resto de las pandillas existentes: afro americanas, blancas, asiáticas, italianas, etc; siendo frecuente que los miembros de las pandillas de la calle empezaran a denominarse asimismo “sureños” o “norteños”, en clara alusión a las pandillas penitenciarias que les mantenían bajo su influencia. Así pues puede decirse que la madre de todas las pandillas sureñas es la Mexican Mafia o EME y la madre de todas las pandillas norteñas es Nuestra Familia o NF. Esta división y confrontación continúa hasta nuestros días. Asimismo, se implantó por las pandillas la utilización del color como signo distintivo en clara relación con los colores utilizados durante la reyerta en la cárcel de San Quintín, iniciándose la utilización del color azul por las 18 Existe una película “Americano Yo” que esta basada en su biografía y que fue interpretada por el actor mexicano Edgard James Olmos. Con la muerte de Rudy Cheyene Cadena, Joe “Pegleg” Morgan, también llamado “Papa Joe” asumió el control en la EME, manteniéndolo hasta la fecha de su muerte el 9 de noviembre 1993. 12
  13. 13. pandillas sureñas y el rojo por las pandillas norteñas. A ello se añadió una proliferación de los tatuajes y utilización de símbolos, así como la gesticulación de manos para comunicarse y amenazar al rival (rifado) y la utilización de una mayor sofistificación en el cifrado de sus comunicaciones internas (cometas o wilas). Entre los tatuajes que proliferaron y que fueron adoptados por la mayoría de las pandillas figuran los antiguos tatuajes carcelarios a los que se les unió letras y números para facilitar la identificación, apreciándose también entre las pandillas de tipo hispano tatuajes referidos a su mexicanidad tal como La Virgen de Guadalupe o Señora de Tepeyac 19 y La Santa Muerte20 además de otros muchos que más adelante analizaremos. Como ejemplo ponemos los siguientes: Entre los miembros de La EME o Mexican Mafia empieza a ser habitual el tatuaje de XIII, X3, 13, que corresponde al número en que se ubica la letra M en el alfabeto; así como tres puntos colocados en forma de triángulo. Esta lucha por el poder y la posibilidad de no depender de la EME incita a otros grupos carcelarios a seguir el modelo de Nuestra Familia creándose en 1966 la “Black Guerrilla Family” o “BGF”( La familia del Guerrilla), conformada por afroamericanos y en 1967 ”The Aryan Brotherhood” o “AB” (Comunidad Arian)21, conformada por irlandeses e italianos. Todo conflicto promueve alianzas y estas no se hicieron esperar, “Aryan Brotherhood” se alió con la EME y asesinó en 1973 a un alto líder de Nuestra Familia conocido como Jessie Rentaría Castro lo que decidió a Black Guerrilla Family a aliarse con Nuestra Familia. En la actualidad tanto la Mexican Mafia como Nuestra Familia siguen siendo las pandillas de carácter hispano mas importantes de los centros penitenciarios estadounidenses, controlando entre ambas a la casi totalidad de las pandillas en donde ejercen su área de influencia, a la vez que continúan incluyendo bajo su paraguas a las de nueva creación, según sean sureñas o norteñas. Una vez hechas estas referencias, indispensables para poder entender como se originaron, evolucionaron y se expandieron, vamos a centrarnos en las dos pandillas o agrupaciones juveniles de carácter violento de mayor expansión en Centroamérica: La Eigtheen Street Gang o Pandilla de la Calle 18 y la Mara Salvatrucha o MS-13. 19 Es el símbolo por excelencia de la mexicanidad, y su principal simbología náhuatl la representa la flor de cuatro pétalos o Nauhi Hollín que viene a representar l presencia de Dios, la plenitud, el centro del espacio y el tiempo. 20 Figura de culto mexicano a la que se le pide suerte, protección, amor, etc. 21 Algunos investigadores del FBI sostienen que sus fundadores (reclusos irlandeses) provenían de la pandilla carcelaria conocida como “Blue Bird “ (pájaro azúl) de gran actividad en la prisión de San Quintín entre 1953 y 1962. 13
  14. 14. Corría el año 1955 cuando surgió en el lado Oeste de la ciudad de Los Ángeles una pandilla que adoptó como nombre Clantone 14. Esta pandilla, integrada por méxico-americanos se formó, tal y como he explicado anteriormente, para defenderse de otras pandillas que existían en su misma vecindad, la cual se consolidó en el transcurso de los siguientes años y expansionó su influencia a otros barrios cercanos que se encontraban principalmente habitados por emigrantes mexicanos indocumentados. Muchos de los jóvenes de estas familias de inmigrantes mexicanos, atraídos por la fuerza que estaba adquiriendo, intentaron integrarse en la pandilla Clantone 14 pero ésta tan sólo permitía la entrada en el grupo a los ciudadanos americanos de origen hispánico puro, circunstancia que motivó que en el año 1965 uno de estos jóvenes apodado “Glover”, que había intentado ingresar en la pandilla y que había sido rechazado, fundase la pandilla de la calle 18 o Eigtheen Street Gang, la cual fue integrada en un primer momento por emigrantes mexicanos ilegales. La pandilla de la calle 18 o Eigtheen Street Gang empezó a mantener frecuentes enfrentamientos con la pandilla Clantone 14 y con otras pandillas blancas y con la finalidad de consolidar y potenciar su presencia en el sector empezó a permitir la entrada de miembros de otras razas, convirtiéndose en la primera pandilla hispana que rompió la barrera racial de la calidad de miembro. Esta orientación destinada a la captación de nuevos adeptos le permitió tan rápido crecimiento a través de los años que actualmente, junto a la Mara Salvatrucha o MS-13, es una de las pandillas de más grande alcance en Estados Unidos, México y varios países centroamericanos, especialmente El Salvador, Honduras y Guatemala. Como nota curiosa y diferenciadora de los integrantes de la principal mara rival (MS13 o Salvatrucha) cabe decir que casi todos los integrantes de la Mara 18 utilizan zapatillas de deportes “ tenis “, generalmente de la marca “Nike”; asimismo tienen prohibido bajo severas medidas el hecho de pronunciar “ mara “ o el número 13, para lo cual utilizan la palabra “ Sur “. Los miembros de 18 no se consideran mareros (es insultante para ellos) sino pandilleros. El número 18 es de especial significación para los miembros integrantes de la Mara; así pues el día 18 de cada mes lo consideran “ festivo “, juntándose generalmente todos ellos para beber alcohol, consumir drogas y practicar sexo. Suelen vestir una camisa pequeña, por dentro, sin mangas; camisa o camisola muy holgada por fuera, pantalonera corta un poco por debajo de las rodillas, pantalón largo caído y ancho, medias o calcetines altos de color blanco y zapatillas de deporte, generalmente de la marca “ Nike “. La frase que identifica a la pandilla es “mata, viola y controla“. Entre ellos se hablan de usted, nunca de “vos“. Cuando se les asigna una “misión “ por el líder deben de cumplirla ya que en caso contrario puede dárseles “ corona “ – sentencia de muerte -. El pandillero de la 18, al igual que la mayoría de 14
  15. 15. integrantes de las otras Maras, no tiene temor a la policía, siendo frecuente el enfrentamiento con la misma mediante el empleo de armas de fuego. Por sus integrantes está muy reconocido el hecho de ser detenido por el cumplimiento de una misión “cuanto mayor publicidad mejor, más reconocimiento dentro de la pandilla“. Asimismo tienen unas reglas cuyo cumplimiento es exigido de forma férrea: No divulgar cualquier cuestión referente a la Mara. Los chivatos llevaran corona – muerte -. No facilitar información a la policía en caso de detención, aún en el supuesto caso de que el delito no haya sido cometido por el individuo y se le inculpe directamente. A este respecto cabe decir que el marero o pandillero considera un honor el hecho de cumplir pena por otro miembro del grupo. No realizar acciones en el interior de iglesias. Cumplir sin objeción las órdenes o instrucciones que reciba del líder, incluso si van en contra de su propia familia, cosa bastante frecuente. Pocos años después de constituirse la Eigtheen Street Gang, un joven salvadoreño conocido por “El Flaco Stoner” emigró de El Salvador a Estados Unidos en 1969 estableciéndose en uno de los complejos de viviendas de del área de Pico Unión en el Sector Rampart de Los Angeles, California, territorio de la pandilla del Barrio 18. La vida de Flaco Stoner no fue fácil en el barrio y siguiendo los mismos patrones de conducta de las pandillas existentes en la zona se agrupó con varios jóvenes salvadoreños fundando la pandilla “Wonder 13”, que fue la primera conocida en EE.UU integrada únicamente por jóvenes de nacionalidad salvadoreña. La pandilla, para diferenciarse de las restantes, empezó a utilizar vestimenta de tipo rockero y sus integrantes llevaban el pelo largo. Al poco tiempo de fundar la Wonder 13, Flaco Stoner fue detenido por la policía acusado de la comisión de varios delitos, siendo internado en un centro penitenciario de California dominado por la Mexican Mafia la cual le ofreció protección a cambio de que se integrase junto con su pandilla dentro de su esfera de influencia y le pagase el tributo correspondiente. Al salir de la cárcel, Flaco Stoner, volvió con su pandilla y se involucró cada vez más en pequeños delitos a la vez que iba nutriendo a la misma de nuevos adeptos, todos salvadoreños, que seguían llegando al barrio huyendo de la guerra civil que estalla a finales de 1979 en El Salvador. La guerra, que fue originando miles de millares de muertos, motivó en los siguientes doce años el desplazamiento a Estados Unidos de más de 1.000.000 de salvadoreños que se instalaron principalmente en California 15
  16. 16. meridional y Washington, D.C., dándose la peculiaridad de que algunos de estos refugiados e inmigrantes eran integrantes de pandillas juveniles ya existentes en El Salvador y otros habían combatido en la guerra en grupos paramilitares como el Frente Nacional de la Liberación de Farabundo Marti (FMNL)22, circunstancia que da un nuevo impulso a la expansión de la pandilla al empezar a nutrirse de los nuevos jóvenes que van llegando, cambiando el nombre del grupo el cual pasa a denominarse “Pura Mara” y “Mara Salvatrucha Stoner”, empezando a ser conocida como Mara Salvatrucha o MS-13 cuando miembros del grupo que se encuentran encarcelados adoptan el número 13 en clara alusión al concepto “sureño” con motivo de encontrarse bajo el manto de la Mexican Mafia, denominación que persiste al día de la fecha23. Originalmente, solamente salvadoreños podían ser integrantes de la Mara Salvatrucha. Sin embargo, en la actualidad el MS permite el ingreso en el grupo de miembros de otras nacionalidades. Su estructura de mando es piramidal, en la cúspide se encuentra la Jenja o Jefatura de índole nacional, integrada tan sólo por centroamericanos, generalmente salvadoreños y hondureños, le siguen las jefaturas estatales, integradas por centroamericanos y en algunas por miembros de otras nacionalidades, tales como mexicanos, guatemaltecos, etc., y por último las jefaturas de mandos locales. Los miembros de Mara Salvatrucha se identifican con tatuajes tales como el número "13," o la palabra “trece” en español, utilizando el término “sureño” para identificarse, el cual abrevian a veces como “SUR”. Estos términos hacen referencia al hecho de que los miembros del MS de California son rivales de las pandillas norteñas de California. Además, los miembros de la Mara Salvatrucha mantienen una extremada rivalidad con otras Maras meridionales y muy especialmente con la conocida como pandilla de la Calle 18 o 18th Street. Otros tatuajes específicos usados por la Mara Salvatrucha, incluyen la "M" o la "MS," así como pentagramas y otros símbolos ocultos. Asimismo el lenguaje de mano más utilizado por los miembros del MS es la letra M formada usando tres dedos y señalando la mano hacia arriba o hacia los lados24. Como dato diferenciador con la pandilla de la Calle 18 los integrantes de la MS tienen 22 El FMNL estaba compuesto por campesinos salvadoreños, los cuales fueron entrenados como guerrilleros, teniendo por tanto conocimientos sobre el manejo y utilización de explosivos, así como de armas de fuego. 23 Hay una excepción en la Mara Salvatrucha. El grupo adopta en la California Norteña la denominación MS-14. El 14 se debe a que está bajo el paraguas de Nuestra Familia y ésta es norteña. 24 Este mimo de manos se le conoce como “la garra de la bestia”. Al principio la mano señalaba hacia abajo pero desde el año 2003 los “big palabra o mero mero” indicaron que no se rifara hacía abajo, circunstancia por la cual a partir de la citada fecha los integrantes del grupo realizan el mimo del modo descrito. 16
  17. 17. prohibido tatuarse la Virgen de Guadalupe por ser pertenecer ésta a la simbología que utiliza la pandilla rival, circunstancia por la que los mareros de la MS se suelen tatuar la imagen del Cristo Corazón de Jesús. Los integrantes de esta Mara usan los colores azul y blanco, tomados al parecer de los colores de la bandera de El Salvador. Tienen completamente prohibido el vestir cualquier prenda de color rojo en contraposición a su principal pandilla rival (18 th Street), por ser un color usado por ésta. Festejan el día 13 de cada mes, soliendo cometer en esa fecha algún asesinato. Sus acciones son extremadamente violentas y en algunos casos clicas de esta Mara realizan ritos satánicos con sus víctimas a las cuales descuartizan y reparten sus restos por diferentes lugares. No se les puede llamar pandilleros pues lo toman como una grave ofensa, ellos se consideran mareros25. En general, los miembros de Mara Salvatrucha no demuestran ningún miedo a la actuación de la policía, siendo muy frecuente el enfrentamiento armado con los mismos, especialmente cuando la confrontación se realiza con miembros de la base dura 26. La Mara Salvatrucha tiene unas reglas de obligado cumplimiento, imponiendo severos castigos en caso de incumplimiento, castigándose incluso con la muerte, especialmente en el caso de “pesetearse” (abandonar el grupo) o cambiarse a una pandilla rival, especialmente la Calle 18 St: • No violación o rool (pasarse la mujer). • No robar en el barrio. • Piedra y Chemo no van en el barrio. • No faltarles el respeto a líderes del barrio. • Las cosas secretas del barrio no se comentan a familiares ni a las jainas • Líderes que le roben al barrio es muerte. • No levantarle armas o fierro a un hommy. • Vato que eche rata, muerte a él y a toda la familia. • Cero pasadas para vatos para EE.UU. • Respeto entre nosotros mismos. • No dejar a un homeboy vendido en guerra. • Hommies que se salgan de la mara sin autorización, muerte. 25 El motivo de lo expuesto en el apartado anterior sobrevino como consecuencia de lo siguiente: Durante el transcurso del año 1992 se auspició, por los responsables de los Centros Penitenciarios y otras Autoridades de los Departamentos de Investigación y Prevención de Pandillas Juveniles de EE.UU, un compromiso de no agresión en los Centros Penitenciarios estadounidenses por parte de los reclusos de ambas agrupaciones, aceptando el citado compromiso los reclusos pertenecientes a la Calle 18, pero no así los integrantes de la Mara Salvatrucha, circunstancia que motivó que ambas cuadrillas se declararan una guerra a muerte, comportamiento éste que actualmente mantienen. 26 La fotografía esta tomada tras mantenerse un tiroteo entre mareros y fuerzas especiales de la policía en el transcurso de un operativo antimaras. Puede observarse como el chaleco antibalas ha sido traspasado por un proyectil, en este caso de AK-47. 17
  18. 18. Mucha gente cree de forma totalmente equivocada que los integrantes de las maras son todos de los estratos más bajos de la sociedad y generalmente de bajos estudios. Ello no es cierto ya que el grupo mantiene en su seno a algunos miembros que han cursado estudios, dándose la circunstancia de que incluso llegan a financiar a estudiantes universitarios para que en un futuro formen parte de sus cuadros de mando, circunstancia ésta que fue detectada el año 2006 en Honduras, donde la Mara Salvatrucha estaba financiando cursos de derecho en la Universidad Autónoma de San Pedro de Sula a veinte simpatizantes. Tal y como se ha apuntado, tanto la Eigtheen Street Gang o pandilla de la Calle 18, así como la Mara Salvatrucha o MS-13 se originaron en Estados Unidos, si bien una serie de factores potenciaron que ambas se implantasen posteriormente y con gran fuerza en varios países centroamericanos, especialmente EL Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua. De hecho, en la mayoría de los países centroamericanos, las pandillas juveniles de tipo tradicional, configuradas en los primeros años de la década de los años 60, estaban integradas generalmente por pequeños grupos de amigos de la misma vecindad o estudiantes que se agrupaban siguiendo una moda en el vestir y un especial gusto por la música imperante en el momento, distribuyéndose en dos bandos, los conocidos como “cholos” y los conocidos por “los rockeros”. Los cholos se identificaban con un vestuario de tipo más tradicional, vistiendo ropa muy holgada con clara preferencia a unas determinadas marcas, principalmente Nike27. Asimismo se identificaban por llevar el pelo muy corto o rapado y ser aficionados a la música de tipo playero, reguee y rap; actualmente reegueton. Los Rockeros vestían de negro, camisetas de manga larga en las cuales llevaban estampadas las estrellas de rock (de ahí deriva su nombre) o leyendas y dibujos alegóricos a su espíritu rebelde, siendo también muy populares los estampaciones de figuras satánicas; asimismo usaban pantalón jeans negro, fajas gruesas con hebilla grande, prendas de cuero, collares y sortijas con mensajes ocultistas y botas tipo militar. Los integrantes de estas pandillas solían consumir droga (en ese tiempo generalmente marihuana) y cometían pequeños delitos (robos, hurtos, agresiones físicas), manteniendo conflictos y confrontaciones con las otras pandillas rivales que solían resolver en enfrentamientos cuerpo a cuerpo sin utilización de armas. Estas pandillas de tipo tradicional duraban un lapso de tiempo predeterminado ya que solían desarticularse cuando los jóvenes se iban haciendo más mayores y se casaban, tenían un empleo, se cambiaban de lugar de residencia, etc; circunstancias que empezaron a cambiar de forma radical a a mediados y finales de la década de los 90, especialmente en El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua con la llegada de un gran número 27 La prenda “Nike” suele ser muy utilizada por la pandilla de la Calle 18. 18
  19. 19. de ciudadanos de estas nacionalidades que habían sido deportados por los Estados Unidos tras la firma de los Acuerdos de Paz en el Salvador en 1992 y de Guatemala en 199628. Algunos de estos deportados eran miembros activos de agrupaciones juveniles de carácter violento en EE.UU y al llegar a su país configuraron su propia pandilla, manteniendo generalmente la misma denominación que la anterior y con las mismas reglas de funcionamiento y actuación, empezando a ser absorbidas las pandillas tradicionales por los grupos de reciente implantación en los citados países, fundamentalmente por la pandilla de la calle 18 o 18St y la Mara Salvatrucha o MS-13; consideradas hoy en día las dos pandillas o maras de carácter trasnacional de más rápido crecimiento de las que existen en la actualidad, siendo su nivel organizativo, con reglas y principios bien definidos, el elemento que al final ha resultado ser la clave para su supervivencia y expansión. El porqué de la absorción de las pandillas de tipo tradicional por estas pandillas juveniles de carácter violento en algunos países de Centroamérica es un tema que sigue siendo objeto de profundo estudio por parte de los investigadores y analistas, especialmente en lo relativo a su rápida expansión, tanto en número de clickas como en número de integrantes; así como en la falta de previsión demostrada por las autoridades policiales de estos países en la elaboración de estrategias que posibilitaran su control y frenaran su implantación, siendo demostrable el hecho de que se dieron cuenta de la gravedad del fenómeno cuando era demasiado tarde para combatirlo. Puede afirmarse que en los países centroamericanos existía un gran desconocimiento del grave problema que representaban las pandillas de origen hispano en EE.UU, especialmente en Los Ángeles, siendo los periódicos los que empezaron a dar la primera voz de alarma entre 1993 y 1994 al publicar artículos en los que se hacía referencia a la existencia de pandillas en la California Sureña cuyos integrantes eran de nacionalidad centroamericana y que algunos de éstos tras ser detenidos por la policía estadounidense habían sido deportados a sus países de origen. Entre 1995 y 1999, este tipo de noticias fueron incrementándose progresivamente dando lugar a que se conociera y describiera mucho mejor la situación que estaba representando la implantación de los nuevos grupos de pandillas, especialmente en su interrelación con el aumento de la criminalidad que se estaba experimentando en muchas ciudades, donde el número de muertes relacionadas con las pandillas llega a ser tan alarmante que llega a alcanzar la cifra de 102 homicidios por cada 100.000 habitantes, caso de la ciudad de San Pedro Sula en Honduras. 28 Tras firmarse los acuerdos de Paz en El Salvador en 1992 y de Guatemala en 1996, con motivo del fuerte incremento de la violencia que se registraba en algunas ciudades norteamericanas, especialmente en el corredor de Los Ángeles, el Servicio de Inmigración y Naturalización estadounidense optó por detener y encarcelar a los integrantes de la Mara Salvatrucha y pandilla de la Calle 18 al considerarlos un riesgo para la seguridad pública de Estados Unidos, procediendo seguidamente a una deportación masiva de estos a sus países de origen: Honduras, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y México 19
  20. 20. Entre los años 2000 al 2002, los nuevos grupos estaban completamente afianzados y mantenían un férreo control en los barrios donde estaban establecidos, desbordando las posibilidades de la policía para combatirlos y generando en la ciudadanía una elevada percepción de inseguridad e indefensión que era alimentada por los medios de comunicación al tratar de forma extremadamente sensacionalista las acciones en que se veían involucrados los miembros de pandillas. Así pues, La inseguridad ciudadana llegó a ser el principal punto de preocupación, por encima del desempleo, circunstancia que tuvo su principal eco en las campañas políticas presidenciales de algunos de los países, especialmente en la de Honduras donde el aspirante a la Presidencia Ricardo Maduro centró su estrategia electoral en el combate a la delincuencia, dándole la victoria con el 52,2% de los votos e invistiéndoloe como sexto presidente constitucional de la República el 27 de enero de 2002. Con la llegada de Ricardo Maduro al poder de la República y como consecuencia de las políticas que emprendió en claro combate a la delincuencia mediante el “Plan de Tolerancia Cero” a las que se unió el presidente del Salvador Francisco Flores con el “ Plan Mano Dura” produjeron importantes efectos colaterales que, por la importancia que representaron en los siguientes años, especialmente en lo relativo a los cambios en el modo de comportamiento y/o mutaciones en las pandillas o Maras analizaremos detenidamente en otro capítulo del libro. Con fecha 19 de diciembre de 2003, se celebró en Belice la XXIII Cumbre de Presidentes de Centroamérica y a la finalización de la misma se nombró un Equipo Técnico Regional formado por expertos con la finalidad de que realizase un estudio que permitiera conocer el número de integrantes de pandillas o Maras; estudio que se inició el 9 de noviembre de 2003 en la ciudad de Belmopan (Belice) y que finalizó el 4 de diciembre de 2004 en la República de Panamá. El resultado de trabajo estableció que las “Maras” más importantes que operaban en Centroamérica eran La Mara Salvatrucha (MS- 13) y la pandilla Calle 18, siendo Honduras el país que mayor problemática presentó en relación al número de pandilleros: Honduras integraba 36.000 miembros activos de Maras, siendo los principales grupos la Mara Salvatrucha (MS-13), Pandilla 18 St, Mao Mao, Vatos Locos y Los Rockeros. Guatemala integraba 14.000 miembros activos de Maras, siendo los principales grupos La Mara Salvatrucha (MS-13), Pandilla 18 St, Los Cholos, Los Nicas y Los Vatos Locos. El Salvador integraba 10.500 miembros activos de Maras, siendo los principales grupos La Mara Salvatrucha (MS-13), Pandilla 18 St, Mao Mao y La Máquina. 20
  21. 21. Nicaragua integraba 4.500 miembros activos de Maras, siendo los grupos principales La Mara Salvatrucha (MS-13), Gerber Boy y Los Charly. Costa Rica integraba 2.660 miembros activos de pandillas, Los Churbis, Chapulines y Los Polacos. Panamá integraba 1.385 miembros activos de pandillas, Los Toca y Muere, Los Perros, Los Millonarios, Los West Side y Los Kila. Belice integraba 100 miembros activos de pandillas, Los Crips y Los Blood. Aunque este es el resultado del estudio aportado por el Equipo de Expertos, lo cierto es que éstos deberiamos tomarlos con la debida cautela. Si ponemos como ejemplo a Honduras, la Unidad de Prevención de Maras venía manteniendo información hasta finales de 2003 de que en territorio hondureño habían controlados un total de 26.048 integrantes activos (En anexo II se especifican detalladamente), circunstancia que no concuerda con los datos que fueron aportados por el Equipo Técnico Regional. Departamentos Número de Integrantes Hombres Mujeres Total Municipio del Distrito Central 9.518 2.647 12.165 Municipio de San Pedro de Sula 3.341 1.130 4.471 Departamento de Colón, Tocoa y 343 97 440 Saba Departamento de Comayagüa 676 210 886 Departamento de Copan 576 154 730 Departamento de Cortés 2.481 869 3.350 Departamento de Islas de la Bahía 148 51 199 Departamento de Lempira 30 15 45 Departamento de Intibucá 125 31 156 Departamento de Choluteca 786 202 988 Departamento de El Paraíso 631 157 788 Departamento de Ocotepeque 309 94 403 Departamento de Yoro 425 198 623 Departamento de Olancho 285 80 365 21
  22. 22. Departamento de La Paz 200 49 249 Departamento de Santa Bárbara 168 22 190 20.042 6.006 26.048 TOTALES Así pues hay que tener en cuenta que caso de ser exactos o por lo menos aproximados los datos aportados por los citados expertos, Honduras habría incrementado el número de miembros activos en unos 10.000 integrantes, cifra ésta difícil de asumir por lo que habría representado en relación con la inseguridad ciudadana en el citado país. Es posible que el número de miembros activos de maras sea bastante inferior al indicado, siendo preciso matizar que en muchas informaciones de la prensa escrita, incluso en algunas oficiales, aparecen datos indicando que el número de simpatizantes de pandillas (posibles futuros aspirantes a ingreso) superan en Honduras los 100.000 individuos, cifra que es totalmente inexacta ya que nadie puede saber con certeza este número; circunstancia que es igualmente aplicable al resto de los países centroamericanos. Lo cierto es que estos datos se tomaron teniendo en cuenta el número de integrantes activos de maras multiplicado por tres, que era el número que se tomó como base al presuponer que cada pandillero podía estar influenciando a tres personas de su entorno inmediato (familiar, amigo, conocido, etc), es decir, si honduras tenía sobre 30.000 miembros activos se consideraba que podrían haber entre 90.000 a 100.000 simpatizantes. Además es necesario precisar que muchas de las pandillas contabilizadas no se involucran en actos delictivos e incluso alguna de ellas han desaparecido, circunstancia que indica que los datos aportados por las fuentes policiales están fundamentados en pilares poco sustentados, requiriéndose en primer lugar que se defina una metodología, que permita contabilizar, en lo posible, el número real de miembros que integran este tipo de agrupaciones juveniles de carácter violento. CAPÍTULO II LA MUTACIÓN DE LAS PANDILLAS JUVENILES VIOLENTAS A CRIMEN ORGANIZADO Y TRASNACIONAL. FACTORES ORIGINARIOS DE LA MUTACIÓN DE LAS AGRUPACIONES JUVENILES DE CARÁCTER VIOLENTO EN HONDURAS. EXPORTACIÓN DEL FENÓMENO AL RESTO DE PAÍSES CENTROAMERICANOS, Y FRONTERA SUR DE LOS ESTADOS UNIDOS CON MÉXICO E INICIO A EUROPA. Honduras sigue siendo actualmente el principal punto de referencia para los investigadores con motivo de centrar el origen de los recientes cambios de comportamiento o mutaciones que se han venido 22
  23. 23. observando en el país en relación con este tipo de grupos que siguen manteniendo como objetivo principal su supervivencia en la sociedad a través de la comisión de delitos; cambios de comportamiento y/o mutaciones que se han trasladado al resto de países centroamericanos, México y Estados Unidos. Estos cambios de comportamiento han sido seguidos con sumo interés por las Unidades Especializadas en Maras y Pandillas de todos los países centroamericanos; así como por México y los Estados Unidos, si bien hasta la fecha ningún investigador, tanto del ámbito policial como del civil, ha venido a explicar o cuanto menos a formular una hipótesis que pueda clarificar el origen de las mutaciones observadas en estos tipos de agrupaciones juveniles, factor de extrema importancia si se analiza con detalle lo que ha supuesto y pueden suponer a futuro estos cambios, no sólo de comportamiento y expansión sino ante todo su variación organizativa a una jerarquía de tipo piramidal, circunstancia ésta que va a incidir, muy posiblemente, en un mayor acercamiento y colaboración con el crimen organizado, especialmente el relacionado con el narcotráfico, la extorsión y el tráfico de seres humanos y que puede globalizarse con las más que probables variaciones de flujos migratorios. Para comprender como se produjo el fenómeno es preciso retrotraernos a la campaña electoral realizada por el ex-presidente de la República de Honduras, Ricardo Maduro Joest durante las elecciones del año 2002. Como es sabido, el Lic. Maduro centró la estrategia de su campaña en el aspecto económico: reducción de la pobreza, desempleo, mejoras sociales, etc. No obstante lo anterior y sabiendo que las encuestas de opinión indicaban que la inseguridad era el tema que más preocupaba a la ciudadanía conformó el principal eje de la campaña en el famoso “Plan de Tolerancia Cero “a la delincuencia, estrategias éstas que le dieron la victoria con el 52,2% de los votos y le invistieron como sexto presidente constitucional de la república de Honduras el 27 de enero de 2002. Cuando Ricardo Maduro se hizo cargo del Gobierno, la predisposición del nuevo presidente para cumplir su promesa electoral de combate activo a la delincuencia no se hizo esperar (conviene recordar la extrema sensibilidad que le debió presuponer el hecho del asesinato por unos secuestradores de su hijo Ricardo Ernesto el 23 de abril de 1997 en San Pedro Sula ) y la declaración que hizo en el acto de su toma de posesión en el estadio Nacional "Tiburcio Carías Andino" de Tegucigalpa con la presencia de representantes de 72 naciones y organismos internacionales “El mandato del pueblo ha sido más que claro. He sido electo para luchar primordialmente contra la inseguridad, a luchar contra el asesinato, contra el secuestro y el robo; para luchar frontalmente y sin descanso, para derrotar al delincuente que hoy se siente impune. Pueden estar seguros que lo lograremos. Así pues, escasos días después de su toma de posesión el Presidente potenció desde su equipo de gobierno una serie de estrategias de claro combate a la delincuencia y que principalmente se centraron en: 23
  24. 24. • Desarrollo de una campaña de imagen publicitaria mediante la “utilización” de los medios de comunicación (radio, prensa, televisión), todo ello con la finalidad de conseguir una variación en la percepción que tenía la ciudadanía en relación con la inseguridad ciudadana. Con ello además de perseguir el objetivo de granjearse el apoyo de la opinión pública en las medidas que complementariamente tenía pensado adoptar, pretendía conseguir que el inversor extranjero se viera atraído al percibir una mayor seguridad. Siendo frecuente durante todo el mandato una persistente imagen del Mndatario y del Ministro de Seguridad participando en operativos policiales en zonas de alta marginalidad. • Mayor presencia de miembros del ejército y la policía en las calles de las ciudades principales: Tegucigalpa y San Pedro Sula, especialmente en los bulevares en donde se ubicaban los centros de negocios más importantes, estableciendo grandes grandes operativos en colonias marginales con detención masiva de integrantes de pandillas o maras 29. • Modificación del art. 332 del Código Procesal Penal (Ley Antimaras ). Para contrarrestar la fuerte implantación de las Maras en el país y su incidencia en la seguridad ciudadana y con el objeto de de facilitar las acciones de la policía en relación con la detención de pandilleros o mareros. 30 el Gobierno de Honduras promulgó el 24 de julio de 2003 la conocida “Ley de Maras “, modificando el artículo 232 del Código Penal, acrecentando las sanciones para los integrantes de Maras con penas desde ocho a diez años de cárcel y multas de 570 a 11.500 $ a los líderes de los citados grupos, y hasta con un tercio de las penas a los restantes miembros Esta modificación entró en vigor en agosto de 2003 y preceptuaba lo siguiente “Se sancionara con la pena de veinte a treinta años de reclusión y multa de cien mil a tres cientos mil lempiras a los jefes o cabecillas de maras, pandillas o demás grupos que se asocien con el propósito permanente de ejecutar cualquier acto constitutivo de delito”. 31 29 Según expertos participantes en la inauguración del diplomado en “Violencia y Seguridad“, a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Honduras registraba la tasa más alta en el Mundo derivada de la violencia de las Pandillas juveniles con más de 3.000 muertes por armas de fuego en el 2.004, y según declaraciones del doctor Mauricio Gaborit29, director de Postgrado de la Universidad Centroamericana “José Simón Cañas“ (UCA) de El Salvador, Honduras con un porcentaje de homicidios de 45.7 % por cada 100.000 habitantes, se situaba como el país más violento del planeta, por encima de Colombia, El Salvador y Guatemala. 30 Por el hecho de llevar en el cuerpo tatuajes alusivos a una mara o pandilla la policía procedía a la detención por asociación ilícita, a pesar de que para realizar legalmente la detención por asociación ilícita era preciso que se cumplieran las siguientes premisas: Comprobar la existencia de un grupo o asociación, que dicha asociación tuviera carácter permanente y no se tratase de una simple reunión de delincuentes, que el grupo fuera de naturaleza criminal y que pudiera demostrarse fehacientemente la vinculación del imputado con dicha asociación ilícita. 31 La aplicación de la reforma legal "cero tolerancia" a la existencia de Maras en Honduras tuvo lugar el 18 de agosto de 2003. En el citado día centenares de policías y 24
  25. 25. • Adopción de una política activa con los restantes países centroamericanos para emprender una acción concertada para hacer frente a las pandillas callejeras o maras: DECLARACIÓN DE BELICE, 19 de diciembre de 2003. Con fecha 19 de diciembre de 2003, se celebra en Belice la XXIII cumbre centroamericana, participando en la misma los presidentes Francisco Flores (El Salvador), Enrique Bolaños (Nicaragua), Abel Pacheco (Costa Rica) e Hipólito Mejía (República Dominicana), pero estuvieron ausentes Alfonso Portillo (Guatemala), Mireya Moscoso (Panamá) y Ricardo Maduro (Honduras), que enviaron a sus vicepresidentes o cancilleres. Finalizada la cumbre los participantes hacen una declaración conjunta (Declaración de Belice) en que manifiestan su intención de volver a reunirse en febrero de 2004 para analizar los avances en el tema de limitación de armamentos y otros asuntos relativos a la integración centroamericana; así como para emprender una acción concertada para hacer frente a las pandillas callejeras o maras integradas, según las fuentes policiales, por unos 70.000 miembros activos de pandillas o maras. Aunque Guatemala y Costa Rica son los únicos países de Centroamérica que no han promulgado una ley antimaras, la Policía ha desarrollado programas para controlar y contrarrestar a esos grupos, disponiendo Honduras de mecanismos legales desde 2003 para intentar controlar a estas pandillas y El Salvador desde el año 2004. En esta cumbre y en relación con el tema de maras y pandillas lo más significativo va a ser lo siguiente: • El Salvador y Honduras acuerdan emprender una lucha conjunta contra las pandillas juveniles y manifiestan su interés para que los demás países de la zona se sumen a ese esfuerzo. • El presidente de El Salvador, Francisco Flores, y el vicepresidente de Honduras, Vicente Williams, firman una declaración en la que se comprometen a establecer mecanismos de cooperación en materia penal y policial para facilitar en cada Estado 'la supresión de las `maras' (pandillas) y asociaciones similares''. Para ese fin, instruyen a las autoridades competentes en ambos países para preparar dentro de los 60 días siguientes instrumentos bilaterales para establecer o implementar órdenes de detención recíprocas''. miembros del Ejército de Honduras, supervisados por el Presidente de la República D. Ricardo Maduro y coordinados por el Ministro de Seguridad D. Oscar Álvarez, procedieron al despliegue de un operativo en el suroeste de Tegucigalpa, en una región conocida como Flor del Campo, deteniéndose a unos 100 jóvenes integrantes de las Maras 18 y MS (Salvatrucha) de los cuales 28 eran líderes de clicas. Este tipo de operativos se han venido manteniendo hasta el día de la fecha, habiéndose detenido más de 3.000 jóvenes supuestamente integrantes de Maras31. 25
  26. 26. CUMBRE DE MINISTROS DE PAISES CENTROAMERICANOS, 30 de junio de 2004 El 30 de junio de 2004 se celebra en Guatemala un encuentro de los ministros de Relaciones Exteriores de Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Belice y República Dominicana con el fin de someter a revisión el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) y la Corte Centroamericana de Justicia (CCAJ). En esta cumbre el tema de seguridad es predominante en la agenda, hablándose de una Centroamérica segura. “Vamos a tener una presentación de la Supermano Dura, a toda Centroamérica, y básicamente del control a las pandillas o maras, que incluye no sólo la parte punitiva en la que estamos trabajando, en la reforma de tres cuerpos legales, sino también, la parte de rehabilitación, la parte de prevención de la violencia de las maras. “ Además de repasar temas ya habituales como acciones contra el terrorismo, el trasiego ilegal de narcóticos y el tráfico de personas, los cancilleres examinan la situación de los centroamericanos indocumentados en Estados Unidos, así como políticas para combatir la delincuencia común y organizada, presentando El Salvador un plan para arreciar la represión contra las pandillas juveniles o “ maras “. CUMBRE DE PAISES CENTROAMERICANOS Y MÉXICO, 20 de noviembre de 2004 Los presidentes de México, Fox; El Salvador, Elías Antonio Saca; Costa Rica, Abel Pacheco; de Honduras, Ricardo Maduro; de Guatemala, Oscar Berger, y de Panamá, Martín Torrijos, celebran en Tuxtla Gutiérrez, estado de Chiapas, una cumbre para tratar entre otros asuntos la evolución del Plan Puebla Panamá (PPP) y cuestiones de seguridad en la región, entre ellos el combate a las violentas pandillas juveniles conocidas como "maras". CUMBRE DE PAISES CENTROAMERICANOS Y MÉXICO, 15 de diciembre de 2004 Los presidentes de México, América Central y República Dominicana se reúnen en San Salvador para pasar revista al Plan Puebla Panamá (PPP), la migración y la seguridad regional, y eventualmente al tema de la secretaría general de la OEA, participando en la cumbre los presidentes Oscar Berger (Guatemala), Elías Antonio Saca (El Salvador), Ricardo Maduro (Honduras), Enrique Bolaños (Nicaragua) y Abel Pacheco (Costa Rica). Asimismo están presentes el primer vicepresidente de Panamá, Samuel Lewis, y los cancilleres de Belice, Godfrey Smith, y de República Dominicana, Carlos Morales. En esta cumbre los mandatarios pasan revista al Plan Puebla Panamá, a temas migratorios y de seguridad, generados por el flujo de centenares de centroamericanos que pasan legal e ilegalmente por México en ruta hacia Estados Unidos, discutiendo una reforma a los órganos de integración centroamericana, particularmente al Parlamento 26
  27. 27. Centroamericano (Parlacen) y la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), así como el combate a las pandillas de delincuentes juveniles o "maras". PRIMERA CUMBRE ANTIMARAS, 01 de abril de 2005. La dimensión otorgada por los gobiernos centroamericanas al fenómeno de las pandillas motivó a Berger, Maduro y Saca, a convocar para el primero de abril en Tegucigalpa la primera "Cumbre anti-maras". "Las pandillas están relacionadas al crimen organizado... y no me extrañaría, y no puedo descartar, que estén relacionadas al terrorismo internacional", dijo el presidente Saca para justificar la cumbre de Tegucigalpa. "El problema de las 'maras' (pandillas) se nos ha convertido en un problema regional que requiere de soluciones regionales", asegura el mandatario salvadoreño. Por su parte, Berger comparte la posición de Saca y aboga por la presencia de representantes del gobierno de George W. Bush en la reunión que va a celebrarse a primeros de abril, para analizar entre otras cosas las deportaciones de mareros. Berger dice que los pandilleros son utilizados por el narcotráfico y que son "altos consumidores de droga y para ello asaltan, descuartizan. Son un peligro latente". Saca remata con un "no se trata de niños bien portados (los mareros que son deportados), no son muchachos que rezan el rosario. Son verdaderos criminales". Sin embargo, el comisionado de Derechos Humanos de Honduras, Ramón Custodio, manifesta en relación con la cumbre que la política de represión y el supuesto vínculo de grupos terroristas con las pandillas juveniles es una estrategia porque los gobernantes sabían que con ese discurso vendían bien su imagen a la embajada americana (Estados Unidos). Según Custodio, los gobiernos centroamericanos buscaban llamar la atención de Washington para obtener financiación para los cuerpos policiales. En esta cumbre y en relación con el tema de maras y pandillas lo más significativo fue lo siguiente: Los mandatarios se comprometieron en una declaración conjunta a "intensificar la cooperación entre los gobiernos para la ejecución de la Estrategia Regional en materia de prevención social de violencia, rehabilitación y reinserción de jóvenes en situación de riesgo, en el marco del Plan Centroamérica Segura". En el encuentro se analizó estrategias conjuntas para el combate a las pandillas, especialmente las denominadas Mara Salvatrucha (MS) y Mara 18 (M-18), que sembraban el terror sobre todo en Honduras, El Salvador y Guatemala y su posible conexión con el terrorismo internacional. En su declaración, los gobernantes centroamericanos renovaron su "compromiso de defender a la ciudadanía y el Estado de derecho de manera urgente e integral, contra la grave amenaza de los grupos conocidos como maras, pandillas o gangas, siempre con estricto apego al ordenamiento jurídico 27
  28. 28. interno" y acordaron "invitar" a los gobiernos de Estados Unidos, México y a la presidencia de la Comunidad del Caribe (Caricom) para participar en la próxima cumbre extraordinaria a celebrarse en Roatán (Islas de la Bahía, Honduras), los días 28 y 29 de abril, para intercambiar experiencias y cooperación sobre la temática de los jóvenes en situación de riesgo o en conflicto con la ley". Un día antes de la cumbre, representantes de Las fuerzas armadas de Centroamérica se reunieron en Tegucigalpa y evaluaron la situación de las maras, amenazas terroristas y crimen organizado con la intención de elaborar proyectos conjuntos. En esta reunión el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Honduras Romeo Vásquez, declaró que el tema es considerado como una amenaza" por los ejércitos, pero de momento no tienen una operación conjunta que se enfoque estrictamente al mismo, aunque en Guatemala y Honduras se hace trabajo de inteligencia para analizar el avance de esos grupos. Dijo que en la reunión estaban representados Guatemala, El Salvador y Nicaragua para preparar la agenda que al Consejo Superior de las Fuerzas Armadas de Centroamérica que tendrá su primera reunión anual el 27 de abril. El general hondureño expuso que entre los asuntos que son analizados en el ámbito de inteligencia, sin que hasta el momento se puedan descartar están los vínculos que podrían tener las maras con grupos terroristas como Al-Qaeda o con el narcotráfico internacional. "De momento están siendo analizadas esas informaciones... no podemos ni corroborarlas ni descartarlas, pues sí han salido al ambiente, pero están en investigación de inteligencia”. Diputados mexicanos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados advirtieron que la frontera sur era vulnerable para el ingreso de los indocumentados que pretendían llegar a Estados Unidos. El diputado federal Roberto Pedraza Martínez expuso que imperaba la corrupción en las policías municipales, estatales y autoridades migratorias, por lo que los 700 kilómetros de la frontera entre México y Guatemala "son tierra de nadie en materia de traficantes y polleros". El integrante de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios, dijo que de acuerdo con cifras oficiales, los ilegales que utilizaban a México para llegar a Estados Unidos pagaban entre dos mil y 12 mil dólares por el cruce a "polleros" o traficantes, así como a autoridades de distintos niveles: "en el presente año se estima que cruzarán por la frontera sur más de un millón de ilegales procedentes tanto de Centro y Sudamérica, así como de naciones árabes, asiáticas y Africanas. Todo ello de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Migración". Aseguró que eran insuficientes los elementos de la Agencia Estatal de Investigación y los 280 agentes migratorios del Gobierno Federal para cubrir los cruces las 24 horas del día, comentando que anualmente 200 mil ilegales eran detenidos en Chiapas y deportados por las autoridades migratorias a sus países de origen. Pedraza Martínez dijo que el fenómeno de los Mara Salvatruchas y la presunta presencia de terroristas habían provocado un alto nivel de maltrato y hostigamiento contra cualquier emigrante de origen centroamericano. Asimismo acordaron "invitar" a los gobiernos de Estados Unidos, México y a la presidencia de la Comunidad del Caribe (Caricom) para participar en la próxima cumbre extraordinaria a celebrarse en Roatán (Islas de la Bahía, Honduras), los días 28 y 29 de abril de 2005, para intercambiar experiencias y 28
  29. 29. cooperación sobre la temática de los jóvenes en situación de riesgo o en conflicto con la ley. El Presidente D. Ricardo Maduro explicó en rueda de prensa posterior que los gobiernos centroamericanos pretendían que Estados Unidos y México dieran informes a los centroamericanos sobre las fichas delictivas de jóvenes pandilleros que eran deportados para poder ser vigilados al llegar a sus países. SEGUNDA CUMBRE ANTIMARAS, 29 y 30 de junio de 2005. Con fecha 25 de junio de 2005 y como preparación de la cumbre centroamericana a celebrar en Tegucigalpa el día 29 y 30 de junio de 2005, se realizó en San Pedro de Sula (Honduras) una reunión de cancilleres, en la que participó el mexicano Luis Ernesto Derbez, iniciando la preparación de un trabajo en relación con el combate a las pandillas juveniles o maras, cuyas actividades delictivas afectaban a los países de Centroamérica. El Presidente hondureño, Ricardo Maduro, había convocado a sus homólogos centroamericanos a una cumbre a celebrar el 29 y 30 junio de 2005 en Tegucigalpa para definir estrategias conjuntas para combatir las pandillas juveniles o “ maras “. A la cita invitó a representantes de México y Estados Unidos para que estos intercambiaran información con los gobernantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Según fuentes oficiales, los mandatarios de la región mantenían la intención de solicitar a Estados Unidos que cesaran las deportaciones de pandilleros que son condenados en ese país. A este respecto cabe citar que el presidente guatemalteco, Oscar Berger, expuso en varias declaraciones en su país que no consideraba "justo que paisanos que delinquen en Estados Unidos" sean repatriados cuando fue en territorio estadounidense donde "aprendieron" a violar la ley y "se organizaron". Añadió que lo que necesitaban los gobiernos de Centroamérica era que Estados Unidos les ayudase a "reinsertarlos, rehabilitarlos", pero que estas personas " no vengan a sumarse a los problemas de seguridad que ya tienen en el área". Maduro era el presidente del Sistema de Integración Centroamericana (SICA32), fundado en 1991 para fortalecer la unidad política, económica y social de la zona. Entre los días 29 y 30 de junio de 2005, se celebra en Tegucigalpa la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno dentro del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxla – Gutierrez, conocida también como “II Cumbre Antimaras“ con motivo de que la parte central de la agenda se circunscribió a temas de seguridad relacionados con el narcotráfico, tráfico de armas y las pandillas juveniles o maras. En la citada cumbre participan los presidentes de Costa Rica (Abel Pacheco), El Salvador (Elias Antonio Saca), Guatemala (Oscar Berger), Honduras (Ricardo Maduro), Nicaragua (Enrique Bolaños), México (Vicente Fox) y Colombia (Alvaro Uribe), así como el primer ministro de Belice, Said 32 El SICA lo forman Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Como observadores participan República Dominicana, México, España y Taiwan. 29
  30. 30. Musa. En representación de Panamá participa el vicecanciller Ricardo Durán y por República Dominicana el canciller Carlos Morales Troncoso. En esta cumbre y en relación con el tema de maras y pandillas lo más significativo es lo siguiente: • Potenciación de los temas de seguridad regional, siendo de resaltar el alto interés demostrado por los presidentes de los países intervinientes que con su presencia y declaraciones posteriores dan una clara muestra del problema que, en lo referente a la seguridad, representa la delincuencia de las pandillas juveniles o maras. • ”Los centroamericanos tenemos de alguna manera un tipo de terrorismo con las pandillas y creo que definitivamente la presencia de Uribe y Fox reafirma el interés por el tema”, dijo el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca. • Proyecto de realización de un pasaporte único centroamericano. • Proyecto de realización de una orden de detención centroamericana. Dejando a un lado los aciertos o desaciertos que pudieron suponer la adopción de estas estrategias, lo cierto es que se produjo un gran incremento de la población reclusa con motivo de las detenciones masivas de pandilleros o mareros, con la problemática añadida de que los centros penitenciarios del país se encontraban sobredimensionados y en situación extremadamente precaria, dándose la circunstancia de que muchos de los presos recientemente recluidos eran pandilleros o mareros veteranos o miembros de la base dura, algunos de ellos líderes de clicas. Para apreciar en toda su magnitud el problema que representó y actualmente representa el sobredimensionamiento de presos en los centros penitenciarios del país, llegándose a extremos de que la población reclusa, en algunos de ellos, llegaba a unos niveles de hacinamiento insostenibles, como era el caso de Olanchito (257%), El Progreso (224%), La Ceiba (216%) Juticalpa (210%), y Trujillo (203%).33 Este hacinamiento, unido a las precarias condiciones en que se encontraban las instalaciones (pésimo acondicionamiento, instalación eléctrica deficiente, suciedad manifiesta, ect), violan la dignidad del recluso como ser humano y no favorecían como es obvio las condiciones que debían existir para que se incentivara la rehabilitación y reinserción de los reclusos, que al fin y al cabo debía ser la finalidad y el objetivo del internamiento; es más, influyeron en una mayor inseguridad en el interior de las penitenciarias potenciando graves conflictos que con lamentable frecuencia se tradujeron en muertes. Lo anterior dio lugar a una serie de efectos colaterales que en principio da la impresión que no fueron suficientemente analizados por el Gobierno 33 A fecha 1 de mayo de 2006, los presidios hondureños con una capacidad global de 8280 internos recluyen 11.562 presos, es decir, 3.282 más de lo que las instalaciones aconsejan. 30
  31. 31. hondureño y que como se fundamenta en los párrafos posteriores dio lugar a cambios de comportamiento y mutación de las pandillas o maras en Honduras; cambios y mutaciones que de forma paralela se fueron trasladando a El Salvador, Guatemala y Nicaragua y que sobrevino como consecuencia de lo siguiente: Al realizar detenciones masivas de pandilleros o mareros muchos de ellos eran jefes de clica o miembros de la base dura, motivando que al haber muchos jefes de clica en el mismo centro penitenciario decidieran elegir a un solo jefe entre todos ellos, circunstancia que originó la transformación de la estructura de clicas en serie en una estructura piramidal y posibilitó un mayor acercamiento con el crimen organizado, especialmente con el narcotráfico a través del contacto con reos comunes o “paisas” vinculados con el mismo y que prestaban condena en la misma prisión. Ello es el motivo de que, actualmente, en El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras todas las decisiones de las pandillas o maras se realicen a través de determinados “pintones” o centros penitenciarios. Por ejemplo, en Honduras se realiza a través de Támara (se le conoce como El Tamarindo), San Pedro Sula, Choluteca, Comayagua y El Porvenir (La Ceiba). Lo anterior fue lo que motivó la vuelta a la adopción del “pacto sur” entre la Mara Salvatrucha y la pandilla de la calle 18 (éste ya se había realizado en EE.UU por los dos grupos mediante el concierto de la Mexican Mafia en años anteriores) ; es decir un pacto de no agresión en el interior del Centro Penitenciario (no de unión); formalizándose entre ambas y el módulo de los paisas o reos comunes la creación de una nueva figura “ los conciliadores” – tres por cada uno – intocables dentro del penal y que serían los encargados de transmitir las güilas entre los mismos, así como conciliar en cualquier tipo de desavenencias. Estos conciliadores se les conoce por vestir camisa o camiseta en la que llevan pintados tres botones. También se les conoce como “integrantes de consejo“. Además de estas medidas, las Maras adoptaron otras estrategias para defenderse, entre ellas las siguientes: No tatuar a los pandilleros recién reclutados. Utilización de nuevas formas de comunicación interna. Dejar de reclutar a mujeres. Por falta de confianza o por considerarlas vulnerables para dar información. Cambiar su indumentaria. Estrechar lazos con el crimen organizado, especialmente con los cárteles del narcotráfico para obtener financiamiento y logística para delinquir, a cambio de proteger la distribución y venta de droga en sus zonas de influencia. Cambiarse los apodos para despistar a la policía. 31
  32. 32. Afiliarse a fundaciones de rehabilitación u ONG’s a fin de despistar a la policía. Fingir ser expandillero (peseta) cuando ingresa en Centros Penitenciarios34. Establecer cuotas o impuestos a los conductores del transporte público, con el fin de obtener dinero y enviarlo a los compañeros que se encuentran detenidos en los penales. Adoptar la filosofía del SUR (Un pacto de no agresión en los centros penitenciarios). Redistribución de las zonas de distribución y venta de droga. Restructurar las clicas. Incorporación de pandilleros o mareros a bandas del crimen organizado tanto nacional como internacional, especialmente las relacionadas con el narcotráfico colombiano y mejicano. Financiamiento a miembros buscados por la policía para desplazarse a otro país, fundamentalmente a EE.UU. Mutar a nuevas formas de modus operandi. • Tráfico de indocumentados, especialmente en la frontera sur de EE.UU con Méjico. • Extorsión. A consecuencia del delito de extorsiones se han derivado una serie de homicidios cuyas victimas están siendo conductores y cobradores del transporte colectivo, ya que al negarse a entregar la renta impuesta son asesinados, utilizando para ello arma de fuego. Este tipo de hechos han venido en aumento desde el mes de Junio de 2004. • El Sicariato. (se incorporan a cárteles de la droga, principalmente al de Sinaloa) • Apoyo a organizaciones políticas. (esto último fue aportado por expertos en maras de la policía salvadoreña en la II Convención Antipandillas realizada en abril de 2006 en El Salvador). Además de estas estrategias, los mareros o pandilleros sabedores de que Organizaciones pro Derechos Humanos y la Iglesia Católica han mostrado 34 Lo hacen para infiltrarse entre “ La Paisada “ (dentro de los reos comunes) dicha situación es conocida como “pase” o “abierto”, sin embargo sigue siendo un miembro activo. 32

×