EL PAPEL DE LA AGROSILVICULTURA EN LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN                               DEL CAMBIO CLIMÁTICOTHE ROLE O...
adaptation and mitigation.Keywords: carbon, diversification, Latin America, microenvironment, organic matter              ...
•   Cambios en el uso de la tierra hacia otras actividades productivas   •   Mejora en los sistemas de agua de riego   •  ...
eficiencia económica de los SAF examinando los beneficios netos a lo largo de gradientesregionales de temperaturas y humed...
depende del sitio, tipo de SAF, especies involucradas, edad y manejo (Montagnini and Nair,2004; Verchot et al., 2007). Par...
En estimaciones de C en SAF con cultivos perennes, Koskela et al. (2000),mostraron que el C almacenado en biomasa vegetal ...
también contribuyen a la absorción de CO2 (GAMMA, 2010).       Los SSP basados en animales rumiantes son fuentes de GEI, y...
Cuadro 1. Porcentaje de C total del suelo a los 30 cm de profundidad, en SAF de café y en café bajosol según especie de ár...
tierra que neutralicen emisiones de GEI y que contribuyan a mantener las formas de vida.           Tendencias actuales a n...
Montagnini, F., Eibl, B., Barth, S. R. 2011. Organic yerba mate: an environmentally, socially and financially suitable    ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Montagnini saf ycambio climatico jornadas forestales y ambientales eldorado misiones 2012

740 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Montagnini saf ycambio climatico jornadas forestales y ambientales eldorado misiones 2012

  1. 1. EL PAPEL DE LA AGROSILVICULTURA EN LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICOTHE ROLE OF AGROFORESTRY SYSTEMS IN ADAPTATION AND MITIGATION OF CLIMATE CHANGE Montagnini, F.Professor in the Practice of Tropical Forestry, Yale University School of Forestry andEnvironmental Studies, 360 Prospect St., New Haven, CT 06511, USA, Email:florencia.montagnini@yale.edu RESUMEN La agrosilvicultura o sistemas agroforestales (SAF) y sistemas silvopastoriles (SSP)tienen potencial para adaptación y mitigación (AyM) del cambio climático (CC), porque losárboles mejoran el microclima, promueven diversificación, y acumulan carbono en biomasaaérea y partes subterráneas. Mundialmente existen aproximadamente 1000 millones dehectáreas de SAF, con 200-357 millones en América Latina. Los SAF con cultivos perennesacumulan más carbono que los SAF con anuales. Los SSP bien manejados pueden compensarla emisión de gases de efecto invernadero de la ganadería. La captura de C por SAF enbiomasa aérea es 0,29-15,21 Mg de C ha-1 año-1, y para SSP, 1,1-6,55 Mg de C ha-1año-1,dependiendo del sitio, diseño, especies, edad y manejo. La acumulación de C en suelos enSAF es 30-300 Mg C ha-1, con 130-173 Mg ha-1 para SSP. Tendencias actuales de laagricultura, desarrollo y ambientales promueven SAF como herramienta para AyM del CC.Palabras clave: América Latina, carbono, diversificación, materia orgánica, microclima ABSTRACT Agroforestry systems (AFS) and silvopastoral systems (SPS) have potential foradaptation and mitigation (A&M) of climate change (CC), because the trees ameliorate themicroenvironment, promote diversification, and accumulate carbon in aboveground biomassand belowground components. AFS are practiced in approximately 1000 million hectaresworldwide, with about 200-357 million hectares in Latin America. C accumulation is larger inAFS with perennial than in AFS with annual crops. Well managed SPS can decrease theimpacts of cattle production systems as sources of greenhouse gases. C capture potential byAFS aboveground components is about 0.29-15.21 Mg C ha-1year-1, and for SPS, 1.1-6.55Mg C ha-1 year-1, depending on site, design, species, age and management. C accumulation insoils is in AFS is 30-300 Mg C ha-1, and 130-173 Mg ha-1 for SPS. Current trends inagriculture, development and environmental sectors promote AFS as tools for climate change
  2. 2. adaptation and mitigation.Keywords: carbon, diversification, Latin America, microenvironment, organic matter INTRODUCCIÓN Los impactos del cambio climático (CC) sobre la agricultura han sido documentadosampliamente. La capacidad de adaptación de los cultivos se espera disminuya en 2050 segúnmodelos de aumento de temperatura con el CC. Por ej., para cultivos de importanciacomercial como el café existen mapas donde se observa el cambio en las regiones aptas paracultivo a medida que cambian las condiciones del clima de cada región (Pinto et al., 2002).Ante esta situación es necesario desarrollar estrategias de adaptación y mitigación (AyM) queal mismo tiempo mantengan o incrementen la productividad y la sostenibilidad. En estesentido se abren numerosas oportunidades con los sistemas agroforestales (SAF), lacombinación de cultivos y/o animales con especies arbóreas o arbustivas en el mismo terrenoen diseños espaciales o temporales (Montagnini et al.,1992). Mundialmente existenaproximadamente 1000 millones de hectáreas de SAF (Nair et al., 2010, 2011). Los SAF seencuentran ampliamente difundidos en América Latina, con un total de 200-357 millones deha incluyendo 14-26 millones en América Central y 88-315 en América del Sur, siendo losmás prominentes los sistemas silvopastoriles comerciales y los de cultivos perennes bajosombra con especies como café y cacao (Somarriba et al., 2012). El presente artículo es una revisión del potencial de los SAF para la AyM del CC conénfasis en América Latina. Se presenta evidencia de adaptación al CC en SAF con cultivosperennes tales como el café y factores que influyen sobre el uso de SAF para AyM. Semuestran datos sobre la mitigación del CC con toma de C en diferentes tipos de SAF (SAFcon cultivos anuales y perennes y sistemas silvopastoriles (SSP) en biomasa aérea y en suelos.Finalmente se discute cómo pueden los SAF ser una herramienta efectiva para AyM del CC.Papel de la agrosilvicultura en la adaptación al CC Análisis a nivel de finca han demostrado que reducciones en los impactos adversosdel cambio climático son posibles cuando las estrategias de adaptación se aplican plenamente(Mendelsohn and Dinar, 1999), incluyendo: • Cambio de cultivos hacia otros mejor adaptados • Ajuste de las temporadas de cosecha • Control de plagas y enfermedades cuya incidencia o gravedad es influida por el CC • Traslado de cultivos a elevaciones más altas
  3. 3. • Cambios en el uso de la tierra hacia otras actividades productivas • Mejora en los sistemas de agua de riego • Desarrollo del mercado de especies de cultivos nuevos • Implementación y manejo de SAF adecuados al CC La diversificación económica es una estrategia para manejar el riesgo climático y elde los mercados, al disminuir la dependencia de los ingresos provenientes de la agricultura.Los SAF tienden a lograr mayor diversificación tanto a nivel de sistema de producción, comode finca y del paisaje. A nivel del cultivo el diseño adecuado de SAF puede contribuir a la adaptación al CC.Por ej. estudios en SAF de café para hacer frente al CC en México destacan que el CCaumenta la frecuencia y severidad de eventos climáticos extremos: sequías, inundaciones,heladas y olas de calor que afectan a la producción (Pinto et al., 2002). En los SAF de cafélas fluctuaciones de temperatura, humedad y radiación solar disminuyen al aumentar ladensidad de la sombra, indicando que los árboles de sombra protegen a las plantas de café dela variabilidad del clima. La reducción de las fluctuaciones en la temperatura ayuda a que elcafé permanezca a la temperatura óptima. La reducción de la humedad durante el día permitemenor pérdida de agua por evapotranspiración (Afanador Ardila, 2008). Asimismo, el cafébajo sombra en SAF logra un producto de mejor calidad (Muschler, 2001). Los árboles de sombra también brindan protección contra radiación solar excesiva,vientos fuertes y lluvias torrenciales. En la yerba mate, Ilex paraguariensis, cultivada en NEde Argentina, S de Brasil y Paraguay tanto en plantaciones abiertas como en SAF, los árbolesacompañantes cumplen esta función protectora además de mejorar la fertilidad del suelosegún las especies (Montagnini et al., 2011) (Imagen 1). Asimismo, la disminución de la temperatura del aire bajo el dosel arbóreo es una delas ventajas principales de los sistemas silvopastoriles (SSP). Los SSP generan un microclimaque puede mitigar los efectos desfavorables de los fenómenos climáticos como ENSO (ElNiño), con disminución de 2 a 3ºC en temperatura anual promedio, 10 a 20% mayorpromedio anual de humedad relativa, y menor evapotranspiración (Murgueitio et al., 2011). Por otro lado deben considerarse posibles desventajas del uso de SAF, tales comocompetencia por agua y nutrientes entre los diferentes componentes (especialmente durantelas sequías, y en suelos pobres); mayor incidencia de ciertas plagas, ej.enfermedadesfungosas en café, cacao; necesidad de mano de obra (para la poda y otras tareas);adoptabilidad (influida por tradiciones de los agricultores y otros factores). Para lograr unbalance adecuado entre ventajas y desventajas es recomendable realizar análisis de la
  4. 4. eficiencia económica de los SAF examinando los beneficios netos a lo largo de gradientesregionales de temperaturas y humedad, para lograr un punto de vista acertado sobre lasregiones donde los SAF son una opción eficiente como estrategia de adaptabilidad al CC(Afanador Ardila, 2008). Imagen 1. SAF de yerba mate (Ilex paraguariensis) con árboles y cultivos en Misiones, Argentina. La yerba mate se encuentra mejor protegida en SAF del exceso de radiación solar, y de los vientos y lluvias fuertes que en monocultivo. El Timbó (Enterolobium contortisiliquum), árbol nativo de Misiones, fija N y favorece el crecimiento de yerba mate y otros cultivos. El agricultor obtiene varios productos de su terreno diversificando el ingreso y disminuyendo riesgos. Foto: F. Montagnini. Image 1. AFS of yerba mate (Ilex paraguariensis) with trees and crops in Misiones, Argentina. Yerba mate is best protected in AFS from excess insolation, and from wind and strong rains than in monoculture. Timbó (Enterolobium contortisiliquum), native from Misiones, fixes N and favors the growth of yerba mate and crops. The farmer obtains several products from his land which diversifies income and decreases risks. Photo: F. Montagnini. 
Los SAF y la mitigación del cambio climático Los SAF tienen un papel importante en la mitigación del CC al disminuir la presiónsobre los bosques, los cuales son el mayor reservorio de C, además de contribuir a la toma deC en el componente arbóreo, cultivos y suelos (Montagnini and Nair, 2004). Los SAF puedenser un instrumento importante para los programas que financian sistemas de uso de la tierraque eviten la deforestación, tales como REDD+, con la ventaja de que además tienenfunciones en AyM del CC, y sus beneficios económicos, sociales y ambientales. Existe mucha variabilidad en el potencial para la toma de C entre las diferentesespecies utilizadas en SAF, sea árboles, arbustos, o cultivos, unido a la variabilidad esperadaentre regiones, sumado a las diferentes prácticas de manejo que también pueden afectar estastasas. Variaciones en las condiciones ambientales (clima, suelos) pueden afectar la toma de Cdentro de una región. Los supuestos utilizados en los cálculos pueden originar errores en lasestimaciones de biomasa y C (densidad de madera, contenido de C en tejidos, ecuacionesalométricas y modelos). Es necesario tomar en consideración esta variabilidad al realizarestimaciones y extrapolaciones. Las estimaciones del potencial para la captura de C por los SAF son muy variables,con tasas de 0,29-15,21 Mg de C ha-1 año-1 para la parte aérea del sistema (Nair et al., 2009;Nair et al., 2010). Estos valores son el resultado del potencial productivo del sistema, el cual
  5. 5. depende del sitio, tipo de SAF, especies involucradas, edad y manejo (Montagnini and Nair,2004; Verchot et al., 2007). Para los SSP, informes recientes brindan cifras para la vegetación(partes aéreas y subterráneas) de 1,1-6,55 Mg de C ha-1 año -1 dependiendo de la localizacióngeográfica así como del tipo de SSP, su edad, diseño y manejo (Nair et al., 2009). En investigaciones sobre crecimiento y adaptabilidad de especies nativas para usoforestal y agroforestal en la Estación Biológica La Selva en zona lluviosa del Caribe de CostaRica evaluamos la toma de C en diseños puros y mixtos por medio de la cosecha y peso de labiomasa aérea (Piotto et al., 2010) (Gráfico 1). Basado en estos resultados desarrollamosecuaciones alométricas que permiten calcular la biomasa y C en base al diámetro a la alturadel pecho de manera no destructiva (Montero and Montagnini, 2004). Gráfico 1. C en biomasa aérea de 8 especies arbóreas nativas en plantación pura y mixta de 16 años en La Selva, Costa Rica (Piotto et al., 2010). Figure 1. C in aerial biomass of 8 native tree species in pure and mixed plantation at 16 years at La Selva, Costa Rica (Piotto et al., 2010).
Especies: Jacaranda copaia, Vochysia guatemalensis, Dypterix oleifera, Terminalia amazonia, Virola koschnyi,Balizia elegans, Hyeronima alchorneoides, Vochysia ferruginea El CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) hadesarrollado modelos de simulación para toma de C a largo plazo en bosques, plantacionesforestales y SAF: el modelo CO2FIX v3 (www.efi.gi/projects/casfor) puede usarse paracalcular el C en todos los compartimentos (vegetación, suelos). La metodología de laRainforest Alliance ha sido desarrollada para calcular C en SAF de café (Rainforest Alliance,2009). En Misiones, existen ecuaciones alométricas para especies usadas en SAF de yerbamate con maderables, y otras especies nativas (López, 2010; Eibl y col., 2012).Toma de C en SAF con cultivos anuales y perennes En estudios de SAF de cultivos en callejones en CATIE, Costa Rica, Koskela et al.(2000) estimaron la acumulación en las partes ‘lábiles’ del sistema (C en follaje y ramas delos árboles y C en los cultivos anuales de maíz y frijol), y el almacenamiento ‘permanente’ enlos troncos de los árboles de Erytrina poeppiggiana. El almacenamiento de C en partespermanentes fue mayor que en las lábiles, pero aún así fue bastante inferior al C acumuladoen SAF con cultivos perennes. Como los árboles son podados para depositar su material enlos callejones, el C solamente es almacenado en los troncos que quedan luego de la poda.
  6. 6. En estimaciones de C en SAF con cultivos perennes, Koskela et al. (2000),mostraron que el C almacenado en biomasa vegetal perenne en SAF de cacao con árboles enCosta Rica, fue similar para dos sistemas: 4,28 Mg C ha-1año-1 para cacao-Cordia alliodora, y3,08 Mg C ha-1año-1 para cacao-Erythrina poeppigiana. Estos valores relativamente elevados,son aproximadamente 50% de los valores del bosque natural. En otras partes del mundo y conotras especies los datos también muestran que los SAF con cultivos perennes acumulancantidades de C mayores que los SAF con especies anuales (Montagnini and Nair, 2004).Toma de C en sistemas silvopastoriles (SSP) La toma de C en pasturas puede aumentar sustancialmente con el pastoreo controlado,uso de especies de pasturas adecuadas, y los SSP (Lal, 2005; Ibrahim et al., 2007; Murgueitioet al., 2009, 2011). En Costa Rica, Colombia y Nicaragua se examinó el almacenamiento delC aéreo y en suelos en pasturas degradadas, pasturas mejoradas, bosques secundarios yplantaciones forestales. En Costa Rica las plantaciones de teca y bosques secundariostuvieron la mayor cantidad de C en biomasa aérea (90 Mg ha-1). Las pasturas degradadastuvieron el menor C orgánico del suelo (COS) (22 Mg C ha-1, mientras el COS fue 96 Mg ha-1en las plantaciones de árboles y 140 Mg ha-1 en pasturas mejoradas sin árboles. Se concluyeque la toma de C puede aumentar con el uso de pastos mejorados y con la adición de árbolesen el paisaje en SSP, plantaciones forestales y bosques ribereños (Ibrahim et al., 2007). En otro estudio de C de SSP en zona del Pacífico seco de Costa Rica, pasturas conespecies de rápido crecimiento (Brachiaria brizantha) fueron comparadas con pastostradicionales dominados por Hyparrhenia rufa. Tres especies de árboles nativos fijadores denitrógeno (Pithecellobium saman, Diphysa robinioides y Dalbergia retusa) fueron plantadosa 2mx2m dentro de las líneas, con callejones de 8 m de ancho entre las hileras. Las parcelasfueron pastoreadas por 4-5 días con de 1-2 meses de descanso. El C total del sistema (parteaérea y subterránea) fue de 12,5 Mg C ha-1 en SSP y 3,5 Mg C ha-1 en los controles de pastossin árboles (Andrade et al., 2008). El proyecto GAMMA del CATIE está actualmente evaluando el balance de GEI enfincas ganaderas en Costa Rica para desarrollar SSP carbono-neutrales. En el Pacífico seco deCosta Rica han demostrado que fincas ganaderas podrían mitigar entre 2,2 y 10,6 ton deCO2e1 por ha con la incorporación de SSP. Las buenas prácticas de manejo de los SSP y anivel de finca, incluyendo uso de vermicompost, biogas, ensilaje y protección de bosques





















































 
 
1 CO2e es una medida métrica usada para comparar emisiones de varios GEI basado en su potencial para elcalentamiento global.
  7. 7. también contribuyen a la absorción de CO2 (GAMMA, 2010). Los SSP basados en animales rumiantes son fuentes de GEI, y la compactación yerosión provocan pérdidas adicionales de C y N del suelo. A pesar de temas en controversiapor sus impactos ambientales la ganadería es parte de la economía rural, por lo cual esimportante diseñar y manejar sistemas como los SSP que compensen emisiones del sistemamismo y aún de afuera del sistema, adaptadas a las condiciones particulares de cada región.Efectos del manejo de SAF sobre el COS: café orgánico y convencional En SAF bien diseñados y manejados los árboles pueden proveer suficiente biomasa ynutrientes como para que no sea necesario usar fertilizantes químicos, haciendo factible elmanejo orgánico con sus ventajas económicas y ambientales (Montagnini et al., 2011). Ladiversidad de SAF puede resultar en menor incidencia de enfermedades y plagas de maneraque no sea necesario el uso de pesticidas químicos. Los productos de la agricultura orgánicatienden a obtener mejores precios en los mercados locales e internacionales, lo cual muchasveces compensa por el trabajo o las dificultades involucradas en la agricultura orgánica.Muchos pequeños agricultores no pueden afrontar el precio de los agroquímicos, y el SAForgánico es una alternativa para mantener una productividad aceptable y mejor precio. Con el manejo orgánico a menudo es necesario el uso de enmiendas para el suelo enla forma de compost y otros materiales que tienden a aumentar el C orgánico del suelo (COS),con el consiguiente beneficio en términos de contribuir a la mitigación del cambio climático.El CATIE mantiene un proyecto desde el año 2000 con el objetivo de diversificar las especiesde árboles de sombra en SAF de café y comparar manejo convencional y orgánico. Eninvestigaciones sobre la influencia de la sombra y el manejo sobre el COS cuando estos SAFtenían 8 años de edad los resultados mostraron diferencias significativas entre el manejoorgánico y el manejo convencional con el café a pleno sol (Cowart, 2011) (Cuadro 1). Seencontró un aumento en el COS total cuando el manejo cambiaba de convencional intensivo,pasando por convencional moderado y llegando a orgánico intensivo. La especie de árbol desombra no se correlacionó positivamente con el COS, lo cual sugiere que en este experimentoel efecto del manejo sobre el COS se relaciona más con el tipo de enmiendas orgánicasutilizado. Un menor uso de fertilizantes y herbicidas, con el aumento de insumos orgánicosresultaron en un aumento en el COS, especialmente en la fracción gruesa o macroagregadosdel suelo (Cowart, 2011). Esto indica el potencial del manejo orgánico de los SAF paraaumentar el COS, lo que provee numerosos beneficios al suelo al mismo tiempo quecontribuye a reducir los niveles de C atmosférico.
  8. 8. Cuadro 1. Porcentaje de C total del suelo a los 30 cm de profundidad, en SAF de café y en café bajosol según especie de árbol para sombra y tipo de manejo, en CATIE, Turrialba, Costa Rica. Lasdiferencias entre promedios son estadísticamente significativas cuando éstos están seguidos por letrasdiferentes (Tukey, p < 0.05). Fuente: Cowart (2011). Table 1. Percent of total soil C at 30 cm depth inAFS of coffee and coffee under sun by shade tree sepcies and management type in CATIE, Turrialba,Costa Rica. Differences among jeans are statistically significant when followed by different letters(Tukey, p < 0.05). Source: Cowart (2011). Tratamiento % Carbono Total Especie de árbol Manejo Promedio Error estándar C. eurycyclum Convencional moderado 5,317b 0,178 Orgánico intensivo 6,720a 0,290 E.poeppigiana Convencional intensivo 5,440b 0,845 Convencional moderado 5,600b 0,244 Orgánico intensivo 6,770a 0,450 T. amazonia Convencional intensivo 4,917b 0,303 Convencional moderado 5,540b 0,875 Orgánico intensivo 6,453a 0,437 Pleno sol Conventional intensivo 5,573b 0,403 Conventional moderado 5,900a 0,800 CONCLUSIONES Los SAF promueven resistencia para la adaptación a la variabilidad climática con ladiversificación propia de estos sistemas, lo cual disminuye los riesgos y da más flexibilidadpara cambiar hacia especies o variedades mejor adaptadas a las nuevas condiciones. Los SAFbien implementados y manejados pueden tener tasas de acumulación de C elevadas, y ser unaherramienta efectiva para la M del CC. Los SAF con cultivos perennes tienen mayorpotencial para la toma de C que los SAF con cultivos anuales. Cuando son bien diseñados ymanejados, los SSP pueden compensar emisiones de GEI y hasta convertirse en sistemas de Cneutral. Una ventaja adicional de los SAF con respecto a la mitigación, es que pueden evitar ladeforestación al proveer productos maderables en tierras ya deforestadas, convirtiéndose enuna herramienta importante para los programas de REDD+. En el contexto de proyectosREDD+, mercados de C y programas de Pagos por Servicios Ambientales (PSA), el C es unproducto adicional que los agricultores pueden considerar al tomar decisiones de manejo o deusos alternativos de la tierra (Montagnini and Finney, 2011). Programas de compensacióntales como el PSA tienen un papel importante en promover sistemas de uso y manejo de la
  9. 9. tierra que neutralicen emisiones de GEI y que contribuyan a mantener las formas de vida. Tendencias actuales a nivel mundial abren nuevas oportunidades para los SAF comoherramientas de AyM de CC
 (www.fao.org/climatechange/climate-smart). Programasgubernamentales y privados tienden a promover cambios de agricultura convencional haciausos de la tierra productivos, sostenibles y de bajos insumos tales como SAF, afirmando laimportancia de los SAF en la diversificación de la producción, en moderar variables delmicroambiente, y en almacenar C en biomasa y suelos. AGRADECIMIENTO Parte de este trabajo fue presentado en las Jornadas Técnicas Científicas 25 Aniversario FundaciónDanac, San Felipe, Yaracuy, Venezuela, 25 de Noviembre, 2011. BIBLIOGRAFÍAAfanador Ardila, A. 2008. Climate change adaptation in Latin American agriculture. Are agroforestry systems an alternative? MS Thesis. Yale University, School of Forestry and Environmental Studies, New Haven, CT, USA. 36 pp.Andrade, H. J.; R. Brook; M. Ibrahim. 2008. Growth, production and carbon sequestration of silvopastoral systems with native timber species in the dry lowlands of Costa Rica. Plant Soil 308:11–22.Cowart, M. 2011. Shade and management effects on soil carbon fractions in organic and conventional coffee agroforestry systems in Costa Rica. MSThesis. Yale Univ, School of Forestry and Environmental Studies, New Haven, CT, USA. 18pp.Eibl, B. I, Barth, S. R., Montagnini, F. 2012. Adaptabilidad y crecimiento de especies nativas en áreas degradadas de la provincia de Misiones. Actas 15 Jornadas Forestales y Ambientales, Fac. Ciencias Forestales, Univ. Nac. de Misiones.GAMMA. 2010. Balance de gases efecto invernadero en fincas ganaderas de la región Chorotega, como elemento de referencia para mejorar la competitividad. Reporte final. Disponible en: http://www.mag.go.cr/bibliotecavirtual/a00202.pdf. [Consultado: junio 2010].Ibrahim, M.; M. Chacón; C. Cuartas; J. Naranjo; G. Ponce; P. Vega; F. Casasola; J. Rojas. 2007. Almacenamiento de carbono en el suelo y la biomasa arbórea en sistemas de uso de la tierra en paisajes ganaderos de Colombia, Costa Rica y Nicaragua. Agroforest. en las Amér. 45: 27-36.Koskela J.; P. Nygren; F. Berninger; O. Luukkanen. 2000. Implications of the Kyoto Protocol for tropical forest management and land use: prospects and pitfalls. Trop. For. Rep. 22. Univ. Helsinki, Dept. of Forest Ecology. Helsinki. 103 pp.Lal, R. 2005. Soil carbon sequestration in natural and managed tropical forest ecosystems. In: F. Montagnini (Ed.). Environmental Services of Agroforestry Systems. Haworth Press, New York. pp. 1-30.López, L. N. 2010. Biomasa y cantidad de carbono almacenado en Tabebuia hepyaphylla, en un sistema agroforestal con Ilex paraguariensis. Integradora II. Facultad de Ciencias Forestales, Univ. Nacional de Misiones, Argentina. 31pp.Mendelsohn, R.; A. Dinar.1999. Climate change, agriculture, and developing countries: does adaptation matter? The World Bank Research Observer 14: 277-293.Montagnini, F. et al.,1992 Sistemas Agroforestales. Principios y Aplicaciones en los Trópicos. 2da. ed. rev. y aum. Organización para Estudios Tropicales (OTS). San José, Costa Rica. 622 pp.Montagnini, F.; P. K. Nair. 2004. Carbon Sequestration: An under-exploited environmental benefit of agroforestry systems. Agrofor. Syst. 61: 281-295.Montagnini, F.; C. Finney. 2011. Payments for Environmental Services in Latin America as a tool for restoration and rural development. Ambio 40: 285–297.
  10. 10. Montagnini, F., Eibl, B., Barth, S. R. 2011. Organic yerba mate: an environmentally, socially and financially suitable agroforestry system. Bois et Forets des Tropiques 308: 59-74.Montero, M.; F. Montagnini. 2005. Modelos alométricos para la estimación de biomasa de diez especies forestales nativas en plantaciones en la región Atlántica de Costa Rica. Rec. Nat. y Ambiente (Costa Rica) 45: 118-125.Murgueitio, E.; C. Cuartas; J. Naranjo (Eds.). 2009. Ganadería del futuro: Investigación para el desarrollo. 2da. Ed. Fundación CIPAV. Cali, Colombia. 490 p.Murgueitio, E.; Z. Calle; F. Uribe; A. Calle; B. Solorio. 2011. Native trees and shrubs for the productive rehabilitation of tropical cattle ranching lands. For. Ecol. Manage. 261 (10): 1654-63.Muschler, R.G. 2001. Shade improves coffee quality in a sub-optimal coffee-zone of Costa Rica. Agrofor. Syst. 85: 131-139.Nair, P. K. R.; B. M. Kumar ; V. D. Nair. 2009. Agroforestry as a strategy for carbon sequestration. J. Plant Nutr. Soil Sci. 172:10–23.Nair, P. K. R.; V. D. Nair; B. M. Kumar; J. M. Showalter. 2010. Carbon sequestration in agroforestry systems. Adv. Agron. 108: 237–307.Pinto, H.S.; E. D.Assad; J. Zullo Jr; O. Brunini. 2002. O aquecimento global e a agricultura. Mudanças Climáticas. Com. Ciência 34, August 2002. Disponible en: http://www.comciencia.br/.Piotto, D.; D. Craven; F. Montagnini; F. Alice. 2010. Silvicultural and economic aspects of pure and mixed native tree species plantations on degraded pasturelands in humid Costa Rica. New For. 39: 369-385.Rainforest Alliance. 2009. Guidance on coffee carbon project development using the simplified agroforestry methodology. Disponible en: http: /www.theredddesk.org/sites/default/files/resources/pdf/ 2010/ rainforest_alliance_coffee_carbon_guidance_v2_august_09.pdf. Consultado Junio 5, 2011.Somarriba, E.; J. Beer; J. A. Orihuela; H. Andrade; R. Cerda; F. DeClerck; G. Detlefsen; M. Escalante; L. A. Giraldo; M. A. Ibrahim; L. Krishnamurthy; V. E. MENA; J. R. Mora; L. Orozco; M. Scheelje; J. J. Campos. 2012. Mainstreaming agroforestry in Latin America. In: Nair, P.K.R.; D. P. Garrity (Eds.). Agroforestry: The future of global land use. Springer, The Netherlands (in press).Soto-Pinto, L.; I. Perfecto; J. Castillo-Hernández; J. Caballero-Nieto. 2000. Shade effect on coffee production at the northern Tzeltal zone of the state of Chiapas, Mexico. Agric. Eco. Environ. 80 (1-2): 61-69.Verchot, L. V.; M. Van Noordwijk; S. Kandji; T. Tomich; C. Ong; A. Albrecht; J. Mackensen; C. Bantilan; K. V. Anupama; C. Palm. 2007. Climate change: linking adaptation and mitigation through agroforestry. Global Change 12:901–918.

×